Seguinos en redes

Irán

Se afianza el eje Rusia-Turquía-Irán: Putin, Erdogan y Raisi se reunieron en Teherán para hablar de Siria y su relación con Europa

Publicado

en

En el primer viaje afuera de Rusia de Putin, la Plataforma de Astana realiza su primera reunión trilateral desde la pandemia, con los ojos puestos en Ucrania y la Unión Europea.

Los líderes de Irán, Rusia y Turquía se reunieron este martes en Teherán para discutir el futuro de Siria, país ocupado por estas tres fuerzas, y la postura de este nuevo eje frente a la Unión Europea, con mucha más atención en la guerra rusa en Ucrania.

Los presidentes ruso Vladimir Putin, turco Recep Tayyip Erdogan e iraní Ebrahim Raisi inauguraron las conversaciones entre los tres países en una nueva cumbre trilateral donde firmaron una serie de acuerdos sobre la ocupación del territorio sirio, y prometieron reunirse en Moscú nuevamente antes de fin de año.

Desde 2018, Siria prácticamente no tiene más tropas estadounidenses, replegadas por el presidente Donald Trump, pero cambió una ocupación por otra, y hoy tiene la zona central ocupada por Rusia, el norte por Turquía y el sur por Irán.

En la reunión los tres mandatarios trazaron mejor las distribuciones de las fuerzas de ocupación, que hasta el momento habían sido orgánicos dependiendo cómo quedó el país tras la eliminación de ISIS.

Si bien Bassar al-Assad mantiene el control del 80% del territorio sirio, la seguridad del Estado depende exclusivamente de Rusia, las fronteras con Irak, Jordania y el Líbano, de Irán, y el conflicto con los kurdos en el norte, de Turquía.

Sobre la problemática europea, los líderes también sostuvieron reuniones bilaterales separadas el martes. Putin se reunió con Erdogan y le agradeció por sus esfuerzos para negociar un acuerdo para desbloquear los envíos de granos del Mar Negro interrumpidos por la guerra con Ucrania, pero dijo que “no todos los problemas se han resuelto”. 

Turquía ha estado negociando con Rusia y Ucrania sobre un posible acuerdo para liberar las exportaciones de millones de toneladas de granos ucranianos para ayudar a aliviar los precios mundiales en alza y una crisis de hambre cada vez más profunda en muchos países más pobres

En las conversaciones del martes, también se esperaba que Erdogan presentara una propuesta que haría que Rusia y Turquía dependieran de sus propias monedas para pagar el comercio, incluidos los lucrativos suministros de energía. 

Sin embargo, los presidentes no mencionaron ningún acuerdo en sus comentarios públicos posteriores a las conversaciones. De hecho, pareció que la relación entre los dos hombres fuertes de Rusia y Turquía quedó tensada, luego de que Erdogan lo hiciera esperar unos minutos a Putin antes de sacarse la foto conjunta para los medios, algo que el propio ex agente de la KGB ha hecho con otros mandatarios en el pasado como una manera de criticar su legitimidad presidencial.

Putin a su vez mantuvo una reunión bilateral con el presidente iraní Ebrahim Raisi, donde se firmó un acuerdo entre la Compañía Nacional de Petróleo de Irán y Gazprom de Rusia, para un proyecto en conjunto por un valor de alrededor de US$ 40 mil millones

El acuerdo cubre el desarrollo de seis campos de petróleo y dos de gas, la construcción de gasoductos de exportación de gas, intercambios de gas y productos y la finalización de la terminal de exportación de Irán LNG, todas obras que ayudarán a despegar a ambos países del sistema energético mundial, otro golpe para Occidente.

El Kremlin ha acelerado los esfuerzos para alejarse del dólar después de que Estados Unidos y sus aliados impusieran sanciones sin precedentes para castigar a Rusia por la invasión de Ucrania. Putin dijo que discutió un mayor uso de las monedas nacionales en el comercio con el líder de Irán, aunque no se anunciaron acuerdos en esta materia. 

Sobre Siria, las diferencias entre los tres líderes se mantienen a pesar del cambio de mando en Irán. Erdogan reiteró su compromiso de eliminar a las fuerzas kurdas del YPG del norte de Siria, un área utilizada por el los kurdos como plataforma de lanzamiento para ataques contra Turquía.

La situación de los kurdos en Siria es compleja. Estados Unidos oficialmente reconoce al PKK, el grupo guerrillero kurdo más importante de la región, como una organización terrorista, pero al mismo tiempo financió entre 2010 y 2016 a las fuerzas YPG, la extensión militar del PKK.

Si bien Trump cortó la financiación a estos grupos terroristas kurdos y Erdogan ocupó un territorio importante de Siria tras la Operación Primavera de Paz, los demás socios de la Plataforma Astana se mantienen reticientes a colaborar en el combate contra estos grupos, y están más enfocados en afianzar el gobierno de Al-Assad después de la Guerra Civil.

Como garantes de Astana, nuestra expectativa de Rusia e Irán es que apoyen a Turquía en esta lucha”, dijo el presidente turco en una conferencia de prensa entre los tres. Erdogan se reunió el martes también con el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, quien advirtió que una campaña militar turca renovada en el norte de Siria sería “perjudicial” para la región

Irán

Irán le declara la guerra a Israel y la ataca con una ráfaga de drones con misiles, por primera vez en la historia

Publicado

en

Israel confirmó que Irán lanzó “decenas de drones” contra su territorio para atacarlo en un masivo bombardeo que podría desencadenar una guerra entre las dos naciones de Medio Oriente.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu confirmó este sábado que Irán lanzó “decenas de drones” desde su territorio rumbo a Israel, para atacarla con una rágafa de misiles. “Nuestros sistemas de defensa están desplegados y estamos preparados para cualquier escenario, tanto en defensa como en ataque. El Estado de Israel es fuerte, las FDI son fuertes, el pueblo es fuerte”, aseveró.

Se trata de la primera vez en la historia que Irán ataca al Estado judío, ya que siempre ha utilizado a grupos terroristas de otros países de intermediarios para lanzar misiles a su territorio, como Hamás o Hezbolá.

A pesar de que el ataque podría ser devastador para Israel, el contraalmirante Daniel Hagari, vocero militar del Ejército israelí, advirtió que los drones tardarán “varias horas” en llegar al país y que la Fuerza Aérea de Israel los está rastreando a fin de interceptarlos para minimizar el impacto.

En cadena nacional, Netanyahu prometió que si un solo israelí muere en las explosiones, el régimen teocrático iraní deberá abstenerse a las consecuencias de sus acciones, tras hacer caso omiso a los pedidos de desescalada lanzados no sólo por su gabinete sino por otras naciones occidentales.

Según las autoridades iraníes, el bombardeo que lanzaron es una represalia al ataque por parte de Israel a su consulado en Siria el pasado 1ro de abril, en el que murieron siete oficiales militares, incluido un alto comandante.

Israel no ha confirmado ni desmentido el ataque, pero en todo caso, el ataque ocurrió en territorio sirio, por lo que el ataque de Irán sería una declaración unilateral de guerra, injustificada y sin apoyo en el plano internacional.

La situación entre ambos países es crítica. En las últimas horas, fuerzas especiales iraníes del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) abordaron y se apoderaron del MSC Aries a unas 50 millas de la costa de los Emiratos Árabes porque estaba "vinculado con Israel".

El barco de bandera portuguesa está vinculado al multimillonario israelí Eyal Ofer, y según Irán dicha embarcación "no debería transitar aguas islámicas". Las imágenes obtenidas por la agencia de noticias Reuters muestran a las tropas iraníes descendiendo en rápel hacia el barco desde un helicóptero.

La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Adrienne Watson, dijo que están monitoreando la situación y que pueden confirmar que la tripulación está compuesta por ciudadanos indios, filipinos, paquistaníes, rusos y estonios, no hay ningún israelí.

Seguir Leyendo

Argentina

La Justicia argentina concluyó que Irán estuvo detrás de los ataques terroristas contra la Embajada de Israel y la AMIA

Publicado

en

A partir de este fallo, se descarta la teoría de los lobos solitarios yihadistas, y puede considerarse que la República Islámica de Irán realizó en la década del 90′ dos ataques contra la Nación Argentina.

La Cámara Federal de Casación Penal sentenció este jueves tras años de investigaciones que el ataque contra la Embajada de Israel en marzo de 1992 y la bomba que hizo explotar la sede de la AMIA el 18 de julio de 1994 fueron planificados por Irán y ejecutados por el grupo terrorista Hezbolá.

Los ataques respondieron a un designio político y estratégico de la República Islámica de Irán y ambos atentados fueron ejecutados por la organización terrorista Hezbollah", lee el fallo, que a su vez, sostiene que la voladura de la AMIA fue un crimen de “lesa humanidad” y abrió la puerta para que la Argentina demande formalmente a Irán.

Se trata de una resolución clave en el marco de la causa AMIA, cuyo atentado cumplirá 30 años. La sentencia, dictada por los jueces Carlos Mahiques, Diego Barroetaveña y Angela Ledesma, incluye una trascendente definición sobre el derecho a la verdad de las víctimas y sus familiares, y la posibilidad de que demanden a los responsables, entre ellos, al Estado Islámico de Irán.

Casación se pronunció sobre los alcances del delito terrorista internacional yihadista, y estableció que Irán es, ante los ojos de la justicia argentina, un Estado terrorista, debido a que ambos ataques fueron organizados, planificados, financiados y ejecutados por integrantes de organizaciones que reportan orgánica, funcional e ideológicamente al Estado iraní.

El actual dictador iraní, Ali Jamenei, asumió al frente del régimen teocrático en 1989, y estuvo en última instancia detrás de los ataques. El Ayatolá sigue vivo y al frente de Irán, por lo que la Argentina podría buscar una demanda formal ante los órganos judiciales de las Naciones Unidas.

Los atentados fueron ataques de Irán a la Argentina

De esta manera, queda asentado que los atentados que sufrió la Argentina no fueron golpes de grupos independientes si no que fueron ataques de una nación a otra, por lo que puede considerarse que Argentina fue atacada por Irán en la década del ’90.

El primer ataque ocurrió el 17 de marzo de 1992. A las 14:47 voló el edificio de la calle Arroyo 916 donde funcionaba la sede de la Embajada de Israel. La Policía informó inicialmente de 29 muertos, pero en la causa pudieron confirmarse solo 22 fallecidos: nueve empleados y funcionarios de la Embajada, tres albañiles y dos plomeros, un taxista y tres peatones, un sacerdote de una iglesia vecina y tres ancianos que se alojaban en una residencia a pocos metros. Sus nombres quedaron retratados en una placa en la plaza seca que se levantó en el lugar del ataque.

Dos años después, el 18 de julio de 1994, a las 9:53, ocurrió el segundo ataque. Un coche bomba subió a la vereda e impactó contra el frente del edificio de la AMIA, en Pasteur 633. La camioneta Trafic llevaba en el furgón, entre los asientos y el buche de las ruedas traseras, una combinación de nitrato de amonio, un hidrocarburo pesado, trinitrotolueno (T.N.T.) y nitroglicerina. La carga explosiva fue similar a unos 300 o 400 kilos de TNT y el atentado mató a 85 personas, el más sanguinario de la historia en suelo argentino.

Seguir Leyendo

Irán

Insólito: Irán fue designado Presidente del Foro Social del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Publicado

en

Estados Unidos y otras naciones occidentales boicotearon la reunión del Foro Social del Consejo de Derechos Humanos de la ONU luego de que Irán fuera seleccionada para presidir la misma por la dirigencia de las Naciones Unidas.

A partir del pasado jueves, la República Islámica de Irán ha comenzado a presidir el Foro Social del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, a pesar de su historial de opresión, torturas y ejecuciones a adversarios políticos.

La decisión había sido tomada por el presidente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Václav Bálek, en mayo de este año y fue recibida con fuertes protestas tanto en Europa como en la propia Irán. Sin embargo, las manifestaciones no cambiaron la decisión y en noviembre asumió como estaba pactado.

De esta manera, el embajador de Irán ante la ONU en Ginebra, Ali Bahreini, asumió oficialmente como presidente de una cumbre llamada “Foro Social”. Según explicaron fuentes de la ONU a Reuters, el iraní fue la única persona nominada para el cargo, y ganó sin oposición.

El "Foro Social" es una cumbre anual que tiene como objetivo mejorar el diálogo entre los gobiernos y los grupos de la sociedad civil, y el tema de este año está dedicado a la tecnología y los derechos humanos.

No obstante, la sesión del jueves tuvo poca asistencia y muchos asientos quedaron vacíos en protesta. Debido a esto, varios países que mantienen buenas relaciones con Irán, como China, Cuba y Venezuela, tomaron control de la reunión.

El encargado de la política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, defendió el nombramiento de Irán como una cuestión de rotación regional, "en coherencia con los procedimientos establecidos por la ONU".

De todos modos, organizaciones no gubernamentales, principalmente UN Watch, han condenado el papel que se le ha dado al régimen iraní. De hecho, su investigación muestra que el “grupo asiático”, al que pertenece Irán, ha ocupado el cargo cuatro veces en los últimos seis años, con un nivel de prioridad que no han tenido otras regiones.

Hillel Neuer, director ejecutivo de UN Watch, criticó duramente el nombramiento de Irán y llamó a una campaña en redes sociales para oponerse a que la República Islámica presida el Foro, la cual se está volviendo viral. Asimismo, la organización destacó que la ONU pretende legitimar a un régimen "que golpea, ciega, tortura y viola a las mujeres por exigir sus derechos".

"Es hora de que todas las democracias de la ONU dejen de legitimar regímenes asesinos, en violación de los principios fundacionales del organismo mundial, y comiencen a hacer rendir cuentas a los perpetradores", sentenció Neuer.

Hillel Neuer, director ejecutivo de UN Watch

"El régimen asesino de Teherán es responsable de un aumento de las ejecuciones, aplicadas de forma desproporcionada a las minorías, y de la opresión de mujeres y niñas”, expresó el jefe de UN Watch; y agregó que “la reciente muerte de Armita Geravand, de 16 años, tras ser agredida en el metro por la Policía de la Moral iraní por no llevar el hiyab obligatorio, es un recordatorio de que se trata de un régimen cruel que no pertenece a ningún organismo de derechos humanos de la ONU".

El reciente caso de Geravand ha traído a la memoria el asesinato de Mahsa Amini en septiembre del año pasado. Amini murió tras ser torturada por las autoridades iraníes por no llevar correctamente el hiyab, informa Voz Media.

"Es inimaginable que el jueves, en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el representante del ayatolá Jamenei sostenga el mazo, con el jefe de derechos humanos de la ONU, Volcker Turk, y otros dignatarios a su lado", expresó Neuer. "Estos nombramientos envían el mensaje equivocado en el momento equivocado” ya que permiten a la República Islámica de Irán mostrarse como un “actor respetado e influyente" a nivel internacional.

Por su parte, Estados Unidos declaró el jueves que era "insultante" permitir que el enviado de Irán presidiera una reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, citando violaciones por parte de las autoridades iraníes, especialmente las cometidas contra mujeres.

Protestas en Irán tras el asesinato de Mahsa Amini

La enviada de Washington al Consejo, Michèle Taylor, boicoteó la reunión y calificó el nombramiento como una "afrenta a la conciencia colectiva de la comunidad global". "Cualquier discusión liderada por representantes de un régimen que continuamente, y con impunidad, viola los derechos humanos de sus propios ciudadanos no solo es infructuosa, sino un insulto a nuestros ideales compartidos", añadió la diplomática estadounidense.

"Nos negamos categóricamente a sentarnos, conversar o participar en cualquier discusión sobre derechos humanos presidida por Irán", se lee en una declaración de Michèle Taylor al inicio del Foro Social en Ginebra.

Refiriéndose a las muertes de Armita Geravand y Mahsa Amini a manos de la Policía de la Moral, Taylor expresó que la "violencia patrocinada por el Estado" es "una realidad cotidiana para el pueblo iraní, especialmente para las mujeres y las niñas". La República Islámica es un "régimen de apartheid de género" y un "represor de la sociedad civil".

Asimismo, Taylor aprovechó para cuestionar la existencia misma del Foro Social, alegando que Washington estaba en contra de su creación desde 2015 por su "utilidad limitada" y "costos adicionales".

Seguir Leyendo

Tendencias