Seguinos en redes

Estados Unidos

Sigue el escándalo del espionaje de Hillary Clinton: El fiscal asegura que la conexión Trump-Rusia fue falsificada

Publicado

en

A dos semanas de que inicie el juicio contra el abogado de Hillary Clinton que pagó para inventar un reporte falso de inteligencia contra Trump en 2016, se demostró cómo hizo para falsificar el informe.

El fiscal especial John Durham afirmó en un expediente judicial presentado este viernes que su oficina, trabajando junto a la CIA, concluyó que los datos que el abogado de la campaña de Clinton, Michael Sussmann, le proveyó al FBI sobre la conexión entre Donald Trump y Rusia “no eran técnicamente plausibles” y que “fueron creados por un usuario externo al servidor”.

El pasado 11 de febrero, Durham confirmó lo que Trump viene denunciando hace años: el equipo de Hillary Clinton le mintió al FBI y los convenció con información falsa de que se abra una investigación contra la campaña del candidato republicano en 2016.

En su primera presentación, Durham expuso más de dos años de investigaciones de su Fiscalía sobre los manejos de los Clinton, y reveló que la ex senadora envió a Sussmann a una reunión con el por entonces abogado general del FBI, James Baker, donde le mostró “datos falsos” y “libros blancos manipulados” que supuestamente demostraban un canal de comunicación encubierto entre la Organización Trump y el Alfa Bank, que tiene vínculos con el Kremlin.

Ahora, en la presentación de este 16 de abril, el fiscal especial demostró cómo se crearon esos datos falsos. Sussmann contrató a Rodney Joffe, un experto en ciberseguridad, para hackear en los servidores de la Torre Trump y plantar esta información.

Según Durham, Joffe fue contratado por Obama en 2015 y se le dio acceso a la Oficina Ejecutiva del Presidente (EOP) para realizar un seguimiento de su tráfico de DNS después de un ciberataque ruso a las redes de la Casa Blanca ese año.

Explotando ese acceso y trabajando para la campaña demócrata, Joffe manipuló la información y falsificó un canal de comunicación entre los servidores de la Torre Trump y ejecutivos rusos, que en la realidad nunca existió.

The Checkered Past of the FBI Cyber Contractor Who 'Spied' on Trump |  RealClearInvestigations
Rodney Joffe junto a Obama en la Casa Blanca, 2015.

El juicio de Sussmann está programado para comenzar en mayo. Sussmann está acusado de mentirle al FBI. Por un lado, mintió cuando le dijo a Baker que no trabajaba para Hillary Clinton o para la campaña demócrata, si no que era un simple “ciudadano preocupado” al que “le llegó evidencia condenatoria”.

De esa acusación es muy difícil que se salve, ya que el propio Baker testificó en su contra, y podría volver a hacerlo una vez que se inicie el juicio. Sin embargo, lo que el equipo legal de Sussmann está intentado, es que no se acepten los datos falsos que Sussmann le dio al FBI como evidencia en este juicio.

En la presentación de este viernes, Durham argumentó que la recopilación de datos es un “antecedente fáctico necesario para la conducta acusada” y dio el primer paso para que la evidencia no sea excluida, aunque finalmente quedará en manos del juez.

En un tweet del 31 de octubre del 2016, Hillary Clinton publicó acerca de este falso vínculo creado por Rodney Joffe que su propio abogado había encargado, revelando que todo fue para difamar al entonces candidato a presidente Donald Trump en una campaña de prensa.

Luego, la candidata presidencial Hillary Clinton publicó un tuit acusando a Donald Trump de tener una “línea secreta de comunicación con Rusia” el 31 de octubre de 2016.

El delito en el que incurrió Sussmann va más allá todavía. Según Durham, antes de llevarle la información al FBI, el abogado de los Clinton se reunió con Christopher Steele, un ex agente de inteligencia británico, en las oficinas del famoso bufete de abogados Perkins Coie, que también está involucrado en la demanda.

Sussmann le contó a Steele sobre la falsa conexión entre Trump y Alfa Bank, y no se sabe si le admitió que era información falsa o intentó convencerlo de esta narrativa. Luego de la reunión, la consultora Fusion GPS, también trabajando para los Clinton, le encargó a Steele que “investigara y produjera informes de inteligencia” sobre Alfa Bank, lo cual hizo. 

Así, Steele produjo el infame “dossier de Steele“, que afirma las atrocidades más disparatadas, como que Trump era un empleado del Kremlin y que vacacionaba todos los años con Putin, e incluso describe una situación en la que Trump contrata prostitutas rusas en una visita en Moscú en 2012 para que le orinen encima.

Como informó el New York Times, tanto el FBI como la CIA destinaron gran parte de sus recursos en “investigar linea por linea del dossier de Steele”, una gran pérdida de tiempo ya que todo lo allí enunciado era producto de la imaginación del ex agente.

Se demostró rápidamente que Trump nunca había ido a Rusia cuando el reporte de Steele lo decía, y su conexión con el Kremlin nunca existió. De hecho, el asistente de Steele, el ruso Igor Danchenko, fue arrestado por mentirle al FBI cuando agentes de la agencia lo cuestionaron.

A pesar de esto, todos los grandes medios de comunicación publicaron esta información sin verificar nada, y ninguna agencia de fact-checking corrigió nada acerca de la obvia falsedad del reporte.

Han pasado ya 6 años desde ese reporte difamatorio y ningún medio ha retractado o pedido disculpas por publicar información falsa sin verificar. Restará por verse si luego del juicio que encabeza el fiscal Durham, los medios finalmente agacharán la cabeza y admitirán su grosero error.

Un artículo del Washington Post admite que el reporte era falso pero asegura que eso “reivindica a los medios mainstream”.

Estados Unidos

Biden compró 13 millones de vacunas contra la “viruela del mono” el mismo día que se conoció un caso en Massachusetts

Publicado

en

La Casa Blanca está exagerando la gravedad de los casos de viruela del mono con fines políticos. Se gastó 113 millones de dólares en la vacuna de Jynneos por un solo caso.

Desde hace días se conoció un pequeño rebrote de casos a nivel mundial de pacientes confirmados o sospechosos de tener la “viruela del mono“. La enfermedad es endémica en las regiones selváticas de África, en países como Nigeria, hace varias décadas, pero ahora por primera vez en muhco tiempo se han detectado brotes esporádicos en otras naciones como España, Portugal e Inglaterra.

Es un virus muy parecido a la varicela, pero con la diferencia que presenta inflamaciones de los ganglios en muchas partes del cuerpo. Estos tipos de virus son catalogados de tipo POX, y esta cepa habría sido transmitida por un mono, por eso en inglés se la conoce como “Monkey Pox“.

Los síntomas incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores corporales, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos, agotamiento y, en algunos casos, erupciones cutáneas. Rara vez causa la muerte, y el fallecimiento suele estar vinculado a casos de extrema pobreza en África, donde se han reportado tasas de mortalidad entre 1 y 5%.

El primer caso de rebrote de la viruela del mono afuera de África se presentó el pasado 7 de mayo en el Reino Unido. Con el correr de los días, las autoridades aseguran que la enfermedad comenzó a propagarse en la comunidad y ya se identificaron hasta la fecha 9 infectados en ese país, un número bajo y lejos de ser una preocupación como lo fue el coronavirus.

Pero eso no frenó a Joe Biden de ordenar una revisión nacional de casos, y luego de encontrar uno en Massachusetts, ejecutó ese mismo día la compra de 13 millones de estas vacunas.

La compra se hizo a los laboratorios Jynneos, por un monto total de 113 millones de dólares. El vocero de asuntos de salud pública de la Casa Blanca, Vivek Murphy, aseguró que no es una enfermedad para preocuparse pero anticipó que si no se “actúa rápido” podría convertirse en la “próxima gran pandemia”.

jynneos
Vacuna de Jynneos, aprobada por la FDA en 2015.

Lejos de ser una enfermedad de transmisión por aire como el coronavirus, la viruela del mono se transmite por el contacto de piel. Pero suele tener que haber frotamiento, no un pequeño contacto.

Por eso, las relaciones sexuales, especialmente anales sin protección, suelen ser el principal vector de contagio de esta viruela. De los 9 casos en el Reino Unido, 6 han reportado ser gays.

La transmisión en Occidente suele ser minúscula. En 2021, hubo solo tres casos en todo el año, y en 2020, uno solo. En Estados Unidos, el año pasado solo se registraron dos casos; y el anterior, ninguno.

Para el Instituto Nacional de Salud (INS) de Colombia, “es muy raro que se inicie el contagio entre personas, pero se puede dar y luego generar cadenas de transmisión”. La aparición del primer caso de la viruela del mono se presentó el pasado 7 de mayo en el Reino Unido.
El primer caso humano de viruela del simio se informó en 1970.

Es claro que hay una estrategia de comunicación, entre la Casa Blanca y los medios, para hacer de este tema la siguiente gran cosa, esperando que distraiga de la profunda crisis económica que afecta a Estados Unidos, causada por las políticas de Biden.

Con las elecciones a la vuelta de la esquina, los demócratas necesitan desviar la atención y ya están hablando de una nueva ola de casos de coronavirus, de la viruela del mono, la guerra en Ucrania y el aborto.

Lo que sea para no hablar de la inflación, del desabastecimiento de leche para bebés, de la escasez de combustibles y demás problemas que aquejan a la población y los estadounidenses saben que la única persona para culpar es Joe Biden.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Tras la lluvia de críticas, la “Ministra de la Verdad” renuncia y Biden suspende la creación de la Secretaría de Desinformación

Publicado

en

Nina Jankowicz ni siquiera llegó a asumir y renunció por las “críticas de grupos de derecha en las redes sociales”.

Nina Jankowicz, la funcionaria desginada para encabezar la “Secretaría de Desinformación” que Joe Biden ordenó crear en el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), renunció este miércoles antes de asumir asegurando que fue objeto de una “lluvia de críticas” que “pusieron en riesgo su salud mental”.

La decisión es la consecuencias de semanas de acoso dirigido por parte de usuarios de derecha en las redes sociales, así como amplias críticas de dirigentes republicanos a la iniciativa de luchar contra la desinformación“, le dijo al Insider.

“Después de seis años dedicados al estudio de la desinformación y las mejores prácticas para responder a ella, me uní al DHS para ser la directora ejecutiva de la Junta de Gobernanza de la Desinformación con la intención de apoyar el importante trabajo del Departamento para abordar la desinformación que afecta al territorio nacional“, aseguró.

Pero he decidido dejar el DHS para volver a mi trabajo en el sector privado”, dijo Jankowicz en un comunicado enviado por correo electrónico al diario demócrata. “Es profundamente decepcionante que las caracterizaciones erróneas de la Secretaría se convirtieran en una distracción del trabajo vital del Departamento“.

Según fuentes consultadas por el Insider, Biden ordenó “poner en pausa” la creación de la Secretaría de Desinformación que hubiera tenido la potestad de intervenir en redes sociales y otras paginas de internet para “agregar contexto” a las publicaciones y “combatir la desinformación en línea“.

La Secretaría permanecerá en pausa mientras el Consejo Asesor de Seguridad Nacional lleva a cabo una “revisión y evaluación exhaustiva” para mejorar la transparencia, la confianza pública y la capacidad del Departamento para combatir la desinformación, aseguró el secretario Alejandro Mayorkas.

Los usuarios de Twitter comenzaron a llamar a la Secretaría como el “Ministerio de la Verdad”, una referencia a la novela 1984, de George Orwell, donde el gobierno comunista de Oceania opera un ministerio dedicado a reescribir la historia y cualquier noticia para decir la “verdad”.

Los usuarios de Twitter celebraron la renuncia de Jankowicz, y el candidato a representante de Carolina del Sur, Tim Swaine, la calificó como “una victoria para la libertad y el pueblo estadounidense“.

El analista Richard Hanania, se preguntó con tono irónico: “¿Qué podría darle tanta vergüenza a los demócratas que no se animen a hacer?”. A lo que responde: “Gracias a Nina Jankowicz, tenemos una respuesta“.

El diputada de Luisiana, Mike Johnson, anunció en Twitter que él y otros republicanos habían presentado un proyecto de ley para disolver la Secretaría de Desinformación.

Hoy lideré a 50 miembros de @HouseGOP en la presentación de un proyecto de ley para desfinanciar el ‘Ministerio de la Verdad’ de Biden. El gobierno no tiene ningún papel en la determinación de lo que constituye la verdad o el discurso aceptable, y esta junta distópica e inconstitucional debe ser disuelta. Si Biden no lo hace, lo haremos nosotros”, dijo.

“La decisión de la Administración Biden de crear un ‘Ministerio de la Verdad’ tiene un diseño distópico, es casi seguro que es inconstitucional y está claramente condenada al fracaso desde el principio”, dijo en un comunicado de prensa en su sitio web. “El gobierno no tiene ningún papel en determinar qué constituye la verdad o un discurso aceptable. El presidente Biden debería disolver esta junta de inmediato y por completo. Si no lo hace, lo harán los republicanos”.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

La fundadora de Black Lives Matter desvió fondos de las donaciones para darle contratos millonarios a sus familiares

Publicado

en

Patrisse Cullors le pagó a su ex marido US$ 970.000 por “servicios creativos”, a su hermano US$ 840.000 por “seguridad”, y US$ 2,1 millones a su mejor amiga por “servicios operativos”.

Las autoridades del grupo Black Lives Matter han caído en desgracia. Luego de que se revelara que utilizaron el dinero de las donaciones para comprarse una mega-mansión en California, la fundadora Patrisse Cullors fue denunciada por desviar fondos para pagarle a sus familiares.

La agrupación con fines “activistas” que se convirtió en los últimos años en el brazo armado del Partido Demócrata para convocar violentas protestas y marcar agenda de izquierda, está asociada como una fundación y ha recolectado millones de dólares desde 2017.

Según las declaraciones de impuestos obtenidas por la Associated Press (AP), Cullors ha desviado fondos de las donaciones en contratos a su ex marido, a su hermano, a sus amigos e incluso a ella misma por servicios falsos.

Por ejemplo, le pagó en 2020 a Trap Heals LLC, una empresa cuyo director y único empleado es Damon Turner, el ex marido de Cullors y padre de su hijo, unos 970.000 dólares por “servicios creativos” y para ayudar a “producir eventos en vivo”.

Instituida como una fundación manejando plata que fue donada por otras personas con fines muy específicos, Cullors debería haber hecho una licitación para adjudicar estos contratos, que deberían ser revisados por un directorio de ética. Nada de esto fue hecho.

También le pagó 840.000 dólares a su hermano, Paul Cullors, para que trabaje de seguridad en la Fundación. Un trabajo que nunca llegó a ejercer, ya que ese año todo el país estaba en cuarentena por la pandemia.

Para poder justificar ese dinero, el hermano de la fundadora de Black Lives Matter instituyó la empresa Cullors Protection LLC. Nuevamente, el director y único empleado es el propio Paul Cullors, quien tiene cero experiencia en el rubro y trabaja de “artista callejero”.

BLM paid Patrisse Cullors' graffiti artist brother $800K for 'security'

Patrice Cullors, quien ha renunciado a la dirección de la fundación de Black Lives Matter desde que estalló este escándalo, trató de justificar la contratación de su hermano con que la protección de la fundación no se puede confiar a la policía porque son “racistas”.

Pero no solamente los familiares directos se beneficiaron de los 66 millones de dólares que consiguió en donaciones Black Lives Matter en 2020. La amiga de Patrice, Shalomyah Bowers, quien también se desempeñaba como secretaria de la junta de la fundación, recibió un contrato por 2,1 millones de dólares por brindar a la organización “apoyo operativo“, incluidos “servicios de contratación de personal, recaudación de fondos y logística“.

Incluso la misma Patrice Cullors fue beneficiaria por los desvíos de fondos. Se otorgó un contrato a ella misma por “honorarios de asesoría” a la fundación, valuados en 120.000 dólares. Sí, ella misma se asesoró a ella misma, y cobró una fortuna por ello.

Además, se auto-reembolsó 73.000 dólares en viáticos, aunque los únicos viajes registrados son algunos uber y un vuelo en avión privado a Nueva York a principios del 2021, justificado bajo la categoría de “viajes relacionados con la fundación“.

Todos estos datos surjen de una revisión de las declaraciones de impuestos para el año fiscal del 2020, que fue la primera contabilidad pública de las finanzas de la fundación Black Lives Matter desde su incorporación en 2017.

Como una organización sin fines de lucro incipiente, había estado bajo el patrocinio fiscal de una organización benéfica y no estaba obligada a divulgar públicamente sus finanzas. Pero en 2020 se convirtió en una organización independiente, incorporada bajo la categoría 501(c)(3), y debió empezar a presentar sus declaraciones de impuestos.

Por lo que esta práctica puede venir ocurriendo por lo menos desde 2017. A fines de este año, podremos analizar las declaraciones de impuestos del 2021, y ver si fue un desvío de fondos ocasional o si es una práctica que los líderes del movimiento supremacista negro suelen hacer normalmente.

Seguir Leyendo

Tendencias