Seguinos en redes

Argentina

La Guerra contra el Campo: Conversamos con la economista Iris Speroni sobre el parasitaje al sector agropecuario

Publicado

en

En esta entrevista exclusiva, la especialista en agronegocios nos explica por qué el gobierno ataca sistemáticamente al Campo, y qué hacen otros países para no pisar su sector más productivo.

Frente a la inestabilidad económica y el caos creciente entre el gobierno argentino y el campo, La Derecha Diario consultó con la especialista Iris Speroni sobre los problemas que enfrentan tanto la industria agropecuaria, golpeada incesantemente por esta gestión, como la precaria balanza comercial argentina.

Iris Speroni es licenciada en economía por la Universidad de Buenos Aires, posee un Máster en Finanzas por la Universidad del CEMA y, además, un posgrado en Agronegocios por la UBA. Ha alcanzado la popularidad en redes en los últimos años con sus publicaciones en su página RestaurArg. Conversó con Candela Sol Silva, columnista de La Derecha Diario, sobre la situación.

Según el reciente régimen aprobado por el Banco Central (BCRA), una vez que el productor liquide sus granos para exportar, con el 70% de los pesos que obtiene podrá hacer un depósito “dollar linked”, es decir, un depósito en pesos que ajusta al tipo de cambio oficial. Con el 30% restante de los pesos, el BCRA le permitirá recomprar dólares, también al tipo de cambio oficial, a la vez que deberá pagar el impuesto PAIS y las retenciones. De esa cuenta surgirá en los hechos un nuevo tipo de cambio que los productores calcularán para decidir o no su venta.

En base a lo anterior ¿cree que este nuevo tipo de cambio podría lograr alguna diferencia a la desgastada relación entre las partes?

– “No. Esta medida está dirigida exclusivamente a los stocks de soja y solamente por un corto período. No enmienda el perjuicio que el diferencial de cambio genera a las economías regionales, que venden su producto a la mitad de su precio (té, porotos, maní, arroz, algodón, peras y manzanas, uvas y vinos, ajo, cebolla, arándanos, cítricos), ni al resto de los cultivos y ganadería de la pampa húmeda (trigo, sorgo, maíz, girasol, cebada, alfalfa, carnes de todo tipo y leche). Aún en el caso de la soja, dado que es una oferta de “mejor precio” temporaria, no invita a aumentar el área sembrada para la próxima cosecha. Por lo que, definitivamente, no es una solución”.

¿Por qué existe una amplia diferencia entre lo que cobra el productor argentino frente a lo que cobra el productor de Paraguay, Brasil, Bolivia y Uruguay?

– “Dos razones. La más importante es la diferencia de tipo de cambio, que le corta el precio a la mitad al productor. La segunda son los derechos de exportación, que es un impuesto que no existe prácticamente en ningún lugar del mundo. Por la soja, el productor argentino cobra más o menos un cuarto que su par brasileño y mucho menos de la mitad (aprox. 30%) de sus pares bolivianos y paraguayos. Eso en cuanto al precio. 

Luego hay otro tipo de diferencias, Argentina es uno de los pocos países del mundo donde se cobran los impuestos por adelantado, lo que le quita capital de trabajo al productor. Tampoco existe verdadero soporte del estado, como sí los bancos de inversión en Brasil o un buen sistema de transporte de cargas, o un servicio diplomático eficiente. Sólo como ejemplo: Paraguay está a punto de lograr la certificación del equivalente al SENASA de los EEUU, imprescindible para colocar la producción de carne en el sudeste asiático (Corea del Sur, Taiwán, Japón). Delegaciones ya abrieron los mercados y sólo están esperando esta certificación. Uruguay coloca carne ovina en Medio Oriente, cosa que nosotros no hacemos. Si uno suma las barreras que existen, no sólo para un productor agropecuario sino para cualquier ciudadano argentino, no es de extrañar que los países limítrofes tengan reservas crecientes, estabilidad de sus monedas y mejoras sostenidas del standard de vida de su población”.

Argentina tuvo la mayor flota mercante de Latinoamérica, fue perdiendo influencia, y finalmente Paraguay captó y pasó a dominar el mercado, ¿es posible que Argentina pueda recuperar su hegemonía en el sector? ¿Qué ingresos significarían?

– “Paraguay monopoliza el transporte de cargas en el Paraná; básicamente por impericia y desidia nuestra. Debemos recomponer la flota fluvial de cargas y la flota marítima mercante para colocar nuestra producción en todo el mundo. Actualmente perdemos en fletes entre U$D 6.000 y U$D 8.000 millones anuales, según los costos del momento. El mayor daño es la falta de disponibilidad de bodegas que significa pérdidas de ventas. También hay que recomponer las cargas aéreas. Determinados productos, como la fruta fina, la requiere preferentemente. 

Es totalmente posible volver a tener flota propia, primero con la compra de barcos y luego al poner en funcionamiento nuestros astilleros. Se requieren los incentivos correctos que propicien la reinversión en el propio sector. De esa manera sería atractivo poseer control sobre todos los puntos de la cadena para no depender de un tercero para producir y abastecer los mercados”. 

Yendo más a lo macro ¿por qué la casta política no quiere abandonar el status quo pudiendo exportar hasta tres veces más? Lo cual generaría mayor empleo, salarios más altos, triplicaría las divisas y un largo etcétera.

– “El diferencial de tipo de cambio es una herramienta para que el BCRA se apropie de la mitad del valor de las exportaciones agropecuarias y agroindustriales. Ese dinero, en lugar de reinvertirse en la propia producción y así expandirla, tanto en extensión, como en rendimiento, como en infraestructura asociada (en los propios campos, o en transporte, o en acopio, o en procesamiento), o en calidad, se entrega al estado vía el BCRA, quien a su vez lo redistribuye a su arbitrio. Como ese ingreso no está legislado, no tiene contabilidad alguna y el estado federal cuenta con absoluta discrecionalidad para su utilización.

Resulta, a grandes rasgos, que los dólares comprados a mitad de precio, son vendidos a mitad de precio a las personas que los funcionarios eligen en forma arbitraria. No hay subasta de ese dinero, ni destino prefijado (cancelar la deuda externa, por ejemplo). Finalmente, queda en manos de los amigos del poder, quienes son los felices beneficiarios de comprar decenas de millones de dólares a 130 pesos cada uno. Es un incentivo enorme para continuar este magnífico negocio todo el tiempo que sea posible”.

Alberto Fernández y su gabinete se quejan constantemente de que hay falta de dólares, pero las balanzas comerciales positivas de los últimos años demuestran lo contrario. ¿Qué es lo que hacen con los dólares del Superávit Comercial?

– “El superávit comercial, o balanza comercial positiva (son sinónimos), fue en los últimos 30 meses, según el INDEC, de 3.196 millones de dólares entre enero y mayo de este año (1), de 14.750 millones de dólares en 2021 (2), y de 12.528 millones de dólares en 2020 (3).

Este dinero debió estar en las reservas (proceso de acumulación que llevaron a cabo Brasil, Bolivia, Paraguay y Chile). O en su defecto, haber sido utilizado para cancelar deuda en dólares.

No sucedió ni lo uno ni lo otro. No hay un solo dólar en el BCRA. Este dinero se esfumó con diferentes artilugios: cancelación de deudas de empresas privadas en el exterior, compra de servicios, turismo, y la venta de dólares para mantener bajo (o más bajo) el dólar paralelo. En resumen, o se vendió a los amigos para que importaran bienes suntuarios o inexistentes (sobrefacturación de importaciones) o simplemente se desvaneció”.

* * *

El tipo de cambio

Todo productor quisiera cobrar el precio pleno de lo que vende, pero Argentina con sus diferentes tipos de cambio lo vuelve algo imposible. Durante el año 2020, según el INDEC, el país exportó la suma de $54.884 millones de dólares.

La diferencia de tipo de cambio entre el dólar libre (el que uno puede comprar) y el que paga el BCRA a los exportadores rondó el 50%. Es decir, el BCRA o, lo que es lo mismo, el estado federal, le compró forzadamente a los exportadores sus dólares a mitad de precio. Mientras que los productores agropecuarios a la hora de comprar todos los insumos importados que necesitan para seguir produciendo, deben hacerlo a un dólar más caro. ¿A cuál? Al que decida el importador. En estos momentos es un mix de oficial y libre.

Para esos montos de exportación, si el estado compra a mitad de precio los dólares obtenidos por las exportaciones, quiere decir que en la operación de compra de dólares, el estado se quedó con $27.442 millones de dólares. El doble de la recaudación de IVA para ese año.

En resumen, le quita esos $27.442 millones de dólares a todos los que contribuyen a crear riqueza, que reciben la mitad de su precio. Eso es diferente de lo que sucede en Paraguay, Uruguay, Bolivia, Chile o Brasil. Por ello esas economías crecen, al igual que sus exportaciones y en Argentina lo único que crece es la pobreza.

Esta quita del precio a las exportaciones (tanto por tipo de cambio atrasado como por derechos de exportación) es la razón por la cual no hay crecimiento. Como consecuencia de que el estado le quite a la locomotora de la economía argentina todo su combustible. Por eso el país no exporta (es sólo un quinto de la economía total). Como no hay incentivo a exportar, tampoco lo hay a crecer, a invertir, a dar trabajo o a pagar buenos sueldos.

– “En el caso de la manipulación del tipo de cambio, afecta no sólo a los productores agropecuarios sino a todos los exportadores. La Argentina debería ser el principal exportador de maquinaria agrícola del mundo (como lo somos en muchos otros rubros). No lo somos exclusivamente por la política cambiaria. Esta decisión gubernamental mata empleo y deprime el nivel salarial de sectores enteros”, explica Iris.

En resumen, las diferencias de tipo de cambio perjudican a las exportaciones. Como los exportadores no obtienen el precio pleno de sus productos, el país no explota su verdadero potencial, se desalientan las inversiones y, en consecuencia, el crecimiento.

– “Desde hace once años, desde el segundo mandato de Cristina Fernández, los bancos son beneficiados por un continuo de altas tasas de interés y tipo de cambio atrasado, lo que maximiza las ganancias en dólares. El momento de mayor éxtasis fue con Sturzenegger y sus intereses al 80% anual; sin embargo el actual 61% anual no es de despreciar. No es sólo el interés que se le carga al estado sino que a su vez les autoriza a cobrar tasas altas a las pymes (descuento de cheques) y a las familias (saldo impago de tarjetas de crédito).  Réditos que convierten en divisa a un dólar atrasado”.

El kirchnerismo lucra con sus negociados mientras calumnia al campo y a sus exportaciones, cuando las mismas generan divisas, crean empleo, permiten lograr altos niveles de producción y exigen altos estándares de calidad.  Uno de los primeros ataques directos al sector rural de Alberto Fernández fue el cierre de exportaciones de carne en el 2021.

La política argentina no tiene un proyecto de Nación. No saben qué es estratégico y qué no lo es. Necesitan desesperadamente que el campo juegue este papel de “enemigo” y causante de todos los males, para que sus militantes no cuestionen las medidas que el gobierno toma, como la descontrolada emisión monetaria y el desmesurado gasto público.

¿Qué proyectos se podrían financiar con la riqueza del campo que permitiría aumentar la generación de divisas? Una inversión en el sector de hidrocarburos, por ejemplo. La construcción de un gasoducto desde Vaca Muerta hasta el oeste de la provincia de Buenos Aires, con el objetivo de llegar a la costa donde se ubicaría una planta a construir para licuar y exportar GNL. Esta planta también se podría transformar para la producción de fertilizantes de manera de poder asegurarnos el autoabastecimiento. Punto sensible toda vez que existen tensiones bélicas entre las potencias.

– “El gasoducto en total costará U$D 1.500 MM, la planta otros U$D 2000 MM. El sector agropecuario puede juntar ese dinero y ser dueño del gasoducto. Proveer por un precio el servicio de transporte. Pero más importante que vender gas licuado es poner más plantas de urea -más de las que ya existen-, para garantizarse la provisión y tener excedentes de exportación. El dinero necesario tanto para el gasoducto como para la planta de fertilizantes está dentro de las posibilidades económicas del sector. Lo mismo con las concesiones de FFCC o comprar buques graneleros”, revela la economista. 

Una nación soberana con destino de grandeza deberá concretar proyectos serios, cuyos objetivos apuntaran a ser autosuficientes en toda la cadena de valor, y de tal manera poder garantizar la producción aún en un escenario bélico internacional. Incluso no aprovechamos la oportunidad en donde los precios de los commodities aumentan. 

Vivimos tiempos para pensar en grande, pero si seguimos votando políticos mediocres que solo buscan llegar al poder para acomodar familiares, amigos, amantes y, más grave aun, para repartirse el botín, jamás podremos salir de esta situación. Es hora de que los argentinos exijamos políticos a la altura de las circunstancias.


Por Candela Sol Silva, para La Derecha Diario.

Argentina

Abrupto giro a la derecha en la Universidad Di Tella: Ambos partidos que disputan el Centro de Estudiantes se oponen al progresismo

Publicado

en

Tras varios años de hegemonía progresista, las listas más propensas a ganar el centro de estudiantes muestran signos de cambio de rumbo en su alumnado. La lista oficialista, anteriormente asociada al larretismo, presenta un candidato abiertamente hacia la derecha.

Vientos de cambio soplan en la Universidad Di Tella, que se convirtió en los últimos años en la institución típica del establishment. Mientras que las autoridades de la UTDT continúan impulsando una agenda progresista en materia de charlas e iniciativas académicas, son los alumnos quienes muestran su disconformidad por el rumbo que toma la universidad.

Actualmente dos listas principales disputan la presidencia del Centro de Estudiantes de Di Tella (CEDIT). La lista Movimiento Estudiantil del Nuevo Encuentro Mayoritario (M.E.N.E.M.), se perfila como la favorita a ganar la contienda electoral. En una nota previa de La Derecha Diario, consultamos a algunos de sus miembros sobre la impronta de su lista.

Se identifica en ellos un perfil de tinte liberal, y de carácter no tan ideológico como podría indicar su nombre. De acuerdo a los fundadores del espacio, su lista surge en respuesta a un CEDIT de poca utilidad para los alumnos y no como una reacción doctrinaria.

“El CEDIT no brinda suficientes herramientas de apoyo a los alumnos. Es como que actualmente se utiliza para hacer política personal. Buena parte de las charlas organizadas son con políticos, y rara vez sobre experiencia profesional o sobre adquisición de herramientas” afirma un estudiante de la agrupación M.E.N.E.M.

Por otro lado, está la lista ADN Di Tella, agrupación oficialista que lleva tres años al frente al CEDIT, pero que presenta este año un cambio rotundo de agenda en relación con años anteriores.

Probablemente en un intento de contener votos por derecha, la lista tiene por candidato a presidente a Valentino Díaz, quien públicamente ha manifestado sus preferencias ideológicas sin filtro.

En una crítica explícita a George Soros, Díaz, el candidato de ADN Di Tella, tuiteó “te quieren meter el aborto y sus 1025 géneros por la ventana” y cierra con “La doble moral de la sociedad abierta“, en una clara referencia a las fundaciones de Soros, Open Society.

Díaz en una declaración contra las Open Society Foundations

Valentino Díaz, de tan solo 20 años, es un estudiante de segundo año de la Facultad de Economía, quien se presenta por primera vez a la presidencia.

Su ferviente oposición al aborto, las políticas de género, y la intervención de fundaciones extranjeras en Argentina es una novedad para la lista oficialista, usualmente asociada con el gobierno porteño y las fundaciones progresistas que tiene detrás.

En otro tweet, Díaz reafirma su clara oposición a las ONGs extranjeras y la ideología de género: “No estoy en contra de los homosexuales, pero sí de la doble moral de las ONGs y sus financiadores”.

Quizá la sorpresa más importante es su apoyo al activista político libertario Nicolás Morás, típicamente vinculado a conspiraciones en su canal de YouTube de más de 500 mil suscriptores, donde suele deslizar mentirosas críticas al sionismo y la banca internacional.

Díaz muestra un perfil abiertamente de derecha. Sin embargo, sus dichos dejan entrever preferencias vinculadas a discursos de odio y figuras asociadas a lo peor del populismo. Cabe recordar que Morás está vinculado a RT e HispanTV, medios estatales de Rusia e Irán, respectivamente.

Otra particularidad de la fórmula presidencial de ADN Di Tella es que se trata de una pareja. Valentino Díaz impulsa como candidata a vicepresidente del CEDIT a su novia, quien también manifestó abiertamente su opinión respecto a la ideología de género y la cultura interna de la universidad.

Prevalecieron en la interna unos desequilibrados de ultraderecha” nos dice una estudiante de Relaciones internacionales que prefirió el anonimato. Cabe recordar que hace años que ADN Di Tella profesa el progresismo.

Lo que es seguro es que cualquiera de las dos listas que voten los estudiantes, estarán poniendo un voto por la derecha, y el futuro del CEDIT será contrario a la corriente woke que predomina en las últimas elecciones.

Según pudo averiguar este medio, Juan José Cruces, rector de la universidad, se encuentra sumamente preocupado por el giro hacia la derecha entre los alumnos de la universidad. Cruces debe renovar su banca en 2023, y en su gestión ha impulsado iniciativas de corte progresista, y teme que si mantiene esa línea no pueda reelegir.

En este momento, múltiples universidades muestran la aparición de diferentes expresiones de vientos de cambio. La Universidad Di Tella es solo un espacio más donde han florecido ideas de corte liberal y de derecha. Sin embargo, el simbolismo de una posible victoria de ideas de derecha en una universidad como Di Tella es llamativa por su cercanía a la formación de futuros dirigentes empresariales y políticos.

Seguir Leyendo

Argentina

El legislador de derecha Nahuel Sotelo pidió que repriman a los gremialistas que frenan la producción de neumaticos

Publicado

en

El diputado derechista Nahuel Sotelo, presentó un proyecto en la Legislatura bonaerense para que el gobernador Axel Kicillof utilice las fuerzas de seguridad en el conflicto con las empresas de neumáticos. 

Nahuel Sotelo en su banca dentro del recinto

Nahuel Sotelo, el diputado provincial bonaerense respaldado por Javier Milei, presentó un proyecto de declaración ante la Legislatura de la provincia para que la Policía bonaerense haga uso de la fuerza y reprima a los militantes gremiales en las fábricas del sector neumático que permanecen en huelga en el marco del conflicto laboral por paritarias que lidera el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (Sutna).

El texto del legislador le solicita al gobernador Kicillof que “por intermedio de los organismos competentes arbitre los medios necesarios para que, haciendo uso de sus facultades a través de la fuerza pública, intervenga en el restablecimiento del derecho al trabajo de los empleados de las empresas Bridgestone, Fate, Firestone y Pirelli”.

“La Constitución de nuestra provincia garantiza la libertad de trabajo, industria y comercio a todo habitante y que el bloqueo a las empresas es el resultado de un abandono y desprotección de dicha libertad”, señaló Sotelo. “Es hora de que, en nuestro país, comience a respetarse la ley por sobre la violencia y el avasallamiento de los derechos que provocan el bloqueo de estas empresas, generadoras de miles de puestos de trabajo en nuestra provincia”, agregó.

Ante esta situación extrema solicitamos y apoyamos el accionar de la policía de la provincia para que las fábricas retomen el orden y los trabajadores puedan volver a sus puestos de trabajo, continuando la producción y favoreciendo a una industria que genera miles de puestos de trabajo que hoy están en riesgo”, completó Sotelo.

Según Sotelo, “hay que hacer una diferencia entre los trabajadores y los sindicalistas extorsivos donde plantean cosas que no están reglamentadas en ningún convenio del trabajo, como el pago del 200 por ciento de las horas extras”.

“Existe el derecho a la huelga pero también está el derecho al trabajo. El gobernador también tiene que mandar a la fuerza pública para garantizar la salud de los que sí quieren trabajar”, dijo el legislador de derecha. A su vez remarcó que “Si lo hace, lo vamos a apoyar pese a que sea del Frente de Todos”.

En las últimas horas, la conducción del SUTNA liderada por Alejandro Crespo, y las empresas del rubro retomaron el pasado miércoles las negociaciones en el Ministerio de Trabajo, luego del cuarto intermedio convenido este lunes ante la ausencia de acuerdo.

No obstante, el ministro de economía, Sergio Massa amenazó con abrir la importación de neumáticos de no hallarse una pronta resolución al conflicto. 

Una historia sin fin

La disputa salarial se detonó la semana anterior luego de no encontrar mutuo acuerdo para cerrar la paritaria, generando que el gremio dicte huelga indeterminada con ocupación de parte de la sede de la cartera laboral, siendo esta segunda medida finalmente suspendida tras una convocatoria de una nueva audiencia entre las partes.

Tras el recrudecimiento de la problemática y la prolongación del paro, las principales empresas automotrices frenaron la producción. Algunos casos son la planta de Toyota en Zárate, que comunicó la interrupción de la fabricación de los vehículos ante la falta de neumáticos, o la planta de Ford en Pacheco, que paró sus dos turnos ya que también se vió afectada por la escasez del insumo.

Anteayer, el SUTNA -que conduce el sindicalista de ultraizquierda Alejandro Crespo- y las empresas de la actividad no habían alcanzado un acuerdo en el Ministerio de Trabajo y pasaron a un cuarto intermedio hasta el pasado miércoles por la tarde, continuando con las negociaciones en busca de pronta una salida a este conflicto que lleva varios meses. Se espera que para el fin de semana encuentren un punto medio.

Seguir Leyendo

Argentina

Ola de tomas de Escuelas en CABA: Estudiantes de izquierda tomaron el Pellegrini y otras 12 secundarias

Publicado

en

Los alumnos se manifiestan en reclamo de viandas, infraestructura y en rechazo a las prácticas laborales que legisló Larreta. El gobierno porteño denunció a sus padres y les reclamará $1,5 millón por cada día que no tengan clases.

La escuela pública Carlos Pellegrini fue tomada este miércoles, y se suma a las tomas de colegios en la Ciudad de Buenos Aires y de esta manera ya son 12 los establecimientos educativos afectados por las protestas de estudiantes de izquierda.

La toma del Pellegrini sin embargo le da una proyección nacional a las tomas, ya que se trata de la primera institución que no depende del gobierno porteño que es secuestrada por el centro de estudiantes, que está en manos del kirchnerismo.

Los estudiantes, tanto del Pellegrini como de las otras escuelas porteñas, reclaman mejores viandas, obras edilicias y se manifiestan en contra de las prácticas laborales en empresas que legisló recientemente Larreta en la Ciudad para los estudiantes del último año.

Si bien piden cambios en la legislación porteña, como el pedido de que se apruebe el proyecto de Ley Integral del Derecho a la Alimentación Adecuada en las Instituciones Educativas, presentada por la legisladora porteña del Frente de Todos, Ofelia Fernández; el Pellegrini depende de la UBA, una institución cuyos recursos provienen del Presupuesto Nacional, por lo que no se entiende el reclamo contra Larreta.

Entre otras cosas, la ley comunista de Ofelia promueve la universalización y gratuidad de la asistencia alimentaria escolar, que las frutas y verduras sean producidas por cooperativas agroecológicas y la prohibición de que las empresas que fueron multadas por un mal servicio puedan proveer alimentos.

Los estudiantes también rechazan las prácticas laborales obligatorias en empresas y organizaciones. Algunos de los manifestantes aseguran que los hacen “llevar café” o “lavar vajilla“, y que no se está cumpliendo el objetivo de que aprendan sobre la vida laboral que sin dudas enfrentarán luego de salir de la secundaria.

La ministra de Educación porteña Soledad Acuña asegura que el kirchnerismo está detrás de las tomas de escuelas. La funcionaria planteó este miércoles: “La semana pasada nos enteramos que algunas escuelas tenían dirigentes de Ctera y legisladores del Frente de Todos que alentaban a los chicos a tomar las escuelas”, en declaraciones a radio La Red.

Acuña dijo que se trata de “una medida político partidaria de cara a un año electoral”, que la medida la llevan adelante “un grupo minoritario” de estudiantes y que “la mayoría está conforme con las prácticas de las empresas”.

El Gobierno porteño denunció penalmente el lunes a los padres de los chicos que mantienen la medida de fuerza y les reclamará $1,5 millón por cada día de protesta a cada familia. Larreta está enfocando todo su tiempo en la organización de la campaña presidencial del 2023, y a diferencia de otros años, decidió avanzar con dureza para terminar rápidamente con las tomas.

Paola, la madre de una chica que asiste a cuarto año del “Lengüitas”, dijo en declaraciones a Arriba Argentinos que tanto ella como su hija rechazan las tomas de colegios y que la joven “puede quedar libre si la medida dura más de siete días”, ya que el Gobierno rechazó también perdonar las faltas durante estos días.

La inexplicable toma del Pellegrini

En medio de las protestas, Micaela Güera de Souza, la presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, llamó a tomar la escuela, y rápidamente se le prohibió la entrada a autoridades, padres o policías.

Micaela habló desde la puerta del lugar con LA NACIÓN y afirmó que con la institución tomada por las alumnas y los alumnos “no puede entrar ninguna autoridad”, y que esa decisión incluye a la rectora. “La medida de lucha es sin autoridades, es por y para los estudiantes. Por eso ningún adulto puede entrar sin previo aviso”, agregó la adolescente.

Además, confirmó que a los alumnos que ya están adentro, el Centro de Estudiantes no les permite abandonar la toma. Con un candado en una de sus manos para cerrar el portón, la joven señaló al respecto: “Tenemos un candado propio. Lo compramos porque a la noche no se puede salir”. Y agregó, en diálogo con Radio Mitre: “Las puertas las cerramos ayer a las 23; por lo tanto, nadie puede entrar ni salir hasta las 8 de la mañana”.

No se entiende qué le reclama el Pellegrini al Gobierno porteño, ya que su institución, aunque queda físicamente en la Ciudad de Buenos Aires, depende de la UBA, la cual en última instancia, depende de lo que decide Nación.

Cómo se organizó la toma en el Pellegrini: El profesionalismo de terroristas adolescentes

Ayer por la tarde, después del horario de clases, se llevó adelante una asamblea en la escuela presidida por el Centro de Estudiantes. Según un mensaje que le llegó a uno de los estudiantes que no participó de la toma, los que presiden el Centro tomaron lista de los presentes, una clara amenaza para incentivar que los estudiantes se sumen a la toma.

Si sale toma/pernocte”, lee el mensaje, que aclara “19:30 reunión conducción con familias” y “20hs preparativos de cena (delegadxs [sic] porfa armen lista de quienes van a cenar patys así sabemos cuántos hacer, avisen quienes son vegetarias y traigan plata) pueden traer su comida también“.

Como se planificó, a las 19.30 hubo una reunión con las familias de los adolescentes para ponerlas al tanto de la medida que comenzaba a implementarse “en solidaridad” de otras escuelas que sí dependen de la Ciudad. Luego, a las 21hs se proyectó el partido de Argentina con Jamaica, que ganó la Selección por 3 a 0.

A las 23, los propios estudiantes cerraron el candado del portón de entrada de la institución para volver a abrirlo recién esta mañana, cuando hablaron con la prensa. “Femi ayuda, a confirmar y sumar pibaes!” concluye el mensaje. Cabe recordar que en 2017, una alumna denunció que abusaron de ella durante una toma del Colegio Nacional de Buenos Aires

Seguir Leyendo

Tendencias