Conecte con nosotros

Nigeria

Biden retoma la política de Obama de hacer oídos sordos al genocidio cristiano en Nigeria

Publicado

en

A días de viajar a Nigeria para reunirse con el genocida régimen buharista, el Departamento de Estado dejó de reconocer el genocidio cristiano que está ocurriendo en el país africano a manos del islam.

El Secretario de Estado de Biden, Anthony Blinken, sacó a Nigeria de la lista de países involucrados en violencia e intolerancia religiosa, volviendo a la misma política permisiva de la persecución religiosa que imperó durante los dos mandatos de Obama. Miles de cristianos son asesinados por musulmanes cada año en Nigeria por motivos religiosos.

Diversos grupos y figuras públicas mostraron su repudio con la decisión del jefe de la diplomacia norteamericana, quien en menos de un año de gobierno deshizo los avances logrados por el gobierno de Donald Trump en materia de defender a los cristianos en el mundo.

Principalmente, la Comisión Estadounidense para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF) mostró su profunda preocupación y le pidió al Congreso que evalúe aprobar una ley para que la condena a la persecución cristiana en Nigeria sea una política de Estado del país y no varíe con cada gobierno de turno.

La decisión de Blinken viene apenas unos días antes de visitar Nigeria, por lo que se especula de una posible negociación con el régimen buharista detrás de la medida, que choca con los propios dichos de la administración americana que nombra a los derechos humanos como eje central de su política exterior.

El propio Blinken, consultado por esta decisión afirmó, que fue simplemente una coincidencia. “Entiendo que es difícil creer que es una coincidencia, pero lo es“, sostuvo. Funcionarios del Departamento de Estado no dieron razones concretas detrás de la decisión.

“Es una victoria para los terroristas. Es una derrota para cualquiera que esté preocupado por los derechos humanos y la libertad religiosa”, aseguró Frank Wolf, congresista del Partido Republicano y principal promotor de pasar la condena a Nigeria como una ley desde el Poder Legislativo.

La creciente islamización de Nigeria y la radicalización de grupos musulmanes ha provocado una cada vez mayor crisis para los cristianos viviendo en el país más poblado de Africa.

A datos estimativos de 2018, 53,5% de los nigerianos profesan el Islam, frente a un casi 46% de cristianos. A pesar de esta no tan gran diferencia porcentual, los cristianos son por lejos los más asesinados o atacados por cuestiones religiosas.

Inclusive, tan cerca como la semana pasada, grupos musulmanes radicales hicieron pintadas en iglesias cristianas amenazando con una masacre yihadista si siguen yendo a misa.

Trending