Seguinos en redes

Alemania

Alemania consigue reemplazar el gas ruso para el 2023: Lo importará de Emiratos Árabes Unidos

Publicado

en

La empresa alemana RWE y su par emiratí ADNOC firmaron un acuerdo que asegura a la provisión de gas natural licuado de Emiratos Árabes Unidos a Alemania mientras Scholz realiza una gira por el Golfo Pérsico.

El canciller alemán, Olaf Scholz, visitó los Emiratos Árabes Unidos este fin de semana, donde se reunió, entre otros, con el presidente de Emiratos Árabes Unidos, Mohamed Bin Zayed Al Nahyan.

La gira de Scholz por el Golfo Pérsico tenía un claro objetivo: buscar nuevos acuerdos energéticos para sustituir el gas ruso y mitigar la crisis energética derivada de la invasión de Ucrania por parte de Moscú.

En este contexto, y con el apoyo de Scholz y los jeques árabes, la empresa alemana RWE firmó un acuerdo de “seguridad energética” con su par emiratí Abu Dhabi National Oil Company (ADNOC) para suministrar gas natural licuado a la mayor economía de Europa a partir de diciembre, en un momento en que Berlín busca nuevas fuentes de energía para sustituir el gas y el petróleo ruso.

La firma del acuerdo se hizo en presencia de Scholz, quien dijo recibir “con satisfacción” el acuerdo de seguridad energética. Scholz contó a la prensa en Abu Dhabi que su país había “avanzado en toda una serie de proyectos en términos de producción y compra de diésel y gas”, y que estaba decidido a evitar la dependencia energética de Rusia.

Scholz, quien siempre defendió políticas verdes y la importancia de la construcción de los gasoductos rusos Nord Stream, dio un giro a su discurso y ahora hizo hincapié en la necesidad de confiar en una variedad de fuentes para las necesidades energéticas de Alemania, diciendo que depender de una sola fuente “ciertamente no volverá a suceder”.

El cargamento que entregará este año ADNOC será de 137.000 metros cúbicos de GNL y será el primero que se suministrará al mercado de gas alemán por medio de la terminal flotante de importación de GNL de Alemania en Brunsbuettel, un puerto del Mar del Norte.

El transporte de esta manera es considerablemente más caro que a través de gasoductos, por lo que las tarifas para fin de este año y durante el 2023 serán significativamente más elevados en los últimos meses.

Aunque la cantidad que se entregará es relativamente pequeña, la cantidad se irá expandiendo el año que viene y se trata de un acuerdo políticamente importante ya que Scholz intenta estrechar lazos con el Golfo y encontrar fuentes de energía alternativas.

Olaf Scholz.

Pero lo más importante del acuerdo es que ADNOC aceptó reservar un número indeterminado de cargamentos de GNL para Alemania en 2023, lo cual la blindarían completamente de una interrupción de gas ruso prolongado, aunque nuevamente, se desconoce a qué precio se acordó, pero será más elevado que el actual.

Además de suministrar a RWE, ADNOC también ha acordado vender amoníaco a empresas alemanas, como Steag y Aurubis. También suministrará 250.000 toneladas de diésel al mes a la empresa alemana Hoyer.

Esto marca un hito importante en la construcción de una infraestructura de suministro de GNL en Alemania y la creación de un suministro de gas más diversificado”, dijo RWE en un comunicado.

Durante sus mandato presidencial, el ex mandatario norteamericano Donald Trump había advertido a Alemania que era un error depender únicamente del suministro de gas ruso.

En su momento, el ex presidente de Estados Unidos dijo que Alemania era “cautiva” de Rusia ya que entre el 60 y el 70 por ciento de la energía que necesitaría el país procedería de Moscú a través del nuevo gaseoducto Nord Stream II, algo que suponía “el pago de millones y millones de dólares al año” a Rusia, financiando todas sus operaciones en Europa.

“Creo que esto es muy inapropiado y es algo negativo para la OTAN que no debería suceder”, dijo en aquel entonces, en el plenario de la Asamblea General de la ONU. Los embajadores alemanes se rieron a carcajadas cuando hablaba el expresidente estadounidense.

Pero el tiempo le dio la razón a Trump, y Scholz pronunció las siguientes palabras antes de que se anunciara el acuerdo: “Tenemos que asegurarnos de que la producción de GNL en el mundo avanza hasta el punto de poder satisfacer la elevada demanda existente sin tener que recurrir a la capacidad de producción que existe en Rusia”.

El ministro de Industria de los Emiratos, Sultan Ahmed Al Jaber, catalogó el documento como un “nuevo acuerdo histórico que refuerza la creciente asociación energética entre EAU y Alemania”.

Las autoridades alemanas esperan que una serie de acuerdos, como el alcanzado con Abu Dabi para el GNL, ayuden a reducir los precios de la energía, que se han disparado. Según los economistas del gobierno, es mejor conseguir gas caro que sufrir las consecuencias del desabastecimiento.

Además de Emiratos Árabes Unidos, el sábado, el Canciller alemán se reunió en Jedá con el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed Bin Salmán, y el domingo, viajó a Qatar, donde se entrevistó con el emir Sheikh Tamim Bin Hamad Al Thani y conversaron sobre energía e inversión.

Alemania

Cambian una dictadura por otra: Alemania firma acuerdo de gas con Qatar luego de quedarse sin suministro de Rusia

Publicado

en

En medio del Mundial, el gobierno de Scholz cerró un acuerdo con Qatar para garantizar la exportación de gas a partir del año 2026 y con vigencia por hasta 15 años. En vez de producir localmente, Alemania busca reemplazar el gas proveniente de Rusia con importaciones qataríes.

Alemania continúa en la búsqueda de nuevos socios comerciales para reemplazar el suministro energético ruso de manera definitiva. La administración de Olaf Scholz terminó de negociar un acuerdo con la empresa estatal Qatar Energy, para garantizar el bombeo de 2.700 millones de toneladas de gas natural licuado al año.

El acuerdo llevaba varios meses de negociación entre los países y finalmente tendrá vigencia sólo a partir del año 2026, con una duración de 15 años a partir de entonces. También se involucra a la empresa estadounidense Conoco Phillips que entregará el gas a Alemania.

La demora en las negociaciones se debieron a la reticencia de Alemania para firmar acuerdos de largo plazo. El ministro de Economía Robert Habeck justificó esta posición por los “objetivos climáticos de largo plazo” aún en medio de la peor crisis energética que atraviesa el país en décadas. 

Constituye una de las muchas medidas adoptadas para conseguir abaratar los precios domésticos de la energía, y aminorar la variación del índice de precios mayoristas sobre este segmento.

En la misma línea, el Gobierno alemán aprobó la reactivación temporal de centrales eléctricas sostenidas en base a petróleo y carbón, y extendió la finalización de los contratos para el funcionamiento de las últimas tres plantas nucleares que aún permanecen operativas en el país. 

Sin embargo, lo cierto es que la operación no involucra una cantidad significativa para el suministro a la demanda anual de Alemania. Cada año el país consume cerca de 100.000 millones de metros cúbicos de gas natural, por lo que el acuerdo con Qatar solo cubriría el 2% del total a partir de 2026.

El suministro de gas ruso alcanzaba a cubrir hasta el 50% de la demanda alemana hasta antes del estallido de la guerra en Ucrania, y se vio progresivamente deteriorado hasta su agotamiento definitivo en el mes de agosto. Aún hace falta la apertura de muchos más mercados y nuevos socios comerciales como para poder reemplazar a Rusia como el ex-principal proveedor de energía. 

Seguir Leyendo

Alemania

El Canciller Scholz anunció la expropiación de la filial de Gazprom en Alemania

Publicado

en

El Gobierno socialdemócrata estatizará las operaciones del gigante energético ruso Gazprom dentro de Alemania, a fin de evitar la quiebra del proveedor e incrementar el control del Estado sobre uno de los mercados energéticos más importantes de Europa. 

La agenda de nacionalizaciones se ramificó por las economías europeas tras el estallido del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. El Gobierno socialdemócrata de Olaf Scholz anunció la expropiación de Securing Energy for Europe GmbH (SEFE), la subsidiaria local del gigante energético Gazprom. Esta empresa concentra y administra la mayor instalación de almacenamiento de gas de Alemania.

El Estado alemán desembolsará la suma de hasta 255 millones de euros para adquirir la empresa, el equivalente a 233 millones de dólares. De esta manera, el Gobierno obtendrá la participación total de la empresa energética y se convertirá en su único accionista, no habrá lugar para inversores del sector privado. 

La empresa constituye uno de los principales proveedores energéticos para el mercado alemán, uno de los más grandes de Europa. Las autoridades determinaron que la nacionalización se justifica por la “seguridad del suministro de gas”, y de esta manera se concluye con la segunda gran nacionalización en solo 3 meses.

Cabe resaltar que el Gobierno socialista expropió la empresa Uniper en septiembre de este año, debido a las tamañas dificultades financieras que enfrentaba por la guerra. Uniper había desempeñado un rol preponderante como inversor para el proyecto Nord Stream II, completamente boicoteado por el conflicto bélico. 

En este último el Estado tomó hasta el 99% de la participación accionaria de la empresa de gas más importante del país. La operación involucró un monto de 500 millones de euros. 

Uniper es un pilar central del suministro energético alemán, el Gobierno se hará cargo de alrededor de 99% de Uniper”, confirmó el ministro de Economía Robert Habeck.

Para ambos casos, no solo serán asumidos importantes costos para adquirir y recapitalizar las empresas, sino que también se asumirán las pérdidas operativas que resultan del shock por la guerra. La recapitalización tendrá un costo de 8.000 millones de euros para el caso de Uniper. 

Alemania sigue la misma estrategia que adoptó la administración de Emmanuel Macron en Francia tras el anuncio por la expropiación de Electricité de France (EDF), la principal empresa de generación de electricidad en el país. 

Seguir Leyendo

Alemania

Alemania posó en protesta por la decisión de la FIFA de no permitir usar cintas LGBT: Perdieron un partido histórico contra Japón

Publicado

en

La selección germana parece estar más enfocada en lo político que en lo futbolístico, y se notó: perdió por 2-1 contra Japón, que venía de un pésimo desempeño en las eliminatorias de Asia.

Japón superó a Alemania por 2-1 gracias a los goles de Ritsu Dōan y Takuma Asano, en un resultado impensado para los nipones que venían de un pésimo desempeño en las eliminatorias. Con este resultado, el equipo que dirige Hajime Moriyasu se ubica primero del Grupo E con 3 puntos.

El seleccionado japonés tuvo que dar vuelta el resultado, ya que a los 30 minutos tras un penal pateado por Gündoğan quien puso el marcador 1 a 0 a favor de los Germanos. Pero en el Segundo Tiempo, se lo vio apagado a Alemania y quedó físicamente lejos del desempeño de Japón.

Doan puso el 1-1 y poco después, Asano marcó el 2 a 1 final, dando un batacazo parecido al de los saudíes con Argentina este martes.

Este resultado poco tuvo que ver con lo futbolístico. Nadie puede dudar que Alemania es un equipo que supera en todos los aspectos al seleccionado nipón, sin embargo, no pudo aguantar el resultado y terminó perdiendo bien.

En Alemania ya están criticando a los jugadores por estar más enfocados en cuestiones políticas que en lo futbolística, lo que quedó muy claro en la apertura del partido, cuando los 11 germanos posaron con las manos tapando sus bocas en protesta por la decisión de la FIFA de cancelar la campaña “One Love”.

Las asociaciones del fútbol de nueve países (Holanda, Francia, Inglaterra, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Suecia, Noruega Suiza) habían lanzado la campaña “One Love“, para que los capitanes de los equipos utilicen un brazalete con los colores de la bandera LGBT en vez de la cinta tradicional de capitán.

La FIFA había dado el visto bueno en septiembre, pero el gobierno de Qatar expresó su enojo y después de que Francia se bajara de la campaña, el presidente de la asociación del fútbol mundial, Gianni Infantino, anunció que no se permitiría el uso de las cintas multicolor en territorio qatarí.

La Selección de Alemania, que tiene los ojos puestos en enviar mensajes políticos y resistir las leyes retrógradas de Qatar en vez de jugar al fútbol, pensó en un primer momento no presentarse a jugar el partido contra Japón.

Finalmente se presentaron pero rechazaron sacarse la foto con la bandera de Qatar o de la FIFA y en su lugar posaron tapándose la boca. Además, el capitán alemán, el arquero Manuel Neuer, se colgó una cinta blanco y negro, pero con el logo de la campaña “One Love” y una frase que dice “No a la discriminación“.

De hecho, al principio del partido, uno de los árbitros se acercó al arquero y chequeó cuál era el brazalete que tenía puesto, y preguntó por comunicador si tenía que amonestarlo. Pero finalmente le dijeron que no lo amoneste, ya que si bien tenía el logo de la campaña, no tenía la bandera multicolor de la comunidad LGBT.

Seguir Leyendo

Tendencias