Seguinos en redes

Estados Unidos

Sigue el escándalo del espionaje de Hillary Clinton: El fiscal asegura que la conexión Trump-Rusia fue falsificada

Publicado

en

A dos semanas de que inicie el juicio contra el abogado de Hillary Clinton que pagó para inventar un reporte falso de inteligencia contra Trump en 2016, se demostró cómo hizo para falsificar el informe.

El fiscal especial John Durham afirmó en un expediente judicial presentado este viernes que su oficina, trabajando junto a la CIA, concluyó que los datos que el abogado de la campaña de Clinton, Michael Sussmann, le proveyó al FBI sobre la conexión entre Donald Trump y Rusia “no eran técnicamente plausibles” y que “fueron creados por un usuario externo al servidor”.

El pasado 11 de febrero, Durham confirmó lo que Trump viene denunciando hace años: el equipo de Hillary Clinton le mintió al FBI y los convenció con información falsa de que se abra una investigación contra la campaña del candidato republicano en 2016.

En su primera presentación, Durham expuso más de dos años de investigaciones de su Fiscalía sobre los manejos de los Clinton, y reveló que la ex senadora envió a Sussmann a una reunión con el por entonces abogado general del FBI, James Baker, donde le mostró “datos falsos” y “libros blancos manipulados” que supuestamente demostraban un canal de comunicación encubierto entre la Organización Trump y el Alfa Bank, que tiene vínculos con el Kremlin.

Ahora, en la presentación de este 16 de abril, el fiscal especial demostró cómo se crearon esos datos falsos. Sussmann contrató a Rodney Joffe, un experto en ciberseguridad, para hackear en los servidores de la Torre Trump y plantar esta información.

Según Durham, Joffe fue contratado por Obama en 2015 y se le dio acceso a la Oficina Ejecutiva del Presidente (EOP) para realizar un seguimiento de su tráfico de DNS después de un ciberataque ruso a las redes de la Casa Blanca ese año.

Explotando ese acceso y trabajando para la campaña demócrata, Joffe manipuló la información y falsificó un canal de comunicación entre los servidores de la Torre Trump y ejecutivos rusos, que en la realidad nunca existió.

The Checkered Past of the FBI Cyber Contractor Who 'Spied' on Trump |  RealClearInvestigations
Rodney Joffe junto a Obama en la Casa Blanca, 2015.

El juicio de Sussmann está programado para comenzar en mayo. Sussmann está acusado de mentirle al FBI. Por un lado, mintió cuando le dijo a Baker que no trabajaba para Hillary Clinton o para la campaña demócrata, si no que era un simple “ciudadano preocupado” al que “le llegó evidencia condenatoria”.

De esa acusación es muy difícil que se salve, ya que el propio Baker testificó en su contra, y podría volver a hacerlo una vez que se inicie el juicio. Sin embargo, lo que el equipo legal de Sussmann está intentado, es que no se acepten los datos falsos que Sussmann le dio al FBI como evidencia en este juicio.

En la presentación de este viernes, Durham argumentó que la recopilación de datos es un “antecedente fáctico necesario para la conducta acusada” y dio el primer paso para que la evidencia no sea excluida, aunque finalmente quedará en manos del juez.

En un tweet del 31 de octubre del 2016, Hillary Clinton publicó acerca de este falso vínculo creado por Rodney Joffe que su propio abogado había encargado, revelando que todo fue para difamar al entonces candidato a presidente Donald Trump en una campaña de prensa.

Luego, la candidata presidencial Hillary Clinton publicó un tuit acusando a Donald Trump de tener una “línea secreta de comunicación con Rusia” el 31 de octubre de 2016.

El delito en el que incurrió Sussmann va más allá todavía. Según Durham, antes de llevarle la información al FBI, el abogado de los Clinton se reunió con Christopher Steele, un ex agente de inteligencia británico, en las oficinas del famoso bufete de abogados Perkins Coie, que también está involucrado en la demanda.

Sussmann le contó a Steele sobre la falsa conexión entre Trump y Alfa Bank, y no se sabe si le admitió que era información falsa o intentó convencerlo de esta narrativa. Luego de la reunión, la consultora Fusion GPS, también trabajando para los Clinton, le encargó a Steele que “investigara y produjera informes de inteligencia” sobre Alfa Bank, lo cual hizo. 

Así, Steele produjo el infame “dossier de Steele“, que afirma las atrocidades más disparatadas, como que Trump era un empleado del Kremlin y que vacacionaba todos los años con Putin, e incluso describe una situación en la que Trump contrata prostitutas rusas en una visita en Moscú en 2012 para que le orinen encima.

Como informó el New York Times, tanto el FBI como la CIA destinaron gran parte de sus recursos en “investigar linea por linea del dossier de Steele”, una gran pérdida de tiempo ya que todo lo allí enunciado era producto de la imaginación del ex agente.

Se demostró rápidamente que Trump nunca había ido a Rusia cuando el reporte de Steele lo decía, y su conexión con el Kremlin nunca existió. De hecho, el asistente de Steele, el ruso Igor Danchenko, fue arrestado por mentirle al FBI cuando agentes de la agencia lo cuestionaron.

A pesar de esto, todos los grandes medios de comunicación publicaron esta información sin verificar nada, y ninguna agencia de fact-checking corrigió nada acerca de la obvia falsedad del reporte.

Han pasado ya 6 años desde ese reporte difamatorio y ningún medio ha retractado o pedido disculpas por publicar información falsa sin verificar. Restará por verse si luego del juicio que encabeza el fiscal Durham, los medios finalmente agacharán la cabeza y admitirán su grosero error.

Un artículo del Washington Post admite que el reporte era falso pero asegura que eso “reivindica a los medios mainstream”.

Estados Unidos

Reapareció el ex socio de la familia Biden y reveló más hechos de corrupción que involucran a Hunter y Joe Biden

Publicado

en

En entrevista con Tucker Carlson, Bobulisnki reveló más hechos de corrupción que envuelven a la familia Biden y comprometen aún más al hijo del presidente, el criminal internacional Hunter Biden, acusado de hacer negocios en nombre de su padre en Ucrania y en China.

Tony Bobulisnki, el exsocio de negocios del clan Biden que había revelado hechos de corrupción perpetrados por la actual familia presencial, reapareció públicamente luego de 2 años de ausencia para acusar a Hunter Biden de robarle a él y a sus socios más de 5 millones de dólares destinados a crear una empresa financiada con capital chino.

“Hunter y Jim Biden nos defraudaron y tomaron el dinero para ellos… me lo robaron a mí y a mis otros socios, Rob Walker y James Gilliar”, aseguró el empresario durante la entrevista televisada el martes por la noche en el programa de Tucker Carlson.

Las acusaciones de fraude giran en torno a un contrato entre una empresa de Delaware que Bobulisnki creó en mayo de 2017 junto con sus socios Jim y Hunter Biden y los ya nombrados Walker y Gilliar para fusionarse conjuntamente con el conglomerado chino CEFC, que aportó más de 10 millones para la fusión.

Según Bobulinski, la familia Biden esperaba ganar miles de millones de dólares haciendo negocios con funcionarios del Partido Comunista Chino. Sin embargo, Hunter traicionó a sus socios en crímen para desviar el capital chino y quedárselo todo él. Hunter falsificó el contrato reemplazando la empresa de sus socios por el estudio de abogados con el que él operaba, transfiriéndose los 5 millones a su cuenta bancaria personal, que compartía con su padre, Joe Biden.

Otra de las bombas que el empresario arrepentido soltó en la entrevista fue una llamada que recibió del hermano del por entonces candidato demócrata, Jim Biden, el 23 de octubre del 2020, a tan solo 11 días de las elecciones presidenciales, cuando se encontraba entrevistándose con agentes del FBI sobre los correos pertenecientes a Hunter Biden que habían sido filtrados por el New York Post hace unos días.

Según el exsocio de los Biden, la llamada fue hecha con el objetivo de apretarlo para que se quede callado debido a que planeaba a señalar durante la entrevista a Joe Biden como partícipe en este esquema de corrupción, contando a los medios que el candidato a presidente se quedaba con el 10% de ganancias de cada transacción.

“Jim Biden me llamó a través de WhatsApp (…) Los agentes se levantaron de la silla y abandonaron la habitación. Contesté la llamada y no había nadie del otro lado. No sé si fue un error o si trató de enviarme un mensaje. Pero esa es la última interacción o comunicación que he tenido con la familia Biden”, expresó el empresario. 

Arriesgando su vida, Bobulisnki se entrevistó con el FBI durante 5 horas e incluso proporcionó a los agentes con 3 celulares que contenían mensajes, correos y documentos que probaban los hechos de corrupción del clan Biden. Con el cambio de administración en enero del 2021, la causa rápidamente fue cajoneada y a 2 años de esta entrevista no hay novedades sobre la misma.

En agosto, se supo que el FBI había designado al militante demócrata Timoty Thibault para liderar la investigación sobre la familia Biden y administrar la evidencia proporcionada por Bobulisnki. Sin embargo, Thibault abandonó su cargo sin anunciar ningún avance en la causa y se retiró del FBI hace unas semanas en medio de denuncias de partidismo.

“Cuando descubrí que Thibault, el agente del FBI que fue asignado para controlar toda la información que mis abogados y yo proporcionamos al FBI, había renunciado me quedé un poco estupefacto. Esto es una locura. ¿Cuándo va a saber el pueblo estadounidense los hechos sobre todo esto?”, reflexionó el empresario.

Consultado acerca de la computadora en donde su socio Hunter Biden almacenaba toda su actividad criminal, que fue una de las noticias más censuradas en la historia de la prensa estadounidense, siendo La Derecha Diario uno de los pocos medios hispanohablantes que la cubrió, Bobulisnki fue extremadamente crítico con el rol de los medios: “No puedo encontrar otra noticia en la historia de nuestro país que haya sido tan reprimida. Un completo apagón. Puede ir a CNN.com hoy y buscar mi apellido y todavía no muestra ningún resultado. No ha habido una entrevista o debate creíble para refutar nada de lo que he dicho o cualquier prueba”.

Seguir Leyendo

Economía

Se viene la noche: OPEP anuncia recorte en producción de petróleo mientras Biden quema las Reservas Estratégicas

Publicado

en

El presidente Biden respondió a la OPEC con una histórica reducción de la reserva petrolera de Estados Unidos, en un intento por frenar las tarifas energéticas antes de las elecciones de medio término. 

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) añade aún más presión de la que ya generó Rusia, y decidió un nuevo recorte sobre la oferta de petróleo internacional de hasta 2 millones de barriles diarios. El objetivo será mantener elevado el precio del combustible en términos reales. 

Tras la suba de la tasa de política monetaria por parte de la Reserva Federal, los precios del petróleo (así como el de otras commodities) tuvieron una fuerte baja en los mercados. La OPEP se propone revertir las rebajas mediante la estrangulación de la oferta. 

No se observaba una reducción de oferta tan significativa desde abril de 2020. Las peticiones y negociaciones encabezadas por el presidente Joe Biden no llegaron a buen puerto y finalmente fracasaron. 

Biden y los demócratas apuestan todos sus recursos para las elecciones de medio término, buscando así preservar sus mayorías parlamentarias. El Presidente aprobó un histórico drenaje de las reservas estratégicas de petróleo estadounidense. La reducción de reservas es, de hecho, la más drástica desde su creación en 1973 por iniciativa del presidente republicano Gerald Ford. 

El Departamento de Energía de Estados Unidos confirmó que el stock de reservas cayó a los 359 millones de barriles en lo que va del mes de octubre, lo cual supone la cifra más baja desde septiembre de 1983

Solamente en lo que va de la presidencia de Joe Biden, el stock de reservas estratégicas acumuló una caída del 43,73% desde enero de 2021, equivalente a una pérdida de hasta 279 millones de barriles sobre el nivel de stock. 

El consumo de reservas estratégicas constituye una medida temporal y de corto plazo para sostener un mayor nivel de oferta local ante una disminución de la demanda, pero la política energética de Biden impide el dinamismo de la inversión y la capitalización necesaria para impulsar la producción en el futuro. 

El ritmo de drenaje observado entre marzo y octubre no podrá ser sostenido a discreción durante los próximos meses ya que el stock disponible se vería completamente agotado, pero la estrategia de Biden se limita a postergar los aumentos energéticos hasta después de las elecciones legislativas.

Las tarifas energéticas locales no respondieron de forma significativa al histórico drenaje de reservas. El precio del petróleo en el mercado estadounidense subió un 0,3% este miércoles, y hasta un 3% el día martes

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Trump demanda a la CNN por difamación y busca un resarcimiento de más de 400 millones de dólares

Publicado

en

La demanda, que forma parte de una serie de escritos que serán presentados contra medios demócratas, pone el foco en las repetidas ocasiones en las que el pasquín demócrata compara a Trump con el nazismo.

El expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, presentó este martes por la mañana una demanda en los tribunales de Florida por difamación contra la cadena demócrata de noticias CNN y busca un resarcimiento de más de 475 millones de dólares en daños punitivos, además de una disculpa pública. 

El escrito presentado destaca las diferentes veces en la que la cadena demócrata difamó al expresidente y su familia solo con la intención de dañarlo, un método que la misma continúa utilizando activamente para intentar que el empresario republicano no se presente por segunda vez como candidato en las elecciones de 2024.

“La campaña de disuasión de CNN en forma de difamación y calumnias contra el demandante solo se ha intensificado en los últimos meses ya que CNN teme que el demandante se postule para presidente en 2024”, alega una parte del documento legal.

Durante los últimos 6 años, la cadena televisiva ha calumniado a Trump acusándolo de ser el líder de un culto, un lacayo de Rusia, un ídolo para los supremacistas blancos y un racista, entre otras palabras injuriosas y maliciosas que la cadena ha utilizado sin que la prensa salga en defensa del expresidente.

Cabe recordar que en Estados Unidos las difamaciones deben probarse falsas para ser consideradas como tales, por lo que CNN, en su defensa, va a tener que presentar pruebas de todos los disparates que afirmó en los últimos 6 años intentnando menoscavar la imagen del republicano.

La demanda resalta especialmente una captura televisiva de enero del 2022 en donde CNN utiliza lemas del nazismo y fotos del dictador alemán Adolf Hitler para compararlos con un discurso que Trump había dado, denunciando el fraude electoral en las elecciones del 2020.

En total, fueron unas 7.700 veces que la cadena demócrata utilizó el término “La Gran Mentira”, una expresión alemana acuñada por Hitler, para referirse a las denuncias de fraude presentadas por el equipo de Trump.

“La asociación altamente difamatoria y persistente que CNN hizo de Trump con Hitler no es algo accidental. Es un ‘reportaje’ malicioso destinado a alimentar una narrativa y lograr el fin deseado: hacer que los espectadores asocien al demandante con lo más bajo de lo bajo, le teman, no voten por él y apoyen campañas en su contra”, dice la denuncia.

Por esta razón, Trump pretende un total de 75.000 dólares en daños compensatorios y más de 400 millones en daños punitivos, además de que las costas legales estén a cargo de la cadena demócrata.

De acuerdo al equipo legal del republicano, que se ha visto envuelto en varios litigios para defender el honor del exmandatario en los últimos meses, la demanda contra CNN es solo la primera de una serie de escritos que serán presentados contra medios demócratas que calumniaron a su cliente a lo largo de los años.

En su cuenta de Truth Social, el exmandatario anunció la presentación de la demanda: “Hoy se presentó una demanda contra CNN, la alguna vez prestigioso canal de noticias que se ha convertido en un proveedor de desinformación, difamación y noticias falsas, a un nivel que el público estadounidense, y de hecho el mundo, ni siquiera creerá que es posible”.

“Durante años he visto que esto sucedía, a menudo con incredulidad, pero finalmente ha llegado el momento de responsabilizar y legalmente a CNN por su engaño deliberado y sus declaraciones difamatorias sobre mí”, agregó Trump cerrando su comunicado.

Seguir Leyendo

Tendencias