Seguinos en redes

Estados Unidos

Clarence Thomas: El juez que enfrentó un linchamiento público de Biden en los 90s y ahora derogó el aborto

Publicado

en

El cerebro del fallo de la Corte Suprema que le devolvió a los estados el poder de prohibir el aborto tiene una larga carrera, con un padre que lo abandonó porque no pudo abortarlo y un cruce feroz con Biden en 1991.

El 11 de octubre de 1991, en una comisión del Senado para investigar acusaciones de abuso sexual contra un candidato a juez de la Corte Suprema, se llevó a cabo un intercambio que sin dudas cambió la historia del país.

El por entonces presidente George H.W. Bush había nominado a Clarence Thomas, un juez conservador afroamericano de la Corte de Apelaciones, para reemplazar al primer juez negro de la historia, Thurgood Marshall, en la Corte Suprema.

Los demócratas cerraron filas y empezaron una campaña de difamación contra Thomas para evitar que su designación sea aprobada en el Senado. Marshall había sido uno de los jueces más de izquierda de la historia del país, y Thomas, también un afroamericano pero de derecha, podría deshacer todos sus fallos con la misma legitimidad que él había tenido.

En ese momento, Joe Biden, un mero senador del Partido Demócrata, comenzó una de las persecuciones políticas más desagradables que se han visto públicamente. Recogió una denuncia de abuso sexual de una ex secretaria suya, Anita Hill, completamente infundada y que ya se había demostrado que nunca ocurrió, y creó una “comisión investigativa” contra Thomas.

Los miembros de la comisión, de mayoría demócrata, tuvieron la miserable tarea de arruinar la figura de Thomas a como dé lugar. Le inventaron las peores atrocidades, incluso dando a entender en sus conclusiones que el juez había abusado a su secretaria porque “no podía manejar su ira” por ser negro.

Muchas veces pareció que Thomas iba a declinar la nominación, pero finalmente tuvo la valentía de sobrepasar lo que llamó un “linchamiento público” y terminó siendo aprobado por 52-48 en el Senado.

La Corte Suprema no vale lo que me han hecho pasar. Ningún trabajo lo vale. No estoy acá para argumentar eso. Estoy acá para limpiar mí nombre, por mi familia, mi vida y mi integridad“, dijo en su última declaración antes de la votación.

Ya hubo una investigación del FBI que no encontró culpabilidad. Esto es un circo, una desgracia nacional. Y desde mi punto de vista, es un linchamiento público de alto rango, para negros engreidos, que se atrevan a pensar por sí mismos, a actuar por sí mismos“, continuó.

Y es un mensaje que a menos que bajes la cabeza al viejo orden de las cosas, esto es lo que te va a pasar. Te van a linchar, destruir, harán una caricatura de vos, por una comisión del Senado, en vez de colgarte de un árbol, como hacían antes“, concluyó.

Casi 31 años después, la designación de Thomas en la Corte Suprema resultó ser clave para derogar el aborto a nivel nacional y dar un golpe fatal al gobierno de Biden.

Si bien la argumentación la escribió el juez Samuel Alito, fuentes judiciales aseguran que fue Thomas el que se encargó de convencer a los demás jueces conservadores, incluso al moderado John Roberts, de fallar en favor de Dobbs y el Estado de Misisipi, en el caso Dobbs v. Jackson’s Women Organization que finalmente derogó Roe v. Wade y Planned Parenthood v. Casey, las dos decisiones de la Corte que en 1972 y 1993 habían despenalizado el aborto a nivel nacional.

Thomas incluso escribió una concurrencia, diciendo que no solo estaba de acuerdo con la sentencia mayoritaria, si no que le gustaría que el mismo precedente se utilice para derogar todos los fallos de la Corte Suprema que le sacaron poderes a los estados para darselo al Gobierno Nacional, abriendo la puerta a tal vez la mayor quita de poderes a Washington D.C en más de un siglo.

Pero tal vez la semilla de todo esto pueda encontrarse incluso más atrás en el tiempo. Clarence Thomas nació en 1948 en Georgia, a un padre abandónico y una madre que hasta último momento quiso abortarlo.

Sin embargo, las leyes anti-aborto del Estado de Georgia que regían en ese momento le impidieron a su madre abortarlo. Su vida no fue fácil, a los 7 años de edad, la casa en la que vivía con su madre en Pinpoint, uno de los barrios más pobres del estado, se prendió fuego y tuvo que vivir 2 años en la calle.

Finalmente, su madre se volvió a casar y los envió a su hermano y a él a vivir con su abuelo, Myers Anderson, quien tampoco tenía dinero, habiendo perdido su gasolinera durante la Gran Depresión, pero con mucho esfuerzo y trabajando incluso como jubilado logró mandar a Clarence a un colegio católico, donde él era el único negro.

A pesar de la situación adversa, Thomas salió adelante. Sus notas en la escuela le ganaron una beca en una universidad de Massachusetts, y su gran desempeño académico allí le permitieron transferirse a Yale en 1971, donde finalmente se graduó de abogado en 1974.

Inmediatamente, Thomas empezó una estelar carrera. Fue fiscal general adjunto en Missouri (1974–77), luego abogado de Monsanto (1977–79), asistente legislativo del senador republicano John Danforth (1979–81), y luego como subsecretario en el Departamento de Educación de Reagan (1981–82), y presidente de la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (1982–90), para llegar como juez del Tribunal de Apelaciones del Distrito Federal de Washington (1990-1991), cargo en el que pensaba que terminaría su carrera, cuando Bush padre lo nominó para la Corte Suprema (1991-Presente).

En sus conferencias siempre ha sostenido que agradece al sistema jurídico de la década del ’40 que impidió que su madre lo abortaba. Tal vez pensando que viviría una mala vida porque no lo podía mantener, o porque fue indeseado, Estados Unidos se hubiera perdido uno de los jueces más importantes de su historia.

Estados Unidos

Biden sigue con la persecución política: Ahora ordenó al FBI incautarle el celular a un diputado republicano

Publicado

en

El diputado Scott Perry está siendo investigado por la Casa Blanca por recomendarle a un funcionario a Trump, quien terminó planificando la fallida estrategia para evitar el fraude electoral.

Tan solo un día después de que el Departamento de Justicia (DOJ) ejecutara un allanamiento de Mar-A-Lago, la propiedad hotelera de Donald Trump en Florida, Joe Biden profundiza su persecución de opositores y ordenó al FBI investigar al diputado republicano de Pensilvania, Scott Perry.

El legislador contó este martes a la noche que el FBI le confiscó su teléfono celular cuando estaba de vacaciones con su familia. “Esta mañana, mientras viajaba con mi familia, tres agentes del FBI me visitaron a mí residencia de vacaciones y me incautaron el celular”, aseguró Perry.

La incautación estaría relacionada con la misma investigación del Fiscal General, Merrick Garland, quien responde a Biden, que resultó en el allanamiento de Trump. En resumen, la Casa Blanca está investigando el papel de Trump y de otros dirigentes republicanos en las protestas del 6 de Enero.

Los ojos de Garland están puestos en dos personas, una es obviamente Trump, y la otra es Jeffrey Clark, ex viceministro de Justicia, quien Trump estuvo a punto de ascender al cargo de Fiscal General luego del fraude electoral pero fue frenado por Mike Pence.

Según contó el propio Clark, él había sido quien diagramó un masivo plan para evitar que se certificara la elección fraudulenta, que incluía lograr que las Legislaturas estatales le quiten la certificación a los representantes del Colegio Electoral, y ante esta situación, el vicepresidente Mike Pence rechazara los resultados en la Sesión Conjunta del Congreso el 6 de enero.

Pero como bien se sabe, Pence le quitó su apoyo a Trump y aprobó los resultados de la votación del Colegio Electoral, y la gente que estaba protestando en las afueras del Capitolio ingresó al edificio.

Scott Perry, un congresista que ya lleva cinco mandatos en el Congreso y quien preside el Bloque Liberal (Freedom Caucus) del Partido Republicano, está siendo investigado por la Casa Blanca por sus vínculos de amistad personal con Clark. Según fuentes consultadas por el FBI, fue el propio Perry quien le recomendó a Trump designar a Clark en el Departamento de Justicia.

De todos modos, ni Perry ni Clark ni Trump han sido acusados de ningún delito, ni existe una causa abierta en el Poder Judicial que investigue a estas tres personas. Tanto el allanamiento de Mar-A-Lago como la incautación del teléfono celular del diputado Perry fueron ordenados de manera irregular por la Casa Blanca, y cuentan con la firma de aprobación de dos jueces federales aliados del Partido Demócrata.

No está claro si hay un objetivo concreto de la investigación de los principales dirigentes republicanos que ayudaron a la campaña poselectoral de Trump, pero el Fiscal General de Biden parece determinado por perseguir a los principales opositores el actual gobierno.

Durante meses, Perry ha estado en el radar del Comité del 6 de Enero de la Cámara de Diputados que investiga los disturbios en el Capitolio. En diciembre pasado, el diputado demócrata Bennie Thompson, presidente del Comité, envió a Perry una carta solicitando información sobre sus esfuerzos para ayudar a instalar un funcionario en el Departamento de Justicia, en referencia a Jeffrey Clark. Perry no respondió y aseguró que no es delito recomendar a una persona extremadamente calificada para un puesto público de su propio gobierno.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Texas está enviando a Nueva York colectivos llenos de inmigrantes ilegales que Biden dejó entrar

Publicado

en

El alcalde de la ciudad de Nueva York, el demócrata Eric Adams, dijo que los inmigrantes que mandan desde Texas están quebrando al Estado, una realidad que los texanos viven todos los días.

Desde que Joe Biden ordenó frenar la construcción del muro y eliminó las reglas migratorias que Trump había establecido, que le daba poderes extraordinarios a la Policía Fronteriza, la inmigración ilegal desde México ha llegado a niveles sin precedentes.

En lo que puede describirse como una verdadera crisis migratoria, aproximadamente 300.000 inmigrantes entran al país todos los meses por la frontera sureña, la gran mayorúa al estado de Texas.

Cansado de esta situación y sin el poder de deportar a las personas que atrapan en Texas sin documentos, ya que es una competencia del Estado federal, el gobernador republicano Greg Abbott decidió empezar a enviar a estas personas en colectivos a ciudades ultra-demócratas donde defienden la agenda de libre fronteras.

Después de enviar por algunos meses a Washington DC, ahora empezó a enviarlos a la ciudad de Nueva York, luego de que saliera una encuesta de Gallup que asegura que los neoyorquinos son quienes más defienden la política de fronteras abiertas en todo el país.

Tres autobuses de migrantes llegaron a Nueva York la madrugada del miércoles, siguiendo el camino del grupo de 50 migrantes que fueron transportados a la misma zona el pasado viernes 5 de agosto.

Pero parece que ese buenismo quedó en la teoría, porque inmediatamente el alcalde de la ciudad de Nueva York, el demócrata Eric Adams, criticó a Abbott por esta acción durante una conferencia de prensa el domingo.

Desde mayo, Texas ya ha enviado a miles de inmigrantes del estado fronterizo a Washington D.C., y otras áreas donde los demócratas gobiernan hace décadas. Nadie se quiere hacer cargo de los inmigrantes ilegales que le exigían a Texas que deje entrar al país.

Mientras llegaban los tres nuevos autobuses hoy a la madrugada, el comisionado de la Oficina de Asuntos de Inmigrantes de la ciudad de Nueva York, Manuel Castro, acusó a un Abbott de ser “moralmente corrupto” y de utilizar el transporte de inmigrantes a la Gran Manzana como una “estratificación política” destinada a “fomentar sentimiento de odio“. Un palabrerío sin sentido que solo expone la hipocresía de los demócratas.

Por su parte, Adams amenazó con llevar un autobús lleno de neoyorquinos a Texas para tocar la puerta y ayudar a sacar a Abbott de su cargo por el “bien de Estados Unidos”, un discurso cargado de odio inconstitucional.

Además, aprovechó para pedir fondos federales a Biden para abordar la afluencia de inmigrantes a la ciudad santuario de inmigrantes. “4.000 inmigrantes han llegado a la ciudad de Nueva York desde Texas en los últimos 3 meses, si no nos ayudan, no podremos con esto“, aseveró.

Desde el gobierno de Texas le recordaron a Adams que a Texas llegan 4.000 inmigrantes todos los días y Biden les ha cortado todo tipo de financiación; especialmente luego de que desfinanciara a ICE, la agencia migratoria federal, que durante el gobierno de Trump había abierto una oficina en Texas para ayudar en el combate a la inmigración ilegal.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Ya sabemos por qué Nancy Pelosi visitó Taiwán: Llevó a su hijo que tiene negocios con empresas de litio taiwanesas

Publicado

en

En Fox News revelaron que el hijo de la presidente de la Cámara de Diputados viajó con su madre a Taiwán, donde la presentó a sus socios en los negocios poco claros que tiene en el país.

Según expuso el periodista de Fox News, Jesse Watters, la presidente de la Cámara de Diputados de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi, visitó Taiwán para expandir los negocios de su hijo con empresas de litio del país.

Paul Pelosi Jr. no figuraba en la lista oficial de viajeros, pero el periodista encontró una serie de fotos del viaje donde claramente se lo ve. No solo es hijo de la mujer más poderosa de Estados Unidos, si no que su padre, Paul Pelosi, es un bolsero neoyorquino denunciado por utilizar información privilegiada de su mujer para ganar millones de dólares en sus inversiones.

“Te contamos sobre las escapadas de Hunter, desde ser sobornado con diamantes chinos hasta financiar una red rusa de tráfico sexual, pero acabamos de descubrir que Hunter tiene competencia. ¿Su nombre? Paul Pelosi, Jr. Por lo que sabemos, nunca ha tenido un trabajo de verdad. Del tipo que tienes que marcar un reloj. Entonces, ¿qué hace Pauly Jr. todo el día? Bueno, la semana pasada, se coló al avión a Asia de su madre“, contó en su programa Watters Primetime.

Su nombre no figuraba como parte de la delegación oficial. No querían que supieras que Paul fue a Asia con su mamá, pero si miras de cerca las fotos, ahí está, Pauly Jr., tan poco calificado como Hunter con todos los grandes empresarios de Asia. También fue captado por fotógrafos extranjeros en Singapur y Japón“, reveló.

“La prensa estadounidense, que cubrió cada movimiento que hizo Nancy en el Pacífico, de alguna manera nunca se dio cuenta de que su hijo Paul estaba en el viaje. Incluso se lo vio vistiendo la misma corbata morada que usó cuando fue a Ucrania. Oh, ¿no sabías que fue a Ucrania?“, ironizó Jesse Watters.

Bueno, sí, hasta hoy, nosotros tampoco. No encontrará ningún rastro de sus viajes en el sitio web de la agenda de Nancy Pelosi porque ella no quería que la prensa supierta sobre Pauly Jr. ¿Qué estaba haciendo su hijo allí? No es un funcionario electo. No es un asesor de Nancy. Ni siquiera vive en Washington, pero el presidente de Taiwán lo recibió como a la realeza“, expuso.

El hijo de Nancy Pelosi es accionista de varias empresas de litio, tanto mineras como manufactureras, en Taiwán, Singapur y Malasia. Además, es parte del directorio en por lo menos dos de ellas.

Figura como director de EVSX Corp., la subsidiaria en Taiwán de la canadiense St-Georges Eco-Mining Corp ($SXOOF), dedicada al reciclaje de baterías de vehículos eléctricos y asociaciones futuras en el desarrollo de recursos minerales de litio.

También figura como director en Altair International ($ATAO), empresa socia de St-Georges en Asia, quien tiene la opción de adquirir el 49,99% de las acciones ordinarias de EVSX mediante la emisión de acciones a St-Georges y la realización de ciertos pagos por hitos. “Su enfoque estará en la misión corporativa de Altair de desarrollar asociaciones estratégicas con otras compañías en la minería de litio y sectores relacionados“, lee en el comunicado de la empresa cuando se lo designó.

Taiwán es líder mundial en la producción de baterías de litio, pero esto no explica como un sujeto sin experiencia alguna en el sector de un día para el otro aparece en el directorio de la empresa y se lo involucra en la toma de decisiones como si fuera un experto. 

¿Qué fue a hacer a Taiwán con su madre? ¿Acaso Nancy Pelosi arriesgó una guerra entre China y Taiwán para que su hijo la pueda presentar a los dueños de la empresa donde tiene sus negociados poco claros?

Lo que sí sabemos es que ni bien volvió a Estados Unidos, Nancy Pelosi dio una entrevista donde dijo que su visita a Taiwán no implica reconocer su independencia y aclaró que el gobierno sigue apoyando la política de “Una Sola China”.

Seguir Leyendo

Tendencias