Seguinos en redes

Cuba

Once beisbolistas cubanos desertaron de la Selección en el Mundial Sub-23 en México

Publicado

en

Se trata de la mayor deserción en masa de cubanos de la isla en el extranjero. La crisis política en su país y la represión del comunismo han llevado a los jóvenes al extremo.

La noticia ofuscó el Mundial Sub-23 de Béisbol en el estado norteño mexicano de Sonora. Al menos once jugadores profesionales de la Selección cubana se fugaron de la concentración, y no volvieron en el avión de vuelta a la Isla.

Se trata de la máxima cantidad de abandonos de la historia, habiendo sido el último de 9, en 1996. Las deserciones no son una decisión fácil para los cubanos, ya que la dictadura castrista toma fuertes represalias contra sus familiares que todavía sigue en Cuba. Pero muchas veces estos castigos son menos duros que tratar de vivir en el régimen comunista. 

Además, los desertores tienen las esperanzas de conseguir trabajo en México o en Estados Unidos y poder mantenerse no sólo a ellos mismos si no que a toda su familia en Cuba enviándoles dinero.

Los últimos desertores en Hermosillo fueron los jugadores Loidel Chapellí Jr., de 19 años de edad, y Yandy Yanes, de 23, ambos originarios de Camaguey. Otros de beisbolistas cubanos que desertaron son Miguel Antonio González, Luis Dany Morales (Pitcher), Ubert Mejías (Pitcher), Loidel Rodríguez (Receptor), Reynaldo Lazaga (Jardinero), Diasmany Palacios (Utility), Yeinel Zayas (Lanzador) y Miguel Antonio González (Infielder).

La cifra se registró durante la ronda eliminatoria del Campeonato disputada en la ciudad de Obregón. El certamen, auspiciado por la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC), se encontraba en la llamada Súper Ronda con los seis mejores clasificados, entre los que pudo ingresar Cuba a pesar de las bajas.

El manager del equipo, Eriel Sánchez, intentó minimizar la situación que atraviesa, aunque reconoció que se ha visto obligado a alterar los planes y a exigir el máximo esfuerzo a los jugadores.

Por su parte, el responsable de la delegación cubana, Luis Daniel del Risco, declaró que “a pesar de que muchas personas quieren acabar con nuestro béisbol no vamos a dejar que eso ocurra”, en clara referencia a las deserciones. Del Risco es el hombre del régimen que se encarga de mantener en línea a los jugadores, generalmente robándoles los pasaportes y amenazándolos con torturar a sus familiares si desertan. A pesar de todo esto, no logró frenar el mayor éxodo de la historia del país.

La situación política, económica y social de Cuba es crítica. Miles de personas salieron a las calles del país el pasado 11 de julio para exigir mejor condiciones de vida. La dictadura contestó con represión, censura y detenciones.

Cuba

La dictadura castrista anunció la flexibilización del auto-bloqueo y levanta restricciones a la inversión extranjera

Publicado

en

En respuesta al progresivo colapso de la economía socialista, la dictadura de Miguel Díaz-Canel impulsó la apertura a la inversión extranjera en el comercio mayorista y minorista, sectores que hasta ahora se encontraban auto-bloqueados por la isla desde 1959.

La crisis económica en Cuba genera una fuerte presión para llevar adelante una agenda reformista. La dictadura socialista de Miguel Díaz-Canel anunció que Cuba permitirá la inversión extranjera directa sobre el comercio minorista y el mayorista.

Hasta ahora, el Estado cubano guardaba un celoso control de estos sectores y monopolizaba la oferta de bienes y servicios a nivel minorista y mayorista. La reforma levanta el auto-bloqueo que imponía la dictadura sobre su propio país, permitiendo que puedan ingresar firmas extranjeras para así ampliar la disponibilidad de oferta de bienes.

Es la primera vez desde 1959 en que empresas privadas internacionales podrán realizar inversiones en la isla, siendo que el propio Fidel Castro se ocupó de boicotear el flujo de capitales y aisló el país con respecto al mundo.

“La inversión extranjera en el comercio mayorista y minorista, con regulación estatal, permitirá la ampliación y diversificación de la oferta a la población y contribuirá a la recuperación de la industria nacional”, explicó el ministro de Economía cubano, Alejandro Gil.

La nueva flexibilización regulatoria sigue la misma línea adoptada en la década de 1990, cuando la dictadura atravesaba una situación de colapso en lo que se denominó “período especial”, y en el cual se aplicaron ciertas reformas parciales.

Las empresas extranjeras adquirieron la posibilidad de invertir en el sector manufacturero de Cuba a partir de 1995, y más tarde se levantaron las prohibiciones para la inversión en la oferta de servicios.

La emergencia económica nuevamente se vuelve a convertir en un foco de presión para las reformas. El régimen maximizó los desequilibrios fiscales y monetarios a partir del año 2020, una situación que desencadenó la peor crisis en 27 años.

El déficit fiscal aumentó al 17,7% del PBI, una cifra financiable con recursos genuinos o deuda pública, por lo que la única herramienta fue la emisión monetaria. El Gobierno se vio obligado a abandonar la convertibilidad entre la moneda local y el dólar, y unificó el mercado cambiario.

La inflación “oficial” alcanzó el 77,3% interanual en diciembre de 2021, pero esta cifra no resulta representativa porque la dictadura cubana establece un férreo control de precios que agotó la oferta de productos en las góndolas. En respuesta al desabastecimiento generalizado, los precios de los bienes en los mercados informales registraron una inflación que superó el 6.900% en 2021.

El espiral inflacionario generó un profundo malestar social que obligó a la dictadura a ofrecer algún tipo de respuesta desesperada para ampliar la oferta de bienes en la isla, y aminorar el desabastecimiento.

La emisión monetaria descontrolada y la represión financiera ejercida por la dictadura socialista generaron escasez sobre alimentos básicos de primera necesidad e incluso sobre los productos para uso medicinal, dejando en tela de juicio el supuesto prestigio de la medicina en Cuba. 

Seguir Leyendo

Cuba

La dictadura cubana condenó a los artistas Otero Alcántara y Maykel Osorbo a 5 y 9 años de cárcel por cantar en contra del comunismo

Publicado

en

Los líderes del Movimiento San Isidro son los autores de canciones que se convirtieron en himnos contra el régimen castrista de Miguel Díaz-Canel.

Los artistas disidentes cubanos Luis Manuel Otero Alcántara y Maikel Castillo Pérez “Osorbo” fueron condenados a 5 y 9 años de prisión, respectivamente, según informó la semana pasada la Fiscalía General de la República de Cuba (FGR).

Otero Alcántara y Castillo Pérez fueron sancionados por los delitos de ‘ultraje a los símbolos de la patria‘, ‘desacato‘ y ‘desórdenes públicos‘, en el primer caso, y de ‘desacato‘, ‘atentado‘, ‘desórdenes públicos‘ y ‘difamación de las instituciones y organizaciones, héroes y mártires‘ en el caso de Osorbo, según comunicó la Fiscalía.

Puro palabrerío para castigar a dos de los artistas más famosos por cantas en contra de la dictadura castrista y del comunismo en Cuba. Los juicios se realizaron los pasados 30 y 31 de mayo en La Habana, pero la noticia recién fue confirmada por las autoridades cubanas, que habían mantenido todo el proceso en secreto para evitar protestas.

Otero Alcántara es el líder del opositor Movimiento San Isidro y uno de los más destacados disidentes en los últimos años en Cuba, y está preso desde el pasado 11 de julio, cuando salía de su casa para unirse a las históricas manifestaciones que tuvieron lugar ese díadesde entonces ha permanecido encarcelado.

Por su parte, Osorbo, coautor del tema “Patria y Vida”, que se convirtió en un himno de las protestas del 11J, está encarcelado desde abril del año pasado. Su pena fue mayor ya que cuando iba a ser arrestado sin motivo aparente, logró zafarse de los agentes del régimen y con las esposas puestas comenzó a vitorear a los cubanos que se habían juntado en la vecinidad a ver lo que estaba ocurriendo para que protestaran.

Ese fue uno de los momentos clave del año pasado, y su vitoreo no fue en vano. Pocos meses después, millones de cubanos en todo el país se levantaron contra el régimen comunista, y el nuevo dictador Miguel Díaz-Canel ejecutó una violenta represión ese triste día.

De esta manera, y como ya ha ocurrido con incontables líderes opositores en los últimos 60 años en Cuba, el Partido Comunista elimina toda disidencia y mantiene el control de la isla a través de intimidación, persecución y violencia.

Durante las sesiones del juicio los acusados fueron escuchados; en su presencia se practicaron las pruebas testificales, documentales y periciales propuestas por el Fiscal y los abogados que los representaron”, indicó la Fiscalía, sin pruebas y dejando en claro que fue una sentencia armada, como todas las que ocurren en Cuba contra disidentes políticos.

Captura de pantalla del vídeo de Osorbo cuando escapó del arresto y congregó a un grupo de vecinos críticos con el gobierno cubano

El pasado 17 de junio, un total de 17 ONG, instituciones y medios pidieron la liberación “inmediata” de los artistas. Los firmantes condenaron “enérgicamente” los cargos, que consideran que “reflejan el desprecio de las autoridades de Cuba por la libertad de expresión artística y una alarmante tendencia a las persecuciones, detenciones arbitrarias y acusaciones contra las voces disidentes”.

Además, pidieron que cese la “interminable campaña de intimidación y persecución contra estos dos talentosos y valientes artistas y activistas”. Entre los firmantes se encuentra las ONGs Cubalex, Artículo 19, PEN Internacional, Instituto de Artivismo Hannah Arendt (Instar), DemoAmlat, Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) y Civil Rights Defenders.

Seguir Leyendo

Cuba

“Marcha por el Cambio”: Cuba sale a las calles nuevamente para protestar contra la dictadura comunista

Publicado

en

Sacudir una isla: las claves de la Marcha por el cambio en Cuba del 15 de noviembre.

La llamada “Marcha por el Cambio” fue convocada para este lunes 15 de noviembre en La Habana y otras ciudades cubanas. Después de que los impulsores, la plataforma opositora Archipiélago, anunciara la fecha, el régimen castrista declaró que la manifestación era ilegal y la consideró una “provocación desestabilizadora”. 

La movilización fue establecida para este lunes dado que hoy la dictadura comunista decidió abrir sus puertas al turismo internacional. Los extranjeros se encontrarán con una Cuba de protesta y rechazo al régimen, y no la Cuba turística que el dictador Díaz-Canel quería mostrar.

No se puede entender la marcha del 15-N sin las fechas del 27-N y del 11-J. La protesta de 300 jóvenes a las puertas del Ministerio de Cultura el 27 de noviembre de 2020, en demanda de libertad de expresión y el cese del hostigamiento contra los críticos con el Gobierno, se produjo tras la detención de varios miembros del disidente Movimiento San Isidro.

Aquella vez, la dictadura respondió con represión, y una petición de un diálogo que nunca se produjo, lo que sacudió el debate de la necesidad de cambios políticos en la isla. Esto se materializó en más de cincuenta ciudades de Cuba el 11 de julio de este año, motivadas por las profundización de la crisis económica, los cubanos salieron masivamente a las calles.

Las imágenes de la violencia policial y la detención de cientos de personas de manera arbritraria frenaron las movilizaciones, pero generaron un descontento más profundo que promete materializarse este 15-N.

Como nos contaban unos cubanos que entrevistamos en La Derecha Diario, la semilla de todas estas movilizaciones es el internet. En 2015, el régimen cometió el “error” de permitir que los cubanos puedan acceder a internet en sus casas.

Rápidamente, los cubanos consiguieron cambiar su dirección IP y accedieron al mundo de las redes sociales, a libros online prohibidos en la isla, y demás cosas que le abrieron la cabeza a los más jóvenes. De esto, no hay retorno, una generación entera ya tuvo la revelación de que existe algo llamado libertad.

Seguir Leyendo

Tendencias