Conecte con nosotros

Europa

Histórico acuerdo entre Italia y Grecia sobre nuevas fronteras marítimas en medio de la creciente tensión con Turquía

Los ministros de Asuntos Exteriores de Grecia e Italia sellaron el martes un acuerdo histórico sobre sus fronteras marítimas que le pondrá un límite a las incursiones turcas en el mar Mediterráneo y tratará de frenar los envíos armamentísticos de Turquía a Libia.

Publicado

en

Nikos Dendias y Luigi di Maio, ministros de Asuntos Exteriores de Grecia e Italia respectivamente, firmaron el martes un histórico acuerdo acerca de sus fronteras marítimas, que delimita sus “zonas económicas exclusivas”, por la creciente tensión con Turquía. 

La firma del acuerdo se dio en Atenas como una extensión del acuerdo firmado en 1977. El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, señaló que “este acuerdo lleva pendiente 40 años”. La firma del mismo alumbra el camino para que Grecia e Italia definan sus zonas exclusivas para la exploración, el uso de recursos marinos y los derechos de pesca en el Mar Jónico. 

Bajo esta misma idea y con el objetivo de aislar a Turquía, Mitsotakis podría firmar un documento similar con Albania y, en un futuro mas lejano con Egipto. 

Esta firma ocurre siete meses después de que Turquía firmara un acuerdo similar con Libia por el lado sur del Mediterráneo. Además, el gobierno de Turquía anunció el viernes pasado que comenzará a perforar hidrocarburos en el Mediterráneo; medida que Grecia condenó como “ilegal”.

Grecia reclama que el acuerdo que firmó Erdogan, presidente turco, y Al-Sarraj, primer ministro libio, no tiene en cuenta a la isla de Creta, que se encuentra justo en esa zona en el Mediterraneo

“La demarcación de zonas marítimas se lleva a cabo mediante acuerdos válidos, no con pactos ilegales como el que firmaron Turquía y el gobierno de unidad de Libia. Se hace con mapas presentados ante Naciones Unidas”, remarcó el ministro griego.

Ad

El representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Joseph Borrell, consideró la firma Turquia-Libia como una infracción para terceros estados y no cumple con la Ley del Mar. Grecia, Chipre y Egipto, junto con Francia y EAU denuncian que el acuerdo “no puede tener ninguna validez legal para terceros países”. 

Grecia se consideró en este acuerdo como un “Estado perjudicado”, y estas acciones llevaran a la expulsión del embajador libio en Grecia ya que el gobierno griego se opone a cualquier derecho de exploración y perforación en zonas del Mediterráneo Oriental

“La Unión Europea y Estados Unidos y Rusia, además de muchos actores regionales como Egipto e Israel han denunciado el acuerdo Turquía-Libia y han pedido a Ankara que forje una delineación más conciliatoria de sus aguas de la zona territorial con Grecia”, explicó el periodista de Al Jazeera, John Psaropoulos.

Históricamente Grecia y Turquía han tenido enormes choques respecto a la soberanía de las múltiples islas que se encuentran en el mar Mediterráneo. Más conocido es el conflicto por la gran isla de Chipre, que luego de una potente guerra entre los países en 1974, que dejó al país dividido a la mitad. El norte de Chipre es controlado por Turquía y el sur por Grecia, lo que causó diversos conflictos sobre los derechos de pesca, transporte y el cobro de aranceles por ese territorio.
Además, a principio de 2020, Grecia y Turquía tuvieron un enorme conflicto migratorio por la frontera terrestre que comparten. Erdogan, enfurecido con la Unión Europea por no aceptar su adhesión al bloque y porque no prestaron su ayuda durante su invasión a Siria, había impulsado una masiva ola migratoria de por lo menos 10 mil refugiados hacia el centro de Europa.
Grecia, tratando de evitar este flujo migratorio, envió a las fuerzas de seguridad a frenar esta ola. Al día de hoy, muchos de los refugiados siguen acampadas en la frontera turco-greca.

Ad

Como si esto fuera poco, en las últimas horas se reportaron incidentes entre Grecia y Turquía por intercepciones navales en las que el ejército griego intentó frenar una embarcación de buques turcos que estarían trasladando armas y milicias hacia Libia, para asistir en la Guerra Civil, a pesar de la prohibición internacional de que lleguen armas al país. 

Libia tiene un embargo de armas impuesto por la Unión Europea y se tiene la estricta obligación de detener a los barcos, independientemente de su nacionalidad, que tengan la posesión de armas para su venta.

Este acuerdo entre Grecia e Italia deja al país de Mitsotakis muy bien parado para seguir haciéndole frente al poderío turco.


Por Zoé Paz, para La Derecha Diario.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Europa

La Unión Europea decidió imponer restricciones a los argentinos a causa de la suba de casos por coronavirus

Publicado

en

España fue el primer país en tomar la recomendación y ahora impuso restricciones.

Por la disparada de casos de coronavirus de las últimas semanas, la Unión Europea (UE) sacó a la Argentina del listado de países desde los que se puede viajar sin restricciones y los países podrán exigir a los turistas esquema de vacunación completo con vacunas aprobadas por la OMS.

El Consejo de la UE informó este lunes que “tras revisar las recomendaciones para el levantamiento de las restricciones de viaje por la situación con el coronavirus, actualizó la lista de terceros países con los que se recomienda eliminar las restricciones de viaje”. “En particular, Argentina, Australia y Canadá quedaron excluidos de esta lista“, dice el documento.

A partir de la medida, cada nación puede volver a exigir un certificado de vacunación con fórmulas aprobadas por la EMA y la OMS, entre las que no está la vacuna Sputnik con la que se inmunizó a millones de argentinos.

El Viejo Continente ahora pide una de tres exigencias, muy usuales: presentar un certificado de vacunación o un PCR con no más de 72 horas previas, o una “exención médica“, un certificado de recuperación que acredite que han transitado la enfermedad hace no más de dos meses.

Hasta hoy, la UE abrió su frontera a turistas que estén plenamente vacunados con alguno de los fármacos autorizados por la UE o por la OMS, pero además tiene una lista de “países seguros” desde los que se permite viajar a personas no inmunizadas o inoculadas con fórmulas no aprobadas por esos organismos. 

Ese es el beneficio que los argentinos perderían a partir de ahora, aunque cada país puede imponer sus propias reglas.

Seguir Leyendo

Austria

Austria impondrá desde febrero la vacunación obligatoria forzada a los mayores de 18 años

Publicado

en

Así lo anunció el domingo pasado el canciller Karl Nehammer. Será el primer país del continente en imponer la medida y habrá elevadas multas para aquellos que no cumplan la normativa. 

A pesar del intenso debate sobre forzar la vacunación en la población, que no llegó a ningún consenso en el Parlamento, el mandatario del gobierno coalicionista entre conservadores y ecologistas comunicó la medida el pasado domingo, convirtiendo a Austria en pionero al implementar esta medida. 

“Como estaba previsto, vamos a hacer que la vacunación sea obligatoria a principios de febrero”. No estar vacunado será un “delito” con “sanciones” financieras de entre 600 y 3.600 euros. 

“Es un proyecto sensible” pero “conforme a la Constitución”, dijo Nehammer. El gobierno prevé una “fase de adaptación” hasta marzo para los que se resistan a la norma. 

En Austria, el 72% de la población cuenta con el esquema de vacunación completa, cifra que no parece ser suficiente según los “especialistas” del gobierno austriaco. 

No obstante, el pasado sábado más de 27.000 personas se manifestaron en la capital, oponiéndose a la medida por ir en contra de las libertades individuales. Se espera que las protestas continúen durante las próximas semanas.

Seguir Leyendo

Italia

Todos los partidos del centro a la derecha en Italia se ponen de acuerdo para respaldar a Berlusconi para la presidencia

Publicado

en

Si bien el cargo es ceremonial, ha cumplido un rol fundamental en elegir la formación de los gobiernos en la última década, y Berlusconi quiere volver al centro de la escena política con esta victoria. Se vota el 24 de enero.

El Parlamento italiano iniciará el próximo lunes 24 de enero la elección del próximo Presidente de la República, un cargo ceremonial pero que ha tenido mucho poder en los últimos años negociando entre partidos ideológicamente muy opuestos para que formen gobierno.

El actual mandatario Sergio Mattarella está en el cargo desde el 2015, y su mandato de 7 años expira este febrero. Como presidente ha sido una figura clave en la política italiana, y evitó un colapso político en por lo menos tres oportunidades.

Tras la renuncia de Matteo Renzi en 2016, sostuvo el gobierno del Partido Demócrata dándole su respaldo a Paolo Gentiloni. En 2018, luego de una elección que dejó al derechista Lega y al izquierdista M5S como los únicos dos partidos capaces de juntarse para formar gobierno, Mattarella se ocupó personalmente de negociar entre Di Maio y Salvini un gobierno de coalición con el jurista Giuseppe Conte a la cabeza.

Incluso en aquél entonces, Mattarella vetó al economista liberal Paolo Savona (propuesto por Salvini) del Ministerio de Finanzas, porque era “demasiado euroscéptico”, y trató de instalar a Carlo Cottarelli como primer ministro, pero sin éxito.

En 2021, tras la caída nuevamente del gobierno de Conte y el país al borde del quiebre institucional, Mattarella se sentó con todos los líderes políticos del Parlamento y acordó un gran gobierno de coalición que agrupara a todos los partidos políticos del país en respaldo de Mario Draghi, un economista de renombre amigo suyo. Finalmente todo el arco político, desde la extrema izquierda hasta la derecha, respaldó su gobierno, excepto el derechista Fratelli.

Como quedó expuesto, y además teniendo un extenso poder de veto, el cargo de presidente es muy importante en Italia, a diferencia de los demás países europeos donde solo es testimonial. Por eso es que la venidera elección despertó el interés de Silvio Berlusconi, el histórico primer ministro que actualmente lidera el partido Forza Italia.

The race to the Quirinale and Silvio Berlusconi: the return of the vassals  - Fresno 24 English
Berlusconi es actualmente uno de los tres líderes de la Coalición de Centroderecha, junto a Giorgia Meloni (izq.) y Matteo Salvini (der.)

La Coalición de Centroderecha, que agrupa a La Lega de Matteo Salvini, Fratelli de Giorgia Meloni, el mismo Forza, Cambiamo de Giovanni Toti, Noi con Italia (NCI) de Maurizio Lupi y la Unioni di Centro (UDC) de Lorenzo Cesa, llegaron a un acuerdo para presentar formalmente la candidatura de Berlusconi, quien con el respaldo de estas seis fuerzas políticas podría llegar a ganar.

“Los líderes de la coalición coincidieron en que Silvio Berlusconi es la figura adecuada para ocupar el alto cargo en esta difícil situación con la autoridad y experiencia que el país merece y que los italianos esperan“, plantearon hoy las seis fuerzas de derecha en un comunicado conjunto tras una cumbre que mantuvieron en Roma.

“La figura del nuevo Presidente de la República debe garantizar la autoridad, el equilibrio y el prestigio internacional de quienes tienen la responsabilidad de representar la unidad de la nación”, agregó la coalición en el comunicado.

“A la luz de estas consideraciones, la centroderecha, que representa la mayoría relativa en la asamblea convocada para elegir al nuevo jefe de Estado, tiene el derecho y el deber de proponer una candidatura a la cúspide de las instituciones”, explicaron las fuerzas de centroderecha en el comunicado.

Berlusconi, por su parte, ha dicho que está “muy interesado” en la presidencia del país. Según el medio Il Fato Quotidiano, el ex premier está regalando cuadros de su colección privada a más de 60 diputados y senadores de la Coalición de Centroizquierda para “suavizar” la dificultosa votación que enfrentará la semana próxima.

En los diarios. Berlusconi en las páginas de Il Giornale. Foto: AFP

En los diarios. Berlusconi en las páginas de Il Giornale. Foto: AFP

La elección del Presidente se dará con la presencia en “sesión conjunta” de los 630 diputados, los 321 senadores y 58 delegados de las 20 regiones que conforman entre todos los 1.009 “grandes electores” que eligen al Presidente, a partir del 24 de enero a las 15:00 locales (11 AM de Argentina) con una votación que durará por lo menos tres días.

Las primeras tres votaciones, previstas de ser necesarias para el 24, 25 y 26 de este mes, requieren un mínimo de dos tercios para la elección del Presidente, pero en caso de no lograr la mayoría absoluta para elegir a un candidato, se llevará una cuarta y última votación que ganará quien obtenga la mayoría simple de 505 votos, un escenario al que apunta la centroderecha para poder proclamar al tres veces premier como Presidente.

La Coalición de Centroderecha, al día de hoy, tiene 414 votos asegurados entre los tres niveles del Poder Legislativo, mientras hay otros 91 grandes electores de fuerzas políticas no alineadas (de centro o independientes) que podrían apoyar a Berlusconi, llevando el número a los 505 deseados.

A il Cavaliere sin embargo no le gustan estos números y está desde principios del mes llamando y negociando el apoyo de algunos electores que pertenecen a la Coalición de Centroizquierda, especialmente al populista M5S.

Una figura divisiva

Berlusconi, de 85 años, ya cosechó de todos modos el rechazo de fuerzas de centroizquierda como Italia Viva y Liberi e Uguali (LeU) que lo consideran una figura “divisiva” para el país.

Las fuerzas políticas de centroderecha trabajarán para encontrar las más amplias convergencias en el Parlamento y también pedirán a los Presidentes de Cámara y Senado que tomen todas las medidas necesarias para garantizar el ejercicio del derecho constitucional al sufragio de todos los 1009 grandes electores“, finalizó el comunicado conjunto de este viernes, que insta a todos los partidos a apoyar su candidatura para no generar una crisis política que deje a Italia sin presidente.

Berlusconi, empresario de medios y de fútbol, llegó al poder en 1994 sin haber tenido ningún cargo público previamente. En sus mandatos llevó a cabo la reducción de impuestos más grande de la historia del país, y logró mantener una excelente relación política y comercial en simultáneo tanto con Estados Unidos y Rusia.

Su gobierno intentó hacer una baja del gasto público en un primer momento, pero la crisis financiera del 2008 lo obligó a cambiar sus planes, y terminó expandiendo las erogaciones del Estado. Dejó el Palazzo Chigi en 2011 habiendo timoneado la crisis, pero habiendo incrementado la deuda nacional.

Tiene en sus espaldas una condena por evasión de impuestos y una larga data de escándalos, muchos inventados por los medios para difamarlo, otros ciertamente verdaderos, y recién en 2019 volvió a ser habilitado para ejercer un cargo público, tras 6 años proscripto por una ley anti-corrupción que pasó el Senado.

La Centroizquierda hasta el momento no ha presentado candidato. Matteo Renzi y Enrico Letta están tratando de convencer a Sergio Mattarella de que se presente a un segundo mandato, algo que la Constitución no prohíbe pero que está muy mal visto, dado que nunca un presidente se ha presentado a la reelección y en el espíritu del cargo está el recambio.

Seguir Leyendo

Trending