Seguinos en redes

Estados Unidos

La ex mujer de Jeffrey Epstein, condenada a 20 años por reclutar menores para su marido, asegura que "no se suicidó, lo mataron"

Publicado

en

La recultadora de la red de pedofilia de Epstein está tras las rejas en los EE.UU. por traficar niñas durante más de una década para que su marido y otras figuras pudieran abusar de ellas.

En una entrevista para una emisora británica, Ghislaine Maxwell, la principal reclutadora y ex mujer de Jeffrey Epstein, dijo desde la prisión donde está cumpliendo una sentencia de 20 años que el jefe de la red de pedofilia de más alto perfil del mundo "no se suicidó", si no que "lo mataron".

La versión oficial es que Epstein, quien enfrentaba cargos por tráfico y explotación con fines sexuales de niñas menores de edad, se suicidó en su celda en una cárcel de Nueva York en agosto del 2019.

La autopsia concluyó que se suicidó por ahorcamiento con las sábanas de su cama, pero toda la situación alrededor de su muerte generó fuertes sospechas de que no se había quitado su propia vida. Para empezar, las cámaras que apuntaban a su celda 24 horas se rompieron y dejaron de grabar justo en las horas donde se habría suicidado. Según el reporte policial, había 4 cámaras apuntando a su celda, y todas dejaron de grabar al mismo tiempo.

Además, el guardia que lo vigilaba 24 horas faltó ese día a su trabajo, y por alguna razón que la prisión todavía no ha podido explicar, no se asignó ningún reemplazo. Tampoco la persona encargada de llevarle comida lo hizo esa noche.

Por último, las sábanas con las que supuestamente se ahorcó son de una tela preparada especialmente para que no pueda ser utilizada para quitarse la vida, ya que Epstein estaba bajo vigilancia de suicidio.

Si bien nunca se le dio entidad en la justicia a las denuncias de que había sido asesinado, el entonces presidente Donald Trump despidió de su cargo al fiscal del Distrito Sur de Nueva York, Geoffrey Berman, encargado de procesar a Epstein y velar por su seguridad.

Ahora, Ghislaine Maxwell dio tal vez la confirmación más fuerte que se tiene hasta ahora de que no se suicidó, cargando con una fuerte influencia, siendo ella su ex mujer y principal asociada en la red de pedofilia.

"Creo que fue asesinado", dijo en la serie de entrevistas en la cárcel transmitidas por TalkTV de Gran Bretaña. "Me sorprendió la noticia. Luego me pregunté cómo había sucedido", agregó, y citó un patólogo forense contratado por el hermano de Epstein que tras analizar el caso dijo que la evidencia sugería que había sido asesinado, argumentando que las múltiples fracturas encontradas en su cuello eran "muy inusuales para un suicidio con sábanas".

El Departamento de Justicia de EE. UU. llevó a cabo una investigación de años sobre cómo Epstein pudo ahorcarse dentro del Centro Correccional Metropolitano de Nueva York, pero no ha publicado ninguna conclusión todavía, en una indagación que lleva casi 3 años.

Recientemente, dos guardias penitenciarios en servicio que debían haber estado cerca de su celda admitieron haber falsificado registros relacionados con la noche en que murió y fueron procesados. Sin embargo, los fiscales federales desestimaron los cargos a fines de 2021 y solo les ordenaron completar un trabajo de servicio comunitario como parte de un acuerdo legal con la fiscalía.

Ghislaine, hija del difunto magnate de la prensa británica Robert Maxwell, está encarcelada en una penitenciaría de Florida después de su condena y sentencia de 20 años por ayudar a Epstein a abusar sexualmente de niñas.

‘Cierre’ para las víctimas de Epstein

Maxwell, quien está en proceso de apelación a su condena de 2021, insistió en que ahora lamenta haber conocido a Epstein, y agregó que no sabía que "él era tan horrible" cuando se conocieron y comenzaron una relación a fines de la década de 1990.

Los fiscales estadounidenses demostraron con éxito durante el juicio de alto perfil de Maxwell en Nueva York que ella era "la clave" de su plan para reclutar jóvenes mujeres a quienes contrataba para que le dieran masajes a Jeffrey Epstein, pero todas eran llevadas a la isla privada del neoyorquino donde él y otras personas abusarían sexualmente de ellas.

Expresó su simpatía por las víctimas durante una declaración en la corte y dijo que "lamentaba el dolor que experimentaron", pero culpó a Epstein de todo. Lamentablemente, Maxwell optó por no disculparse con las víctimas durante su entrevista con TalkTV cuando el periodista le dio la oportunidad.

Epstein ha muerto y deberían tomar su decepción y enojarse con las autoridades que permitieron que eso sucediera”, respondió. “Espero que tengan algún cierre a través del proceso judicial que se llevó a cabo", dijo, y agregó: "Y les deseo… que puedan tener una vida productiva y buena en el futuro".

Ghislaine Maxwell besa la mejilla de Jeffrey Epstein mientras están parados en una calle de Europa
Ghislaine Maxwell fue cercana a Jeffrey Epstein en los años 90 y 2000, y se habría separado en los últimos años, antes que estallara el escándalo sobre la red de pedofilia que ambos construyeron.

La fotografía del príncipe Andrés

Maxwell quedó inmortalizada en una foto junto al príncipe Andrés de Inglaterra y una mujer que en ese momento tenía 17 años, de nombre Virginia Giuffre, una de las víctimas del tráfico sexual de Epstein.

Giuffre es parte de la querella contra Maxwell, y aseguró en un testimonio que Epstein y Maxwell la traficaron con "muchas personas de alto perfil", principalmente con el príncipe Andrés, el hermano menor del ahora rey Carlos III.

Ahora con 39 años, la mujer asegura que ha podido reconstruir su vida, pero que quiere ver al príncipe británico tras las rejas. En 2021, presentó una denuncia contra la Corona británica en un tribunal estadounidense, alegando que tuvieron relaciones sexuales Londres cuando ella tenía 17 años y era menor de edad según la ley estadounidense, y no podía dar consentimiento.

La Corona resolvió la demanda por agresión sexual pagando una suma que se mantuvo confidencial el año pasado, ahorrándole al príncipe Andrés un juicio público que hubiera expuesto muchos secretos de la realeza británica.

Un hombre y dos mujeres se paran en una casa mirando a la cámara.
La foto del Príncipe Andrew, Virginia Giuffe (de soltera Roberts) y Ghislaine Maxwell en 2001.

Estados Unidos

El equipo de Biden se enteró por Twitter que el presidente se bajaba de la reelección y en la Casa Blanca denuncian "presiones externas"

Publicado

en

Reportes aseguran que los empleados de Biden en la Casa Blanca quedaron sorprendidos después de que el presidente abandonara la carrera de 2024 sin avisarles: "Todos nos enteramos por Twitter".

El anuncio del presidente Joe Biden sorprendió a la Casa Blanca y a los asesores de campaña, que hasta esta tarde insistían en que seguiría en la contienda. Muchos de ellos, incluidos algunos de sus principales asesores, le dijeron al medio POLITICO que se enteraron por X (ex Twitter) que Biden declinaba la candidatura.

Todos nos enteramos por Twitter”, dijo un alto funcionario demócrata de la Casa Blanca que también trabajaba en el equipo de campaña de Biden. “Ninguno de nosotros entiende lo que está sucediendo”, agregó.

Biden ha estado recluido en su casa en Delaware con su familia, por un supuesto diagnóstico positivo de COVID-19, donde se tomó la decisión de bajar su nombre de la fórmula presidencia. En este contexto, los miembros del equipo de la campaña y los funcionarios de la Casa Blanca seguían trabajando como siempre hasta que vieron en Twitter el anuncio.

Un claro ejemplo de este desastre comunicacional es que el equipo de la campaña de Biden envió un correo electrónico de recaudación de fondos para "Joe y Kamala" a la 1:54 pm, ocho minutos después de que Biden hiciera el anuncio en Twitter. Los miembros del equipo aseguran que ya estaba programado y que nadie les avisó que tenían que cancelarlo.

La decisión de bajarse fue tomada tras largas conversaciones de la mujer de Biden, Jill Biden, con la propia Kamala Harris, la ex primera dama y ex secretaria de Estado, Hillary Clinton, el expresidente Barack Obama y su esposa, Michelle Obama, hoy la máxima cúpula política del Partido.

Debido a esto, la comunicación de la carta que se subió a Twitter, y luego la publicación donde se le brinda el apoyo a Kamala, no fue diseñado por los usuales responsables de las redes del presidente, sino que intervino directamente el equipo más cercano de la familia Biden.

Fue este mismo equipo reducido que envió un mail interno a todos en la Casa Blanca, advirtiéndoles que miren el tweet que había publicado el presidente en su cuenta personal unos 15 minutos antes. “Equipo, comparto con ustedes la carta del presidente Biden que se acaba de publicar. Tendremos más información esta tarde”, escribieron las directoras de campaña de Biden, Jen O’Malley Dillon y Julie Chávez Rodríguez.

Queden atentos a una invitación a una videollamada de todo el personal. Estamos muy agradecidos de haber sido parte de este equipo con todos ustedes. Hasta pronto", concluía el correo electrónico que se envió a todos los correos @whitehouse.gov del Gobierno federal.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Kamala Harris reemplaza a Biden como la candidata a presidente del Partido Demócrata, siendo la más de izquierda de la historia

Publicado

en

La vicepresidente desplazó a Biden como candidata, y encabezará a los demócratas en la contienda contra Donald Trump.

Ahora que el presidente Joe Biden ha puesto fin a su campaña de reelección y ha respaldado a la vicepresidente Kamala Harris para que lo reemplace como candidato, los demócratas deben afrontar un cambio sin precedentes a estas alturas de un año electoral.

Los demócratas ahora deberán afrontar un cambio sin precedentes a estas alturas de un año electoral. El Partido celebrará su convención en Chicago del 19 al 22 de agosto, en donde la candidatura a presidente se debe formalizar.

Lo que se suponía que iba a ser una coronación para Biden, tras haber ganado su interna con el 81% de los votos, se convierte ahora en una contienda abierta en la que casi 4.700 delegados serán responsables de elegir a un nuevo abanderado para competir en las elecciones generales de noviembre.

Pero aunque parezca una tarea simple, Harris todavía no tiene garantizada la candidatura. Los delegados que se asignaron a Biden tras ganar las elecciones primarias de su partido, no fueron asignados a la fórmula presidencial, sino que tienen el compromiso de elegir a Joe Biden.

Biden como persona ganó todas las primarias y asambleas estatales a principios de este año y solo perdió el territorio de Samoa Americana. Al menos 3.896 delegados se habían comprometido a apoyarlo.

Las reglas actuales del partido no permiten que Biden se las pase a otro candidato. Sin embargo, políticamente, su apoyo probablemente sea influyente, pero los delegados no tienen ninguna obligación de elegir a Kamala Harris.

La carga inmediata recae sobre Harris, que debe consolidar el apoyo de los casi 4.000 delegados de los estados, territorios y el Distrito de Columbia, además de los más de 700 superdelegados, que incluyen a líderes del partido, ciertos funcionarios electos y ex presidentes y vicepresidentes.

Los próximos pasos para que Kamala Harris confirme su candidatura. Fuente: AP noticias.

Según las fuentes que habían predecido que Biden se bajaría de la candidatura, Kamala no sería la candidata, si no que se había propuesto al gobernador de California, Gavin Newsom, a la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, o al gobernador de Illinois, J.B. Pritzker, como posibles candidatos además de Harris.

Sin embargo, algunos demócratas argumentaron en privado, e incluso públicamente, que solamente Kamala Harris podría acceder a los más de 300 millones de dólares que actualmente tiene el Partido Demócrata como fondos de donaciones.

En Estados Unidos, las donaciones no se hacen a los partidos políticos, sino que se hacen a los Comités de Acción Política (PACs, por sus siglas en inglés). Estas organizaciones están fuertemente reguladas y solamente pueden usar ese dinero en acciones políticas concretas, como comprar publicidad o hacer timbreos.

En la documentación que se firma cuando se realizan estas donaciones, se ponen muchas condiciones, entre ellas que el dinero deberá ser usado para una campaña en específico. Algunas fueron dirigidas a "Biden", por lo que ese dinero no podrá ser tocado, pero la gran mayoría fueron dirigidas a "Biden-Harris", por lo que si no es Biden, solo Kamala podría disponer de esas donaciones.

Actualmente, la campaña de Biden tiene 91 millones de dólares en efectivo, mientras que los comités de campaña de los demócratas aliados disponen de 240 millones de dólares, de los cuales el 90% está dirigido a la fórmula "Biden-Harris".

A esta altura del año electoral, ningún otro candidato podría recaudar los fondos necesarios para competirle a Trump en pago de publicidades, acciones políticas como timbreos o llamados telefónicos, o hasta las tareas de fiscalización para la elección.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Biden se baja de la candidatura a presidente: La inocultable demencia senil y la crisis pusieron fin a su intento de reelección

Publicado

en

El presidente Joe Biden se convierte en el primer presidente de la historia en declinar su candidatura a la reelección, abriendo paso a su vicepresidente.

El presidente Joe Biden publicó un comunicado en su cuenta de Twitter oficialmente bajándose de la candidatura a presidente, poniendo fin a su intento de reelección tras el desastroso debate con Donald Trump, que hizo inocultable su demencia senil y su incapacidad para el cargo, a cuatro meses de las elecciones.

La decisión llega después de la creciente presión de los dirigentes del Partido Demócrata, principalmente los Clinton y los Obama, para que se haga a un lado tras el debate del 27 de junio, en el que el presidente de 81 años se desvaneció, a menudo dio respuestas sin sentido y no pudo debatir de igual a igual con Trump.

Ha sido el mayor honor de mi vida servir como su presidente”, decía la declaración de Biden publicada en X. “Y si bien ha sido mi intención buscar la reelección, creo que lo mejor para mi partido y el país es que me retire y me concentre únicamente en cumplir con mis deberes como presidente durante el resto de mi mandato”.

Hoy quiero ofrecer todo mi apoyo y respaldo para que Kamala sea la candidata de nuestro partido este año”, escribió Biden luego de la carta en sus redes sociales. En una declaración posterior publicada en X, Biden ofreció “mi total apoyo y respaldo para que Kamala sea la candidata de nuestro partido este año”, y pidió a los demócratas que se unieran y escribió “es hora de unirnos y vencer a Trump”.

Los demócratas ahora deberán afrontar un cambio sin precedentes a estas alturas de un año electoral. El Partido celebrará su convención en Chicago del 19 al 22 de agosto, en donde la candidatura a presidente se debe formalizar.

Lo que se suponía que iba a ser una coronación para Biden, tras haber ganado su interna con el 81% de los votos, se convierte ahora en una contienda abierta en la que casi 4.700 delegados serán responsables de elegir a un nuevo abanderado para competir en las elecciones generales de noviembre.

Seguir Leyendo

Tendencias