Seguinos en redes

Finlandia

Finlandia construirá un muro fronterizo con Rusia para frenar la inmigración del país envuelto en guerra

Publicado

en

El Partido Social Demócrata de Finlandia, que trató de racista a la oposición por querer frenar la inmigración ilegal, ahora decidió seguir su idea y construir un muro con Rusia.

La primera ministra de Finlandia, la socialdemócrata Sanna Marin, dejó de lado sus creencias de fronteras abiertas y anunció la semana pasada que su gobierno construirá un muro fronterizo con Rusia, para frenar el éxodo de rusos que están escapando de la guerra a través del país escandinavo.

Marin tuvo un apoyo unánime de los partidos en el Parlamento, y el proyecto está basado en un documento presentado previamente por el derechista Partido de los Finlandeses (Peruss), que propone frenar la inmigración ilegal de todas las partes de Europa.

“Se trata de poder asegurarnos que la frontera está bien vigilada y de ser capaces de anticiparnos a lo que pueda ocurrir en ella”, afirmó a la prensa la primera ministra finlandesa.

La oposición, si bien apoyó la idea, recordó que la primera ministra los trató de racistas y xenófobos en los últimos años por proponer un muro fronterizo, pero que ahora se apropia de la idea por una emergencia regional como es la guerra entre Rusia y Ucrania.

El muro estará completamente edificado en 2027, pero las partes “más vulnerables” serán construidas en los próximos 6 meses. El proyecto, cuyos detalles deben aún ser concretados, contempla que el muro será metálico, tendrá concertinas (alambre galvanizado con pequeñas cuchillas) en su parte superior y cámaras de videovigilancia en los tramos fronterizos considerados de mayor riesgo.

En conjunto, la verja tendrá una extensión total de entre 130 y 260 kilómetros, lo que supone entre el 10% y el 20% de los 1.340 kilómetros de frontera que separan Finlandia y Rusia. Está previsto que las obras duren cerca de cuatro años y supongan un desembolso de “varios cientos de millones de euros”, según estimaciones de la guardia fronteriza.

Inicialmente se construirá un tramo de prueba de unos 3 kilómetros en la frontera del sureste finlandés, la más transitada por su proximidad con San Petersburgo, con un coste de unos €6 millones de euros, la cual estará terminada en pocos meses.

Sanna Marin, primera ministra de Finlandia.

La reacción de Rusia

Finlandia, que tiene la frontera con Rusia más larga de la Unión Europea (UE) y la segunda de Europa, después de la de Ucrania, responde así al masivo éxodo de rusos que está teniendo lugar debido al pánico generado por la guerra.

El Kremlin no tardó en criticar la medida y desmintió la existencia de un flujo migratorio importante hacia Finlandia. Además, le recordó a Helsinki que su ingreso en la OTAN, pedida a principios del mes pasado por la propia Sanna Marin, tendrá “graves consecuencias“.

La realidad es que diversos medios locales han reportado que no son rusos los que llegan a la frontera de Finlandia, si no refugiados de otras partes del mundo, una situación similar a la que tuvo lugar en la frontera entre Polonia y Bielorrusia a fines de 2021, cuando el dictador Lukashenko abrió las puertas de miles de sirios y afganos que estaban en las cárceles bielorrusas para que emigren a la Unión Europea.

El Ejecutivo finlandés ya había aprobado en julio con carácter de urgencia una serie de reformas legales que le permitirían hacer frente a una eventual llegada masiva de inmigrantes a su frontera. Estas enmiendas habilitan entre otras cosas la construcción de vallas fronterizas y le da más poder al Estado para deportar inmigrantes indocumentados.

También incluyen la posibilidad de prohibir temporalmente el derecho a permanecer y circular en áreas próximas a la frontera en circunstancias excepcionales, por ejemplo en caso de afluencia masiva de inmigrantes. Por último, permite centralizar en algunos puntos determinados de la frontera la recepción de solicitudes de asilo, lo que supondría el cierre del resto de cruces fronterizos a los refugiados.

La guerra en Ucrania ha visto la utilización de armas de todo tipo, pero se ha destacado por el uso de grandes grupos de migrantes como herramienta de coerción. Turquía ya había sido pionera en esta área cuando envió a principios de año a Grecia un contingente de refugiados que estaban en el país.


Por Alfonso Lorenzo de Olmos, para La Derecha Diario.

Finlandia

Finlandia anuncia su ingreso a la OTAN: Rusia amenaza con cortarle el suministro de gas y no descarta una incursión militar

Publicado

en

Finlandia se postulará a la OTAN “sin demora” mientras Rusia amenaza con “medidas de represalia”, que van desde sanciones económicas hasta ataques militares.

La primera ministra finlandesa, Sanna Marin, y el presidente Sauli Niinistö emitieron una declaración conjunta este jueves anunciando los inicios de los trámites para que Finlandia se una a la OTAN.

Para que el país nórdico, que comparte una frontera de más de 1.000 kms con Rusia, sea aceptado en la alianza existe una lista de requisitos mínimos. Esto incluye tener una democracia que funcione, tratar a las poblaciones minoritarias de manera justa y tener la capacidad de hacer contribuciones militares a las operaciones de la OTAN. 

Una vez que un país cumple con los requisitos básicos, se le pide que se una a un plan de acción de membresía, que lo prepara para el ingreso. Sin embargo, esto puede tardar años, y Finlandia asegura que “no hay tiempo” y que Rusia “está al acecho”.

La membresía de la OTAN fortalecería la seguridad de Finlandia”, aseguró la primera ministra. “Como miembro de la OTAN, Finlandia fortalecería toda la alianza de defensa”. Los líderes agregaron que Finlandia debe presentar la solicitud “sin demora” y expresaron la esperanza de que los pasos necesarios para tomar la decisión se “tomen rápidamente en los próximos días“.

Se espera que el Partido Socialdemócrata de Marin anuncie una decisión sobre unirse el sábado, y se espera que la coalición gobernante de cinco partidos en Helsinki lo apruebe el domingo. El gobierno citó como razón la invasión a Ucrania y lo expuesta que está Finlandia actualmente a un ataque ruso.

Si bien es poco probable que el Kremlin decida atacar estos dos países al norte de Europa, es claro que una vez adentro de la OTAN es prácticamente imposible que Rusia ponga sus ojos en ellos, ya que implicaría entrar en guerra con Estados Unidos y toda Europa.

Tanto Suecia como Finlandia son los únicos dos países de la región que rechazaron sumarse a la OTAN cuando ésta decidió avanzar sobre el este de Europa en 1997, aunque sí se convirtieron en “socios no alineados” de la OTAN, participando en ejercicios e intercambiando inteligencia, luego de unirse a la Unión Europea en 1995.

Si bien Finlandia siempre se vanaglorió de ser uno de los pocos países neutrales en la Europa de la pos guerra, junto a Suecia y Suiza, encuestas de opinión recientes han mostrado que un 68% de los finlandeses están a favor de unirse a la alianza y polarizar contra Rusia, más del doble de la cifra anterior a la invasión, mientras solo un 12% está en contra. 

Ya cuando Marin había anunciado que haría esta presentación, Putin empezó a mover algunas tropas al Mar Báltico, donde dijo que se vería obligado a “restaurar el equilibrio militar”, fortaleciendo sus defensas en la frontera que comparte con Finlandia e incluso dijo que no descartan el despliegue de armas nucleares, si deciden abandonar décadas de neutralidad uniéndose a la OTAN.

Además, según el diario finlandés Iltalehti, el gobierno fue advertido por el Kremlin que les cortarían los suministros de gas si deciden avanzar con la membresía. Actualmente, más del 70% del gas utilizado en Finlandia es importado de Rusia, a un precio extremadamente económico.

Fuentes gubernamentales aseguran que es “una buena oportunidad” para empezar la “transición verde”, pero la realidad es que gigantes de la industria como Neste, Metsa y otras empresas de las industrias forestal, química y alimentaria tendrían que encontrar rápidamente fuentes de energía alternativas o reducir considerablemente su producción.

Estonia, Letonia y Lituania también se verían afectados por esta decisión, ya que el gas ruso que ellos reciben proviene de los mismos caños que suministran a Finlandia, por lo que tendrán que buscar energía alternativa.

Seguir Leyendo

Europa

Suecia y Finlandia oficialmente buscarán ingresar a la OTAN en mayo, temen una “invasión de Rusia”

Publicado

en

Rompiendo con décadas de neutralidad, Sanna Marin y Magdalena Andersson, las primeras ministras de Finlandia y Suecia respectivamente, aplicarán para convertirse en socios plenos de la OTAN.

Las primeras ministras de Suecia Finlandia acordaron presentar solicitudes de membresía simultáneas a la alianza de la OTAN a mediados de mayo, informaron los medios nórdicos.

El diario finlandés Iltalehti dijo el lunes que “Estocolmo había sugerido que los dos países indicaran su voluntad de unirse el mismo día“, y que Helsinki había aceptado inmediatamente. La idea de hacerlo en simultáneo es porque temen, según sus propias palabras, que Rusia ataque al país que tarde más que el otro en ingresar a la OTAN.

Si bien es poco probable que el Kremlin decida atacar estos dos países al norte de Europa, es claro que una vez adentro de la OTAN es prácticamente imposible que Rusia ponga sus ojos en ellos, ya que implicaría entrar en guerra con Estados Unidos y toda Europa.

La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, dijo que su país, que comparte una frontera de 1.300 km con Rusia, buscará unirse a la alianza “bastante rápido, en semanas, no en meses”, a pesar de que el proceso para ingresar al bloque militar suele tardar incluso años.

Su homóloga sueca, Magdalena Andersson, dijo que Suecia tenía que estar “preparada para todo tipo de acciones de Rusia” y que “todo había cambiado” cuando Moscú atacó a Ucrania.

La respuesta del Kremlin fue inmediata, y este fin de semana empezó a mover algunas tropas al Mar Báltico, donde dijo que se vería obligado a “restaurar el equilibrio militar” fortaleciendo sus defensas en la frontera que comparte con Finlandia e incluso dijo que no descartan el despliegue de armas nucleares, si los dos países deciden abandonar décadas de nuetralidad uniéndose a la OTAN.

Tanto Suecia como Finlandia son los únicos dos países de la región que rechazaron sumarse a la OTAN cuando ésta decidió avanzar sobre el este de Europa en 1997, aunque sí se convirtieron en “socios no alineados” de la OTAN, participando en ejercicios e intercambiando inteligencia, cuando se unieron a la Unión Europea en 1995.

Las autoridades suecas dijeron que las solicitudes simultáneas podrían presentarse en la semana del 16 de mayo, coincidiendo con la visita a Estocolmo del presidente finlandés Sauli Niinistö.

Encuestas de opinión recientes han mostrado que un 68% de los finlandeses están a favor de unirse a la alianza, más del doble de la cifra anterior a la invasión, mientras un 12% está vehementemente en contra. Las encuestas en Suecia sugieren una mayoría más escueta, apenas el 51% de los suecos respaldan la membresía.

Estas adhesiones, dejarán una Europa completamente polarizada, entre los aliados a Rusia y los aliados de la OTAN, una suerte de Guerra Fría que parece estar más caliente que nunca.

Seguir Leyendo

Finlandia

Finlandia desbarata importante red de inmigración ilegal desde países islámicos de Medio Oriente

El gobierno de Finlandia ha anunciado la destrucción de una de las más grandes redes de inmigración ilegal que atraía hacia el país a musulmanes sin papeles desde países del Medio Oriente. Hay detenidos y decenas de investigaciones abiertas.

Publicado

en

Por

Durante el miércoles 17 de febrero, la guardia fronteriza finlandesa llevó a cabo un operativo para investigar una de las tantas redes de inmigración ilegal que se sospechan que hay en el Estado escandinavo, el cual se ha convertido en un bastión de la trata de personas.

Gracias a uno de los operativos en la ciudad de Lahti, la emisora pública finlandesa Yle anunció que el gobierno logró desmantelar una de las redes más grandes que operaba desde hace 2 años en el país.

Este grupo transportaba a ciudadanos de países islámicos del Medio Oriente de forma ilegal y les daba cobijo en el país. La red se financiaba no sólo cobrándoles siderales sumas de dinero a los migrantes, si no que se los metía en programas sociales de refugiados y se quedaban con una gran parte de estas subvenciones.

En los allanamientos se detuvieron a aproximadamente 10 sospechosos. Antti Leskela, director de la investigación, se negó a dar la nacionalidad de los detenidos para no comprometer la investigación, pero confirmó que se trata de ciudadanos con antecedentes relacionados a la radicalización islámica en países árabes del Medio Oriente. 

Decenas de inmigrantes sin papeles en un centro de migración. Fuente: El País.

Ad

En Finlandia se estima que los números de llegada de personas de forma clandestina se dispararon a lo largo de 2020, alcanzando récords históricos.

Los canales de inmigración legal para refugiados fueron suspendidos por la pandemia, y esto causó que cientos de miles de personas recurran a las vías clandestinas para hacer el viaje.

Si bien la gran mayoría de las personas que migran a Europa escapan de la pobreza y la guerra de Medio Oriente, terroristas islámicos suelen mezclarse entre los refugiados para poder entrar a Europa.

Recientemente, estadísticas así se repitieron en países con Estados de bienestar para refugiados, que permiten que los inmigrantes lleguen y gocen de privilegios y ayudas económicas sin necesidad de trabajar.

Por ejemplo, en Francia se han logrado identificar varias redes de inmigración ilegal desde África y Medio Oriente y los números de llegadas clandestinas se han multiplicado fuertemente en los últimos años.

Seguir Leyendo

Tendencias