Seguinos en redes

Alemania

El Gobierno socialista de Alemania declara a la juventud del partido AfD como "extremistas" y podrán ser espiados legalmente

Publicado

en

La agencia de espionaje alemana LfV y su filial en Brandeburgo, BfV, declaró que los jóvenes de AfD son "extremistas" y habilita que sean espiados y detenidos de manera arbitraria.

A medida que el partido de derecha Alternativa para Alemania (AfD) continúa subiendo en las encuestas nacionales y pone a los políticos tradicionales en jaque, la agrupación se enfrenta a la alarmante persecución del Gobierno socialista alemán y su agencia de espionaje nacional.

La Oficina Estatal para la Protección de la Constitución (LfV), la principal agencia de inteligencia interna del Gobierno alemán, ha declarado que el ala juvenil de la AfD, Junge Alternative (JA), pasará a ser clasificada como un "grupo extremista", lo que le permite a la agencia espiar legalmente a sus miembros y, eventualmente, llevar a cabo arrestos arbitrarios.

El anuncio de esta semana está amparado por la Constitución alemana, la llamada Ley Fundamental de Bonn, aprobada para la Alemania Occidental en 1949, y que, dado el contexto de aquella época, le otorgaba al Estado enormes poderes para perseguir y encarcelar a grupos nazis.

El contexto político ha cambiado enormemente, y hoy es la izquierda la que utiliza estas mismas leyes que permanecen sin modificaciones desde hace más de 70 años para perseguir a sus opositores.

De esta manera, la agencia de inteligencia policial de la región de Brandeburgo determinó que la JA se considera una "amenaza para la democracia alemana" por su manera de pensar, y a pesar de que la está investigando desde 2019, ahora podrá espiar a sus líderes, pinchar sus teléfonos, interceptar sus comunicaciones, usar informantes encubiertos confidenciales e incluso, detenerlos para cuestionamientos.

La medida provino de una decisión conjunta entre el Gobierno Nacional, presidido por el socialista Olaf Scholz, miembro del Partido Socialdemócrata (SPD), y el ministro del Interior de Brandeburgo, Michael Stübgen, miembro de la Unión Demócrata Cristiana (CDU).

De esta manera, los dos partidos más grandes de Alemania, supuestamente rivales entre sí, se han puesto de acuerdo para perseguir a su principal opositor, el cual una encuesta de Ipsos publicada esta semana situó con una intención de voto del 22%, el número más alto que han sondeado desde su creación en 2014.

Esta suba en las encuestas preocupa a la clase política alemana, ya que si la AfD obtiene una cantidad de votos en torno al 20%, todo indicaría que sería ineludible su apoyo para la formación de gobierno, dado el sistema parlamentario alemán.

"Este partido es un peligro para nuestra juventud, nuestra democracia, nuestra libertad y nuestra seguridad”, afirmó Stübgen, quien rápidamente perdería el cargo si la AfD se impone en las elecciones regionales de Brandeburgo.

La presidenta del AfD de Brandeburgo, Birgit Bessin, ha declarado que su partido impugnará la clasificación en los tribunales y afirmó que el ministro del Interior, Stübgen, ya había admitido en abril que no tenía pruebas suficientes para declarar a la juventud como extremista, pero que decidió hacerlo igual. 

La JA, por su parte, reaccionó a la medida diciendo: “Sin importar si se trata de críticos contra la inmigración, críticos de las medidas contra el coronavirus o defensores de la paz, toda forma de oposición auténtica en este país es sistemáticamente estigmatizada por el Gobierno”, dijeron. 

La desesperación de las agencias de inteligencia contra la AfD son notorias y alarmantes para una democracia oocidental. El mes pasado, el jefe de la LfV, Thomas Haldenwang, se manifestó públicamente en contra de la AfD y le pidió a los votantes alemanes que no votaran por el partido el mes pasado.

"De hecho, vemos fuertes corrientes en la AfD que actúan de manera anticonstitucional. Y esto se trata particularmente del odio y la agitación contra las minorías de todo tipo, como los inmigrantes, los musulmanes, pero también las personas con una orientación sexual diferente", dijo.

Es importante aclarar que ninguna de las acusaciones presentadas hasta el momento contra la JA o la AfD son acciones concretas de sus militantes, si no que simplemente se los acusa de pensar de manera "extremista".

Alemania

Censura en Alemania: El gobierno socialista ordenó cerrar un diario de derecha y arrestó al dueño del medio

Publicado

en

Con la excusa de ser un "portavoz de la escena extremista de derecha" e incitar al odio hacia los judíos y los extranjeros, el gobierno socialista de Olaf Scholz prohibió la revista derechista "Compact".

Alemania prohibió el martes la revista de derecha Compact, acusándola de ser un "portavoz de la escena extremista de derecha" y de "incitar al odio" hacia los judíos y los extranjeros.

El Ministerio del Interior intensificó la lucha contra lo que considera un "aumento del extremismo de extrema derecha" en el país, afirmando falsamente que el diario Compact había estado "operando en contra del orden constitucional". Se ordenaron allanamientos en propiedades ubicadas en cuatro estados diferentes.

Compact, que funciona como un órgano de portavoz del partido de derecha Alternativa para Alemania (AfD), tiene una circulación de 40.000 ejemplares y una considerable presencia en redes sociales. La prohibición también afecta a su filial Conspect Film, prohibiendo cualquier continuación de actividades previas.

Los allanamientos, que incluyeron oficinas de la revista y domicilios de sus principales figuras, directivos y accionistas en Brandeburgo, Hesse, Sajonia y Sajonia-Anhalt, tuvieron como objetivo confiscar bienes y recopilar pruebas adicionales, según informó el ministerio.

"Esta revista incita de manera inenarrable al odio contra los judíos, contra personas con antecedentes migratorios y contra nuestra democracia parlamentaria", declaró la ministra del Interior, la izquierdista Nancy Faeser.

Faeser, como la mayoría de políticos de izquierda, ha identificado al "extremismo de derecha" como la "principal amenaza para la democracia alemana", mientras los partidos políticos tradicionales luchan por contrarrestar el aumento de la popularidad de AfD antes de las elecciones en el este de Alemania de este año.

El editor en jefe de Compact, Jürgen Elsaesser, calificó la prohibición de "dictatorial" y la describió como el peor ataque a la libertad de prensa en Alemania en décadas. "Nos están tratando como si fuéramos una mafia, como un grupo terrorista. Pero somos un medio de prensa legal con un historial impecable", dijo a Reuters TV. "Esto deja claro que el objetivo único es destruir a la oposición y a nosotros como el medio más influyente. Ya estamos en contacto con abogados".

Los copresidentes de AfD también condenaron la prohibición. El sitio web de Compact ya no era accesible en Alemania, pero sus cuentas en redes sociales seguían activas.

El Ministerio del Interior de Alemania afirmó que la revista mensual Compact, fundada en 2010, era una parte central de la red de la Nueva Derecha y mantenía vínculos estrechos con el Movimiento Identitario y otros grupos de "extrema derecha". La revista fue catalogada como una publicación de extrema derecha confirmada por la agencia de inteligencia interna de Alemania en 2021, debido a la supuesta difusión de teorías conspirativas, propaganda antivacunas, así como también, según el gobierno socialista, narrativas antisemitas e islamófobas.

Hans-Christoph Berndt, líder de AfD en el parlamento regional de Brandeburgo, relacionó la prohibición con las elecciones de septiembre en tres estados del este de Alemania, incluido Brandeburgo.

En Alemania, donde se valora enormemente la libertad de prensa, las prohibiciones a los medios de comunicación son relativamente infrecuentes y el país ocupa el décimo lugar entre 180 países en el Índice Mundial de Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras. Compact tiene la opción de apelar la prohibición ante el Tribunal Administrativo Federal.

El presidente de la Asociación Alemana de Periodistas (DJV), Mika Beuster, expresó su esperanza de que cualquier tribunal confirmara la prohibición. "En mi opinión, lo que hace Compact no tiene nada que ver con el periodismo, es una ideología conspirativa y definitivamente de extrema derecha", declaró el izquierdista autoritario.


Seguir Leyendo

Alemania

Milei se reunió con el canciller alemán Olaf Scholz, quien accedió a reunirse a pesar de ser socialista desmarcándose de Pedro Sánchez

Publicado

en

El líder socialista alemán rechazó el pedido de Pedro Sánchez de no recibir al presidente argentino Javier Milei y accedió a reunirse con él en la Casa de Gobierno en Berlín.

El presidente Javier Milei se reunió este domingo con el jefe de Gobierno alemán, el socialista Olaf Scholz. El encuentro se dio al mediodía de Berlín, madrugada en Argentina, y contó con la presencia de ambas delegaciones.

Por el lado argentino, además del mandatario argentino, participó la secretaria Genera de la presidencia, Karina Milei, la canciller Diana Mondino y el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Fernando Iglesias.

Entre los temas de la agenda común estuvieron el acuerdo comercial que se sigue negociando entre la Unión Europea y el Mercosur, la provisión de litio para la poderosa industria automotriz alemana y la guerra en Ucrania.

También hablaron sobre la expansión de inversiones alemanas en Argentina. Cabe recordar que más de 100 empresas alemanas tienen operaciones en el país, con una inversión anual de 4.250 millones de dólares. De hecho, Alemania es el cuarto país con más inversiones en Argentina, detrás de Brasil, China y México.

Se trata de la primera reunión oficial de Milei con un mandatario de signo socialista en los seis meses desde que tomó posesión como presidente. A pesar de las claras diferencias ideológicas, Scholz recibió a Milei con honores, algo que su aliado en España, Pedro Sánchez, se ha negado rotundamente a hacer.

El canciller alemán se desmarcó de la estrategia de Sánchez, que ha repetido absurdamente que no recibirá a un "fascista" como Milei en La Moncloa, y mantuvo una reunión en la Casa de Gobierno de Berlín con el líder argentino por casi una hora.

Si bien funcionarios de la coalición oficialista alemana tacharon de “falta de gusto” las declaraciones de Milei sobre las acusaciones judiciales que pesan sobre la esposa de Sánchez, Scholz dejó en claro que las relaciones bilaterales son más importantes que las circunstanciales diferencias ideológicas que se puedan tener. Milei coincidió.

La visita había sido pactada desde el 9 de enero, cuando el presidente Milei mantuvo una conversación telefónica con Scholz, quien expresó su apoyo a las reformas argentinas y extendió una invitación para que visite Berlín a esta altura del año.

Previo al encuentro, Milei y la comitiva argentina pasaron a rendir homenaje al Monumento a los Judíos Asesinados de Europa, que se ubica en el centro de Berlín. Inaugurado en mayo del 2005, forma parte del desarrollo de la cultura del recuerdo por parte del gobierno alemán, como una manera de hacerse responsable por los crímenes que dejaron los regímenes totalitarios en el país, y no olvidar las atrocidades cometidas.

Seguir Leyendo

Alemania

Atentado terrorista islámico: Un inmigrante afgano acuchilló a un político de derecha y a un policía en Alemania

Publicado

en

Michael Stürzenberger estaba dando un acto en una plaza de la ciudad de Mannheim para hablar sobre los peligros del Islam, cuando fue atacado por un terrorista islámico.

El político de derecha Michael Stürzenberger, líder del difunto partido Die Freiheit y del actual Movimiento Ciudadano Pax Europa, fue atacado a cuchillazos por un inmigrante afgano durante un acto en la ciudad de Mannheim, donde el dirigente conservador estaba hablando de los peligros que conlleva tener millones de inmigrantes musulmanes en el país.

Según un informe de Bild, el periódico de mayor circulación en Alemania, el brutal ataque con cuchillo que conmocionó a la nación fue llevado a cabo por “Sulaiman A.”, de 25 años, un migrante que entró en Alemania en 2014 como refugiado de la guerra en Afganistán.

En un video difundido por varios medios alemanes, se puede ver cómo un individuo de rasgos árabes, blandiendo un cuchillo, ataca a Stürzenberger, que se encontraba en un stand informativo en una plaza, y después a quienes acudieron en su ayuda, incluido un policía, al que hirió en el cuello. Segundos después se puede ver que un agente de la Policía neutraliza al atacante de un disparo.

Stürzenberger, un viejo opositor de la inmigración islámica a Alemania, fue una de las seis personas, incluido un oficial de policía, que resultaron heridas durante el frenético ataque con cuchillo de combate del viernes.

Después de una operación de emergencia, Stürzenberger escribió en Telegram: “Ayer estuvo muy cerca. Acaban de venir cuatro médicos a hacer una ronda. La puñalada en el costado de mi pecho, que iba hacia mis pulmones, podría haber puesto en peligro mi vida". Los médicos aseguran que se salvó "de casualidad".

La puñalada que recibí en el muslo golpeó las venas y provocó una importante pérdida de sangre. Hubo una segunda puñalada en mi pierna por encima de la rodilla, pero afortunadamente el tendón no resultó dañado", continuó explicando.

"La lesión en la parte superior de mi brazo fue relativamente menor. Las puñaladas en mi cara fueron diferentes. Tengo grapas en el costado de la mandíbula. Me cosieron el labio superior y tenía una herida abierta que llegaba hasta los dientes”, relató.

"Muchas gracias a todos los médicos y cirujanos faciales que vinieron especialmente de una clínica especializada", dijo, y añadió: "Lo que un solo ‘refugiado’ afgano puede hacer con un cuchillo…"

El policía: en estado grave

Durante el ataque, el migrante afgano también apuñaló varias veces a un agente de policía por detrás, justo a la altura del cuello. Según los informes, el agente ha sido puesto en coma inducido y un portavoz de la Oficina Estatal de Policía Criminal afirmó el sábado que "su vida está en peligro".

Después de apuñalar a cinco personas, Sulaiman recibió un disparo de un policía, pero no fue letal, y tras una cirugía, está con vida. El inmigrante afgano de 25 años no ha podido ser interrogado por la policía todavía, pero se espera que en los próximos días pase por el debido escrutinio.

El ataque ha conmocionado a toda Alemania, pero la clase política se empeña en no mencionar el claro vínculo entre estos ataques, que cada vez son más comunes, y la masiva cantidad de africanos y árabes que han ingresado al continente europeo en la última década.

El canciller Olaf Scholz respondió al acto de barbarie, pero sin mencionar al Islam: “Las imágenes de Mannheim son terribles… Mis pensamientos están con las víctimas. La violencia es absolutamente inaceptable en nuestra democracia. El perpetrador debe ser severamente castigado”.

Seguir Leyendo

Tendencias