Seguinos en redes

Uruguay

Máxima tensión en Uruguay: Lacalle es acusado de espiar opositores mientras una Fiscalía lo protege del caso Astesiano

Publicado

en

El ex jefe de custodios de Lacalle Pou fue implicado en una causa de espionaje internacional que podría salpicar al presidente. La oposición pide su renuncia.

La trama de corrupción y extorsiones en la Casa Presidencial de Uruguay pasó de una nota de color en programas de chimentos a uno de los casos más virales de los últimos tiempos en el país oriental.

El medio opositor La Diaria reveló que una empresa de “seguridad e investigación” con sede en Miami le encargó al exjefe de la custodia del presidente Luis Lacalle Pou, el detenido Alejandro Astesiano, que espiara y elaborara “fichas” de dos senadores del Frente Amplio, Mario Bergara y Charles Carrera.

Astesiano está preso desde septiembre luego de que lo imputaran por la falsificación de documentos para otorgarle la ciudadanía a clientes de orígen ruso. Lacalle aseguró que no tenía conocimiento de los hechos, y no intentó defenderlo cuando las autoridades se lo llevaron preso.

Sin embargo, rápidamente salió a la luz que su ex ministro del Interior, el fallecido Jorge Larrañaga, le había advertido sobre los actos criminales de su jefe de seguridad, pero Lacalle decidió ignorarlos.

La situación por el momento había sido aceptada al menos en el inconsciente colectivo como un severo caso de negligencia por parte del presidente pero nada más. Pero ahora se lo acusa a Lacalle de buscar extorsionar a sus opositores a través de su jefe de asesores.

La maniobra, según relató el diario uruguayo, estaba destinada a extorsionar a ambos legisladores para que retiren una denuncia sobre la concesión del puerto de Montevideo a la empresa belga Katoen Natie. Cinco meses después, Alejandro Astesiano habría recibido una transferencia de dinero de esa compañía, también interesada en la compra de dos patrulleros para la Armada. 

En la dirección de la empresa estadounidense figura un militar retirado uruguayo como gerente, y su nombre aparece en uno de los chats de Whatsapp (el #798) que la Policía Científica logró recuperar del celular del exjefe de la seguridad presidencial durante su investigación por la falsificación de documentos.

“Necesito todos los datos personales y vinculaciones que me puedas conseguir”, se lee en uno de los mensajes que difundió La Diaria. En la primera semana de agosto, según revela otro de los chats, Astesiano recibió una transferencia de dinero por Western Union desde la compañía ubicada en la ciudad de Boca Ratón, unos setenta kilómetros al norte de Miami.

La Diaria reveló también que entre febrero y septiembre, además, esta empresa le solicitó a Astesiano “información sobre varios asuntos vinculados a la Torre Ejecutiva, como la compra de dos patrulleros oceánicos para la Armada Nacional, la adquisición de aviones para la Fuerza Aérea Uruguaya y hasta detalles de una reunión que mantuvo en marzo el presidente Luis Lacalle Pou con el chino-canadiense Changpenz Zhao, fundador y CEO de Binance”, uno de los sitios de compraventa de criptomonedas más importantes a nivel mundial.

La empresa, llamada Vertical Skies, se presenta en su sitio web como una consultora global con más de 30 años de experiencia y operaciones en más de 50 países. Se exhibe como una compañía dedicada a los rubros de “seguridad, investigación, prevención, gestión de riesgos, negocios, inversiones, tecnología aplicada al crecimiento y rendimiento empresarial, mediante el uso de inteligencia artificial, nanotecnología y sensores operados remotamente”.

Los clientes de Vertical Skies son todos de alto perfil, y asegura trabajar activamente con firmas como Microsoft y organizaciones como las Naciones Unidas, la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos (OEA), el Ejército de Estados Unidos, Interpol, y varios gobiernos de América Latina, Europa y Medio Oriente.

Lo que se está intentando saber, y lo que la justicia sin dudas deberá determinar, es si Vertical Skies opera en nombre de Lacalle Pou, siendo una suerte de extensión de la Presidencia para espiar a sus opositores, o si tampoco tenía idea de la existencia de esta empresa y de su injerencia en su propio gobierno.

El Frente Amplio le exigió este martes al gobierno de Lacalle Pou que repudie las “prácticas mafiosas de extorsión” contra sus senadores, y sugirió la posibilidad de impulsar un impeachment contra el mandatario para que la justicia lo pueda investigar sin entrar en conflicto con su actual mandato.

Esto fue en respuesta a la decisión de la fiscal Gabriela Fossati quien no exigió incorporar los chats entre Astesiano y Lacalle en la investigación en curso sobre la organización criminal que integraba el excustodio. Esto se entendió o como un encubrimiento del mandatario o como una decisión política para no interferir con asuntos de Estado mientras Lacalle ocupa la silla presidencial.

El requisito que me indicaron desde Presidencia para hacer una entrega voluntaria del celular es que no estuvieran los mensajes del presidente con Astesiano y teniendo en cuenta su investidura me pareció totalmente razonable“, aseguró la fiscal.

Según el mandatario, a Fossati se “le ha brindado toda la información que requiere y se le va a dar todavía más, toda la que pida; hay que hacerlo”. Algo que se contradice con lo anunciado por la justicia, quien accedió a un acuerdo informal para prescindir de los chats del Presidente con su excustodio en la investigación.

“Hay que darle toda la información y que termine el caso, y que después se sepa toda la verdad. El gobierno no tiene cola de paja, nosotros no tenemos cola de paja, estamos tranquilos con lo que hicimos. Una vez más: me puedo equivocar, capaz que más de una vez -ojalá que no, por el bien de Uruguay-, ahora, ¿hacer las cosas mal, fuera de la ley? No. Entonces me parece que en este tema, como en todos, hay que ir hasta el hueso”, aseguró Lacalle.

Uruguay

Chanta del clima: Renunció el Ministro de Medio Ambiente de Lacalle tras descubrirse que falsificó su título universitario

Publicado

en

Adrián Peña sostuvo duante mucho tiempo que era licenciado de la Universidad Católica del Uruguay, pero la institución salió esta semana a desmentirlo.

Como muchos de los alarmistas del cambio climático, el ministro de Medio Ambiente de Uruguay, Adrián Peña, falsificó su título universitario y debió renunciar luego de que la verdad saliera a la luz, en un informe del medio Búsqueda que resultó ser cierto.

Peña, funcionario del Partido Colorado, formación política aliada del presidente Luis Lacalle Pou, usó su supuesta carrera universitaria para fundamentar muchas de sus opiniones sobre el medio ambiente, políticas ecologistas y la agenda verde que intentó implementar durante su mandato.

Tanto cuando fue legislador en el Parlamento uruguayo como ahora como ministro, sacó a relucir en múltiples ocasiones su título en Administración de Empresas, incluso diciendo que ser licenciado le daba conocimiento para la toma de decisiones como funcionario público.

Pero su farsa se cayó completamente esta semana. Todo comenzó a complicarse este lunes, cuando en una conferencia, el ministro dijo que era cierto que no se había egresado pero que en 2022 había obtenido el título en la Universidad Católica del Uruguay.

Sin embargo, la institución informó en la noche de ese mismo día que el ministro aún no se ha recibido. Es decir, el ministro Peña no concluyó sus estudios y no tendría el título de licenciado en Administración de Empresas, pese a que afirmó lo contrario días atrás.

Peña había asegurado tener el respaldo de Luis Lacalle Pou respecto a su “error” de haberse atribuido el título de licenciado en Administración de Empresas, pero o mintió de vuelta o el presidente le soltó la mano después del comunicado de la Universidad.

A pesar de haber renunciado a su cargo en el Ministerio, confirmó que permanecerá en su banca en el Senado, por lo que seguirá cobrando su sueldo estatal.

Cabe aclarar que Peña no necesitó legalmente su título universitario para los cargos que desempeñó, pero en una reciente nota al medio La Diaria dijo que tenía capacidad poder enfrentar la organización de un nuevo ministerio por ser licenciado en Administración de Empresas. Cuando simplemente podría haberse limitado a decir que tenía los conocimientos de haber cursado la carrera.

No es el primer escándalo que envuelve al Partido Colorado. La ex vicecanciller, Carolina Ache Batlle, tuvo que renunciar a su cargo por el escándalo del pasaporte entregado al narcotraficante uruguayo, Sebastián Marset.

Seguir Leyendo

Uruguay

Acusan a Lacalle Pou de haber mandado a espiar a su exmujer, la Primera Dama Lorena Ponce de León

Publicado

en

Esta semana se conoció una conversación del custodio presidencial Alejandro Astesiano con un jefe policial para pedirle información personal sobre Lorena Ponce de León.

En medio de uno de los escándalos más impactantes de los últimos tiempos en Uruguay, que involucra una serie de actos criminales del custodio personal del presidente Lacalle Pou, Alejandro Astesiano, ahora se le suma una denuncia por haber espiado a Lorena Ponce de León, la exmujer del presidente, tan solo dos meses después de su separación.

Esta semana, se filtró un chat difundido por periodistas de El Observador en sus redes sociales, en el que queda en evidencia que Astesiano le solicitó al subdirector ejecutivo de la Policía, Jorge Berriel, información personal sobre la primera dama.

El pedido buscaba conocer el destino de un viaje privado de “Loli”, el 4 de julio pasado, dos meses después de que el mandatario anunciara su separación. Finalmente se supo que ese viaje era a Miami. Se desconoce por qué el mandatario pidió este espionaje, y si fue la única vez que usó los servicios de inteligencia del Estado para seguir a su ex mujer; aunque por el tono utilizado en las conversaciones, no parecería serlo.

Toda la polémica conversación que mantuvo Astesiano con el subdirector ejecutivo de la Policía, Jorge Berriel, tuvo lugar entre la noche del 3 de julio y la madrugada del día siguiente, donde le pidió al jefe policial que investigara el destino del viaje de la Primera Dama.

En la mañana siguiente, Astesiano mantuvo otra conversación con el custodio de Lorena Ponce de León, quien o mintió o no sabía realmente el plan de vuelos de su objetivo. “Están aeropuerto (sic). Al parecer, por los vuelos se va a Perú”, respondió el custodio de la ex pareja del presidente..

Sí tengo todo ya”, escribió Astesiano, y a continuación dio detalles del avión que estaba tomándose la expareja de Lacalle Pou. “Sé que vos conseguís todo”, le respondió entusiasmado con muchos emojis.

En otros mensajes, se puede ver que el custodio de la Primera Dama le transmitía a Astesiano su temor a perder el empleo por ayudarlo a espiarla, pero que estaba determinado a serle leal. “A la orden y leal siempre”, lo saludó en un momento.

Astesiano, que está actualmente imputado por falsificación de documentos para otorgar pasaportes a ciudadanos rusos, una red criminal que operaba desde la Casa de Gobierno, fue indagado sobre este tema el pasado 12 de diciembre (aunque la información recién fue filtrada al público).

Ante la fiscal de Flagrancia de 12° Turno, Gabriela Fossati, Astesiano dijo que la primera dama no había informado el destino ni la fecha de su viaje y que eso preocupaba a Lacalle Pou, quien “enfrentaba una separación complicada desde lo mediático” y no quería dejar “nada librado al azar“.

En varios tramos de su declaración, Astesiano hizo hincapié en que su trabajo consistía en brindar seguridad a la familia del presidente sin tomar en cuenta si el primer mandatario estaba separado o no de la primera dama.

¿Cómo se enteró Astesiano que Ponce de León se iba de viaje en forma reservada a Miami? En su declaración en la Fiscalía, Astesiano relató que lo supo a través de uno de los custodios dedicado a la escolta de ella, pero ahora sabemos que mintió, que en realidad lo hizo a través subdirector ejecutivo de la Policía, Jorge Berriel.

Seguir Leyendo

Economía

Deflación en Uruguay: El IPC cayó un 0,3% en noviembre y la inflación interanual se redujo al 8,5%

Publicado

en

Uruguay registró deflación de precios minoristas por primera vez desde la recesión por la pandemia, pero esta vez con crecimiento económico. La inflación interanual retrocedió al 8,5% después de haber alcanzo un pico de 10% en septiembre. 

El Instituto Nacional de Estadística (INE) de Uruguay confirmó que el índice de precios minoristas registró una baja del 0,28% durante el mes de noviembre. Es el primer registro de deflación en 11 meses, luego de la caída del 0,1% observada durante el mes de diciembre del año pasado, aunque en ese momento la caída de precios se dio en un contexto recesivo.

La deflación del mes de noviembre de este año ocurre en pleno crecimiento económico, impulsada principalmente por la baja en el precio de los alimentos, entre ellos las carnes. La tasa de política monetaria del Banco Central de Uruguay (BCU) incidió además sobre la apreciación del peso en comparación al dólar, lo cual provocó un freno a la suba de precios de los productos importados.

Las tarifas de los servicios públicos registraron un clima de estabilidad que también contribuyó a apuntar la variación negativa sobre el promedio general de los precios minoristas. 

La inflación interanual cayó al 8,46% durante el mes de noviembre, mostrando así la segunda reducción consecutiva desde el máximo de 9,95% registrado en septiembre. La tasa de inflación acumulada de 12 meses ya se encuentra en un nivel más bajo con respecto al 9,16% de marzo de 2020, momento en el que asumió la presidencia Luis Lacalle Pou

La variación interanual en el precio de los alimentos alcanzó el 11,28% en comparación con noviembre de 2021, pese a la caída mensual en el nivel de precios. Aún así, se observa una clara desaceleración de 2 puntos porcentuales contra la variación interanual de septiembre. 

El derrumbe del índice de precios mayoristas es sin lugar a dudas un hecho que anticipa una disminución posterior sobre el segmento minorista. Los precios al productor registraron una caída del 0,94% en el acumulado de 12 meses de noviembre, es decir, en comparación con el mismo mes del año pasado.

Los precios del segmento mayorista registraron deflación sobre la variación interanual (ya no simplemente sobre el cambio porcentual mensual) por segundo mes consecutivo. Este segmento de precios tuvo un aumento interanual del 22,94% en marzo de 2022, 14,2% en julio, 9,73% en septiembre, y a partir de octubre las variaciones se tornaron negativas. 

La tasa de política monetaria del BCU alcanzó el 11,25% nominal anual a partir de noviembre, una cifra que se antepone a la tasa de inflación interanual y que busca producir una estabilización similar al que consiguió Brasil bajo la dirección de Bolsonaro y Campos Neto. 

La inflación todavía persiste en un umbral fuera del rango estipulado por la autoridad monetaria uruguaya, que varía de entre el 3% y el 6%. Sin embargo, la desinflación del nivel de precios constituye una noticia que empodera la reputación del banco central y lo dota de más credibilidad para poder cumplir la meta en 2023. 

Seguir Leyendo

Tendencias