Conecte con nosotros

Europa

Las protestas de la izquierda por el Black Lives Matter coparon Europa este fin de semana

Desde Londres hasta Atenas, la consigna #BlackLivesMatter arribó a las capitales y principales ciudades europeas durante el fin de semana. El reclamo que parecía ser propio de comunidades afroamericanas, se transformó pronto en excusa para la violencia de la izquierda.

Publicado

en

George Floyd, un hombre de ascendencia afroamericana, fue detenido y asfixiado durante mas de 8 minutos por policías de Mineápolis en Estados Unidos. Su muerte y la propaganda de la izquierda provocó un estallido en el país que rápidamente se propagó en todo el mundo.
Lejos de ser una protesta de la comunidad afroamericana pidiendo justicia por la injusta muerte de Floyd, se convirtió en la excusa perfecta para aquellas organizaciones de izquierda que siempre buscan generar caos en el sistema político.
Estados Unidos fue solo el inicio de la consigna #BlackLivesMatter que se expandió rápidamente a las principales capitales del mundo. Artistas como Bansky homenajeron a George Floyd con pinturas y músicos de todo el mundo acudieron a sus redes sociales para criticar desde sus mansiones lo injusta que es la sociedad occidental.
Si bien estas marchas tenían en un principio un fin pasivo, terminaron siendo la antítesis de las marchas que lograron terminar con la segregación hace casi un siglo de la mano de Martin Luther King.

Ad

Europa entra en escena

Alemania

Fuentes policiales aseguran que más de 15.000 personas se manifestaron en la plaza Alexander de Berlín, la capital alemana, y corearon el nombre de George Floyd mientras sostenían carteles con frases como “alto a la brutalidad policial” o el término de “no puedo respirar”, utilizado por el propio Floyd durante el violento episodio con el policía norteamericano. Esto ocurrió el domingo por la tarde.
En Hamburgo, además, las fuerzas de seguridad aseguraron que los manifestantes superaban el número de 14.000, mientras que en Frankfurt, Múnich y Dresde, las cifras rondaban entre 8.000, 7.000 y 4.000, respectivamente. 
Además, un particular episodio se produjo en Düsseldorf, donde alrededor de mil personas congregadas guardaron silencio durante 8 minutos y 46 segundos, el tiempo en que el policía estadounidense mantuvo su rodilla contra el cuello de George Floyd. A pesar de que Alemania es la “capital de Antifa en el mundo”, no hubo disturbios significativamente violentos.

Reino Unido

Una realidad muy diferente fue la del Reino Unido. Como informamos hace unos días desde La Derecha Diario, las violentas manifestaciones llegaron a las calles de Londres, congregando a miles de personas en el Hyde Park y en la sede del gobierno británico, Downing Street.
Las protestas se replicaron empezando el viernes pasado, en un itinerario que tuvo entre sus destinos a la embajada de los Estados Unidos en Londres. “Silencio y violencia” y “color no es un crimen”, se destacaron de entre las frases que los manifestantes, muchos de ellos protegidos con máscaras, gritaban sin cesar y destruían todo a su paso.
El sábado vandalizaron las estatuas de Winston Churchill, el mayor líder occidental en el combate contra el fascismo durante la Segunda Guerra Mundial, y luego la estatua de Abraham Lincoln, presidente republicano que tuvo una estrecha relación con el Reino Unido y fue el principal líder de la Guerra Civil Estadounidense que terminó con la esclavitud en el continente.
El domingo las protestas escalaron aún más. Manifestantes trataron de incendiar las banderas del Reino Unido que cuelgan de los principales edificios gubernamentales en Londres, y luego corrieron a la policía, superada ampliamente en número, por las calles de la ciudad.

Ad

Francia

Francia tampoco fue la excepción, y miles de manifestantes se congregaron en París, replicando el acto de dirigirse hacia la embajada de Estados Unidos, al igual que los manifestantes británicos. 
Aquí, la presencia de barreras y policía anti-protestas se hizo notar. París está acostumbrada ya a las protestas, hace dos años que el país está sumido en las “protestas de chalecos amarillos” con diversos reclamos; desde una rebaja impositiva hasta la expropiación de cientos de empresas. Verdaderamente la oposición francesa es muy heterogénea y está seriamente fragmentada.
Otro caso similar al de Floyd y una nueva autopsia sobre un viejo caso reavivaron las llamas de la izquierda.

Adama Taoré: el “George Floyd francés”

Las calles de París se llenaron en memoria de Adama Traoré. Este joven, según reveló una autopsia independiente recientemente publicada, murió en el 2016 mientras era arrestado por la policía francesa.

Sin embargo, del arresto sólo se conoce por el testimonio de los tres gendarmes y las conclusiones de las autopsias y otros análisis realizados por médicos y expertos. No hubo testigos ni videos de la escena, lo que dejan la puerta abierta a la interpretación de la justicia.

El último informe forense, presentado el 29 de mayo de 2020 y realizado por tres médicos, concluye que “Adama Traoré no murió de ‘asfixia posicional’, sino por un ‘edema cardiogénico'”. 

Ante esto, la familia Traoré respondió unos días mas tarde con una nueva autopsia privada de un médico personal de ellos. La misma dictaminaba la hipótesis de que había un edema, pero lo atribuyó a la “asfixia posicional inducida por bloqueo ventral”, una técnica de detención que los gendarmes aseguran no haber usado.

El caso es mucho menos contundente que el de George Floyd de Estados Unidos, y de hecho Francia no tiene una estrecha historia con el esclavismo racial, por lo que estas son meras excusas para la izquierda francesa para acompañar los demás reclamos del mundo

Ad

Grecia

La violencia llegó también a Grecia, un país que hace una década y media es uno de los más inestables de Europa. 

En Atenas, las manifestaciones que comenzaron como pacíficas, desembocaron pronto en un gran enfrentamiento en el centro de la ciudad. Varios manifestantes comenzaron a largar piedras contra la policía, la cual respondió con gases lacrimógenos.

En el caso griego, los manifestantes trazaron una ruta desde el Parlamento hacia la sede policial más cercana en el barrio de Kolonaki, y allí intentaron replicar lo que se dio en otros países, avanzando hacia la Embajada estadounidense, pero por suerte fueron frenados en el camino por la policía; estos manifestantes llevaban consigo bombas molotov, como después pudo verse entre algunos arrestos.

España

Si bien el principio del fin de semana estuvo calmo, y de hecho las únicas manifestaciones habían estado relacionadas con el partido de derecha VOX en contra del gobierno de Sánchez, el domingo miles de españoles salieron a la calle para acompañar el reclamo de #BlackLivesMatter. 

En Madrid, alrededor de 3.000 manifestantes, según números ofrecidos por la policía local, se congregaron frente a la embajada de Estados Unidos repitiendo las últimas palabras de Floyd: “no puedo respirar” y realizando el ya conocido gesto de arrodillarse en una rodilla, pedir perdón por ser blanco y reclamarle al “sistema”. 

La organización Comunidad Negra, Africana y Afrodescendiente en España convocó manifestaciones en diez ciudades del país, desde Pamplona hasta el archipiélago canario. En Barcelona, por ejemplo, cientos de manifestantes llenaron la plaza de Sant Jaume, donde está la sede del gobierno regional.

Lo curioso fue que las protestas en España estuvieron claramente relacionadas con Antifa: pancartas en idioma inglés, cánticos contra Trump o contra el capitalismo. Un reclamo “racial” muy extraño para España.

Italia 

En Roma los manifestantes se convocaron espontáneamente en la Piazza del Popolo y miles de jóvenes se arrodillaron manteniendo 9 minutos de silencio. Al levantarse, todos gritaron “no puedo respirar” al unísono.

No hubo mayores disturbios ya que Italia todavía sigue muy conmocionada por el infierno que fue el brote de coronavirus, que agarró un sistema de salud público muy deteriorado y una población muy envejecida y cometió estragos.

Ad

En el resto del mundo

Japón y Corea del Sur 

En Tokio y Seúl también hubo manifestaciones, aunque verdaderamente pacíficas, contra el racismo y la muerte de George Floyd, demostrando la cercanía cultural que hay entre Estados Unidos y estos dos países asiáticos que le deben sus bases fundacionales al país norteamericano.
En Japón unas 500 personas marcharon manifestándose frente a la estación Shibuya. En Seúl, otros centenares de personas marcharon por Myeongdong.

Australia 

Fue el segundo país en el mundo en presentarse en protesta inmediatamente después de las protestas en Minnesota en EE.UU., que luego sumaron el reclamo por las altas tasas de violencia de regiones australianas contra la población aborigen. 
Este tema se sumó al #BlackLivesMatter y las principales ciudades se vieron ocupadas por algunos miles de manifestantes.

Brasil

Múltiples ciudades en todo el país presenciaron movilizaciones de la izquierda pero que fueron contenidas a nivel local por la policía estatal.
Al principio las protestas estaban destinadas al reclamo racial pero rápidamente degeneraron en violencia y en insultos contra el exitoso presidente Bolsonaro. Los manifestantes inclusive llevaron un muñeco del mandatario y lo incendiaron por las calles de varias ciudades.

Los medios llaman a estas protestas en Brasil como protestas “pro-democracia”, aunque piden por la remoción de un presidente elegido democráticamente. Estas movilizaciones son minúsculas en comparación con las protestas pro-Bolsonaro que reclaman el fin de la persecución política de parte de una Corte Suprema capturada por la izquierda.

Los manifestantes en Brasil, claramente conducidos por Antifa, fueron detenidos en distintas partes del país y en su posesión se encontraron objetos contundentes, cuchillos y explosivos. Preocupa la escalada de violencia por parte de la izquierda brasileña, que ya no sabe más qué hacer para desafiar la figura de Bolsonaro.

Por Zoé Paz, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Suiza

Referéndum en Suiza: “Sí” al matrimonio homosexual, “No” al impuesto a la riqueza

Publicado

en

Los suizos hablaron claramente en las urnas este domingo y marcaron una política liberal tanto en lo económico como en lo social.

Suiza celebró este domingo 26 de septiembre un referéndum vinculante sobre dos temas que habían colmado la discusión pública en el país: la legalización del matrimonio homosexual y la implementación de un impuesto a la riqueza.

La votación en ambos casos fue contundente: el 64,1% de la población votó a favor de que se permita el matrimonio entre personas del mismo sexo, algo que estaba prohibido hasta el momento en el país, y el 65,3% votó en contra de introducir un impuesto que afectaría 1,5 veces más a las familias de altos ingresos que a las de ingresos bajos o medios.

Casi dos tercios de los votantes suizos se pronunciaron a favor de la “Iniciativa del Matrimonio Igualitario”, que fue planteada por el gobierno tras ocho años de debates políticos y parlamentarios sobre la propuesta de que las parejas del mismo sexo tengan los mismos derechos que las parejas heterosexuales.

Si bien el partido más grande de Suiza, el Partido Popular Suizo (SVP, por sus siglas en alemán), hizo campaña en contra de esta iniciativa, junto a la Iglesia y demás grupos religiosos, el resto de las formaciones políticas apoyaron el “Sí”, con el Partido Verde siendo el portaestandarte de la causa.

Así, Suiza se convierte en el trigésimo país del mundo en aceptar esta figura matrimonial y sale así del pequeño grupo de países de Europa occidental que todavía no han legalizado el matrimonio homosexual y en el que han quedado Italia, Grecia y Liechtenstein.

Hasta ahora, Suiza regía la unión de dos personas del mismo sexo a través de las “alianzas registradas”, una figura aprobada en 2007 y que les ha ha garantizado desde entonces algunos de los derechos de las parejas heterosexuales, como elegir un apellido en común, acceder a la herencia del cónyuge o a rentas de viudez, entre otros, y desde 2018 también les permitía adoptar al hijo o hija de la pareja.

A partir de ahora, este tipo de parejas podrán adoptar hijos como cualquier otro matrimonio o tener acceso a las técnicas de reproducción asistida, como alquiler de vientre.

Una bandera es fotografiada antes de una votación sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo en Berna, Suiza, el 8 de septiembre de 2021Una bandera es fotografiada antes de una votación sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo en Berna, Suiza, el 8 de septiembre de 2021

Por otra parte, los electores rechazaron por una mayoría incluso más grande una segunda propuesta lanzada por iniciativa del Partido Socialista Suizo cuyo lema era “¡El dinero no trabaja, tú sí!”.

La “Iniciativa del 99%” exigía que los ingresos del capital (intereses, dividendos, por ejemplo) se graven 1,5 veces más que los del trabajo, lo cual iba a llevar a impuestos estrafalarios para las familias de más altos ingresos.

El documento presentado ante el gobierno pedía que los ingresos fiscales adicionales generados por este impuesto se utilizaran para financiar prestaciones sociales como guarderías, subsidios al niño, seguro médico o de formación. Finalmente el “No” triunfó por más del 65%.

La iniciativa solo contó con el apoyo de los socialistas, un partido que tiene 9 de las 46 bancas en la Asamblea General de Suiza y del Partido Verde, pero éste último dedicó todos sus recursos en hacer campaña por el “Sí” del matrimonio homosexual, y prácticamente no habló del impuesto a la riqueza.

Seguir Leyendo

Alemania

Candidatos a la Cancillería debaten el futuro de Alemania: ¿Vuelve la peor versión de la izquierda al poder?

Publicado

en

Los siete aspirantes se presentaron en el debate de la “Ronda Final”, que fue televisado, para abordar seis áreas temáticas: “violencia de los negacionistas de la pandemia”, cambio climático, relaciones exteriores, economía, entre otras.

Los candidatos a los comicios alemanes debaten y los sondeos dan la ventaja  de Scholz

Todos los candidatos a la cancillería alemana participaron en el último debate televisado previo a los comicios generales del domingo 26 de septiembre. Esta será la primer elección sin Angela Merkel tras 16 años de gobierno ininterrumpido, y todas las encuestas indican que los socialdemócratas se harán del control del poder.

Los líderes de los principales partidos que aspiran a gobernar la primera potencia europea se prestaron en la televisión pública a abordar temas que en previos debates entre los tres mejor situados se habían ignorado, especialmente el del papel de Alemania en la Unión Europea y sus relaciones con países como China o Rusia.

Al debate llegaron el centroizquierdista Olaf Scholz (del Partido Socialdemócrata Alemán, el “SPD”) liderando los sondeos, el centrista Armin Laschet (por la oficialista Unión Cristianodemócrata, la “CDU”), quien permanece en segundo lugar, además de a la líder ecologista, Annalena Baerbock (del Partido Verde, el “Grüne”), al liberal Christian Lindner (del “FDP), a la comunista Janine Wissler (de La Izquierda, el “Die Linke”), a la derechista Alice Weidel (de la Alternativa por Alemania, la “AfD”) y al centroderechista Markus Söder (de la Unión Sociocristiana, la “CSU”), quien va en la misma lista que Laschet y está en alianza con la CDU.

Scholz llega a las generales con un 26% de respaldo en los sondeos y Laschet con un 22%, seguidos a cierta distancia por los Verdes, que comenzaron la campaña en la pasada primavera como la sorpresa que podía hacerse con el Gobierno y que ahora se tienen que conformar con una tercera plaza: alrededor del 16%, según el último sondeo de IPSOS.

El debate en la televisión pública no aclaró mucho más de lo que se sospecha sobre qué coaliciones podrán configurarse después del domingo, y quedó confirmado que si el SPD no pacta con la CDU/CSU, como hizo tantas veces mientras Merkel era Canciller, podrá tener el apoyo de los Verdes y de La Izquierda.

Quedó claro que la CDU/CSU rechaza cualquier acuerdo con los Verdes o La Izquierda, además de que nadie quiere pactar con la AfD, que sigue proscrita por el resto de los partidos alemanes acusándolos de ser “extremistas” y “antidemocráticos”. Todas mentiras que evitan un gobierno de centroderecha entre la CDU/CSU y la AfD, y beneficia a la izquierda.

Scholz intervino en tono y contenido casi distante e institucional, solicitó a los electores que refrenden lo que avanzan los sondeos, que no tiene dudas de que será el más votado, pero que le aporten una mayoría suficiente para liderar el futuro gobierno federal con tranquilidad.

El debate de la “Ronda Final”, como se le denominó, abordó a propuesta de los moderadores seis áreas temáticas: la “violencia de los negacionistas de la pandemia“, la vivienda, la economía, las relaciones exteriores, la “emergencia climáticay las posibles coaliciones.

Todos los partidos, menos el AfD, asegura que las protestas en contra de la cuarentena y de la vacunación obligatoria son parte de un movimiento conspiracionista neonazi que busca derribar al gobierno. Nada más alejado de la realidad, ya que son madres enojadas porque no pudieron mandar a sus hijos a las escuelas, comerciantes que quedaron en la calle por las restricciones y enfermeros que no quieren recibir la vacuna experimental de manera forzosa.

En tema vivienda, el SPD aseguró que quiere promover una ley de alquileres que penalice la vivienda ociosa, como ocurre en Berlín que ha llevado a precios impagables y una crisis inmobiliaria sin precedentes. Pero la socialdemocracia no aprende de sus propios errores.

En temas de la economía se destacó Laschet, quien rechazó la política de suba del salario mínimo que quiere introducir Scholz y le indicó correctamente que una ley de 12 euros por hora generaría un masivo desempleo. Scholz no quedó convencido. “Hemos escuchado todos estos argumentos cuando introdujimos el salario mínimo… Y todo funcionó bien. Conseguimos más trabajos, no menos como algunos predijeron”, dijo Scholz negado con la realidad.

Del intercambio de ideas pudo hablarse por primera vez en campaña sobre las relaciones exteriores de Alemania, especialmente su papel en la Unión Europa y con países terceros, donde China dominó los comentarios.

Scholz reivindicó que la Unión Europea tiene que “hablar con una sola voz” y prestó en su intervención su apoyo explícito a Francia tras el grave desaire causado por Washington con el acuerdo anunciado en materia de defensa en la región del Indopacífico con el Reino Unido y Australia que ha hecho perder a Francia un contrato multimillonario de suministro de submarinos.

Laschet abogó por un papel más fuerte de la Unión en materia de defensa pero pronto el debate abandonó los asuntos europeos, porque China y las prioridades que deben seguirse en las relaciones con el gigante asiático eclipsaron inmediatamente el fugaz interés de los candidatos del país más grande de la Unión.

El debate por el cambio climático fue de los más ridículo. Los moderadores les preguntaron a todos los candidatos qué están haciendo personalmente para bajar las emisiones de carbono.

“Conduzco un automóvil eléctrico y me divierto con él”, dijo Laschet, tratando de apelar a una parte de su agenda con la que se notó que no se siente muy cómodo. Además, tanto Laschet como Söder mencionaron que estaban comiendo menos carne, aunque sin haberla dejado por completo.

Baerbock de los Verdes, mientras tanto, respondió que había estado “viajando en colectivo toda la noche” en la campaña durante las últimas siete semanas, evitando vuelos domésticos de corta distancia.

Lindner, del FDP liberal, se presentó a sí mismo como una persona “climáticamente neutra”, y explicó cómo compraba certificados de CO2 cada año para “borrar” su huella. Weidel, de la AfD, dijo que usaba su bicicleta en lugar de un automóvil cuando era posible, pero agregó que realmente su partido no cree que la contribución humana al calentamiento global sea tan significativa como la describen los medios.

Por su parte, Scholz hizo un mea culpa y dijo que no iba a trabajar en bicicleta, si no que en su auto oficial, “aunque debería ir en bicicleta”, pero como un “político que viaja en convoyes de seguridad y toma muchos vuelos”, dijo que se le hacía imposible. 

Por último, y la respuesta más delirante fue la de Wissler, de Die Linke, quien dijo que limitaba el consumo de electricidad en su casa, apagando todo lo electrónico cuando llegaba de trabajar a la tarde.

Weidel dijo hacia el final del segmento que “cambio climático ha habido siempre” y que en la historia de la humanidad, incluso en la reciente, hubo períodos de más frío y otros de más calor. Estas declaraciones en Alemania son consideradas extremistas y muchos piden que sean censuradas “en nombre de la ciencia”.

Seguir Leyendo

España

Arrestaron al líder separatista catalán Carles Puidgemont en la isla de Cerdeña

Publicado

en

El ex gobernador catalán se había desplazado a la isla italiana para participar en un evento sobre folclore catalán, pero las autoridades italianas decidieron a último minuto ejecutar su orden de arresto internacional.

Las autoridades italianas han detenido esta tarde en la isla de Cerdeña al ex gobernador de Cataluña y líder separatista Carles Puigdemont, quien estaba prófugo de la Justicia española desde otoño del 2017.

La detención se ha producido en virtud de la orden de busca y captura internacional emitida por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, instructor de la causa del ‘procés’, que juzga a los involucrados en la declaración unilateral de independencia de Cataluña el 27 de octubre del 2017.

Puigdemont, quien estaba refugiado en Waterloo, Bélgica, desde hace cuatro años, tenía previsto participar en L’Alguer (Cerdeña) en el Aplec Internacional Adifolk, un evento patrocinado por una asociación para la promoción del folclore catalán.

El ex mandatario catalán es miembro del Parlamento Europeo pero en este momento tiene suspendido el privilegio de la inmunidad por decisión de la Eurocámara, por lo que su arresto lo llevará a juicio ante la Justicia española, con una casi certera extradición a España.

Quedará en manos del juez Llarena, y del gobierno de Pedro Sánchez, si condena al líder criminal como se lo merece o si continúa con su política de pacificación, que demostró indultando a los previos condenados. Puidgemont es considerado un héroe por varios partidos catalanes que tienen una importante presencia en el Parlamento nacional, y Sánchez requiere de sus votos para pasar las leyes, por lo que está hace años haciendo todo lo que le piden en cuanto a la cuestión catalana.

Seguir Leyendo

Trending