Seguinos en redes

Rusia

Ucrania asegura haber hundido con un misil el buque Moskva, nave insignia de Rusia en el Mar Negro

Publicado

en

El comando ruso admitió que el barco fue hundido, pero aseguró que fue por un desperfecto interno, y no por ser alcanzado por el misil Neptune ucraniano.

El Ministerio de Defensa ruso admitió este miércoles que la nave de combate Moskva, buque insignia de su flota del Mar Negro, se ha hundido. Su versión del hecho es que hubo una explosión por un accidente de munición a bordo y que luego se hundió en una tormenta.

“Durante el remolque del buque Moskva hacia el puerto de destino, la nave perdió su estabilidad a causa de los daños en el casco por el incendio tras la explosión de municiones. En condiciones de mar agitado, el buque se hundió”, declaró el ministerio, citado por la agencia estatal TASS.

Sin embargo, antes de que Rusia admitiera que la nave había tenido daños, Ucrania aseguró que el barco había sido alcanzado por un misil ucraniano. El portavoz militar de Odessa, Sergey Bratchuk, dijo que el Moskva había sido dañado por “misiles de crucero domésticos Neptune” lanzados por las fuerzas ucranianas.

El Neptune es un misil antibuque desarrollado recientemente por Ucrania y basado en un diseño soviético antiguo. Los lanzadores están montados en camiones estacionados cerca de la costa, con misiles que pueden alcanzar objetivos a una distancia de hasta 280 kilómetros.

El crucero Moskva en el Mar Negro.

La pérdida del Moskva es un gran revés para Rusia. El masivo crucero funcionaba como plataforma para la defensa aérea y el bombardeo de objetivos terrestres con misiles.

La Srmada rusa ha lanzado misiles hacia Ucrania y sus actividades en el mar Negro son fundamentales para apoyar las operaciones terrestres en el sur del país, donde lucha por hacerse con el control total del puerto de Mariúpol.

El Moskva también protagonizó uno de los primeros enfrentamientos de la guerra, cuando Rusia invadió la Isla de las Serpientes y se llevó prisioneros a los guardias fronterizos ucranianos del pequeño promontorio en el mar Negro.

Su inutilización es uno de los ataques más audaces de la historia naval moderna, y resulta una enorme hazaña que Ucrania hay podido hundir el buque con un misil Neptune. Probablemente ambas versiones sean ciertas, y el Moskva estaba atravesando una tormenta con un desperfecto interno cuando fue impactado por el proyectil ucraniano, y por eso fue hundido.

Es la mayor pérdida naval en un conflicto bélico desde el hundimiento del Crucero General Belgrano argentino, atacado por las fuerzas británicas en 1982 durante la Guerra de Malvinas.

El Moskva entró en servicio en la era soviética en 1983 y participó en la intervención rusa en Siria a partir de 2015. Estaba armado con 16 misiles de crucero Vulkan antibuque con un alcance de al menos 700 km.

Qué ha pasado con el buque ruso Moskva y por qué es importante para Rusia y  Ucrania
Imagen satelital muestra al buque Moskva en el puerto de Sevastopol, en Crimea, el 7 de abril de 2022. (©2022 Maxar Technologies vía AP)

Hoy cumple 50 días en guerra con Ucrania, cuando la proyección inicial del Kremlin era una guerra de entre 5 y 10 días.

Rusia ya ha desistido de ocupar Kiev (si alguna vez tuvo ese objetivo) y ahora los reportes de indican que las Fuerzas Armadas rusas se preparan para un asalto final en la región oriental del Donbás, que podría marcar el fin del conflicto.

Siempre Putin mantuvo que el objetivo de la guerra era lograr que el gobierno ucraniano reconociera la independencia de las repúblicas de Donetsk y Lugansk, además de la soberanía rusa sobre la península de Crimea y que prometiera no unirse a la OTAN. Para esto, Rusia debe sacar completamente al Ejército ucraniano del Donbás y del sur del país.

Foto de archivo del buque ruso Moskva en el puerto ucraniano de Sebastopol (REUTERS/Stringer)
El buque ruso Moskva en el puerto ucraniano de Sevastopol.

Rusia

Rusia se hace con el total control de la ciudad de Mariúpol, completando su asedio en la región del Donbás

Publicado

en

Fin del asedio en la acería de Mariupol: soldados del Batallón Azov fueron evacuados y fueron transportados como prisioneros a Rusia.

Después de semanas de resistencia, los soldados ucranianos del batallón Azov en una planta siderúrgica en Mariupol se han rendido. Esto marca el fin del conflicto en la importante ciudad y el total control de Rusia.

Este lunes, más de 260 combatientes ucranianos, incluidos 53 soldados gravemente heridos, fueron evacuados de Azovstal Iron and Steel Works , según confirmaron funcionarios ucranianos. Habían estado escondidos allí durante semanas, la última línea de defensa de la ciudad contra la invasión rusa.

Ahora, según los informes, los combatientes ucranianos fueron transportados al territorio controlado por Rusia como prisioneros, donde, según el vocero del Ministerio de Defensa de Ucrania, serán intercambiados por soldados rusos. 

Rusia ha dicho que tratará a las tropas “de conformidad con las respectivas leyes internacionales”, aunque algunos funcionarios rusos pidieron que los combatientes ucranianos sean juzgados como “criminales de guerra”, ya que estos soldados no son miembros cualquiera de las Fuerzas Armadas rusas, si no que son importantes figuras del Batallón Azov, ampliamente vinculado a tendencias neonazis y persecución y asesinato de ucranianos de etnia rusa y judía en la región del Donbás.

El día 82 de nuestra defensa está llegando a su fin”, dijo el lunes por la noche el presidente de Ucrania, Volodimir Zelénski, en un discurso en video. “Un día difícil. Pero este día, como todos los demás, está destinado precisamente a salvar a nuestro país y a nuestro pueblo”.

Quiero enfatizar: Ucrania necesita héroes ucranianos vivos”, agregó. “Este es nuestro principio. Creo que toda persona adecuada entenderá estas palabras”, concluyó.

Dentro del gobierno ucraniano, también están quienes piden juzgar a los soldados rusos prisioneros como criminales de guerra y no hacer ningún tipo de intercambio por los “héroes de Mariúpol” capturados este lunes.

Mariupol, en el Mar de Azov, era una ciudad portuaria de más de 400.000 habitantes antes de la invasión de Rusia, y uno de los centros más desarrollados de Ucrania.

La ciudad es una de las más importantes de la región del Donbás, que se ha convertido en el principal objetivo estratégico de Putin en su invasión del sur de Ucrania. Además, aprovecharlo fue fundamental para la propaganda del presidente ruso, Vladimir Putin, de que está tratando de “liberar” a los hablantes de ruso del control ucraniano

La ciudad ha estado bajo asedio ruso durante toda la guerra. Para finalmente tomarla, Rusia tuvo que destruirla casi completamente y vaciarla de su gente, matando a miles de civiles y convirtiendo a muchos del resto en refugiados.

Pero la resistencia de los combatientes de Ucrania en Mariupol ayudó a atascar las fuerzas y los recursos rusos, impidiéndoles lograr sus objetivos de guerra en otros lugares. “Consiguieron un tiempo muy valioso, desde un punto de vista táctico, para que las fuerzas ucranianas contraatacaran en otras áreas, se reagruparan y recibieran también armas adicionales de Occidente”, dijo Natia Seskuria, miembro asociada del Instituto Royal United Services.

Desde Mariúpol, Rusia podrá avanzar al resto del sur de Ucrania. Ahora pondrá sus ojos en la ciudad de Odesa para completar la invasión, y dejará a Ucrania sin acceso al mar.

La región del Donbás le quedan dos ciudades solamente bajo control ucraniano, la ciudad de Kramatorsk y Sloviansk. Putin, además, apuntará a recuperar la ciudad de Zaporizia, que había capturado pero luego tuvo que replegarse.

Ukraine latest: Uncertainty surrounds fate of evacuated Mariupol fighters -  BBC News

Seguir Leyendo

Argentina

El diario estatal ruso de Putin acusó a Alberto Fernández de una “traición sin límites” y de venderse a Joe Biden

Publicado

en

Sputnik News publicó una editorial donde aseguran que el mandatario argentino se vendió a la Casa Blanca “por unas monedas”, en referencia al acuerdo con el FMI.

El principal medio estatal ruso, que responde directamente a Vladimir Putin, lanzó una brutal editorial este fin de semana en su versión en español, acusando a Alberto Fernández de haber traicionado a Rusia tras sus dichos en su reciente visita a Alemania. 

El editorial de Sputnik se titula “La hipocresía y la traición del presidente argentino Alberto Fernández a Putin no tiene límites” y el autor interpreta que el mandatario argentino empezó su gobierno muy cercano a Putin pero ha tomado un cambio de posición rotundo desde fines del año pasado.

Primero destacan la traición de Alberto Fernández yendo con las vacunas de Pfizer luego de haber firmado contratos con Rusia por la Sputnik V, cuando según el medio, Argentina no tenía dinero para acceder a las vacunas más caras de Occidente.

Pero la gota que rebalsó el vaso habría sido la visita del argentino a Alemania, donde se reunió con el canciller Olaf Scholz. Tras la reunión, Alberto Fernández plasmó sus impresiones en un tweet que habría sido lo que generó la bronca de Putin.

“Ha sido grato encontrarme con Olaf Scholz, canciller federal de Alemania. Vemos con preocupación las consecuencias de la agresión a Ucrania y cooperaremos en la búsqueda de caminos para ponerle fin. Después del padecimiento que vivimos, es inmoral que algo así suceda”, tuiteó.

En el encuentro con Scholz, el mandatario argentino habló de “ponerle fin” a la “agresión a Ucrania”, a la que calificó como “inmoral“.

La visión rusa del conflicto en cambio es la de una misión de desmilitarización y desnazificación de Ucrania tras ocho largos años de genocidio contra el pueblo del Donbás, periodo en el que fueron asesinadas unas 14.000 personas, incluidos ancianos, mujeres y niños, por parte del régimen de Kiev y de los batallones nazis, como el de Azov”, escribe Sputnik.

Además, le echan en cara que Alberto Fernández dijo en su reciente visita a Rusia que “Argentina tiene una deuda con Rusia porque fue la primera que se preocupó por que los argentinos tuvieran vacunas“.

¿Por unas monedas se vende?“, se preguntan en Sputnik, y remarcan que por el afán de conseguir un acuerdo con el FMI, Alberto Fernández le ha “entregado” su gobierno a Joe Biden.

Alberto además de acusar a Rusia de inmoral, dijo que para su gobierno, Europa es más importante que China y Rusia, y se declaró “europeista“. En su visita a España, Alemania y Francia propuso a la Argentina como proveedor de alimentos y gas para Europa en reemplazo de Rusia. “Somos grandes productores de alimentos y somos grandes productores de energía“, dijo tras su encuentro con Scholz.

Sputnik es una agencia informativa rusa que depende directamente de Putin y marca las posiciones oficiales del gobierno. “El nivel de traición del presidente argentino hacia su par ruso, está fuera de duda y fuera de concurso“, rematan. La virulencia del texto contra un presidente extranjero es imposible que se haya publicado sin un visto bueno -o pedido- del Kremlin.

Según esta nota, el giro de política internacional fue idea del canciller argentino Santiago Cafiero, y se produjo luego de un encuentro con el secretario de Estado de Biden, Antony Blinken, a cambio de un apoyo que destrabó el acuerdo de Argentina con el FMI.

Por esto, Putin acusa a Alberto Fernández de “vendido” y pusieron en jaque la relación que le costó a Cristina Kirchner más de una década conseguir. Esto también blanquea que la nueva versión del Foro de Sao Paulo vuelve con una posición cercana a los Estados Unidos y lejana al eje Rusia-China.

Ya se notó cuando Lula designó como su candidato a vicepresidente a Gerardo Alckmin, una figura que responde directamente a la Embajada norteamericana, y cuando los mandatarios Gabriel Boric y Xiomara Castro expresaron su buena relación con la vicepresidente Kamala Harris.

Seguir Leyendo

Rusia

Putin oficializará la invasión a Ucrania como una guerra el próximo 7 de mayo, lo que le permitirá atacar otros países

Publicado

en

Agencias de inteligencia occidentales aseguran que Rusia planea convertir la invasión de Ucrania en una guerra oficial, lo que permite llamar a las fuerzas de reserva y atacar las líneas de abastecimiento.

Según un informe de inteligencia de agencias de norteamericanas y británicas, el presidente ruso, Vladmir Putin, planea declarar formalmente la guerra a Ucrania, lo cual le dará mayores poderes en el conflicto, especialmente atacar a otros países.

Si bien las fuerzas rusas invadieron Ucrania el 24 de febrero, hasta ahora Rusia ha definido el conflicto como una “operación militar especial”, lo que limita el alcance de los recursos a disposición de Putin.

Sin embargo, con una declaración formal de guerra, el presidente ruso podrá recurrir a su grupo de reservistas, lo que podría expandir la cantidad de personal militar de 150.000 soldados a más de 1 millón.

También, se creará un presupuesto militar permanente hasta que se termine la guerra, en vez de tener que desviar recursos de otros sectores del gobierno como viene haciendo hasta ahora.

Por último, y tal vez el punto más importante, en el contexto de guerra, Rusia podría atacar otros países, especialmente los envíos de suministros que llegan desde Polonia, Bulgaria, Rumania y Moldavia.

Ucrania permanentemente recibe recursos de la Unión Europea y de Estados Unidos, que son ingresados desde Polonia a través de la ciudad de Lviv, o desde Moldavia a la ciudad de Odesa. Si se declara la guerra, Rusia podría atacar estas líneas de abastecimiento sin repercusiones políticas mayores.

A su vez, podría llevar el conflicto a la región de Transnistria, una región separatista de Moldavia que permanece ocupada por tropas rusas hace desde la década del ’90.

Creo que Putin intentará dejar atrás el argumento ‘operación especial’“, dijo el secretario de Defensa británico, Ben Wallace, en una entrevista con LBC Radio, en referencia a este informe.

Ha estado estos dos últimos meses probando el terreno de juego, sentando las bases para poder decirle al mundo ‘mira, esto ahora es una guerra contra los nazis, y lo que necesito es más gente“, aseguró.

Las agencias de inteligencia occidentales han estimado las pérdidas de Rusia desde la invasión del 24 de febrero en al menos 7.000 muertos, según la OTAN, menos del 5% de las tropas desplegadas hasta el momento.

Sin embargo, Wallace dijo que una cuarta parte de las unidades de combate rusas desplegadas en Ucrania “han dejado de ser efectivas en combate”, con más de 2.000 vehículos blindados, docenas de helicópteros perdidos y varios soldados heridos en el duro combate callejero en las ciudades de Mariúpol, Melitopol y Kiev.

Seguir Leyendo

Tendencias