Conecte con nosotros

Asia

Terroristas islámicos explotaron una iglesia católica en domingo de Ramos en un nuevo ataque yihadista en Indonesia

Durante la celebración de la misa por el domingo de Ramos, dos motociclistas quisieron abrir fuego adentro de una catedral católica en la ciudad de Massakar y, al ser interceptados, se inmolaron en la puerta.

Publicado

en

El pasado domingo 28 de marzo alrededor de las 10:30 a.m., durante la celebración de la misa correspondiente al domingo de Ramos en una Catedral Católica de la ciudad de Massakar, en la isla indonesia de Célebes, dos personas montadas en una motocicleta intentaron entrar en el templo con armas de fuego, y al ser interceptados por los guardias del establecimiento, los motociclistas se inmolaron con un explosivo

El atentado dejó un saldo de al menos un muerto y aproximadamente 20 heridos, además de dejar gran parte del templo y edificios aledaños reducidos a escombros. Ambos terroristas murieron en el acto.

La policía vinculó a los atacantes con el grupo terrorista Jamaah Ansharut Daulah (JAD), el cual ha sido autor de múltiples atentados en el país del sudeste asiático. Entre los cuales está el ataque al Hotel Marriot de Yakarta en 2003 con 12 muertos y el ocurrido en la turística Isla Bali en 2002, con 202 muertos siendo este el más grande del país hasta la fecha. 

El JAD es una organización que nuclea a más de 20 grupos extremistas islámicos que han expresado su lealtad al Estado Islámico (ISIS) en Indonesia, país que tiene una de las poblaciones islámicas más grandes del mundo, y que alberga una gran cantidad de grupos yihadistas.

Ad

Las iglesias cristianas indonesias de distintas denominaciones han estado siendo el principal objetivo de múltiples ataques en los últimos años por manos de los extremistas musulmanes, que buscan expulsar a los casi 10 millones de católicos del país asiático.

Por ejemplo, en mayo de 2018 una familia de seis personas, entre ellas dos niñas de nueve y 12 años, así como dos adolescentes de 16 y 18, hicieron estallar bombas contra tres iglesias de Surabaya, la segunda ciudad del archipiélago. El mismo día, una segunda familia detonó, aparentemente por accidente, una bomba en un apartamento, y al día siguiente una tercera familia cometió un ataque suicida contra una comisaría. Estos atentados también fueron perpetrados por el grupo JAD y fueron reivindicados por el Estado Islámico. 

En los últimos meses, la policía de Indonesia también arrestó a unos 64 sospechosos, incluidos 19 en la ciudad de Makassar. Las autoridades ya tenían informes de inteligencia que advertían que el grupo militante estaba planeando atacar a los policías y también lugares de culto cristianos.

En los últimos años, las fuerzas de seguridad de Indonesia habían obtenido importantes logros en la lucha contra la militancia, pero más recientemente hubo un resurgimiento de la violencia

El presidente Joko Widodo repudió públicamente el atentado. “Condeno enérgicamente este acto de terrorismo y he ordenado al jefe de policía que investigue a fondo las redes de los perpetradores y las destruya hasta sus raíces”, dijo en una transmisión en línea tras el ataque de este domingo en la iglesia de Makassar. 

En esa misma línea, Mohammad Mahfud, ministro coordinador de asuntos políticos, legales y de seguridad, advirtió que los perpetradores “continuarán siendo perseguidos”.

Además, Widodo insistió a la población que mantenga la calma e intentó llevar tranquilidad, diciendo que todos pueden adorar su propia creencia “sin miedo” y defendió a la comunidad islámica: “los ataques terroristas no tienen nada que ver con ninguna religión”.

Joko Widodo, presidente de Indonesia.

Ad

Ese mismo domingo se registró una masiva explosión en una refinería de petróleo de la estatal Pertamina. Al ser un día no laboral, había pocas personas en la planta y dejó un saldo de tan solo 17 heridos. 

A pesar de que no hubo pruebas concluyentes de un atentado islámico, el gobierno de Widodo aseguró en un comunicado que “tienen certeza” que fue también un ataque terrorista de la JAD.


Por Juan Pablo Muccilli Demaria, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Corea del Norte

Corea del Norte huele la debilidad de Biden y retoma sus lanzamientos balísticos

Publicado

en

Corea del Norte lanzó dos misiles balísticos 800 kilómetros hacia el Mar del Este y probó un nuevo sistema de misiles de transporte ferroviario tensionando los avances diplomáticos obtenidos con Corea del Sur durante la gestión Trump.

Imagen

Hace unos 10 días el Ejercito norcoreano lanzó dos misiles balísticos 800 kilómetros hacia el Mar del Este y posteriormente probó un nuevo sistema de misiles de transporte ferroviario, violando resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el tratado que se había firmado con Donald Trump y Moon Jae-In, e inquietando a la comunidad internacional.

El lanzamiento de un nuevo misil de crucero de largo alcance, calificado por la Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA) como “un arma estratégica de gran importancia”, fue calificado por Estados Unidos como la prueba de que aún existe una “amenaza para sus vecinos y la comunidad internacional”. Corea del Sur asegura que está realizando “un análisis detallado” con la inteligencia estadounidense del lanzamiento.

El ministerio de Defensa surcoreano anunció a comienzos de septiembre, en la presentación de su plan de defensa 2022-2026, que planea desarrollar misiles de “con un poder destructivo significativamente mayor” y de “más largo alcance” para “ejercer la disuasión“.

El dictador comunista Kim Jong-Un entiende que la situación en la Casa Blanca ha cambiado radicalmente desde la salida de Donald Trump, y empieza a animarse a volver a las peores prácticas militares norcoreanas. El Líder Supremo huele la debilidad en la Oficina Oval, y así como con Obama entendió que su manera de cuidar su seguridad nacional era a través del desarrollo de armas nucleares, ahora cree que debe desarrollar misiles capaces de alcanzar la costa norteamericana para cuidar a su país.

En conferencias de prensa divulgadas para Occidente, se lo escucha a Kim haciendo un recuento histórico de todos los países que desafiaron a Estados Unidos sin armas nucleares y que fueron aplastados. Entre ellos cita a la Irak de Saddam Hussein o a la misma Corea del Norte en la década del ’50.

Imagen
Misil balístico de Corea del sur en desarrollo, “tan poderoso como un arma nuclear táctica, capaz de cargar una ojiva de hasta tres toneladas y con un alcance de vuelo de 350-400 kilómetros”

Tan solo tres horas después del lanzamiento norcoreano, Corea del Sur respondió probando con éxito un misil balístico lanzado desde un submarino (SLBM) de producción nacional. Se trata del octavo país que prueba con éxito un SLBM y el primero que no dispone de armas nucleares.

Corea del Sur también informa que está desarrollando un misil de crucero supersónico y un misil balístico con una ojiva significativamente mayor que tiene “una capacidad de contraataque abrumadora”.

Kim Yo-Jong, hermana menor del dictador norcoreano, amenazó con la “destrucción total” de las relaciones intercoreanas y criticó al presidente Moon Jae-in por calificar las pruebas de misiles del ejército surcoreano como una “disuasión contra las provocaciones de Corea del Norte”.

“No estamos apuntando a nadie ni elegimos un momento determinado para la ‘provocación’ como especula Corea del Sur. Llevamos a cabo las medidas necesarias para el desarrollo de la defensa nacional”, aseguró Yo-Jong, quien cada vez gana más poder en la interna norcoreana y quien tiene una visión más bélica que su hermano Kim.

Los nuevos misiles balísticos lanzados por Corea del Norte han sido parte de una prueba de un nuevo “sistema de misiles de transporte ferroviario”, según informa la KCNA.

Estados Unidos por su parte condenó los lanzamientos de misiles balísticos de Corea del Norte y denunció que violan las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.


Por Nicolas Promanzio, para La Derecha Diario

Seguir Leyendo

Filipinas

El boxeador filipino Manny Pacquiao será candidato a presidente en 2022 con una agenda de derecha

Publicado

en

El famoso boxeador profesional se desempeña actualmente como senador del partido de Rodrigo Duterte, pero anunció que lanzará su candidatura contra el actual presidente por su “impunidad y corrupción”.

Desde las altas esferas de la política filipina hay preocupación porque el famoso boxeador multi-campeón, ahora senador e influyente político de apenas 42 años, Manny Pacquiao, será candidato a presidente en las elecciones del 2022.

Pacquiao lidera la facción interna rival al actual presidente Rodrigo Duterte, a quién acusa de corrupto y personalista. Dentro del Partido Democrático Filipino-Poder Popular, también conocido como PDP-Laban, la facción anti-Duterte ya nombró a su apuesta para 2022, quién no dudó en aceptar.

El PDP-Laban, a pesar de autodenominarse históricamente de izquierda, gobierna hace ya varios años con una agenda de derecha, algo que confunde muchas veces a los extranjeros interesados en la política filipina.

Tanto Duterte como Pacquiao son considerados de derecha populista en cuanto a su pensamiento, y ambos apoyan a la Coalición por el Cambio, la actual alianza de gobierno en la que hay partidos desde la izquierda socialista hasta la derecha nacionalista, este último liderando el Ejecutivo.

Pacquiao, que entró en la política en 2010 siendo electo diputado en la Cámara de Representantes, se enfrentará a una dura campaña en la que seguramente tendrá que enfrentarse a la abogada Sara Duterte, hija del actual presidente Duterte, y ferviente defensora de su gestión.

Duterte padre utilizará una de las estrategias que se pusieron de moda en los últimos años, y será candidato a vicepresidente, en una muy popular fórmula Duterte-Duterte. La ley electoral filipina, que fue aprobada en 2016, no permite al presidente postularse a una re-reelección.

En Filipinas, el presidente y el vicepresidente se eligen por separado, por lo que se podría dar el caso de que Pacquiao sea electo presidente y Rodrigo Duterte sea su vice, algo que las primeras encuestas indican que podría ser una realidad.

Rodrigo Duterte (izquierda al frente) y Manny Pacquiao (derecha al frente).

Si bien Pacquiao fue un ferviente defensor de Duterte e incluso es senador por su partido, hace un tiempo ya que rompió con su línea interna y ambos líderes de derecha están peleados.

Pacquiao fundó el Movimiento Campeón del Pueblo (MCP), un partido cuyo nombre es una auto-referencia, y que se considera demócrata cristiano, conservador y de derecha. El MCP está dentro de la coalición de gobierno y es actualmente presidido por su esposa, Jinkee Pacquiao, que tiene una larga trayectoria de militancia política en el liberalismo.

La campaña de Pacquiao se enfocará en un doble uso de su trayectoria en el boxeo utilizando frases como “golpeando a la corrupción”, la cuál usó en sus previas elecciones a senador, mientras que en lo ideológico, Pacquiao es un ferviente devoto del evangelismo cristiano, profundamente conservador en lo social y extremadamente liberal en lo económico.

Se opone al matrimonio igualitario, quiere mayor comercio con Estados Unidos y defiende la guerra contra las drogas que llevó a cabo el dutertismo. En pocas palabras, quiere ser una continuidad del gobierno de Duterte pero sin la corrupción y sin el acercamiento a China que ha llevado a cabo el actual mandatario en los últimos 2 años.

El 8 de octubre cierra el plazo para presentar candidaturas y la campaña empieza rumbo a las elecciones del 9 de mayo de 2022.

Seguir Leyendo

Corea del Sur

Corea del Sur probó exitosamente su primer misil balístico lanzado desde un submarino

Publicado

en

En el marco de un gran incremento de la militarización de la península coreana, el gobierno del sur anunció la prueba exitosa de un SLBM, un poderoso misil balístico que es lanzado desde submarinos y que convierte al país en el octavo del mundo en tener dicha tecnología desarrollada y a disposición.

Corea del Sur probó con éxito un misil propio lanzado desde un submarino -  Infobae

La semana pasada, la Agencia para el Desarrollo de Defensa de Corea del Sur logró lanzar el primer misil balístico de industria nacional desde el submarino sur-coreano Dosan Ahn Chang-ho, convirtiéndolo en el primer submarino apto para lanzar SLBMs del país, y el octavo del mundo.

El Dosan Ahn Chang-ho cuenta con 6 tubos de lanzamiento verticales y el nuevo tipo de misil que se le cargará tendrá un alcance de vuelo de 500 kilómetros. Esta tecnología solo la poseía hasta el momento Estados Unidos, Rusia, el Reino Unido, Francia, China, India y Corea del Norte.

Las autoridades gubernamentales afirmaron que buscarán producir en grandes cantidades el Hyunmoo 4-4, como fue bautizado el nuevo armamento. A diferencia de los misiles balísticos típicos, estos son más difíciles de identificar ya que son expulsados desde abajo del agua para ejecutar ataques sorpresa.

Este desarrollo militar se da en el contexto de una escalada de tensiones con Corea del Norte, quien desde la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca ha vuelto a activar sus centrales nucleares y a probar su armamento balístico.

El gobierno surcoreano empezó a implementar este año el Plan de Defensa 2022-2026 que tiene como objetivo aumentar fuertemente las capacidades militares, sobre todo defensivas, del país.

Con esta mira, el plan dotará al Ejército de un aumento de presupuesto de 273 mil millones de dólares, además de que se buscará aumentar el presupuesto del Ministerio de Defensa un 4,5% en 2022, lo que lo haría superar los 47.000 millones de dólares.

Seguir Leyendo

Trending