Seguinos en redes

Estados Unidos

En plena crisis energética, Biden echa a su asesora climática y la reemplaza por el infame John Podesta

Publicado

en

La asesora climática de Biden, Gina McCarthy, deja la Casa Blanca, y su puesto será reemplazado por dos personas: su vice, Ali Zaidi, y el ex jefe de campaña de los Clinton, John Podesta.

A pesar de que su equipo de comunicación evita hablar de los altos precios de la energía y trata de mostrar que todo está bien, internamente en la Casa Blanca están disconformes con las decisiones tomadas en el último año y medio que llevaron a la peor crisis energética en 50 años.

Desde el día que asumió Biden, designó a Gina McCarthy como Asesora Presidencial para la Energía Limpia, quien lideró la guerra contra el fracking y promovió un decreto que firmó Biden a principios del 2021 frenando todos los nuevos pozos no convencionales de petróleo.

Fue McCarthy quien asesoró a Biden para que cancelara el oleoducto Key Stone XL y en otra oportunidad para que prohibiera la explotación maritima de nuevos yacimientos. El plan demócrata consistía en reemplazar toda la energía barata que sería producida con estos combustibles por energías renovables.

Sin embargo, y a pesar de los avisos de la oposición, las energías renovables actualmente no tienen la eficiencia ni la magnitud para hacer frente con costos razonables la demanda de energía de los Estados Unidos. Por lo que la política fue un fracaso, los precios de la energía se dispararon y el país actualmente importa gran parte de su consumo interno.

Los estados que menos hicieron la transición verde que pidió McCarthy están logrando sobrevivir la crisis, pero estados como California anunciaron la semana pasada apagones voluntarios para ahorrar energía, incluso pidiéndole a su población que no carguen sus autos eléctricos para no presionar la débil matriz energética californiana.

Es por eso que este lunes Biden le pidió la renuncia a McCarthy, quien lideraba el Consejo de Energía Limpia e Innovación Verde. Pero lo verdaderamente extraño es el reemplazo que eligió: el infame John Podesta, quien se encargará de implementar las políticas climáticas mientras que el abogado Ali Zaidi quedará al frente del Consejo.

Podesta tiene una larga carrera política y es una de las principales figuras del Partido Demócrata. Fue Jefe de Gabinete de Bill Clinton, luego asesor presidencial de Barack Obama y dirigió la fracasada campaña de Hillary Clinton. Pero muchos lo recordarán por sus vinculos a Jeffrey Epstein y sus denuncias por participar en su red de pedofilia.

El nombre de Podesta empezó a aparecer en los medios no por su rol en la estrategia de campaña de los Clinton, si no por aparecer en los comprometedores correos privados de Hillary, aquellos que había guardado ilegalmente en un servidor privado cuando era funcionaria y que borró cuando se le pidió que los entregara, no sin antes ser hackeada (aparentemente por Rusia) y ellos publicados en WikiLeaks.

En estos e-mails, Podesta está constantemente hablando en código, refiriéndose a pizzas de queso, algo que lamentablemente se ha convertido en los últimos años en una jerga común para hablar de “pornografía infantil“, ya que en inglés tienen las mismas iniciales (“cheese pizza”/”child pornography”), según explica el periodista Luke Andrews para el Daily Mail.

Con frases como “trae las pizzas de queso más jóvenes que tengas“, estos correos dieron mucho de que hablar en la campaña del 2016, que finalmente resultó en la victoria de Donald Trump, quien lanzó una investigación de la red de pedofilia más grande del mundo, la del donante demócrata Jeffrey Epstein.

El nombre de Podesta volvió a viralizarse cuando apareció en la lista de pasajeros del avión Lolita Express, con el que Epstein llevaba a sus clientes a su isla privada donde prostituía a menores de edad.

Por mucho tiempo no se sabía si la lista era real, pero en 2020 fue aceptado como evidencia bajo el rótulo de Evidencia GX52 en la causa contra su mujer, Ghislaine Maxwell, quien fue finalmente condenada a 20 años de prisión.

El pequeño anotador que fue reconocido por Juan Alessi, empleado de la mansión del pedófilo en Palm Beach, Florida, donde aparecen nombres de las mujeres que la red secuestró y sometió por años, pero también están, los nombres de algunos clientes, entre quienes aparece el infame Podesta.

Después de semejante escrache público, muchos pensaron que Podesta, a sus 73 años, bajaría el perfil y se retiraría de la vida pública, pero ocurrió todo lo contrario. Ahora el acusado de pedófilo liderará las políticas públicas verdes de Biden.

El “Libro Negro de Epstein”, como fue incluido en la causa contra Ghislaine Maxwell

Estados Unidos

Condenan por fraude electoral a un exdiputado demócrata: Se declaró culpable de cometer fraude en múltiples elecciones en los últimos 30 años

Publicado

en

Michael Ozzie Myers, un exdiputado que se desempeñaba como puntero demócrata, se declaró culpable de manejar un esquema de fraude electoral destinado a ayudar a sus candidatos. Irá a la cárcel.

Un exdiputado demócrata que actuaba como puntero en el estado de Pensilvania, más precisamente en el área de Filadelfia, se declaró culpable esta semana de cometer fraude electoral en favor del Partido Demócrata por los últimos 30 años y fue sentenciado a 2 años y medio de prisión por este delito.

De acuerdo al comunicado del FBI, Michael “Ozzie” Myers, de 79 años, se declaró culpable de conspirar para votar ilegalmente en una elección federal, falsificación de registros de votación, soborno, obstrucción de la justicia y de orquestar un esquema de fraude electoral para favorecer a candidatos de su partido en el estado de Pensilvania durante múltiples elecciones en las últimas tres décadas.

El expediente de la causa detalla que Myers sobornó al entonces juez electoral de Filadelfia, Domenick J. Demuro, para que arregle las votaciones favoreciendo a sus candidatos. Myers también confesó una conspiración para cometer fraude electoral con la ex juez electoral Marie Beren, quien ya se había declarado culpable en octubre de 2021 en la misma causa.

Aprovechándose de su estatus de magistrado, los jueces entraban a revisar el lugar de votación mientras se encontraba desocupado y se dedicaban a ingresar a las máquinas que cuentan los votos para así modificar los números en favor de los candidatos demócratas de Myers, en otra muestra de lo fácil que es arreglar las elecciones en los Estados Unidos, algo que viene denunciando Donald Trump hace años. 

Los favorecidos por este esquema eran candidatos patrocinados por el Partido Demócrata que se presentaban para cargos judiciales electos cuyos equipos de campañas habían contratado a Myers para que oficie como puntero y recolector de boletas electorales. Otros candidatos del Partido Demócrata que se presentaban a diversos cargos electivos federales, estatales y locales también fueron beneficiados bajo este esquema. 

El ahora condenado puntero político solicitaba pagos a sus clientes en forma de dinero en efectivo o cheques en concepto de “honorarios de consultoría” y luego utilizaba parte de estos fondos para pagar a los funcionarios electorales que se encargaban de manipular los resultados de las elecciones.

El prontuario de Myers es extenso y data de décadas atras. Ya en 1980, cuando era miembro de la Cámara de Representantes y era considerado como un referente demócrata en Pensilvania, fue uno de los funcionarios condenados en la operación Abscam del FBI, centrada en investigar la corrupción pública que ocurría en el Congreso.

El entonces diputado fue sentenciado a tres años de prisión y una multa pecuniaria por aceptar un soborno de 50.000 dólares, además de ser inhabilitado de por vida para volver a ejercer un cargo público. En ese momento, los diputados federales votaron para expulsarlo inmediatamente del Congreso Nacional, poniendo fin a su carrera política ese mismo año.

La causa fue investigada por el FBI, con la ayuda de la Policía Estatal de Pensilvania y fiscales federales nominados por el gobierno de Biden, que trabajaron para reducir su condena. Si bien Myers fue condenado por delitos que beneficiaban a funcionarios locales en años anteriores, curiosamente su participación en las elecciones presidenciales del 2020 como puntero demócrata para ayudar a Biden no fue investigada por el FBI.

Mientras se critica al expresidente Trump por denunciar este mismo tipo de fraude en las elecciones, la Casa Blanca de Biden admite tácitamente con esta condena que el fraude electoral está más vigente que nunca en el país, y que uno de los principales punteros políticos de su partido se encargó de perpetrarlo por décadas.


Seguir Leyendo

Economía

La economía de Estados Unidos cayó un 0,6% en el segundo trimestre del año y se profundiza la recesión

Publicado

en

La más reciente revisión para la evolución del PBI de la economía más importante del mundo sugiere una segunda caída consecutiva en el segundo trimestre del año. La actividad mensual repuntó desde mayo, pero sigue por detrás del nivel que tenía en octubre de 2021. 

El Departamento de Comercio de los Estados Unidos confirmó que la economía cayó un 0,6% en el segundo trimestre del año, después de ajustar la revisión con respecto al 0,9% previsto anteriormente. 

El pequeño cambio en la revisión se produjo a partir de la persistencia en el gasto real del consumo privado, y a la mayor demanda final por bienes y servicios producidos dentro de Estados Unidos (excluyendo importaciones). 

En contraposición, la actividad económica se ve negativamente afectada por la caída de las exportaciones en términos reales y la desaceleración de la acumulación de stock de inventarios, que se traduce en última instancia en un menor nivel de inversión

Tras haber registrado una caída de la actividad económica por dos trimestres consecutivos, se entra así en el terreno de una recesión formal, ya que en los primeros 3 meses de 2022 se observó una reversión del 1,6%. La recesión es impulsada actualmente por la caída en la oferta agregada de la economía, y no por la demanda como ocurre habitualmente. 

Si bien los principales indicadores mensuales de alta frecuencia no evidencian caídas pronunciadas, se observó una fuerte desaceleración en el gasto real de los consumidores y una caída del ingreso disponible neto de impuestos y transferencias

La ligera expansión del consumo sólo pudo ser sostenida a partir de un mayor nivel de endeudamiento privado, compensando así la caída en el poder adquisitivo de los ingresos. El salario real en Estados Unidos acumuló una contracción del 4% desde que Joe Biden se hizo cargo de la presidencia

La actividad económica registró un leve repunte del 0,64% entre abril y julio, según las series estadísticas de la firma IHS Markit. Sin embargo, la economía estadounidense acumula una caída del 0,25% desde octubre del año pasado, por lo que lleva 9 meses sin registrar crecimiento genuino

Cabe destacar que la tasa de política monetaria sobre los bonos emitidos por la FED a corto plazo promedió sólo el 0,45% nominal anual entre enero y junio de 2022, y finalizó este último mes en el 1,21%. 

Para septiembre la tasa de la FED superó el 3% anual, y se estima que seguirá subiendo hasta fin de año. A diferencia de lo que ocurrió en el primer semestre, esta vez el endurecimiento de la política monetaria tendrá un fuerte impacto negativo sobre el nivel de actividad. 

PBI mensual de Estados Unidos entre 2017 y 2022.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Trump se ofrece a mediar para conseguir la paz entre Rusia y Ucrania luego del sabotaje a los gasoductos Nord Stream

Publicado

en

En su red social, Trump llamó a la paz para terminar con la guerra y se ofreció a negociarla personalmente, mientras la Casa Blanca de Biden continua apuntando a la escalada militar.

Tras las fugas causadas por un sabotaje en los gasoductos Nord Stream 1 y 2 este mares, que despertó el enojo de Putin y el Kremlin acusó a Estados Unidos de estar detrás, lo cual sería una escalada de tensiones, el expresidente Donald Trump se ofreció como mediador para negociar un acuerdo de paz que pondría fin a la guerra entre Rusia y Ucrania, respaldándose en su amplia experencia consiguiendo este tipo de acuerdos, como ya lo hizo en Afganistán, Siria, la península arábiga, Sudán, Kosovo, y entre las Coreas.

En su cuenta de Truth Social, la red social de su compañía, el exmandatario escribió que la explosión en los gasoductos rusos puede conducir a una “gran escalada” en la guerra que Putin mantiene con Ucrania, además de posibles conflictos militares con Estados Unidos y Europa, por lo que le aconsejó a los líderes estadounidenses permanecer “frescos, tranquilos y secos” en este momento.

“Este es un grave hecho que no debería implicar una gran solución, al menos no todavía”, escribió Trump, llamando a ambas potencias a que no se precipiten a tomar represalias. “La catástrofe de la guerra NUNCA debería haber ocurrido, y definitivamente no habría ocurrido si yo fuera presidente. No empeore las cosas con la explosión. Sé estratégico, sé inteligente, logre un acuerdo de paz AHORA MISMO”, le pidió a Biden.

Trump finalizó su comunicado afirmando lo necesario que es llegar a este acuerdo de paz, a tal punto que “todo el mundo está en riesgo” si no se logra uno próximamente, señalando que “ambos lados lo necesitan y lo quieren” y hasta ofreciéndose él mismo para dirigir las negociaciones.

Según lo que se entiende por la publicación de Trump, las fugas ocurrieron por un acto de sabotaje ejecutado por los Estados Unidos con sus socios europeos, una hipótesis que viene cobrando fuerza en las últimas horas, especialmente luego de un tweet del ex ministro de Defensa y ex canciller de Polonia, Radosław Sikorski, quien actualmente ejerce como eurodiputado en el Parlamento Europeo y dirige la Oficina de Coordinación entre Estados Unidos y el órgano legislativo de la Unión Europea.

Gracias, Estados Unidos“, tuiteó, con la foto que se viralizó ayer de la masiva filtración de gas del Nord Stream 2. Lo cual expandió con otro comentario: “Por cierto, no hay escasez de capacidad de gasoductos para llevar gas desde Rusia a Europa occidental, incluida Alemania. La única lógica de Nordstream era que Putin pudiera chantajear o hacer la guerra en Europa del Este con impunidad“.

Otro indicio de que Estados Unidos pudo estar detrás del ataque, además de las acusaciones directas del Kremlin, son unas declaraciones del presidente Joe Biden en febrero, pocos días antes que empiece la invasión rusa en Ucrania.

Biden prometió en conferencia de prensa que su gobierno “acabaría con Nord Stream 2” y, al ser consultado por una periodista sobre como lo haría ya que el proyecto se encontraba bajo la dirección de Alemania, Biden solo se limitó a prometerle que “serían capaces de hacerlo”.

Las declaraciones de Biden fueron compartidas luego del ataque por su ideóloga en política exterior, la globalista Victoria Nuland, conocida durante el gobierno de Obama como una “amante de la guerra” y una funcionaria obsesionada con las intervenciones militares en otros países.

Conociendo los funcionarios con los que Biden se rodea y su obsesión con la guerra, Trump advirtió de lo cerca que la humanidad se encuentra de una Tercera Guerra Mundial donde “podrían pasar todas las cosas horribles que están ocurriendo en Ucrania” a nivel global.

“Creo que estamos en el momento más peligroso quizás en, en muchos, muchos años, tal vez nunca, debido al poder de la energía nuclear”, comentó ayer Trump en el podcast de John Catsimatidis.

Al ser consultada por la prensa sobre la propuesta de mediación de Trump para alcanzar la paz entre ambas partes, la Casa Blanca desestimó la iniciativa, afirmando de que “no estaban tomando en este momento solicitudes de mediación de terceras partes“, aunque claramente deberían, ya que el conflicto lleva 7 meses sin solución.

Expertos suecos y daneses que visitaron el lugar descartaron que las fugas se hayan producido de manera accidental, concluyendo de que las mismas fueron el resultado de explosiones causadas por un acto deliberado. La destrucción de los Nord Stream le quita a Rusia una de sus principales herramientas de negociación para la paz.

A pedido de Rusia, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reunirá el jueves de esta semana para discutir los daños causados a los gasoductos Nord Stream. Hasta el momento, el Kremlin no ha descartado una contestación militar por parte de Rusia, aunque no especificó a qué objetivo, si en Ucrania o si podría ser en un país de la Unión Europea o la propia Estados Unidos.

Seguir Leyendo

Tendencias