Seguinos en redes

España

Paro Camioneros España: Reclaman medidas para bajar precio de combustibles y eliminar excesivas regulaciones

Publicado

en

Presentaron una lista de 23 puntos, donde entre otras cosas piden liberar el sector de regulaciones para "mejorar la calidad laboral" de los transportistas. El gobierno los tilda de "extrema derecha" y los manda a reprimir.

Mañana se cumple una semana de protestas y paro de camioneros transportistas en España. Los conductores reclaman al Ministerio de Transporte por la eliminación del pase sanitario que rige para su actividad, además de medidas en favor de la producción de hidrocarburos que permita reducir el precio de los combustibles.

Si bien los principales reclamos tienen que ver con los costos de combustibles, los conductores han presentado un listado de 23 puntos que incluye todo tipo de mejoras para su calidad de vida y de trabajo. Como por ejemplo eliminar o reducir las excesivas tarifas de los servicios, de los intermediarios, de la carga y la descarga de las mercancías y de la aplicación de nuevos peajes en las carreteras.

La ministra de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana de España, Raquel Sánchez, se ha reunido con las principales patronales y ha manifestado que ésta "no es una huelga ni un paro patronal, puesto que el Comité Nacional de Transportes por Carreteras (CNTC) no secunda este boicot", el cual dice que está organizado por un grupo minoritario del sector.

El paro, que al principio no recibió mucha atención por parte del Gobierno socialista de Pedro Sánchez, fue convocado por la Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte, y cuenta con la participación de varios sindicatos mayoritarios, agrupa principalmente a pequeñas empresas, autónomos y asalariados.

A pesar del intento de minimizar su impacto, las consecuencias de casi una semana de paro ya son visibles: más del 60% de las actividades agrícola, ganadera y pesquera se ven afectadas en todo el país. 

Ante estos reclamos, el Gobierno socialista, lejos de buscar la mejora de las condiciones laborales de miles de trabajadores de toda España, ha salido a criticar los reclamos argumentando que son promovidos por sectores de la "extrema derecha" para desestabilizar al gobierno

La portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, ha asegurado en una conferencia de prensa en Sevilla que "es una reacción que parece orientada por los posicionamientos de la ultraderecha" y ha destacado que, tratándose de "una acción minoritaria", los transportistas "no están haciendo uso de su derecho a la huelga, sino que están boicoteando al resto de trabajadores que, en un momento tan complicado como este, están trabajando para garantizar el suministro de alimentos de primera necesidad".

Mientras los miembros del Gobierno adjudican la huelga a la derecha sin responder a los pedidos de los conductores, España enfrenta un desabastecimiento de alimentos y otros suministros en las principales ciudades del país. Por lo pronto, Sánchez se niega a hablar con los huelguistas mientras les pide “responsabilidad” y lleva un total de 29 detenidos y mas de 500 personas identificadas y denunciadas como parte de la huelga. 

El paro ya ha ocasionado en casi una semana, pérdidas de 600 millones de euros al sector primario, industria y distribución alimentaria y pone en peligro más de 100.000 puestos de trabajo, según las estimaciones realizadas por la cadena de valor agroalimentaria y del gran consumo (Cooperativas Agroalimentarias, FIAB, Aecoc, Asedas, ACES y Anged).

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que el Gobierno garantizará el orden público "incluso ante determinadas conductas que son minoritarias y que actúan de manera vandálica, si no violenta", en referencia a los piquetes de la huelga de transportistas. Parece que tomará el manual de Justin Trudeau para reprimir violentamente a los manifestantes.

Los huelguistas le respondieron al líder del PSOE (irónicamente nombrado Partido Socialista Obrero Español), manifestando que ellos no pertenecen ni a la izquierda ni a la derecha, si no que sólo son trabajadores que piden mejores condiciones laborales.

Por ahora, la única medida del gobierno ha sido, para asegurar el suministro, desplegar 23.600 agentes entre Policía Nacional y Guardia Civil para escoltar convoyes, patrullar y dotar de seguridad los centros logísticos y nodos de transporte de mercancías, así como en prevenir y actuar ante piquetes.

En Galicia, los huelguistas manifiestan que no tienen otra opción debido a que a ellos no los defiende una patronal por ser autónomos o pequeñas pymes, que no se sienten representados por el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) con el que negocia el Gobierno y que pretenden mantener la protesta hasta que el gobierno se siente con ellos. Lo cierto es que por ahora, fuentes cercanas a Sánchez, manifiestan que el gobierno no negociará con minorias “de la extrema derecha”

España

Militantes de izquierda agredieron a la periodista María Durán, en la pequeña manifestación contra Javier Milei en Puerta del Sol

Publicado

en

Mientras cubría el evento entre Javier Milei e Isabel Díaz Ayuso, y entrevistaba a los manifestantes que se oponían a la presencia del presidente argentino en España, militantes comunistas la agredieron por el simple hecho de hacer su trabajo.

El presidente de Argentina, Javier Milei, viajó a España este viernes para recibir un premio por parte del Instituto Juan de Mariana, condecorándolo por su defensa de las ideas de la libertad. Lo hizo en medio de una fuerte tensión con su par español, Pedro Sánchez, luego que Milei le respondiera sus agresiones recordando la conducta delictiva de su esposa.

No obstante, la gobernadora de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, recibió a Milei con los brazos abiertos, invitándolo a la Casa de Gobierno e incluso entregándole la Medalla Internacional de la Comunidad de Madrid, por estrechar los lazos entre los argetinos y los madrileños.

En este marco, una masiva congregación se juntó en Puerta del Sol, la plaza frente a la Casa de Gobierno de Madrid, para apoyar al presidente argentino, a la cual salió a saludar desde el balcón en imágenes que se volvieron virales.

Pero mientras tanto, una pequeña pero ruidosa contra-marcha de la extrema izquierda se organizó en una parte de la plaza Puerta del Sol para manifestarse en contra del mandatario argentino. Allí fue cuando una periodista que se atrevió a entrevistar a la turba anti-Milei fue brutalmente atacada por los manifestantes supuestamente feministas y comunistas.

La Derecha Diario se comunicó con la periodista agredida, María Durán, del famosísimo portal Herqles para saber cómo estaba y para hablar sobre su cobertura de la visita del presidente argentino que revolucionó a la capital de España.

¿Cuál fue el contexto del enfrentamiento?

"Todo el conflicto se remonta a unos meses atrás, cuando un ministro de Pedro Sánchez insinuó que Javier Milei consumía sustancias. Todo coincidiendo con un viaje a España de Milei para un acto de VOX. Pero en ese momento el PSOE estaba salpicado por un caso de corrupción que afectaba a varias administraciones socialistas y al Ejecutivo central y que finalmente ha terminado por salpicar a la propia mujer de Sánchez, Begoña Gómez.

El Gobierno probablemente pensó que con una crisis artificial con el presidente argentino distraería la atención de sus casos de corrupción, pero no lo logró y al final tuvo que seguir aumentando el nivel de la provocación hasta retirar a la embajadora de Argentina".

En ese contexto, Milei volvió a visitar a España, decidido a no dejarse amedrentar por Sánchez, y allí fue cuando los socialistas seguidores del líder del PSOE decidieron hacer una marcha para repudiar la llegada del mandatario argentino.

¿Por qué incomoda Milei a la izquierda española?

"Porque no tiene complejos. Algo que prácticamente en la derecha española no existe. Contesta a las provocaciones de la izquierda sin miedo, algo que les resulta intolerable porque pone en duda su relato".

Luego de las declaraciones de Milei respecto a la esposa de Sánchez y su gestión, ¿cuál es la situación entre ambas naciones?

"Actualmente España ya no tiene embajadora en Argentina. El Gobierno de Milei, por el contrario, ha priorizado el bienestar de sus ciudadanos en España y mantiene a su embajador. Una suerte con la que no cuentan el medio millón de españoles residentes en Argentina".

¿Cuál fue la reacción de Sanchez a la visita, que dijo que es una "provocacion"?

"Pedro Sánchez es un auténtico experto en desviar sus escándalos políticos y personales con cortinas de humo que en España, desgraciadamente, con unos medios de comunicación muy subvencionados, suelen funcionar. Un ejemplo fue la exhumación del exjefe de Gobierno Francisco Franco.

"Sánchez creyó haber encontrado en Milei un filón para movilizar a su electorado a la vez que podía aprovechar la manera de ser del presidente argentino para victimizarse. La realidad es que Milei, a pesar de entrar al trapo de sus declaraciones, puede venir a España tranquilamente y cuenta con un importante apoyo tanto entre los argentinos como entre los españoles. Puede viajar, buscar inversiones, etcétera, algo que a la inversa ahora mismo resulta imposible".

¿Cómo describes el recibimiento de Ayuso y cómo esto la confronta con Sánchez?

"Ayuso al final se ha subido a un carro que le ha parecido beneficioso, pero no hay que olvidar que el aliado de Milei en España es Santiago Abascal, presidente de VOX. Así lo dejó claro el mismo Milei en su visita hace un mes.

La presidente madrileña ha esperado a ver cómo se movía la opinión pública, y al ver que era favorable a Milei, lo ha recibido y condecorado. Pero una vez que ya había tenido lugar la crisis creada por Sánchez. Es inteligente políticamente, pero tiene una parte clara de cálculo electoralista. Su propio partido criticó al presidente argentino tras recordar que la mujer de Pedro Sánchez estaba imputada".


De Mamela Fiallo Flor para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

España

Locura socialista: El Gobierno de Pedro Sánchez quiere reducir la jornada laboral, sin reducción de sueldos y sin un acuerdo con las empresas

Publicado

en

Sumar, una coalición de partidos de extrema izquierda que forma parte del gobierno de Pedro Sánchez, llevará al Congreso un proyecto para la reducción de la jornada laboral para "trabajar menos".

El portavoz del partido Sumar en el Congreso, Íñigo Errejón, anunció este martes que presentarán un proyecto de ley para impulsar la reducción de la jornada laboral sin disminución salarial, algo que harán con o sin el apoyo del sector privado, como el propio presidente Pedro Sánchez había prometido previamente.

"Si no se logra mediante el diálogo social, lo llevaremos al Congreso de los Diputados", dijo en una forma de amenaza hacia los empresarios Errejon, que forma parte de la coalición de gobierno socialista junto con el PSOE y Podemos.

De esta manera, el Gobierno ahora busca reducir la jornada laboral de 40 a 38,5 horas semanales este año y a 37,5 horas en 2025. Esta iniciativa es impulsada por la líder de Sumar, Yolanda Díaz, actual vicepresidente de España y quien además encabeza el Ministerio de Trabajo, posición desde la cual está liderando las negociaciones entre sindicatos y patronal sobre esta medida.

"Estamos hablando de una discusión política que tiene un impacto directo e inmediato en la vida cotidiana de los españoles", resaltó Errejón, un joven dirigente que se acostumbró a cobrar sin trabajar, durante la rueda de prensa en el Congreso. Con datos falsos, afirmó que esta medida cuenta con el respaldo de "más de dos tercios de la ciudadanía española".

Por otro lado, el portavoz del grupo plurinacional celebró que finalmente se vaya a someter a votación esta semana el decreto que incluye la reforma del subsidio por desempleo. Esta medida tiene como objetivo aumentar la cantidad y la cobertura de esta prestación, "beneficiando" a más de 700,000 personas, y perjudicando a millones de trabajadores españoles que deberán financiar estas medidas con su propio bolsillo.

"No solo es una política social absolutamente necesaria para quienes más lo necesitan, sino que también continúa con la fórmula exitosa que está impulsando las tasas de crecimiento económico en España", destacó Íñigo Errejón, quien parece vivir en una realidad paralela, negando el aumento de la pobreza, la indigencia, y de la inflación que estas medidas de izquierda están logrando.

"La gente quiere trabajar menos para vivir mejor, manteniendo los salarios. Esta es la clave de la reforma que vamos a impulsar, asegurando que los salarios se mantengan, al igual que hacemos con el salario mínimo, lo que contribuirá a elevar todos los salarios", destacó Díaz, quien a su vez afirmó que su intención es tener listo el acuerdo "antes del verano".

Para la izquierda, resulta muy fácil ser solidarios con el bolsillo ajeno, además de no darse cuenta de la destrucción económica que estas medidas generarán, sobre todo con las pequeñas y medianas empresas, quienes no cuentan con el capital suficiente para sostener esta demagogia populista, y que probablemente terminen cerrando y echando a sus trabajadores.

En la misma línea, esta mañana el secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT), Pepe Álvarez, expresó su posición a favor y especialmente instó a la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) a aceptar la reducción de la jornada laboral a 37,5 horas semanales. Álvarez subrayó que este paso es fundamental para luego negociar las condiciones que harán efectiva la reducción del tiempo de trabajo, incluyendo el aumento de las horas extraordinarias.

Por su parte, el presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, ha advertido que solicitará revertir cualquier modificación en la jornada laboral si no se llega a un acuerdo al respecto con las empresas y posteriormente hay un cambio de Gobierno.

"No puedo negarle al Gobierno, en este caso a la ministra, la facultad que pueda tener de cambiar las normas si el Parlamento así lo aprueba. Pero tengo la libertad de decir que no considero eso como diálogo social", señaló Garamendi durante su intervención en el seminario organizado esta semana por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) junto con la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

"Si tienen muy claro qué ley quieren hacer, que la hagan, pero no estaremos de acuerdo. Y cuando haya un cambio de Gobierno, pediremos que se modifique", advirtió el presidente de la patronal, subrayando que "estas decisiones a medio y largo plazo tienen consecuencias".

Durante su intervención, Garamendi ha caracterizado la relación actual con el Ministerio dirigido por Yolanda Díaz como un "monólogo social", criticando que el Gobierno les acuse de no saber dialogar si no aceptan la primera propuesta que se les presenta.

En cuanto a la propuesta de reducción de la jornada laboral que promueve Yolanda Díaz, Garamendi ha afirmado que "nunca se ha discutido en un convenio colectivo sobre la semana laboral, siempre se ha tratado en términos anuales, lo que demuestra que estamos frente a un planteamiento ideológico y no pragmático".

El presidente de la CEOE también ha subrayado que se presta poca atención al comercio minorista cuando se aborda la reforma laboral. "Ya no es solo una cuestión de salario, sino también de la propia organización del trabajo (…). Para estas pequeñas empresas que tienen un promedio de cinco empleados, realmente no creo que esto les vaya a gustar si no está acordado en las mesas de negociación de cada convenio", añadió.

El representante de las empresas españolas enfatizó la necesidad de reducir la ideología para mejorar el funcionamiento de las cosas. Además, hizo un llamado a la "responsabilidad, tranquilidad, prudencia y moderación", así como a la estabilidad política, seguridad jurídica y estabilidad regulatoria.


De Kevin Frank para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

España

Pedro Sánchez se desespera y anuncia un plan para "acabar con la impunidad" de los medios independientes

Publicado

en

El presidente español busca asegurarse el control total sobre los medios de comunicación y la narrativa pública, silenciando a las voces opositoras y poniendo fin a la libertad de prensa.

El presidente español, Pedro Sánchez, ha anunciado que tomará medidas contra lo que él llama "pseudomedios", refiriéndose a los medios de comunicación independientes que aún no se han alineado con sus ambiciones de poder, en lo que podrían ser leyes represivas similares a las de la dictadura venezolana.

Hace unos meses, el dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, aprobó una controvertida normativa llamada "Ley contra el Fascismo, Neofascismo y Expresiones Similares", con el objetivo de imponer su ideología comunista en los medios de comunicación y redes sociales.

En menos de 60 días, Sánchez ha seguido esta línea chavista y ahora está pensando en su propia versión de esta legislación para combatir lo que denomina "bulos y desinformación", argumentando que es para "salvaguardar la convivencia pacífica y la democracia", la típica excusa de un potencial dictador.

La reacción de Sánchez surge tras la publicación de informaciones relacionadas con los casos de corrupción que afectan a su esposa, Begoña Gómez, y a su hermano, David Azagra. El presidente considera urgente "acabar con la impunidad" y planea modificar la ley orgánica sobre el derecho al honor y a la rectificación.

Sánchez basa su razonamiento en afirmaciones falsas, como la supuesta victoria electoral cuando en realidad ha perdido todas las elecciones. Según él, su investidura cediendo a los chantajes de partidos proetarras, golpistas, separatistas y comunistas le otorga una especie de representación de la soberanía popular que justifica su autoridad casi tiránica.

Cualquier crítica a sus políticas es tildada de negar su victoria electoral, y quienes defienden la democracia son vistos como parte de la "máquina del fango". En la cúspide de esta "máquina" estarían Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, y Santiago Abascal, líder de Vox.

El artículo 20 de la Constitución española establece que el ejercicio de los derechos de expresión, difusión de pensamientos e ideas, así como el acceso a información veraz, no puede ser objeto de censura previa. La prensa libre tiene la responsabilidad moral de denunciar públicamente los abusos de poder, incluso cuando estos involucran a figuras tan prominentes como el presidente del Gobierno.

Las informaciones sobre los casos de corrupción que afectan a la esposa y al hermano de Sánchez son verídicas, como lo demuestra su imputación y la investigación judicial en curso. Incluso en ausencia de estas imputaciones, la prensa tiene el deber de señalar conductas moralmente censurables, como el aprovechamiento de la posición de poder para beneficio personal de familiares.

El prefijo "pseudo" que Sánchez utiliza para referirse a los medios de comunicación independientes sugiere falsedad, siendo sus antónimos genuino, auténtico o verdadero. De esta forma, el mandatario español busca descalificar a las voces disidentes, para que no cuenten verdades como las de que Sánchez obtuvo su doctorado con fraude, que fue un ganador ficticio en las elecciones de julio, y que sus promesas electorales carecen de credibilidad.

Intentar suprimir la difusión de abusos de poder es antidemocrático, al igual que negociar con grupos terroristas, otorgar indultos a golpistas o colaborar con auténticos comunistas.

Todas estas acciones han sido posibles debido a que, en realidad, Sánchez muestra una conducta pseudo-democrática, respaldada aún por votantes que podrían considerarse pseudo-inteligentes.


De Kevin Frank para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Tendencias