Seguinos en redes

Siria

Israel atacó el aeropuerto de Alepo como un mensaje a Irán y Siria lo califica como “crimen de guerra”

Publicado

en

A pesar de haber utilizado armas químicas contra su propia población, el gobierno de Al-Assad calificó el ataque como un crímen de guerra.

El pasado martes, Israel lanzó un ataque desde el mar Mediterráneo contra el aeropuerto internacional de Alepo, ciudad del norte de Siria, según informó la agencia de noticias SANA.

El ataque no causó muertes ni heridos civiles. Hubo tres militares que murieron en el ataque y otros cinco resultaron heridos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Gran Bretaña.

Además, Israel destruyó completamente varios aviones y dejó inutilizable la rampa de despegue. Aunque el aeropuerto es utilizado por civiles, medios israelíes informaron que el gobierno había descubierto que albergaba aviones militares.

El ataque es una advertencia al gobierno de Bashar al-Assad pero especialmente, al régimen iraní, ya que Alepo se ha convertido en la principal sede de Teherán en Siria. Según reportó Israel, golpeó un almacén en el complejo del aeropuerto que pertenece a combatientes respaldados por Irán.

El ataque es una advertencia para Irán en la medida en que busca demostrar que Tel Aviv continuará resistiendo la imposición de la nueva dinámica política del acuerdo nuclear a pesar de Washington”, dijo Sami Hamdi, el analista político árabe-británico a Al-Jazeera.

También es “una advertencia a al-Assad de que habrá consecuencias para la infraestructura de Siria si se utiliza para facilitar el afianzamiento anticipado del alcance de Irán que se espera que provoque el acuerdo nuclear”, concluyó.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Siria emitió un comunicado el miércoles en el que consideraba que los ataques aéreos israelíes “sistemáticos” contra infraestructura civil eran un “crimen de guerra” en los términos del derecho internacional.

“Los repetidos ataques israelíes, especialmente los ataques sistemáticos y deliberados contra bienes civiles en Siria, el último de los cuales fue ayer contra el Aeropuerto Internacional de Alepo, son un crimen de agresión y de guerra, según la Ley internacional, e Israel debe rendir cuentas por ello“, publicó el Ministerio sirio en Twitter.

Las autoridades de ocupación israelí, con esta peligrosa escalada, amenazan una vez más la paz y la seguridad de la región y ponen en peligro y aterrorizan las vidas de los civiles, además de amenazar la seguridad de la aviación civil en Siria“, se lee en el comunicado.

Asimismo, señaló que “Siria ejercerá su legítimo derecho a defender su territorio y su pueblo con todos los medios necesarios y garantizará la rendición de cuentas de las autoridades israelíes por estos crímenes“.

Según el gobierno, las defensas sirias habrían logrado interceptar algunos de los misiles israelíes, pero no los seis que fueron lanzados. Según medios estatales sirios, la pista fue puesta inmediatamente fuera de servicio debido al daño generado por los misiles.

Se trata del segundo ataque lanzado por Israel contra el aeropuerto de Alepo en la última semana, ya que se había reportado un ataque israelí con misiles llevado a cabo el 31 de agosto, que si bien dejó un cráter, no la puso fuera de servicio. El ataque “destruyó por completo la estación de navegación con su equipo“, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Siria la semana pasada.

Las denuncias de “crímenes de guerra” son bastante irónicas proviniendo de Siria. Recordemos que el actual gobierno, con Bashar al-Asad a la cabeza desde hace más de 20 años, ha sido acusado internacionalmente de cometer crímenes de guerra y utilizar armas químicas contra su propia población durante la guerra civil que comenzó luego de las revueltas que se dieron en 2011 producto del advenimiento de la Primavera Árabe.

En conjunto, investigadores de la Organización de Provisión de Armas Químicas (OPAQ) e investigadores designados de las Naciones Unidas, se encontraron restos de armas químicas en territorio sirio, y se comprobó que las mismas habían sido utilizadas por el mismo gobierno de al-Assad, información que fue presentada ante el Consejo de Seguridad.


De Santiago Vera García, para La Derecha Diario.

Siria

Estados Unidos eliminó al líder de ISIS en Siria con un ataque de drones un día antes que Biden visitara la región

Publicado

en

El líder de la facción del Estado Islámico en Siria, Maher Al-Agal, fue eliminado en una operación aérea con drones, horas antes del arribo de Biden en Israel.

El Pentágono de los Estados Unidos comunicó este martes la eliminación del líder la estructura de ISIS en Siria, quien fue impactado por un misil mientras conducía una motocicleta en las cercanías a Jindires, gobernación de Aleppo.

Maher Al-Agal era considerado uno de los cuatro líderes más importantes del Estado Islámico, por debajo del líder supremo, Abu al-Hasan al-Qurashi, y los líderes de Irak y Libia, Abu al-Jaheishi y Abdul al-Najdi.

El líder terrorista sirio estaba con su segundo al mando, quien también fue impactado y quedó gravemente herido, pero se desconoce si murió luego.

El teniente coronel Dave Eastburn, portavoz del Comando Central del Pentágono, dio a conocer la noticia y afirmó que la operación aérea de precisión fue llevada a cabo con drones.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos confirmó la noticia e incluso dio a conocer que Al-Agal, de quien había poca información disponible, también era el gobernador de las zonas controladas por ISIS en la región del Levante, y permanecía escondido en la zona siria ocupada por Turquía.

Este ataque marca un cambio de paradigma en dirigencia del ISIS, y por primera vez la organización terrorista parecería quedarse sin un líder claro. Según las autoridades turcas, que han estado redoblado sus esfuerzos anti-terroristas en la región, arrestaron a Al-Qurashi, líder supremo de los salafistas, el pasado 26 de mayo, y ahora se encuentra en una prisión de máxima seguridad en Istanbul.

Al mismo tiempo, Al-Najdi, líder de Libia, fue eliminado supuestamente por las tropas del Ejército Nacional Libio, la facción de las Fuerzas Armadas que responden al general Jalifa Haftar, en la guerra civil libia.

El gobierno de Joe Biden viene llevando a cabo importantes acciones anti-terroristas en Siria en las últimas semanas. El caso conocido más reciente se dio el mes pasado, cuando un alto líder de ISIS e importante fabricante de bombas fue capturado en una redada por militares estadounidenses.

La noticia fue dada a conocer apenas unas horas antes de la visita del presidente a Medio Oriente, con Israel como primer destino. Luego, acudirá a Judea y Samaria, territorio controlado en mayor parte por la Autoridad Nacional Palestina, para finalmente dirigirse a Arabia Saudita.

Se cree que estas medidas enérgicas de los últimos dos meses tienen que ver con esta visita, y el Pentágono quería darle un golpe de gracia a ISIS antes de que el máximo mandatario llegara a la región. También es destacable el giro de Turquía, que se ha convertido en el principal adversario de ISIS en Siria, luego de que Rusia girara su atención a Ucrania.

Seguir Leyendo

Siria

Volvieron los demócratas, volvió ISIS: En medio de la ola terrorista en Israel, ISIS ataca a civiles kurdos en Siria

Publicado

en

Una de las células del Estado Islámico se reactivó en Siria para atacar el campamento de refugiados de Al-Hol controlado por las Fuerzas Democráticas Sirias.

Una célula del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) llevó a cabo un ataque en el campamento de refugiados ubicado en Al-Hol, al noreste del país, en medio de los atentados que han tenido a Israel como objetivo principal. El campamento está controlado por las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF, por sus siglas en inglés), dirigidas por los kurdos, enemigos del fundamentalismo islámico.

Violentos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad responsables del campamento y las células de ISIS” estallaron el lunes por la noche, dijo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

La agencia de noticias kurda Hawar informó que los enfrentamientos duraron tres horas luego de que una célula de ISIS atacara a miembros de las Fuerzas Asayish de las SDF. Según la agencia, los atacantes habrían usado rifles kalashnikovs, pistolas y granadas propulsadas por cohetes.

El Monitor de guerra aseguró que 3 personas, incluido un niño, perdieron la vida en el ataque. Además, agregó que un miembro de ISIS también fue asesinado, ascendiendo a 4 la cantidad de víctimas fatales. Por su parte, el OSDH agregó que otras 4 mujeres y 6 niños, al menos, resultaron heridos.

Al parecer, los atacantes del ISIS se escondían entre sus familiares que se encuentran viviendo en el campamento.

Volvieron los demócratas, volvió ISIS

Entre 2017 y 2018, la coalición de países que dirigía Estados Unidos en Medio Oriente derrotó al Estado Islámico y destruyó la gran mayoría de las células terroristas de ISIS en la región.

Durante su presidencia, Trump echó al fundamentalismo islámico salafista de Irak y de Siria, con la ayuda de Rusia, y las células de ISIS se replegaron al norte de África, donde al día de hoy se mantienen más fuertes.

Sin embargo, la vuelta de Joe Biden al poder ha marcado nuevamente el ascenso de ISIS en Medio Oriente, con más brutalidad en sus ataques que nunca. Durante la retirada de tropas de Afganistán, la filial de ISIS en Afganistán realizó uno de los ataques más brutales de la historia contra Estados Unidos, asesinando a 13 soldados e hiriendo a más de 80 personas.

Ahora, los jihadistas también están inaugurando ataques en Israel, algo que poco habían hecho durante su expansión territorial la década pasada. ISIS nació en 2011 con la Primavera Árabe, en pleno gobierno de Obama y Biden. Trump los erradicó en 2017 y ahora en 2022, con Biden, hacen su regreso.

ISIS en el kurdistán sirio

Al Hol es el campamento de refugiados y desplazados más grande de Siria. Alberga alrededor de 56.00 personas de decenas de países. Entre ellos, es posible contabilizar unos 10.000 extranjeros, incluidas las esposas y los hijos de los combatientes extranjeros de ISIS que están detenidos en un anexo del campamento de alta seguridad custodiado por las mismas fuerzas kurdas.

Entre diciembre de 2018 y marzo de 2019, se produjo un flujo masivo de personas al campamento provenientes de la zona de Baguz, el último bastión del Estado Islámico en Siria, abatido por las fuerzas estadounidenses y kurdas en 2019. El desmantelamiento del bastión en Baguz acabó definitivamente con el califato que la organización había proclamado en junio de 2014.

Desde entonces, los combatientes restantes de ISIS han pasado a la clandestinidad en el desierto sirio, cerca de la frontera con Irak, y ahora se han sentido envalentonados para volver a lanzar ataques desde allí.

Las SDF advirtieron la semana pasada que la falta de apoyo internacional corría el riesgo de dar lugar a un resurgimiento de ISIS. Por esto, han pedido en repetidas ocasiones a los países occidentales que repatrien a sus ciudadanos retenidos en el noreste de Siria, pero la mayoría se ha negado a hacerlo por temor a una reacción política interna.

Al respecto, la ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, ha asegurado que su gobierno ha repatriado 10 mujeres y 27 niños de uno de los campos de desplazados y refugiados ubicados en el norte de Siria, en lo que calificó como una “operación extremadamente difícil”.

Los 27 niños son, al fin y al cabo, víctimas de ISIS, y tienen derecho a un futuro mejor lejos de su ideología mortífera, y también a vivir en seguridad, como desearíamos para nuestros propios hijos”, dijo Baerbock, y agregó que “las madres deben rendir cuentas por sus acciones”.

Seguir Leyendo

Siria

Nuevo atentado terrorista de ISIS acaba con la vida de más de 15 soldados sirios

Publicado

en

Este domingo 6 de marzo un brutal atentado marcó la vuelta de las operaciones de ISIS en Siria, después de varios meses sin ataques grandes.

Tal vez aprovechándose que Rusia, principal garante de seguridad en Siria, está distraída en Ucrania, el Estado Islámico en Siria (ISIS) anunció su regreso a actividades con un brutal ataque producido en las cercanías de la ciudad de Palmira.

El atentado se cobró 15 bajas confirmadas y posiblemente varias más, aún no confirmadas, de soldados de las Fuerzas Armadas de Siria, que responden directamente a Bashar al-Assad. Muchos más resultaron gravemente heridos.

Con armas bastante avanzadas, ISIS realizó este domingo 6 de marzo una emboscada a un convoy militar sirio que salía de la ciudad. El combate fue corto y tomó a los soldados por sorpresa, y los terroristas lograron una apabullante victoria.

La ciudad de Palmira, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, fue capturada por la organización terrorista en 2015, pleno pico de la guerra civil. Desde ese entonces, llevaron a cabo múltiples ejecuciones públicas, saquearon las riquezas económicas y explotaron monumentos históricos.

Sin embargo, en marzo de 2016, la ciudad fue recuperada en favor del régimen de Bashar Al-Assad, con un contingente militar liderado por Rusia.

No obstante, Palmira volvió a caer en manos del ISIS en diciembre de ese mismo año, hasta que fue recapturada definitivamente en enero de 2017 por las fuerzas gubernamentales, nuevamente con ayuda de Rusia.

Desde entonces, tropas sirias patrullan las calles de la ciudad constantemente, y también cuentan con apoyo ruso, aunque este soporte es cada vez menor, especialmente desde que su atención fue puesta en Europa.

Desde principios del 2022, 61 soldados afines al régimen de Bashar Al-Assad o pertenecientes a milicias pro iraníes activas en el país han perdido la vida a causa de atentados llevados a cabo por ISIS, aunque este fue el ataque más grande (en magnitud del ataque y cantidad de bajas) de la organización yihadista en por lo menos dos años.

A pesar de que se declaró la victoria sobre la entidad en 2019, acabando con el último bastión oficial que los fundamentalistas islámicos sostenían en Siria, ISIS continúa lanzando ataques por medio de “células durmientes” escondidas en el amplísimo desierto sirio, que se extiende desde las afueras de Damasco, capital del país, hasta la frontera con Irak, al este.

El pacto al que había llegado el ex presidente Donald Trump con su homólogo ruso Vladimir Putin era que los rusos no interferían en Ucrania mientras que los estadounidenses le dejaban Siria a Rusia. Un entendimiento que duró desde 2017 y 2021, y se cayó completamente cuando Joe Biden llegó a la Casa Blanca.

Ahora, no solo hay conflicto en Ucrania por el avance ilegal de Rusia sobre el territorio ucraniano, si no que vuelve el caos a Siria, mientras Biden aprueba nuevos envíos de tropas a suelo sirio, con más de 900 uniformados, cazas y tanques en el país.

Seguir Leyendo

Tendencias