Seguinos en redes

Dinamarca

Dinamarca detiene a dos terroristas que estaban planificando un atentado en el Tour de France

Publicado

en

Dos terroristas sirios residentes en Dinamarca ligados al ISIS fueron detenidos con todos los materiales necesarios para producir explosivos.

Dos terroristas que vivían en Dinamarca y con vínculos con el Estado Islámico (ISIS) fueron detenidos por planificar un atentado terrorista con explosivos en el Tour de France, la carrera de ciclismo más importante del mundo, que se iba a celebrar en julio.

Los dos hombres, de 23 años, eran oriundos de Siria y fueron allanados por la Policía danesa en su departamento, donde se los encontró con los materiales necesarios para hacer una bomba TATP, también conocida como "Madre de Satán".

Esta bomba usa peróxido de hidrógeno, líquido para encendedores, ácido de batería y acetona, para crear un tipo de explosivo caracterizado por su alta inestabilidad y que ha sido usada en los ataques terroristas del 7/7 del 2005 en Londres, Inglaterra.

El arresto se realizó el mes pasado, y ahora la Corte de Copenhague ratificó la sentencia, presentando como pruebas los materiales que tenían en posesión y los vínculos de los acusados con ISIS, descubiertos a través de sus redes sociales y sus historiales de internet.

Los terroristas tuvieron de cómplice a una mujer de 40 años, que fue declarada inocente en el cargo de planificación de atentado pero se le adjudicó la culpabilidad de financiarlos sin dolo.

Sobre la mujer recayó un cargo de financiamiento al terrorismo, por un envío de 1.000 dólares estadounidenses al Estado Islámico en Siria.

Ella se justificó afirmando que simplemente le envió dinero a una fundación que pedía donaciones caritativas para musulmanes con carencias económicas en Europa, y que se vio influenciada por un supuesto video que vio en Facebook. La fundación no existe y la mujer fue engañada en la financiación del terrorismo.

Los agentes de seguridad no pudieron determinar en qué puntos precisos de la carrera pensaban posicionar las bombas, aunque se sabe que sería en una de las zonas del comienzo de la carrera, que arranca en Copenhague del 1ro al 3 de julio y terminará en París el 24 de julio.

Lo que también se descubrió en el juicio fue que estos dos hombres ya habían cometido un atentado en Dinamarca, cuando incendiaron en llamas un colectivo en la ciudad de Amager.

Por este delito no habían sido arrestados, y se demostró una enorme falencia en las políticas de seguridad del país nórdico, que sigue pagando con sangre la ola migratoria que aceptó entre 2015 y 2020.

Dinamarca

Dinamarca: Los socialdemócratas llegan a un acuerdo con la derecha para reformar el Estado e impulsar una masiva rebaja de impuestos

Publicado

en

El acuerdo presupuestario llevó al nivel de gasto público al nivel más bajo de los últimos 49 años, propone el recorte al “Estado de Bienestar” para priorizar el gasto en defensa, y estipula una rebaja sustancial de impuestos para estimular la oferta laboral y el crecimiento económico.

El Gobierno socialdemócrata de Dinamarca presidido por la Ministra Mette Frederiksen se propuso emprender una serie de reformas estructurales pro-mercado, demostrando una gran dosis de pragmatismo. El “modelo nórdico” enfrenta un proceso de crisis y atraviesa una necesaria reestructuración.

Como parte de un histórico y extremadamente inusual acuerdo entre el Partido Socialdemócrata, el derechista Partido Popular Danés, grupos conservadores tradicionales y liberales nucleados en la Alianza Liberal danesa, se llegó a un amplio consenso para reformar y recortar el tamaño del Estado.

La mayor parte de los partidos de la izquierda radical y los ecologistas más extremistas decidieron rechazar el consenso económico, y quedaron por fuera del histórico acuerdo de la política danesa.

La reforma del Estado

El Banco Central Europeo (BCE) informó que el gasto público de Dinamarca cayó al 44,63% del PBI en el primer trimestre del año, marcando así el resultado más modesto registrado desde 1974.

Se acumula una fuerte caída equivalente a 5 puntos del PBI desde el cuarto trimestre de 2019 (antes del shock por la pandemia), y casi 10 puntos con respecto al primer trimestre de 2021. Se trata del ajuste presupuestario más importante de la historia de Dinamarca, incluso más acelerado que el que se produjo durante la década de 1990.

También se dispuso una ambiciosa reasignación de partidas, dando un menor peso a las potestades del llamado “Estado de Bienestar”, y una mayor proporción de los gastos destinados a la defensa nacional. Según las estimaciones del Gobierno danés, el gasto militar aumentará hasta alcanzar el 2% del PBI en los próximos 7 años.

Con esta nueva reforma del Estado, la posición fiscal de Dinamarca no podría ser más sólida. Se registró un superávit primario equivalente al 4,08% del PBI en el primer trimestre, mientras que el resultado financiero (después del pago de intereses de deuda) marcó un fuerte superávit del 3,3% del PBI.

Gasto publico de Dinamarca desde 1999.

La reforma impositiva para bajar los impuestos

Las reformas y la holgura fiscal permiten afianzar la reducción de los impuestos, una tratativa que también fue acordada en el reciente consenso político. Se anunció un paquete de reducciones impositivas por 5.000 millones de coronas para 2023, aplicado sobre las deducciones del impuesto a los ingresos para fomentar la oferta laboral.

Se dispone la ampliación de las deducciones fiscales para las personas que trabajan a tiempo completo, y también se incrementan las deducciones aplicables por cada hijo como una manera de incentivar la natalidad.

Por otra parte, se apunta a una completa reorganización y simplificación del impuesto a los ingresos para personas físicas. La categoría impositiva más baja se reducirá a la mitad, del 15% al 7,5%, aplicable para personas con ingresos anuales de hasta 750.000 coronas anuales.

Se reducirá el impuesto a la herencia para sociedades del 15% al 10%, conocido como el impuesto de “cambio generacional”, y se aplica cada vez que una empresa transmite el control de sus operaciones a otras entidades.

Seguir Leyendo

Dinamarca

Nueva quema del Corán en protestas anti-Islam en Dinamarca, ahora frente a las embajadas de Egipto y Turquía

Publicado

en

Nuevas manifestaciones en Copenhague culminan con la quema de copias del Corán, libro sagrado del islam, esta vez frente a las embajadas de Egipto y Turquía, aumentando aún más la tensión entre el mundo musulmán y los países nórdicos.

La ola de protestas en contra de la religión islámica continúa en los países nórdicos, esta vez en Dinamarca. Durante la jornada del martes, activistas nacionalistas y anti islámicos prendieron fuego copias del Corán, libro sagrado de los musulmanes, esta vez frente a las embajadas de Egipto y Turquía en Copenhague.

Estas quemas se suman a otras ya consumadas frente a las misiones diplomáticas iraquíes en las capitales de Dinamarca y Suecia, además de otra que tuvo lugar frente a la Gran Mezquita de Estocolmo, lo que marcó la primera vez que un país europeo permite que manifestantes quemen el Corán frente a una mezquita.

Si bien los gobiernos de Dinamarca y de Suecia han criticado duramente la quema del libro sagrado del Islam, no han tratado de evitarlo, en virtud de las leyes de libertad de expresión en los países nórdicos. Puntualmente, Dinamarca ha condenado los incendios como "actos provocativos y vergonzosos", pero asegura que las autoridades no tienen poder legal para bloquear a los manifestantes ya que no son violentos.

No obstante, estos hechos están generando la ira de ciudadanos y autoridades de países de mayoría musulmana. Ante ello, el ministro de Relaciones Exteriores danés, Lars Lokke Rasmussen, confirmó el martes que había "tenido una llamada telefónica constructiva" con el ministro de Relaciones Exteriores iraquí, Fuad Husseein, sobre las relaciones bilaterales de los dos países y las sucesivas quemas del Corán.

A modo de explicación de la legislación danesa, la profesora de derecho de la Universidad de Copenhague, Trine Baumbach, dijo a Reuters que "la gente se beneficia de una libertad de expresión extendida cuando se manifiesta". "No solo incluye la expresión verbal. Las personas pueden expresarse de varias maneras, como a través de la quema de artículos".

El Ministerio de Relaciones Exteriores egipcio convocó el martes al encargado de negocios de Suecia para condenar la profanación del Corán. Además, Turquía había condenado enérgicamente lo que llamó un "ataque despreciable" contra el Corán el lunes, luego de las manifestaciones frente a la embajada iraquí en Copenhague. Antes de que ocurrieran los eventos del martes, Ankara ya había pedido a Dinamarca que tome las medidas necesarias para prevenir este "crimen de odio" contra el Islam.

La quema de copias del Corán en Dinamarca y Suecia está generando cada vez más ira en el mundo musulmán

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Irak pidió el lunes, antes de las nuevas quemas del Corán, a las autoridades de los países nórdicos que "reconsideren rápidamente la llamada libertad de expresión y el derecho a manifestarse" a la luz de las sucesivas quemas del Corán.

Sumándose a la condena generalizada, el líder supremo de la República Islámica de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, resaltó el sábado que las personas que profanan el Corán deberían enfrentar el "castigo más severo".

Semanas antes, el Papa Francisco también condenó la quema del Sagrado Corán en Suecia señalando que los hechos lo habían "enojado y disgustado". "Cualquier libro considerado sagrado debe ser respetado para respetar a aquellos que creen en él", dijo el Papa en una entrevista con el periódico de Emiratos Árabes Unidos, Al Ittihad.

"La libertad de expresión nunca debe usarse como un medio para despreciar a los demás y permitir que eso sea rechazado y condenado", agregó la máxima autoridad del mundo católico en la entrevista con el medio emiratí.

Cabe recordarse que, producto de los eventos ocurridos en los países nórdicos, el gobierno iraquí resolvió expulsar al embajador sueco en Bagdad y retiró al embajador iraquí de Estocolmo, además de que distintos países de mayoría musulmana protestaron en contra de las sucesivas quemas de versiones del Corán en la capital de Suecia.

Protestas frente a misiones diplomáticas suecas y danesas están teniendo lugar en varios países de mayoría musulmana

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán convocó al embajador de Suecia en Teherán el pasado jueves para “protestar enérgicamente contra la profanación del sagrado Corán“, informaron los medios estatales.

Adicionalmente, el Reino de Jordania condenó la profanación del Corán en Estocolmo “como un acto imprudente que alimenta el odio y una manifestación de islamofobia que incita a la violencia y al insulto a las religiones”.

También, Qatar convocó al embajador de Suecia para entregarle una nota de protesta. De la misma manera, Arabia Saudita convocó al encargado de negocios sueco en Riad y le entregó una nota de protestaLo mismo hizo Emiratos Árabes Unidos con el representante sueco en el país.

Seguir Leyendo

Dinamarca

Continúan las protestas de quema del Corán en los países nórdicos: Esta vez en Copenhague, Dinamarca

Publicado

en

Tras la quema de una copia del Corán y la destrucción de una bandera iraquí frente a la embajada de Irak en Copenhague, un grupo de manifestantes se han reunido cerca de la Zona Verde de Bagdad para pedir represalias contra Dinamarca.

Miembros del grupo nacionalista danés llamado Danske Patrioter siguieron los pasos de manifestantes anti islámicos suecos y con mucha valentía quemaron una copia del Corán, libro sagrado del Islam, frente a la embajada de Irak en Copenhague, en forma de protesta.

Adicionalmente, luego de enseñar carteles con insultos contra el Islam, destruyeron una bandera iraquí, junto con la copia del Corán, con el amparo de la policía danesa, como se puede observar en distintos videos difundidos en las redes sociales.

Desde Danske Patrioter afirmaron que realizaron esta demostración en signo de protesta por el ataque contra la embajada de Suecia en Bagdad. Durante la madrugada del jueves, una multitud de iraquíes irrumpió en la embajada de Suecia en Bagdad en señal de repudio por la quema del Corán el pasado 28 de junio efectuada por Salwan Momika, un cristiano iraquí que ahora vive en Suecia.

El gobierno iraquí resolvió expulsar al embajador sueco en Bagdad y retiró al embajador iraquí de Estocolmo, además de que distintos países de mayoría musulmana protestaron en contra de las sucesivas quemas de versiones del Corán en la capital de Suecia.

La portavoz de la policía de Copenhague, Trine Fisker, dijo a The Associated Press que "una manifestación muy pequeña" con menos de 10 personas tuvo lugar el viernes por la tarde frente a la embajada iraquí, agregando que un libro fue quemado.

"No sabemos qué libro era… Aparentemente trataron de quemar la bandera iraquí y después de eso, alguien la pisó", resaltó Fisker, tratando de minimizar los hechos. También dijo que el "evento fue pacífico desde una perspectiva policial".

Quema del Corán en Estocolmo por parte de un iraquí residente en la capital de Suecia

Luego de los hechos, el gobierno danés condenó la manifestación, pero como en Suecia, mantuvo que tienen el derecho de realizar aquellas protestas. El ministro de Relaciones Exteriores, Lars Løkke Rasmussen, calificó la acción de una "estupidez que hizo un pequeño puñado de individuos".

"Es un acto vergonzoso violar la religión de otros", sentenció el ministro ante la emisora pública danesa DR. "Esto se aplica tanto a la quema de Coranes como a otros símbolos religiosos. No tiene otro propósito que provocar y crear división".

En respuesta al incidente en Copenhague, el Ministerio de Asuntos Exteriores iraquí condenó "en términos fuertes y repetidos, el incidente de abuso contra el Sagrado Corán y la bandera de la República de Irak frente a la Embajada iraquí en Dinamarca", en un comunicado oficial emitido el sábado.

El comunicado también señaló que "estas acciones provocan reacciones y ponen a todas las partes en situaciones delicadas". Por ello, el gobierno iraquí instó a la comunidad internacional a "ponerse de pie con urgencia y responsabilidad ante estas atrocidades que violan la paz social y la convivencia en todo el mundo".

En respuesta a lo acontecido en Copenhague, cientos de personas en Bagdad han intentado asaltar la Zona Verde de la ciudad, un área fuertemente fortificada que alberga varias embajadas extranjeras y la sede del gobierno de Irak.

"Hemos estado viendo cientos de manifestantes enojados. Se reunieron aquí, procedentes de la capital, Bagdad, y otras provincias también, cantando contra la profanación del Sagrado Corán", dijo Mahmoud Abdelwahed, corresponsal de Al Jazeera informando desde Bagdad.

Manifestantes iraquíes cerca de la Zona Verde de Bagdad

"Nos dicen que están aquí hoy levantando copias del Sagrado Corán y la bandera de Irak para expresar su rechazo a su profanación tres veces en menos de un mes, dos veces en Suecia y una vez en Copenhague", continuó Abdelwahed.

"Anoche intentaron asaltar la Zona Verde para llegar a la embajada danesa. Estos manifestantes también han estado pidiendo a la comunidad internacional que redacte leyes para prevenir la agresión y la profanación de libros sagrados", afirmó Abdelwahed.

Adicionalmente, los manifestantes aprovecharon para apoyar al influyente líder religioso y político chiíta iraquí, Muqtada al-Sadr, llevando carteles con su imagen y banderas asociadas con su movimiento.

Frente al temor de que los manifestantes ingresen a la embajada danesa en Bagdad, el gobierno iraquí ha afirmado su "pleno compromiso" con la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, confirmando que garantizará "la protección y seguridad proporcionada a los equipos diplomáticos".

En una protesta paralela, los manifestantes prendieron fuego a la sede de la organización humanitaria Consejo Danés para los Refugiados (CDR) en la gobernación de Basora, sur de Irak, según informes de los medios locales.

La CDR confirmó en un comunicado enviado por correo electrónico a The Associated Press que sus instalaciones en Basora "fueron atacadas armadamente" la madrugada del sábado. "Deploramos este ataque: los trabajadores humanitarios nunca deben ser blanco de violencia", dijo Lilu Thapa, directora ejecutiva de la CDR para Medio Oriente.

Seguidores iraquíes de Muqtada al-Sadr cerca de la Zona Verde de Bagdad

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán convocó al embajador danés para protestar contra "la profanación del Corán en Copenhague", según una publicación de Twitter del Ministerio.

"La quema de libros en Europa es una reminiscencia de la edad oscura de la ignorancia. El silencio frente a un crimen cultural tan atroz solo conducirá a la violencia y la promoción del terrorismo", remarcó un alto funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores citado por medios iraníes.

Además, Irán anunció el viernes por la noche que no permitirá que un nuevo embajador sueco ingrese al país. "El mandato del embajador sueco en Teherán ha terminado y, de acuerdo con la orden del presidente, hasta que el gobierno sueco tome medidas serias sobre la profanación del Sagrado Corán, no aceptaremos al nuevo embajador sueco", sentenció el ministro de Relaciones Exteriores, Hossein Amir-Abdollahian.

Su anuncio se produce horas después de una protesta nocturna en Teherán frente a la embajada sueca. Los manifestantes se reunieron después de la oración del viernes, ondeando banderas iraníes y llevando copias del libro sagrado del Islam. "Abajo Estados Unidos, Gran Bretaña, Israel y Suecia", gritaron.

Seguir Leyendo

Tendencias