Conecte con nosotros

Reino Unido

Reino Unido al borde del colapso diplomático con China

Frente al Parlamento, el canciller británico arremetió contra China y demandó explicaciones por la captura y tortura de uno de sus diplomáticos en 2019. El Reino Unido lidera la coalición de 7 países que busca respuestas por las últimos avances de China en plena pandemia.

Publicado

en

En un nuevo episodio de la escalada de tensiones entre China y el Reino Unido, el Ministerio de Relaciones Exteriores birtánico, a cargo del conservador Dominic Raab, envió un informe al Parlamento donde acusan a China de torturar a Simón Cheng, ex-empleado del consulado británico en Hong Kong.

“Durante el período reportado, el Reino Unido se encontró shockeado y horrorizado por el destrato sufrido por Simon Cheng, un valioso miembro del consulado británico en Hong Kong. Su tratamiento en la cárcel china, por más de dos semanas, alcanzó incluso la tortura”, indica el comunicado.

En agosto de 2019, Cheng visitó la China continental junto a un grupo de diplomáticos británicos. Sin embargo, Cheng era el único con ciudadanía tanto inglesa como hongkongesa, por lo que en el tren que une Hong Kong con Shenzhen (territorio chino), fue arrestado por oficiales de seguridad a bordo y encarcelado en una de las prisiones de máxima seguridad de los campos de concentración del Partido Comunista.
Tras 26 días de negociaciones entre el Reino Unido y China, Cheng fue finalmente liberado el 24 de agosto y regresó a Londres. Desde entonces ha contado las torturas que recibió en los centros de detención clandestinos del régimen chino, y aseguró que si se quedaba en Hong Kong iba a terminar asesinado.
Recientemente su caso fue revisado por el gobierno de Boris Johnson en medio del avance de China sobre la independencia de Hong Kong, y la Cancillería decidió revivir este terrible suceso en su revisión semestral de la situación de Hong Kong, una de sus más importantes ex-colonias.

Raab asegura que el 19 de noviembre, convocó al “embajador chino para expresar la indignación por el brutal y desgraciado tratamiento de Simon, que violó las obligaciones internacionales de China”. Además, aseguró que fue claro en el pedido de que las autoridades chinas investiguen y retengan a los responsables del hecho. “Estos incidentes refuerzan las preocupaciones en Hong Kong sobre los derechos y las libertades tan necesarias para la identidad del territorio”, finalizó.

Fragmento del informe enviado por Dominic Raab al Parlamento británico.

Ad

Está claro que un país que trata con tal impunidad a un miembro del consulado británico no debe ser aceptado como un país más del mundo libre y moderno.

Esta semana, los ministros de Exteriores del G7 declararon que “EE.UU., Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, el Reino Unido y el Alto Representante de la Unión Europea destacamos nuestra grave preocupación por la decisión de China de imponer una ley de seguridad nacional”.

Poco a poco se genera una coalición de países que en el pasado dependieron de China para sostener su economía pero ahora, ante la enormidad de los actos beligerantes de los mandatarios chinos, decidieron pisar fuerte y marcar su postura frente al gigante asiático.

Desde que asumió Boris Johnson el liderazgo del gobierno británico, la situación respecto a China cambió muchísimo. En el pasado el Reino Unido, a pesar de ser liderado por conservadores, había dejado que China controle todos los aspectos de su vida económica y, en menor medida, su vida política. 
Pero Johnson, alineado con Trump y gran enemigo de la ideología del Partido Comunista de Xi Jinping, comenzó una fuerte escalada escalada en los conflictos latentes con China, especialmente este 2020, ya liberados de la Unión Europea, con el enorme conflicto por el coronavirus y tras la decisión de China de imponer una ley de seguridad nacional sobre el territorio autónomo de Hong Kong. 
Dominic Raab, secretario de Exteriores del Reino Unido, ya había dirigido un fuerte discurso la semana pasada frente al Parlamento sobre China.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Reino Unido

“PING!”: El nuevo ruido que genera pánico entre los británicos por una desastrosa medida del gobierno

Publicado

en

Pánico masivo estalló la semana pasada en el Reino Unido luego de que el gobierno de Boris Johnson obligara a descargar una aplicación que suena con un “PING” cuando detecta que hubo un contacto estrecho de Covid.

Los británicos están viviendo un infierno en plena pandemia, pero no por el virus que vino de China si no por las insólitas medidas del gobierno para evitar contagios.

Suena un “PING” en altavoces desde el celular por una App del Estado ante un contacto estrecho y la orden es clara: “Usted debe aislarse hasta el 30 de julio hasta las 20 horas y 10 minutos”.

Tener esta aplicación en el celular cuando uno sale a la calle es una orden del NHS, el servicio de salud público británico, para todos los británicos. Esta medida fue publicitada como algo de lo que “no se salva nadie“. Según el anuncio, ni siquiera el primer ministro británico Boris Johnson ni el Secretario de las Finanzas, Rishi Sunak, pueden no tener esta aplicación encima cuando salen de sus residencias.

La aplicación NHS Covid App requiere que uno ponga su número de identidad, y ésta registra a todas las personas que den positivo de coronavirus. De esta manera, si tu celular registra que estuviste a menos de 1,5 metros de otro celular perteneciente a una persona que luego dio positivo, te dirá inmediatamente que te debes auto-aislar.

Según Boris Johnson, la Policía no va a estar controlando para obligar a la gente a aislarse voluntariamente, pero que le pide “por favor respete el ‘Ping’ y haga caso“.

En los primeros días de implementación, la aplicación de celular generó un pánico masivo, especialmente en ciudades densamente pobladas como Londres. Una ola de “pings” atacaron a la sociedad y millones de personas entraron voluntariamente en auto-aislamiento.

Esto ha generado problemas en las cadenas de suministro que no se veían desde el principio de la pandemia, con millones de trabajadores avisando que faltarían al trabajo porque se enteraron que estuvieron con un contacto estrecho.

Pero no es solo ese sector. Las cartas no llegan porque los carteros están autoconfinados. Los matarifes tienen problemas de faenamiento de carne porque su personal no puede trabajar. La seguridad en el aeropuerto londinense de Heathrow está afectada porque el personal está en buena parte aislado. Toda la vida cotidiana de los británicos se ha visto afectada por la “pingdemic.

Co-Op, uno de los mayores almacenes cooperativos en Gran Bretaña, al igual que el supermercado Lidl, anunció que la introducción de la App ha generado un problema de base y que podrían cesar operaciones totalmente si la gente se sigue teniendo que auto-aislar. “La situación se vuelve cada vez más difícil y tiene un impacto en las operaciones”, anunciaron esta semana.

Andrew Opie, el director de alimentos y sustentabilidad en el British Retail Consortium, que representa a los supermercados, alertó: “La Pingdemic está poniendo presión sobre la habilidad para mantener horarios y los estantes con stock. El gobierno debe actuar rápido y ajustar este método de detección”.

Luego del pánico inicial, los británicos han lanzado campañas en contra de esta aplicación. #DeleteTheApp ha sido tendencia en Twitter por varios días seguidos, y aunque no hay forma de saber si la aplicación ha sido eliminada de un celular, una reciente encuesta de YouGov sugirió que uno de cada diez usuarios ha eliminado la aplicación en la última semana.

Seguir Leyendo

Reino Unido

Desde el Canal de la Mancha, Nigel Farage muestra los cruces ilegales de migrantes desde Francia

Publicado

en

Más inmigrantes ilegales en barco aterrizaron en suelo británico en el mes de junio de lo que se registró durante todo el año 2019, con más de 2.000 traídos a tierra solo ese mes.

El líder del Brexit, Nigel Farage, habló esta semana acerca de la crisis migratoria que vive el Reino Unido, en especial los cruces ilegales a través del Canal de la Mancha, a los cuales llamó como una “invasión”.

Farage, enojado con el gobierno de Boris Johnson que prometió en campaña cuidar las fronteras, promesa que no está cumpliendo, desafió a la ministra del Interior, Priti Patel, a que viniera a la frontera del país para presenciar la magnitud de la crisis de los migrantes en barco, ya que “casi 6.000 ilegales han desembarcado desde el comienzo del año“.

Los inmigrantes musulmanes ilegales tienen la intención de seguir entrando a Gran Bretaña, ya que no están recibiendo ningún impedimento del gobierno. El objetivo del Brexit era empezar a controlar la frontera, recuperando la soberanía migratoria, pero desde la salida del país de la Unión Europea, nada ha cambiado respecto a la política migratoria.

Según Farage, “el miedo a los grupos de presión islámicos, los activistas de izquierda y ser acusados de islamofobia, son las razones por las que los funcionarios británicos están permitiendo un sistema de justicia de dos niveles: uno para los musulmanes que violan las leyes occidentales y el otro para todos los demás“.

A pesar de las duras tormentas que afectaron a Europa y Gran Bretaña la semana pasada, otros 107 inmigrantes llegaron el lunes en cuatro barcos y otros 150 ilegales desembarcaron el martes. Esto se suma a los 315 que habían llegado durante el fin de semana.

Los últimos cruces del Canal de la Mancha han elevado el número total de desembarcos ilegales en junio a más de 2.000, un nuevo récord mensual según un análisis de la BBC. En contexto, en todo 2019, se registró que solo 1.890 migrantes en barco llegaron al Reino Unido.

Junio también superó el récord mensual anterior, que se estableció en septiembre del año pasado, cuando 1.951 hicieron el peligroso viaje desde Francia. El Reino Unido vive una severa crisis migratoria, y están entrando más inmigrantes ilegales por mes con el gobierno de Boris que los que entraban por mes con la conservadora pro-inmigración de Theresa May.

Nigel Farage, quien supo ser el político más popular de Inglaterra durante la campaña del Brexit, acordó bajarse de las elecciones en 2019 para que Boris Johnson llegue al poder. Hoy fue traicionado.

Farage y su tripulación del canal de noticias GB tomaron un bote en el canal para filmar a migrantes que intentaban llegar ilegamente a las costas británicas. Durante el segmento, que se publicó en las redes sociales, el ex líder del UKIP se centró en un bote que avistaron llevando migrantes.

Farage especuló que el barco “probablemente fue robado” y agregó que el barco, que no tenía nisiquiera motor, “estaría en grave peligro si el mar no estuviera tan tranquilo“.

Si las olas de migración ilegal continúan al ritmo actual, que actualmente es el doble de las cifras récord del año pasado, las estimaciones han pronosticado que unos 20.000 migrantes en barco llegarán al Reino Unido a finales del 2021.

Nigel Farage ha argumentado que el Ministerio del Interior simplemente debe comenzar a enviar los barcos de regreso a Francia, en lugar de que la Fuerza Fronteriza británica actúe como un “servicio de taxi” para los ilegales que a menudo son escoltados a las aguas territoriales del Reino Unido por la Armada francesa.

El enfoque de “devolver los barcos” del líder del Brexit fue apoyado por la diputada conservadora de Dover Natalie Elphicke, quien dijo que se deben tomar medidas más duras para evitar que “miles y miles de migrantes sean llevados a Dover como están ahora“.

Estos cruces peligrosos solo llegarán a su fin cuando tanto los migrantes como los traficantes sepan que no pueden ingresar a Gran Bretaña de esta manera“, dijo.

“Eso significa hacer mucho más para detener a los barcos que salen de Francia en primer lugar, dar la vuelta a los barcos dondequiera que estén en el Canal, llevarlos de regreso a Francia y devolver a los que ingresan ilegalmente”, agregó la diputada conservadora.


Por Alfonso Lorenzo de Olmos, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Reino Unido

Eric Clapton anunció que no dará shows en espacios que exijan un certificado de vacunación

Publicado

en

El miembro del Salón de la Fama de la Música expresó opiniones en contra de las cuarentenas y rechazó completamente el pasaporte de vacunación que se empezó a aplicar en Inglaterra y se quiere aplicar en Estados Unidos.

La mega-estrella de rock y blues inglés, Eric Clapton, se expresó en contra de las medidas del gobierno de Boris Johnson que anunció un “pasaporte” o certificado de vacunación para que la gente entre a lugares cerrados o a eventos masivos.

En este sentido, anunció que no tocará en lugares que requiera que los asistentes demuestren haber sido vacunados contra el Covid-19. Si bien en Inglaterra esto será obligatorio, lo que significará que el virtuoso guitarrista no estará tocando en el corto plazo en su tierra natal, su anuncio también va dirigido a Estados Unidos, donde a pesar de que Biden todavía está evaluando una medida así, muchas empresas han empezado a pedir este certificado para hacer shows de música.

Clapton emitió su declaración en respuesta al anuncio del primer ministro Boris Johnson del lunes 19 de julio en el que anunció que se requerirán pases de vacunación para ingresar a cines, teatros, restaurantes, boliches y shows musicales.

Tras el anuncio del primer ministro me siento obligado a hacer mi propio anuncio, dijo Clapton. “Quiero decir que no actuaré en ningún escenario donde haya una audiencia discriminada presente. A menos que haya una disposición para que todas las personas asistan, me reservo el derecho de cancelar el espectáculo“.

La declaración de Clapton fue compartida a través de la cuenta de Telegram del productor de cine Robin Monotti. El mensaje iba acompañado de un enlace a la canción anti-confinamiento de Clapton con Van Morrison, “Stand and Deliver”.

Los próximos espectáculos programados de Clapton en el Reino Unido tenían fecha para mayo de 2022, cuando dará dos conciertos programados en el Royal Albert Hall de Londres. Además, el artista tiene un puñado de conciertos en Estados Unidos confirmados para el próximo mes de septiembre. La realización de estos eventos quedarán ligados a las medidas sanitarias que se quieran aplicar.

“Tras el anuncio del primer ministro el lunes 19 de julio de 2021, me siento obligado a hacer mi propio anuncio”, dijo Clapton
“Tras el anuncio del primer ministro, me siento obligado a hacer mi propio anuncio contra el gobierno”, dijo Clapton.

El pasado 16 de mayo, Clapton contó su “desastrosa” experiencia después de recibir la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus. “Tomé el primer pinchazo de AZ y enseguida tuve reacciones severas que duraron diez días. Finalmente me recuperé y me dijeron que sería doce semanas antes del segundo…”, explicó Clapton.

Aproximadamente seis semanas después me ofrecieron y tomé la segunda inyección AZ, confiando en la propaganda del gobierno. No hace falta decir que las reacciones fueron desastrosas, mis manos y pies estaban congelados, entumecidos o ardiendo, y prácticamente inútiles durante dos semanas, temí que nunca volvería a tocar“, contó.

El caso de Clapton es particular: sufre de neuropatía periférica desde 2013 y, aunque nunca tuvo síntomas muy fuertes, la segunda dosis de la vacuna lo destruyó. “Nunca debí haberme dado la vacuna. Pero la propaganda del Estado decía que la vacuna era segura para todos, y mí médico me decía que no había ningún problema“, confesó.

Clapton también habló sobre el descubrimiento de “héroes” como el político conservador británico anti-encierro Desmond Swayne, así como canales de YouTube de mentalidad similar.

Sigo recorriendo el camino de la rebelión pasiva y trato de seguir la línea para poder amar activamente a mi familia, pero es difícil morderme la lengua con lo que ahora sé”, dijo Clapton.

Luego me dirigieron a Van Morrison; ahí fue cuando encontré mi voz, y aunque estaba cantando sus palabras, hicieron eco en mi corazón”, aseguró el músico, quien grabó la canción que se convirtió en el himno anti-cuarentena en 2020 ‘Stand and Deliver‘, escrita por el famoso cantante autor de ‘Brown Eyed Girl’.

Seguir Leyendo

Trending