Seguinos en redes

Argentina

La Guerra contra el Campo: Conversamos con la economista Iris Speroni sobre el parasitaje al sector agropecuario

Publicado

en

En esta entrevista exclusiva, la especialista en agronegocios nos explica por qué el gobierno ataca sistemáticamente al Campo, y qué hacen otros países para no pisar su sector más productivo.

Frente a la inestabilidad económica y el caos creciente entre el gobierno argentino y el campo, La Derecha Diario consultó con la especialista Iris Speroni sobre los problemas que enfrentan tanto la industria agropecuaria, golpeada incesantemente por esta gestión, como la precaria balanza comercial argentina.

Iris Speroni es licenciada en economía por la Universidad de Buenos Aires, posee un Máster en Finanzas por la Universidad del CEMA y, además, un posgrado en Agronegocios por la UBA. Ha alcanzado la popularidad en redes en los últimos años con sus publicaciones en su página RestaurArg. Conversó con Candela Sol Silva, columnista de La Derecha Diario, sobre la situación.

Según el reciente régimen aprobado por el Banco Central (BCRA), una vez que el productor liquide sus granos para exportar, con el 70% de los pesos que obtiene podrá hacer un depósito “dollar linked”, es decir, un depósito en pesos que ajusta al tipo de cambio oficial. Con el 30% restante de los pesos, el BCRA le permitirá recomprar dólares, también al tipo de cambio oficial, a la vez que deberá pagar el impuesto PAIS y las retenciones. De esa cuenta surgirá en los hechos un nuevo tipo de cambio que los productores calcularán para decidir o no su venta.

En base a lo anterior ¿cree que este nuevo tipo de cambio podría lograr alguna diferencia a la desgastada relación entre las partes?

– "No. Esta medida está dirigida exclusivamente a los stocks de soja y solamente por un corto período. No enmienda el perjuicio que el diferencial de cambio genera a las economías regionales, que venden su producto a la mitad de su precio (té, porotos, maní, arroz, algodón, peras y manzanas, uvas y vinos, ajo, cebolla, arándanos, cítricos), ni al resto de los cultivos y ganadería de la pampa húmeda (trigo, sorgo, maíz, girasol, cebada, alfalfa, carnes de todo tipo y leche). Aún en el caso de la soja, dado que es una oferta de “mejor precio” temporaria, no invita a aumentar el área sembrada para la próxima cosecha. Por lo que, definitivamente, no es una solución".

¿Por qué existe una amplia diferencia entre lo que cobra el productor argentino frente a lo que cobra el productor de Paraguay, Brasil, Bolivia y Uruguay?

– "Dos razones. La más importante es la diferencia de tipo de cambio, que le corta el precio a la mitad al productor. La segunda son los derechos de exportación, que es un impuesto que no existe prácticamente en ningún lugar del mundo. Por la soja, el productor argentino cobra más o menos un cuarto que su par brasileño y mucho menos de la mitad (aprox. 30%) de sus pares bolivianos y paraguayos. Eso en cuanto al precio. 

Luego hay otro tipo de diferencias, Argentina es uno de los pocos países del mundo donde se cobran los impuestos por adelantado, lo que le quita capital de trabajo al productor. Tampoco existe verdadero soporte del estado, como sí los bancos de inversión en Brasil o un buen sistema de transporte de cargas, o un servicio diplomático eficiente. Sólo como ejemplo: Paraguay está a punto de lograr la certificación del equivalente al SENASA de los EEUU, imprescindible para colocar la producción de carne en el sudeste asiático (Corea del Sur, Taiwán, Japón). Delegaciones ya abrieron los mercados y sólo están esperando esta certificación. Uruguay coloca carne ovina en Medio Oriente, cosa que nosotros no hacemos. Si uno suma las barreras que existen, no sólo para un productor agropecuario sino para cualquier ciudadano argentino, no es de extrañar que los países limítrofes tengan reservas crecientes, estabilidad de sus monedas y mejoras sostenidas del standard de vida de su población".

Argentina tuvo la mayor flota mercante de Latinoamérica, fue perdiendo influencia, y finalmente Paraguay captó y pasó a dominar el mercado, ¿es posible que Argentina pueda recuperar su hegemonía en el sector? ¿Qué ingresos significarían?

– "Paraguay monopoliza el transporte de cargas en el Paraná; básicamente por impericia y desidia nuestra. Debemos recomponer la flota fluvial de cargas y la flota marítima mercante para colocar nuestra producción en todo el mundo. Actualmente perdemos en fletes entre U$D 6.000 y U$D 8.000 millones anuales, según los costos del momento. El mayor daño es la falta de disponibilidad de bodegas que significa pérdidas de ventas. También hay que recomponer las cargas aéreas. Determinados productos, como la fruta fina, la requiere preferentemente. 

Es totalmente posible volver a tener flota propia, primero con la compra de barcos y luego al poner en funcionamiento nuestros astilleros. Se requieren los incentivos correctos que propicien la reinversión en el propio sector. De esa manera sería atractivo poseer control sobre todos los puntos de la cadena para no depender de un tercero para producir y abastecer los mercados". 

Yendo más a lo macro ¿por qué la casta política no quiere abandonar el status quo pudiendo exportar hasta tres veces más? Lo cual generaría mayor empleo, salarios más altos, triplicaría las divisas y un largo etcétera.

– "El diferencial de tipo de cambio es una herramienta para que el BCRA se apropie de la mitad del valor de las exportaciones agropecuarias y agroindustriales. Ese dinero, en lugar de reinvertirse en la propia producción y así expandirla, tanto en extensión, como en rendimiento, como en infraestructura asociada (en los propios campos, o en transporte, o en acopio, o en procesamiento), o en calidad, se entrega al estado vía el BCRA, quien a su vez lo redistribuye a su arbitrio. Como ese ingreso no está legislado, no tiene contabilidad alguna y el estado federal cuenta con absoluta discrecionalidad para su utilización.

Resulta, a grandes rasgos, que los dólares comprados a mitad de precio, son vendidos a mitad de precio a las personas que los funcionarios eligen en forma arbitraria. No hay subasta de ese dinero, ni destino prefijado (cancelar la deuda externa, por ejemplo). Finalmente, queda en manos de los amigos del poder, quienes son los felices beneficiarios de comprar decenas de millones de dólares a 130 pesos cada uno. Es un incentivo enorme para continuar este magnífico negocio todo el tiempo que sea posible".

Alberto Fernández y su gabinete se quejan constantemente de que hay falta de dólares, pero las balanzas comerciales positivas de los últimos años demuestran lo contrario. ¿Qué es lo que hacen con los dólares del Superávit Comercial?

– "El superávit comercial, o balanza comercial positiva (son sinónimos), fue en los últimos 30 meses, según el INDEC, de 3.196 millones de dólares entre enero y mayo de este año (1), de 14.750 millones de dólares en 2021 (2), y de 12.528 millones de dólares en 2020 (3).

Este dinero debió estar en las reservas (proceso de acumulación que llevaron a cabo Brasil, Bolivia, Paraguay y Chile). O en su defecto, haber sido utilizado para cancelar deuda en dólares.

No sucedió ni lo uno ni lo otro. No hay un solo dólar en el BCRA. Este dinero se esfumó con diferentes artilugios: cancelación de deudas de empresas privadas en el exterior, compra de servicios, turismo, y la venta de dólares para mantener bajo (o más bajo) el dólar paralelo. En resumen, o se vendió a los amigos para que importaran bienes suntuarios o inexistentes (sobrefacturación de importaciones) o simplemente se desvaneció".

* * *

El tipo de cambio

Todo productor quisiera cobrar el precio pleno de lo que vende, pero Argentina con sus diferentes tipos de cambio lo vuelve algo imposible. Durante el año 2020, según el INDEC, el país exportó la suma de $54.884 millones de dólares.

La diferencia de tipo de cambio entre el dólar libre (el que uno puede comprar) y el que paga el BCRA a los exportadores rondó el 50%. Es decir, el BCRA o, lo que es lo mismo, el estado federal, le compró forzadamente a los exportadores sus dólares a mitad de precio. Mientras que los productores agropecuarios a la hora de comprar todos los insumos importados que necesitan para seguir produciendo, deben hacerlo a un dólar más caro. ¿A cuál? Al que decida el importador. En estos momentos es un mix de oficial y libre.

Para esos montos de exportación, si el estado compra a mitad de precio los dólares obtenidos por las exportaciones, quiere decir que en la operación de compra de dólares, el estado se quedó con $27.442 millones de dólares. El doble de la recaudación de IVA para ese año.

En resumen, le quita esos $27.442 millones de dólares a todos los que contribuyen a crear riqueza, que reciben la mitad de su precio. Eso es diferente de lo que sucede en Paraguay, Uruguay, Bolivia, Chile o Brasil. Por ello esas economías crecen, al igual que sus exportaciones y en Argentina lo único que crece es la pobreza.

Esta quita del precio a las exportaciones (tanto por tipo de cambio atrasado como por derechos de exportación) es la razón por la cual no hay crecimiento. Como consecuencia de que el estado le quite a la locomotora de la economía argentina todo su combustible. Por eso el país no exporta (es sólo un quinto de la economía total). Como no hay incentivo a exportar, tampoco lo hay a crecer, a invertir, a dar trabajo o a pagar buenos sueldos.

– “En el caso de la manipulación del tipo de cambio, afecta no sólo a los productores agropecuarios sino a todos los exportadores. La Argentina debería ser el principal exportador de maquinaria agrícola del mundo (como lo somos en muchos otros rubros). No lo somos exclusivamente por la política cambiaria. Esta decisión gubernamental mata empleo y deprime el nivel salarial de sectores enteros”, explica Iris.

En resumen, las diferencias de tipo de cambio perjudican a las exportaciones. Como los exportadores no obtienen el precio pleno de sus productos, el país no explota su verdadero potencial, se desalientan las inversiones y, en consecuencia, el crecimiento.

– “Desde hace once años, desde el segundo mandato de Cristina Fernández, los bancos son beneficiados por un continuo de altas tasas de interés y tipo de cambio atrasado, lo que maximiza las ganancias en dólares. El momento de mayor éxtasis fue con Sturzenegger y sus intereses al 80% anual; sin embargo el actual 61% anual no es de despreciar. No es sólo el interés que se le carga al estado sino que a su vez les autoriza a cobrar tasas altas a las pymes (descuento de cheques) y a las familias (saldo impago de tarjetas de crédito).  Réditos que convierten en divisa a un dólar atrasado”.

El kirchnerismo lucra con sus negociados mientras calumnia al campo y a sus exportaciones, cuando las mismas generan divisas, crean empleo, permiten lograr altos niveles de producción y exigen altos estándares de calidad.  Uno de los primeros ataques directos al sector rural de Alberto Fernández fue el cierre de exportaciones de carne en el 2021.

La política argentina no tiene un proyecto de Nación. No saben qué es estratégico y qué no lo es. Necesitan desesperadamente que el campo juegue este papel de “enemigo” y causante de todos los males, para que sus militantes no cuestionen las medidas que el gobierno toma, como la descontrolada emisión monetaria y el desmesurado gasto público.

¿Qué proyectos se podrían financiar con la riqueza del campo que permitiría aumentar la generación de divisas? Una inversión en el sector de hidrocarburos, por ejemplo. La construcción de un gasoducto desde Vaca Muerta hasta el oeste de la provincia de Buenos Aires, con el objetivo de llegar a la costa donde se ubicaría una planta a construir para licuar y exportar GNL. Esta planta también se podría transformar para la producción de fertilizantes de manera de poder asegurarnos el autoabastecimiento. Punto sensible toda vez que existen tensiones bélicas entre las potencias.

– “El gasoducto en total costará U$D 1.500 MM, la planta otros U$D 2000 MM. El sector agropecuario puede juntar ese dinero y ser dueño del gasoducto. Proveer por un precio el servicio de transporte. Pero más importante que vender gas licuado es poner más plantas de urea -más de las que ya existen-, para garantizarse la provisión y tener excedentes de exportación. El dinero necesario tanto para el gasoducto como para la planta de fertilizantes está dentro de las posibilidades económicas del sector. Lo mismo con las concesiones de FFCC o comprar buques graneleros”, revela la economista. 

Una nación soberana con destino de grandeza deberá concretar proyectos serios, cuyos objetivos apuntaran a ser autosuficientes en toda la cadena de valor, y de tal manera poder garantizar la producción aún en un escenario bélico internacional. Incluso no aprovechamos la oportunidad en donde los precios de los commodities aumentan. 

Vivimos tiempos para pensar en grande, pero si seguimos votando políticos mediocres que solo buscan llegar al poder para acomodar familiares, amigos, amantes y, más grave aun, para repartirse el botín, jamás podremos salir de esta situación. Es hora de que los argentinos exijamos políticos a la altura de las circunstancias.


Por Candela Sol Silva, para La Derecha Diario.

Argentina

Todo un pueblo está al borde desaparecer por culpa de un sindicato que tiene a la principal empresa de la zona paralizada

Publicado

en

Una huelga del sindicato Químico y Petroquímico paralizó la producción en la principal industria de Larroque y están evaluando su cierre. Previamente, se había producido un bloqueo en la planta y se ejerció coacción sobre quienes no se unían al paro.

El pueblo de Larroque, en el sur de Entre Ríos, cuenta con 6.500 habitantes, de los cuales alrededor de un centenar trabaja directamente en Fademi, una pyme familiar que produce baterías para el mercado interno.

La planta está paralizada desde hace 15 días debido a una "protesta sindical". La preocupación en Larroque es el posible cierre definitivo de la planta, lo que podría dejar a la ciudad sin su principal fuente de ingresos.

La delegación Zárate-Campana del Sindicato del Personal Químico y Petroquímico es la que está poniendo a la comunidad en una situación crítica. El sindicato inició una serie de protestas en mayo, cuando venció el acuerdo paritario firmado en abril del año anterior.

Emiliano Gietz, abogado y apoderado de Fademi, explicó que ese acuerdo había garantizado entre abril de 2023 y abril de 2024 un aumento salarial del 400%, más de cien puntos porcentuales por encima de la inflación acumulada (290%). El salario inicial neto en el sector es de $1,5 millones, y el sueldo promedio mensual de bolsillo que la empresa paga es de $2 millones, sumando las dos quincenas.

En mayo, Gietz viajó a Zárate para reunirse con los líderes sindicales, quienes le presentaron un pliego de condiciones que él consideró inviables. El nuevo incremento salarial no solo debía igualar la inflación, sino que también incluía una subida inicial que Fademi consideraba imposible de cumplir.

Somos una pyme entrerriana, y el sindicato siempre nos ha tratado como si fuéramos una multinacional que exporta todo lo que produce. Este trato es incompatible con nuestra supervivencia”, se quejó el letrado.

Primero realizaron asambleas, durante las cuales se retiraban del lugar de trabajo por periodos que iban de una a cinco horas. Luego pasaron al quite de colaboración y redujeron la producción al 10%. De las 1.200 unidades diarias programadas, solo producían alrededor de 100, a veces menos”, explicó Gietz. Como resultado, la empresa dejó de producir 30.000 baterías.

La comunicación entre la empresa y los trabajadores se interrumpió por completo. El apoderado indicó que los empleados bloquearon el grupo de WhatsApp que compartían con los empleadores, y responsabilizó al sindicato por esta situación.

Muchos trabajadores actúan de buena fe y no comprenden las implicaciones de las medidas que están tomando. Algunos están desinformados. Un empleado incluso dijo en la radio local que la empresa no quería firmar la paritaria, cuando la primera reunión formal está programada para el 7 de agosto”, añadió.

Lo sorprendente es que el sindicato no presentó el reclamo salarial como motivo del paro. En cambio, argumentaron razones de "higiene y seguridad" para justificar la huelga. Sin embargo, la Secretaría de Trabajo realizó cuatro inspecciones a la planta y verificó que está en perfectas condiciones para operar sin riesgos. “Somos una empresa de primera línea, con tres certificaciones ISO en seguridad y cuidado del medio ambiente”, destacó el abogado de la empresa.

Están ejerciendo presión sobre los trabajadores para que se unan a la huelga. Muchos están siendo coaccionados para participar en la protesta. De no hacerlo, enfrentan consecuencias. Les ponen pegamento en los candados de los vestidores y grasa en las botas”, explicó el abogado. “Están tratando de intimidar a todo el mundo. Esa es su política”, añadió.

A esto se sumó el bloqueo de la planta. A principios de junio, un camión que debía cargar productos no pudo ingresar al complejo debido a que el sindicato lo impidió. Además, el gremio forzó el retiro de los empleados de la línea de producción en medio del proceso, poniendo en riesgo la fabricación de 2.000 unidades que quedaron abandonadas sin terminar y con exposición a productos químicos de alto riesgo. Finalmente, el lote fue salvado.

Ahora, el bloqueo ya no es necesario. Desde el viernes 5 de julio, la planta está en cese total de actividades, con producción cero y sin stock. Esta medida de fuerza llevó a que una decena de clientes cancelaran definitivamente sus pedidos debido al incumplimiento de entregas. La empresa enfrenta una situación crítica: su flujo de fondos está cortado y no puede cumplir con sus obligaciones hacia los proveedores.

Las autoridades provinciales han intervenido en la situación. El ministro de Trabajo, Manuel Troncoso, declaró que el sindicato recurre a “sabotajes y bloqueos” como resultado de “la desidia, porque durante muchos años les dejaron hacer lo que quisieran. Venimos a ponerle fin a eso. No toleraremos esas actitudes”, comentó al medio R2820.

La dirección de la empresa está considerando el cierre definitivo de la planta o, al menos, su traslado a otro lugar donde no enfrente coacciones. Cualquiera de estas opciones dejaría a un centenar de personas desempleadas en la localidad y afectaría gravemente a la cadena comercial y de servicios de la zona.

En Larroque – señaló Gietz – no hay otro lugar donde se ganen los sueldos que paga Fademi. La situación es grave. Hay preocupación entre los comerciantes de la localidad. El almacenero, el herrero, todos dependen indirectamente de Fademi”, concluyó.


Seguir Leyendo

Argentina

Éxito de "Carajo": Desde su estreno, Luzu TV, Olga, Blender y Gelatina están preocupados por los bajos números de sus audiencias

Publicado

en

Desde el estreno del canal de streaming de derecha "Carajo", los canales conducidos por Nico Occhiato, Migue Granados, Pedro Rosemblat y Guillermo Aquino sufrieron una caída repentina en sus cifras diarias de Youtube.

Actualmente, la competencia por el rating no solo se destaca en la televisión tradicional, sino también entre los canales de streaming. Los nuevos medios online han desplazado a los formatos convencionales, y plataformas como YouTube han visto un nuevo aumento en su popularidad.

En Argentina, los programas de streaming fueron históricamente de izquierda, como por ejemplo los de Luzu TV, Olga, Gelatina y Blender. Sin embargo, en los últimos días se ha reportado una caída abrupta en sus cifras de audiencia, generando preocupación.

Con el estreno del streaming de derecha Carajo, se han producido bajas importantes en las cifras de visualización en los canales de izquierda. Según la cuenta de X "Ptc Recargado Rating", Luzu TV, que solía promediar 70 mil espectadores con el programa "Nadie dice Nada" conducido por Nico Occhiato, ha visto caer su audiencia a 45 mil visualizaciones en vivo.

Por su parte, en Olga, el programa "Soñé que volaba" con Migue Granados, que solía contar con 60 mil espectadores en vivo, ahora se mantiene en 30 mil visualizaciones.

Blender, con Guillermo Aquino y Tomás Rebord, que generalmente atrae entre 20 mil espectadores con "Escucho ofertas" o "Hay Algo Ahí", ha visto caer su audiencia a menos de 10 mil. Finalmente, en Gelatina, "Industria Nacional" con Pedro Rosemblat, que solía tener alrededor de 10 mil espectadores, ha bajado a menos de 5 mil visualizaciones. Estas caídas en las visualizaciones han generado una gran inquietud entre los creadores de contenido.

Por otro lado, el nuevo canal de streaming Carajo, ha tenido un éxito rotundo. “Vuelven los gordos que pusieron un presidente por Twitter”, anunciaron los miembros de La Misa de Dan en un tráiler para el lanzamiento del programa.

Este canal, que se estrenó el jueves 11 de julio, entra en la arena virtual con una fuerte inclinación hacia la derecha liberal, con críticas al kirchnerismo, y buscando competir con otros medios similares como Luzu TV, Olga, Blender, Neura y Eva, entra otros.

La transmisión en vivo, que es de lunes a viernes, comienza a las 19:00 con Toda, conducido por Caniggia, acompañado por Tomás Díaz Cueto y Melina del Piano. Su primera invitada fue Julia Scaglione, conocida como “Furia” de Gran Hermano. El estreno arrancó con 7 mil usuarios en vivo. La apertura incluyó una coreografía del conductor tocándose los genitales, rodeado de cuatro enanos vestidos de negro y con gafas de sol, en una oficina decorada con una gigantografía de Donald Trump y una bandera de Estados Unidos.

Caniggia, convencido de que las plataformas digitales superan a los medios tradicionales, afirmó: “La tele no va más, la nueva tele es el streaming”, y agregó: “Que la tele de un paso al costado porque su tiempo ya ha pasado”.

Durante el programa, el artista celebró el triunfo de Javier Milei en las elecciones presidenciales del año pasado: “Estoy muy contento de que ganó nuestro amigo El Peluca”, afirmó.

A las 21:00 comienza La Misa de Dan, conducida por el tuitero libertario “Gordo Dan”. En el anticipo en redes sociales, se promovió el programa diciendo que “van a poder ver y escuchar a un tipo que echó a un funcionario con sólo un tuit”, en referencia al despido de Fernando Vilella, el exsecretario de Agricultura.

Durante el estreno, el “Gordo Dan” estuvo acompañado por Mariano Pérez de Breakpoint, "Juan Doe", el "Gordo Pablo", "Piro" y el "Ruso", personajes libertarios conocidos en redes sociales.

Hicieron bromas sobre la actualidad, se burlaron de quienes critican su ideología y enviaron un “abrazo acreditado” a la periodista Silvia Mercado, quien denunció, según ella, no haber sido acreditada para cubrir eventos en la Casa Rosada por orden de la secretaria de Presidencia, Karina Milei.


Seguir Leyendo

Argentina

Fuego amigo: El antisemita y neonazi, Santiago Cúneo, dijo que Máximo Kirchner y Guillermo Moreno son una tragedia para el peronismo

Publicado

en

“No pueden ser una alternativa aquellos que pavimentaron la llegada de Milei”, afirmó el simpatizante de Hamas. Además, se refirió a la nueva camada que considera como renovación, y agregó: “El resto es un geriátrico político”.

El acercamiento entre Máximo Kirchner y Guillermo Moreno no pasó desapercibido para quienes ven al peronismo como una posible alternativa de poder frente a La Libertad Avanza (LLA).

Santiago Cúneo, un kirchnerista antisemita, neonazi, defensor del terrorismo palestino, y vende patria, fue uno de los primeros en expresar su fuerte rechazo a la posibilidad de que ese encuentro, realizado hace un par de semanas, pueda derivar en una propuesta competitiva contra el presidente Javier Milei, quien día a día tiene un aumento en su imagen positiva.

Es una tragedia que la imagen de lo que debería ser el peronismo vuelva a ser la imagen del deterioro, la precarización, la derrota, la desilusión, la falta de autocrítica y percepción de lo que debe ser un nacionalismo peronista del Siglo XXI”, afirmó Cúneo en diálogo con Infobae.

El periodista criticó la expresión “vamos a volver”, calificándola como una “metáfora lamentable”. “Aquí no hay que volver a nada, hay que empezar de nuevo”. Según Cúneo, el peronismo debe adaptarse al siglo XXI debido a la cuestión generacional: “El 60% del padrón electoral es menor de 40 años”.

Cúneo también ofreció una visión crítica del papel de Guillermo Moreno, afirmando que “Guillermo, que es mi amigo, está equivocado. Está confundido sobre lo que es su rol”. En este sentido, consideró que darle protagonismo a Máximo Kirchner es un error, ya que “niega la oportunidad de una reconciliación”.

El dirigente fue claro al asegurar que la estrategia política del Partido Justicialista en la última década, basada en la designación de candidatos por “dedo”, fue lo que llevó al partido al fracaso. “A lo largo del kirchnerismo, el dedo nos llevó al fracaso y trajo a Alberto Fernández y, en última instancia, a Javier Milei. Por eso, la apuesta de Moreno defrauda a todos aquellos que tuvieron expectativas, porque apuesta al dedo de Cristina”, concluyó.

Cúneo interpretó que la reciente reunión entre Máximo Kirchner, el hijo de Néstor y Cristina Kirchner, y Guillermo Moreno responde a un apoyo que La Cámpora brindó para el acto celebrado en el estadio de Ferrocarril Oeste, el cual estuvo caracterizado por la poca cantidad de gente. “Lo están usando”, sostuvo Cúneo.

En su llamado a la renovación, el periodista destacó a quienes considera como la "nueva camada de dirigentes peronistas" que podrían "conectar" con el electorado joven que votó masivamente a Javier Milei en 2023. “Tenemos que empoderar a los menores de 50 años. Por ejemplo, Leonardo Nardini en la provincia de Buenos Aires, el intendente de Mercedes en San Luis, Maximiliano Frontera, Facundo Moyano, Fernando Gray. Hay una camada de jóvenes que representa una renovación del peronismo del siglo XXI y que tiene el desafío de conectar con una generación menor de 40 años, que pertenece a la era de la inteligencia artificial”, afirmó erróneamente el periodista.

En contraste, Cúneo criticó a los ex funcionarios del kirchnerismo, como Sergio Berni, Roberto Feletti y José Ignacio De Mendiguren. “Son una foto en color sepia. Los ancianos ilustres, los que reciben una jubilación miserable, finalmente no pueden ser representados por esos viejos dirigentes políticos. Es un geriátrico político. Nadie puede aspirar a que esa foto vuelva a gobernar”, concluyó.

En medio de las críticas, Santiago Cúneo afirmó increíblemente que el único con "autoridad" para plantear su postura dentro del peronismo es Sergio Massa, el ex ministro de Economía kirchnerista, que dejó al país al borde de la peor crisis de la historia. “Es el único que puede hablar, porque impidió que un gobierno fracasado y patético, con fiestas en Olivos mientras Cristina Kirchner votaba por el aborto, continuara”, sostuvo Cúneo.

El enojo de Cúneo se intensificó tras la divulgación de la cena secreta que mantuvieron hace unas semanas Máximo Kirchner y Guillermo Moreno. El diputado nacional y presidente del PJ bonaerense tuvo un encuentro reservado con el ex candidato presidencial, en el cual discutieron política, el peronismo, y la situación económica y la gestión del presidente Javier Milei.

El encuentro tuvo lugar antes del cónclave de economistas de diversas extracciones del peronismo promovido por Moreno. Según Moreno, quien afirmó haber tenido una “muy buena impresión” de Máximo Kirchner, el diputado estaba “muy bien, centrado, con ideas claras”.

Las fuentes cercanas a Kirchner aclararon que la reunión "no estuvo relacionada con cuestiones electorales", sino que se centró en política y economía. Según su entorno, el objetivo de la cena fue dialogar sobre cómo "enfrentar" al gobierno de Javier Milei y unificar acciones con diferentes sectores.

“Ellos se conocían porque Guillermo (Moreno) fue secretario de Comercio con Néstor y Cristina (Kirchner), aunque no tenían una relación personal. La cena fue una oportunidad para intercambiar ideas y opiniones, y tratar de definir líneas de acción frente a la gestión de Javier Milei”, detallaron los allegados al presidente del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires.

La información que trascendió sobre la cumbre fue que fue “positiva” y no se descartó la posibilidad de que haya algún "nuevo acto" o "encuentro más público".


Seguir Leyendo

Tendencias