Seguinos en redes

Venezuela

Ex-diputado chavista es condenado por narcotráfico y terrorismo en la Justica de EE.UU.

Esta semana la Justicia estadounidense dictó cargos legales en contra de un ex-diputado chavista, acusado de ser un importante líder de la organización terrorista Hezbollah en Venezuela y de participar en el narcotráfico con las FARC y el Cartel de los Soles.

Publicado

en

La justicia estadounidense se sumó un nuevo logro este miércoles, cuando el fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, Geoffrey Berman y el director interino de la DEA, Timothy Shea, aprobaron una condena de narco-terrorismo y otros delitos graves contra el ex-diputado chavista venezolano Adel El Zabayar.

Los delitos presentados por la justicia estadounidense oscilan desde el narco-tráfico y el narco-terrorismo hasta el uso y posesión de ametralladoras y dispositivos de destrucción. También se lo acusa de ayudar financieramente en el reclutamiento de operativos para la organizaciones terroristas de Hezbollah y Hamas y de planificar ataques contra objetivos estadounidenses.

El ex-asambleísta chavista árabe-venezolano, Adel El Zabayar

Se conoce hace tiempo que el gobierno venezolano destina cada año millones de dólares en armamento para las milicias pro-iraníes en Medio Oriente, como la milicia palestina Hamás y la líbanesa Hezbollah, pero ahora finalmente hay una condena que sostiene más fuerte que nunca el caso.

El Zabayar, de 56 años, fue un activo integrante de la organización venezolana "Cartel de los Soles", un grupo criminal conformado por militares (algunos activos, otros retirados) de alto rango de las fuerzas armadas venezolanas y de importantes líderes políticos del chavismo. Además, trabajó codo a codo con el grupo guerrillero FARC de Colombia.

Bandera de Hezbollah

Ad

El denunciante, el fiscal Geoffrey Berman, declaró que 

"El Zabayar fue parte de la profana alianza entre el gobierno, los militares y los miembros de las FARC que utilizan la violencia y la corrupción para promover sus objetivos narcoterroristas. Fue supuestamente una parte clave del aparato que conspiró para exportar literalmente toneladas de cocaína a los Estados Unidos".

Geoffrey Berman es uno de los fiscales más experimentados de la ciudad de Nueva York. Berman fue quien anunció en marzo la imputación de cargos de narcotráfico contra el dictador Nicolás Maduro y su "mano derecha", Diosdado Cabello.

Berman también investiga los casos de narcotráfico que actualmente están presentes en Nicaragua y Honduras, casos que conducen directamente a los presidentes de esas 2 naciones, Daniel Ortega en Nicaragua y Juan Orlando Hernández en Honduras.

El fiscal estadounidense Geoffrey Berman

Ad

El director interino de la DEA, Timothy Shea, mencionó públicamente que "los cargos de hoy contra Adel El Zabayar por intercambiar armas por cocaína y reclutar extremistas, demuestran aún más la corrupción dentro del régimen de Maduro." 

Ayer, el Departamento de Justicia Estadounidense publicó un informe en Twitter en dónde detalla en cuestión la relación de El Zabayar con el narcotráfico y su vinculación con el terrorismo internacional.

Según se detalla, El Zabayar es el presidente de la "Federación de Asociaciones y entidades árabes en Venezuela" y desde ahí trabaja como un importante enlace intermediario entre el gobierno venezolano y el dictador sirio Bashar Al-Assad y el régimen iraní.

Junto al actual ministro de Petróleo del régimen venezolano, Tareck El Aissami, las dos figuras del régimen son dos de los principales contactos de Irán en Venezuela, que últimamente está incrementando su participación en Venezuela a través del flujo petrolero que Irán provee a Venezuela, vital para el país caribeño.

Adel El Zabayar (a la izquierda) junto al ex-presidente venezolano, Hugo Chávez y el dictador sirio Bashar Al-Assad.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Colombia

Una historia de dictadores y terroristas: Gustavo Petro se reunió en Caracas con Nicolás Maduro y defendió las elecciones fraudulentas

Publicado

en

El ex terrorista devenido en presidente de Colombia viajó a Caracas para reunirse en persona con su jefe político, el dictador chavista de Venezuela, Nicolás Maduro.

El Palacio de Miraflores fue escenario este martes de un encuentro que no pasó desapercibido. El presidente de Colombia, Gustavo Petro, y el dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, protagonizaron una reunión en Caracas, capital del régimen castrochavista.

Se trata de la quinta reunión que mantienen en dos años, pero esta quizás fue la de mayor envergadura. El exterrorista de M-19 viajó a Venezuela en un momento clave, donde Maduro se está disputando la continuidad de su régimen en unas elecciones que está fraudulentando para legítima su poder.

El pacto entre Maduro y Petro se centró en el supuesto apoyo mutuo a la "paz y estabilidad política, social y económica" en ambos países. Sin embargo, detrás de este gesto de cordialidad se esconden una serie de críticas y especulaciones sobre la postura de la figura presidencial colombiana frente al régimen chavista.

Durante el encuentro, Petro no dudó en criticar el bloqueo que ha sufrido la oposición venezolana para inscribir sus candidaturas en las próximas elecciones presidenciales, calificándolo como un "golpe antidemocrático".

Maduro no lució sorprendido por los dichos de Petro, indicando que le había anticipado que debía repudiar las inhibiciones para no quedar mal frente al plano internacional. Sin embargo, estas críticas no se tradujeron en acciones concretas por parte del mandatario colombiano, quien expresó su compromiso con la "paz política" en Venezuela a pedido de Maduro.


Además, las declaraciones posteriores al encuentro generaron suspicacias entre quienes ven en Petro una figura demasiado complaciente con un régimen autoritario como el de Maduro.

Se han despertado una serie de interrogantes sobre la postura del mandatario colombiano frente al gobierno venezolano. Mientras algunos interpretan este gesto como una muestra de buena voluntad y disposición al diálogo, otros lo ven como una clara señal de debilidad y falta de firmeza en la defensa de los valores democráticos y los derechos humanos.

Adherido a esto, se tocaron temáticas como el conflicto palestino-israelí, en la que por supuesto reinó el antisemitismo, y tanto Maduro como Petro condenaron al Estado de Israel por defenderse de los ataques de Hamás.

Por último, se abordó el tópico Haití, y para sorpresa de nadie, primaron las tácticas resolutivas por su ausencia, y simplemente se relegaron a "valorar positivamente el accionar del CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños)".

A pesar de las "declaraciones conciliatorias y los gestos de colaboración", la realidad sobre el terreno muestra una situación muy diferente. En Venezuela, la situación política y económica continúa deteriorándose bajo el régimen autoritario de Maduro, con una creciente represión contra la oposición y una profunda crisis humanitaria que afecta a millones de venezolanos. La falta de libertades civiles y la violación sistemática de los derechos humanos son problemas que persisten sin solución a la vista.

En cuanto a Colombia, el país enfrenta desafíos internos significativos, incluyendo la persistencia de grupos armados ilegales, el narcotráfico y la corrupción. Petro ha dedicado sus primeros dos años a hacer turismo internacional y no ha hecho nada para promover la paz como había prometido en campaña.

El encuentro entre estas dos figuras en Caracas marca un antes y un después en la región, ya que Maduro se anota una victora en el plano internacional poniendo a Colombia, con todo lo que eso significa, de su lado.

Mientras tanto, los observadores en la región continúan vigilando de cerca los desarrollos en ambos países pero están lejos de hacer una oposición real a la dictadura en Venezuela y de frenar que ocurra lo mismo en Colombia.


De Agustin Ulises Ferrin, para La Derecha Diario.


Seguir Leyendo

Venezuela

La Solución Final de Maduro: El dictador de Venezuela presentó una ley para arrestar ciudadanos por "pensamientos neoliberales"

Publicado

en

Maduro presentó una peligrosa “ley contra el fascismo” que le permitirá al chavismo proscribir a la oposición, censurar las redes sociales y arrestar arbitrariamente ciudadanos como en Cuba.

El régimen comunista de Venezuela presentó este martes ante la Asamblea Nacional, la escribanía del chavismo, el “Proyecto de ley contra el fascismo, neofascismo y expresiones similares” elaborado por orden del dictador Nicolás Maduro, para terminar de completar la cubanización del país.

Con esta ley, Maduro podrá meter presa a cualquier persona que se oponga a su régimen, bajo la premisa de "pensamiento neoliberal y conservador". Si bien ha lanzado una brutal persecución de opositores en la última década, con esto podría arrestar personas arbitrariamente por su pensamiento asumido.

El documento, presentado por la vicedictadora Delcy Rodríguez, incluye cuatro capítulos 30 artículos, y establece “medios y mecanismos para preservar la convivencia pacífica, la tranquilidad pública, el ejercicio democrático de la voluntad popular, el reconocimiento de la diversidad, la tolerancia y el respeto recíproco, frente a agresiones de orden fascista”.

En Venezuela hasta el momento se perseguían a líderes opositores pero no a ciudadanos que se opongan al régimen, como sí ocurre en Cuba. Sin embargo, con esta legislación, entre las “medidas de protección contra el fascismo”, se encuentra la prohibición de “la difusión de mensajes que hagan apología o promuevan la violencia como método de acción política”, por lo que cualquier persona que difunda ideas de la oposición podría ir preso.

El proyecto de ley también establece la creación de una comisión contra el fascismo y de una red internacional de agrupaciones, movimientos e instituciones comprometidas en la lucha contra esta doctrina.

Como es de esperar en estos regímenes con tendencias soviéticas, se utiliza la etiqueta de "fascista" para categorizar todas las ideas de personas o movimientos distintos al socialismo marxista leninista. Por lo que el liberalismo, libertarianismo, nacionalismo y conservadurismo caen en la volteada.

En el artículo 4 del proyecto de ley se prohíbe el pensamiento “neoliberal” y “conservador” en todo el país. En el artículo 9 se propone la censura total de las redes sociales para quienes dañen la imagen del “gobierno”. En el artículo 12 se prohíben todo tipo de reuniones y manifestaciones pacíficas contra el gobierno.

Entre los artículos 14 y 17 se habla de la disolución de la sociedad civil, mediante la prohibición de fundaciones, think tanks y partidos politicos que el régimen considere como “fascistas”. En el artículo 18 se crea una alta comisión contra el “fascismo”, dirigida por militantes chavistas para juzgar a la oposición.

Toda persona que incumpla alguno de los 30 artículos propuestos por la dictadura tendrá una pena de 6 a 12 años de prisión. Es probablemente una de las leyes más brutales presentadas en toda la historia de Sudamérica, y pone a la par al país con las leyes del comunismo castrista.

Seguir Leyendo

Argentina

Crisis internacional: Maduro no deja entrar a los gendarmes argentinos que envió Milei para cuidar la Embajada en Caracas

Publicado

en

Ocho gendarmes de élite iban a ingresar a Caracas para cuidar a la Embajada argentina en Venezuela, pero el régimen chavista bloqueó el ingreso, violando la Convención de Viena.

El dictador chavista Nicolás Maduro prohibió el ingreso de los gendarmes argentinos que el gobierno de Javier Milei tenía previsto volar anoche desde Buenos Aires a Caracas para proteger a la Embajada en Venezuela, donde actualmente se encuentran seis opositores perseguidos por el régimen socialista.

“La Gendarmería no viajó porque el gobierno de Maduro decidió que no los iba a dejar entrar”, dijo la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, a la prensa. "Ahora, la responsabilidad total y absoluta está en manos de las fuerzas policiales de Venezuela. Espero que nada suceda, pero si sucede, ellos serán responsables", sentenció.

Cabe aclarar que es un procedimiento estándar para el Gobierno argentino enviar gendarmes a una embajada en capitales sensibles. De hecho, por muchos años hubo un equipo de Gendarmería cuidando la Embajada en Caracas hasta que en 2021, Alberto Fernández los quitó del país en un "buen gesto" al régimen de Maduro.

La situación en Venezuela

Maduro ha cumplido su mandato en Venezuela y este año le toca nuevamente renovar la presidencia de facto que mantiene sobre el país. En un acuerdo sin precedentes con el gobierno de Biden prometió llevar a cabo elecciones libres a cambio de una quita de sanciones por parte de los Estados Unidos.

Los llamados "Acuerdos de Barbados" duraron los meses que hubo entre la firma y la convocatoria a elecciones. Ni bien la oposición eligió de candidata a la liberal María Corina Machado, el régimen chavista la inhabilitó.

La oposición puso en su lugar a Corina Yoris, quien ya estaba habilitada para competir de una elección anterior, pero Maduro hizo otra jugada y deshabilitó la inscripción de la CNE en las horas previas a que venza el plazo.

En ese contexto, Pedro Urruchurtu, Magallí Meda, Humberto Villalobos, Claudia Macero, Omar González y un sexto dirigente de la Plataforma Unitaria Democrática (PUD) cuyo nombre aún no trascendió, ingresaron a la Embajada argentina en Caracas, luego de que Maduro ordenara su arresto po sus vínculos a Corina Machado.

Esto generó la furia de Maduro, y cuando comprobó que los opositores eran hospedados por la Argentina, un grupo de tareas de la inteligencia bolivariana arrancó los cables de electricidad de la residencia diplomática, dejando sin luz al edificio de la Embajada.

Milei emitió un comunicado ratificando su condena al régimen de Maduro e hizo responsable al chavismo de la seguridad de los seis opositores refugiados en la Embajada argentina. En este contexto, Bullrich decidió enviar 8 gendarmes que tenían que salir ayer hacia Caracas en dos tandas distintas antes que concluyera el fin de Semana Santa.

El bloqueo por parte de Maduro viola todo el articulo 22 de la Convención de Viena y le da el pie a Diana Mondino, canciller argentina, a llevar al dictador venezolano nuevamente a las cortes internacionales.

Además, queda por resolver si los seis opositores quieren pedir asilo a la Argentina para obtener un salvoconducto y escapar de Venezuela, o por el contrario, definen permanecer como huéspedes en la residencia diplomática.

Seguir Leyendo

Tendencias