Seguinos en redes

Taiwán

Taiwán envía ayuda contra el coronavirus a países americanos

Mientras la OMS falla en reconocer a Taiwán como un ejemplo de lucha contra el coronavirus, el pequeño país, que mantiene vivo el espíritu de la verdadera República China, envió ayuda humanitaria a muchos países del continente americano.

Publicado

en


El gobierno de la legítima República de China (Taiwán) ha tomado la decisión de enviar ayuda profesional, suplementos médicos y equipo quirúrgico a más de 20 países alrededor del mundo
, pero no obtuvo ningún reconocimiento de la mano de los medios o de las organizaciones internacionales. 

Taiwán sufre un problema de reconocimiento internacional desde hace décadas con la dictadura comunista del territorio chino, quien no reconoce su independencia y hace lobby para que nadie lo haga.

De todos modos, la forma sencilla y efectiva que Taiwán empleó para contrarrestar la pandemia y contener su rápido brote ha sido un éxito absoluto, y debería ser estudiado por todos los países del mundo. Empleando el buen uso de la tecnología en el sector de la salud, ligeros cambios en las políticas sociales y económicas del país sin llegar al extremo de decretar cuarentena obligatoria o interrumpir la jornada laboral, el uso masivo de la hidroxicloroquinina en los centros de salud, más la gran colaboración ciudadana para el distanciamiento en la vía pública, han permitido que la estrategia taiwanesa frente a la pandemia sea un modelo a seguir.

Aplicando esta estrategia, a día de hoy sólo se han reportado 425 casos, de los cuales 217 personas se han recuperado y sólo 6 han fallecido.

El ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Joseph Wu, convocó a una reunión junto a los 15 embajadores de países "amigos" de Taiwán, en Taipéi. En el foro, el ministro Wu entregó, personalmente, cámaras térmicas a los 15 diplomáticos, para identificar rápidamente a los contagiados.

Ad

Días atrás, la Presidente, Tsai Ing-wen, aprobó un plan profesional que busca enviar una gran cantidad de ayuda médica y financiera a más de 20 países alrededor del mundo, entre ellos los 15 países "amigos" que reconocen a Taiwán como nación bajo el nombre de la "República de China".

Estos países que no sucumben a la voluntad del Partido Comunista Chino, recibieron esta semana la ayuda; 11 de ellos, son americanos.

Nicaragua

Uno de los primeros países en recibir ayuda médica fue Nicaragua, país gobernado por la dictadura socialista de Daniel Ortega que, curiosamente, reconoce a Taiwán desde 1990 y mantiene buenas relaciones tanto con la República de China como con el Partido Comunista Chino.

La ayuda fue entregada a través de la embajada de Taiwán en Managua, directamente a las manos del régimen.

El embajador de Taiwán, Jaime Chin Mu Wu, entregó personalmente más de 100 mil cubrezapatos, 3.800 batas impermeables y 29.400 mascarillas, que se esperaba su uso fuera garantizado en los principales hospitales del país.

Sin embargo, días más tarde, se reportó que parte de esos insumos donados fueron vendidos en los principales mercados del país, demostrando la fuerte corrupción y la ineficacia que mancha al gobierno dictatorial sandinista, un gobierno que no ha invertido dinero en la compra de equipos ni en la salud de los nicaragüenses, con un dictador que anda desaparecido del ojo público y que, además, simplemente no le presta atención a la pandemia.

San Cristóbal y Nieves


La ayuda taiwanesa también llegó a este pequeño país del caribe, San Cristóbal y Nieves, que ha sido uno de los principales defensores a nivel mundial de la independencia de la China legítima, hace más de 40 años
.

En un acto que contó con la participación del ministerio de Relaciones Exteriores de la pequeña nación, Mark Brantley, y el embajador Lee, de Taiwán, se entregaron más de 40 mil mascarillas para su empleo en los hospitales.

Ad

Guatemala

El gobierno de Alejandro Giamattei, recibió cargamentos de ayuda médica y humanitaria proveniente de Taiwán. Este lote consistía en más de 90 mil mascarillas, de las cuales 69 mil serán entregadas a un hospital temporal de la ciudad de Guatemala.

4 días antes, Taiwán había entregado otro lote de insumos que traía más contenido al país, en un acto que contó con la presencia del Presidente, el Dr. Alejandro Giammattei, este lote traía más de 180 mil mascarillas, 81.600 sopas instantáneas, un equipo nuevo de Rayos X y ultrasonido y una donación financiera de 1 millón de dólares al gobierno guatemalteco.

La relación entre Taiwán y Guatemala data desde 1949, cuando el país centroamericano defendió inmediatamente la independencia de los taiwaneses luego de perder el control de la China Continental a mano de los comunistas. De hecho, Taiwán ya ha enviado insumos a Guatemala durante la larga Guerra Civil guatemalteca.

Honduras


La ayuda enviada llegó a través del aeropuerto internacional de Toncontín, en Tegucigalpa, capital del país. En un vuelo cargo proveniente de Taipéi, fueron entregados más de 100 mil mascarillas por parte de la embajadora Hsing Ingrid a la vicecanciller, Norma Cerrato.

Honduras, al igual que Guatemala, es un gran socio de Taiwán y, de hecho, el año pasado, el gobierno de Tsai Ing-Wen le envió 300 millones de dólares en concepto de un préstamo a tasas bajas para ayudar financieramente al país americano.

Lote de ayuda taiwanesa llegando al aeropuerto internacional de Toncontín

Ad

Haití

Haití reconoció a la República de China (Taiwán) como nación en 1956. Desde entonces, la cooperación haitiana-taiwanesa ha prosperado. Durante el terremoto en Haití de 2010, que dejó caos y grandes estragos en el país, Taiwán fue uno de los países que más contribuyó, enviando varios cargamentos de ayuda humanitaria destinados al gobierno.

A raíz del COVID-19, Taiwán envío a Puerto Príncipe varios insumos, entre ellos más de 280 mil barbijos, 7 cámaras térmicas y termómetros frontales. Esto se suma al primer lote de ayuda médica que llegó días atrás, que consistía en más de 180 mil mascarillas que fueron entregadas al gobierno haitiano.

Belice

El pequeño país caribeño fronterizo con Guatemala y México recibió ayuda humanitaria enviada directamente desde Taipéi. Cajas con insumos 100% fabricados en Taiwán fueron entregadas al gobierno beliceño a través de su embajada en Belmopán. Más de 60 mil barbijos fueron entregados para ser empleados en todo el país.

Belice y Taiwán mantienen una estrecha relación comercial y diplomática desde 1989 gracias a los esfuerzos del magnate beliceño William Quinto, que desde el triunfo del Partido Popular Unido, en la década del 90, cumplió el rol de super-embajador en la isla taiwanesa hasta su retiro en 2008.

Ad

Paraguay

El ministro de Salud paraguayo, Julio Mazzoleni, confirmó el recibimiento por parte de la embajada de Taiwán en Asunción de más de más de 280 mil barbijos que serán enviados a hospitales en todo el país.

Paraguay, al igual que Taiwán, es un ejemplo de cómo frenar la expansión del brote del virus chino. Teniendo menos de 300 contagiados en todo el territorio nacional, y muy pocas muertes, las medidas del Presidente de derecha, Abdo Benítez, han salvado no sólo a la salud de las personas, sino que a su economía.

El gobierno paraguayo es el único que mantiene relaciones estrechas con Taiwán en Sudamérica y lo hace desde 1957, gracias al entonces presidente de facto, Alfredo Stroessner, fuerte anti-comunista que, de hecho, estudió en el Colegio Fu Hsing Kang, en Taipéi. Estas relaciones se mantuvieron a través de todos los gobiernos, de izquierda o derecha.

Sin embargo, ahora la oposición a Abdo Benítez busca que Paraguay se alíe con el Partido Comunista Chino. De hecho, el pasado viernes 17, se presentó en el Senado una medida que consistía en romper todas las relaciones con Taiwan para restablecerla con la República Popular China. Rápidamente, con 25 votos en contra, el senado vetó la medida, siendo rechazada inmediatamente.

Venezuela

Sorprendentemente, aunque Venezuela no tenga ninguna relación diplomática con Taiwán, el gobierno hizo una labor de ayuda humanitaria debido a la difícil situación que vive el país a manos del comunismo; situación que los taiwaneses conocen muy bien.

A través de la oposición, y de esfuerzos de legisladores venezolanos, se pudo concretar la entrega de más de 19 mil insumos médicos a los sectores más vulnerables de la población.

Importante destacar que la ayuda fue entregada a la oposición socialdemócrata venezolana y no a la dictadura criminal de Nicolás Maduro que, de hecho, había estado frenando las entregas de ayuda humanitaria que eran donadas por gobiernos y ONG’s que no eran afines a su ideología.

Estados Unidos

El mayor aliado de Taiwán a nivel mundial y principal promotor de su independencia, especialmente desde el triunfo de Donald Trump; recibió un gran cargamento de ayuda médica que fue entregada en las principales ciudades del país. 
Gracias a los esfuerzos de los presidentes de EE.UU. se evitó, más de una vez, que las fuerzas del Partido Comunista Chino invadan la isla de Taiwán que, sin lugar a dudas, culminaría con la eliminación de la población chino-taiwanesa y sería ilegalmente anexada a la dictadura comunista China.

Desde 1949, cuando el bando comunista liderado por Mao Zedong ganó la Guerra Civil China sobre el bando nacionalista y aliado de norteamérica, los nacionalistas sufrieron un brutal exterminio por parte de las fuerzas comunistas, hasta que lograron evacuar a una gran parte de la población hacia la isla de Taiwán, proclamando Taipéi como su capital y re-localizando el legítimo gobierno de la República de China.

De hecho, las relaciones entre Estados Unidos y Taiwán están en su mejor momento bajo la presidencia de Trump, quien aceptó el llamado de felicitaciones cuando ganó la presidencia en 2016 por parte de la Presidente taiwanesa Tsai Ing-Wen, a pesar que desde la década del 70, con el objetivo de mejorar las relaciones con el Partido Comunista Chino, los presidentes estadounidenses no aceptan comunicación formal con la máxima autoridad de Taiwán. Una vez más, la incorrección política de Trump jugó a favor de la libertad y en contra de la opresión.

Ad

Las donaciones de Taiwán que, en buena hora tiene excedente de insumos médicos, no terminan acá. Otros países donde llegó la ayuda fueron la pequeña isla de Santa Lucía, Canadá y la pequeña isla de San Vicente y las Granadinas.

Estos envíos significan un gran gesto de solidaridad, humildad y humanidad para ayudar a los países en situaciones difíciles que tanto los ayudaron a ellos durante la brutal represión comunista.

Taiwán envía ayuda de verdad, no como la China comunista que estafa a los gobiernos a través de sus compañías con productos defectuosos e inservibles.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Economía

El Congreso de Estados Unidos le pone la firma al acuerdo comercial con Taiwán, enfureciendo al Partido Comunista Chino

Publicado

en

El principio de acuerdo comercial firmado en junio fue ratificado por el Congreso con el visto bueno de la oposición republicana encabezada por Kevin McCarthy. La iniciativa busca eliminar barreras arancelarias y limitar la peligrosa influencia del régimen chino.

A más de 2 meses de la firma de un histórico acuerdo comercial con Taiwán, el Congreso de los Estados Unidos finalmente ratificó su apoyo para el acercamiento comercial como parte de la “Iniciativa Estados Unidos-Taiwán sobre la Ley de Implementación del Acuerdo Comercio Primero del Siglo XXI” que data del año 1994.

Este acuerdo, así como cualquier futura negociación entre ambos países, requiere de la aprobación previa del Congreso para poder entrar en vigencia. El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy, puso su firma para el envío del proyecto definitivo a la Casa Blanca.

Mientras China continúa amenazando los intereses estadounidenses, Taiwán ha mantenido una estrecha relación comercial con Estados Unidos. Esta legislación fortalece esa relación con este aliado vital y asegura que el pueblo estadounidense tenga una voz poderosa, a través de sus representantes, en futuras negociaciones comerciales", anunció McCarthy.

"El presidente Biden debería convertir esta legislación en ley sin demora”, reclamó exigiendo la firma final del mandatario demócrata, que convertiría en ley al proyecto que tanto enojo ha provocado en China por parte del régimen comunista.

Desde el punto de vista estrictamente económico el acuerdo significa un avance fundamental para la eliminación de las barreras cuantitativas a las importaciones y la armonización de los procedimientos reglamentarios siguiendo estándares internacionales, aunque no se postularon modificaciones arancelarias.

No se trata de un acuerdo de libre comercio propiamente dicho como el que se llevó a cabo de manera bilateral entre Estados Unidos y otros países, pero funciona como el puntapié inicial para la concreción de uno en los próximos años.

El acuerdo incluye el despliegue de mecanismos para combatir la corrupción en el intercambio de aduanas, la simplificación de los procedimientos fronterizos, la digitalización de los formularios aduaneros y una ambiciosa flexibilización regulatoria del volumen comercial.

Esto permite consolidar a los Estados Unidos como el segundo mayor socio comercial de la isla, un lugar que ocupa desde hace décadas en contraposición con la influencia del régimen chino. El segundo objetivo del acuerdo es más bien geopolítico, generando un nuevo contrapeso para limitar el expansionismo de la dictadura de Xi Jinping.

Las exportaciones de Taiwán hacia Estados Unidos llegaron a totalizar los US$ 105.000 millones al cierre del año 2022, convirtiéndose en la décima fuente de abastecimiento más importante de la economía americana.

Otro objetivo fundamental es la limitación al poder de coerción económica de Beijing. El régimen comunista se valió de su posición preponderante en el comercio con Taiwán para ejercer severas sanciones económicas, por lo que la búsqueda de nuevos socios comerciales alternativos podría limitar la efectividad de estos ataques.

Los lazos comerciales entre Taiwán y otros países se vienen profundizando desde el año 2002 con su incorporación oficial a la Organización Mundial de Comercio (OMC), dos años después de que lo hiciera China.

Seguir Leyendo

China

Estados Unidos está preparando planes de evacuación para ciudadanos estadounidenses en Taiwán

Publicado

en

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos están preparando planes de evacuación para los ciudadanos estadounidenses que viven en Taiwán a medida que las tensiones con China se recrudecen.

El medio especializado The Messenger informó este lunes, citando a tres fuentes del gobierno estadounidense, que Estados Unidos está preparando planes de evacuación para los ciudadanos estadounidenses que viven en Taiwán.

La planificación ha estado en marcha durante al menos seis meses y "se ha calentado en los últimos dos meses más o menos", dijo un alto funcionario de inteligencia norteamericano que habló con The Messenger bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a discutir la planificación.

El funcionario dijo que un "mayor nivel de tensión" ha impulsado los preparativos. "No es nada que no leerías en las noticias", dijo el funcionario a The Messenger. "Las fuerzas se acumulan. China alineándose con Rusia en Ucrania".

Otra de las fuentes citadas por el medio estadounidense afirmó que la invasión rusa de Ucrania ha sido uno de los principales impulsores de la planificación. "Ucrania llevó a revisar los planes", afirmó.

El proceso de planificación se ha mantenido en secreto porque es un tema delicado para el gobierno taiwanés, dijo una de las fuentes. En este sentido, un ex funcionario del Departamento de Estado sentenció que "incluso hablar de un plan de evacuación hace que la gente piense que algo puede estar sucediendo".

"La geografía física de Taiwán es un factor importante", dijo una de las fuentes, que también agregó que suele haber solo una ruta principal entre dos puntos, razón por la cual muchos túneles podrían convertirse en cuellos de botella.

En este sentido, cabe resaltar que, si se ordenaran evacuaciones, es probable que cientos de miles de otros extranjeros en Taiwán, y ciudadanos taiwaneses, también usen esas vías de escape, sumándose al pánico generalizado.

Si bien los detalles de los planes de evacuación aún están siendo discutidos, todas las fuentes coincidieron en que cualquier evacuación de Taiwán plantearía múltiples desafíos. Si bien los números no son oficiales, decenas de miles de estadounidenses se encuentran en Taiwán actualmente, y muchos han reportado crecientes amenazas del ejército chino y del Partido Comunista en los últimos años.

Así como algunos funcionarios estadounidenses han dicho que podría ocurrir una invasión en los próximos años, otros funcionarios y expertos dudan de que el gobierno chino recurra a la fuerza en su promesa de larga data de "reunificarse" con Taiwán, aunque esta opción cada vez parece menos factible.

A pesar de que el gobierno de Estados Unidos no ha querido pronunciarse a este respecto, Martin Meiners, portavoz del Pentágono, afirmó que "no vemos un conflicto en el Estrecho de Taiwán como inminente o inevitable", pero no desmintió que exista un plan de evacuación, prácticamente confirmándolo.

Soldados taiwaneses haciendo ejercicios militares marítimos

Las tensiones entre Estados Unidos y China se han disparado en los últimos meses tras una serie de visitas de alto nivel a la isla y a Estados Unidos por parte de políticos estadounidenses y taiwaneses respectivamente.

Además, un globo espía chino atravesó territorio estadounidense antes de ser derribado en febrero de este año, lo cual fue condenado por Beijing, que afirma que solo se usó con fines civiles y científicos. El incidente hizo que el secretario de Estado, Antony Blinken, cancelara una visita oficial a China.

Por el contrario, altos diplomáticos de China y Estados Unidos participaron en discusiones "francas y productivas" en Beijing el martes, las cuales alcanzaron un acuerdo para mantener líneas abiertas de comunicación con el fin de evitar que las tensiones se conviertan en conflicto.

En este marco, Daniel Kritenbrink, subsecretario de Estado para Asuntos de Asia Oriental y el Pacífico, se convirtió en el funcionario de más alto rango en visitar China tras el derribo del globo a principios de febrero.

Planificar una evacuación de Taiwán "es algo muy prudente", dijo Mark Cancian, asesor principal del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales. "El hecho de que Estados Unidos esté haciendo esto no significa que esperen que haya una guerra. Es solo una declaración de que podría haber una guerra", señaló.

La guía general del Departamento de Estado insta a los ciudadanos en el extranjero a utilizar el transporte comercial para salir antes de una crisis, pero eso no siempre es posible, sobre todo en casos repentinos. Además, Cancian señaló el desafío de mantener corredores seguros para las evacuaciones y la ayuda humanitaria en Ucrania como ejemplo.

John McLaughlin, ex director interino de la CIA y practicante residente en la Escuela de Estudios Internacionales Johns Hopkins, dijo que un paso básico pero crítico para la planificación de la evacuación en Taiwán es identificar y localizar a los ciudadanos estadounidenses en la isla

Xi Jinping, líder del Partido Comunista de China y presidente de la gran potencia asiática

"Una cosa que podrían hacer, que yo haría, es encontrar una manera de decirle a los estadounidenses que se registren en esta base de datos", dijo McLaughlin a The Messenger, refiriéndose al registro del Departamento de Estado para ciudadanos estadounidenses que viven en el extranjero.

Los planificadores del Departamento de Estado y del Departamento de Defensa también son responsables de identificar posibles puntos de encuentro, rutas de evacuación y modos de tránsito para una variedad de contingencias.

"Desde el punto de vista de la contingencia", dijo McLaughlin, "es necesario anticipar cuántos aviones vas a necesitar, qué velocidad van a tener que estar preparados para entrar y salir, y quién está a cargo de eso. Y luego está el transporte interno, cómo llevar a la gente a los aeropuertos y salir".

Otros gobiernos ya han elaborado planes de evacuación para Taiwán o están en proceso de hacerlo. Entre ellos, cabe mencionar, primero, a Indonesia, que tiene aproximadamente 300.000 ciudadanos en Taiwán, la mayor población extranjera en la isla, compuesta principalmente por trabajadores migrantes.

En segundo lugar, funcionarios de Filipinas, que tiene unos 150.000 ciudadanos en Taiwán, también han dicho que tienen planes de contingencia en marcha. Por último, el año pasado, Japón y Taiwán comenzaron conversaciones sobre un plan de evacuación para ciudadanos japoneses.

Seguir Leyendo

Economía

Warren Buffett se deshizo de todas sus inversiones en Taiwán por el "riesgo real" de una invasión china

Publicado

en

El multimillonario inversor explicó que hay un "componente geopolítico fuerte" en la razón por la que decidió vender todas sus acciones de la firma Taiwan Semiconductor Manufacturing.

Como director ejecutivo de Berkshire Hathaway, el inversor y multimillonario estadounidense Warren Buffett anunció que abandonará la mayor parte de sus inversiones en empresas de semiconductores en Taiwán.

A pesar de ser una inversión en de las economías más dinámicas no solo de Asia sino del mundo entero, con poco riesgo vinculado a una caída en el precio por cuestiones económicas, la razón por la que Buffett se deshizo completamente de su participación en Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC), la empresa fabricante de semiconductores más importante del mundo, tuvo un "componente geopolítico fuerte", según declaró luego.

Según explicó el reconocido empresario, su decisión no se debió a un mal manejo financiero de TSMC, sino más bien al “riesgo geopolítico” por la escalada de tensiones entre la dictadura comunista de Xi Jinping y Taiwán (la auténtica República de China). Bajo la sola hipótesis de un conflicto bélico, se crea una situación de gran incertidumbre para lo cual los retornos, aunque muy favorables, no logran compensar los riesgos que está dispuesto a tomar Buffett.

Es por ello que el prestigioso inversor decidió desbaratar un paquete accionario de hasta US$ 4.200 millones de dólares sobre una de las firmas más valiosas del mundo. 

Con esta gigantesca operación, Berkshire Hathaway vendió su participación equivalente al 86% del paquete accionario de TSMC en un corto período de 2 meses, algo inusual considerando el estilo de Buffett, extremadamente gradualista y cauteloso tanto para comprar como para vender.

Si bien no hubo una noticia en estos días que pudo haber precipitado la salida de Taiwán, la realidad es que el Partido Comunista Chino está estudiando de cerca la invasión de la isla que quiere controlar desde el mismo día que tomaron control del gobierno continental de China.

Recientemente, el director de la CIA, William Burns, aseguró que Washington no espera una invasión antes del 2030, pero sin lugar a dudas la guerra de Rusia con Ucrania ha acelerado el proceso, y China ahora entiende que podría avanzar como Putin avanzó contra Kiev sin mayores daños.

Lo cierto es que no es el primer inversor de gran calibre que decide adoptar esta posición radical frente a Taiwán. En agosto de 2022 el jefe del fabricante de chips de Apple, Mark Liu, calificó como una “trampa” invertir en el país asiático debido a la posibilidad de una eventual guerra contra China.

Liu destacó el caso de Ucrania, en donde el shock provocado por la guerra precipitó una violenta e histórica caída en el PBI superior al 37% anual, incluso por encima de la que se registró tras el colapso de la Unión Soviética en la década de 1990.

La falta de certidumbre no solamente afecta a Taiwán, sino que también impacta sobre la inversión extranjera directa en China. El endurecimiento de los controles a la salida de capitales también desalientan su entrada en primer lugar. El CEO de Mobius Capital Partners, Mark Mobius, denunció que el régimen chino inmovilizó una gran parte de sus fondos en el país con explicaciones arbitrarias y sin reglas claras.

El volumen de inversión extranjera “Greenfield” en China se desplomó hasta un 50% entre 2019 y 2022. Asimismo, la dimensión de este tipo de inversiones vinculadas al turismo disminuyeron hasta un 78% desde 2019, en la industria alimenticia cayeron un 66%, en servicios financieros un 62,5% y la inversión en producción de maquinaria industrial y bienes de capital cayó no menos de un 58% en el mismo período.

Seguir Leyendo

Tendencias