Seguinos en redes

Reino Unido

Tercer fracaso en las negociaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea

La fallida tercera ronda de negociaciones pos-Brexit complica el futuro de un acuerdo de libre comercio entre el Reino Unido y la Unión Europea. Mientras tanto, Boris Johnson busca nuevos mercados, principalmente en EEUU y Canadá.

Publicado

en

Luego de una tensa segunda ronda de negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido, el viernes se realizó la tercer instancia del denominado “período de transición” del Brexit. Los resultados fueron los mismos. O peores.

El negociador británico David Frost publicó nuevamente un comunicado en su cuenta de Twitter donde manifestó que “es difícil entender por qué la Unión Europea insiste en un enfoque ideológico que hace más difícil alcanzar un acuerdo de mutuo beneficio”.

Pese que a las partes lograron un buen acercamiento de criterios en cuanto a la discusión sobre el acceso de los pesqueros europeos en aguas británicas, las cuestiones de competencias comerciales en bienes y servicios sigue manteniendo este posible (o imposible) acuerdo casi en cero.

Londres ya anunció que no prorrogará el plazo de finalización, que es el 31 de diciembre. Se sale definitivamente de la UE con o sin acuerdo comercial. No quedan dudas de que ambos sufrirán las consecuencias económicas de un no acuerdo, pero la semana pasada, publicamos desde La Derecha Diario un informe que pone al descubierto que los mercados europeos ya están sintiendo este golpe británico.

“No habrá un acuerdo de saldo. Si Reino Unido quiere un acuerdo comercial hay una serie de condiciones vinculadas a nuestra soberanía y no será un país tercero quien venga a fijar las condiciones de acceso a nuestro mercado único”, declaró el negociador del bloque europeo, Michel Barnier.

En una rueda de prensa, Barnier se mostró “decepcionado” por la falta de avances en cuestiones claves que hacen a la negociación. Sostuvo, además, que el bloque “sigue apostando por un acuerdo comercial sin aranceles ni cuotas, aunque el acceso británico al mercado único y a su unión aduanera no puede ser tan fluido como la de un país miembro”.

Michel Barnier, el negociador de la Unión Europea, que volvió a mostrarse en completo desacuerdo con la posición negociadora del Reino Unido.

Ad

Junio será el mes decisivo para ambas partes, porque a fines de ese mes deberán decidir si prorrogan o no la negociación, más allá del 31 de diciembre. Si el gobierno de Boris Johnson no “solicita” esta prórroga, a partir del 1 de enero de 2021, el Reino Unido habrá cortado sus relaciones comerciales con los 27 miembros del bloque europeo definitivamente, sin un conjunto de reglas que intermedien su comercio.

Esto quiere decir que en principio todos los aranceles que la Unión Europea le pone al resto del mundo, que a pesar de su máscara liberal, son muchos y muy caros, se aplicarán sobre el Reino Unido, que a su vez puede decidir unilateralmente poner los aranceles que quiera. El objetivo de estas negociaciones son evitar esta guerra comercial y que de entrada ninguno de los países tenga que poner aranceles a la gente. 

En vísperas de una negociación que todavía puede resultar fallida, el gobierno británico se concentró en comenzar a poner sus ojos en el otro lado del Atlántico. Hace unas semanas, iniciaron negociaciones de un tratado de libre comercio el Reino Unido y Estados Unidos, lo que marcaría una nueva fase en la historia comercial del ex-miembro europeo, que había dejado de lado a su histórico aliado comercial en la década del ’90 para ingresar en el mercado único europeo.

Ad

El comunicado de David Frost, negociador especial del Reino Unido, tras la fallida tercer reunión.

Acabamos de completar nuestra tercera ronda de negociaciones con la Unión Europea, nuevamente en videoconferencia. Quisiera agradecer a Michel Barnier y a los equipos de negociación de ambos lados por su determinación de continuar las charlas en medio de estas circunstancias difíciles.
Me lamento, sin embargo, el poco progreso que logramos en acordar sobre los más significativos problemas entre nosotros.
Es muy claro que un comprensivo tratado de libre comercio estándar, con otros acuerdos principales en temas como el cumplimiento de la ley, sitios nucleares y aviación, todo en línea con la Declaración Política, podría ser acordado sin mayores dificultades en el tiempo disponible. Ambos lados han presentado textos legales completos, hay muchos precedentes y un claro buen entendimiento entre los negociadores.
El mayor obstáculo a esto es la insistencia de la UE en incluir una serie de nuevas y desequilibradas propuestas en el llamado “campo de juego nivelado” (una situación en la cual ambas partes tienen las mismas chances de progresar) que podría adherir a nuestro país a las leyes y estándares de la UE, o determinar nuestros regímenes legales, de una forma que no tiene precedentes en los tratados de libre comercio y no prevista en la Declaración Política. Tan pronto como la UE se de cuenta de que no podremos concluir un acuerdo sobre esa base, podremos progresar.

Ad

A pesar de que tuvimos útiles discusiones en temas de pesca sobre la base de nuestro texto legal de borrador, la Unión Europea continúa insistiendo en acuerdos de pesca y acceso a las aguas del Reino Unido de una forma que es incompatible con nuestro estatus futuro como un país costero independiente. Estamos comprometidos a acordar provisiones pesqueras en linea con la Declaración Política, pero no podemos realizar acuerdos que son manifiestamente desequilibrados y van en contra contra los intereses de la industria pesquera del Reino Unido.

Es difícil entender por que la Unión Europea insiste en un enfoque ideológico que hace más difícil alcanzar un acuerdo de mutuo beneficio.
Necesitamos un cambio en la aproximación de la Unión Europea para la próxima ronda, que comienza el 1 de junio. En orden a facilitar esas discusiones, vamos a volver públicos todos los borradores de los textos legales durante la próxima semana para que los países de la Unión Europea y observadores interesados puedan ver nuestro enfoque en detalle.
El Reino Unido continuará trabajando duramente para encontrar un acuerdo, siempre y cuando haya un proceso constructivo, y continúe creyendo que esto es posible”.
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Reino Unido

“Project Fear”: Mensajes filtrados de WhatsApp del ex ministro de Salud británico revelan un plan para lanzar “una nueva variante del COVID”

Publicado

en

El entonces ministro de Salud Matt Hancock, que amasó un enorme poder durante la pandemia, diagramó un masivo plan para imponer el miedo en la población británica para que acepten las cuarentenas en Navidad del 2020.

El pasado 4 de marzo estalló una noticia escandalosa en el Reino Unido: el ex ministro de Salud durante la pandemia, Matt Hancock, coordinó con otros funcionarios del gobierno la posibilidad de filtrar una nueva variante del coronavirus para “asustar” a la población y poder seguir con las cuarentenas en 2021.

La información fue publicada por el prestigioso medio The Telegraph, que nadie puede acusar de conspiranoico o ser de derecha. En el artículo titulado “The Lockdown Files” (Los Archivos de la Cuarentena), el periódico londinense reveló más de 100.000 mensajes de WhatsApp entre ministros del gobierno de Boris Johnson.

Por alguna razón la noticia no trascendió más allá de las costas de Gran Bretaña, pero es un escándalo mundial: los ministros de una de las potencias mundiales llevó a cabo un mega-plan para mantener las cuarentenas. Lo cual confirma las sospechas que los gobiernos vieron con buenos ojos mantener a la población encerrada a pesar de que en 2021 el peligro por la pandemia ya había terminado.

Entre los mensajes aparece un nombre cientos de veces: “Project Fear” (Proyecto Miedo). “Es una gran oportunidad para imponer una nueva cuarentena, no podemos desaprovechar la oportunidad de activar el Proyecto Miedo“, escribe en un tweet en diciembre del 2020.

Lockdown Files: Los mensajes filtrados del Gobierno británico

Las conversaciones de WhatsApp que se filtraron comenzaron el 13 de diciembre del 2020, dos días después que se hiciera pública la variante Alpha del SARS-CoV-2, con un mensaje de Damon Pool, ex secretario de Comunicaciones del Ministerio de Salud, dirigido al propio ministro Hancock, informándole que los parlamentarios del Partido Conservador estaban “furiosos” por sus declaraciones públicas de que serían necesarias nuevas cuarentenas para contener las nuevas variantes del Covid.

Hancock le responde que no se preocupe porque “la nueva variante” será “de mucha ayuda” para “preparar el terreno para que el Parlamento acepte nuevas cuarentenas“, incluso “en los días previos a Navidad“.

Vamos a asustar a todos con la nueva variante“, remató Hancock en otro mensaje, y agregó: “La complicación es que el Brexit está tomando la cabecera [en los medios]“. A lo que Poole respondió: “Si, con eso vamos a conseguir el cambio hacia un comportamiento apropiado [de la población]“.

Inmediatamente después, los mensajes de texto quizás los más incriminatorios. Hancock le envió un whatsapp a Poole preguntándole: “¿Cuándo liberamos la nueva variante?“. A lo que su secretario le respondió: “Pronto“.

El 19 de dicembre, tras la suba de casos por la aparición de esta variante, Boris Johnson anunciaba que se “cancelaba la Navidad, decretando una brutal cuarentena durante los días festivos de fin de año.

Matt Hancock a la izquierda, conversación de WhatsApp incriminatoria, a la derecha.

En los días posteriores, las filtraciones muestran que Hancock habló con otros ministros celebrando cómo lograron “convencer” a Boris Johnson de que había que imponer una nueva cuarentena, a pesar de que el Primer Ministro se oponía “fundamentalmente” a cerrar la economía.

Además, en otros mensajes, Hancock muestra su desprecio por Simon Stevens, el director ejecutivo de NHS England, uno de los mayores opositores a las cuarentenas durante la pandemia. “Se tiene que callar y entender que está arruinando jodidamente todo“, escribió en otro mensaje.

Que se vaya Stevens sería una masiva mejora“, completó. Stevens sería echado de su cargo el 31 de julio del 2021, algunos meses después de ese intercambio con el asesor especial del ministerio, Allan Nixon.

En otro lote de mensajes filtrados en enero del 2021, pertenecientes a un grupo de chat de WhatsApp con otros ministros, Poole le recomendó a los demás funcionarios dejar de publicar un mapa de calor de las áreas donde más casos se registraban de Covid. “Esto podría ayudar a que toda la población se asuste por el coronavirus, y no solamente los que pertenecen a las áreas calientes“, mensajeó.

Ayudaría a promover nuestro relato que las cosas están muy mal“, cerró su mensaje Poole. Simon Case, entonces jefe de Gabinete, respondió que “el factor de miedo/culpa es vital para nuestro mensaje“.

En el grupo, a lo largo de todo el primer mes del año 2021, Case, Hancock y Poole hablaron sobre cómo hacer el “mensaje del miedo” más efectivo. “Podemos reforzar el uso obligatorio de las máscaras, que se usen incluso en lugares no peligrosos“, escribió Hancock.

Básicamente, necesitamos que el cumplimiento de la cuarentena suba“, argumentó Case. “Pero no tenemos que pasarnos de la raya, porque podemos terminar quedando como una parodia“.

Hancock presionó: “Honestamente no impulsaría cosas pequeñas a menos que sean parte de un refuerzo masivo. Lo único grande que nos queda igual es movernos sobre los geriátricos y las oficinas“.

Case cerró ese diálogo: “Coincido, creo que tenés razón. Cosas pequeñas se ven ridículas. Tenemos que reforzar el mensaje de manera fuera“. Y repitió: “El factor de miedo/culpa es vital“.

Seguir Leyendo

Reino Unido

Cambridge prohibió a los blancos de sus posgrados para “darle más oportunidades” a las minorías

Publicado

en

Tras denuncias por ser una medida ilegal por discriminatoria, la universidad agregó un factor “socioeconómico” para justificar la segregación racial.

La Facultad de Artes y Humanidades (SAH) de la prestigiosa Universidad de Cambridge anunció “un nuevo y emocionante proyecto” que pondrá en funcionamiento la nueva política que lanzó la institución educativa apodada como “Participación Ampliada” para prohibir la inscripción de personas blancas de sus cursos de posgrado.

La discriminatoria decisión tiene como objetivo “dar una oportunidad a los estudiantes de grupos subrepresentados minoritarias de experimentar la investigación de posgrado en Cambridge“, dijeron las autoridades de la facultad al The Telegraph.

El programa solo aceptará estudiantes negros, británicos negros, pakistaníes, bangladesíes o británicos-pakistaníes“, explicaron en un primer momento desde la universidad, que tuvo que flexibilizar la medida luego de que denunciaran la decisión como racista.

Es por eso que en los últimos días, Cambridge anunció que además del factor racial, se introducirían razones socioeconómicas para decidir qué personas acceden a estos posgrados o no. Por lo que, en teoría, si una persona blanca de clase baja quiere inscribirse, podría.

Si bien el programa empezará en 2024, ya se puede predecir que esto ocurrirá muy poco: las clases bajas en general no tienen los recursos para pagar un posgrado de humanidades en Cambridge, por lo que el único factor que terminará determinando los ingresos entre estudiantes de clase alta, será su raza.

Los posgrados de Cambridge que entran dentro del programa son de investigación, lo que quiere decir es que los estudiantes que ingresen deberán pasar todo el verano en la universidad, cobrando un salario de la facultad y con alojamiento en el campus. Los estudiantes trabajarán 35 horas por semana durante un período de 4 a 6 meses, y hacia el final del curso deberán escribir un ensayo de 4.000 palabras que decidirá su recibida o no.

Hasta la fecha, ya han habido decenas de personas que se inscribieron a estos posgrados, y a lo largo del año, Cambridge determinará quienes reciben esta “pasantía” basándose en su lugar de nacimiento, sus ingresos actuales y los de su familia, sus notas en la carrera de grado y, por supuesto, su raza.

Las autoridades aseguran que impulsaron este programa ya que casi el 40% de sus aplicantes eran blancos caucásicos de clase alta, a diferencia del 25% que se ha registrado en otras facultades de Cambridge. También, al ser una facultad de humanidades en manos de profesores-activistas de extrema izquierda, no se les ocurrió mejor idea que lanzar un programa racista, discriminatorio e ilegal.

Seguir Leyendo

Reino Unido

Aumentan los crímenes de odio racial contra rusos en el Reino Unido desde que comenzó la guerra

Publicado

en

Una investigación de Sky News reveló decenas de crímenes de “odio racial” contra ciudadanos rusos en Gran Bretaña desde que las fuerzas rusas invadieron Ucrania en febrero del año pasado.

Los rusos en el Reino Unido están siendo objeto de ataques violentos, amenazas y abusos en el último año. Nuevas cifras sugieren un aumento de los delitos de odio raciales contra ciudadanos de ascendencia rusa desde la invasión de Ucrania el 24 de febrero del año pasado.

Una investigación de Sky News ha revelado detalles hasta ahora suprimidos por los demás medios de un gran número de crímenes de “odio racial” contra ciudadanos rusos en Gran Bretaña, donde en los reportes policiales se indica un sentimiento en contra de las personas por sus orígenes rusos.

Según el informe, las fuerzas policiales en Inglaterra han registrado que los delitos antirrusos se duplicaron en el último año en comparación con 2021, mientras que una organización benéfica reveló que los niños en edad escolar primaria han sido las principales víctimas.

Entre la multiplicidad de delitos, se informó de un asalto en un sitio de construcción en Derbyshire, donde un trabajador le dijo a la víctima: “Los odio a los rusos, matan gente“, antes de que lo golpeara y torturara con un objeto contundente.

En otro caso, la policía de Hertfordshire reveló detalles de un asalto con agravantes raciales en el que la víctima fue empujada al suelo en un cruce y le dijeron: “Todos los rusos son asesinos“, mientras lo golpeaban.

Además, un polvo blanco sospechoso fue enviado a un estudio de abogados en Londres, con una carta condenando sus vínculos con Rusia y expresando contenido pro ucraniano“, a pesar de que la única conexión aparente es que el dueño es de ascendencia rusa.

La policía de Devon y Cornwall dijo que otra víctima fue seguida en un supermercado por alguien “insultándolos y amenazando con matarlos porque son rusos“.

Un graffiti en las puertas de la embajada rusa en Londres en febrero de 2022

Además, el chef ruso Alexei Zimin dijo a Sky News que su restaurante de Londres recibió llamadas amenazantes y canceló las reservas en las primeras semanas de la invasión de Ucrania. A pesar de ser un opositor de la guerra, reveló que la gente lo había tratado de “cerdo ruso” y lo habían amenazado con vandalizarle y cerrarle su local.

Cabe aclarar que su restaurante, “Zima”, ha donado alrededor de 30.000 libras esterlinas a la Cruz Roja para los refugiados ucranianos y su postura contra la guerra ha llevado a la cancelación de su programa de cocina en la televisión rusa.

Adicionalmente,la organización benéfica Victim Support dijo que había visto una “ráfaga” de crímenes de odio contra Rusia en las primeras semanas de la guerra en Ucrania, incluidos incidentes de “intimidación relacionada con el odio” en las escuelas. La gran mayoría de las víctimas estaban en edad de escuela primaria.

Concretamente, la emisora Sky News presentó solicitudes de libertad de información a la Policía de Transporte británica (BTP) y a todas las fuerzas policiales territoriales en todo el Reino Unido (más de 40 en total), preguntando sobre “crímenes de odio racial” e incidentes similares que involucran a personas rusas desde febrero pasado, cuando el presidente Vladimir Putin anunció su “Operación Militar Especial” en Ucrania.

Un graffiti que dice “Mata a Putin” fue pintado en una pared en Slough

La policía del Gran Manchester dijo que se habían registrado 13 crímenes de odio racial contra víctimas rusas desde la invasión de Ucrania, frente a solo 6 en 2021 y 2 en 2020.

La policía de Derbyshire ha registrado cuatro delitos antirrusos desde el 24 de febrero de 2022, en comparación con cero delitos en 2021, incluidos asaltos que causan lesiones corporales reales, daños penales y acoso con agravantes raciales.

La policía de Cambridgeshire dijo que había visto siete crímenes de odio racial contra víctimas rusas desde la guerra en Ucrania, el mismo número que en 2021. Mientras tanto, BTP ha registrado tres delitos antirrusos durante la guerra de Ucrania, sin haber registrado ninguno en 2021.

Las fuerzas policiales de la ciudad de Londres, Dorset, Kent, Avon y Somerset, Hertfordshire y Lincolnshire también han registrado crímenes raciales contra los rusos desde que comenzó el conflicto.

La Policía Metropolitana se negó a responder a la solicitud de Sky News, diciendo que costaría demasiado recuperar la información. Sin embargo, la fuerza ha revelado previamente que registró 16 crímenes de odio contra víctimas rusas en los primeros dos meses de la guerra en Ucrania, en comparación con 22 delitos en todo el año anterior a la invasión.

En total, solo 14 fuerzas proporcionaron datos relevantes sobre crímenes de odio racial o incidentes similares dirigidos contra personas rusas en el Reino Unido desde que comenzó la guerra en Ucrania. Las fuerzas restantes no respondieron a Sky News, se negaron a proporcionar la información por motivos de costos o dijeron que no tenían delitos antirrusos registrados.

La invasión de Ucrania por parte de Vladimir Putin ha llevado a algunas fuerzas policiales a informar un aumento en los crímenes de odio contra Rusia

La información proporcionada por las pocas fuerzas que respondieron indica que ha habido un aumento significativo en la acción antirrusa, con la organización benéfica Victim Support coincidiendo en que había visto una “ráfaga” de incidentes, algunos de los cuales involucraron “intimidación relacionada con el odio” en las escuelas primarias.

Mark Walters, profesor de derecho penal y criminología en la Universidad de Sussex, dijo que los “eventos desencadenantes” conducen a aumentos en ciertos tipos de crímenes de odio.

Con Brexit, tuvimos un gran aumento en los crímenes de odio racistas“, dijo a Sky News. “Con la pandemia, vimos un aumento en los delitos de odio contra China y contra Asia“, agregó en la entrevista. Finalmente, “Con la guerra en Ucrania, verás que habrá un aumento en los crímenes de odio contra Rusia … eso probablemente durará mientras dure la guerra”.

El profesor Walters advirtió que los crímenes de odio no se suelen denunciar, y agregó que, “si bien creo que las cifras definitivamente mostrarán que ha habido un aumento, no tendría dudas de que probablemente será solo la punta del iceberg“.

Un portavoz del Ministerio del Interior dijo a Sky News que “El crimen de odio es un flagelo para las comunidades de todo el país. No refleja los valores de la Gran Bretaña moderna”. “Si bien es probable que el aumento de los casos se deba en gran medida a las mejoras en el registro policial, estos son delitos graves y esperamos que la policía investigue a fondo estos ataques de odio y se asegure de que los cobardes que los cometen sientan toda la fuerza de la ley“, finalizó.

Imagen representativa de la destrucción en territorio ucraniano

Seguir Leyendo

Tendencias