Conecte con nosotros

Argentina

Caos y descontrol en los bancos para cobrar AUHs y jubilaciones. ¿Cómo sigue la cuarentena después de esto?

Caos total tras una desafortunada medida del gobierno kirchnerista. Olas de más de 2 cuadras de jubilados se vieron en las puertas de los bancos en todo el país, rompiendo con todas las reglas de distanciamiento social.

Publicado

en

El país amaneció hoy con una postal insólita, en medio de la cuarentena se vieron largas colas de hasta 200 metros en la puerta de los bancos de Buenos Aires y varias ciudades del interior. 

Los bancos habían permanecido cerrados desde hace varios días en cumplimiento de la cuarentena, pero el gobierno este viernes tomó la decisión de que volvieran a abrir sus puertas para atender a la gente que debía cobrar planes sociales, mayormente Asignacion Universal por Hijo, y los bonos de las jubilaciones. 

La situación se volvió mas trágica porque, en contra de todas las recomendaciones médicas, gran parte de la gente apostada fuera de los bancos eran jubilados y pensionados, el grupo de mayor riesgo ante la pandemia de Covid-19, mezclado con gente joven que iba a cobrar las AUHs, poniendo en gravísimo riesgo la vida de los mayores de edad, y proliferando el contagio del coronavirus
La crónica de la fecha caótica es insólita: hubo jubilados con su reposera desde la madrugada para lograr ser atendidos antes, en algunos lugares pudo verse una intención de respetar las distancias entre personas pero, con el correr de las horas, toda racionalidad quedó olvidada, y la gente se comenzó a amontonar, a empujarse y a exigir que se aceleren los trámites.
Esto duró toda la mañana y hasta el cierre de los bancos, donde llegó el caos total por la desesperación de no poder cobrar las transferencias, donde hubo hasta ancianos desmayados, golpes y gente discutiendo. El contagio del coronavirus quedó totalmente al margen.

Ad

La decisión de apertura de abrir los bancos en plena cuarentena, tras dos semanas de permanecer cerrados, fue tomada por el presidente del BCRA, Miguel Ángel Pesce, en coordinación con el secretario del gremio bancario, Sergio Palazzo y el presidente del Banco Nacion, Eduardo Hecker. Consultado por lo inoportuno de la medida, Matias Tombolini, vicepresidente del Banco Nación, respondió que “De acá para adelante uno puede intentar resolverlo,(..) porque esta crisis no vino con un CD de instrucciones”. 

A mediados de la mañana, cuando las imágenes de gente agolpada y de ancianos siendo asistidos por ambulancias inundaron los medios de comunicación, el BCRA emitió una mensaje disponiendo la apertura de las entidades bancarias en horario habitual, los días sábado 4 y domingo 5 de abril, con objetivo de descomprimir la masa de gente desesperada, que hace medio mes que tal vez no tiene plata ni para alimentos.
Cabe aclarar que la atencion será solo para beneficiarios de planes sociales y ciertas clase de jubilaciones.
Las imágenes que circularon en la televisión serán las postales de un gobierno que se vanaglorió en sus medidas sanitarias, a pesar de estar destruyendo la economía, y ahora ni siquiera tendrá la salud de los ancianos en su prontuario.

Ad

Si bien estaba establecido que la atención bancaria de este viernes sería solo para personas que no tuvieran tarjeta de débito, Palazzo declaraba a radio Mitre esta mañana que “solo el 70% de la gente que hacía cola tenía tarjeta de débito”. 

La postal de hoy preocupa aún más si se tiene en cuenta que casi 11,4 millones de personas se inscribieron para cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia de 10 mil pesos, que el gobierno nacional se comprometió a otorgar. Aun así, no está claro aún si este bono será otorgado a todos los que se inscribieron, ya que el cálculo inicial del gobierno estimaba solo unos 3,6 millones de inscriptos, aunque más tarde elevaron la estimación a 5 millones. 
Sorprende también la falta de previsión por parte del BCRA de una situación tan obvia, que podría haberse evitado estableciendo fechas de cobro según la terminación del DNI, como se hace con la gran mayoría de las jubilaciones, y como se está haciendo en otros países de la región. 
Desde Casa Rosada no hubo mea culpa, Alberto Fernández no quiso dar declaraciones y funcionarios cercanos al presidente le comentaron a Clarín:

“Es viernes y Pesce se durmió. La verdad es que el tema no fue bien manejado. Era previsible que pasara algo así”

Surge también el dilema de si, ante semejante incumplimiento de las medidas de distanciamiento, la cuarentena seguirá teniendo sentido práctico. 
Preocupa aún más el riesgo al que los adultos mayores fueron expuestos el día de hoy, y al que podrían ser expuestos este fin de semana si no se toman medidas urgentes en las próximas horas, cuando se comiencen a cobrar el grueso de las jubilaciones y pensiones.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Cristina Kirchner rompe con Alberto Fernández con una carta exigiéndole cambios en el gabinete

Publicado

en

Luego de dos días de rumores que indicaban una quiebra entre Alberto y Cristina, finalmente la vicepresidente publicó una carta abierta confirmando todas las versiones.

Cristina Kirchner rompió el silencio tras dos días de máxima tensión en el gobierno con una extensa carta publicada en su sitio web personal, una costumbre en su manera de comunicar en el último tiempo.

Allí, la Vicepresidente confirmó todos los rumores de que su sector le exigió un cambio de gabinete tras la derrota en las elecciones del domingo, y envió un muy duro mensaje contra Alberto Fernández y su entorno.

Cristina la recordó que ella es la que digitó su gabinete y que ella lo eligió para la presidencia, por lo que debe “honrar” su palabra y hacerle caso a los cambios que le sugirió.

“El domingo 12 de septiembre de este año el peronismo sufrió una derrota electoral en elecciones legislativas sin precedentes. Mientras escribo estas líneas tengo el televisor encendido pero muteado y leo un graph: “Alberto jaqueado por Cristina”. No… no soy yo. Por más que intenten ocultarlo, es el resultado de la elección y la realidad”, sentenció.

“Es más grave aún: en la provincia de Buenos Aires, termómetro inexcusable de la temperatura social y económica de nuestro país, el domingo pasado nos abandonaron 440.172 votos de aquellos que obtuvo Unidad Ciudadana en el año 2017 con nuestra candidatura al Senado de la Nación… con el peronismo dividido, sin gobierno nacional ni provincial que apoyara y con el gobierno de Mauricio Macri y su mesa judicial persiguiendo y encarcelando a ex funcionarios y dueños de medios opositores a diestra y siniestra”, continuó la ex mandataria, que, con razón, destaca que esta fue la derrota en las urnas más grande de la historia del peronismo.

El mensaje de la Vicepresidenta es claro: Alberto Fernández debe reaccionar y escuchar realmente lo que dijo la ciudadanía en las urnas para relanzar su gobierno. Principalmente, un cambio en la política económica. Según Cristina, los argentinos piden una profundización del asistencialismo y del socialismo, algo muy extraño, porque los argentinos votaron por la opción contraria a eso el pasado domingo, pero ese es su análisis.

“El año pasado, con ocasión de presentarse el mismo, se estableció que el déficit fiscal iba a ser del 4,5% del PBI sin pandemia a partir de marzo del 2021 -situación que no se verificó como es de público y notorio-. Cada punto del PBI en la actualidad es alrededor de $420.000 millones. A agosto de este año, a cuatro meses de terminar el año y faltando apenas unos días para las elecciones, el déficit acumulado ejecutado en este año era del 2,1% del PBI. Faltan ejecutar, según la previsión presupuestaria, 2,4% del PBI… más del doble de lo ejecutado y restando sólo cuatro meses para terminar el año… con pandemia y delicadísima situación social. No estoy proponiendo nada alocado ni radicalizado. Al contrario, simplemente estoy recogiendo lo que en este contexto global de pandemia está sucediendo a lo largo y a lo ancho del mundo, desde Estados Unidos, pasando por Europa y en nuestra región también: el Estado atemperando las consecuencias trágicas de la pandemia”, añadió al respecto en una velada crítica al modelo económico que, según su visión, ahogó a la clase media y baja.

Cristina lo llamó a Guzmán ayer por la noche para aclararle que no había pedido su cabeza.

A su vez, para marcar la importancia del método de trabajo para una gestión con dinámica, dio a conocer el dato de que durante el 2021 se reunió con Alberto Fernández 19 veces en la Quinta de Olivos: “Nos vemos allí y no en la Casa Rosada a propuesta mía y con la intención de evitar cualquier tipo de especulación y operación mediática de desgaste institucional”.

En su carta, la Vice ratifica su visión de que hay que llevar a cabo cambios en el seno del Gobierno, y recordó lo que ocurrió en 2009, cuando Néstor Kirchner perdió en territorio bonaerense: “El día lunes siguiente a las elecciones no sólo renunció a la titularidad del Partido Justicialista, sino que yo como Presidenta de la Nación pedí la renuncia de quien fuera mi Jefe de Gabinete, entre otros. Y ¡ojo!… habíamos perdido en la Provincia de Buenos Aires pero habíamos ganado a nivel nacional. A Néstor Kirchner hay que recordarlo en versión completa y no editada”.

“Sin embargo ahora, al día siguiente de semejante catástrofe política, uno escuchaba a algunos funcionarios y parecía que en este país no había pasado nada, fingiendo normalidad y, sobre todo, atornillándose a los sillones. ¿En serio creen que no es necesario, después de semejante derrota, presentar públicamente las renuncias y que se sepa la actitud de los funcionarios y funcionarias de facilitarle al Presidente la reorganización de su gobierno?”, completó, en clara alusión al Gabinete de Alberto Fernández.

A raíz de esto, la Vicepresidenta contó que, efectivamente, el martes se reunió con el Presidente y aprovechó para criticarlo por no llamarla habiendo pasado 48 horas desde la elección: “El martes 14 tuvo lugar, otra vez en Olivos, mi última reunión con el Presidente de la Nación. Habían transcurrido 48hs sin que se comunicara conmigo y me pareció prudente llamarlo y decirle que tenía que hablar con él. Deje pasar 48hs deliberadamente, para ver si llamaba (debo decir que de las 19 reuniones, la mayoría fueron a iniciativa mía)”.

“Allí le manifesté que era necesario relanzar su Gobierno y le propuse nombres como el del Gobernador Juan Manzur para la Jefatura de Gabinete. Sé que sorprenderá mi propuesta, es de público y notorio las diferencias ya superadas que he tenido con quien fuera mi Ministro de Salud desde el año 2009, cuando debí remover a quien entonces era mi Ministra de Salud por el fracaso en el abordaje de la pandemia de la gripe A (H1N1). Juan permaneció en su cargo hasta que renunció para disputar la candidatura a Gobernador de la Provincia de Tucumán en el 2015, cargo que obtuvo y revalidó por el voto popular no sólo a través de su reelección, sino también en la elección del pasado domingo”, aseguró Cristina, confirmando que pidió cambios en el Gabinete y Alberto le dijo que no.

Y ahí elevó el tono de la carta. “No voy a seguir tolerando las operaciones de prensa que desde el propio entorno presidencial a través de su vocero se hacen sobre mí y sobre nuestro espacio político: Alberto Fernández quería que el Dr. Eduardo De Pedro fuera su Jefe de Gabinete y fui yo la que no estuvo de acuerdo. Mal podría ahora promoverlo para ese cargo”, lanzó apuntando directamente contra Juan Pablo Biondi, vocero presidencial.

“A propósito de la categoría de funcionarios que no funcionan… el vocero presidencial escaparía a aquella clasificación. Es un raro caso: un vocero presidencial al que nadie le conoce la voz. ¿O tiene alguna otra función que desconocemos? ¿La de hacer operaciones en off por ejemplo? Verdadero misterio”.

Esto le sirvió como introducción para ratificar lo que sus voceros hicieron trascender ayer: que ella no estaba pidiendo la cabeza de Martín Guzmán: “Por la misma razón me comuniqué con el Ministro de Economía cuando se difundió falsamente que en la reunión que mantuve con el Presidente de la Nación, había pedido su renuncia. Las operaciones son permanentes y, finalmente, sólo terminan desgastando al gobierno. Es increíble que no lo adviertan. Es una pena tanto daño autoinfligido”.

En este sentido, Cristina confirmó que la versión de que quería la renuncia de Guzmán fue inventada por Biondi, para sacarle legitimidad a su pedido de cambiar a Cafiero y al Ministro del Interior.

Sobre el final, dio a entender que no es su intención romper el Gobierno, aunque esta carta solo contribuye a la quiebra: “He sido Presidenta durante dos períodos consecutivos. En el 2008 nos tocó atravesar la crisis global más grande después de la Gran Depresión del año ‘30. Soportamos corridas cambiarias permanentes -con muchas menos reservas en el Banco Central que en la actualidad- y el asedio de los Fondos Buitre. Sé que gobernar no es fácil, y la Argentina menos todavía. Hasta he sufrido un vicepresidente declaradamente opositor a nuestro gobierno. Duerman tranquilos los argentinos y las argentinas… eso nunca va a suceder conmigo”.

“Cuando tomé la decisión, y lo hago en la primera persona del singular porque fue realmente así, de proponer a Alberto Fernández como candidato a Presidente de todos los argentinos y las argentinas, lo hice con la convicción de que era lo mejor para mi Patria. Sólo le pido al Presidente que honre aquella decisión… pero por sobre todas las cosas, tomando sus palabras y convicciones también, lo que es más importante que nada: que honre la voluntad del pueblo argentino”, finalizó, dejándole en claro a Alberto Fernández que ella lo eligió a él.

La carta completa de Cristina contra Alberto: “Como siempre… sinceramente”.

Seguir Leyendo

Argentina

Momento de máxima tensión en el gobierno: Alberto Fernández se recluyó en la Quinta de Olivos

Publicado

en

El Presidente está reunido con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y el secretario presidencial, Julio Vitobello, entre otros funcionarios, para determinar qué hacer tras la ruptura de Cristina Kirchner.

La Carta de la vicepresidente Cristina Kirchner dejó al borde de la quiebra al gobierno nacional. “Estamos encerrados en Olivos. Cómo seguir es una decisión que solo debe tomar Alberto”, explicaron a los medios del entorno de Alberto Fernández.

En el chalet privado de la Quinta Presidencial, Alberto se reúne con Santiago Cafiero (Jefatura), Vilma Ibarra (Legal y Técnica), Julio Vitobello (Secretario Presidencial), y Juan Pablo Biondi (Vocero).

Cristina admitió en su carta que ella le pidió a Alberto que haga un recambio en la Jefatura de Gabinete, apuntando directamente a Cafiero, y que debería ser reemplazado por el gobernador tucumano Juan Manzur, el único gobernador peronista que obtuvo un buen resultado en las elecciones del domingo.

Sin embargo, desde el entorno presidencial aseguran que Alberto le dijo que sin Cafiero él no seguía, y Cristina le respondió que con Cafiero el Frente de Todos no podía seguir, porque el resultado del domingo fue el peor desde la llegada del kirchnerismo al poder, incluso peor que el del 2009, 2015 y 2017.

El problema radica en que Alberto Fernández no puede renunciar porque eso generaría una elección presidencial anticipada en un plazo de 90 días, y eso no le conviene a nadie: en esta situación, no hay manera que el Frente de Todos gane una elección de acá a fin de año.

El albertismo, el massismo, el peronismo federal y La Cámpora deben llegar a un acuerdo si no quieren darle el Poder Ejecutivo a Juntos por el Cambio en uno de los escándalos más extraños que ha tenido Argentina desde la vuelta a la democracia.

Seguir Leyendo

Argentina

Vallejos explotó contra Alberto en un audio filtrado: “Es un okupa en la Casa Rosada con nuestros votos”

Publicado

en

La diputada que responde a Cristina Kirchner y que apunta al Ministerio de Economía dice que Cafiero es un “payaso” y acusa a Guzmán de ser aliado de los “yanquis”.

Crece la tensión en el gobierno tras el quiebre de gobernabilidad que hubo ayer. Ahora se filtró un audio de la diputada ultra cristinista Fernanda Vallejos donde trata de “okupa” y de “mequetrefe” a Alberto Fernández.

Es un tipo al que nosotros llevamos de Presidente”, asegura despectivamente en un tramo del audio.

Vallejos confirma la fuerte crisis que vive el gobierno tras la dimisión de varios ministros y funcionarios que responden a Cristina Kirchner y asegura que Fernández está “atrincherado” en la Casa Rosada.

Según explica, lo que quería el kirchnerismo duro es que en las horas posteriores a la fuerte derrota del oficialismo en las primarias del domingo era poner “todas las renuncias sobre la mesa”.

En el audio empieza hablándole a un hombre llamado Pedro, que sería alguien de su círculo íntimo de su equipo legislativo. “Lo que pasa es que todos esperábamos que el enfermo de Alberto Fernández, el okupa de Alberto Fernández, el lunes a las 8 de la mañana estuviera haciendo una conferencia de prensa en un escritorio, con todas las renuncias sobre la mesa diciéndole a la Argentina no que había escuchado el mensaje de las urnas como dijo hipócritamente el domingo, porque obviamente se ve que además de ciego es sordo, porque jamás ha escuchado nada ni tampoco aprendió nada de Néstor (Kirchner) ni de nadie. Pero no lo hizo”.

Y agrega: “No solamente no lo hizo, no lo quiere hacer. Quiere conservar a su núcleo de inútiles, que están ahí todos de prestado, ocupando las oficinas de la Casa Rosada y no han hecho nada”.

El audio de la discordia

Vallejos lo compara al presidente con la situación de Martín Redrado, cuando Cristina le había pedido que renuncie al Banco Central, pero el economista se negó y tuvo que ser expulsado por la fuerza.

El tipo [Alberto] está atrincherado como Redrado en el Banco Central, así atrincherado en la Casa Rosada, y él es un ocupa porque no tiene votos, no tiene legitimidad, no lo quiere nadie, dice a los gritos.

Mirá si alguien va a votar a este mequetrefe, que aparte no sirve para nada. Y la gente no lo quiere, no lo quiere porque justamente no se ha subordinado a la política para la cual fue elegido. No se asistió a la gente como se la debió haber asistido. Eso impidió además tener una política sanitaria muchísimo más efectiva y evitar un montón de muertes, porque tuvimos que abrir antes de tiempo y mal, porque justamente la gente se estaba cagando de hambre. Se siguió cagando de hambre“, admite la diputada que Cristina ya pidió varias veces para el Ministerio de Economía.

También afirma que el Gobierno supeditó las políticas de gobierno al Fondo Monetario y hace una dura crítica al ministro de Economía, Martín Guzman, al que acusa de mentir y de “salir de yankilandia“.

No tiene la más mínima formación política y evidentemente, por sobre todas las cosas, no tiene la más mínima sensibilidad social, lo acusa.

Martín Guzmán hizo un presupuesto donde se partía de la premisa de que en marzo se terminaba la pandemia. Esto todos lo sabemos bien. Una mentira que todos sabíamos que era una mentira. Pero no sólo eso. Después, cuando ocurrió lo obvio que era la pandemia, no se terminó y que hubo que endurecer las medidas de cuidado, para lo cual más o menos hubo que hacerse un harakiri durante prácticamente dos meses, porque tampoco querían hacer eso. Y no hubo políticas económicas que acompañen. Entonces la situación se fue agravando cada vez más y tenemos prácticamente equilibrio fiscal. ¿Equilibrio fiscal con 50 por ciento de pobreza, en el medio de una pandemia? Entonces es obvio que la gente no iba a venir a aplaudirnos“, dice sobre el ministro que busca desplazar.

Y luego sigue con su furia al titular de Economía: “Muchos de los que compartimos este espacio lo veníamos diciendo. Entonces, digo… ¿Hay un problema de poder? Puede ser. Pero fundamentalmente hay un problema político, que es que el pueblo nos está marcando un camino y hay un tipo atrincherado en la Casa Rosada que dice ‘me cago en el camino que el pueblo nos marcó el domingo’ y me lo mantengo al tipo este que salió del frasco del agua  se fue al frasco de yankilandia y lo trajeron y lo sentaron ahí en el Ministerio de Economía“, cerró.

Seguir Leyendo

Trending