Conecte con nosotros

Argentina

Criptomonedas: la única inversión que le gana al dólar y no tiene “costo argentino”

Cómo funciona el mercado de criptoactivos, cuánto se puede generar y ganar, además de qué debe saber el inversor para no quedarse fuera de la economía del ¿futuro?

Publicado

en

Llegó 2020 y los inversores más avezados se plantean objetivos de rendimiento de su cartera. Probablemente algunos hayan escuchado hablar de las criptomonedas, algunos habrán intentado adentrarse, otros habrán sido desaconsejados, o quizá fue descartada de plano por “riesgosa”.

Es cierto que al ser un activo financiero tan nuevo, las criptomonedas atraviesan turbulencias que otros activos ya más consolidados no. Pero ahí quizá reside el atractivo para incluirlas en una cartera con cierto apetito de riesgo.

Bitcoin fue la inversión de mejor retorno en la década pasada (dejando en el polvo a Netflix, la acción que más ganó entre las acciones, multiplicando por 38 el capital invertido durante esos 10 años). También Bitcoin ganó en 2019 con el 91% y en 2020 viene siendo también el ganador en estos 60 días con aproximadamente 30%. 

Las alternativas de inversión hoy

Veamos qué alternativas de inversión puede considerar un inversor en 2020:

Como vemos en el gráfico, a grandes rasgos estas son algunas de las alternativas de inversión de que dispone el inversor. No son todas, pero dan una idea acabada de las opciones a nivel general.

En el eje vertical vemos cuan rápido puede hacerse del dinero (desinvertir, salir de esa inversión) y pasarse a dinero líquido, disponible.

Los dos cuadrantes de abajo indican una forma más lenta (estaremos más ilíquidos en esa inversión) de materializar una eventual ganancia. En cambio los dos cuadrantes superiores son más bien líquidos, de disponibilidad del dinero en forma casi inmediata.

Las criptomonedas más grandes son líquidas y ofrecen un potencial retorno muy alto en 2020 y en lo que resta de la década. Las acciones ofrecen una potencial de alto retorno, aunque si consideramos el promedio reflejado en el S&P 500 de los últimos 30 años da en promedio 7.96% anual de revalorización, por lo cual quizá debería reflejarse en el primer cuadrante izquierdo.

La volatilidad reina y seguirá reinando en cripto

Las criptomonedas son todavía un activo financiero muy reciente, lo cual todavía habrá mucha volatilidad por los próximos 10 años. Quienes estamos en el mercado hace varios años vemos una caída respecto a la volatilidad que experimentaba antes, pero así y todo es uno de los mercados más volátiles que existan.

Sin lugar a dudas el inversor que esté leyendo este artículo no tenga inversiones en otro activo tan volátil como las criptomonedas. Para ellos sugerimos que la manera más simple de neutralizar semejante volatilidad es asignandole un porcentaje muy bajo de su patrimonio, idealmente que no supere el 2%.

De esa manera se pueden lograr resultados muy atractivos (duplicar el patrimonio total en 10 años por ejemplo), arriesgando un porcentaje muy bajo de la cartera. Si la inversión no materializa, o atraviesa largos períodos de caída, no debería impactar en forma negativa significativamente la cartera.

¿Qué resultados estoy dispuesto a arriesgar?

Obviamente para lograr un 1% mensual, el nivel de riesgo es mucho más bajo que si el inversor intenta lograr un 25% mensual, algo posible en cripto siempre y cuando se esté dispuesto a arriesgar una posible caída del 25% de su patrimonio.

Cuando el inversor se confronta con esa realidad, es cuando el “apetito por el riesgo” disminuye significativamente, y un 1% mensual vuelve a parecer un retorno muy apetecible.

Intentar ver el bosque y no el árbol

Pero un inversor con cierto apetito de riesgo puede intentar buscar retornos muy atractivos en un área como cripto, siempre y cuando, como decíamos más arriba, no arriesgue más del 2% de su patrimonio.

El 98% restante del patrimonio se puede usar para buscar retornos más estables, más conservadores, menos dependientes de la volatilidad.

Cómo armar una cartera cripto en 3 etapas

Una vez que se decidió por incluir cripto, en un porcentaje muy poco significativo (no más del 2%), estos son algunos de los lineamientos a seguir para hacerlo con éxito:

Determinar el objetivo de la inversión en cripto: 

Pueden ser varios: diversificar el riesgo (contra dólar por ejemplo), intentar duplicar el patriomonio, headgearse contra la economía mundial, etc. Básicamente hay que responder la pregunta ¿porqué el inversor quiere entrar en cirpto?.

Horizonte de tiempo hasta maduración de la inversión:

Si bien es cierto que cripto está recién empezando, quizá el inversor tenga en mente un período de tiempo a esta etapa de prueba de este nuevo activo financiero. Debido a la alta volatilidad, no acostumbrada por la mayoría de los inversores, es importante mantenerse firme con el horizonte que se fijó de antemano. 

Tolerancia al riesgo:

Este punto es donde se tiende a ser más teórico que práctico, y donde uno dice que quiere alto retorno potencial, pero hay que asumir el riesgo y la volatilidad. No es lo mismo el riesgo implícito de intentar lograr un 5% mensual que un 25% mensual.

Al ser un activo financiero tan nuevo, el inversor clásico no encuentra eco en sus asesores financieros tradicionales, por suerte están surgiendo una nueva camada de especialistas en inversiones en cripto que pueden ayudar a dar el primer paso y responder sus dudas y definir los aspectos más tácticos.

Ahora sí, definir la parte táctica

Una vez que se definen estas tres grandes lineamientos de la cartera, se pasa a definir aspectos más tácticos. Hay varias opciones, para gusto de cada quién:

Una sola moneda o una canasta de criptomonedas

Se puede elegir sólo Bitcoin o sólo alguna moneda en específico. Ha habido otras criptomonedas que han tenido mejor retorno en ciertos períodos de tiempo, pero cuando se factorea por el riesgo implícito, Bitcoin termina siendo la de mejor Sharpe Ratio (la que tiene potencial de upside, cotejado el riesgo implícito). Se puede elegir una cartera diversificada, por ejemplo en el top 10, o top 20 en base a mayor capitalización de mercado. Una canasta ayuda a disminuir la volatilidad de una sola cripto pero a la hora de buscar altos retornos se necesita que todas las carteras de la canasta se comporten al alza en porcentaje parecido para apalancar toda la cartera. Sirve para amortiguar la caida, al menos un poco, pero también morigeran la subida, lo cual puede ser frustrante si se la compara con la ganadora del portafolio.

Comprar y olvidarse, o ir tradeando

Se puede ser holder de Bitcoin de largo plazo (más de 1 año, idealmente 3 o más). Se compra Bitcoin y no se mira atrás, pase lo que pase. Es lo más parecido a olvidarse que se tiene esta inversión, que históricamente ha sido la mejor inversión. También se puede “Ir tradeando en el camino”. Es para quienes buscan sacarle el máximo provecho en el camino. Son quienes hubieran intentado vender cuando llegó a USD 20.000 a fines de 2017 y volver a recomprar cuando Bitcoin cayó a USD 3.500 en Enero 2019. 

Hacer toda la inversión una única vez o en partes

Para quienes desean reacomodar algunas piezas de su portfolio y decidirse a eliminar alguna inversión que no prometía grandes retornos este año para arriesgarlo en las criptos, quizá convenga entrar “todo de una vez”.

Para quienes tienen cash flow proveniente de inversiones en real estate por ejemplo, pueden aprovechar para ir haciendo Dollar Cost Averaging (DCA) y promediar entradas todos los meses, sin arriesgar capital, sino solamente lo producido por renta.

Hacerlo por su cuenta o delegarlo

La ventaja de hacerlo por su cuenta es que no se necesita confiar en nadie, ni pagar los fees de gestión. Por otro lado, es muy probable que ningún asesor de inversiones tradicional le haya mencionado la oportunidad que se está perdiendo, más que nada por desconocimiento en esta área compleja y tan reciente. En ese caso se puede delegar en asesores financieros especializados en criptomonedas. 

Conclusión

Ciertamente las 5.000 criptomonedas existentes hoy ya han ido ganando un lugar en la cartera de los portafolios más osados. Y a fuerza de resultados, y potencial, es que los inversores más tradicionales están animándose a darle una chance, con un porcentaje muy menor de su portfolio.

Por algo se empieza. Se repite mucho la cara de sorpresa cuando les cuento a los inversores interesados explorando en cripto, que Bitcoin en términos de volumen medido en dólares ya tradea lo mismo por día que las acciones sumadas de las 5 empresas más grande del mundo, US$ 28.3 billones de dólares.

Cripto ya se puso los pantalones largos en el mundo de las inversiones, sólo que todavía es muy temprano, lo cual lo hace difícil de entender, pero muy atractivo llegar antes que los demás.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Alberto Fernández hará los anuncios del nuevo gabinete que pidió Cristina el lunes

Publicado

en

El lunes por la mañana el presidente hablará en una conferencia de prensa donde prometió revelar el acuerdo con Cristina para evitar la quiebra del gobierno.

Después de estar casi 24 horas recluido en la Quinta de Olivos y escondido de la prensa, Alberto Fernández volvió a la actividad ejecutiva hoy a la tarde y le informó a los medios que tomó una decisión respecto a su gabinete, pero que se tomará 48 horas más para analizar los cambios específicos y que los anunciará el lunes.

Según los reportes de los medios oficialistas, Fernández está dispuesto a ceder y a “entregar” a Santiago Cafiero, jefe de Gabinete y dirigente de su máxima confianza, además de soltarle la mano a Wado de Pedro, ministro de Interior, y a Juan Cabandié, ministro de Medio Ambiente.

Como reveló Cristina Kirchner en la lapidaria carta del jueves, ella intercedió para que Alberto ponga a Wado de ministro del Interior y no de Jefe de Gabinete en 2019 cuando asumió el Frente de Todos. Ahora, la Vice no lo quiere más y pidió su salida del gobierno.

Según ella misma admitió, el lunes después de las PASO se juntó en Olivos a solas con Alberto Fernández, y le pidió que lo saque a Cafiero en favor de Juan Manzur y a Wado en favor de Sergio Uñac.

Los gobernadores tucumano y sanjuanino fueron los únicos dos peronistas que ganaron en territorios competitivos el pasado domingo, y Cristina cree que ese capital político debe ser explotado a nivel nacional.

Además, Cristina habría pedido la cabeza de Julio Vitobello, el Secretario General de la Presidencia, cargo para el cual la Vice veía a Aníbal Fernández como un buen reemplazo.

La crisis que está atravesando el gobierno es una consecuencia directa de Alberto diciendo que no a estas órdenes de Cristina, pero todo indica que finalmente cederá y Manzur irá a la Jefatura, Uñac a Interior y Aníbal a la Secretaría General.

Los cambios que pidió Cristina para el Gabinete de Alberto: Manzur por Cafiero, Uñac por Wado y Aníbal por Vitobello.

Tanto Manzur como Uñac resistieron en un primer momento su nominación, ya que ambos están fuertes en sus provincias y no quieren quemar su capital político asumiendo en el gobierno que sufrió la peor derrota a nivel nacional de la historia del peronismo.

Manzur, particularmente, no quiere abandonar Tucumán porque actualmente está disputando una feroz interna con su vice, Osvaldo Jaldo, quien lo desafío en las PASO del domingo. A pesar de que Manzur salió triunfante de esas primarias, la relación quedó al rojo vivo y la salida de Manzur significaría la asunción de Jaldo como gobernador, algo que desde el entorno del cuyano aseguran que sería entregarle la Provincia en bandeja.

Sin embargo, parece que la persuasión de Cristina Kirchner sigue siendo el punto débil de los señores feudales peronistas, y Manzur por lo menos aceptaría el ingreso al gobierno nacional, mientras que Wado podría resistir la embestida y Aníbal caer en otro ministerio, como el de Seguridad o Defensa.

Seguir Leyendo

Argentina

Cristina gana la pulseada: el vocero y operador de Alberto Fernández fue echado del gobierno

Publicado

en

Juan Pablo Biondi compartió la carta de su dimisión en redes sociales: “Motiva esta decisión la crisis desatada en las últimas horas y espero que mi alejamiento del cargo contribuya a pacificar, en parte, estos momentos difíciles que nos toca vivir”, expresó.

El vocero y principal operador de prensa de Alberto Fernández, Juan Pablo Biondi, presentó su renuncia indeclinable esta tarde en medio de la crisis política que atraviesa el Gobierno y luego de que Cristina Kirchner apuntara contra su persona en la carta que difundió el jueves.

“Tengo el agrado de dirigirme a usted para presentarle mi renuncia indeclinable como Secretario de Comunicación y Prensa de la Presidencia Argentina con el que me honrara el 10 de diciembre del 2019. Motiva esta decisión la crisis desatada en las últimas horas y espero que mi alejamiento del cargo contribuya a pacificar, en parte, estos momentos difíciles que nos toca vivir”, expresó en la carta de renuncia que publicó en sus redes sociales.

“Sólo usted sabe de mi compromiso, entrega y fidelidad a su investidura y a su persona en este largo camino en que lo acompañé”, agregó.

Esto supone una victoria total de Cristina Kirchner, quien había tratado de forzar la salida de Santiago Cafiero tras la derrota electoral del domingo, pero recibió una fuerte resistencia de la mano derecha del círculo íntimo presidencial.

Biondi aprovechó la presión del ala cristinista, ejercida a través de una renuncia masiva de funcionarios, para instalar en los medios que La Cámpora quería la cabeza de Guzmán, no de Cafiero, para desarmar la operación del kirchnerismo duro y generar el repudio de sus seguidores.

Pero esto no funcionó. Cristina llamó a Guzmán el miércoles a la noche, le contó que ella no había pedido su renuncia y que tenía todo su respaldo, y el jueves publicó la lapidaria carta que lo menciona con nombre y apellido.

Alberto Fernández con Santiago Cafiero y Juan Pablo BiondiAlberto Fernández con Santiago Cafiero y Juan Pablo Biondi

En la renuncia, le dedicó un párrafo directo a Cristina Kirchner, quien ayer esgrimió duras críticas hacia la función del vocero “Me ofenden y lamento las malas interpretaciones que hiciera sobre mí la señora Vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, al considerarla una líder indiscutible del espacio político que representa ella junto con usted. Siempre he sido una pieza de armonía, concordia y tolerancia en mis funciones y profesional en mi relación con los medios de comunicación, escribió sin pudor.

Señor Presidente, deseo que esta nueva etapa que comienza sea superadora de la precedente. Tengo la certeza que así será y que en esta nueva instancia de su gobierno cuente con un nuevo elenco de colaboradores para enfrentar los desafíos venideros. Reitero el inmenso honor de haberlo podido acompañar en esta enorme tarea, cargada sobre sus hombres y de todo su Gabinete, la tremenda tragedia humanitaria como es la pandemia del COVID 19, que nos lastimó desde marzo del año pasado y que la hemos enfrentado sin ambages”, cerró el ahora ex funcionario.

La salida de Biondi es la primera confirmada luego de la contundente derrota del Gobierno en las elecciones Primarias. Si bien el Presidente se tomará unas horas más para empezar a delinear el nuevo Gabinete, trascendió que está dispuesto a “entregar” a Santiago Cafiero, jefe de Ministros y dirigente de su máxima confianza. Este es otro de los reclamos de Cristina Kirchner. En su lugar, iría alguno de los gobernadores peronistas que cantaron victoria en las PASO.

Para el reemplazo de Biondi, suena Gustavo Béliz, quien ha fracasado en sus tareas como asesor estratégico internacional, y podría ahora tratar de meterse de lleno en la política local.

Seguir Leyendo

Argentina

“Presidente, queda poco tiempo”: la fuerte advertencia a Alberto de un arzobispo cercano al Papa Francisco

Publicado

en

Víctor Manuel Fernández criticó a Alberto Fernández por “entretenerse con el aborto, la marihuana y el lenguaje inclusivo” mientras desatendía los graves problemas sociales del país.

La derrota electoral del 12 de septiembre dejó al descubierto un descontento social generalizado con las políticas del gobierno de Alberto Fernández que solo La Derecha Diario y muy pocos otros medios habían reportado.

En ese marco, uno de los principales referentes de la Iglesia Católica argentina y hombre de extrema confianza del Papa Francisco, el arzobispo de La Plata Víctor Manuel Fernández, le pidió a Alberto Fernández que revea el rumbo de su gestión y las prioridades planteadas por su gobierno: “Presidente, queda poco tiempo”.

En la carta que le dirigió a Alberto, mientras el mandatario hace malabares para no ser desplazado por Cristina, el líder eclesiástico lamentó que el Gobierno no le haya dado prioridad a los graves problemas sociales que agobian al pueblo argentino, como la pobreza, la inflación y la desocupación.

Víctor Manuel Fernández es el arzobispo de La Plata. Pero sus palabras no pesan únicamente por su cargo eclesiástico, sino por su conocida cercanía con el sumo pontífice, que lo entronizó en el cargo que desempeña, tras desplazar a Héctor Aguer.

En esa línea, el prelado que es conocido como “Tucho” Fernández, y que fue entronizado en el cargo que desempeña por el Papa tras desplazar a Héctor Aguer, cuestionó al Presidente por concentrarse en una agenda de temas que no resultan urgentes, como la legalización de la marihuana, el lenguaje inclusivo, el aborto y la eutanasia.

El arzobispo lo criticó duramente por haberse “entretenido” con el aborto mientras otros países se preocupaban por conseguir más vacunas y enfrentar como se debe a la pandemia de coronavirus, con medicina y no con una cuarentena cavernícola.

Tucho Fernández, antes de ser arzobispo de la capital de la provincia de Buenos Aires -la segunda en importancia detrás de la que tiene asiento en la CABA- era Rector de la Universidad Católica Argentina, un ámbito que el Sumo Pontífice también tenía bajo su liderazgo.

Aviso de la Iglesia a Alberto Fernández: Queda poco tiempo

En una columna de opinión que envió al diario La Nación, el arzobispo de confianza del Papa le imploró al oficialismo que se concentre en la producción y el trabajo, en lugar de enfocarse en los reclamos de los sectores “minoritarios que tiene cerca”.

Titulada “Pedido al Presidente”, Tucho plantea fuertes cuestionamientos al rumbo que tomó el gobierno nacional desde su asunción, sobre todo en lo referido a la sanción de la ley que despenalizó el aborto, y brinda su propia interpretación sobre los motivos profundos que entiende derivaron en la aplastante derrota electoral del Frente de Todos del pasado domingo.

Las frases más destacadas de la carta pública de Víctor Manuel Fernández al presidente Alberto Fernández:

1- “Presidente, queda poco tiempo”.

2- “A fines del año pasado, mientras los países vecinos estaban comprando vacunas, aquí el Ministerio de Salud se apasionaba en plena campaña por el aborto”.

3- “¿Quiénes no le perdonarían al Presidente el mal paso de la fiestita de Olivos? El asunto es que él trataba de imbéciles a quienes hacían lo mismo”.

4- “Lo hemos visto muy entretenido con el aborto, la marihuana y hasta la eutanasia, mientras los pobres y la clase media tenían otras hondas angustias que no obtenían respuesta”.

5- “A fines del año pasado, mientras los países vecinos estaban comprando vacunas, aquí el Ministerio de Salud se apasionaba en plena campaña por el aborto”.

6- “Sin embargo, algunos miembros del propio gobierno parecen pensar que la solución está en radicalizarse más, sin ver que eso sería acercarse más al abismo”.

7- “Muchas mujeres, a las que el gobierno creía responder, estaban viviendo al día, con sus familias despedazadas, sus hijos que habían abandonado el colegio y habían caído en la droga y la delincuencia, y con la plata valiendo cada día menos”.

8- “En los últimos meses se vio una potente avanzada para imponer un lenguaje “no binario” que en las inmensas barriadas a nadie parece interesarle”.

9- “De un estratega se espera la capacidad de leer en el momento histórico actual cuáles son los verdaderos y más grandes reclamos del pueblo, al margen de los propios gustos.

10- “Ya hay mucha gente cansada de esperar”.

Seguir Leyendo

Trending