Seguinos en redes

Brasil

Bolsonaro anuncia que va a privatizar Petrobras con el objetivo de bajar el precio del combustible

Publicado

en

El mandatario dijo que no quiere seguir siendo señalado por el aumento del precio del combustible cuando desde su llegada la empresa estatal opera con autonomía. “Quiero privatizar Petrobras. No puedo dirigir los precios de la gasolina, pero cuando sube es culpa mía”.

A pesar de las fuertes bajas a los impuestos a los combustibles que estuvo impulsando el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el precio de los hidrocarburos sigue subiendo debido a las fuertes ineficiencias de la petrolera estatal Petrobras.

En este contexto, Bolsonaro expresó que no quiere que el Estado se siga metiendo en el mercado de los combustibles, y que le parece absurdo que sea responsabilidad del presidente la suba de la nafta y gasolina cuando la petrolera es administrada de manera autónoma y su precio es determinado por las fuerzas del mercado.

“Quiero privatizar Petrobras. Realmente quiero hacerlo. Revisaré con el equipo económico lo que podemos hacer al respecto. Porque no puedo controlar la empresa, no puedo dirigir los precios de la gasolina, pero cuando sube es culpa mía”, dijo Bolsonaro en una entrevista con una radio de Pernambuco.

“¿Puedo interferir en Petrobras? Puedo, pero no debo. Si interfiero, seré responsable de un crimen de responsabilidad. ¿Puedo bajar la gasolina a 3 reales en el surtidor por decreto? Incluso puedo hacer eso, pero es un delito de responsabilidad“, señaló Bolsonaro profesando su clara postura liberal.

El precio del combustible no es alto ahora, siempre ha sido alto. Recuerdo mi época de niño. Ahora, Petrobras tiene la autonomía para hacer eso, es una empresa de economía abierta, está en las bolsas de valores de todo el mundo… si yo hago algo sería una interferencia, así que vamos a privatizarla“.

Ayer, el ministro de Economía Paulo Guedes sugirió que el gobierno podría vender parte de su participación en la empresa estatal para dejar de ser el socio mayoritario y controlar su administración.

Además, aseguró que esa enorme cantidad de dinero que se ganaría por la privatización de Petrobras iría destinada a financiar programas de bienestar a las familias más afectadas por las cuarentenas que impusieron los gobernadores de izquierda.

Las acciones preferentes de Petrobras subieron un 2% en la jornada tras los comentarios del mandatario, los cuales evidentemente generaron una fuerte expectativa en el mercado.

Todo esto ocurre a tan solo un año de las elecciones presidenciales en las que el mandatario buscará la reelección. Sin embargo, la privatización no será fácil. Si bien el mandatario logró pasar por el Congreso la privatización del gigante de generación y distribución eléctrica Eletrobras hace pocos meses, la situación en el Senado cada vez se complica más.

El Senado es dominado por partidos del “Centrao”, agrupaciones políticas de centro o centroizquierda que en el pasado apoyaron a Lula pero que luego impulsaron el impeachment de Dilma Rousseff y respaldaron la candidatura de Bolsonaro en 2018. Pero cuando llegó a Brasilia en 2019 todos estos partidos le soltaron la mano al mandatario y cada vez le cuesta más al ex congresista lograr su apoyo en las leyes claves que envía al Poder Legislativo.

El mandatario apuntó además contra el ICMS, una suerte de IVA que cobran los estados, que impacta sobre el precio del gas y exculpó al gobierno central: “¿Sabe cuál es el impuesto federal sobre el gas para cocinar? Cero”.

Aumentos del combustible

La semana pasada Petrobras aumentó la gasolina un 7,2%, que elevó a casi el 40% el incremento del combustible acumulado en los últimos doce meses.

El titular de Petrobras, el general Joaquim Silva e Luna, ratificó la “política de precios” de la empresa, que ajusta el costo de los combustibles tomando en cuenta el precio del dólar y del barril de petróleo a nivel internacional.

En los últimos meses, el petróleo ha experimentado un fuerte repunte en el mercado internacional, lo cual provocó un desajuste entre la oferta y la demanda del insumo, y también en medio de una mayor restricción de la producción por parte de los principales exportadores de la OPEP, que aglutina a los principales productores mundiales.

Esto viene como consecuencia de una pésima política energética del estadounidense Joe Biden, quien decidió cortar con la mega-producción de combustibles que había impulsado Trump, y le volvió a dar todo el poder a los países de Medio Oriente que producen y venden el combustible a altísimos precios.

Si bien Brasil es autosuficiente en petróleo, dado que extrae casi la misma cantidad del producto que consume, el país importa petróleo refinado y exporta el insumo crudo, que se calcula en dólares. Por tanto, el tipo de cambio impacta directamente en el precio en las estaciones de servicio.

Bolsonaro aseguró hoy haber tomado medidas para frenar el incremento de los precios. “Si no hubiéramos hecho nada la inflación ya se habría triplicado, basta con ver como está el resto del mundo en materia de inflación y de desabastecimiento”, comparó.

Brasil

Bolsonaro lamentó el trágico caso del bebe de 7 meses abortado por la manipulación de la izquierda y con el aval de la justicia

Publicado

en

Una niña de 11 años abortó a su hijo de 7 meses, luego de que un medio de izquierda mintiera diciendo que había sido producto de una violación. En Brasil el aborto solo es legal en caso de violación hasta los 5 meses.

Un reportaje publicado por el portal de izquierda Intercept Brasil cobró gran repercusión en los últimos días al contar la historia de una niña de 11 años, embarazada de 7 meses, producto de una supuesta violación. La niña y la madre habrían intentado abortar al bebé, pero el Hospital Universitario de Florianópolis (SC) se habría negado a realizar el procedimiento porque había pasado el plazo estipulado por la justicia, incluso para casos de violación.

La jueza Joana Ribeiro Zimmer en la audiencia actuó para que la niña se quedara con el bebé hasta que pudiera realizar el trámite para retirarlo para ser dado en adopción y determinó que la niña se quedara en un albergue.

Lamentablemente, ante la presión ejercida por varios actores políticos y entidades de la sociedad civil, el hospital terminó por ceder y la “interrupción del embarazo” se llevó a cabo este jueves (23) por recomendación del Ministerio Público Federal (MPF).

Sin embargo, el portal omitió un elemento importante de la narrativa, que fue informado por la delegada Alison da Costa Rocha, de la Policía Civil de Santa Catarina (PC-SC), responsable de la investigación del caso: la niña habría quedado embarazada luego de mantener relaciones sexuales consentidas con un adolescente de 13 años, quien, según la investigación, es hijo de su padrastro y vive en la misma casa donde vivía la niña.

Resulta curiosa la ocultación de información sobre el perfil del autor del acto sexual, ya que si no hubo una violación el aborto nunca debería haber ocurrido ⁠— ni siquiera debería haber sido planteado por la familia.

Además de no mencionar la participación de un menor, en un video editado por el mismo diario, en el que se muestran imágenes de la audiencia, el abogado se refiere al autor del acto sexual como un violador masculino: “La niña también es cuestionada sobre si el hombre que la violó estaría de acuerdo en dar a la bebé en adopción”, informa, antes de mostrar la escena.

Toda la historia fue narrada de manera que pareciera, tanto para la justicia como para la sociedad, que la niña había sido abusada por un adulto, pero la historia resultó ser completamente diferente.

En la Asamblea Legislativa de Santa Catarina (Alesc), se abrió una Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) para investigar el aborto practicado. La madre y el padrastro pueden responder penalmente , ya que ambos eran tutores legales y sabían de la relación.

¿Cuándo es legal el aborto en Brasil?

Las únicas excepciones previstas en la ley son en los casos en que el aborto sea necesario para salvar la vida de la mujer embarazada, o cuando el embarazo sea producto de una violación. En estos casos, el aborto está permitido y el Sistema Único de Salud (SUS) debe prever el procedimiento hasta la semana 20 de manera gratuita.

Una tercera excepción es cuando el feto es anencefálico. En 2012, el Supremo Tribunal Federal (STF) dictaminó que no se puede tipificar como delito la interrupción del embarazo de un feto anencefálico, pero este no es el caso tampoco.

Por lo que la izquierda, una parte de la Justicia y el Ministerio Público Fiscal fueron parte de una doble manipulación que resultó en un delito. No solamente recomendaron y presionaron al Hospital de Florianópolis a practicar un aborto fuera del plazo de 5 meses, si no que esto solo hubiera sido legal en una violación, y no lo fue.

El presidente Jair Bolsonaro, furioso con la situación, se paró públicamente del lado de la vida. “Un bebe de SIETE MESES de gestación, no se discute la forma en la que fue concebido, se está amparado en la ley. Es inadmisible hablar de quitarle la vida a ese ser indefenso“, publicó en Twitter el pasado 23 de junio.

Luego, publicó un hilo donde aseguró que tanto el bebé lamentablemente abortado y la niña de 11 años son “víctimas, almas inocentes, vidas que no deberían pagar por lo que no son culpables, sino ser protegidas del medio en el que vivem, y del dolor del trauma y del acoso despiadado de los grupos pro-aborto”.

Y agregó: “Sabemos que este es un caso delicado, pero quitarle la vida a un inocente, además de violar el derecho fundamental de todo ser humano, no cura las heridas ni hace justicia a nadie, al contrario, ¡el aborto solo agudiza esta tragedia! ¡Siempre habrá otras formas!“.

Seguir Leyendo

Brasil

Ejemplo mundial: Bolsonaro logra un superávit primario de R$ 28.000 millones en abril y Brasil consolida la disciplina fiscal

Publicado

en

El resultado primario del Gobierno federal cerró en el 0,04% del PBI en el mes de abril. Jair Bolsonaro recuperó el superávit primario en Brasil, algo que no se registraba desde octubre de 2014.

El Gobierno de Jair Bolsonaro sigue apostando por la disciplina fiscal y la independencia de la política monetaria, como una estrategia global para derrotar la inflación. El Gobierno central registró un superávit primario de R$ 28.553 millones en el mes de abril.

Esta partida tiene en consideración al Tesoro Nacional, los fondos de seguridad social y los resultados del balance del Banco Central, lo cual conforma un sector público consolidado a nivel federal sin déficit.

Los resultados observados fueron holgadamente superiores a lo que se esperaba. Según los analistas de mercado consultados por el Ministerio de Economía brasileño, se esperaba un superávit primario por R$ 17.300 millones en abril y el dato efectivo fue un 65% superior.

Se trata del valor más importante desde 1997 en términos estrictamente nominales, y un gran paso para la consolidación de la disciplina fiscal. El resultado primario acumulado de 12 meses representó un saldo positivo de 0,04% del PBI en abril, siendo el segundo resultado positivo registrado en 2022.

Brasil no lograba un superávit primario a nivel federal desde octubre de 2014, y pese al shock por la pandemia en 2020, el Gobierno de Bolsonaro eliminó los desequilibrios extraordinarios en 2021 y arribó al equilibrio en 2022. El déficit primario había llegado al 10% del PBI en diciembre de 2020, por lo que hasta abril de 2022 el Gobierno brasileño impulsó un ajuste fiscal sin precedentes y en tiempo récord.

En relación a abril de 2021, el superávit primario marcó un fuerte crecimiento del 52,9% en términos reales, una vez descontada la inflación medida por el IPC del IBGE. A su vez, en lo que va del año el Gobierno federal acumula un superávit primario de R$ 79.263 millones.

El resultado financiero acumulado de 12 meses, entre Tesoro Nacional, seguridad social y Banco Central, marcó un déficit de 4,79% del PBI. Este resultado es el más equilibrado desde diciembre de 2014, y es equivalente a la factura por intereses de deuda pública.

Sin desequilibrios operativos, la toma de deuda para cubrir el déficit financiero se limita a una operación de refinanciamiento constante. El Gobierno federal es solvente para hacer frente a sus propios gastos corrientes.

El ministro de Economía Paulo Guedes apunta a profundizar el superávit fiscal para este año, provocando así que los agentes en el mercado puedan confiar en que el déficit total sea financiado de manera no inflacionaria, y eliminando el riesgo de dominancia fiscal sobre la política monetaria. 

Seguir Leyendo

Brasil

Después de vender Eletrobras, Bolsonaro da el primer paso para la privatización de Petrobras

Publicado

en

El Gobierno brasileño incluyó a Petrobras en el Programa de Alianzas de Inversión (PPI), un paso necesario para que la empresa pueda ser privatizada.

Cumpliendo las promesas de la campaña electoral, Jair Bolsonaro formalizó las intenciones del Gobierno para privatizar Petrobras, que desde mediados de 2009 es la empresa estatal más grande de América Latina, superando incluso a Petróleos de Venezuela (PDVSA) y a Petróleos Mexicanos (PEMEX).

El Ministerio de Minas y Energía de Brasil confirmó que Petrobras será incluida dentro del Programa de Alianzas de Inversión (PPI). Este organismo nuclea y coordina las concesiones que realiza el Estado, así como la privatización parcial o total de empresas y activos propiedad del Estado.

La inscripción de Petrobras dentro del PPI es una condición indispensable para llevar a cabo su privatización en un futuro, y al entrar en este programa, equipos técnicos empezarán a analizar su privatización y se desarrollará un proyecto de ley para enviar al Congreso.

El Presidente brasileño se mostró ampliamente disconforme con la administración estatal de la empresa y su política tarifaria. Como ocurrió en muchos países de América Latina (incluyendo Argentina en la década de 1990), la privatización de los hidrocarburos podría ser una vía de escape para abaratar el costo percibido por el consumidor.

La privatización de Petrobras supone la segunda gran iniciativa para el mercado energético de Brasil, después de que el Gobierno alcanzara la privatización de “Petrobras Distribuidora” en 2021, para dar lugar a Vibra Energía SA. Esta empresa se encarga de la distribución y comercialización del combustible en Brasil, y es actualmente la más importante en el país en cuanto a volumen de transacciones.

A su vez, y por orden de magnitudes, la privatización de Petrobras sería la más importante en la historia de Brasil y solamente comparable con la venta de Eletrobras, un proceso que actualmente se está llevando a cabo por iniciativa del Presidente. La gigante eléctrica fue exitosamente vendida por 6.855 millones.

De ser efectivamente reelecto en un segundo mandato, Bolsonaro prometió profundizar la agenda de privatizaciones y concretar la venta de Petrobras. Aun así, para que el proceso tenga lugar será necesario el apoyo político en el Congreso.

El Misterio de Energía resaltó la importancia estratégica de la venta de la empresa, no solamente por su envergadura dentro de la economía, sino también por el contexto internacional favorable al alza del precio del combustible. Esto arroja oportunidades de inversión inéditas para adquirir la empresa petrolera, con una orientación exportadora.

Seguir Leyendo

Tendencias