Conecte con nosotros

Deportes

Chile no baja los brazos y consigue ubicarse en las Eliminatorias

Publicado

en

Con goles de Brereton e Isla, la Selección derrota a Paraguay por 2-0, en un partido que recién se definió bien entrado el segundo tiempo. Un festejo necesario, que evitó que la Roja no quede colista. La realidad es que sigue octava en la tabla, a cinco puntos del repechaje.

El estadio todavía está vitoreando el nombre de Ben Brereton Díaz, cuando Mauricio Isla engancha y define de izquierda. Es el grito ahogado de gol. Escondido de Chile hace tanto. Y los jugadores en la cancha, en la banca y todos en las tribunas saltan como si fuera el de la clasificación a Qatar 2022. A eso se enfrentaba la Selección, a la presión de estar con la soga al cuello y con el peligro de quedar última en las Eliminatorias. Ganó. Y ganó bien, 2-0, aunque quizás sea demasiado tarde, lo que queda de la Generación Dorada no merecía el dolor de verlos a todos desde el fondo.

Con ojos inyectados, botando espuma por la boca. Los jugadores de la Roja salieron en San Carlos a mil por hora, con ganas de borrar todas las malas en 90 minutos. Correrlas todas, ir al frente, juego directo por momentos. Exceso de velocidad, también. Enredo. Y muchos pases errados cerca del área guaraní, donde más calma y precisión hay que tener. Mucha arenga, mucho “¡dale, dale!”, pero poco fútbol y escasa claridad. Ahí estaba el problema del Equipo de Todos. Donde siempre, de tres cuartos de cancha hacia arriba.

Paraguay, en lo suyo. Un libreto que ha reiterado en cada cancha como visita. Arropado, sin rollo por no tener la pelota. Nueve jugadores dedicados a defender y corretear y dos con más licencia para pasar mitad de cancha: Miguel Almirón y Carlos González. Aguantar, jugar con la desesperación y ensuciar el partido con dolores exagerados y reclamos sin sentido. Una apuesta sencilla, que se refuerza cuando el rival no sabe qué hacer con el balón.

Alexis Sánchez, mezclando buenas y malas (más malas). Ben Brereton, cargado a la izquierda, incómodo. Arturo Vidal y Charles Aránguiz, impetuosos. Ya está dicho. Mucha buena intención, casi nada de ejecución. De todas formas, antes del descanso, Chile tuvo dos clarísimas en un minuto. Un cabezazo en propia puerta de Morel y un frentazo de Paulo Díaz. En ambos, el portero Silva estuvo brillante. Fue lo mejor de la Selección antes del descanso.

Martín Lasarte, muy expresivo desde la orilla, no movió las piezas en el camarín. Salió con la misma idea. Con Luis Jiménez guapeando con los centrales y participando del juego. Si la idea era jugar así, quedaba mucho mejor Brereton en esa posición, algo que el DT charrúa entendió a los 62′, cuando sacó al Mago y mandó a Jean Meneses a correr por la banda izquierda.

Una movida que por fin le salió bien al entrenador. Porque Brereton, con más perfil, empezó a marcar mayor diferencia. Y se convirtió en el animador de la fiesta, con un derechazo imparable. A los 68′, con la potencia de un jugador del fútbol inglés, batió a Silva y desató la algarabía en San Carlos. Llegó el gol que tanto se extrañaba.

En la vuelta de Arturo Vidal: Chile derrotó 2-0 a Paraguay por la quinta  fecha de las Eliminatorias | FUTBOL-INTERNACIONAL | DEPOR

Y el estadio se vino abajo cuatro minutos después con otra jugada bien hilvanada. La pelota circuló de izquierda a derecha, hasta que llegó a los pies de Mauricio Isla. El Huaso dejó atrás su terrible noche en Lima, enganchó y definió de zurda al palo más lejano de Silva. Golazo. Y Gary Medel, suspendido en la tribuna, quería saltar a la cancha para abrazar a sus compañeros.

El envión de Chile bajó con una tontería de Aránguiz. Un manotazo loco, que le significó la doble amarilla y su expulsión (ya estaba suspendido para el duelo con Venezuela). Paraguay, derrotado, quiso ensuciar todavía más el compromiso. Y casi se lleva al camarín a Vidal, que mereció roja por una agresión contra un adversario.

A los hinchas poco les importó la pérdida. El “Vamos Chilenos” se escuchó como hace tiempo no ocurría en un partido de la Selección. Un gusto volver al triunfo, cómo no. Se recupera la fe, crece la ilusión. Aunque la tabla muestre a Chile a cinco puntos del puesto de repechaje. La Roja todavía está lejos de una meta que parece imposible. Lo que celebra, viéndolo fríamente, es que no se queda colista de las Eliminatorias, empatada en puntos con Venezuela, el rival del próximo jueves. Eso ya era mucho. Demasiado castigo para un grupo de jugadores que tanto le han dado al fútbol nacional.

Deportes

River imparable: goleó a Argentinos y dio otro paso hacia el título

Publicado

en

El “Millonario” se impuso por 3-0, como local, y es más líder que nunca: le sacó ¡9 puntos! de ventaja a Talleres, su escolta hasta el momento.

River continúa a paso firme: goleó a Argentinos por 3-0, como local en el Monumental, por la fecha 18 de la Liga Profesional. El equipo de Marcelo Gallardo consiguió su octavo triunfo consecutivo y es más líder que nunca del campeonato: le sacó ¡9 puntos! de ventaja a Talleres, su escolta inmediato.

El “Millonario” dominó desde el principio: controló la posesión de la pelota y pisó más veces el área rival. Benjamín Rollheiser fue protagonista de las primeras aproximaciones del conjunto local.

El equipo de Marcelo Gallardo abrió el marcador a los 27 minutos, con un golazo de Bruno Zuculini: tras un fierrazo desde mas de 25 metros, la pelota dio en el travesaño, picó adentro y salió. Julián Álvarez la empujó, pero el tanto fue del mediocampista: 1-0.

Más adelante, la “Banda” tuvo otra chance para estirar la ventaja: un bombazo de larga distancia de Enzo Fernández que dio en el palo. Argentinos no reaccionó y prácticamente no llegó al área de Franco Armani.

River sentenció la historia en el inicio del segundo tiempo, con dos goles calcados. Eso si al principio salió dormido, Gallardo le pidió reacción y sus jugadores acataron a su pedido, a los 11 minutos, Agustín Palavecino asistió a Braian Romero, quien se la cedió a Julián Álvarez: el goleador definió en soledad para marcar el 2-0 parcial.

Apenas dos minutos después, se dio la misma situación, esta vez Palavecino robó la pelota cuando el “Bicho” salia asistió a Álvarez quien habilitó a Romero, devolución de gentilezas para el 3-0. 

El partido ya estaba liquidado: Argentinos no levantó cabeza en lo que quedó del encuentro. El local casi llega al cuarto de la mano de  Jorge Carrascal tuvo una gran jugada individual: encaró desde mitad de cancha y definió él, a pesar de que podía cedérsela a Braian Romero que esperaba el pase para definir solo. El arquero de Argentinos salvó el tanto.

Finalmente, el encuentro terminó en goleada del conjunto de Marcelo Gallardo, que consiguió su octavo triunfo consecutivo y por primera vez en este ciclo llegó a encadenar tantas victorias consecutivas, y por primera vez venció a los de la Paternal en el Monumental.

El “Millonario” aprovechó el empate de Talleres y es más líder que nunca de la Liga Profesional: llega a 42 puntos, a 9 de distancia con el conjunto cordobés, su escolta inmediato. El equipo dio otro paso hacia el título.

Seguir Leyendo

Deportes

Vélez sorprendió a Boca y se quedó con un triunfazo

Publicado

en

El “Fortín” superó por 2-0 al “Xeneize” en Liniers con goles de Mancuello y Tarragona: lo pasó en la tabla y mantiene su ilusión.

Vélez le cortó a Boca una racha de tres victorias al hilo, lo superó en la tabla estirando su invicto a 12 encuentros y mantiene su ilusión de seguir en la pelea para meterle presión a River en lo alto de la Liga Profesional: ganó por 2-0 en Liniers sacando provecho con contundencia de un encuentro apretado y sin demasiadas emociones.

El primer tiempo comenzó muy parejo en las áreas, aunque fue el equipo de Mauricio Pellegrino el que tuvo la pelota pero sin profundidad ante un oponente que optaba por replegarse y esperar para atacar de contra.

La primera mala noticia para los de Sebastián Battaglia fue la salida por una luxación de hombro de Marcelo Weigandt poco antes de la media hora de juego.

En el minuto 38 tras un rechazo en el área, la pelota le quedó en soledad por izquierda a Federico Mancuello, quien se acomodó y batió a Agustín Rossi con un remate fuerte a su ángulo izquierdo.

El segundo tiempo también se inició con un anfitrión protagonista, que podría haber aumentado con un disparo alto de Thiago Almada.

En lo que siguió, fue el local el que le dejó el dominio a la visita, pero su frustrante noche se hizo más clara: con el balón en su poder, quebrado en sus líneas, siguió sin patear al arco en todo el desarrollo.

A la media hora, el ingresado Luca Orellano tomó la lanza en un contraataque y Marcos Rojo lo frenó en el área de un manotazo que debió ser penal y expusión, pues ya estaba amonestado.

Vélez demostraba que estaba más cerca del segundo que Boca del empate. Y así fue que, a los 44, otra combinación entre los buenos ingresos dispuestos por Pellegrino derivó en la cifra final: Agustín Mulet jugo rápido para Cristian Tarragona, quien también recorrió en velocidad todo el campo “Xeneize” hasta vencer a Rossi por izquierda, con un tiro a su palo.

Entonces sí, la fiesta fue completa en Liniers. Vélez celebró con su gente mantener su fe en llegar a pelear mano a mano con River por el título. Ocho puntos parecen mucho. Siete fechas, también.

Seguir Leyendo

Deportes

Huracán se llevó puesto a San Lorenzo y se quedó con el clásico

Publicado

en

El “Globo” venció por 2-1 al “Ciclón” en Parque Patricios en un partido con bastante polémica, un insólito gol errado y un blooper.

Huracán derrotó por 2-1 a San Lorenzo en el Tomás Adolfo Ducó por la fecha 18 de la Liga Profesional. En un partido con polémica por dos posibles penales que no se cobraron, Cristaldo y Candia marcaron para la victoria del local y Di Santo anotó en la visita. 

El encuentro inició con un San Lorenzo rebelde, disputó a salir a ganar. De hecho, “Uvita” Fernández tuvo tres jugadas en las que pudo haber abierto el marcador, pero no acertó con el arco y también se vio superado ante una gran salvada de Marcos Díaz.

Por otro lado, Huracán también estuvo cerca de romper el cero, luego de una gran jugada colectiva que terminó con centro y un remate que fue tapado por la mano de Marcelo Herrera en el área.

Sin embargo, el árbitro no sancionó el penal y dejó continuar la jugada.

En el segundo período, ocurrieron una catarata de cosas que le pusieron un toque especial al encuentro: Sabella erró un gol insólito con el arco vacío de frente, Echenique volvió a no cobrar un penal, en este caso a favor del Ciclón, tras el rebote en el brazo de Grimi.

Huracán se puso en ventaja con un autentico golazo, a puro toque y con una definición excelsa de Cristaldo (le convirtió a San Lorenzo por segunda vez en el año) el “Quemero” se puso arriba en el marcador.

De golpe llegó el empate de Franco Di Santo que estuvo en el momento justo y lugar indicado, pero no iba a terminar ahí porque Torrico fue protagonista de un blooper que concluyó en amargura; Jonathan Candia aprovechó y puso el 2-1 a falta de pocos minutos para el final.

El conjunto de Monarriz y Di Leo intentó llegar el empate, pero el pitazo final sonó y Huracán sonrió en el clásico por cuarta vez consecutiva. En un estadio colmado festejó con su gente y llegó a 28 puntos y hundió aún más a San Lorenzo, que se estancó en 17 unidades y llegó a cuatro derrotas al hilo.

Seguir Leyendo

Trending