Seguinos en redes

El Salvador

Bukele le declara la guerra al crimen organizado: “Si siguen así, los vamos a dejar sin comida en la cárcel”

Publicado

en

Solamente esta semana, la Policía Nacional de El Salvador arrestó a 6.000 pandilleros maras, ante rumores de una nueva ola de crímenes.

El presidente Nayib Bukele ha librado una guerra sin cuartel contra el crimen organizado, principalmente contra las sanguinarias pandillas de los maras, responsables de olas de crimenes como violaciones en manada, narcotráfico, extorsión de políticos, secuestro, robos, y asesinatos por encargo.

Tras un arresto masivo de maras el año pasado, ahora el mandatario lanzó otra orden de arrestar a estos pandilleros, ante los rumores que harían una ola de crímenes “en protesta” por los miles de maras que están siendo “maltratados” en las cárceles salvadoreñas.

Pero Bukele no se achicó y redobló la apuesta. “Si desatan una ola de criminalidad, nosotros les quitamos la comida en las cárceles. Mejor estense tranquilos y déjense arrestar, por lo menos allá adentro van a vivir y van a tener comida”, dijo Bukele durante un acto de graduación de un nuevo contingente de policías y soldados esta semana.

Bukele manifestó que “andan rumores que quieren empezar a vengarse de la gente honrada al azar, hagan eso y no va a haber un tiempo de comida en las cárceles. Les juro por Dios que no comen un arroz y vamos a ver cuánto duran”.

Ya el año pasado, Bukele había decretado una reforma de las cárceles, donde se aplicaron medidas cuestionadas por organizaciones de derechos humanos.

Se ordenó soldar las celdas de los maras en las cárceles donde se tuviera sospecha de motín, además de que se aprobaron técnicas de humillación como sacarlos a “tomar aire” dos veces por día sin ropa, o juntar a propósito pandilleros de distintas bandas en una misma celda.

Estas medidas fueron extremadamente efectivas. Hubo una fuerte caída en la criminalidad en El Salvador: según cifras oficiales, en 2020 El Salvador registró un promedio de 20 muertes por cada 100.000 habitantes. Para 2021, bajó a 18 muertes por cada 100.000 habitantes,el valor más bajo desde el fin de la guerra civil en 1992. De no haber una nueva ola criminal, se estima para este año menos de 15 muertes por cada 100.000 habitantes.

Foto: Reclusos durante una inspección de seguridad en el centro Penal de Máxima Seguridad de Zacatecoluca, El Salvador. (EFE)
Maras salen a “tomar aire” sin ropa en una de las cárceles de máxima seguridad de El Salvador.

La portavoz de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Liz Throssell, manifestó su preocupación “por la serie de medidas introducidas recientemente en El Salvador en respuesta al aumento de los asesinatos de pandillas”.

Y agregó que “reconocemos los desafíos que plantea la violencia de las pandillas y el deber del Estado de garantizar la seguridad y la justicia. Sin embargo, es imperativo que esto se haga de conformidad con del derecho internacional de los derechos humanos”.

Bukele fue lapidario ante este garantismo que tratan de bajar desde el extranjero: “No me importa lo que digan los organismos internacionales, que vengan a proteger a nuestra gente, que vengan a llevarse a sus pandilleros, si los quieren se los entregamos todos”.

El mandatario reveló que hasta el lunes ya habían sido detenidos unos 6.000 miembros y colaboradores de las maras. Además, el mes pasado ordenó que se construya una nueva cárcel de máxima seguridad con capacidad para unos 20.000 reos que se espera apresar en lo que queda del año.

Argentina

Diputados salvadoreños salen al cruce de Pierpaolo Barbieri, empresario financiado por Soros

Publicado

en

El argentino tiró una seguidilla de tweets criticando a Nayib Bukele por su intención de presentarse a la reelección. ¿Qué intereses se ocultan detrás de estos ataques en redes sociales?

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció este jueves que buscará la reelección presidencial en las elecciones de 2024, lo que generó polémica ya que la Constitución solo permitía un mandato presidencial de 5 años.

Sin embargo, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia reinterpretó el artículo en septiembre del año pasado y dictaminó que es válida la reelección única, por lo que quedó habilitado que los salvadoreños se presenten a dos mandatos consecutivos de 5 años.

Según la Constitución de El Salvador, sancionada en 1983, en el Capítulo 2 Art. 152, lee: “No podrán ser candidatos a Presidente de la República: El que haya desempeñado la Presidencia de la República por más de seis meses, consecutivos o no, durante el período inmediato anterior“.

Hasta el año pasado, se interpretó que el “período inmediato anterior” hacía referencia al que transcurre durante un proceso electoral, pero la Corte Suprema confirmó que hace referencia al anterior período. En el caso de Bukele, en el anterior período, el presidente fue el comunista Salvador Sánchez Cerén, por lo que puede presentarse sin problemas.

Pero esto despertó la furia de varios grupos de intereses extranjeros, que hace rato apuestan por continuar el histórico bipartidismo entre los socialistas del FMLN y los conservadores de ARENA. A pesar de su antigua rivalidad, ambos partidos se aliaron extraoficialmente en los últimos años y juntos responden a todos los grupos de poder: narcotráfico, Embajada de Estados Unidos, Beijing, ONU, la OEA, medios de comunicación y financistas como George Soros.

Ha quedado claro quiénes son los socios de los pandilleros. Todos han salido a defenderlos: Financistas, narcos, políticos y jueces corruptos, ONGs de “derechos humanos”, la “comunidad internacional”, la CIDH, periodistas y medios de Open Society, patrocinados por Soros, etc. Se quitaron la máscara”, destacó Bukele en una reciente conferencia de prensa.

Es este último quien recientemente convirtió en su principal objetivo político evitar que Bukele se perpetúe en el poder. Y su plan ya entró en acción, todos sus lacayos han comenzado una fuerte campaña en redes sociales para desprestigiar el gobierno de Nuevas Ideas.

En una seguidilla de tweet, el fundador de la tarjeta Ualá, Pierpaolo Barbieri, lanzó una cruzada contra Nayib Bukele, criticando repetidamente sus decisiones políticas y económicas. Pero fue el anuncio de que buscaría la reelección lo que lo hizo estallar.

“Parece que @nayibbukele quiere reelección. Pero la constitución salvadoreña lo prohíbe. Es ilegal. Se suma a su purga de la justicia y control del poder legislativo. Eso no es liberalismo — es autoritarismo. De manual. Como Fidel o Chávez. Que no te vendan dictadura por libertad“, escribió en Twitter, donde parece decir que la reelección política es autoritarismo, algo que no critica en ningún otro país del mundo.

Cabe aclarar que Ualá es una empresa creada a imagen y semejanza del globalismo. Soros puso la inversión inicial de 10 millones de dólares para la creación de la empresa; y Barbieri, quien hasta ese momento ostentaba un titulo de historiador de la Universidad de Harvard y dirigía la consultora de Soros, Greenmantle, quedó como fundador y director ejecutivo.

Desde su fundación en 2017, consiguió más de US$ 500 millones de dólares, con inversiones de SoftBank (Japón), Tencent (China), Soros Fund Management (Soros) y Goldman Sachs (Solomon). Su perfil en redes claramente responde a los intereses de donde viene el dinero.

Si bien Barbieri vendió a su empresa como “la nueva competencia a los bancos”, en 2021 obtuvo la licencia bancaria de Wilobank, la fintech que creó Eduardo Eurnekian y que le permitirá a la empresa de Soros y Barbieri, ofrecer servicios financieros regulados por el Banco Central, exactamente haciendo todo lo que criticaba.

Diputados salvadoreños oficialistas salieron rápidamente al cruce de Barbieri, destacando sus intereses económicos en favor de que no reelija Nayib Bukele.

La diputada Marcela Pineda, le recriminó que “cuando no sufriste los efectos de la corrupción en carne propia, cuando no te mataron un familiar los pandilleros o cuando no te tocaba pagar renta para entrar a tu casa es fácil dar opiniones como estas, desde la comodidad de una oficina alejado de la realidad salvadoreña“. Cabe recordar que desde la llegada de Bukele, la criminalidad y la corrupción han bajado significativamente en El Salvador.

Por su parte, el diputado William Soriano lo enfrentó con números y lo chicaneó con la crisis que vive Argentina, “en los últimos 10 años, sufrió la muerte de 46,000 salvadoreños, desaparecieron 32,000, migraron 300,000. En 2015 murieron 6,000 salvadoreños y en 2022, han muerto (desgraciadamente) menos de 500. ¿Ves? Querés que volvamos al pasado. Corralito e inflación, enfocate“.

Por último, el legislador de San Salvador, Carlos Hermann Bruch, dio en el clavo. “Veo que trabaja con tarjetas de crédito. Ya podemos imaginar a quien pertenece“, escribió en una respuesta en Twitter.

Más allá de sus conexiones con Soros quien juró “destruir” a Bukele, parece que Barbieri tiene un interés financiero en su derrota, ya que su principal competidor en Argentina, Lemon Cash, la empresa fundada en San Martín de los Andes por Marcelo Cavazzoli, ha sido fundamental en construir la infraestructura de la tecnología para implementar el Bitcoin como moneda de curso legal en El Salvador.

A nivel tecnológico estamos brindando una herramienta a una de las instituciones financieras de El Salvador para poder aceptar pagos en BTC y que en simultáneo no corran un riesgo por la volatilidad del activo digital, dándoles la posibilidad de que los activos puedan ser convertidos en dólar en tiempo real”, explicó el CEO y Fundador de Lemon Cash a Clarín.

La empresa argentina ha conseguido un mercado gigantesco en El Salvador y le ha permitido ponerse por delante de Ualá, quien prefirió optar por adoptar las regulaciones y convertirse en algo más parecido a un banco tradicional. La reelección de Bukele, el presidente más pro-Bitcoin del mundo, implica también la continuidad del éxito de Lemon Cash.

Seguir Leyendo

El Salvador

El FMI instó a Nayib Bukele a eliminar el Bitcoin de la economía de El Salvador si quiere seguir en el acuerdo

Publicado

en

El organismo internacional está intentando extorsionar a El Salvador para eliminar el Bitcoin de su canasta de monedas para que siga en pie el acuerdo por US$ 389 millones que tienen desde el 2020.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha enviado un mensaje contundente este martes al presidente de El Salvador, Nayib Bukele. El organismo ha instado al popular mandatario que elimine el Bitcoin como moneda de uso legal en el país centroamericano, y que deshaga sus reservas en esta criptomoneda.

“La adopción de una criptomoneda como moneda de curso legal implica graves riesgos para la integridad financiera y del mercado, la estabilidad financiera y la protección del consumidor y puede ocasionar pasivos fiscales contingentes”, precisó el organismo en un comunicado.

Según el Fondo, solo así podrán seguir haciendo acuerdos con El Salvador. Esta extorsión viene además en una semana donde el Bitcoin experimentó una brutal caída en su valor por la suba de las tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos. Esto llevó a muchos a vender sus posiciones en Bitcoin y otras criptos para comprar dólares o bonos del Tesoro.

Para el presidente la implementación de Bitcoin como moneda de pago es uno de sus proyectos económicos más exitosos, y lo promociona con intensidad tanto desde su cuenta de Twitter —plataforma favorita para comunicar sus decisiones— como en las giras que ha emprendido para vender a su país como una tierra de oportunidades para los empresarios.

En septiembre pasado, El Salvador se convirtió en el primer país en el mundo en permitir el uso de la criptomoneda en todas las transacciones, junto con el dólar estadounidense, creando una canasta de monedas para que los salvadoreños puedan usar la moneda que prefieran.

Continuamente Bukele ha comprado más reservas cuando la moneda digital perdía valor, siguiendo la popular frase “buy the dip”, y esta no fue la excepción. Mientras el FMI le pedía que desarme su posición en Bitcoins, el presidente ordenó la compra de 410 bitcoins por 15 millones de dólares.

Seguir Leyendo

El Salvador

Nayib Bukele inaugurará “Bitcoin City”: una ciudad libre de impuestos que se maneje con criptomonedas

Publicado

en

El Gobierno de El Salvador se prepara para lanzar un ambicioso proyecto coincidente con la agenda Bitcoin en el país. La construcción de la ciudad será financiada a través de bonos en el mercado de criptomonedas.

La nueva apuesta de Nayib Bukele busca afianzar la confianza en el Bitcoin y lanzar una importante zona franca dentro de El Salvador. Bukele anunció la construcción de la primera “Bitcoin City” en el país, que será financiada completamente por bonos respaldados en Bitcoins.

La ciudad será la primera jurisdicción del país libre de impuestos. No existirá impuesto sobre la renta, ni impuestos sobre propiedades, ni sobre contrataciones, intereses ganados, trasferencias, servicios públicos, etc. Solamente se aplicará el impuesto al valor agregado (IVA), uno de los tributos menos distorsivos que existen, y de bajo porcentaje.

Este último impuesto no fue colocado de forma azarosa, se espera que pueda dotar de suficiente confianza a los tenedores de bonos. La idea consiste en utilizar la recaudación del IVA para poder pagar los bonos emitidos inicialmente.

Se calcula que la emisión de estos bonos alcance un monto por US$ 1.000 millones. La otra mitad de la recaudación impositiva será destinada a financiar los servicios públicos básicos de la ciudad, como alumbrado, policía y recolección de basura. Es el proyecto liberal más ambicioso de la historia de la humanidad.

Las autoridades buscan atraer a una gran cantidad de fondos de inversión de todas partes del mundo. El propio Bukele afirmó tener la intención de convertir a este lugar en un centro financiero internacional con una masiva cantidad de operaciones. Esto supondría una enorme entrada de capitales.

Pero por fuera de la esfera económica, el proyecto de Bukele apunta incluso más allá. En concreto, la Ciudad Bitcoin se encontrará en la localidad costera de Conchagua, y el proyecto pretende utilizar la energía geotérmica del volcán aleñado que lleva el mismo nombre.

De esta forma, la segunda apuesta de Bukele consiste en lograr el abastecimiento energético sin necesidad de emitir gases contaminantes. Aun así, en una primera etapa la energía para la ciudad vendrá de una planta geotérmica ya existente desde 1999 y que proviene del volcán Tecapa.

La zona franca, dotada de una desgravación impositiva casi total y sin precedentes en El Salvador, buscará atraer inversiones para la construcción de aeropuertos internacionales, hoteles, zonas residenciales y diversas zonas comerciales.

Según las afirmaciones públicas del propio Bukele, el complejo urbano tendrá también una gran cantidad de zonas verdes, formando una estructura amigable con el medio ambiente.

Con el lanzamiento de la Ciudad Bitcoin, El Salvador sigue consolidando su posición aperturista al mercado de criptomonedas. Desde el pasado 7 de noviembre, el país ya adoptó al bitcoin como moneda de curso legal en libre competencia con el dólar estadounidense, que había sido adoptado en el año 2000.

Seguir Leyendo

Tendencias