Seguinos en redes

Estados Unidos

Biden dio un desastroso Estado de la Unión, no habló suficiente de inflación y se confundió a Ucrania con Irán

Publicado

en

El presidente Joe Biden se salteó varias líneas de su discurso preparado e improvisó líneas que no tenían sentido.

El presidente Joe Biden dio su discurso del Estado de la Unión, una costumbre que los mandatarios del país vienen haciendo sin falta todos los años desde la Guerra Civil, contando ante una sesión conjunta de los tres poderes del Estado cuál es “la salud” de la Unión.

El estado de la Unión este año es muy malo, el país experimenta la peor inflación en 50 años, el desempleo no logra volver a los niveles pre-pandemia, la crisis migratoria en la frontera sur llega al peor nivel de la historia, los crímenes en las grandes ciudades están en aumento por primera vez en décadas, Rusia domina Europa, China continúa avanzando sobre los aliados de Estados Unidos y la deuda llega a niveles nunca antes vistos.

Para aminorar este fracaso demócrata, Biden dedicó su SOTU (por sus siglas en inglés) a hablar de proyectos de ley bipartidarios que logró aprobar con el apoyo de un grupo de legisladores republicanos, como la Ley de Infraestructura, pero no mencionó ni una vez su eslógan de campaña, “Build Back Better”.

Cuando habló de la inflación, dijo que la única manera de bajarla es que las empresas reduzcan sus costos, y luego culpó a las “grandes empresas” por subir los precios en detrimento de las clases más pobres.

El momento más extraño de la noche fue cuando finalmente mencionó la crisis en Ucrania, y prometió que tomaría una postura más dura contra Putin. En una parte de su discurso, pareció confundirse a Ucrania con Irán.

Putin puede rodear Kiev con tanques pero nunca se ganará el corazón del pueblo iraní“, dijo, ante los aplausos tímidos de los oyentes que se dieron cuenta que había cometido el furcio.

En otro momento, habló de la desastrosa retirada de Afganistán, la cual no había llegado a mencionar en su anterior Estado de la Unión ya que ocurrió justo antes de la crisis y la llegada de los talibanes al poder.

Cuando llegaba al final de la mención, la diputada republicana Lauren Boebert le gritó “13!” en referencia a los 13 soldados norteamericanos que fueron asesinados en un atentado de ISIS mientras Estados Unidos se retiraba de Kabul.

La legisladora cercana a Trump contó después que no podía creer que Biden no mencionara a los 13 “héroes y patriotas” que “murieron por su culpa”. A pesar del grito, los demócratas abuchearon a la diputada y Biden siguió con su discurso, sin siquiera nombrarlos.

En agosto del año pasado, Biden ordenó la retirada de tropas de Afganistán mientras el grupo terrorista Talibán se acercaba a Kabul, pero no retiró primero a los civiles (miles de estadounidenses y afganos con VISA), lo cual llevó al mayor desastre diplomático de la historia.

Ya hacia el final los abucheos en contra de Biden le ganaban a los aplausos. En un momento, el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, se levantó para aplaudir algo que había dicho Biden, pero se dio cuenta que nadie aplaudía si no que lo estaban abucheando, y decidió sentarse.

Lo mismo ocurrió en varias ocasiones hacia el final de un discurso que no mencionó lo suficiente el problema de la inflación, el cual es el problema que más le preocupa a los estadounidenses, según recientes encuestas.

Biden sorprendió diciendo que “no hay que desfinanciar a la policía“, que “hay que fortalecer la frontera con México” y que “no hay que permitir que otros países se aprovechen comercialmente de Estados Unidos“, en distintos momentos del discurso. Todos puntos sacados directamente de la agenda de Trump, pero que Biden no ha hecho en su gobierno ni está en su agenda.

Esto llevó a que no reciba aplausos ni de los republicanos ni de una parte de los propios demócratas, que incluso abuchearon algunos de los mensajes más conservadores que dijo, a pesar de que en la práctica no ha implementado ni una sola de estas políticas.

Estados Unidos

Un informe revela que Bill Gates está detrás de la campaña de difamación en los medios contra Elon Musk

Publicado

en

La investigación identifica cientos de millones de dólares que fluyen de la fundación de Bill Gates a las 26 organizaciones que firmaron una carta abierta en contra de Elon Musk, pidiendo cancelarlo de los medios.

Un informe de Breitbart News, basado en la investigación y el análisis de la Foundation for Freedom Online (FFO), analizó cientos de documentos públicos y logró encontrar el rastro de millones de dólares en contribuciones de la Fundación Bill y Melinda Gates a uno y cada uno de los firmates de la carta pidiéndole a los inversores de Twitter que saquen su dinero de la empresa si Elon Musk la compra.

El pasado 4 de mayo, un grupo de 26 organizaciones activistas y ONGs enviaron una “carta abierta” a las empresas que invierten y publicitan en Twitter, pidiéndoles que reconsideren sacar su dinero de la empresa cuando pase al control de Elon Musk.

La carta está membretada por cuatro organizaciones principales: la Open Society Foundation de George Soros; Accountable Tech, vinculada a Hillary Clinton y Barack Obama; Media Matters, de David Brock, operador de Joe Biden; y Ultraviolet, de Warren Buffet.

Sin embargo, todas las organizaciones tienen un vínculo común, y es la Fundación Gates, que habría sido quien tuvo la idea de lanzar esta carta y coordinó con los distintos espacios para escribirla y publicarla.

En total, 11 de las 26 organizaciones que aparecen firmando la carta recibieron financiación de una entidad respaldada directamente por Gates, y las otras 15 la recibieron de manera indirecta.

Por ejemplo, la organización New Venture Fund, que maneja un fondo de inversión sustentable sin fines de lucro, se encuentra bajo el ala de la Fundación Gates, la cual contribuye con la mayor cantidad de dinero.

El New Venture Fund financia directamente a cuatro de los signatarios:

Según el análisis de FFO, los archivos de divulgación de la lista de beneficiarios de la Fundación Gates muestran la friolera de 102 subvenciones en efectivo separadas para o a través de New Venture Fund, por un total increíble de 457 millones de dólares desde 2008.

El organismo de control de la filantropía Sludge señaló que los US$ 70 millones en subvenciones en efectivo que identificó de la Fundación Gates al New Venture Fund en 2020 es la contribución individual más grande de un año que la Fundación Gates había hecho a cualquier otro beneficiario único desde 2014, y la segunda más grande de su historia.

El fuerte retroceso en la financiación después de las elecciones de 2020 tiene sentido, dada la naturaleza política del trabajo del New Venture Fund. Es la organización matriz de lo que se ha descrito como uno de los grupos de dinero oscuro pro-demócratas más grandes de Estados Unidos, el Sixteen Thirty Fund, que resulta ser otro megadonador para Accountable Tech, signatario anti-Musk.

La Fundación Tides, una de las organizaciones sin fines de lucro más poderosas del mundo que hace lobby en favor de las fronteras abiertas y las causas LGBT, dependiente de las donaciones de la Fundación Gates, financia a otros cinco signatarios:

Además, otros dos signatarios están vinculados directamente al dinero de la Fundación Gates:

La disputa entre Gates y Musk va más allá de la ideología. Hace unos meses, Elon Musk reveló que la Fundación Gates le pidió plata para acciones contra el cambio climático, pero que lo rechazó porque Bill Gates tiene una posición corta de 500 millones de dólares contra Tesla.

Esto quiere decir que Gates, la persona que más insiste con que hay que combatir el cambio climático y prohibir los combustibles fósiles, apuesta una fortuna a que la principal empresa de autos eléctricos -Tesla- va a fracasar.

Pero también tiene un objetivo claro: controlar la libertad de expresión. Gates es un defensor abierto de la censura, y con frecuencia pide a las empresas de tecnología que hagan más para detener la propagación de “información errónea sobre la salud” en línea.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

El gobierno de Biden lanza plan de vacunación preventiva contra la viruela del mono en la población susceptible

Publicado

en

Se administrarán mil vacunas de Jynneos en las próximas semanas y un número no confirmado de la menos segura ACAM2000. Biden ordenó comprar 13 millones de vacunas Jynneos.

Con tan solo 5 casos confirmados en una población de 360 millones de habitantes, el gobierno demócrata de Joe Biden planea empezar con la campaña de vacunación preventiva contra la viruela del mono.

Ni siquiera son 5 los casos, ya que en realidad hay 1 sola una infección confirmada en Estados Unidos, en Massachusetts, y otros cuatro casos de personas infectadas con orthopoxvirus, de la misma familia a la que pertenece la viruela del mono pero que no es exactamente el mismo virus, según afirmaron en rueda de prensa funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

Uno de los casos con orthopoxvirus se encuentra en Nueva York, otro en Florida y los dos restantes en UtahTodos hombres, y por lo menos 4 de ellos homosexuales.

Este es uno de los datos más importantes a tener en cuenta: el virus no se transmite por el aire si no que por el contacto prolongado de piel. El contacto íntimo durante las relaciones sexuales con lesiones cutáneas, parece ser el modo probable de transmisión.

Los síntomas incluyen fiebredolor de cabezadolores corporalesganglios linfáticos inflamadosescalofríosagotamiento y, en algunos casos, erupciones cutáneas. Rara vez causa la muerte, y el fallecimiento suele estar vinculado a casos de extrema pobreza en África, donde se han reportado tasas de mortalidad entre 1 y 5%.

El bajo vector de transmisión y la casi imposibilidad de que un virus así se convierta en pandemico no frenó a Joe Biden, quien tras la confirmación del caso en Massachusetts, ordenó la compra de 13 millones de vacunas del laboratorio Jynneos, y cerca de 100 millones de dosis de una vacuna de una generación anterior llamada ACAM2000.

No solo las compró, si no que lanzará una campaña de vacunación inmediata. Se empezará por inyectar mil dosis de la vacuna Jynneos, y un número todavía no confirmado de la ACAM2000.

Ambas vacunas usan virus vivos pero solo JYNNEOS suprime la capacidad de replicación del virus, haciéndola la opción más segura, según Jennifer McQuiston, directora adjunta de la división de patógenos y patologías de las CDC.

Las vacunas se darán a las personas inmunocomprometidas o que tienen condiciones cutáneas particulares, incluyendo eczema, ya que son la población de mayor riesgo, añadió John Brooks, médico epidemiólogo de las CDC.

Según la propia McQuiston, el potencial pandémico de este virus es cero, y el número creciente de casos en estas últimas semanas podría estar relacionado con algunos eventos específicos de contagio, como las recientes fiestas masivas para celebrar el fin de la pandemia en algunas partes de Europa que podrían explicar una prevalencia mayor en la comunidad gay y bisexual.

También se cree que el virus penetró en Europa por la masiva inmigración africana a las costas de España e Italia. El virus es endémico en el norte de África hace décadas, y ahora miles de marroquíes y argelinos están haciendo el viaje como refugiados a la Unión Europea.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Biden otorga una licencia a Chevron para poder negociar con Venezuela a pesar de las sanciones contra Maduro

Publicado

en

El Tesoro emitió una licencia para que Chevron pueda reiniciar negocios con PDVSA, y además se habilitaron las remesas a Cuba.

La política exterior del presidente Joe Biden marca un fuerte giro con respecto a su predecesor: serán aliviadas las sanciones económicas contra las dictaduras socialistas en Cuba y Venezuela. Esto marca una profunda ruptura con la impronta de los votantes latinos en Estados Unidos que demandaban una mayor condena contra la violación de derechos humanos en Latinoamérica, siendo muchos de ellos exiliados de Venezuela o Cuba.

Por iniciativa de Biden y los demócratas, el Tesoro de los Estados Unidos otorgó una licencia especial a la empresa Chevron para permitirle entablar conversaciones preliminares con PDVSA, la petrolera estatal que monopoliza el sector energético venezolano.

No se habilitó la posibilidad de celebrar contratos ni integraciones en actividades comerciales todavía, pero los medios locales ya dan por descartado que eso está por venir en las próximas semanas. La medida por ahora busca disminuir tensiones diplomáticas e incentivar el diálogo entre Estados Unidos y la dictadura chavista.

La vicepresidente de la dictadura, Delcy Rodríguez, celebró públicamente la decisión de Biden para modificar la política exterior de los Estados Unidos. Rodríguez anticipó las aspiraciones del régimen para que las sanciones económicas sean finalmente levantadas, dejándose así de condenar la violación sistemática de derechos humanos.  

Los sectores “centristas” y “moderados” dentro del Partido Demócrata aseguran que se trata de una posición pragmática de Biden frente a la crisis petrolera mundial provocada por Rusia, pero este argumento se derrumba si se considera que la propia administración Biden ya anunció sus planes para levantar sanciones contra Cuba, un país sin ningún tipo de relevancia económica.

El Gobierno demócrata desarticulará el enfoque de la administración anterior hacia La Habana, y anunció que se levantará el tope de US$ 1.000 dólares por trimestre para las remesas familiares de residentes en EE.UU. También se liberalizarán las remesas a modo de donaciones, aún sin ser entre miembros de un mismo grupo familiar.

Idealmente, las nuevas medidas con respecto a Cuba buscan dar un alivio a la población cubana mediante la revitalización de las remesas y “sin enriquecer a quienes cometen abusos contra los derechos humanos” según precisaron funcionarios de la Casa Blanca. 

Esta última apreciación parece demasiado idealista, o cuanto menos inocente, considerando que la dictadura socialista implementa un violento control de cambios y de capitales sobre la isla. Las divisas quedarán en manos de la dictadura, o serán relegadas al mercado informal dentro del país. 

Seguir Leyendo

Tendencias