Conecte con nosotros

Chile

La izquierda chilena fracasa en culpar a Pinochet por la muerte del ex presidente Eduardo Frei

La Justicia chilena absolvió a seis personas acusadas de haber asesinado al ex presidente chileno Eduardo Frei Montalva en 1982, luego de que la izquierda presionará para establecer su muerte como un homicidio ejecutado por el gobierno del General Augusto Pinochet.

Publicado

en

Este lunes, la Corte de Apelaciones de Santiago absolvió a las seis personas acusadas por el asesinato del ex Presidente de Chile (1964-1970), Eduardo Frei Montalva, luego de un largo proceso judicial, que duró casi 19 años. 

A juicio de los magistrados, no se pudo demostrar que el fallecimiento del ex mandatario sea imputable por acciones dolosas o culposas por terceras personas o a alguna omisión efectuada por los médicos durante los procedimientos quirúrgicos, determinándose que “falleció como consecuencia de complicaciones médicas”. 

Eduardo Frei Montalva falleció el 22 de enero de 1982, a los 71 años, en la Clínica Santa María de Santiago de Chile. La primera cirugía realizada, fue para tratar una hernia al hiato (el 18/12/81) y fue efectuada por el médico Augusto Larraín. Posterior a la operación se produjo una infección, que obligó a tres complejas intervenciones más. Estos últimos procedimientos los efectuó el médico Patricio Silva Garín, que debido una serie de complejidades del caso no pudo evitar su fallecimiento. 

La demanda que ponía en duda la muerte del ex mandatario fueron presentadas por su hija, Carmen Frei, a principios del año 2000, en una suerte de revisionismo histórica que consideraba (casi 20 años después del hecho) que su padre había sido asesinado, en un magnicidio orquestado por agentes del Servicio de Inteligencia enviados por el General Pinochet.

Durante las casi dos décadas de investigación, se realizaron dos exhumaciones a la presunta víctima: el primero en diciembre de 2004, estableciéndose la existencia de gas mostaza y talio en el cuerpo; y el segundo en junio de 2016 que no encontró elementos de la degradación del gas.

En 2019, el juez Alejandro Madrid preparó la sentencia de primera instancia, condenando al ex chofer de Frei, Luis Becerra ArancibiaRaúl Lillo (ex agente de inteligencia) y a Patricio Silva, el médico que le hizo la última operación, como autores del delito de homicidio simple, al doctor Pedro Valdivia como cómplice, y a Helmar Rosenberg y Sergio González como encubridores.

Esta semana, un nuevo fallo judicial absolvió a los condenados y les permitió recuperar la honra mancillada. Lamentablemente tres de los inculpados ya fallecieron.

Después de semejante injusticia y persecución política de la izquierda, estas personas podrán recuperar la vida que sus familias perdieron al verse involucradas en esta trama de ficción. Una retorcida trama que quería hacerle creer a la población que Pinochet mandó a hacer un ajuste de cuentas debido a lo que representaba la figura política de Eduardo Frei, quien aún a su avanzada edad se mostraba como disonante al gobierno y potencial líder de un eventual retorno a la democracia.

Ad

El caso puso en el foco de las noticias también a la familia Frei, que discretamente se encuentra dividida por la forma en que se llevó esta vía crucis judicial.

Los Frei tuvieron fuertes disidencias intrafamiliares, ya que hubo integrantes que desde el primer momento rechazaron la posibilidad de un homicidio, generando tensiones y los esperables quiebres internos.

El mejor exponente de esto fue uno de sus nietos, Juan Pablo Beca Frei, quien expresó: “lo dije hace dos años y ahora la Corte de Apelaciones de Santiago lo ratifica. Como dijo mi abuelo ‘la verdad tiene su hora’. Lamento lo mucho que han sufrido personas inocentes con este caso, incluso algunos que se la jugaron por su salud”.

Ad

En Chile, habitualmente se han desenterrado a distintos personajes políticos con el objetivo de mantener abierta una herida que no ha podido ser cerrada por la crisis de 1973 y la turbulenta década revolucionaria. 

La actual dirigencia política tampoco ha sabido abordar con coraje la necesidad de un cierre las distintas temáticas judiciales relativas a este período, debido a los dividendos económicos y electorales que trae para los partidos que lideraron la transición a la democracia. 

Para el Partido Demócrata y Cristiano (PDC)el proceso judicial significaba la conversión del personaje de Frei en un mártir de la democracia, borrando su pasado como férreo opositor al régimen comunista de Salvador Allende y frases célebres suyas como que “los militares han salvado a Chile y a todos nosotros

Algunos de sus síntomas se puede ver en las declaraciones de la mismísima familia Frei o del propio Presidente del PDC, Fuad Chahin, quienes sin mayor ambages expresaron que apelarán la sentencia judicial. Estas acciones son uno de los síntomas más evidentes de la decadencia del otrora partido político más grande de Chile.

Fuente: El Mercurio, 12.10.1973.

Ad

Mientras tanto, el actual gobierno (que se dice de centro derecha) solicitará la casación del caso con el objeto de limpiar su propio prontuario político

Por ejemplo, nadie le solicitó al presidente Sebastián Piñera en 2013 pedir perdón, cuando habló de cómplices pasivos o cuando dijo que había ocurrido un homicidio en el caso de Frei, lo que demuestra su interés por juzgar el pasado con su visión reformista, más que respetar las sentencias de un poder del Estado independiente y reestablecer el Estado de Derecho que se ha ido diluyendo tras la insurrección del 18 de octubre del año 2019.

Pese a las evidencias médicas y testimonios dados por Patricio Rojas (ex ministro) o el ex senador Osvaldo Olguín, el objetivo de la izquierda y de la derecha cómplice sigue en pie: acusar al General Pinochet y establecer como sea la idea del asesinato de sus opositores políticos. 

El abogado que representa al partido Democracia Cristiana en esta causa, Luciano Fouillioux lo ha expresado claramente: “el 99 por ciento de las condenas en casos de violaciones a los derechos humanos se han construido sobre la base de presunciones”Ahora será el turno de la Corte Suprema y ver qué vericuetos se utilizarán para torcer los hechos de la realidad histórica de Chile.

Para ampliar: Revista Economía y Sociedad. El fallo Madrid: La Hoguera de los Inocentes https://www.economiaysociedad.cl/el-fallo-madrid-la-hoguera

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Chile

La izquierda chilena y Piñera se unen para impulsar una ley que regule las empresas digitales como Rappi o Uber

Publicado

en

El Partido Socialista, la DC, el RN y la UDI se unieron con los diputados de Boric para aprobar un marco regulatorio a los contratos de empleados con plataformas digitales, principalmente de delivery y de transporte.

El Congreso despachó la ley que regula el contrato de trabajadores de empresas de plataformas digitales, iniciativa ingresada en mayo de 2020 por la izquierda chilena, frente a la falta de regulación en este tipo de compañías que predominan en los rubros de delivery y transporte.

Este proyecto le daría un marco legal especial a los contratos de empresas como Rappi, Uber Eats, y otras plataformas, estableciendo sindicatos en el rubro, vacaciones pagas obligatorias, cobertura de seguridad social, y salario mínimo.

Así lo explicó la senadora de la DC, Carolina Goic, una de las impulsoras de la propuesta: “Hay dos aspectos que concordamos con el Ejecutivo, que serán incluidos en un veto aditivo, relativos al inciso que regula el acceder a cobertura de seguridad social, que si bien hay normas, nos parece que debe quedar explícito; y el ejercer los derechos colectivos por parte de trabajadores de plataformas”.

Otro de los patrocinantes del proyecto, el senador socialista Juan Pablo Letelier, destacó que el objetivo es regular “algo que afecta a decenas de miles de personas, la economía de nuestro país cambió con los trabajadores de plataformas y no tienen ninguna protección”.

Además de Letelier y Goic, el documento fue ingresado por los senadores Manuel José Ossandón (RN) y David Sandoval (UDI), y cuenta con el apoyo de prácticamente todo el arco político, desde la extrema izquierda que respalda a Gabriel Boric, hasta la centroderecha que responde a Sebastián Piñera. Por lo que es casi una certeza que será aprobada.

De hecho, el proyecto cuenta con el apoyo explícito del gobierno. El subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, explicó que “lo que hace este proyecto primero que todo es darle la categoría de trabajador, es decir, reconocer como trabajadores a las personas que se desarrollan en las plataformas digitales”.

En concreto, la iniciativa surgió en medio de la denominada “revolución digital” y apunta a modificar el Código del Trabajo, instaurando como contrato especial el de “trabajo mediante plataformas digitales de servicios” mediante una serie de regulaciones a los empleados y empleadores.

Además, dispone que la calificación de trabajador dependiente o independiente dependerá de la existencia de una prestación remunerada, bajo vínculo de subordinación y dependencia.

Seguir Leyendo

Chile

Boric asegura que pondrá “bajo revisión” los tratados comerciales de Chile: Peligra el acuerdo con Brasil

Publicado

en

El acuerdo firmado entre Bolsonaro y Piñera podría verse saboteado por las políticas del nuevo Presidente electo.

Tras el triunfo de la extrema izquierda en Chile, crece la idea de revisar los acuerdos comerciales firmados en los últimos años. El entonces candidato Gabriel Boric prometía realizar revisiones de acuerdo a estándares de “equidad”, “desarrollo sostenible” y “trabajo decente”, ampliando la maniobrabilidad de Chile para imponer nuevas regulaciones que de otra forma estarían limitadas por las cláusulas actuales.

Entre otros objetivos, las famosas revisiones de Gabriel Boric plantean la marcha atrás con la flexibilización del mercado laboral, las imposiciones de nuevas cláusulas y regulaciones de índole ecologista, y la limitación de la apertura económica con un supuesto objetivo basado en la equidad.

En particular, el tratado de libre comercio entre Chile y Brasil se torna de gran importancia para el comercio exterior de ese país con la región, siendo el acuerdo más importante de Chile en los últimos años.

Este acuerdo firmado por Sebastián Piñera y Jair Bolsonaro busca profundizar el comercio entre ambos países y continuar con la agenda aperturista comenzada en 1996.

Se determinó una fuerte rebaja arancelaria y se trataron objetivos de modernización del mercado laboral. Por otra parte, el acuerdo contempla un consenso sobre la inversión en el sector financiero entre ambos países, y la facilitación de la inversión directa.

El documento firmado por ambos presidentes facilita, además, que empresas en Chile y Brasil puedan participar de licitaciones de compras públicas en ambos países. Esta iniciativa rescata y afianza otro acuerdo que ya había sido formulado en 2018 bajo la dirección de Temer y el propio Piñera.

Los presidentes Jair Bolsonaro y Sebastián Piñera reunidos por el motivo de un nuevo acuerdo comercial entre Chile y Brasil.

Boric asegura que su intención no es romper los acuerdos internacionales, pero la polémica por sus ideas poco convencionales no tardó en sembrar incertidumbre en los mercados. En sus propias palabras, Boric estableció su intención de crear una “inserción inteligente” en los mercados internacionales, un discurso que guarda muchas semejanzas con las declaraciones de Alberto Fernández en Argentina.

El discurso de Boric parecía insinuar una cierta moderación, pero las propuestas de su propio partido, Apruebo Dignidad, plantean un cambio radical del modelo económico chileno y un mayor aislacionismo comercial como el que llevó adelante Argentina y Venezuela.

Ante la incertidumbre, la Unión Europea le solicitó formalmente al presidente electo de Chile una mayor profundización del acuerdo comercial entre ambas regiones, y el cese de la agenda aislacionista que pregona la izquierda extremista en América Latina.

Se teme, además, que bajo la futura presidencia de Boric se avance en la instalación de regulaciones y limitaciones no arancelarias, del mismo modo en que lo hace el Gobierno de Alberto Fernández en la Argentina. Estas medidas podrían ser incluso más restrictivas de lo que son los aranceles comunes.

Seguir Leyendo

Chile

Boric presentó su gabinete: guiños a la DC y una purga militar a cargo de la nieta de Allende

Publicado

en

El presidente electo de Chile hizo la presentación del gabinete que lo acompañará desde el próximo 11 de marzo. La mayoría de las carteras estarán ocupadas por mujeres y dirigentes de los partidos izquierdistas que no lo acompañaron en la primera vuelta, para obtener diálogo en un Congreso donde es minoría.

Gabriel Boric designó el pasado viernes, al gabinete de ministros que lo acompañara desde el inicio de su mandato. El objetivo del comunista es tener mayor consenso parlamentario, donde tendrá minoría.

Por eso nombró miembros de los espacios de izquierda e independientes que le brindaron apoyaron en la primera vuelta, como el Frente Amplio y el Partido Comunista. Por otro lado, un tercio del gabinete será para referentes independientes y sin partido, pero de alta intensidad dentro del electorado izquierdista.

Otro de los puntos a destacar es que la mayoría de las carteras serán ocupadas por mujeres, con el objetivo de limpiar su imagen tras las denuncias de acoso a una excompañera de militancia. 14 de los 24 funcionarios serán mujeres, será el primer gabinete de la historia chilena con mayoría femenina.

“Hemos conformado este equipo de trabajo con personas preparadas, con conocimiento y experiencia, comprometidos con la agenda de cambios que el país necesita y con la capacidad de sumar miradas, distintas perspectivas y nuevas visiones”, dijo Boric.

Además, siete de los 24 ministros no alcanzan los 40 años. El promedio de edad del gabinete será de 42 años. Desde el entorno del próximo mandatario indican que hay que darles “mayor trascendencia a los jóvenes”.

Los nombramientos más importantes

  • Mario Marcel: actual presidente del Banco Central, en una muestra de la moderación para la política y la ciudadanía.
  • Camila Vallejos: la comunista y exdiputada, será la vocera presidencial. En el pasado fue compañera de militancia de Boric en las revueltas estudiantiles en contra del primer mandato de Piñera.
  • Izkia Siches: médica y ex presidenta del Colegio Médico, ocupará el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, primera mujer en la historia chilena en adueñarse del cargo. Fue la jefa de campaña de Boric.
  • Maya Fernández: afiliada al PS y nieta del derrocado Salvador Allende, será la encargada de Defensa Nacional. Su tarea será limpiar a los militares pinochetistas que todavía quedan en las fuerzas.

Así quedará conformado el gabinete en su totalidad:

Seguir Leyendo

Trending