Seguinos en redes

Estados Unidos

Biden dio un desastroso Estado de la Unión, no habló suficiente de inflación y se confundió a Ucrania con Irán

Publicado

en

El presidente Joe Biden se salteó varias líneas de su discurso preparado e improvisó líneas que no tenían sentido.

El presidente Joe Biden dio su discurso del Estado de la Unión, una costumbre que los mandatarios del país vienen haciendo sin falta todos los años desde la Guerra Civil, contando ante una sesión conjunta de los tres poderes del Estado cuál es "la salud" de la Unión.

El estado de la Unión este año es muy malo, el país experimenta la peor inflación en 50 años, el desempleo no logra volver a los niveles pre-pandemia, la crisis migratoria en la frontera sur llega al peor nivel de la historia, los crímenes en las grandes ciudades están en aumento por primera vez en décadas, Rusia domina Europa, China continúa avanzando sobre los aliados de Estados Unidos y la deuda llega a niveles nunca antes vistos.

Para aminorar este fracaso demócrata, Biden dedicó su SOTU (por sus siglas en inglés) a hablar de proyectos de ley bipartidarios que logró aprobar con el apoyo de un grupo de legisladores republicanos, como la Ley de Infraestructura, pero no mencionó ni una vez su eslógan de campaña, "Build Back Better".

Cuando habló de la inflación, dijo que la única manera de bajarla es que las empresas reduzcan sus costos, y luego culpó a las "grandes empresas" por subir los precios en detrimento de las clases más pobres.

El momento más extraño de la noche fue cuando finalmente mencionó la crisis en Ucrania, y prometió que tomaría una postura más dura contra Putin. En una parte de su discurso, pareció confundirse a Ucrania con Irán.

"Putin puede rodear Kiev con tanques pero nunca se ganará el corazón del pueblo iraní", dijo, ante los aplausos tímidos de los oyentes que se dieron cuenta que había cometido el furcio.

En otro momento, habló de la desastrosa retirada de Afganistán, la cual no había llegado a mencionar en su anterior Estado de la Unión ya que ocurrió justo antes de la crisis y la llegada de los talibanes al poder.

Cuando llegaba al final de la mención, la diputada republicana Lauren Boebert le gritó "13!" en referencia a los 13 soldados norteamericanos que fueron asesinados en un atentado de ISIS mientras Estados Unidos se retiraba de Kabul.

La legisladora cercana a Trump contó después que no podía creer que Biden no mencionara a los 13 "héroes y patriotas" que "murieron por su culpa". A pesar del grito, los demócratas abuchearon a la diputada y Biden siguió con su discurso, sin siquiera nombrarlos.

En agosto del año pasado, Biden ordenó la retirada de tropas de Afganistán mientras el grupo terrorista Talibán se acercaba a Kabul, pero no retiró primero a los civiles (miles de estadounidenses y afganos con VISA), lo cual llevó al mayor desastre diplomático de la historia.

Ya hacia el final los abucheos en contra de Biden le ganaban a los aplausos. En un momento, el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, se levantó para aplaudir algo que había dicho Biden, pero se dio cuenta que nadie aplaudía si no que lo estaban abucheando, y decidió sentarse.

Lo mismo ocurrió en varias ocasiones hacia el final de un discurso que no mencionó lo suficiente el problema de la inflación, el cual es el problema que más le preocupa a los estadounidenses, según recientes encuestas.

Biden sorprendió diciendo que "no hay que desfinanciar a la policía", que "hay que fortalecer la frontera con México" y que "no hay que permitir que otros países se aprovechen comercialmente de Estados Unidos", en distintos momentos del discurso. Todos puntos sacados directamente de la agenda de Trump, pero que Biden no ha hecho en su gobierno ni está en su agenda.

Esto llevó a que no reciba aplausos ni de los republicanos ni de una parte de los propios demócratas, que incluso abuchearon algunos de los mensajes más conservadores que dijo, a pesar de que en la práctica no ha implementado ni una sola de estas políticas.

Argentina

El encuentro más esperado: Milei y Trump se saludaron en el CPAC, la cumbre de derecha más importante del mundo

Publicado

en

El presidente argentino se cruzó con el ex jefe de Estado republicano, quien en su discurso le dijo que “es uno de los pocos que puede hacer a Argentina grande de nuevo”.

El presidente argentino Javier Milei y el expresidente y actual candidato Donald Trump se cruzaron en la trastienda del evento de la derecha más importante del mundo, la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), que tiene lugar este año en Washington D.C.

Los dos máximos referentes de la derecha del mundo y líderes del mundo libre se fundieron en un cálido abrazo al verse, en el primer encuentro personal que tienen, a pesar de que ya han hablado por teléfono en el pasado.

En su exposición, el ex presidente estadounidense, había elogiado de manera contundente al argentino: “Quiero agradecer al presidente de la Argentina, que tuvo mucha publicidad. Es un gran señor, es MAGA, Make Argentina Great Again. Es el único que puede hacerlo bien. Javier Milei. Gracias Milei, muchas gracias, es un gran honor tenerte aquí”.

¡Presidente! Qué lindo conocerlo. Es un gran placer conocerlo, Presidente. Es un gran honor para mí. Gracias por sus palabras hacia mí. Estoy muy contento, es muy generoso. Muchas gracias, es un gran placer”, expresó Milei tras el abrazo.

Trump, por su parte, retrucó con palabras similares a las que utilizó en su discurso: “Muchas gracias, está haciendo un gran trabajo. MAGA, Make Argentina Great Again, saquémonos unas fotos”.

Muchas gracias, lo digo en serio. Usted fue un gran presidente y espero que gane. Espero verlo otra vez. La próxima vez, como presidente”, le deseó el jefe de Estado argentino al republicano, que buscará este año volver al poder en su país tras ser expulsado mediante fraude electoral. Trump cerró con el mismo deseo: “Yo también lo espero”.

El encuentro se da en un momento de máxima tensión entre Trump y el actual presidente, Joe Biden, quienes se enfrentarán en noviembre en lo que parecería ser una repetición de la elección del 2020, pero esta vez sin voto por correo ni crisis de la pandemia de coronavirus.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

CPAC 2024: Trump, Bukele, Bolsonaro, Milei hablan en Washington DC en el evento de derecha más importante del mundo

Publicado

en

El presidente argentino, presidente salvadoreño, el hijo del expresidente brasileño, y el expresidente estadounidense coinciden en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC).

Día 2 – CPAC

Hablaron Santiago Abascal, Jim Jordan, Matt Gaetz, Kristi Noem, Elise Stefanik y más.

Día 1 – CPAC

Hablaron Liz Truss, Tulsi Gabbard, Richard Grenell y Nayib Bukele.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Milei recibió en la Casa Rosada a Antony Blinken, la persona con más poder en el gobierno de los Estados Unidos

Publicado

en

El Presidente y su Gabinete mantuvieron un encuentro de algo más de una hora con el jefe de la diplomacia estadounidense y su comitiva. “Argentina decidió volver al lado de Occidente, el progreso y la democracia”.

El presidente Javier Milei recibió en la Casa Rosada al secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, quien no solo oficia como canciller de Joe Biden, sino que también es la persona más poderosa de la Casa Blanca, dado el deterioro cognitivo del actual mandatario y la influencia que perdió últimamente la vice, Kamala Harris.

El representante estadounidense llegó al país rodeado de una nutrida comitiva para afianzar las relaciones bilaterales y discutir la letra chica de la renegociación del acuerdo con el FMI, el funcionario llega interesado en el vínculo geopolítico de los países de la región con China y Rusia, y su posicionamiento frente a la guerra en Israel.

Antes de iniciar el encuentro y al ser consultado por la prensa cuál era el mensaje que quería enviar hacia Estados Unidos, el primer mandatario respondió: “Argentina ha decidido volver al lado de Occidente, al lado del progreso, al lado de la democracia y, sobre todas las cosas, al lado de la libertad”.

Blinken llegó acompañado por el embajador ante la Argentina, Marc Stanley; el secretario asistente para el Hemisferio Oeste, Brian Nichols; el vicejefe de Gabinete del Secretario, Thomas Sullivan; al vocero Adjunto del Secretario, Vedant Patel; y al consejero político, Robert Allison.

El presidente estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, los ministros Luis Caputo (Economía); Guillermo Francos (Interior); la Secretaria General de la Presidencia, Karina Milei; y el embajador designado de Argentina en Washington, Gerardo Werthein.

La encargada de darle la bienvenida a los funcionarios en el Salón de los Bustos de la Casa de Gobierno, a las 11, fue la canciller, Diana Mondino, y luego se dirigieron al Salón Eva Perón, donde fueron recibidos por el primer mandatario. Antes, Blinken había realizado una “recorrida cultural” por el Cabildo, que incluyó una caminata al aire libre por la Plaza de Mayo.

Seguir Leyendo

Tendencias