Seguinos en redes

Francia

Macron lanza un ataque frontal al "separatismo islámico" en la sociedad francesa e impone el laicismo absoluto

El presidente Macron presentó una ley contra el “separatismo islámico” que les pone restricciones a las mezquitas y asociaciones musulmanas para quitarles poder en la educación, prohibiendo la escolarización en casa e impulsando un laicismo absoluto.

Publicado

en

El pasado viernes 2 de octubre el presidente francés Emmanuel Macron presentó y dio detalles sobre un nuevo proyecto de ley  de su gobierno contra el “separatismo islámico”. En la presentación, afirmó que ciertos grupos separatistas islámicos han puesto en marcha un plan secreto para crear una organización Estatal paralela al Estado francés, y que con su propuesta buscará integrar a la comunidad islámica con la sociedad francesa.

El principal objetivo de la ley, que será presentada el próximo 9 de diciembre. es "consolidar los principios republicanos y la defensa del laicismo" (la religión separada de los asuntos del Estado o de sus funcionarios).

En el comienzo de la presentación, Macron afirmó que en la nueva ley se buscará aplicar la educación escolar obligatoria presencial desde los 3 años, salvo por problemas médicos que lo impidan, a todos los franceses, incluso a aquellos que por cuestiones religiosas se nieguen a hacerlo. En caso de una familia de un niño quiera enseñarle en el formato escuela en casa ("homeschooling"), será regulado y limitado estrictamente por el Estado, con cierta presencialidad obligatoria en alguna escuela. 

Macron ha justificado las medidas diciendo que en general los niños que tienen escuela en casa realmente solo son educados en asuntos religiosos, en general islámicos.

Por ende, con la medida se buscaría disminuir la cantidad de jóvenes que son enseñados desde pequeños a creer en el islam y solo aprender de asuntos religiosos, mientras que quedan apartados de materias importantes para la vida como filosofía, matemática, literatura o biología.

Fuente: La Vanguardia.

Ad

Siguiendo con educación, la ley propone finalizar con las materias en centros educativos dedicadas a promover una lengua o cultura de origen por parte de profesores inmigrantes y recibiendo financiamiento de algún país extranjero (Ejemplo: Instituto Escolar de inmigrantes de Mali). Así, el Estado francés quedaría encargado de enseñar lenguas y culturas extranjeras, y no los extranjeros mismos.

En otra medida de la ley, el Presidente francés anunció que se aumentarán los controles a los alcaldes, ya que muchas veces éstos son presionados por grupos religiosos, en su mayoría islámicos, para aprobar leyes especiales que favorezcan a sus creyentes o les den privilegios.

Por otra parte, en caso de aprobarse la ley, el Estado poseerá mayores facultades para disolver asociaciones en caso de irregularidades, sospechas de amenazas o “falta de laicismo”. También se buscará la obligatoriedad del laicismo en los empleados de las empresas subcontratadas por el Gobierno para realizar o garantizar servicios públicos.

Respecto a las mezquitas, en la nueva ley se contemplan mayores restricciones a su financiación. Según Macron, las nuevas restricciones vienen para “prevenir los golpes de Estado dentro de las mezquitas. A pesar de que las declaraciones de Macron en cuanto a esto han sido cuanto menos confusas, probablemente se haya querido referir a mezquitas islámicas que son tomadas por grupos terroristas yihadistas como coartada.

La Gran Mezquita de Lyon, ciudad con gran cantidad de inmigrantes islámicos. Fuente: Observatorio de Laicismo. 

Ad

Luego de todas estas medidas contra el Islam y su predicación, Macron contó en la conferencia las medidas favorables o de ayuda hacia la comunidad. En caso de ser aprobada la ley, el Consejo Francés de Culto Musulmán recibirá ayuda directa del Estado para certificar imanes (similar al cura en el catolicismo, rabino en el judaísmo) y hará que todos los imanes firmen una carta de valores.

A su vez, Macron se ha comprometido en la ley a aportarle 10 millones de euros, no se sabe si al año o una sola vez, a la Fundación del Islam en Francia. Según el mandatario, con esto fomentará un verdadero trabajo de historia y cultura musulmana”.

Por otro lado, ha anunciado que incrementará el gasto público de Francia para construir un “gran” instituto científico de islamología, para darle más protagonismo a los estudios del islam y del mundo árabe en las universidades de Francia. Ha justificado la medida diciendo que “buscamos que Francia sea un país de excelencia en el estudio de la civilización musulmana”.

Para el final de la conferencia, Macron culpó a la propia sociedad francesa por el fracaso de la integración de los musulmanes: “hemos (la sociedad francesa) construido nosotros mismos nuestro separatismo. Es el de nuestros barrios, los guetos que la República ha permitido. Hemos construido una concentración de miseria y dificultades”

Macron presentando la nueva ley. Fuente: Cienradios

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Francia

A dos semanas de las elecciones en Francia, un inmigrante afgano apuñala a cuatro personas a la salida de un supermercado en Metz

Publicado

en

La fiscalía de Metz anunció este lunes 17 de junio que cinco personas resultaron heridas con arma blanca, dos de las cuales eran muy graves. Se cree que se trata de cuatro víctimas y el quinto sería el agresor.

Este lunes 17 de junio de 2024 por la mañana, un nuevo ataque islámico aterró a Francia. Un inmigrante ilegal proveniente de Afganistán atacó con un cuchillo a las personas que salían de un local de comidas llamado Borny Souk, en la Avenida du Fort des Bordes, en la localidad de Metz.

Tras la llegada de la Policía Nacional se constató que cuatro franceses fueron apuñalados, dos de ellos están heridos de gravedad, con uno al borde de la muerte y con el pronóstico vital reservado hasta nuevo aviso.

El atacante también fue herido por la Policía, pero se dio a la fuga. Los investigadores también encontraron un vehículo sospechoso en la rue des Feivres de Metz, a una cuadra del ataque. En total, se movilizaron dieciséis unidades de bomberos, con la participación de 25 efectivos.

El hecho ocurre a tan solo dos semanas de las elecciones, donde la derecha de Marine Le Pen está al alza, justamente por su discurso frontal en contra de la inmigración ilegal. La líder de Agrupación Nacional, que actualmente mide arriba de los 35 puntos porcentuales y podría ganar la mayoría en el Congreso, propone deportaciones masivas de los inmigrantes ilegales.

Mientras tanto, la polémica gira en torno a las declaraciones del jugador de fútbol Kylian Mbappé, que ha expresado su rechazo a los "extremos políticos" en una rueda de prensa este domingo durante la Eurocopa.

El campeón del Mundo 2018 y perdedor de la Final en 2022, aludió a Marine Le Pen, y llamó a los jóvenes a votar en las próximas elecciones legislativas por el partido del presidente Macron para evitar que la "extrema derecha" llegue al poder.

Su discurso cayó muy mal en la sociedad francesa, especialmente a medida que se intensifican los ataques violentos de inmigrantes musulmanes que no se logran adaptar a la sociedad occidental europea.

Las encuestas indican que el partido de Le Pen se llevará la mayoría de los votos, casi duplicando al partido centrista de Macron, que ha implementado una política de fronteras abiertas en los casi 7 años que lleva al frente del Poder Ejecutivo.

Seguir Leyendo

Francia

Tras la masiva victoria de la derecha en Francia, Macron llama a elecciones locales anticipadas y pone en duda su continuidad

Publicado

en

El presidente convocó a elecciones legislativas de emergencia para resolver la crisis de representación que desató el masivo triunfo del partido de Le Pen en las elecciones europeas de este domingo.

Todavía no habían cerrado los centros de votación y en Francia ya se sentía un terremoto político. Este domingo los franceses acudieron a las urnas para elegir los representantes que formarán parte del Parlamento Europeo por los próximos 5 años.

Sin resultados oficiales pero con unos boca de urna que indicaban lo peor para el oficialismo, el presidente francés, Emmanuel Macron, dio una cadena nacional convocando a elecciones legislativas anticipadas para el 30 de junio en Francia.

Su partido, Renacimiento, no pudo cosechar ni el 15% de los votos en las elecciones europeas, mientras que el partido de Marine Le Pen, el derechista Agrupación Nacional, superó el 35% de los votos. El resultado es incluso más abultado si se tiene en cuenta que el partido Reconquista, de Éric Zemmour, un desprendimiento por derecha de Agrupación Nacional, sacó por su cuenta el 5,5% de los votos.

El masivo batacazo llevó a que Macron apretara el botón rojo. “He escuchado su mensaje, sus preocupaciones y no las dejaré sin respuesta. Dentro de unos instantes firmaré el decreto de convocatoria de las elecciones legislativas cuya primera vuelta tendrá lugar el 30 de junio y el balotaje el 7 de julio”, anunció Macron en un mensaje televisado.

“No podría seguir, al término de esta jornada, mirando hacia otro lado. A esta situación se añade además la fiebre que ha contagiado el debate público y parlamentario en nuestro país”, dijo el mandatario desde el Elíseo.

La medida de urgencia convoca a elecciones en 21 días, el plazo más corto que se puede adelantar de manera constitucional. Desde el Gobierno creen que cada día Macron pierde más votos, y que una elección lo antes posible podría frenar la sangría que está teniendo el centrismo.

No solo creció la derecha. El Partido Socialista duplicó su cantidad de votos respecto a la anterior elección y obtuvo el 12,8% de los votos; el frente de partidos de izquierda, la Francia Insumisa, obtuvo el 7,2% de los votos, los ecologistas de Los Verdes obtuvieron el 4,7% de los votos y el Partido Comunista se consolidó en 2,5%.

Toda la izquierda junta suma 27,2% y le gana con creces en apoyo popular a la alianza de gobierno actual, que engloba los 14 puntos de Macron, y 7% que obtuvo el partido centroderechista Los Republicanos, un total de 21 puntos.

La derecha al alza

Marine Le Pen viene de perder un ballotage mano a mano contra Macron en 2022, lo que la llevó a reformar completamente su partido político. La histórica dirigente de derecha dio un paso al costado y le cedió el liderazgo de su agrupación a Jordan Bardella, un dirigente con sus mismas ideas pero sin el historial de tener un padre que colaboró con los nazis.

Bardella logró hábilmente convertir las elecciones europeas en un referéndum sobre la continuidad de Macron en el poder. Durante toda la campaña pidió una convocatoria a elecciones anticipadas en caso de que la derecha se impusiera en las elecciones.

Golpeado en todos los frentes, y luego de tener una merma de apoyo en junio de 2022 cuando su partido perdió las elecciones legislativas y perdió la mayoría absoluta que había tenido en la legislatura 2017-22, Macron está analizando dar un paso al costado.

Si bien le quedan 3 años de mandato y actualmente gobierna en coalición con el Partido Socialista y Los Republicanos, un triunfo de la derecha en el Congreso podría blindar completamente su agenda, e incluso podría tener que hacer un acuerdo de gobernabilidad con Le Pen.

En Francia el presidente suele cederle el cargo de Primer Ministro, una suerte de Jefe de Gabinete, al partido que tiene mayoría en el Congreso o que le brinda los votos para tenerla. Si en las elecciones que tendrán lugar el 30 de junio la formación de Le Pen se impone con una diferencia lo suficientemente grande, Macron podría tener que terminar dándole el cargo a alguien de Agrupación Nacional.

La propia Marine Le Pen afirmó que está preparada “para asumir el poder” si gana las elecciones legislativas convocadas para fin de mes. ”Estamos listos para asumir el poder si los franceses nos dan su confianza”, aseguró ante sus seguidores, tras la victoria electoral de este domingo.

Seguir Leyendo

Francia

Jugador del Mónaco fue suspendido por la Liga Francesa por negarse a repudiar la homofobia en su camiseta

Publicado

en

El jugador nacido en Malí recibió cuatro fechas de suspensión en la Ligue 1, en un acto de persecución política sin precedentes en la nación francesa.

El jugador del AS Monaco de Francia, Mohamed Camara, fue suspendido por 4 fechas este jueves 31 de mayo por el comité disciplinario de la liga francesa, debido a una polémica por haberse negado a participar en una campaña contra la homofobia el pasado domingo 19 de mayo por la fecha 34 de la Ligue 1, entre el AS Monaco y el Nantes, en el cual el Mónaco se llevó la victoria por 4-0, en el cual Camara convirtió un gol de penal.

El Comité Disciplinario de la Liga indicó en un comunicado que sancionó al internacional de Mali por rehusarse a “realizar una o más acciones para crear conciencia de la pelea contra la homofobia”. Se actuó de oficio, ya que el jugador no solo jugó ese partido, sino que hasta metió un gol.

Camara cubrió con cinta blanca un estampado de su camiseta el cual era parte de una campaña “anti homofobia”, además el jugador no participó de la habitual foto antes del partido, en la cual se sostenía una pancarta con un mensaje en la misma línea con el de la inscripción de la camiseta.

La ministra de Deportes de Francia, Amélie Oudéa-Castéra, consideró “inaceptables” las acciones de Camara y pidió “sanciones firmes” contra el jugador y club. Las cuales fueron ratificadas y ejecutadas por el comité de disciplina de la liga.

El entrenador del Mónaco, Adi Hütter, dijo después del partido que el club apoya la iniciativa de la liga y que las acciones de Camara fueron "una elección personal".

Esta no es la primera vez que sucede algo así en la liga francesa. En 2022, el centrocampista del Everton, nacido en Senegal, Idrissa Gueye, que entonces jugaba para el PSG, se negó a participar en un partido que requería que los jugadores usaran camisetas con números de los colores del arcoíris.

El presidente de Senegal, Macky Sall, apoyó públicamente a Gueye y afirmó que "sus convicciones religiosas deben ser respetadas".

Hace varios años que la liga francesa obliga a los clubes a participar en este tipo de campañas, y cada año surgen estas controversias por jugadores, entrenadores y dirigentes que no están dispuestos a entregar sus valores morales.

Francia no es el único país en el que suceden estos episodios en el ámbito deportivo, sino que en las ligas más importantes de Europa, tanto las federaciones nacionales, como las organizaciones de cada competencia y las dirigencias de los distintos clubes promueven este tipo de campañas en contra del supuesto “odio de género”.

La controversia siempre está a la orden del día, cuando algún valiente osa rebelarse contra la dictadura del pensamiento progresista, defendiendo sus valores morales, religiosos y/o nacionales. Y por supuesto, como todo régimen autoritario, no tardan en castigar y reprimir cualquier insinuación de pensamiento disidente, o como ellos lo llaman “discurso de odio”.

Seguir Leyendo

Tendencias