Conecte con nosotros

Europa

Histórico acuerdo entre Italia y Grecia sobre nuevas fronteras marítimas en medio de la creciente tensión con Turquía

Los ministros de Asuntos Exteriores de Grecia e Italia sellaron el martes un acuerdo histórico sobre sus fronteras marítimas que le pondrá un límite a las incursiones turcas en el mar Mediterráneo y tratará de frenar los envíos armamentísticos de Turquía a Libia.

Publicado

en

Nikos Dendias y Luigi di Maio, ministros de Asuntos Exteriores de Grecia e Italia respectivamente, firmaron el martes un histórico acuerdo acerca de sus fronteras marítimas, que delimita sus “zonas económicas exclusivas”, por la creciente tensión con Turquía. 

La firma del acuerdo se dio en Atenas como una extensión del acuerdo firmado en 1977. El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, señaló que “este acuerdo lleva pendiente 40 años”. La firma del mismo alumbra el camino para que Grecia e Italia definan sus zonas exclusivas para la exploración, el uso de recursos marinos y los derechos de pesca en el Mar Jónico. 

Bajo esta misma idea y con el objetivo de aislar a Turquía, Mitsotakis podría firmar un documento similar con Albania y, en un futuro mas lejano con Egipto. 

Esta firma ocurre siete meses después de que Turquía firmara un acuerdo similar con Libia por el lado sur del Mediterráneo. Además, el gobierno de Turquía anunció el viernes pasado que comenzará a perforar hidrocarburos en el Mediterráneo; medida que Grecia condenó como “ilegal”.

Grecia reclama que el acuerdo que firmó Erdogan, presidente turco, y Al-Sarraj, primer ministro libio, no tiene en cuenta a la isla de Creta, que se encuentra justo en esa zona en el Mediterraneo

“La demarcación de zonas marítimas se lleva a cabo mediante acuerdos válidos, no con pactos ilegales como el que firmaron Turquía y el gobierno de unidad de Libia. Se hace con mapas presentados ante Naciones Unidas”, remarcó el ministro griego.

Ad

El representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Joseph Borrell, consideró la firma Turquia-Libia como una infracción para terceros estados y no cumple con la Ley del Mar. Grecia, Chipre y Egipto, junto con Francia y EAU denuncian que el acuerdo “no puede tener ninguna validez legal para terceros países”. 

Grecia se consideró en este acuerdo como un “Estado perjudicado”, y estas acciones llevaran a la expulsión del embajador libio en Grecia ya que el gobierno griego se opone a cualquier derecho de exploración y perforación en zonas del Mediterráneo Oriental

“La Unión Europea y Estados Unidos y Rusia, además de muchos actores regionales como Egipto e Israel han denunciado el acuerdo Turquía-Libia y han pedido a Ankara que forje una delineación más conciliatoria de sus aguas de la zona territorial con Grecia”, explicó el periodista de Al Jazeera, John Psaropoulos.

Históricamente Grecia y Turquía han tenido enormes choques respecto a la soberanía de las múltiples islas que se encuentran en el mar Mediterráneo. Más conocido es el conflicto por la gran isla de Chipre, que luego de una potente guerra entre los países en 1974, que dejó al país dividido a la mitad. El norte de Chipre es controlado por Turquía y el sur por Grecia, lo que causó diversos conflictos sobre los derechos de pesca, transporte y el cobro de aranceles por ese territorio.
Además, a principio de 2020, Grecia y Turquía tuvieron un enorme conflicto migratorio por la frontera terrestre que comparten. Erdogan, enfurecido con la Unión Europea por no aceptar su adhesión al bloque y porque no prestaron su ayuda durante su invasión a Siria, había impulsado una masiva ola migratoria de por lo menos 10 mil refugiados hacia el centro de Europa.
Grecia, tratando de evitar este flujo migratorio, envió a las fuerzas de seguridad a frenar esta ola. Al día de hoy, muchos de los refugiados siguen acampadas en la frontera turco-greca.

Ad

Como si esto fuera poco, en las últimas horas se reportaron incidentes entre Grecia y Turquía por intercepciones navales en las que el ejército griego intentó frenar una embarcación de buques turcos que estarían trasladando armas y milicias hacia Libia, para asistir en la Guerra Civil, a pesar de la prohibición internacional de que lleguen armas al país. 

Libia tiene un embargo de armas impuesto por la Unión Europea y se tiene la estricta obligación de detener a los barcos, independientemente de su nacionalidad, que tengan la posesión de armas para su venta.

Este acuerdo entre Grecia e Italia deja al país de Mitsotakis muy bien parado para seguir haciéndole frente al poderío turco.


Por Zoé Paz, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Suiza

Referéndum en Suiza: “Sí” al matrimonio homosexual, “No” al impuesto a la riqueza

Publicado

en

Los suizos hablaron claramente en las urnas este domingo y marcaron una política liberal tanto en lo económico como en lo social.

Suiza celebró este domingo 26 de septiembre un referéndum vinculante sobre dos temas que habían colmado la discusión pública en el país: la legalización del matrimonio homosexual y la implementación de un impuesto a la riqueza.

La votación en ambos casos fue contundente: el 64,1% de la población votó a favor de que se permita el matrimonio entre personas del mismo sexo, algo que estaba prohibido hasta el momento en el país, y el 65,3% votó en contra de introducir un impuesto que afectaría 1,5 veces más a las familias de altos ingresos que a las de ingresos bajos o medios.

Casi dos tercios de los votantes suizos se pronunciaron a favor de la “Iniciativa del Matrimonio Igualitario”, que fue planteada por el gobierno tras ocho años de debates políticos y parlamentarios sobre la propuesta de que las parejas del mismo sexo tengan los mismos derechos que las parejas heterosexuales.

Si bien el partido más grande de Suiza, el Partido Popular Suizo (SVP, por sus siglas en alemán), hizo campaña en contra de esta iniciativa, junto a la Iglesia y demás grupos religiosos, el resto de las formaciones políticas apoyaron el “Sí”, con el Partido Verde siendo el portaestandarte de la causa.

Así, Suiza se convierte en el trigésimo país del mundo en aceptar esta figura matrimonial y sale así del pequeño grupo de países de Europa occidental que todavía no han legalizado el matrimonio homosexual y en el que han quedado Italia, Grecia y Liechtenstein.

Hasta ahora, Suiza regía la unión de dos personas del mismo sexo a través de las “alianzas registradas”, una figura aprobada en 2007 y que les ha ha garantizado desde entonces algunos de los derechos de las parejas heterosexuales, como elegir un apellido en común, acceder a la herencia del cónyuge o a rentas de viudez, entre otros, y desde 2018 también les permitía adoptar al hijo o hija de la pareja.

A partir de ahora, este tipo de parejas podrán adoptar hijos como cualquier otro matrimonio o tener acceso a las técnicas de reproducción asistida, como alquiler de vientre.

Una bandera es fotografiada antes de una votación sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo en Berna, Suiza, el 8 de septiembre de 2021Una bandera es fotografiada antes de una votación sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo en Berna, Suiza, el 8 de septiembre de 2021

Por otra parte, los electores rechazaron por una mayoría incluso más grande una segunda propuesta lanzada por iniciativa del Partido Socialista Suizo cuyo lema era “¡El dinero no trabaja, tú sí!”.

La “Iniciativa del 99%” exigía que los ingresos del capital (intereses, dividendos, por ejemplo) se graven 1,5 veces más que los del trabajo, lo cual iba a llevar a impuestos estrafalarios para las familias de más altos ingresos.

El documento presentado ante el gobierno pedía que los ingresos fiscales adicionales generados por este impuesto se utilizaran para financiar prestaciones sociales como guarderías, subsidios al niño, seguro médico o de formación. Finalmente el “No” triunfó por más del 65%.

La iniciativa solo contó con el apoyo de los socialistas, un partido que tiene 9 de las 46 bancas en la Asamblea General de Suiza y del Partido Verde, pero éste último dedicó todos sus recursos en hacer campaña por el “Sí” del matrimonio homosexual, y prácticamente no habló del impuesto a la riqueza.

Seguir Leyendo

Alemania

Candidatos a la Cancillería debaten el futuro de Alemania: ¿Vuelve la peor versión de la izquierda al poder?

Publicado

en

Los siete aspirantes se presentaron en el debate de la “Ronda Final”, que fue televisado, para abordar seis áreas temáticas: “violencia de los negacionistas de la pandemia”, cambio climático, relaciones exteriores, economía, entre otras.

Los candidatos a los comicios alemanes debaten y los sondeos dan la ventaja  de Scholz

Todos los candidatos a la cancillería alemana participaron en el último debate televisado previo a los comicios generales del domingo 26 de septiembre. Esta será la primer elección sin Angela Merkel tras 16 años de gobierno ininterrumpido, y todas las encuestas indican que los socialdemócratas se harán del control del poder.

Los líderes de los principales partidos que aspiran a gobernar la primera potencia europea se prestaron en la televisión pública a abordar temas que en previos debates entre los tres mejor situados se habían ignorado, especialmente el del papel de Alemania en la Unión Europea y sus relaciones con países como China o Rusia.

Al debate llegaron el centroizquierdista Olaf Scholz (del Partido Socialdemócrata Alemán, el “SPD”) liderando los sondeos, el centrista Armin Laschet (por la oficialista Unión Cristianodemócrata, la “CDU”), quien permanece en segundo lugar, además de a la líder ecologista, Annalena Baerbock (del Partido Verde, el “Grüne”), al liberal Christian Lindner (del “FDP), a la comunista Janine Wissler (de La Izquierda, el “Die Linke”), a la derechista Alice Weidel (de la Alternativa por Alemania, la “AfD”) y al centroderechista Markus Söder (de la Unión Sociocristiana, la “CSU”), quien va en la misma lista que Laschet y está en alianza con la CDU.

Scholz llega a las generales con un 26% de respaldo en los sondeos y Laschet con un 22%, seguidos a cierta distancia por los Verdes, que comenzaron la campaña en la pasada primavera como la sorpresa que podía hacerse con el Gobierno y que ahora se tienen que conformar con una tercera plaza: alrededor del 16%, según el último sondeo de IPSOS.

El debate en la televisión pública no aclaró mucho más de lo que se sospecha sobre qué coaliciones podrán configurarse después del domingo, y quedó confirmado que si el SPD no pacta con la CDU/CSU, como hizo tantas veces mientras Merkel era Canciller, podrá tener el apoyo de los Verdes y de La Izquierda.

Quedó claro que la CDU/CSU rechaza cualquier acuerdo con los Verdes o La Izquierda, además de que nadie quiere pactar con la AfD, que sigue proscrita por el resto de los partidos alemanes acusándolos de ser “extremistas” y “antidemocráticos”. Todas mentiras que evitan un gobierno de centroderecha entre la CDU/CSU y la AfD, y beneficia a la izquierda.

Scholz intervino en tono y contenido casi distante e institucional, solicitó a los electores que refrenden lo que avanzan los sondeos, que no tiene dudas de que será el más votado, pero que le aporten una mayoría suficiente para liderar el futuro gobierno federal con tranquilidad.

El debate de la “Ronda Final”, como se le denominó, abordó a propuesta de los moderadores seis áreas temáticas: la “violencia de los negacionistas de la pandemia“, la vivienda, la economía, las relaciones exteriores, la “emergencia climáticay las posibles coaliciones.

Todos los partidos, menos el AfD, asegura que las protestas en contra de la cuarentena y de la vacunación obligatoria son parte de un movimiento conspiracionista neonazi que busca derribar al gobierno. Nada más alejado de la realidad, ya que son madres enojadas porque no pudieron mandar a sus hijos a las escuelas, comerciantes que quedaron en la calle por las restricciones y enfermeros que no quieren recibir la vacuna experimental de manera forzosa.

En tema vivienda, el SPD aseguró que quiere promover una ley de alquileres que penalice la vivienda ociosa, como ocurre en Berlín que ha llevado a precios impagables y una crisis inmobiliaria sin precedentes. Pero la socialdemocracia no aprende de sus propios errores.

En temas de la economía se destacó Laschet, quien rechazó la política de suba del salario mínimo que quiere introducir Scholz y le indicó correctamente que una ley de 12 euros por hora generaría un masivo desempleo. Scholz no quedó convencido. “Hemos escuchado todos estos argumentos cuando introdujimos el salario mínimo… Y todo funcionó bien. Conseguimos más trabajos, no menos como algunos predijeron”, dijo Scholz negado con la realidad.

Del intercambio de ideas pudo hablarse por primera vez en campaña sobre las relaciones exteriores de Alemania, especialmente su papel en la Unión Europa y con países terceros, donde China dominó los comentarios.

Scholz reivindicó que la Unión Europea tiene que “hablar con una sola voz” y prestó en su intervención su apoyo explícito a Francia tras el grave desaire causado por Washington con el acuerdo anunciado en materia de defensa en la región del Indopacífico con el Reino Unido y Australia que ha hecho perder a Francia un contrato multimillonario de suministro de submarinos.

Laschet abogó por un papel más fuerte de la Unión en materia de defensa pero pronto el debate abandonó los asuntos europeos, porque China y las prioridades que deben seguirse en las relaciones con el gigante asiático eclipsaron inmediatamente el fugaz interés de los candidatos del país más grande de la Unión.

El debate por el cambio climático fue de los más ridículo. Los moderadores les preguntaron a todos los candidatos qué están haciendo personalmente para bajar las emisiones de carbono.

“Conduzco un automóvil eléctrico y me divierto con él”, dijo Laschet, tratando de apelar a una parte de su agenda con la que se notó que no se siente muy cómodo. Además, tanto Laschet como Söder mencionaron que estaban comiendo menos carne, aunque sin haberla dejado por completo.

Baerbock de los Verdes, mientras tanto, respondió que había estado “viajando en colectivo toda la noche” en la campaña durante las últimas siete semanas, evitando vuelos domésticos de corta distancia.

Lindner, del FDP liberal, se presentó a sí mismo como una persona “climáticamente neutra”, y explicó cómo compraba certificados de CO2 cada año para “borrar” su huella. Weidel, de la AfD, dijo que usaba su bicicleta en lugar de un automóvil cuando era posible, pero agregó que realmente su partido no cree que la contribución humana al calentamiento global sea tan significativa como la describen los medios.

Por su parte, Scholz hizo un mea culpa y dijo que no iba a trabajar en bicicleta, si no que en su auto oficial, “aunque debería ir en bicicleta”, pero como un “político que viaja en convoyes de seguridad y toma muchos vuelos”, dijo que se le hacía imposible. 

Por último, y la respuesta más delirante fue la de Wissler, de Die Linke, quien dijo que limitaba el consumo de electricidad en su casa, apagando todo lo electrónico cuando llegaba de trabajar a la tarde.

Weidel dijo hacia el final del segmento que “cambio climático ha habido siempre” y que en la historia de la humanidad, incluso en la reciente, hubo períodos de más frío y otros de más calor. Estas declaraciones en Alemania son consideradas extremistas y muchos piden que sean censuradas “en nombre de la ciencia”.

Seguir Leyendo

España

Arrestaron al líder separatista catalán Carles Puidgemont en la isla de Cerdeña

Publicado

en

El ex gobernador catalán se había desplazado a la isla italiana para participar en un evento sobre folclore catalán, pero las autoridades italianas decidieron a último minuto ejecutar su orden de arresto internacional.

Las autoridades italianas han detenido esta tarde en la isla de Cerdeña al ex gobernador de Cataluña y líder separatista Carles Puigdemont, quien estaba prófugo de la Justicia española desde otoño del 2017.

La detención se ha producido en virtud de la orden de busca y captura internacional emitida por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, instructor de la causa del ‘procés’, que juzga a los involucrados en la declaración unilateral de independencia de Cataluña el 27 de octubre del 2017.

Puigdemont, quien estaba refugiado en Waterloo, Bélgica, desde hace cuatro años, tenía previsto participar en L’Alguer (Cerdeña) en el Aplec Internacional Adifolk, un evento patrocinado por una asociación para la promoción del folclore catalán.

El ex mandatario catalán es miembro del Parlamento Europeo pero en este momento tiene suspendido el privilegio de la inmunidad por decisión de la Eurocámara, por lo que su arresto lo llevará a juicio ante la Justicia española, con una casi certera extradición a España.

Quedará en manos del juez Llarena, y del gobierno de Pedro Sánchez, si condena al líder criminal como se lo merece o si continúa con su política de pacificación, que demostró indultando a los previos condenados. Puidgemont es considerado un héroe por varios partidos catalanes que tienen una importante presencia en el Parlamento nacional, y Sánchez requiere de sus votos para pasar las leyes, por lo que está hace años haciendo todo lo que le piden en cuanto a la cuestión catalana.

Seguir Leyendo

Trending