Seguinos en redes

Israel

El nuevo gobierno israelí le ofreció un millón de vacunas a la Autoridad Palestina pero fueron rechazadas

Publicado

en

Luego de recibir 100.000 vacunas Pfizer de Israel, el Primer Ministro de la Autoridad Palestina lanzó insultos y anunció el rechazo del acuerdo con el nuevo gobierno israelí, que preveía el envío de 1,2 millones de dosis.

Este viernes, el nuevo gobierno de Israel había llegado a un acuerdo con la Autoridad Palestina para entregarles1,2 millones de vacunas para la población palestina, que llegarían de a 100.000 por envío, en 12 viajes.

Sin embargo, tan solo un día después de recibir el primer paquete, Mohammad Shtayye, el Primer Ministro de la Autoridad Palestina, rechazó desagradecidamente la donación y lanzó nuevos ataques contra el gobierno israelí en una conferencia de prensa.

Shtayye dijo falsamente que las vacunas estaban vencidas y que ese era el motivo por el que las estaban devolviendo. Sin embargo, el gobierno israelí mostró que las vacunas, no vencen hasta finales del mes de julio; por lo que los palestinos tendrían la oportunidad de aplicar más de un millón de dosis en 1 mes y medio. Una posibilidad con las que muchos países desearían contar.

En un primer momento, la dirigencia palestina dijo que no podría vacunar a 1,2 millones de personas en 40 días, pero cuando el Estado judío le ofreció voluntarios para aplicar las vacunas y equipos médicos para tratar a los que no llegaran a vacunar, la Autoridad Palestina salió a decir que las vacunas directamente ya estaban vencidas. Con su operativo de vacunación, Israel llegó a vacunar 1 millón de personas por día.

La razón para este rechazo no tiene nada que ver con la fecha de vencimiento de las vacunas. La realidad es que la Autoridad Palestina, que está controlada por el partido Fatah, está a punto de ir a elecciones en Cisjordania y la Franja de Gaza, donde el grupo terrorista Hamás lidera ampliamente en las encuestas, y cualquier acercamiento a los israelíes sería visto como un signo de debilidad.

El actual líder palestino Mahmud Abás sabe que si va a elecciones en estos momentos perdería el control de la Autoridad Palestina a Ismail Haniyeh, el líder político de Hamás.

En mayo, para demostrarle a su base electoral que ellos también pelean contra el Estado israelí, iniciaron una serie de ataques contra la población judía en Judea y Samaria, lo cual escaló en conflictos alrededor de la mezquita de Al-Aqsa, y desencadenó la guerra entre Israel y Hamás en Gaza. Cuando Fatah ataca a los judíos, Hamás debe hacer lo mismo pero con diez veces más intensidad.

Así es como los líderes egoístas palestinos someten a su población a un infierno todos los días, desde siempre cerrándose a toda propuesta que venga de su “enemigo”. 

Mientras tanto ellos, muy hipócritamente, se mantienen lejos del sufrimiento de su población. Por ejemplo, Abás y todos sus funcionarios se vacunaron en marzo, con vacunas de Rusia (Sputnik V), Estados Unidos (Pfizer Moderna), e Inglaterra (AstraZeneca), todas donadas desde el exterior.

Mahmud Abás, siendo vacunado en marzo.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Israel

Nueva ola de atentados en Israel: Terroristas musulmanes dejan un baño de sangre con tres ataques en 7 días

Publicado

en

El jihadismo no da respiro. Tras los brutales ataques durante Ramadán, los grupos terroristas palestinos lanzan una nueva ola de atentados contra civiles israelíes.

Luego de la ola de atentados de abril por Ramadán, que dejó un saldo de 15 israelíes asesinados, las autoridades del gobierno esperaban un periodo de paz, pero el jihadismo islámico sigue más brutal y sangriento que nunca.

En los últimos 7 días, 3 atentados cometidos por terroristas palestinos han vuelto a poner al país en vilo, mientras el gobierno de Naftali Bennett, que está al borde de quebrarse y llamar elecciones anticipadas, atraviesa un momento de crisis.

El primero de esta última semana ocurrió en Elad, en el centro de Israel, el pasado 5 de mayo. El ataque dejó tres ciudadanos israelíes asesinados y cuatro heridos, y testigos en la escena del crimen de esta ciudad de mayoría judía ultraortodoxa vieron al menos a dos asaltantes, uno con un arma de fuego y otro con un hacha o cuchillo grande.

El ataque coincidió con la celebración del Día de la Independencia de Israel. Las autoridades han pedido a los habitantes de Elad que permanezcan en sus casas mientras se normaliza la situación.

Tres días después, el pasado 8 de mayo, un palestino empezó a atacar a los transeúntes en Jerusalén con un cuchillo hasta que fue abatido por las fuerzas de seguridad. Una sola persona resultó herida de gravedad, un policía fronterizo de 24 años.

El ataque ocurrió cerca de la Puerta de Damasco, en la Ciudad Vieja. El terrorista, identificado como un residente de Ramalá, a cargo de la Autoridad Palestina, y de tan solo 19 años, no murió tras ser impactado por no menos de 5 balas. Fue evacuado al Centro Médico Hadassah Mount Scopus y se encuentra en estado grave, pero vivo.

Por último, este domingo por la noche, un terrorista árabe fue asesinado por la policía fronteriza cuando intentaba infiltrarse en la ciudad de Tekoa, en el área de Gush Etzion, al sur de Jerusalén.

El terrorista trepaba una valla frente a la casa de un miembro del equipo de respuesta rápida de la ciudad. El residente vio al terrorista y le ordenó que se detuviera. Después de que el terrorista lo ignoró, el residente abrió fuego y mató al terrorista.

Las fuerzas de seguridad israelíes fueron enviadas a Tekoa y lanzaron un barrido de seguridad en el área circundante, en busca de cualquier otro terrorista potencialmente involucrado en la infiltración abortada.

Los funcionarios locales han pedido a los residentes que permanezcan en sus casas hasta que las fuerzas de seguridad hayan verificado que se ha eliminado la amenaza. Tras los ataques, Israel permanece en estado de alarma y estima que los ataques no van a parar en el corto plazo.

Seguir Leyendo

Israel

Gaza lanzó un cohete contra Israel, el primero en 4 meses, mientras suben las tensiones por el Ramadán

Publicado

en

Se rumorea un ataque masivo como el del año pasado en los últimos días del Ramadán, mientras una ola de terrorismo islamista azota Israel.

Los terroristas palestinos en Gaza dispararon un cohete contra el sur de Israel por primera vez en cuatro meses este lunes, en una escalada preocupante mientras suben las tensiones por el Ramadán.

En los últimos días, en pleno Pésaj para los judíos (15 a 23 de abril) y Ramadán para los musulmanes (1ro de abril al 1ro de mayo), hubo enfrentamientos en el Monte del Templo de Jerusalén y una ola de ataques islamistas en otros lugares del país, que han dejado más de una decena de muertos y cientos de heridos.

El gobierno israelí dijo que interceptó el cohete con el Domo de Hierro y por el momento no se han reportado víctimas o daños. Israel responsabiliza al grupo terrorista Hamás, que gobierna Gaza, por este proyectil.

La respuesta de las Fuerzas de Defensa Israelí (IDF, por sus siglas en inglés) no tardó en llegar. El ejército israelí atacó varios objetivos en la Franja de Gaza después de la medianoche del martes (hora local), entre ellos un sitio conocido por ser utilizado por los terroristas palestinos para fabricar armas y cohetes.

Los medios afiliados a Hamás informaron que los ataques aéreos israelíes se dirigieron a un sitio operado por facciones palestinas al oeste de Khan Younis, en el sur de la Franja de Gaza.

El portavoz de Hamás, Hazem Qassem, trató de minimizar los ataques: “el bombardeo sionista de algunos sitios vacíos es un intento fallido de evitar que nuestro pueblo palestino defienda la ciudad de Jerusalén”. Todos los reportes indican que estos sitios se encontraban llenos de armas y municiones, aunque no había personas a estas horas.

El ataque habría provenido de la Yihad Islámica, otro grupo que opera en la Franja de Gaza, y no particularmente de Hamás. Sin embargo, Hamás tiene suficiente control del enclave como para que ningún grupo dispararía contra Israel sin la aprobación previa del grupo gobernante.

Tras el lanzamiento de cohetes, el primer ministro Naftali Bennett, el ministro de Defensa Benny Gantz y el jefe militar Aviv Kohavi celebraron una reunión para discutir una posible respuesta, según informes de medios locales.

El gobierno israelí teme una repetición del ataque masivo del año pasado en vísperas del Año Nuevo gregoriano, especialmente en los últimos días del Ramadán, que finaliza el 1ro de mayo.

El ataque se produjo en medio de una nueva escalada de las tensiones entre israelíes y palestinos, luego de enfrentamientos y violencia en la Ciudad Vieja de Jerusalén, una serie de ataques terroristas palestinos mortales y una intensificación de la actividad de las FDI contra los grupos terroristas en Cisjordania.

Benjamín Netanyahu, actualmente líder de la oposición, recordó que estos ataques los hacen los grupos terroristas que controlan la Franja de Gaza porque el actual gobierno evoca debilidad con sus actos.

Debe formarse inmediatamente un gobierno fuerte de derecha que restaure la paz y la seguridad a los ciudadanos de Israel“, publicó en Twitter junto a un video de los hechos.

El líder del Likud recientemente operó para que dos parlamentarios del partido de Bennett renuncien a la coalición de gobierno y formen su propio bloque opositor. Esto deja al oficialismo sin los 61 votos necesarios para mantener la mayoría, y el gobierno “anti-Netanyahu”, que junta partidos de izquierda y de derecha, caerá en noviembre cuando se tenga que votar el presupuesto para 2023.

Durante los 15 años de gobierno de Netanyahu, los ataques desde la Franja de Gaza fueron los más bajos desde que Ariel Sharon evacuó el enclave y lo dejó a merced del terrorismo palestino. Este es un dato que el ex primer ministro no para de repetir y se lo echa en cara al gobierno cada vez que habla en el Parlamento.

Seguir Leyendo

Israel

Nuevo atentado terrorista yihadista en Israel deja 3 muertos: El cuarto en dos semanas

Publicado

en

Este jueves hubo un nuevo atentado terrorista en Israel que dejó un saldo de 3 muertos y más de una decena de heridos. En tan solo dos semanas, casi 15 ciudadanos israelíes han fallecido a manos de terroristas islámicos.

Este jueves 6 de abril Israel fue víctima de otro ataque terrorista, el cuarto en las últimas dos semanas, parte de la reciente oleada de atentados cometidos por musulmanes radicales, generalmente palestinos, y miembros de ISIS. En el ataque, cometido con arma de fuego, murieron 3 personas y decenas fueron heridas.

La zona del atentado en esta ocasión fue una popular zona de bares en Tel Aviv, a la que suelen concurrir jóvenes. Dos víctimas eran amigos de la infancia que vivían juntos como compañeros de cuarto, y que fueron a tomar una cerveza después de una jornada laboral. El tercer fallecido es un padre de familia, con tres hijos, que supo representar a Israel en la disciplina de Kayak en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y Londres 2012.

Pero lo extraño de este ataque es que a diferencia de los anteriores, el terrorista, no parece ser miembro de ISIS. El atacante fue identificado como Raed Hazem, un palestino de 28 años que reside en Judea y Samaria. Hazem fue abatido horas después por las Fuerzas de Defensa.

Se presume que Hazem era partidario de Fatah, el partido político que gobierna actualmente la Autoridad Nacional Palestina, que rige Judea y Samaria. Originalmente concebido como una organización terrorista, Fatah se ha convertido más en un movimiento político que en una agrupación violenta, aunque siguen habiendo terroristas que cometen atentados en su nombre.

De todas formas, Hamás, que controla la Franja de Gaza, también declaró su visto bueno y reivindicó el ataque, ya que contó con el “asesinato de judíos“. Hamás, que surgió como la rama palestina de la Hermandad Musulmana egipcia, terminó llevándose a todos los palestinos más radicales de Fatah.

Es el primer atentado en esta ola de ataques que se presume ser por el Ramadán, del cual no se tiene evidencia que haya sido efectuado por ISIS. El autoproclamado Estado Islámico nunca había hecho ataques significativos en Israel hasta la fecha, y las tres masacres registradas la última semana implicó un preocupante giro de eventos.

Tras los hechos, este viernes el primer ministro Naftali Bennett declaró que le daba a las fuerzas de seguridad “libertad de acción total para derrotar al terror”.

Desde el 22 de marzo, fecha del primer atentado terrorista de esta nueva ola sangrienta desatada por musulmanes radicales, 14 ciudadanos israelíes han fallecido, además de los 9 atacantes.

No hay indicios de que estos ataques vayan a parar hasta por lo menos el 1ro de mayo, cuando termina en Ramadán. Mientras Bennett está con un pie afuera del gobierno tras perder la mayoría en el Parlamento, tiene que enfrentar una de las peores oleadas de ataques yihadistas en años.

Seguir Leyendo

Tendencias