Seguinos en redes

Canadá

Canadá: Camioneros llevan casi un mes de paro en protesta por el pase sanitario de Justin Trudeau

Publicado

en

La manifestación llamada Freedom Convoy 2022 lleva casi un mes en las rutas del país y convergerá en Ottawa el sábado para la protesta contra los mandatos de vacunación más grande desde que comenzó la pandemia.

Decenas de miles de camioneros en Canadá están de paro protestando por los mandatos de vacunas que el gobierno de Justin Trudeau anunció para los trabajadores del sector, con un convoy masivo que está a punto de romper récords mundiales de convocatoria. 

Tiene 70 km de largo”, dijo al Toronto Sun el portavoz del Freedom Convoy 2022, Benjamin Dichter. He visto imágenes desde un avión. Es impresionante“. El Guinness World Records muestra que el convoy más largo registrado hasta la fecha tuvo lugar en Egipto en 2020, con casi 8 kilómetros de largo. Éste ya lo habría superado extensamente.

En total se calculan que 50.000 camioneros canadienses participan del paro, además de por lo menos otros 10.000 estadounidenses que cruzaron la frontera para apoyar la causa.

Si bien los camioneros mantienen el paro desde principios de mes, el Freedom Convoy partió de Vancouver hacia Ottawa el domingo y hará allí una masiva protesta por los mandatos de vacunación del gobierno federal para los camioneros transfronterizos, que entraron en vigencia el 15 de enero.

La Canadian Trucking Alliance estima que aproximadamente el 15% de los camioneros en el país no están completamente vacunados, unos 16.000 camioneros que deberán ser desafectados antes de fin de mes.

El convoy se puede ver desde prácticamente todo el sur del país, y cualquiera que cruce la frontera con Estados Unidos entre Vancouver y Ontario en estos días verá a los miles de camiones parados al lado de las rutas con carteles y música de protesta.

Este sábado todos los camiones entrarán a las calles de Ottawa, donde cortarán el tránsito de la ciudad y protestarán por varias horas contra el gobierno de Trudeau.

La respuesta del gobierno

El primer ministro canadiense, el izquierdista Justin Trudeau, quien a pesar de estar triplemente vacunado y de ir con barbijo a todos lados se habría contagiado de Covid este jueves, dijo que los participantes de la protesta son una “pequeña minoría marginal que se dirige a Ottawa y tiene puntos de vista inaceptables en este país”.

Lo que estamos escuchando de algunas personas asociadas con este convoy es completamente inaceptable”, continuó.

Por su parte, el líder del Partido Conservador Erin O’Toole se niega a decir si apoya el convoy, pero sus parlamentarios no tienen tales reparos: al menos cuatro, incluido el exlíder del partido Andrew Scheer, han tuiteado su apoyo incondicional a los camioneros.

Canadá ha tenido algunas de las restricciones por coronavirus más estrictas del mundoOntario cerró a principios de este mes y solo reabrirá los comedores de sus restaurantes, gimnasios y salas de cine a fines de mes, y para los que estén triplemente vacunados. 

Las vacunas se hicieron obligatorias en los lugares de trabajo y recreación en todo el país por el gobierno federal a fines del año pasado, y el primer ministro de Quebec anunció planes este mes para introducir un impuesto a los residentes de la provincia que no se vacunen.

Otras personalidades han expresado su apoyo a la protesta de los camioneros. Uno de ellos Elon Musk, el excéntrico empresario estadounidense actualmente la persona más rica del mundo, tuiteó: “Los camioneros de Canadá son lo mejor que hay“.

Miles de personas también acompañan a los camioneros, haciendo manfiestaciones cerca de las rutas donde se ubica el convoy. Los saludan cuando pasan por sus ciudades y los reciben entre aplausos y banderas rojiblancas.

“Trabajé durante años para llevar bienes y servicios, como papel higiénico a todos los lugares del país. Pasamos sin duchas, sin baños, sin comida, a veces moríamos de hambre durante días y días en el camino, y nadie se preocupaba por nosotros entonces, y ahora por el virus, de repente, les importa nuestra salud“, dijo una camionera que participa del paro de nombre Bridgette Belton, propietaria y operadora de su propia plataforma que transporta productos alimenticios y contenedores entre Canadá y Estados Unidos.

La protesta inició autoconvocada, pero rápidamente distintos grupos tomaron la posta en su organización, principalmente Canada Unity, un grupo que se opone a las medidas relacionadas con el COVID-19.

Sus organizadores quieren que el primer ministro Justin Trudeau y su gobierno eliminen el mandato de vacunación para los camioneros que cruzan la frontera entre Canadá y Estados Unidos, y para todos los canadienses.

Hasta el 26 de enero, se han donado casi 5,4 millones de dólares canadienses a la recaudación de fondos para el llamado Freedom Convoy, pero los fondos están actualmente congelados por la empresa GoFundMe, que asegura estar verificando cómo se distribuirá el dinero si lo aprueban, dijo un portavoz de la plataforma de financiación colectiva.

La descripción de GoFundMe dice que las donaciones se destinarán a combustible y posiblemente a alimentos y alojamiento “para ayudar a aliviar la presión de esta ardua tarea”, de lo que se encargará de administrar Canada Unity, algo bastante simple y que no debería presentar mayores problemas para la empresa, que sufre presiones del gobierno canadiense para dejar sin fondos a la protesta.

Canadá

El derechista Pierre Poilievre gana la interna y se convierte en el nuevo líder del Partido Conservador de Canadá

Publicado

en

Derrotando a los candidatos más moderados por un amplio margen, el derechista libertario pro-Trump y fanático del Bitcoin es la nueva esperanza para los conservadores canadienses.

Recibiendo un abrumador apoyo del 68% de los afiliados, el diputado por la provincia de Ontario Pierre Poilievre se convirtió en el nuevo líder del Partido Conservador de Canadá y buscará derrotar en las próximas elecciones federales al actual Primer Ministro, el progresista de extrema izquierda Justin Trudeau.

Tras una campaña de más de 7 meses donde realizó unos 80 eventos y atrajo a cientos de miles de simpatizantes, Poilievre, un derechista con ideas libertarias de 43 años, se impuso decisivamente al centrista Jean Charest, ex líder del Partido Liberal de Quebec, que solo obtuvo el 16% de los votos, y a los socioconservadores Leslyn Lewis y Roman Barber.

Considerado como la nueva joven estrella del conservadurismo canadiense, Poilievre basó su campaña en su deseo de transformar a Canadá en “la nación más libre del planeta”, adoptando las criptomonedas como una moneda de curso legal para quitarle poder a los banqueros y políticos.

Notablemente, el joven político fue uno de los pocos líderes del conservadurismo local que apoyó al “Freedom Convoy, la protesta encabezada por camioneros canadienses contra las medidas sanitarias dictatoriales impuestas por Trudeau que paralizaron al país el pasado mes de abril.

Su plataforma política también incluye propuestas como recortar el gasto público, achicar el déficit fiscal, eliminar el impuesto al carbón, derogar todos los mandatos de vacunación inconstitucionales ordenados por Trudeau y despedir al actual presidente del Banco de Canadá, responsable de la peor inflación de la historia del país.

El empuje final a la campaña de Poilievre vino de parte de su mentor Stephen Harper, considerado como la máxima figura del conservadurismo canadiense moderno ya fue el primer y único miembro del Partido Conservador en ocupar el cargo de Primer Ministro desde 2006 hasta la victoria de la coalición liberal encabezada por Trudeau en 2015. Harper ha expresado su afinidad por Trump y en Canadá lo han apodado “el primer Trump”.

Tras su victoria en la noche del sábado pasado, el nuevo líder del partido subió al escenario para celebrar la victoria, brindar un discurso de unidad e indicar que el trabajo de atraer votantes para destronar al gobierno de Trudeau en los próximos años ya ha comenzado.

La popularidad que Polievre ostenta es abrumadora. El video de lanzamiento de su campaña ya ha acumulado casi 5 millones de reproducciones y desde que anunció su campaña para convertirse en nuevo líder el año pasado ya se han afiliado más de 312.000 personas al Partido Conservador.

El año pasado, el Partido Conservador, de la mano del centrista moderado Erin O’Toole, volvió a perder las elecciones federales, lo que permitió que la coalición de Trudeau permanezca en el poder por un tiempo más.

Tras años de una política de moderación y un discurso centrista, los conservadores canadienses parecen haber cambiado finalmente el tono político con Poilievre como su principal figura y buscan volver a conectarse con su base de votantes y con el harperismo.

Seguir Leyendo

Canadá

Trudeau lanza una “Policía Climática” que podrá allanar propiedades sin orden judicial para frenar “contaminaciones”

Publicado

en

El gobierno progresista está instalando arsenales de armas, salas de interrogatorio y equipos de inteligencia en el nuevo edificio del Ministerio de Medio Ambiente.

Por orden de Justin Trudeau, el Ministerio de Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá (MECCC) está construyendo una nueva instalación en Winnipeg que albergará un arsenal de armas de fuego, salas de interrogatorio, laboratorios biológicos, “salas silenciosas controladas” e instalaciones de monitoreo e inteligencia.

El gobierno solamente explicó que habrá “expansiones en las capacidades de la cartera de Medio Ambiente“, pero esta semana los planos de la construcción fueron filtrados por el medio The Counter Signal, donde se ven las distintas áreas que se están construyendo.

Al final del pasillo de las salas de “almacenamiento de armas de fuego” que figuran en los planos hay varias salas relacionadas a operaciones de seguridad.

Planos publicados por The Counter Signal del nuevo edificio del MECCC en Winnipeg.

Si bien todavía no hay confirmación oficial, hay un anuncio publicado recientemente en indeed.com, donde el Ministerio dice estar buscando reclutar un batallón de “Oficiales Contra la Contaminación Climática”, una unidad dentro de la fríamente llamada “Dirección de Cumplimiento Ambiental”.

Según fuentes consultadas por The Counter Signal, esta “Policía Climática” irá contra las empresas que emitan demasiado carbono o los productores agropecuarios usan demasiado fertilizante, y tendrán los mismos poderes que la policía que depende del Ministerio de Seguridad Pública.

Todo esto será avalado por la Ley de Evaluación de Impacto (IAA, por sus siglas en inglés), que fue aprobada silenciosamente en los últimos días gracias a la mayoría que Trudeau mantiene en el Parlamento. La IAA impone severas regulaciones climáticas para la emisión de gases de efecto invernadero.

Sin embargo, en su letra chica, la IAA crea el cargo de “Oficiales de Ejecución” ministeriales, en todas las carteras, y les da amplios poderes de policía. Hasta ahora, poco se ha explicado sobre el tema, y varios parlamentarios conservadores están pidiendo al gobierno que convoque una sesión del Legislativo para explicar lo que acaban de aprobar.

Entre otras cosas, la IAA faculta a los agentes del Ministerio de Cambio Climático a ingresar a las instalaciones sin una orden judicial para “verificar el cumplimiento o prevenir el incumplimiento de la Ley”, una legislación que para muchos viola los derechos de privacidad tanto de las personas como de las empresas.

La Policía Climática de Trudeau puede ingresar sin orden de un juez a cualquier lugar donde se crea que se está afectando el medio ambiente para tomar fotografías, acceder a sistemas informáticos y dispositivos de comunicación, y “ordenar a cualquier persona que ponga en funcionamiento o deje de operar cualquier maquinaria, vehículo o equipo en el lugar”. La Policía Climática también puede prohibir el acceso a la ubicación por completo.

No parece ser una coincidencia que este arsenal de la Policía Climática se esté colocando en Winnipeg, el corazón de la producción agrícola en Canadá. El gobierno de Trudeau había dicho a principios de año que buscaría facultar a la policía para que verifique que se cumpla la reducción del uso de fertilizantes en las granjas canadienses en un 30%, algo que ahora tratará de hacer con esta nueva fuerza del MECCC.

Esta política ha sido ampliamente criticada por los agricultores e incluso por los gobiernos provinciales en las provincias occidentales, y los opositores dicen que paralizará el suministro de alimentos.

Esta misma semana, agentes del MECCC fueran acusados ​​de invadir terrenos privados en Saskatchewan para recolectar muestras de nitrógeno, el objetivo más reciente de la agenda de cambio climático de Trudeau.

Según los terratenientes que confrontaron a los agentes federales que invadían sus tierras, les dijeron que el propósito de su presencia allí era analizar el agua en las piraguas de los agricultores para medir los niveles de nitrato.

Algunos observadores han dicho que hay motivos para sospechar que estas acciones son los primeros pasos para replicar los ataques a los agricultores que han provocado disturbios generalizados en Holanda y en otras partes de Europa.

Seguir Leyendo

Canadá

Trudeau le declara la guerra a los fertilizantes y Canadá sigue los pasos que llevaron al colapso de Sri Lanka

Publicado

en

La agenda extremista del gobierno de Sri Lanka pretendía forzar la transición ecológica en 10 años, y generó desabastecimiento, hambruna y un apagón energético. Ahora Trudeau quiere intentar lo mismo.

El primer ministro Justin Trudeau anunció un mega-plan para reducir las emisiones de óxido nitroso, un subproducto de los fertilizantes a base de nitrógeno, en un 30 por ciento durante los próximos ocho años, según informó en conferencia de prensa.

La medida es parte de un paquete de medidas para luchar contra el cambio climático, que el Gobierno canadiense está intentando consensuar con los sectores involucrados, sin embargo los agricultores no quedaron conformes con los planes de reducción de la emisión de fertilizantes.

El Gobierno federal intenta imponer la reducción de las emisiones de óxido nitroso de los fertilizantes diciendo que es un gas de efecto invernadero que contribuye al cambio climático, pero los agricultores explican que la reducción de las emisiones no se puede realizar sin disminuir el uso de fertilizantes.

Varios gobiernos provinciales y organizaciones de agricultores han solicitado que las reducciones de emisiones de fertilizantes se midan por la cantidad de alimentos que se producen versus la cantidad de fertilizante utilizados. Pero Trudeau exige una reducción absoluta de las emisiones.

La locura ecologista del gobierno de Trudeau podría llevar a que caiga la producción alimentos, como ocurrió recientemente en Sri Lanka, el país asiático que aplicó las mismas medidas contra los fertilizantes y cayó en la hambruna más grande de su historia.

Aparentemente, el gobierno de Trudeau ha dejado de atacar la industria del petróleo y el gas y ha puesto su mirada en los agricultores de Saskatchewan”, dijo el ministro de Agricultura de Saskatchewan, David Marit.

Según el experto en política medioambiental Bjorn Lomborg, “las investigaciones demuestran de forma concluyente que la agricultura ecológica produce menos alimentos por hectárea que la convencional. Además, la agricultura ecológica obliga a los agricultores a rotar la tierra fuera de la producción para destinarla a pastos, barbecho o cultivos de cobertura, lo que reduce su eficacia”.

Los desarrollos ecológicos producen entre una cuarta parte y la mitad de alimentos que la agricultura convencional, basada en la ciencia”, aseguró. Esto quiere decir que podría caer la producción de alimentos en Canadá de hasta un 75%.

Los efectos ecológicos y económicos de un cambio hacia la agricultura orgánica pueden ser desastrosos. El profesor Lomborg agrega: “los agricultores ecológicos necesitarían mucha más tierra para alimentar al mismo número de personas que hoy, posiblemente casi el doble de superficie. Dado que la agricultura utiliza el 40% de la tierra libre de hielo, el cambio a lo orgánico significaría la destrucción de grandes franjas de la naturaleza para una producción menos eficaz“.

El caso de Sri Lanka

El presidente Gotabaya Rajapaksa llegaba al poder en el año 2019, heredando una economía que llevaba cinco años de crecimiento sin interrupción y a tasas superiores al 3% anual. Rajapaksa proponía una agenda socialista para Sri Lanka, marcada por el ecologismo y la transición en un lapso de solo 10 añospero solo en tres la economía demostró no poder soportar las medidas y terminó por colapsar.

Las medidas ecologistas extremistas disminuyeron la contaminación, pero a cambio llevaron a Sri Lanka a la crisis económica y humanitaria más dramática de su historia. Las medidas provocaron un tenso clima social marcado por el desabastecimiento generalizado, la hambruna y el apagón energético en todo el país.

Para cumplir con sus extravagantes promesas electorales, Rajapaksa decretó la prohibición total de la importación y/o el uso de fertilizantes sintéticos en todo el país. También se prohibieron todo tipo de pesticidas naturales, siguiendo con un lineamiento ecologista y fundamentalista.

Las medidas constituyeron un verdadero suicidio económico. Estudios de largo plazo estiman que entre el 30% y el 50% de la productividad agrícola moderna se debe exclusivamente al empleo intensivo de fertilizantes. En algunos cultivos particulares, como el caso de la floricultura y la Hidroponía, el uso de fertilizantes representa casi el 100% de la ganancia de productividad en los métodos modernos.

Seguir Leyendo

Tendencias