Seguinos en redes

Brasil

Guerra mundial de las fake news contra Bolsonaro

Bolsonaro es hoy una de las principales víctimas de un plan desestabilizador promovido por Lula y por el kirchnerismo de noticias falsas para deslegitimar la presidencia del mandatario brasileño.

Publicado

en

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, está siendo víctima de una de las campañas de fake news más coordinadas y feroces que hemos visto en la actualidad. Se lo acusó de haber matado una persona, de estar enfermo, de despidos de funcionarios y ahora inclusive de un absurdo golpe de Estado silencioso que jamás existió.

Esta fuerte campaña en su contra se viene gestando desde el año pasado, cuando en octubre de 2019 el medio Red Globo publicó que Bolsonaro había sido el artífice del asesinato de una concejal comunista de Rio de Janeiro. Esta noticia falsa recorrió todos los medios internacionales del mundo, algunos hasta acusando al presidente de haber asesinado con sus propias manos a esta legisladora. La realidad terminó siendo otra; Bolsonaro ni siquiera estaba en Rio de Janeiro cuando Marielle Franco fue asesinada y tampoco la conocía.
Sin embargo, la intensidad de las noticias falsas en su contra, tanto en gravedad como en frecuencia, empezó a aumentar con la salida del ex-presidente socialista Lula da Silva de la cárcel. Fuentes dentro del gobierno de Bolsonaro han denunciado una gran conspiración para la difusión de estas noticias falsas entre miembros del Foro de São Paulo, que abarca desde mandatarios del PT hasta periodistas de la BBC e inclusive periodistas argentinos amigos de Lula, como el ex-montonero Horacio Verbitsky.

Lula vuelve a buscar ayuda en las manos del kirchnerismo en tiempos complicados para la izquierda en la región.

Ad

La campaña intensa de fake news arrancó a la par de la crisis de Covid-19. En la mañana del 13 de marzo, casi al unísono, todos los diarios importantes del mundo resonaron en sus portales que Jair Bolsonaro había dado positivo por coronavirus. Esto fue probado falso luego de unas horas, con el mismo presidente teniendo que publicar que su test en realidad dio negativo.

La noticia era que el presidente se había hecho un test, tal y como informamos nosotros responsablemente, pero muchos medios potenciados por esta opereta de Lula aprovecharon la noticia y salieron a decir que directamente estaba infectado del virus. Esto fue falso.

Dejamos algunas de las postales del día, todas fake news que fueron luego eliminadas en silencio sin que ningún medio pida disculpas por desinformar al público.

Ad

Ad

Pero esta red de desinformación no terminó ahí. El 29 de marzo muchos medios de renombre resonaron una frase de Bolsonaro: “¿algunos van a morir?, van a morir, lo siento. Así es la vida. No se puede detener una fábrica de automóviles porque hay 60.000 muertes en accidentes de tráfico al año, ¿verdad?”. Esta frase jamás fue pronunciada por el mandatario brasileño, y se le adjudica a la siguiente entrevista que dio, que si se la ve en su totalidad, en ningún momento dice alguna de las palabras aquí citadas.

Esta opereta de HispanTV, el medio iraní con nexo con el chavismo, fue replicada por los principales portales de noticias de todo el mundo.

Ad

Pero la opereta más grande llegaría en la forma de un fuerte rumor empezado por el portal castrense Defesanet, con conocidos vínculos al PT, y una nota del periodista argentino Horacio Verbitsky en la que asegura que le llegó de adentro del gobierno de Bolsonaro un plan macabro y oscuro para removerlo de su cargo. Plan que ya se puso en marcha y, según este delirio subversivo, Bolsonaro no es más el presidente de Brasil, sino que ese rol ahora lo ocupa el jefe de gabinete, Walter Braga Netto.

En este mundo de fantasía, el Ejército brasileño no estaba de acuerdo con las medidas de Bolsonaro en la contención del coronavirus y, por lo tanto, decidieron hacerle un golpe de Estado silencioso. Esta noticia falsa no fue replicada por los principales medios mundiales como CNN, Fox o el mismo O Globo, principal medio opositor a Bolsonaro en Brasil, pero sí fue potenciada por una serie de notas de los principales medios chavistas en Sudamérica como Télam, TeleSUR y Página 12.

Estos son algunos de los medios que hicieron eco de la noticia, pero hay muchos más. La realidad es que Braga Netto de hecho piensa igual, o más estricto que Bolsonaro, en cuanto a la no imposición de una cuarentena absoluta por el Covid-19. 
Además, Braga Netto y Bolsonaro son íntimos amigos desde antes de la vida política, y fue Bolsonaro quien elevó a Braga Netto por los rangos militares y recientemente lo nombró jefe de gabinete para manejar de manera más efectiva a sus ministros.
Una investigación un poco más precisa de los hechos indican que no existe tal choque entre el presidente y su jefe de ministros. Todas las publicaciones hablan de fuentes anónimas, de reportajes secretos que jamás publican o son un salto de fe de periodistas cuyas carreras estaban en su ocaso y con esto buscan tener los últimos minutos de fama antes de desaparecer.
Es imposible desestimar con evidencia aquello que se afirma sin evidencia, por lo tanto, esta noticia falsa seguirá perpetuándose en los medios, especialmente con la presión de Lula para desestabilizar al presidente.
La última noticia falsa, que ya ni siquiera vamos a condonar con una explicación detallada, porque no lo merece, es que Bolsonaro echó a su ministro de salud, Luiz Henrique Mandetta, por diferencias en la gestión de la crisis sanitaria. Mandetta salió a decir que es todo mentira, que sigue en el cargo, y ahí los medios tuvieron que dar un salto elíptico para decir que en realidad Bolsonaro lo quería echar pero como no es presidente entonces la decisión es de Braga Netto y, en realidad, este no lo quería echar. Un delirio que nadie en su sano juicio debería dejarle pasar a los medios de comunicación.

Ad

A su vez, el vicepresidente, Hamilton Mourao, salió a respaldar a Bolsonaro en esta tormenta de fake news y arremetió contra quienes buscan desestabilizar al gobierno.

Los medios conglomerados de información están asustados, desesperados, ya no saben más cómo atacar a un presidente que con cada medida que toma gana popularidad. Esto que están viviendo los brasileños es muy parecido a lo que se vivió en Estados Unidos en 2018 y 2019, con la absurda denuncia de colusión entre Trump y Putin, que tras 2 años de investigación y millones de dólares derrochados, se llegó a la conclusión que todo el pueblo estadounidense ya sabía: fue todo un invento de los medios.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, y Braga Netto, su jefe de gabinete.

Ad

Lo único que queda por explicarle al lector es el motivo que pueden llegar a tener estos medios hegemónicos para divulgar noticias falsas de esta envergadura y comprometer así su confiabilidad. Por un lado, el dinero; estas noticias falsas son operetas que se pagan en especias. Por otro lado, favores políticos y alianzas entre periodistas y opositores.

El periodista Julio Zapata de PanamPost explicó un plan desestabilizador confeccionado por Lula luego de que Estados Unidos haga una demostración de fuerza contra uno de los últimos bastiones del socialismo marxista en Sudamérica, cuando puso el pedido de captura sobre Maduro y ahora acercó buques de guerra a las costas venezolanas.

Tanto Lula como el kirchnerismo en Argentina, temen que una investigación más rigurosa del Departamento de Justicia norteamericano revele la participación suya, junto a la de Rafael Correa, Daniel Ortega, Evo Morales, y otros, en esta red de narcotráfico del Cartel de los Soles, liderada por Nicolás Maduro desde sus épocas como canciller de Chávez.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Brasil

El partido de Bolsonaro presentó oficialmente el pedido de nulidad de las elecciones al TSE

Publicado

en

El Partido Liberal (PL) presentó un pedido para invalidar los votos registrados en cinco modelos de urnas. El TSE tiene 24 horas para responder a la interposición.

Luego del informe publicado por el grupo “Brazil Was Stolen y del informe de las Fuerzas Armadas, el Partido Liberal (PL) de Bolsonaro decidió hacer su propia auditoría, elaborado por el Instituto Voto Legal (IVL), y el resultado fue coherente con los dos anteriores: hubo severas vulnerabilidades en las elecciones de octubre en los modelos de las máquinas electrónicas que fueron compradas previo a la gestión de Bolsonaro.

Es por eso que este martes 22 de noviembre, el presidente del PL, Valdemar Costa Neto, presentó oficialmente un pedido para que se invaliden los votos de cinco modelos de urnas: los modelos 2009, 2010, 2011, 2013 y 2015.

Los modelos en cuestión suman más de 350.000 equipos, y según un estudio independiente, quitar estos votos del resultado final pondría a Bolsonaro a la delantera, con el 51,1% de los votos contra el 48,9% de Lula.

Esto justamente da a cuenta las irregularidades que tuvieron las elecciones. La votación registrada en las máquinas viejas fue abrumadoramente en favor de Lula, con muchas registrando cero votos para Bolsonaro, un patrón que no se registró en las máquinas más nuevas, que fueron compradas en 2020 por el gobierno de Bolsonaro y son auditables.

No tiene sentido que solamente por la máquina utilizada cambie el patrón de votación de manera tan significativa. Esto ocurrió en todas las partes del país, incluso en los pueblos más chicos, donde familias enteras votaron en los mismos centros de votación, pero sus votos fueron muy distintos según qué máquinas usaron.

En la presentación, el partido de Bolsonaro cita la auditoría realizada por el IVL. “Se encontró evidencia concreta del mal funcionamiento de las máquinas de votación electrónica a través de eventos registrados en los archivos de registro de las máquinas de votación , informó el presidente del partido.

Solo las máquinas de votación electrónica UE2020 generaron archivos de registro con el número correcto del código de identificación respectivo”, informó Costa Neto. El modelo 2020 corresponde a casi 225.000 urnas, lo que representa el 40% del total.

No es posible validar como certero el resultado de las elecciones“, concluye el informe de 12 páginas, firmado por el ingeniero Carlos Rocha, presidente del Instituto del Voto Legal (IVL); su vicepresidente Márcio Abreu, ingeniero electrónico; y el miembro asociado, el también ingeniero Flávio Gottardo de Oliveira.

Los firmantes aseguran que sus estudios estadísticos identificaron una “interferencia indebida en la votación de los candidatos”. El IVL asegura que llegó a estos resultados siguiendo los mismos procedimientos determinados por el Tribunal Federal de Cuentas (TCU), el cual validó la elección, aunque sin mostrar sus resultados de la auditoría. 

Para encontrar evidencia de que este grupo de urnas no habrían funcionado correctamente, se realizó un análisis inteligente de los datos contenidos en los archivos Log de Urna de todos los modelos de máquinas de votación electrónica utilizadas en las elecciones de 2022”, dice el documento.

En el mismo sentido que el análisis de los modelos de las máquinas electrónicas que presentó el consultor argentino Fernando Cerimedo, el IVL asegura que “no es posible validar los resultados generados en todas las máquinas de votación electrónica de los modelos 2009, 2010, 2011, 2013 y 2015”.

El ingeniero Carlos Rocha, participó de la conferencia junto a los dirigentes del PL, y explicó que los registros de las urnas es similar a un “diario” y que cada línea registra una actividad distinta.

El programa que construye el registro lee dos piezas de datos y dos piezas de información del hardware”, dijo Rocha. “En algunas urnas aparecían números inválidos, y encontramos que hay dos comportamientos diferentes entre las urnas. En ellas el código de identificación de las urnas es correcto, pero para las urnas antiguas, las de modelos de 2009 a 2015, encontramos un número inválido en la cuarta columna de los registros”.

El IVL argumenta que cuando se intenta generar un archivo Ballot Box Log, el equipo no funciona y presenta la leyenda: “Se utilizó una versión del código de los programas diferente a la versión utilizada en las máquinas de votación electrónica modelo UE2020″. Por ello, el instituto llegó a la conclusión de que “no es posible validar los resultados generados en todas las máquinas de votación electrónica de los modelos 2009, 2010, 2011, 2013 y 2015″, y proponen descartar los resultados de estas máquinas en la totalización de las elecciones de segunda vuelta.

Según el informe, contando solo las máquinas electrónicas con modelo 2020, que no presentan esta “falla”, el resultado de la elección sería muy distinto. Bolsonaro queda con el 51,1% de los votos y Lula con el 48,9%.

Pero en vez de declarar a Bolsonaro como ganador, el presidente nacional del PL, Valdemar Costa Neto, propone anular todo el proceso y repetir las elecciones en diciembre. El líder derechista había dicho que su partido todavía no había reconocido la victoria de Lula, y que estaban esperando el resultado de esta auditoría antes de tomar una decisión.

Costa Neto también destacó que el Partido Liberal (PL) es hoy la fuerza política más grande del Congreso, con 99 diputados en la Cámara Baja y 14 escaños en el Senado, superando incluso al histórico MDB. Esto “nos otorga un mandato especial de velar por la integridad de las elecciones”, aseguró.

Seguir Leyendo

Brasil

Brasil volvió a crecer en septiembre y la tasa de desocupación cayó al 8,7%, el nivel más bajo en una década

Publicado

en

La economía de Bolsonaro sigue mostrando señales de recuperación y crecimiento. Se registró un crecimiento interanual del 2,34% en los últimos 12 meses, y se espera un alza total de hasta el 2,7% para fin de año.

Pese a los resultados electorales la economía de Jair Bolsonaro sigue mejorando con señales sólidas de crecimiento en materia real y laboral. El Índice IBC-Br de actividad económica del Banco Central creció un ligero 0,05% en el mes de septiembre, una cifra inferior a lo esperado para el mes pero coincidente con las metas de crecimiento plasmadas por el ministro Paulo Guedes.

La economía registró un crecimiento de hasta el 2,34% en los últimos 12 meses, y hasta un 4% en comparación con septiembre del año pasado. Es a partir de este último mes en el que Brasil comenzó a trazar un sendero de crecimiento sostenido que apunta a recuperar todo el terreno perdido por la última gran recesión heredada del segundo mandato de Dilma Rousseff. 

La serie desestacionalizada de la actividad mensual acumuló un crecimiento del 1,36% entre junio y septiembre, lo cual es coincidente con la meta para crecer un 2,7% en la totalidad del año.

Con los datos de actividad correspondientes a septiembre, la economía de Brasil aún se encuentra operando hasta un 3,17% por debajo del nivel que tenía en diciembre de 2013, el máximo histórico antes del estallido de la crisis del PT. Se registra actualmente la menor brecha en 6 años para recuperar todo lo perdido por aquella recesión. 

El mayor control sobre la variación mensual de los precios lleva a los mercados a anticipar el fin del alza en la tasa SELIC de política monetaria, y con ello quedan disipados los riesgos por un mauor shock recesivo sobre la economía para el futuro. 

El mercado laboral respondió al crecimiento económico y a las políticas de flexibilización regulatoria. La tasa de desocupación abierta cayó al 8,7% en el tercer trimestre del año, algo que no se veía desde septiembre de 2015

La serie desestacionalizada del indicador de desempleo arrojó un valor de 8,73% al cierre de septiembre, y de la misma manera que con la serie original constituye la cifra más reducida en siete años. 

Todos los Estados locales de Brasil registraron caídas en los niveles de desocupación, 6 de ellos destacaron con reducciones de entre el 0,8% y hasta el 1,9%, y los restantes tuvieron descensos de un orden menor (mayor estabilidad en el indicador) pero manteniendo la tendencia bajista de los últimos trimestres.

Seguir Leyendo

Brasil

El Partido Liberal de Bolsonaro pidió la anulación de las elecciones tras el resultado de la auditoría

Publicado

en

Documento elaborado por la auditoría del Instituto Voto Legal (IVL) dice que no es posible validar el resultado de las urnas.

Luego del informe publicado por el grupo “Brazil Was Stolen” y del informe de las Fuerzas Armadas, el Partido Liberal (PL) de Bolsonaro decidió hacer su propia auditoría, elaborado por el Instituto Voto Legal (IVL), y el resultado fue coherente con los dos anteriores: hubo severas vulnerabilidades en las elecciones de octubre, y el proceso está viciado de nulidad.

No es posible validar como certero el resultado de las elecciones“, concluye el informe de 12 páginas, firmado por Carlos Rocha, presidente del Instituto del Voto Legal (IVL); su vicepresidente Márcio Abreu, ingeniero electrónico; y el miembro asociado, el también ingeniero Flávio Gottardo de Oliveira.

Los firmantes aseguran que sus estudios estadísticos identificaron una “interferencia indebida en la votación de los candidatos”. El IVL asegura que llegó a estos resultados siguiendo los mismos procedimientos determinados por el Tribunal Federal de Cuentas (TCU), el cual validó la elección, aunque sin mostrar sus resultados de la auditoría. 

El 30 de octubre, el ex presidente Lula da Silva (PT) ganó las elecciones de segunda vuelta luego de una feroz disputa con el actual presidente Jair Bolsonaro (PL). El candidato de extrema izquierda obtuvo el 50,8% de los votos válidos, mientras que el de la derecha sumó el 49,2%. Después de las elecciones, los partidarios de Bolsonaro salieron a las calles para protestar por el resultado de las urnas, que se intensificaron a medida que los diferentes reportes de fraude iban apareciendo.

Para encontrar evidencia de que este grupo de urnas no habría funcionado correctamente, se realizó un análisis inteligente de los datos contenidos en los archivos Log de Urna de todos los modelos de máquinas de votación electrónica utilizadas en las elecciones de 2022”, dice el documento.

En el mismo sentido que el análisis de los modelos de las máquinas electrónicas que presentó el consultor argentino Fernando Cerimedo, el IVL asegura que “no es posible validar los resultados generados en todas las máquinas de votación electrónica de los modelos 2009, 2010, 2011, 2013 y 2015”.

El IVL argumenta que cuando se intenta generar un archivo Ballot Box Log, el equipo no funciona y presenta la leyenda: “Se utilizó una versión en código de los programas diferente a la versión utilizada en las máquinas de votación electrónica modelo UE2020″. Por ello, el instituto llegó a la conclusión de que “no es posible validar los resultados generados en todas las máquinas de votación electrónica de los modelos 2009, 2010, 2011, 2013 y 2015″, y proponen descartar los resultados de estas máquinas en la totalización de las elecciones de segunda vuelta.

Según el informe, contando solo las máquinas electrónicas con modelo 2020, que no presentan esta “falla”, el resultado de la elección sería muy distinto. Bolsonaro queda con el 51,1% de los votos y Lula con el 48,9%.

Pero en vez de declarar a Bolsonaro como ganador, el presidente nacional del PL, Valdemar Costa Neto, propone anular todo el proceso y repetir las elecciones en diciembre. El líder derechista había dicho que su partido todavía no había reconocido la victoria de Lula, y que estaban esperando el resultado de esta auditoría antes de tomar una decisión.

Costa Neto también destacó que el Partido Liberal (PL) es hoy la fuerza política más grande del Congreso, con 99 diputados en la Cámara Baja y 14 escaños en el Senado, superando incluso al histórico MDB. Esto “nos otorga un mandato especial de velar por la integridad de las elecciones”.

Seguir Leyendo

Tendencias