Conecte con nosotros

Argentina

Testear salva vidas, y es justo lo que el gobierno argentino no está haciendo

Tras 4 meses con más de 180 países luchando contra la pandemia, ahora sabemos que hay una alta correlación entre hacer más tests y salvar más vidas. A pesar de esto, Argentina es de los países que menos tests hacen del mundo y celebra números artificialmente bajos.

Publicado

en

El gobierno argentino se jacta de tener uno de los niveles de contagio más bajos del mundo, lo cual es cierto según los datos oficiales, pero se olvida de algo fundamental: para reconocer que tenes pocos casos, tenes que testear más, mucho más.

Para el 30 de marzo, según un estudio realizado por el sitio COVID19.jodi.graphics, Argentina solo hacía 6 tests cada 100.000 habitantes. Tienen los números más bajos de contagios del mundo porque son uno de los países que menos testea del mundo, comparable con Pakistán, Ucrania o Nepal.

Ad

Como si esto fuera poco, el 1ro de abril el ministro de Salud Ginés González García admitió que “hay muchísimos más infectados que los oficiales”, en una entrevista para CNN En Español, abriendo la puerta para todo tipo de especulación sobre el verdadero impacto del coronavirus en Argentina.

Si no se sabe la verdadera cantidad de infectados, tampoco se sabe la cantidad de muertes generadas por el virus. A la fecha de publicación, la información oficial, incompleta según el mismo Ministerio encargado de la Salud, es de 98 muertes. Ajustando por población nos da 1 muerte cada 500.000 habitantes, la misma cantidad de muertes per capita que tiene Uruguay o Chile.

Pero acá vuelve a suscitarse la pregunta, ¿cuántos muertos realmente tiene Argentina? No hacer suficientes tests no solo no permite descubrir a los infectados, si no que al no poder identificar el verdadero patógeno que ataca a una persona, es más difícil curarlo y su muerte es más probable.

Una vez más, acudiendo a las estadísticas de jordi.graphics, descubrimos que los países con más muertes a su vez son los países que menos testean. En este universo, los esfuerzos argentinos están más cerca de Bangladesh o de Indonesia, que casi que solo descubren casos de coronavirus ya en un estadío fatal, que de España o de Italia.

En otras palabras, de los tests que hacemos 3 de cada 100 mueren, y de los tests que no hacemos, la probabilidad de que termine en una muerte es casi segura.

Ad

El método de Corea del Sur, Singapur o Japón se focalizó más en el testeo masivo de su población que en una cuarentena total. Cuando identificas un caso, primero reducís la cantidad de infectados porque ya apartaste a un esparcidor del virus de la sociedad y segundo reducís la cantidad de muertes; la respuesta médica-hospitalaria llega de manera más temprana, pudiendo actuar antes que los síntomas ya sean irreversibles.

Por lo tanto, es absurdo pensar que Argentina, que testea hasta 7 veces menos que Uruguay y 20 veces menos que Chile, tenga la misma cantidad de muertes per capita que ellos, teniendo a su vez un sistema de salud mucho más precarizado. Evidentemente, hay una porción de la población que se enferma teniendo el virus y no lo sabe ni lo sabrá.

Definitivamente la cuarentena total y obligatoria sancionada por Alberto Fernández, que dicho sea de paso es una de las medidas de aislamiento más estrictas del mundo, solo comparable con las de la ciudad de Wuhan en las primeras semanas del brote, tiene su efectivo positivo en aplanar la curva y posponer el pico de casos que a su vez hará de éste un número menor.

Pero es una desgracia hacer un esfuerzo tan grande, comprometiendo la economía, el empleo, e inclusive la alimentación de los argentinos, cuando la cantidad de testeos que se hacen es minúscula comparada con la cantidad de infectados que se tienen, reduciendo la capacidad de respuesta del sistema de salud y condenando a la muerte a mucha gente y encima, sin siquiera saber que esta gente murió por coronavirus.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Presupuesto 2022: Martín Guzmán deberá explicar el proyecto en Diputados

Publicado

en

El ministro de Economía deberá presentarse en el Congreso para dar detalles del escrito, que tiene más de 4 mil páginas y prevé una inflación de la mitad de lo que estiman las consultoras privadas para el año que viene.

La semana agitada del oficialismo tras la derrota en las PASO llevó a cambios en el gabinete pero, mientras tanto, la actividad legislativa continúa. Por eso, la Cámara de Diputados espera por el ministro de Economía, Martín Guzmán, para analizar el Presupuesto 2022.

Si bien el documento ya fue enviado a la Cámara Baja, el Ministro debe concurrir en las próximas semanas al recinto para explicar sus alcances, para que los legisladores puedan ponerse de acuerdo y votar a favor o en contra a partir del 15 de noviembre, después de las elecciones generales.

La oposición criticó el proyecto y aseguró que la previsión inflacionaria del 33% es “incumplible”. “No tiene nada que se asemeje a un programa económico, que es lo que le falta a este gobierno”, comentó el diputado radical Luis Pastori, quien encabeza los esfuerzos para que la oposición cómplice esta vez vote en contra.

Pastori también apuntó que el número de la inflación “es un dibujo” porque se preveía un 29% para este año y, a falta de tres meses, se está por llegar al 50%. En este sentido, explicó que según estimaciones privadas, en 2022 la inflación sería del 43%, 10 puntos más que lo estipulado por el Presupuesto de Guzmán.

Otro tema que rodea al escrito de más de 4 mil páginas que deben analizar en diputados, es la deuda con el FMI. “Está claro que se debe negociar con el Fondo porque básicamente no tenemos capacidad de pago”, señaló el diputado radical.

Carmen Polledo, diputada del PRO, dijo esta semana que “el gobierno está pateando la discusión porque el Fondo le debe exigir al Gobierno ciertas políticas que no querrá hacerlas antes de las elecciones porque les parecerá antipopulares”.

Además, detalló que el gobierno de Alberto Fernández “está desprestigiado” y que “no puede seguir haciendo siempre lo mismo porque no hay previsibilidad”.

Emiliano Yacobitti, diputado radical y aliado del ex kirchnerista Martín Lousteau, señaló que el proyecto desfavorece a la educación Superior ya que “el sistema universitario tiene disminuciones presupuestarias en términos reales que no le garantizan siquiera el pago de los salarios ya acordados en paritarias”.

Mientras algunos legisladores del PRO o la UCR se oponen al Presupuesto por su estrafalario gasto y mala previsión inflacionaria, Yacobitti se opone porque no gasta lo suficiente, dejando a la coalición de Juntos por el Cambio rechazando la propuesta tanto por izquierda como por derecha. Sin embargo, los líderes de las agrupaciones opositoras aseguraron que darán quórum, y el kirchnerismo puede aprobar el presupuesto sin Cambiemos.

//

Qué dice el Presupuesto 2022

La iniciativa prevé un crecimiento del 4% del Producto Bruto Interno (PBI) en 2022, una inflación del 33% en todo el año y un dólar oficial como máximo a $131,1 (que se traduciría a un dólar solidario a $213,2).

El Presupuesto no contempla el pago de vencimientos de capital al Fondo Monetario Internacional en todo el año y contempla un incremento real del gasto social que se financiará con una reducción de los subsidios energéticos, una política muy similar a la del macrismo en 2018-19.

El texto se compone de 4.874 páginas y los diputados tienen 2 meses para analizarlo a fondo antes de decidir si votan a favor o no, mientras lo analiza la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados.

Seguir Leyendo

Argentina

Kicillof sigue las órdenes de Cristina y también desplaza a su Jefe de Gabinete: asumirá Martín Insaurralde

Publicado

en

En otro gobierno que Cristina Kirchner mete mano, la Provincia tendrá como Jefe de Gabinete a uno de los pocos intendentes peronistas que ganaron fácilmente su Municipio en las elecciones del domingo pasado.

Axel Kicillof también sigue las ordenes de Cristina Kirchner y lleva a cabo un cambio en su gabinete en la Provincia de Buenos Aires. Esta tarde, oficializó la salida de Carlos Bianco como su Jefe de Gabinete, famoso por pelearse con los medios y firmar al aire las multas a los que incumplían la cuarentena.

Será reemplazado por el hasta ahora intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. En el comunicado, que se conoció este domingo, se indicó que las modificaciones se harán “de cara a la etapa de reconstrucción que comienza a partir de la pospandemia”, sin mencionar la derrota histórica del peronismo en el territorio bonaerense. 

Son tres las incorporaciones. Además de Insaurralde, se suman al Gabinete el intendente de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, quien se hará cargo del Ministerio de Infraestructura, y la diputada Cristina Álvarez Rodríguez asumirá el Ministerio de Gobierno.

Mientras que Carlos Bianco permanecerá en el gobierno, así como Cafiero logró sobrevivir en el gobierno nacional, y pasará a ser el Jefe de Asesores del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, un puesto de significativamente menor poder.

La carrera de Insaurralde llega a su punto más alto, a sus 51 años, el marido de la vedette Jésica Cirio fue electo Intendente de Lomas de Zamora por primera vez en 2011, por el Frente para la Victoria, con un arrollador 66% de los votos, luego de ejercer el cargo como interino desde 2009, con 2 años de una explosión del gasto público para ganarse el voto de los locales.

Durante la campaña de 2011, le fue diagnosticado un seminoma, un tipo de cáncer de testículo, que superó con cirugía, radioterapia y quimio. Dos años después, encabezó la lista de diputados nacionales del Frente de la Victoria por la provincia de Buenos Aires.

Su gestión en Lomas fue siempre muy cuestionada por los altos niveles de corrupción y gasto público desmedido, además del hecho de que vive en Puerto Madero, la zona más opulenta de la Ciudad, mientras gobierna un Municipio de la Provincia.

Seguir Leyendo

Argentina

Vuelve La Morsa: Aníbal Fernández es el nuevo Ministro de Seguridad a pesar de ser investigado por su vínculo al narco

Publicado

en

Reemplazará a Sabina Frederic y regresa para marcar una mayor presencia de Cristina Kirchner en el gobierno nacional.

Este viernes, después de una vertiginosa reestructuración del Gabinete ordenada por Cristina Kirchner, Aníbal Fernández volvió a formar parte del gabinete nacional, después de perder estrepitosamente la Provincia de Buenos Aires en su primera incursión electoral en 2015.

Como lo ha hecho tantas veces durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, ocupará el Ministerio de Seguridad, que deja vacante Sabina Frederic, tras ser renunciada por la Vicepresidente.

Aníbal estuvo en la Casa Rosada el miércoles por la tarde, cuando el kirchnerismo le hizo un vacío de poder a Alberto Fernández y los ministros que responden a Cristina Kirchner presentaron su renuncia como herramienta de presión. Entrevistado por los medios cuando salió del palacio de gobierno, dijo que solo fue a “hablar de política” con el presidente, y que no tenía intenciones de ingresar al gabinete. Algo que tan solo dos días después se probó falso.

Hasta el momento, Aníbal se desempeñaba como Interventor de Yacimiento Carbonífero Río Turbio (YCRT). Fue su regreso a un cargo del estado después de dejar la función pública en el 2015, cuando fue Jefe de Gabinete del último tramo del gobierno de Cristina Kirchner y fue elegido para competir en la provincia de Buenos Aires como candidato a gobernador. En esa oportunidad perdió con María Eugenia Vidal.

“La Morsa”, como se le dice a Aníbal por sus supuestos vínculos al narcotráfico, es uno de los funcionarios más de confianza de Cristina Kirchner, y su llegada a la cartera de Seguridad indica que la mandataria tiene la intención de volver al esquema de fusión del gobierno nacional con el crimen organizado que imperó hasta el 2015.

En la campaña en el territorio bonaerense del 2015, cuando tuvo que competir primero contra Julián Domínguez en las PASO, hoy compañero de gobierno ya que el ex Presidente de la Cámara de Diputados será el próximo ministro de Agricultura, y luego contra María Eugenia Vidal, donde terminó perdiendo, fue acusado de ser el responsable intelectual del triple crimen de General Rodríguez.

El triple crimen de General Rodríguez fue el homicidio de los empresarios farmacéuticos Sebastián ForzaDamián Ferrón y Leopoldo Bina, que fueron hallados en aquella localidad de la provincia de Buenos Aires. El crimen tuvo lugar en agosto de 2008, y estaba vinculado al tráfico ilegal de efedrina, del cual se ha acusado a Aníbal de ser uno de los mayores promotores en Argentina.

En 2016, Aníbal fue señalado por Mario Segovia, “el rey de la efedrina”, como el líder de la banda criminal narcotraficante más grande de Argentina, luego de ser arrestado por las autoridades por ser el mayor proveedor de efedrina a los carteles mexicanos. En 2012, la Justicia lo condenó a 14 años de prisión.

Seguir Leyendo

Trending