Seguinos en redes

Perú

Presidente Castillo toma juramento a los nuevos Ministros de Estado

Publicado

en

El mandatario Pedro Castillo tomó juramento a ministros de seis carteras en el Gabinete Ministerial.

El presidente de la República, Pedro Castillo, tomó juramento la noche de este viernes a nuevos integrantes del Gabinete Ministerial, luego de que ratificara a Aníbal Torres como titular del Consejo de Ministros. 

En una ceremonia realizada en Palacio de Gobierno, el mandatario tomó juramento a Miguel Rodríguez como nuevo titular del Ministerio de Relaciones Exteriores, luego a Alejandro Salas, quien deja el Ministerio de Cultura para pasar al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo. 

También juró en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, Geiner Alvarado, quien fue ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento. César Paniagua ocupará su lugar en ese ministerio y fue juramentado por el mandatario.

Asimismo, el jefe de Estado tomó juramento a Kurt Burneo como nuevo ministro de Economía y a Betssy Chávez como titular del Ministerio de Cultura. 

Ratificación de Aníbal Torres

La juramentación de estos seis ministros se da luego de que el presidente Pedro Castillo ratificara como titular del Gabinete Ministerial a Aníbal Torres, quien la semana pasada anunció que ponía su cargo a disposición.

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario explicó que el titular de la Presidencia del Consejo de Ministros se comprometió a “seguir trabajando por nuestro país”.

En vísperas, el mandatario había adelantado que realizaría cambios en el Gabinete Ministerial tras el anuncio de Aníbal Torres por lo que hizo un llamado a la clase política para la conformación de este nuevo equipo.

“Convoco a los actores políticos, a la clase política, a la sociedad civil, a las organizaciones de que, a partir de hoy, voy a tomar decisiones concernientes a ver el Gabinete. Estoy seguro de que, el día de mañana, vamos a juramentar a este gabinete”, señaló ante la prensa.

Perú

Dictan 30 meses de prisión preventiva contra cuñada de Pedro Castillo, acusada de ser su testaferro

Publicado

en

El juez indicó que había sospecha grave de colusión agravada, peligro de fuga y obstrucción a la justicia de la hermana de la primera dama, Lilia Paredes.

Yenifer Paredes, cuñada del presidente Pedro Castillo, fue puesta bajo prisión preventiva por 30 meses mientras duren las investigaciones sobre su rol como testaferro del mandatario en el marco de una causa que indaga sobre lavado de dinero y organización criminal en el Gabinete de Castillo.

El juez del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional, Johnny Gómez, dictó la sentencia luego de que el fiscal Jorge García Juárez, del Equipo Especial contra la Corrupción del Poder, expusiera pruebas que acreditan que la hermana de la primera dama es millonaria, a pesar de que nunca tuvo un domicilio a su nombre que haya podido alquilar, tampoco tuvo herencias ni hijos que la hayan podido ayudar económicamente. Tampoco nunca trabajó formalmente ni tuvo servicios bancarios.

La misma sentencia recibió el alcalde de Anguía, José Medina, socio político del presidente y otro sujeto considerado como testaferro de Castillo. Ambos se enfrentan a una condena de 25 años de prisión en caso de que sean hallados culpables.

Desde ya que para encontrarlos culpables también se debe dar con el cerebro de la operación, el propio Pedro Castillo, quien está acusado en estas y en otras cuatro causas de corrupción. El comunista habría establecido una red criminal ni bien llegó al Gobierno en el Ministerio de Transporte y Comunicación (MTC) para cobrar coimas y sobreprecios en las licitaciones de obra pública.

Según el fiscal, este dinero habría sido distribuido entre sus socios, que incluye a sobrinos, secretarios y demás allegados, y su parte sería enviada a cuentas a nombre tanto de Paredes como de Medina.

Pero nada de esto ha sido probado hasta el momento. Su detención está vinculada a un riesgo certero de que en libertad, tanto la cuñada del mandatario como el alcalde anguita podrían interceder en la causa o darse a la fuga, por lo que el juez admitió arrestarlos por los 30 meses que se espera que dure el juicio.

Si bien estos 30 meses (2 años y medio) parecen mucho tiempo, cabe recordar que en Perú el presidente tiene un mandato de 5 años, y Castillo lleva tan solo un año al frente de la Casa de Pizarro. Para cuando esta investigación concluya, estimada para 2024, al comunista todavía le quedará un año y pico más de mandato, a menos que sea destituido antes por el Parlamento.

Particularmente en el caso de Paredes, la fiscalía presentó evidencias de que visitó en numerosas ocasiones a Castillo en el palacio presidencial, pero que las grabaciones de su ingreso fueron borradas por pedido expreso de ella. “La encausada podría reincidir en borrar evidencias: se cumple peligro de fuga y peligro de obstaculización de la justicia”, concluyó.

La cuñada de Castillo y el alcalde de Anguía serán trasladados a la carceleta del Poder Judicial para que luego pasen al penal Ancón II hasta que se decida en qué centro penitenciario cumplirán los 30 meses de prisión preventiva.

Seguir Leyendo

Perú

El líder terrorista etnocacerista Antauro Humala fue liberado por Castillo y podría sumarse al gobierno

Publicado

en

Tras una extensa operación judicial, el ministro de Justicia de Castillo logró que el INPE le conmutara la pena al autor del Andahuaylazo, quien fue puesto en libertad este domingo.

El Instituto Nacional Penitenciario (INPE) anunció en un comunicado que Antauro Humala, líder terrorista etnocacerista condenado a 19 años de prisión por el Andahuaylazo, salió en libertad luego de que el gobierno le conmutara un año y siete meses de su pena total.

Según la institución, la decisión está basada en lo establecido en la Ley 28.760, para las personas sentenciadas por el delito de secuestro, se deberá aplicar el cómputo de redención de un día por cada semana de trabajo o educación. Por ello, esto le ha permitido redimir su pena en un año y 7 meses cuando su sentencia debía terminar recién en 2024.

La defensa de Humala había presentado tres veces la solicitud para su libertad basándose en el concepto de redención por buen comportamiento, trabajos en la cárcel y asistencia a cursos educativos, pero el INPE siempre lo rechazó. Ahora, con el comunista Castillo en el poder, la respuesta del INPE fue en su favor.

Quién es Antauro Humala

Antauro Humala, mayor retirado del Ejército y hermano del ex presidente de extrema izquierda Ollanta Humala, organizó en 2005 el llamado “Andahuaylazo“, que dejó cuatro policías muertos, una ola de secuestros, robos y violencia en las calles de Andahuaylas, en un intento de golpe de Estado contra el presidente de aquél entonces, Alejandro Toledo.

Perú vivía el cambio de año cuando, el 1ro de enero de 2005, 160 veteranos del Ejército peruano liderados por Humala tomaron una comisaría de la ciudad andina de Andahuaylas, 430 kilómetros al sur de Lima, y anunciaron que tomarían toda la ciudad a lo largo de esa semana hasta que Toledo renunciara.

Los ataques fueron frenados por las fuerzas de seguridad, pero quedó un baño de sangre en la ciudad andina. Luego de su captura, fue sentenciado en 2009 a 25 años de reclusión por homicidio, secuestro y rebelión. En 2011, durante el gobierno de su hermano, su pena se redujo a 19 años.

El ministro de Justicia de Castillo, Félix Chero, fue el principal operador detrás de su liberación, y se cree que presionó directamente al INPE para que conmutaran su pena. En declaraciones radiales, sostuvo que la liberación de Antauro Humala era algo que es lo que “corresponde de acuerdo a ley”.

Humala es el líder del etnocacerismo, una ideología racista y extremista con pasado terrorista que reivindica el Imperio Inca y pretende que Perú sea gobernada por la raza cobriza (indígena).

Tanto durante el gobierno de su hermano como en el gobierno de Castillo, el líder terrorista colocó gente cercana a él en las listas. Previo a su liberación, a pesar de haber estado en la cárcel, mantiene una importante cuota de poder en el gobierno. Incluso se filtró el año pasado un audio desde la cárcel diciéndole a Castillo que él estaría dispuesto a manejar las Fuerzas Armadas hasta que terminara su mandato.

De todos modos, con su liberación, se especula que podría ser el candidato a presidente por la izquierda en las próximas elecciones, después del fracaso rotundo de Castillo en lograr implementar la agenda comunista que impulsó durante su campaña.

Mientras Castillo es un sindicalista que desde que llegó al poder está más interesado en robarle al Estado que en gobernar, Humala tiene un perfil mucho menos pragmático y decisivo a la hora de impulsar sus ideas extremistas, lo que lo hace mucho más peligroso.

Seguir Leyendo

Perú

Otra crisis en Perú: Renunció el Primer Ministro y Castillo deberá jurar el quinto gabinete en un año de gobierno

Publicado

en

Los casos de corrupción se apilan y los primer ministros le siguen renunciando al presidente comunista Pedro Castillo. Aníbal Torres presentó se va tras cinco meses en el cargo.

El abogado comunista Aníbal Torres presentó hoy su renuncia a la Presidencia del Consejo de Ministros, un puesto de suma importancia en Perú. En una carta publicada en sus redes sociales, indicó que se aleja del gobierno de Castillo “por razones personales” sin dar mayores detalles. 

Aprovecho esta oportunidad para agradecerle por la confianza depositada en mi persona, primero como ministro de Justicia, y luego como premier”, dijo Torres en la misiva enviada al presidente de la República.

También revela que esto marca su retiro de la política en su totalidad. “Hoy me toca regresar a las aulas universitarias junto a mis alumnos y alumnas, y retomar lo que más extrañaba: la investigación jurídica”. Con esto, Torres se convierte en el cuarto premier en dejar el cargo en medio de las investigaciones del Ministerio Público por actos de corrupción contra el gobierno.

El encargado de manejar el día a día del Poder Ejecutivo en Perú había llegado al gobierno luego del fiasco que fue la negociación de Castillo con partidos conservadores para poder formar un gobierno de unidad con Héctor Valer Pinto como primer ministro.

Pero Valer nunca llegó a presentar su Gabinete, y tuvo que dar un paso al costado por las múltiples denuncias de corrupción y de violencia doméstica que pesaban encima suyo desde antes de pactar con Castillo.

Previo a Valer, Castillo había intentado generar una coalición entre partidos de izquierda conservadora y partidos de izquierda progresista, con Mirtha Vásquez como primera ministra. Sin embargo, la congresista del Frente Amplio duró poco más de tres meses, y renunció denunciando serios casos de corrupción.

El primer Jefe de Gabinete que había tenido Castillo, Guido Bellido, salió expulsado tras dos meses al frente del Gobierno luego de que se rompiera la relación entre el presidente y su jefe político, el comunista Vladimir Cerrón.

Así, Castillo, quien lleva exactamente 1 año y 7 días en el cargo, ya pasó por cuatro primer ministros diferentes y ahora deberá jurar el quinto Gabinete, el cual necesitará de la aprobación, nuevamente, del Congreso.

A pesar de haber llegado al poder con una agenda extremista y radical de izquierda, Castillo se dedicó desde que puso pie en la Casa de Pizarro a establecer una red de corrupción con sus ministros para robar lo máximo posible del erario público.

Prácticamente no ha implementado leyes nuevas, ni presentado proyectos. Había dicho en su discurso de asunción que expulsaría a los inmigrantes ilegales del país, en su recordada advertencia de “tiene 7 días para dejar el país”, pero ya han pasado 12 meses y medio y no ha hecho absolutamente nada al respecto.

También había prometido nacionalizar el gas e instituir el Servicio Militar Obligatorio, pero no ha avanzado en nada de todo eso. Su agenda ha estado dedicada totalmente a sobrevivir los ataques del Congreso que ya intentaron tres veces destituirlo por las denuncias de corrupción.

La Fiscalía de la Nación tiene indagaciones contra Castillo por cinco causas, una más grave que la otra. En primer lugar se lo investiga por ascensos irregulares en las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, donde habría purgado oficiales de derecha y ascendido a uniformados que no deberían haber sido elevados por falta de experiencia. Se investiga también si pidió dádivas a los oficiales para ser ascendidos.

Otra causa investiga los reportados sobreprecios en la licitación de biodiesel a la empresa Heaven Petroleum Operators (HPO) de Samir Abudayeh por parte de la estatal Petroperú. También tiene un sumario abierto por obstruir las capturas de los prófugos de su gobierno: el exministro Juan Silva y su sobrino Fray Vásquez Castillo.

En otra investigación, tal vez la más avanzada y más grave, se lo investiga por establecer una red de corrupción en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, donde se creó un sistema de coimas a cambio de licitaciones. El caso más paradigmático en esta causa es el de la licitación del Puente Tarata.

Esta causa empezó por una investigación de la prensa, que descubrió imagenes captadas de las cámaras de seguridad en el domicilio particular de Castillo, donde a altas horas de la noche se reunía con empresarios y lobbistas, a quienes presuntamente les prometía contratos con el Estado a cambio de dinero.

Así denunció la empresaria Karelim López, quien fue arrestada luego de aparecer en estas filmaciones. En calidad de arrepentida, López reveló el sistema de corrupción que Castillo estableció en tiempo récord en el Estado.

Analistas en Perú aseguran que esta causa podría ser la que finalmente derribe al presidente comunista, especialmente luego de que la semana pasada, el ex secretario de la presidencia, Bruno Pacheco, se entregara a las autoridades tras cuatro meses en la clandestinidad para someterse a un proceso de colaboración en calidad de arrepentido.

Seguir Leyendo

Tendencias