Conecte con nosotros

Europa

Las protestas de la izquierda por el Black Lives Matter coparon Europa este fin de semana

Desde Londres hasta Atenas, la consigna #BlackLivesMatter arribó a las capitales y principales ciudades europeas durante el fin de semana. El reclamo que parecía ser propio de comunidades afroamericanas, se transformó pronto en excusa para la violencia de la izquierda.

Publicado

en

George Floyd, un hombre de ascendencia afroamericana, fue detenido y asfixiado durante mas de 8 minutos por policías de Mineápolis en Estados Unidos. Su muerte y la propaganda de la izquierda provocó un estallido en el país que rápidamente se propagó en todo el mundo.
Lejos de ser una protesta de la comunidad afroamericana pidiendo justicia por la injusta muerte de Floyd, se convirtió en la excusa perfecta para aquellas organizaciones de izquierda que siempre buscan generar caos en el sistema político.
Estados Unidos fue solo el inicio de la consigna #BlackLivesMatter que se expandió rápidamente a las principales capitales del mundo. Artistas como Bansky homenajeron a George Floyd con pinturas y músicos de todo el mundo acudieron a sus redes sociales para criticar desde sus mansiones lo injusta que es la sociedad occidental.
Si bien estas marchas tenían en un principio un fin pasivo, terminaron siendo la antítesis de las marchas que lograron terminar con la segregación hace casi un siglo de la mano de Martin Luther King.

Ad

Europa entra en escena

Alemania

Fuentes policiales aseguran que más de 15.000 personas se manifestaron en la plaza Alexander de Berlín, la capital alemana, y corearon el nombre de George Floyd mientras sostenían carteles con frases como “alto a la brutalidad policial” o el término de “no puedo respirar”, utilizado por el propio Floyd durante el violento episodio con el policía norteamericano. Esto ocurrió el domingo por la tarde.
En Hamburgo, además, las fuerzas de seguridad aseguraron que los manifestantes superaban el número de 14.000, mientras que en Frankfurt, Múnich y Dresde, las cifras rondaban entre 8.000, 7.000 y 4.000, respectivamente. 
Además, un particular episodio se produjo en Düsseldorf, donde alrededor de mil personas congregadas guardaron silencio durante 8 minutos y 46 segundos, el tiempo en que el policía estadounidense mantuvo su rodilla contra el cuello de George Floyd. A pesar de que Alemania es la “capital de Antifa en el mundo”, no hubo disturbios significativamente violentos.

Reino Unido

Una realidad muy diferente fue la del Reino Unido. Como informamos hace unos días desde La Derecha Diario, las violentas manifestaciones llegaron a las calles de Londres, congregando a miles de personas en el Hyde Park y en la sede del gobierno británico, Downing Street.
Las protestas se replicaron empezando el viernes pasado, en un itinerario que tuvo entre sus destinos a la embajada de los Estados Unidos en Londres. “Silencio y violencia” y “color no es un crimen”, se destacaron de entre las frases que los manifestantes, muchos de ellos protegidos con máscaras, gritaban sin cesar y destruían todo a su paso.
El sábado vandalizaron las estatuas de Winston Churchill, el mayor líder occidental en el combate contra el fascismo durante la Segunda Guerra Mundial, y luego la estatua de Abraham Lincoln, presidente republicano que tuvo una estrecha relación con el Reino Unido y fue el principal líder de la Guerra Civil Estadounidense que terminó con la esclavitud en el continente.
El domingo las protestas escalaron aún más. Manifestantes trataron de incendiar las banderas del Reino Unido que cuelgan de los principales edificios gubernamentales en Londres, y luego corrieron a la policía, superada ampliamente en número, por las calles de la ciudad.

Ad

Francia

Francia tampoco fue la excepción, y miles de manifestantes se congregaron en París, replicando el acto de dirigirse hacia la embajada de Estados Unidos, al igual que los manifestantes británicos. 
Aquí, la presencia de barreras y policía anti-protestas se hizo notar. París está acostumbrada ya a las protestas, hace dos años que el país está sumido en las “protestas de chalecos amarillos” con diversos reclamos; desde una rebaja impositiva hasta la expropiación de cientos de empresas. Verdaderamente la oposición francesa es muy heterogénea y está seriamente fragmentada.
Otro caso similar al de Floyd y una nueva autopsia sobre un viejo caso reavivaron las llamas de la izquierda.

Adama Taoré: el “George Floyd francés”

Las calles de París se llenaron en memoria de Adama Traoré. Este joven, según reveló una autopsia independiente recientemente publicada, murió en el 2016 mientras era arrestado por la policía francesa.

Sin embargo, del arresto sólo se conoce por el testimonio de los tres gendarmes y las conclusiones de las autopsias y otros análisis realizados por médicos y expertos. No hubo testigos ni videos de la escena, lo que dejan la puerta abierta a la interpretación de la justicia.

El último informe forense, presentado el 29 de mayo de 2020 y realizado por tres médicos, concluye que “Adama Traoré no murió de ‘asfixia posicional’, sino por un ‘edema cardiogénico'”. 

Ante esto, la familia Traoré respondió unos días mas tarde con una nueva autopsia privada de un médico personal de ellos. La misma dictaminaba la hipótesis de que había un edema, pero lo atribuyó a la “asfixia posicional inducida por bloqueo ventral”, una técnica de detención que los gendarmes aseguran no haber usado.

El caso es mucho menos contundente que el de George Floyd de Estados Unidos, y de hecho Francia no tiene una estrecha historia con el esclavismo racial, por lo que estas son meras excusas para la izquierda francesa para acompañar los demás reclamos del mundo

Ad

Grecia

La violencia llegó también a Grecia, un país que hace una década y media es uno de los más inestables de Europa. 

En Atenas, las manifestaciones que comenzaron como pacíficas, desembocaron pronto en un gran enfrentamiento en el centro de la ciudad. Varios manifestantes comenzaron a largar piedras contra la policía, la cual respondió con gases lacrimógenos.

En el caso griego, los manifestantes trazaron una ruta desde el Parlamento hacia la sede policial más cercana en el barrio de Kolonaki, y allí intentaron replicar lo que se dio en otros países, avanzando hacia la Embajada estadounidense, pero por suerte fueron frenados en el camino por la policía; estos manifestantes llevaban consigo bombas molotov, como después pudo verse entre algunos arrestos.

España

Si bien el principio del fin de semana estuvo calmo, y de hecho las únicas manifestaciones habían estado relacionadas con el partido de derecha VOX en contra del gobierno de Sánchez, el domingo miles de españoles salieron a la calle para acompañar el reclamo de #BlackLivesMatter. 

En Madrid, alrededor de 3.000 manifestantes, según números ofrecidos por la policía local, se congregaron frente a la embajada de Estados Unidos repitiendo las últimas palabras de Floyd: “no puedo respirar” y realizando el ya conocido gesto de arrodillarse en una rodilla, pedir perdón por ser blanco y reclamarle al “sistema”. 

La organización Comunidad Negra, Africana y Afrodescendiente en España convocó manifestaciones en diez ciudades del país, desde Pamplona hasta el archipiélago canario. En Barcelona, por ejemplo, cientos de manifestantes llenaron la plaza de Sant Jaume, donde está la sede del gobierno regional.

Lo curioso fue que las protestas en España estuvieron claramente relacionadas con Antifa: pancartas en idioma inglés, cánticos contra Trump o contra el capitalismo. Un reclamo “racial” muy extraño para España.

Italia 

En Roma los manifestantes se convocaron espontáneamente en la Piazza del Popolo y miles de jóvenes se arrodillaron manteniendo 9 minutos de silencio. Al levantarse, todos gritaron “no puedo respirar” al unísono.

No hubo mayores disturbios ya que Italia todavía sigue muy conmocionada por el infierno que fue el brote de coronavirus, que agarró un sistema de salud público muy deteriorado y una población muy envejecida y cometió estragos.

Ad

En el resto del mundo

Japón y Corea del Sur 

En Tokio y Seúl también hubo manifestaciones, aunque verdaderamente pacíficas, contra el racismo y la muerte de George Floyd, demostrando la cercanía cultural que hay entre Estados Unidos y estos dos países asiáticos que le deben sus bases fundacionales al país norteamericano.
En Japón unas 500 personas marcharon manifestándose frente a la estación Shibuya. En Seúl, otros centenares de personas marcharon por Myeongdong.

Australia 

Fue el segundo país en el mundo en presentarse en protesta inmediatamente después de las protestas en Minnesota en EE.UU., que luego sumaron el reclamo por las altas tasas de violencia de regiones australianas contra la población aborigen. 
Este tema se sumó al #BlackLivesMatter y las principales ciudades se vieron ocupadas por algunos miles de manifestantes.

Brasil

Múltiples ciudades en todo el país presenciaron movilizaciones de la izquierda pero que fueron contenidas a nivel local por la policía estatal.
Al principio las protestas estaban destinadas al reclamo racial pero rápidamente degeneraron en violencia y en insultos contra el exitoso presidente Bolsonaro. Los manifestantes inclusive llevaron un muñeco del mandatario y lo incendiaron por las calles de varias ciudades.

Los medios llaman a estas protestas en Brasil como protestas “pro-democracia”, aunque piden por la remoción de un presidente elegido democráticamente. Estas movilizaciones son minúsculas en comparación con las protestas pro-Bolsonaro que reclaman el fin de la persecución política de parte de una Corte Suprema capturada por la izquierda.

Los manifestantes en Brasil, claramente conducidos por Antifa, fueron detenidos en distintas partes del país y en su posesión se encontraron objetos contundentes, cuchillos y explosivos. Preocupa la escalada de violencia por parte de la izquierda brasileña, que ya no sabe más qué hacer para desafiar la figura de Bolsonaro.

Por Zoé Paz, para La Derecha Diario.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Europa

La Unión Europea decidió imponer restricciones a los argentinos a causa de la suba de casos por coronavirus

Publicado

en

España fue el primer país en tomar la recomendación y ahora impuso restricciones.

Por la disparada de casos de coronavirus de las últimas semanas, la Unión Europea (UE) sacó a la Argentina del listado de países desde los que se puede viajar sin restricciones y los países podrán exigir a los turistas esquema de vacunación completo con vacunas aprobadas por la OMS.

El Consejo de la UE informó este lunes que “tras revisar las recomendaciones para el levantamiento de las restricciones de viaje por la situación con el coronavirus, actualizó la lista de terceros países con los que se recomienda eliminar las restricciones de viaje”. “En particular, Argentina, Australia y Canadá quedaron excluidos de esta lista“, dice el documento.

A partir de la medida, cada nación puede volver a exigir un certificado de vacunación con fórmulas aprobadas por la EMA y la OMS, entre las que no está la vacuna Sputnik con la que se inmunizó a millones de argentinos.

El Viejo Continente ahora pide una de tres exigencias, muy usuales: presentar un certificado de vacunación o un PCR con no más de 72 horas previas, o una “exención médica“, un certificado de recuperación que acredite que han transitado la enfermedad hace no más de dos meses.

Hasta hoy, la UE abrió su frontera a turistas que estén plenamente vacunados con alguno de los fármacos autorizados por la UE o por la OMS, pero además tiene una lista de “países seguros” desde los que se permite viajar a personas no inmunizadas o inoculadas con fórmulas no aprobadas por esos organismos. 

Ese es el beneficio que los argentinos perderían a partir de ahora, aunque cada país puede imponer sus propias reglas.

Seguir Leyendo

Austria

Austria impondrá desde febrero la vacunación obligatoria forzada a los mayores de 18 años

Publicado

en

Así lo anunció el domingo pasado el canciller Karl Nehammer. Será el primer país del continente en imponer la medida y habrá elevadas multas para aquellos que no cumplan la normativa. 

A pesar del intenso debate sobre forzar la vacunación en la población, que no llegó a ningún consenso en el Parlamento, el mandatario del gobierno coalicionista entre conservadores y ecologistas comunicó la medida el pasado domingo, convirtiendo a Austria en pionero al implementar esta medida. 

“Como estaba previsto, vamos a hacer que la vacunación sea obligatoria a principios de febrero”. No estar vacunado será un “delito” con “sanciones” financieras de entre 600 y 3.600 euros. 

“Es un proyecto sensible” pero “conforme a la Constitución”, dijo Nehammer. El gobierno prevé una “fase de adaptación” hasta marzo para los que se resistan a la norma. 

En Austria, el 72% de la población cuenta con el esquema de vacunación completa, cifra que no parece ser suficiente según los “especialistas” del gobierno austriaco. 

No obstante, el pasado sábado más de 27.000 personas se manifestaron en la capital, oponiéndose a la medida por ir en contra de las libertades individuales. Se espera que las protestas continúen durante las próximas semanas.

Seguir Leyendo

Italia

Todos los partidos del centro a la derecha en Italia se ponen de acuerdo para respaldar a Berlusconi para la presidencia

Publicado

en

Si bien el cargo es ceremonial, ha cumplido un rol fundamental en elegir la formación de los gobiernos en la última década, y Berlusconi quiere volver al centro de la escena política con esta victoria. Se vota el 24 de enero.

El Parlamento italiano iniciará el próximo lunes 24 de enero la elección del próximo Presidente de la República, un cargo ceremonial pero que ha tenido mucho poder en los últimos años negociando entre partidos ideológicamente muy opuestos para que formen gobierno.

El actual mandatario Sergio Mattarella está en el cargo desde el 2015, y su mandato de 7 años expira este febrero. Como presidente ha sido una figura clave en la política italiana, y evitó un colapso político en por lo menos tres oportunidades.

Tras la renuncia de Matteo Renzi en 2016, sostuvo el gobierno del Partido Demócrata dándole su respaldo a Paolo Gentiloni. En 2018, luego de una elección que dejó al derechista Lega y al izquierdista M5S como los únicos dos partidos capaces de juntarse para formar gobierno, Mattarella se ocupó personalmente de negociar entre Di Maio y Salvini un gobierno de coalición con el jurista Giuseppe Conte a la cabeza.

Incluso en aquél entonces, Mattarella vetó al economista liberal Paolo Savona (propuesto por Salvini) del Ministerio de Finanzas, porque era “demasiado euroscéptico”, y trató de instalar a Carlo Cottarelli como primer ministro, pero sin éxito.

En 2021, tras la caída nuevamente del gobierno de Conte y el país al borde del quiebre institucional, Mattarella se sentó con todos los líderes políticos del Parlamento y acordó un gran gobierno de coalición que agrupara a todos los partidos políticos del país en respaldo de Mario Draghi, un economista de renombre amigo suyo. Finalmente todo el arco político, desde la extrema izquierda hasta la derecha, respaldó su gobierno, excepto el derechista Fratelli.

Como quedó expuesto, y además teniendo un extenso poder de veto, el cargo de presidente es muy importante en Italia, a diferencia de los demás países europeos donde solo es testimonial. Por eso es que la venidera elección despertó el interés de Silvio Berlusconi, el histórico primer ministro que actualmente lidera el partido Forza Italia.

The race to the Quirinale and Silvio Berlusconi: the return of the vassals  - Fresno 24 English
Berlusconi es actualmente uno de los tres líderes de la Coalición de Centroderecha, junto a Giorgia Meloni (izq.) y Matteo Salvini (der.)

La Coalición de Centroderecha, que agrupa a La Lega de Matteo Salvini, Fratelli de Giorgia Meloni, el mismo Forza, Cambiamo de Giovanni Toti, Noi con Italia (NCI) de Maurizio Lupi y la Unioni di Centro (UDC) de Lorenzo Cesa, llegaron a un acuerdo para presentar formalmente la candidatura de Berlusconi, quien con el respaldo de estas seis fuerzas políticas podría llegar a ganar.

“Los líderes de la coalición coincidieron en que Silvio Berlusconi es la figura adecuada para ocupar el alto cargo en esta difícil situación con la autoridad y experiencia que el país merece y que los italianos esperan“, plantearon hoy las seis fuerzas de derecha en un comunicado conjunto tras una cumbre que mantuvieron en Roma.

“La figura del nuevo Presidente de la República debe garantizar la autoridad, el equilibrio y el prestigio internacional de quienes tienen la responsabilidad de representar la unidad de la nación”, agregó la coalición en el comunicado.

“A la luz de estas consideraciones, la centroderecha, que representa la mayoría relativa en la asamblea convocada para elegir al nuevo jefe de Estado, tiene el derecho y el deber de proponer una candidatura a la cúspide de las instituciones”, explicaron las fuerzas de centroderecha en el comunicado.

Berlusconi, por su parte, ha dicho que está “muy interesado” en la presidencia del país. Según el medio Il Fato Quotidiano, el ex premier está regalando cuadros de su colección privada a más de 60 diputados y senadores de la Coalición de Centroizquierda para “suavizar” la dificultosa votación que enfrentará la semana próxima.

En los diarios. Berlusconi en las páginas de Il Giornale. Foto: AFP

En los diarios. Berlusconi en las páginas de Il Giornale. Foto: AFP

La elección del Presidente se dará con la presencia en “sesión conjunta” de los 630 diputados, los 321 senadores y 58 delegados de las 20 regiones que conforman entre todos los 1.009 “grandes electores” que eligen al Presidente, a partir del 24 de enero a las 15:00 locales (11 AM de Argentina) con una votación que durará por lo menos tres días.

Las primeras tres votaciones, previstas de ser necesarias para el 24, 25 y 26 de este mes, requieren un mínimo de dos tercios para la elección del Presidente, pero en caso de no lograr la mayoría absoluta para elegir a un candidato, se llevará una cuarta y última votación que ganará quien obtenga la mayoría simple de 505 votos, un escenario al que apunta la centroderecha para poder proclamar al tres veces premier como Presidente.

La Coalición de Centroderecha, al día de hoy, tiene 414 votos asegurados entre los tres niveles del Poder Legislativo, mientras hay otros 91 grandes electores de fuerzas políticas no alineadas (de centro o independientes) que podrían apoyar a Berlusconi, llevando el número a los 505 deseados.

A il Cavaliere sin embargo no le gustan estos números y está desde principios del mes llamando y negociando el apoyo de algunos electores que pertenecen a la Coalición de Centroizquierda, especialmente al populista M5S.

Una figura divisiva

Berlusconi, de 85 años, ya cosechó de todos modos el rechazo de fuerzas de centroizquierda como Italia Viva y Liberi e Uguali (LeU) que lo consideran una figura “divisiva” para el país.

Las fuerzas políticas de centroderecha trabajarán para encontrar las más amplias convergencias en el Parlamento y también pedirán a los Presidentes de Cámara y Senado que tomen todas las medidas necesarias para garantizar el ejercicio del derecho constitucional al sufragio de todos los 1009 grandes electores“, finalizó el comunicado conjunto de este viernes, que insta a todos los partidos a apoyar su candidatura para no generar una crisis política que deje a Italia sin presidente.

Berlusconi, empresario de medios y de fútbol, llegó al poder en 1994 sin haber tenido ningún cargo público previamente. En sus mandatos llevó a cabo la reducción de impuestos más grande de la historia del país, y logró mantener una excelente relación política y comercial en simultáneo tanto con Estados Unidos y Rusia.

Su gobierno intentó hacer una baja del gasto público en un primer momento, pero la crisis financiera del 2008 lo obligó a cambiar sus planes, y terminó expandiendo las erogaciones del Estado. Dejó el Palazzo Chigi en 2011 habiendo timoneado la crisis, pero habiendo incrementado la deuda nacional.

Tiene en sus espaldas una condena por evasión de impuestos y una larga data de escándalos, muchos inventados por los medios para difamarlo, otros ciertamente verdaderos, y recién en 2019 volvió a ser habilitado para ejercer un cargo público, tras 6 años proscripto por una ley anti-corrupción que pasó el Senado.

La Centroizquierda hasta el momento no ha presentado candidato. Matteo Renzi y Enrico Letta están tratando de convencer a Sergio Mattarella de que se presente a un segundo mandato, algo que la Constitución no prohíbe pero que está muy mal visto, dado que nunca un presidente se ha presentado a la reelección y en el espíritu del cargo está el recambio.

Seguir Leyendo

Trending