Seguinos en redes

Estados Unidos

Con un senador de Florida, el trumpismo se prepara para disputarle el liderazgo al centrista Mitch McConnell

Publicado

en

El ex gobernador de Florida Rick Scott, lanzó duras críticas contra los “traidores” y anticipa que buscará convertirse en el presidente pro-tempore del Senado si los republicanos recuperan el Congreso.

El senador por el Estado de Florida, Rick Scott, publicó esta semana un rotundo editorial arremetiendo fuertemente contra el senador centrista y antitrumpista Mitch McConnell, actual líder de los republicanos en el Senado, quien le soltó la mano a Trump luego del fraude electoral del 2020.

Desde la llegada de Biden, McConnell le ha brindado apoyo en múltiples leyes demócratas, como los envíos de ayuda a Ucrania, el mega proyecto de infraestructura, la ley de control de armas, y más.

Dicho editorial, publicado en el periódico conservador The Washington Examiner, contiene fuertes críticas a la gestión de McConnell, donde Scott lo culpa por la debacle republicana ocurrida en las elecciones especiales de Georgia en enero 2021, que le dio a los demócratas y a Joe Biden el control de ambas cámaras del Congreso.

Con esta publicación, se confirma que Scott buscará disputarle el puesto de liderazgo si el Partido Republicano logra recuperar el control de la Cámara Alta en las elecciones de noviembre de este año, y buscará ser el próximo presidente pro-tempore del Senado en representación del trumpismo.

“Desgraciadamente, muchas de las mismas personas responsables de la pérdida del Senado en el último ciclo están ahora tratando de impedir que ganemos la mayoría esta vez, hablando mal de nuestros candidatos republicanos”, escribió Scott en su editorial. “Es un increíble acto de cobardía y, en última instancia, es una traición a la causa conservadora“.

Esta es la primera vez que un senador republicano se anima a cuestionar al poderoso representante de Kentucky tan abiertamente, y además de la alianza con Biden, la interna entre ambos congresistas surgió luego de que McConnell se negara a utilizar el fondo económico que los senadores republicanos ponen en común para apoyar a los candidatos trumpistas de este ciclo.

Particularmente, McConnell había expresado su rechazo hacia Blake Masters, el derechista candidato a senador que con el apoyo del expresidente Trump logró ganar la interna derrotando a los candidatos del establishment en Arizona. El actual líder republicano en el Senado cree, muy acertadamente, que si los candidatos de Trump acceden al Congreso, sus días como líder están contados, por lo que el partido solo debería conformarse con recuperar la Cámara de Representantes.

Lo cierto es que el liderazgo de McConnell, que ya cuenta con 82 años, es cada vez débil y perjudicial para su partido. Si bien en los primeros años su rol como presidente del Senado fue crucial para frenar la agenda del entonces presidente Barack Obama y durante la gestión de Trump logró un histórico recorte de impuestos, desde que Biden llegó a la Casa Blanca, McConnell se convirtió en un furibundo antitrumpísta y un vendido que en varias ocasiones entregó 10 republicanos para aprobar leyes demócratas

En estos últimos meses, Biden ha logrado pasar múltiples paquetes con un costo de billones de dólares relacionados con el cambio climático, la energía verde, infraestructura y el control de armas, contando en varias ocasiones con un acuerdo previo con McConnell facilitando la aprobación de dicha legislación.

Por el contrario, Scott se ha convertido en el principal paladín de Trump en el Senado, y ha lanzado un plan para que el partido retome el control de la Cámara Alta, que incluye la recaudación de más 40 millones de dólares para distintos candidatos que se enfrentan a demócratas en los que se considera como distritos claves. 

Rick Scott fue gobernador de Florida antes que Ron DeSantis, entre 2011 y 2018, y dio los primeros pasos en transformar el Partido Republicano del estado en una agrupación de derecha trumpista y no la clásica centroderecha moderada que fue durante los gobiernos de Jeb Bush y Charlie Christ.

Es necesario subrayar que el actual senador también fue uno de los pocos senadores que objetó a la certificación de electores y denunció el fraude electoral en el estado de Pensilvania durante la formalización de Joe Biden como presidente en el Congreso.

McConnell reeligió en Kentucky en 2020 gracias al apoyo de Trump, y tiene mandato hasta 2026, por lo que de recuperar el Senado, estallará una guerra interna entre congresistas que apoyan a Trump y los que se oponen a su figura, de la cual saldrá el nuevo líder de la mayoría.

Economía

La Reserva Federal confirma que un eventual “dólar digital” no será anónimo como las criptomonedas convencionales

Publicado

en

Powell descartó el anonimato de los usuarios de una inevitable moneda digital patrocinada por Estados Unidos. Se recopilaría información y sería de curso forzoso.

En un evento organizado por el Banco de Francia el pasado día martes, el presidente de la Reserva Federal Jerome Powell precisó algunas determinaciones sobre cuáles podrían ser las características para una eventual moneda digital lanzada por Estados Unidos en un futuro. 

Powell sintetizó cuatro aspectos principales: capacidad de intermediación eficiente, protección a la privacidad de los usuarios, interoperabilidad y verificación de identidad. Esto último supone eventualmente anular el anonimato, una característica presente en la mayor parte de las criptomonedas en la actualidad. 

Los activos digitales actuales son virtualmente “anónimos” porque no se necesita ni se recopila información de los usuarios que participan de las transacciones. Se garantiza que la identidad de cada usuario está completamente protegida. Al mismo tiempo, puede decirse que estas monedas digitales carecen de “privacidad” ya que los registros de las transacciones son usualmente transparentes. 

La hipotética moneda digital oficial, imaginada por Powell, dispone de las características opuestas. La privacidad de las transacciones quedaría garantizada y esa información no podría ser divulgada al público, pero el Estado tendría la potestad de monitorear la información de identidad de los usuarios involucrados en las transacciones

Aunque la creación de una moneda digital estatal cuenta con la oposición de una gran parte del Partido Republicano dentro del Congreso, el presidente de la FED instó al lanzamiento de una nueva moneda digital del banco central (CBDC). 

La presidente del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, participó como interlocutora junto a Powell y mostró preocupación por el avance de las criptomonedas en detrimento del poder del Estado para emitir dinero fiduciario como un “ancla monetaria” basada en expectativas. 

Lagarde defendió el lanzamiento de las monedas digitales, no por representar algún tipo de ventaja para los usuarios, sino principalmente para preservar el poder intervencionista del Estado sobre la economía monetaria. 

Según precisó, la creación de monedas digitales por parte de Estados podría significar un freno al retorno de la “banca libre”, un modelo financiero que había sido utilizado por última vez durante el siglo XIX y que es abiertamente opuesto a la vocación regulatoria de los bancos centrales. 

Seguir Leyendo

Economía

¿Estalla nueva burbuja inmobiliaria en Estados Unidos? El precio de las propiedades registra la mayor caída desde 2011

Publicado

en

El precio de las propiedades se derrumbó un 0,6% en el mes de julio, cuando los analistas esperaban un ligero incremento de hasta 0,2% contra el mes anterior. Es el peor registro mensual desde marzo de 2011.

La Agencia Federal de Financiamiento a la Vivienda confirmó que el precio general de las propiedades inmuebles registró una fuerte caída del 0,6% al término del mes de julio, mientras que los mercados financieros esperaban un repunte de al menos 0,2%, por lo que la diferencia terminó siendo de casi un punto.

Si bien en magnitud puede parecer poco, es la segunda vez desde el año 2012, cuando terminó la crisis hipotecaria, que se registra una caída en los precios de las viviendas, solo después de la que hubo en abril de 2020 en consecuencia del shock recesivo por la pandemia.

El número sorprende ya que es además la contracción mensual más importante desde marzo del 2011, y a diferencia de aquél entonces, se da un contexto altamente inflacionario.

Los precios de las propiedades inmuebles acumularon un aumento del 13,9% interanual en comparación al mismo mes del año 2021. Sin embargo, la variación interanual se mantiene en constante caída desde el pasado mes de febrero

Antes de la pandemia, los precios de la vivienda aumentaron a razón del 5% interanual en 2019. La fuerte expansión monetaria producida desde 2020 elevó la tasa de inflación de propiedades hasta casi el 20% interanual, y este proceso muestra indicios de agotamiento y corrección bajista. 

Del mismo modo en que ocurrió en 2008, la Reserva Federal se ve obligada a subir la tasa de interés de corto plazo, persiguiendo un objetivo de inflación estable a costa de los otros indicadores económicos. Al igual que en 2008, la suba repentina de las tasas explotan una burbuja que llevaba años inflándose.

Actualmente, la tasa de la FED aumenta al ritmo más drástico desde la década de 1980, y ya oscila entre el 3% y 3,25% para los bonos a corto plazo. El ajuste sobre la política monetaria suele ser un hecho característico para el fin de los ciclos expansivos en Estados Unidos, y el comienzo de fuertes recesiones

El alza de la tasa de política monetaria encarece el costo del financiamiento para el mercado hipotecario. La tasa hipotecaria promedio alcanzó el 6,02% en el mes de septiembre, y es el valor más alto registrado desde la crisis de 2008

El mayor de los activos financieros generan una presión alcista en la cantidad de hipotecas ofrecidas a tasa ajustable, la oferta de contratos a tasa fija con valores cada vez más altos, y en la práctica se espera una fuerte desaceleración de la demanda de vivienda en Estados Unidos

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Biden avanza sobre el BID y remueve al trumpista Mauricio Claver-Carone con una operación mediática

Publicado

en

El ahora ex presidente de la entidad bancaria asegura que Biden le inventó un amorío falso con una secretaria y ahora le devolverá el control del BID a China.

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, fue destituido de su cargo por votación de los gobernadores de la entidad este lunes. Su salida se da a raíz de una denuncia anónima que lo vincula amorosamente con una colaboradora directa de su oficina, una situación que no es aceptada por el código de conducta de la institución.

Claver-Carone negó rotundamente la relación con una secretaria y aseguró que es una operación mediática creada por Washington D.C. Cabe recordar que el norteamericano había sido designado por el entonces presidente Donald Trump, quien impulsó su candidatura al frente del BID a pesar de que era costumbre que la máxima autoridad del Banco fuera un latinoamericano.

Claver-Carone aseguró que la operación mediática fue creada por el gobierno de Biden para removerlo y entregarle el control del Banco nuevamente a China. “Está más allá de la sátira que China haya encontrado su camino en el BID durante la administración de Obama y que ahora los funcionarios de Biden se lo devuelvan en bandeja de plata, días después de que se demostrara que la campaña anónima maliciosa contra mí no tiene fundamento”, aseguró.

Es vergonzoso que los Estados Unidos hayan comentado a la prensa que buscarían mi remoción antes de notificarme y que el Tesoro no defienda a los estadounidenses contra lo que es claramente información fabricada por intereses extranjeros“, concluyó.

Su secretaria privada, quien a su vez ejerce como jefa de personal de su oficina, negó las acusaciones de la denuncia anónima y dijo a los investigadores que nunca había violado el código ético del BID, según el informe.

En un escrito presentado a los investigadores, la mujer dijo que se le había negado el debido proceso. “Ni yo ni ningún otro miembro del personal del BID hemos tenido la oportunidad de revisar el informe final de la investigación, responder a sus conclusiones o corregir las inexactitudes”, dijo Claver-Carone en un comunicado el martes.

Según los investigadores, no hay pruebas conclusivas que indiquen que Claver-Carone y su secretaria mantuvieron una relación íntima, ni ahora ni en el pasado, pero “tampoco se puede descartar la hipótesis”. Esto fue suficiente para que primero los 14 directores ejecutivos votaran a favor de su remoción, y luego los 45 gobernadores que responden a los distintos países del continente americano.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) es el mayor prestamista multilateral para América Latina, y desembolsa hasta 23.000 millones de dólares cada año en esfuerzos por aliviar la pobreza en la región.

Estados Unidos es el mayor accionista del banco con sede en Washington y, si bien se hecho protocolar que un latinoamericano ocupe la presidencia, Norteamérica mantiene en todo momento especial control de la entidad.

Durante la presidencia de Obama, el presidente Luis Alberto Moreno, un colombiano que había sido designado en un acuerdo entre George Bush y Álvaro Uribe, empezó a aprobar una serie de préstamos a países envueltos en brutales dictaduras, a sabiendas que ese dinero terminaría en manos de los regímenes totalitarios.

Según trascendió, la Argentina voto a favor de la salida de Claver-Carone, con quien el gobierno de Alberto Fernández tuvo una relación conflictiva. El ahora ex presidente del BID había sido muy crítico de la política económica que se implementaba en la Argentina, y se encargó de neutralizar el intento de Gustavo Beliz por tomar control del Banco en 2020.

Antes de la asunción de Sergio Massa, se había negado a entregar nuevos créditos a la Argentina, y había mencionado que cualquier préstamo al gobierno argentino no regresaría nunca más. De hecho, tenía frenada una serie de líneas crediticias que debían haber llegado al país durante el primer semestre del año.

Su posición giró completamente cuando hace dos semanas fue visitado por Massa. Tras ese encuentro destacó la nueva orientación económica que estaba encarando la Argentina tras el cambio en la jefatura del Palacio de Hacienda, y ese mismo día se conoció la aprobación de un préstamo por US$ 1200 millones para fortalecer las reservas del Banco Central, y en las semanas subsiguientes se destrabaron fondos para obras de infraestructura por los US$ 1.000 millones.

Se desconoce por qué Argentina votó a favor de su destitución luego de la recomposición de las relaciones, pero en Washington se dice que Biden ya tiene un sucesor, y sería un latinoamericano que cuenta con el apoyo explícito de Sergio Massa.

Seguir Leyendo

Tendencias