Conecte con nosotros

Reino Unido

Boris Johnson contundente: “No nos van a castigar por el Brexit, nos iremos de la Unión Europea con o sin acuerdo”

Luego de 9 meses de negociaciones, la Unión Europea pide que el Reino Unido entregue su soberanía marítima para llegar a un acuerdo de libre comercio luego del Brexit. El primer ministro fue contundente, y advirtió que se irá automáticamente del bloque “con o sin acuerdo”

Publicado

en

Tras meses de negociaciones y diversas amenazas de parte de la Unión Europea (UE), el primer ministro británico, Boris Johnson, anunció este viernes que la salida del bloque se hará “con o sin acuerdo” de manera automática el 31 de diciembre de este año.

El mandatario inglés ha sido uno de los principales promotores del Brexit en el Reino Unido, pero siempre ha hablado de salirse de la UE con un acuerdo comercial con la Eurozona, en sintonía con el espíritu original de la Unión, que en un principio era simplemente una zona de libre comercio, pero con los años y el avance de los socialistas en Europa, se fue constituyendo como un ente regulador, con tarifas preferenciales, exclusividad comercial, fronteras libres, un órgano legislativo supranacional y multas por incumplimiento de regulaciones.
Es así que desde el 31 de enero de este año, Boris Johnson ha estado negociando un Tratado de Libre Comercio con los altos dirigentes de la Unión Europea. Éstos, enojados por la salida del país que más contribuía económicamente al bloque, han puesto cientos de obstáculos para frenar el Brexit.
Cansado por las negativas de los europeos, Boris se mostró dispuesto a dejar sin resolución las negociaciones sobre el Brexit al advertir que, a menos que haya un cambio en la posición de ellos, su país romperá con el bloque comunitario sin acuerdo. No pedimos más que un acuerdo como el que la Unión Europea tiene con Canadá, pero parece que Bruselas quiere castigar al Reino Unido“, aseguró el Primer Ministro en un mensaje a la Nación.

Ad

¿Qué pasaría si no se llega a un acuerdo?

En caso de no llegar a un acuerdo, a partir del 31 de diciembre el Reino Unido completará su salida de la Unión Europea y, en términos comerciales, pasarán a regir las normas generales de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que son pésimas y en algunos aspectos prevén aranceles impagables.

De todos modos, el costo de seguir contribuyendo a las arcas de la UE, seguir aceptando obligatoriamente cientos de miles de inmigrantes todos los años con sus respectivas ayudas sociales, y mantenerse en un esquema que se aprovecha de los británicos, es peor que cualquier arancel que prevea la OMC.

Este tipo de relación comercial tiene la Unión Europea con Australia, quienes están negociando un Tratado como el que pretende negociar Boris Johnson desde 2018, sin ningún tipo de éxito. La Unión Europea, con todo su poderío comercial al nuclear a los países más desarrollados del mundo, no cede ni un centímetro en este tipo de acuerdos y termina haciendo un mundo mucho más proteccionista que el que existiría si cada país pudiera negociar su propio acuerdo de libre comercio.

Después de que el Reino Unido saliera oficialmente de la comunidad europea en enero, el negociador especial británico, David Frost, y el delegado europeo sobre el Brexit, Michel Barnier, celebraron nueve rondas de negociaciones en 9 meses, pero diversos temas han imposibilitado llegar a cualquier acuerdo.

La Presidente de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyer, líder de facto de la Unión Europea, advirtió que Barnier será enviado al Reino Unido la semana próxima para llegar a un acuerdo “a toda costa“, a lo que el premier británico respondió: Michel Barnier solo debería tomarse la molestia de venir a Londres si tiene un cambio fundamental en su posición“.

Ursula Von der Leyer, líder de facto de la Unión Europea.

Ad

Las demandas delirantes de las autoridades europeas

La Unión Europea exige que para comerciar productos marinos, como pescados y mariscos, sin aranceles, el Reino Unido debe seguir permitiendo que los barcos pesqueros de cualquier país europeo puedan acceder a las aguas británicas y pescar libremente. 

Esta exigencia europea es inaceptable para el Gobierno británico, puesto que la pesca fue una de las razones por la que muchas zonas costeras del norte de Inglaterra votaron a favor del Brexit en el referéndum celebrado el 23 de junio de 2016.

La respuesta de Bruselas ante esta inconformidad fue que el Reino Unido debería recapacitar el Brexit. El presidente Macron fue obsceno y criticó duramente a los ingleses: “Bajo ninguna condición se puede sacrificar a nuestros pescadores durante el Brexit. Nosotros no elegimos el Brexit. Es la elección del pueblo británico“. Y continuó: “Por lo tanto, proteger el acceso de nuestros pescadores a las aguas británicas, encontrar un buen compromiso para nuestros pescadores, y me refiero a todos los países europeos afectados, incluida Francia, es un punto importante en esta discusión, para nosotros.

Otro punto de disconformidad entre las partes es que Boris Johnson, sacando del manual de Donald Trump, pide aplicar aranceles a todos los productos que la Unión Europea mete en el Reino Unido con grandes márgenes de subsidios estatales.

Se le hace imposible al mercado interno inglés competir contra productos europeos que reciben enormes cantidades de dinero por parte de los Gobiernos de Francia, Alemania y España, por ejemplo, y quiere elevar su precio a uno más competitivo a través de aranceles.

La Unión Europea, demostrando su fundamentalismo socialista, se niega rotundamente a recortar subsidios a las empresas, incluso cuando Boris Johnson ofreció postergar estos cambios hasta después de que haya pasado la crisis por la pandemia de coronavirus.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Reino Unido

Se aprobó la suba de impuestos de Boris Johnson y el Reino Unido tendrá los impuestos más altos de su historia

Publicado

en

A pesar de que en la campaña prometió bajar los impuestos, el primer ministro conservador introdujo dos nuevos impuestos y lleva la tasa impositiva al punto más alto de la historia del país.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, obtuvo un permiso de la Cámara de los Comunes para aumentar los impuestos a un nivel nunca antes visto en la historia del país, con el objetivo de financiar una expansión a la atención médica y social.

En síntesis, el conservador pondrá un nuevo impuesto del 1,25% a los trabajadores británicos y sus empleadores, además de añadir un 1,25% adicional al impuesto a los dividendos

La recaudación estará destinada a pagar un programa de recuperación posterior a la pandemia en el Servicio Nacional de Salud y a reformar el sistema de planes sociales.

Esta propuesta fue aprobada en el Parlamento en tiempo récord. Menos de 24 horas pasaron entre su ingreso y su firma, en lo que muchos dicen que es la peor quiebra de una promesa de campaña en la historia de la política inglesa, ya que Boris había dicho en su campaña del 2019 que no aumentaría un solo impuesto.

El Partido Conservador ganó la votación por 319 votos contra 248 en el Parlamento, con muchos diputados conservadores rechazando votar la ley y recordándole a Boris su promesa.

Cabe recordar que Boris también pidió (y el Parlamento aprobó) extender el tope de deuda permitido a un nuevo máximo histórico. El enorme gasto público del gobierno inglés, vendrá acompañado de un récord de impuestos y un récord de deuda externa. Una combinación desastrosa.

En las “Garantías” de la campaña del 2019, Boris prometió no subir impuestos.

El Reino Unido tendrá los impuestos más altos de su historia

A pesar de la luz verde del miércoles, el plan de salud y asistencia social sigue siendo una propuesta arriesgada para un partido que se enorgullece de mantener bajos los impuestos. 

El Instituto de Estudios Fiscales estima que si el impuesto se aplica según lo planeado en abril del 2022, a partir de ese mesa la carga fiscal del Reino Unido estará en su nivel más alto desde que comenzaron los registros en 1955: alrededor del 35% del ingreso nacional. 

Es una línea de ataque adoptada por el opositor Partido Laborista, que históricamente defendió altos impuestos para solventar altos gastos públicos, pero ahora porque Boris lo hace, se oponen.

La canciller de la oposición, Rachel Reeves, calificó las propuestas como una “bomba fiscal injusta” y que “grava el trabajo y no a los empresarios”. Y agregó: “Los conservadores son todos impuestos y ninguna estrategia”.

Seguir Leyendo

Reino Unido

“Esto tiene que parar”: el himno anti cuarentena de Eric Clapton

Publicado

en

El astro de la guitarra Eric Clapton hizo una canción de protesta contra la cuarentena y consiguió un millón de visitas en un día en YouTube.

Eric Clapton, uno de los mejores guitarristas y uno de los más exitosos músicos de la historia, publicó esta semana una nueva canción llamada “This Has Gotta Stop” (“Esto debe parar”) con un mensaje explícito en contra de la cuarentena, la obligación de vacunarse y las restricciones a las libertades en pandemia.

El músico de 76 años cuenta que al comienzo de la pandemia defendía “como un ignorante” las restricciones por la pandemia, y que incluso se dio la vacuna de AstraZeneca, y fue en ese momento cuando se dio cuenta de la locura de todo lo que está pasando.

A pesar de que él sufre de neuropatía periférica desde 2013, y no debería haberse dado la vacuna, médicos del Estado le dijeron que por su avanzada edad lo mejor era que se de la vacuna, algo que llevó a una total descompensación y empeoramiento de su enfermedad.

Nunca debí haberme dado la vacuna. Pero la propaganda del Estado decía que la vacuna era segura para todos, y mí médico me decía que no había ningún problema“, confesó.

Tomé la segunda inyección de AZ, confiando en la propaganda del gobierno. No hace falta decir que las reacciones fueron desastrosas, mis manos y pies estaban congelados, entumecidos o ardiendo, y prácticamente inútiles durante dos semanas, temí que nunca volvería a tocar“, contó antes de publicar la canción.

En la canción, menciona esta situación: “Sabía que algo iba mal / Cuando empezaste a imponer la ley / No puedo mover mis manos, empiezo a transpirar / Quiero llorar / No se aguanta más“, canta en la primera estrofa.

“This Has Gotta Stop” se centra también en la respuesta del gobierno inglés, y de todo el mundo, a la pandemia, cercenando las libertades individuales de las personas. En el video que subió el guitarrista muestra unos dibujos de manifestantes con carteles que dicen Libertad”, “Ya es suficiente” y “Basta.

Letra

Esto tiene que parar
Ya es suficiente
No puedo soportar esta mierda por más tiempo

Se ha ido lo suficientemente lejos
Si quieres reclamar mi alma
Vas a tener que venir a romper mí puerta

Sabía que algo iba mal
Cuando empezaste a imponer la ley

No puedo mover mis manos
Empiezo a transpirar
Quiero llorar
No se aguanta más

Esto tiene que parar
Ya es suficiente
No puedo soportar esta mierda por más tiempo

Se ha ido lo suficientemente lejos
Si quieres reclamar mi alma
Vas a tener que venir a romper mí puerta

He estado aquí
Hace mucho, mucho tiempo
Lo he visto todo
Y estoy acostumbrado a ser libre

Sé quién soy
Intento hacer lo correcto
Así que van a tener que encerrarme y tirar la llave

Esto tiene que parar
Ya es suficiente

No puedo soportar esta mierda por más tiempo

Se ha ido lo suficientemente lejos
Si quieres reclamar mi alma
Vas a tener que venir a romper mí puerta

Pienso en mis hijos
Lo que les queda
Y luego lo que viene al final del camino

La luz en el túnel
Podría ser un tren hacia el sur
Señor, por favor ayúdalos con su carga

Esto tiene que parar
Ya es suficiente
No puedo soportar esta mierda por más tiempo

Se ha ido lo suficientemente lejos
Si quieres reclamar mi alma
Vas a tener que venir a romper mí puerta

Seguir Leyendo

Reino Unido

Reino Unido confirmó que continuará con sus ayudas económicas a Afganistán a pesar de que caigan en manos del Talibán

Publicado

en

A pesar del ascenso de los talibanes al poder, Reino Unido apoyará a los “moderados” dentro de esto grupo terrorista e, incluso, incrementará su presencia financiera en el país.

Más allá de toda la ayuda recibida por parte de los distintos aliados al gobierno afgano, sus Fuerzas Armadas colapsaron ante los talibanes en cuestión de días, y los guerrilleros han logrado quedarse con sus armas, equipamientos, y demás ayudas internacionales que recibieron hasta el momento.

Sin embargo, esta facción política-paramilitar del Talibán que ahora se encuentra dirigiendo el país seguirá recibiendo la ayuda económica que recibía el gobierno afgano de distintos países, entre ellos el Reino Unido.

De acuerdo con las palabras del Secretario de Relaciones Exteriores inglés, Dominic Raab, los contribuyentes del Reino Unido seguirán financiando distintos gastos realizados por su país en Afganistán.

Recientemente, Raab expresó que buscarán usar su “influencia” para “moderar” al régimen talibán; una parte de este plan es aumentar el gasto en un 10% y trabajar de manera conjunta con las distintas potencias mundiales para aplicar sanciones en caso de no cumplir los talibanes con lo aceptado previamente. 

Las pautas acordadas aceptadas por los talibanes se remontan al Acuerdo de Doha del 2020 negociado por el ex presidente norteamericano Donald Trump. Entre los distintos puntos, el que más se destacaba es el compromiso de nunca utilizar su territorio como base para el terrorismo ni atacar a las tropas del país norteamericano.

Por ahora vienen cumpliendo en el segundo punto, pues todavía no han atacado a las fuerzas estadounidenses (aunque le dieron un plazo hasta el 31 de agosto para abandonar el país y prometieron atacar si no lo hacen). El primero es más debatible; el Talibán asegura estar luchando contra las fuerzas terroristas, pero tanto Al Qaeda como ISIS ya están estableciendo sus bases nuevamente en Afganistán.

Raab sostuvo en una entrevista con la BBC que el Reino Unido cuenta con distintos socios, como China e India, potenciales aliados en el Comité de Sanciones y el Consejo de Seguridad de la ONU. Sin embargo, para evitar posibles confusiones, el mismo funcionario británico sostuvo: “no daremos el dinero para el desarrollo de la capacidad de seguridad que le dimos con anterioridad al gobierno a los talibanes… claramente no querríamos continuar con ese financiamiento”.

Además de esta aclaración, Raab dejó en claro que intentarán asegurarse de que ese dinero no pase por las manos de los talibanes y que su finalidad es aliviar el sufrimiento humanitario del pueblo afgano, pero eso sabemos que no tienen manera de asegurarlo.

Dominic Raab, el hombre que ha quedado en lugar de Boris Johnson y sus  facultades actuales
Dominic Raab.

De todos modos, la ayuda otorgada hasta el momento por el gobierno británico siempre se encontraba condicionada a restricciones mucho maypres. Para recibir ese salvavidas económico, la ahora extinta República de Afganistán debía cumplir con las expectativas de buen gobierno, es decir, se encargara de reprimir a los grupos terroristas y de asegurar un mejor trato a las mujeres.

Este último punto es algo que ya se dejó de cumplir en la sociedad afgana: una de las primeras acciones del régimen talibán fue quitar todos los derechos a las mujeres en el país.

En referencia a esto, el ministro británico tuvo que admitir que la organización yihadista no tendrá los mismos controles y que, además, este acuerdo de estándar de gobernanza no será posible, al menos en el corto plazo, con los talibanes en el poder.

Por último, luego de unas intensas jornadas para Raab en cuanto a los pedidos de renuncia como consecuencia de un mal manejo de la situación, el funcionario demostró que él seguirá en su cargo y que, además, el gobierno británico desarrolló un plan de reasentamiento para admitir a miles de mujeres, niños afganos como así también otros ciudadanos vulnerables en territorio inglés.


Por Tadeo Pittari, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Trending