Seguinos en redes

Paraguay

Elecciones en Paraguay: El histórico Partido Colorado se juega la continuidad frente a una izquierda competitiva

Publicado

en

Si bien la derecha en Paraguay mantiene el grueso de los votos, la irrupción del derechista Payo Cubas y las denuncias de corrupción contra el gobierno podría darle una chance a la izquierda que no se veía desde 2008.

La República del Paraguay elegirá su próximo presidente en las elecciones de este domingo 30 de abril. Los ciudadanos tendrán la posibilidad de sufragar entre 13 listas de los diferentes partidos políticos del país, sin embargo, hay dos grandes partidos con posibilidades de quedarse la victoria.

Se trata del derechista Partido Colorado, que gobierna Paraguay desde 1948 casi ininterrumpidamente, solamente habiendo sido oposición durante el fugaz mandato de Fernando Lugo entre 2008 y 2012. Por otra parte, el Partido Liberal, que de liberal no tiene mucho y es más que nada una formación de centro-izquierda, englobada bajo la coalición izquierdista Concertación Nacional.

Los paraguayos elegirán presidente, vicepresidente, 45 senadores, 80 diputados titulares17 gobernadores, junto a 257 legisladores o concejales de Juntas Departamentales.

De acuerdo a los últimos sondeos, Santiago Peña, del oficialista Partido Colorado, lidera las encuestas frente a Efraín Alegre de la oposición Concertación Nacional.

Peña no genera mucha emoción entre los votantes, y su llegada al poder implicaría un ligero cambio de rumbo en el Partido Colorado. El actual presidente Mario Abdo Benítez había impulsado la candidatura del derechista Arnoldo Wiens, pero perdió las internas coloradas por una ínfima diferencia el pasado diciembre.

Con el 51,7% de los votos se impuso Peña, delfín político del ex presidente Horacio Cartes, ex director del Directorio del Banco Central del Paraguay (BCP), y ex ministro de Economía durante el gobierno de su jefe político.

Una victoria de Peña, si bien sería un continuismo del Partido Colorado, implicaría un cambio de rumbo en varios temas. “Santi” es más liberal en cuestiones económicas, pero considerablemente menos conservador que el actual mandatario “Abdo” en cuestiones sociales.

Entre sus propuestas, Peña propone lanzar un programa que ayude al sector privado a crear 500 mil nuevos puestos de trabajo, una fuerte campaña para reducir la drogadicción en la población y un plan de préstamos para viviendas

En cuanto a seguridad, Santiago Peña propone el programa de “Más linces, menos motochorros” en el cual se proyecta triplicar la cantidad de efectivos de esta división en las principales ciudades del país, a fin de disminuir de esta manera la cantidad de asaltos callejeros, a través de la lucha de manera frontal contra la inseguridad con una Policía Nacional fortalecida.

En términos generales, seguirá la agenda de derecha de los colorados, pero se espera una mayor incorporación de Paraguay a la agenda globalista con Peña, que lo que hubiera ocurrido con el pastor evangélico Arnoldo Wiens.

De todos modos, no hay comparación con lo que ocurrirá en caso de ganar Efraín Alegre, el candidato “liberal” que más cerca parece estar de vencer a los colorados desde el infame triunfo de Lugo en 2008. Alegre propuso un masivo programa para otorgar medicina gratis a todo el país, políticas de género nacionales, y una clara adhesión al eje que está armando Biden en Sudamérica con Boric, Petro y Lula.

Sin embargo, la gran mayoría del debate político esta vuelta ha estado centrado en la corrupción. Alegre insiste que el Partido Colorado es una “mafia” y apunta directamente con hacer campaña hablando del combate a la corrupción, evitando tocar otros temas.

Las bases de la Asociación Nacional Republicana (ANR), la coalición que lidera el Partido Colorado están divididas por los movimientos Fuerza Republicana y Honor Colorado, encabezados por el presidente Mario Abdo Benítez y su antecesor Horacio Cartes.

Ambos frentes están siendo perseguidos internacionalmente por la Secretaría de Estado de Biden. Al candidato original de “Abdo”, su actual vicepresidente Hugo Velázquez, la Casa Blanca lo identificó como «significativamente corrupto», acusándolo de soborno, lo que hace que tanto él como sus familiares directos no sean elegibles para ingresar a los Estados Unidos.

Como resultado a esta acusación, Velázquez anunció su renuncia a su candidatura presidencial, y tomó su lugar Arnoldo Weis, quien por poco conocimiento de las bases coloradas terminó perdiendo frente a Peña, a pesar de que Velázquez se ubicaba por encima suyo en todas las encuestas internas.

Pero no está muy lejos de la situación de Horacio Cartes, quien en julio del 2022, fue acusado por la Secretaría de Estado de obstruir una importante investigación internacional sobre el crimen organizado para protegerse a sí mismo de un posible enjuiciamiento y daño político. La Casa Blanca también lo designó «significativamente corrupto» y revocó su visa.

Las encuestas más recientes ubican a Peña por arriba de Alegre, pero por una diferencia más corta de la que hubiera querido el Partido Colorado. Según la consultora FaSaC, Peña tiene un 43,4% de intención de voto mientras que Alegre roza los 37,1%.

Sin embargo, AtlasIntel, la encuestadora más precisa en Estados Unidos y en Brasil, marca una victoria del izquierdista Alegre por 34,3% contra el 32,8% de los colorados. Esta encuesta pone al partido nacionalista de derecha Cruzada Nacional, que encabeza Payo Cubas, en tercer puesto con el 23,1%, lo cual explica el bajo número del oficialismo. Sin embargo, es la única encuesta que indica un resultado de este tipo y lo más probable es que finalmente mucho de ese voto termine cayendo en Peña y el Partido Colorado se quede con el triunfo.

Por último, la encuestadora Multitarget, ubica a Peña primero, con el 34,9%, a Alegre tercero, con el 20,6% de intención de voto, y al derechista Cubas en segundo puesto, con el 24,7%, un resultado que sería realmente lapidario para la izquierda paraguaya.

Lejos quedan en todas las encuestas el partido Nueva República, del ex canciller de “Abdo”, Euclides Acevedo, y el Partido de la Juventud, del ex arquero e ídolo futbolísitico José Luis Chilavert, con el 3% y 2% respectivamente. Ambos también le sacan votos al oficialismo, ya que tienen agendas de derecha al igual que el Partido Colorado.

Israel

Peña y Netanyahu acordaron trasladar la Embajada paraguaya a Jerusalén y reabrir la Embajada Israelí en Asunción

Publicado

en

El acuerdo entre el presidente de Paraguay y el primer ministro israelí fue alcanzado en una reunión bilateral en Nueva York, en paralelo a la 78° Asamblea General de las Naciones Unidas.

El presidente de Paraguay, Santiago Peña, anunció este martes en su cuenta de Twitter que la embajada de su país en Israel se trasladará nuevamente a Jerusalén, luego de reunirse con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en paralelo a la participación de ambos en la 78° Asamblea General de las Naciones Unidas celebradas en Nueva York.

“¡Paraguay e Israel reafirman el compromiso de trabajar unidos!”, publicó el líder sudamericano. Además, Peña le dedicó una publicación a la relación entre ambas naciones, expresando que “La amistad entre Paraguay e Israel es una historia de lazos sólidos y cooperación duradera. Dos naciones unidas por la amistad y el respeto mutuo”.

Inmediatamente después del anuncio de Peña, Netanyahu, también por medio de Twitter, sentenció que se trató de una “Productiva reunión con el Presidente Santiago Peña hoy. Agradecido por la decisión de Paraguay de regresar su embajada a Jerusalén antes de fin de año”.

Asimismo, el líder israelí añadió en la misma publicación que “Israel reabrirá su embajada en la capital paraguaya de Asunción”. Un día después de este intercambio en Nueva York, la Cancillería de Israel confirmó que el traslado de la embajada de Paraguay a Jerusalén se realizará este mismo año, y que el Estado judío reabrirá su misión diplomática en Asunción.

Paraguay ya había trasladado su embajada a Jerusalén en 2018 durante la Presidencia de Horacio Cartes, pero su sucesor, Mario Abdo Benítez, tomó la decisión de devolver la sede diplomática a la ciudad de Tel Aviv meses después, lo cual generó un roce diplomático entre ambos países y culminó con el cierre de la embajada de Israel en Asunción.

En este sentido, una de las promesas de campaña del recientemente electo Santiago Peña, del espacio político de Cartes dentro del Partido Colorado, fue el traslado de la Embajada de Paraguay desde Tel Aviv a Jerusalén, como un fuerte guiño a la comunidad judía y en favor del Estado de Israel.

El anuncio resultó en que Eli Cohen, actual ministro de Asuntos Exteriores de Israel, invitara a Peña a Israel para asistir a la ceremonia de inauguración a la misión diplomática paraguaya.

Cabe recordarse que, el pasado 15 de agosto, Cohen visitó el país sudamericano con motivo de la ceremonia de investidura de Peña como presidente de Paraguay, ocasión en la que se reunió con el nuevo mandatario; lo cual supuso la primera visita de un canciller israelí a la región en más de 10 años.

Entre los países que ya han trasladado sus embajadas desde Tel Aviv, capital internacionalmente reconocida de Israel, a Jerusalén, la verdadera capital “eterna e indivisible” de Israel para los judíos, encontramos a Guatemala, Honduras y Estados Unidos, país que tomó la decisión durante la administración de Donald Trump, en 2018.

Por su parte, Uruguay, bajo el gobierno de Luis Lacalle Pou, anunció en agosto que abrirá una oficina diplomática en Jerusalén con el objetivo de promover la cooperación en el campo de la tecnología y la innovación con Israel, un primer paso para la movida de la Embajada.

Uruguay es uno de los amigos más importantes de Israel en América Latina, y la decisión del presidente de abrir una oficina de innovación en Jerusalén promoverá las relaciones entre los países y las relaciones económicas y comerciales entre nosotros”, ha dicho la Cancillería israelí.

Reunión entre Santiago Peña, presidente de Paraguay, y Benjamin Netanyahu, primer ministro israelí, en Nueva York

Seguir Leyendo

Argentina

Tras el papelón de Sergio Massa, Paraguay dejará de entregar energía de la hidroeléctrica Yacyretá a la Argentina

Publicado

en

Se trata de una medida en respuesta a una deuda impaga por Argentina valuada en los US$ 150 millones, para la cual Massa no dio respuesta alguna. Crece la tensión y se deterioran las relaciones comerciales bilaterales.

Unas semanas atrás, el ministro de Economía Sergio Massa visitó Paraguay y se reunió con las autoridades de ese país con el fin de destrabar una serie de disputas relacionadas con la Hidrovía Paraná-Paraguay, que surgieron luego de la estatización que firmó en 2021 el presidente Alberto Fernández.

Si bien en la reunión, Massa le prometió al presidente paraguayo Santiago Peña resolver el conflicto sobre el cobro de peajes en la Hidrovía, ni bien salió del mitín, ordenó confirmar la tarifa que se cobra actualmente a los barcos que quieren ingresar, a pesar de que viola los tratados internos del Mercosur.

Otro conflicto, esta vez debido a la cancelación de deudas bilaterales, rompió la paciencia del gobierno de Asunción, y este martes, el presidente Peña ordenó frenar el envío de energía a la Argentina que produce la represa Yacyretá.

Peña denunció que el Gobierno argentino incumplió sus obligaciones por una deuda de US$ 150 millones de dólares. En consecuencia, y ante la falta de garantías por parte de Massa, las autoridades de Paraguay comunicaron que dejarán de enviar energía a través de la represa hidroeléctrica Yacyretá.

Si bien el caudal de energía eléctrica transferida desde Paraguay no representa una cantidad significativa para el normal funcionamiento del sistema en Argentina, queda en evidencia el deterioro de las relaciones comerciales bilaterales entre ambos países.

Esto también quedó ampliamente manifestado a través del comunicado conjunto de Bolivia, Paraguay, Uruguay y Brasil demandando el cese de tarifas sobre la Hidrovía. La política comercial del kirchnerismo también provocó un profundo malestar en los socios del Mercosur, ya que la aplicación de Licencias no Automáticas (LNA) anula, en los hechos, la zona de libre comercio que teóricamente debería regir entre los países miembros.

Al conocerse la represalia de Paraguay, el ministro Massa denunció que ese país todavía mantiene impagas una serie de deudas asumidas durante la construcción misma de la represa Yacyretá, la cual se llevó a cabo entre las décadas de 1980 y 1990 (inicialmente por un acuerdo que llevó a cabo el exministro Martínez de Hoz).

Esta última deuda podría mantener un valor considerable, en torno a los 9.000 millones de dólares solamente por concepto de capital (aún antes de tener en cuenta los intereses acumulados).

Las negociaciones bilaterales siguen en curso, hasta tanto se encuentre un punto de acuerdo para todas las problemáticas que llevan años sin resolverse.

Seguir Leyendo

Argentina

El presidente de Paraguay disparó contra Massa tras mentirle por la Hidrovía: “No le compraría un auto usado”

Publicado

en

El presidente Santiago Peña arremetió contra el ministro Massa tras haber sido testigo de sus mentiras alrededor de la supuesta suspensión en el cobro de peajes por la hidrovía Paraguay-Paraná, algo que finalmente nunca se cumplió.

El viernes, el ministro de Economía Sergio Massa viajó a Paraguay para reunirse con el presidente Santiago Peña, recientemente electo en los comicios del 30 de abril. Uno de los ejes fundamentales de la reunión era la negociación por el cobro de los peajes sobre la hidrovía Paraná-Paraguay, cuya participación argentina fue estatizada durante el Gobierno kirchnerista, y Massa había estado elevando las tarifas de manera arbitraria, dañando el comercio hacia la nación paraguaya.

Debido a la inversión realizada por cada uno de los países en la obra de infraestructura, la aplicación de tarifas adicionales por el paso de mercaderías es factible pero está sujeta a un previo acuerdo entre las partes. El Gobierno de Alberto Fernández decidió aplicar “peajes preventivos” hasta tanto saldar las negociaciones, y esto desató un conflicto diplomático con la parte paraguaya.

Durante la reunión con el presidente Peña, el ministro Sergio Massa le dijo que la parte argentina estaba dispuesta a suspender el cobro de peajes en el tramo superior de la hidrovía, pero al cabo de unos pocos minutos que terminara el mitín, el Ministerio de Transporte de la Argentina anunció por orden del propio Massa que no dejará de cobrar el peaje de 1,47 dólares por tonelada.

El presidente Peña se enteró por los medios paraguayos que todo lo que le había dicho Massa en la reunión era humo, y ordenó a la Cancillería paraguaya a emitir un severo comunicado apuntando directamente contra el candidato a presidente del oficialismo, por mentirle descaradamente en la cara sin ningún tipo de escrúpulo.

“Recibimos con sorpresa y desagrado el anuncio del Ministerio de Transporte de la Argentina de mantener el cobro del peaje en la Hidrovía Paraguay-Paraná, luego de que los ministros Sergio Massa y Diego Giuliano, en una reunión con el presidente Peña en Asunción, acordaran levantar la medida”, sentenció el Ministerio de Relaciones Exteriores de Paraguay.

Las constantes idas y vueltas de Sergio Massa son moneda conocida en la vida política de Argentina, y desafortunadamente para la investidura del país las autoridades paraguayas, no tardaron mucho tiempo en notarlo.

Este episodio bochornoso para la gestión kirchnerista no hace más que dejar en evidencia la calidad de las promesas del que se constituye como el candidato por la continuidad del oficialismo.

Probablemente no le compraría un auto usado a Sergio Massa”, disparó el presidente Santiago Peña al ser consultado por el conflicto en una entrevista. “Es un impresentable“, aseveró siendo entrevistado por LN+ después del hecho.

Cabe señalar que el ministro Massa asumió la cartera de Economía en agosto del año pasado prometiendo tres ejes fundamentales: orden fiscal, reducción de la inflación y el sostenimiento del nivel de actividad. No resulta sorprendente notar que ninguna de las 3 promesas logró materializarse en la realidad.

La tasa de inflación interanual saltó del 71% al 127% entre agosto de 2022 y el mismo mes de este año (según estimaciones privadas para este último mes), el nivel de actividad entró en recesión y acumuló una caída superior al 4% en los últimos 12 meses, y las metas fiscales con el Fondo Monetario Internacional se incumplieron en los primeros dos trimestres del 2023.

Seguir Leyendo

Tendencias