Seguinos en redes

Argentina

Nueva embestida K contra las Fuerzas Armadas: los liceos militares serán reformados con una mirada progresista

El ministro Rossi quiere eliminar la práctica de tiro y reemplazarla con simuladores, junto a otras reformas de fondo en los Liceos Militares. Se sospecha un intento de incorporar adoctrinamiento y de la desmilitarización.

Publicado

en

No es novedad el fastidio que tiene el Gobierno Nacional contra las Fuerzas Armadas: en su gestión anterior, previo al gobierno de Cambiemos, el kirchnerismo había intentado eliminar de plano los liceos militares -los institutos de nivel medio que forman reservistas- aunque encontró resistencia en su momento. 

Ahora, en el marco de reformas pedagógicas, el Gobierno parece retomar el programa chavista de reforma militar. Pero no es la única embestida.

En las distintas comunidades de los liceos militares hay preocupación porque con la nueva normativa, la Resolución 255/2020 del Ministerio de Defensa, se quitó la práctica de tiro para reemplazarla por simuladores que, según estimaciones privadas, cada uno cuesta aproximadamente US$150.000

Si se suma cada uno de los liceos debería invertirse, al menos, US$1.350.000, todo en el marco de la crisis económica y social que atraviesa el país y con un dólar sumamente encarecido y difícil de conseguir. 

A todo esto se agrega que se quitan las materias vinculadas a religiosidad, ética y moral y se las reemplazaron por contenidos de problemática ciudadana. 

Por último, también se le quita la categoría de reservistas a los egresados. Esto mismo había ocurrido con anterioridad bajo la administración del entonces ministro Antonio Puricelli en 2013 y encontró fuertes resistencias en figuras como Julio Cobos, entre otros, quien fuera formado en un liceo militar durante su juventud. 

En ese momento, las reformas se habían encarado bajo el programa Plan de Liceos 2010 que se encontraba influenciado por la agenda y protocolo del Comité de los Derechos de los Niños (CRC por sus siglas oficiales en inglés) dependiente de la ONU. Ahora, el nuevo plan es hacia 2030.

Ad

En 2018, con la administración de Macri, el ministro Oscar Aguad derogó estas medidas y se retomó la formación tradicional y el carácter de reservistas de los egresados. Una de las diferencias de criterio que hay entre ambas administraciones es que el kirchnerismo adopta la postura de la ONU y considera a los estudiantes jóvenes como niños que deben estar alejados de las armas. 

En declaraciones a Infobae en 2018, Nora Schullman, entonces directora ejecutiva del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño (Casacidn), en referencia al retorno a la modalidad clásica de los liceos dijo que “Nuestra respuesta es categórica y desastrosa. Nos llevó tanto tiempo instalar estas discusiones y, de repente, los chicos de entre 14 y 17 años van a volver a manejar armas. Es una medida que atrasa y que la próxima vez que el Comité analice a la Argentina lo va a hacer notar. Las armas las tienen que manejar los adultos y bastante mal lo hacen”.

Por otro lado, también hay sospechas crecientes que los liceos pasen a depender directamente de la órbita de la Universidad de la Defensa, un instituto que forma parte del ministerio homónimo.

Pero, ¿qué es la UNDEF o Universidad de la Defensa? Es un instituto educativo fundado en 2014 a partir de la ley 27015 en el que se busca articular la educación superior y la formación militar bajo la conducción civil, aunque cuenta en su Consejo de Dirección con acompañamiento institucional del Jefe de Estado Mayor Conjunto y sus homónimos respectivos de cada rama militar. 

También el ministro de Defensa de la Nación forma parte del Consejo de Dirección rompiendo, de esta forma con la autonomía universitaria. En otras palabras, no está garantizado que la UNDEF tenga un programa independiente y estratégico por fuera del Gobierno de turno quedando supeditado a posibles arbitrariedades. Los liceos, en cambio, tienen dirección de los mandos militares en sus respectivas armas.

Ad

A su vez, desde el Gobierno Nacional admiten que hay un cambio de agenda y prioridades en la dirección de los liceos aprovechando la situación de cuarentena, aislamiento y poca capacidad de coordinación colectiva.

En ese sentido, Sergio Eissa, Director Nacional de Formación declaró a distintos medios que “La idea del Ministerio de Defensa es dialogar y esto se va a hacer de abajo hacia arriba, la comunidad educativa se va a juntar en cada liceo y va a evaluar qué se puede mejorar o por ahí deciden que no pedagógicamente no hay que mejorar nada; después elevarán a cada dirección del Ejército, la Armada o la Fuerza Aérea sus sugerencias y nosotros nos juntaremos luego con cada una de las direcciones y si hay que hacer modificaciones se harán gradualmente”.

El panorama parece ser negativo ante lo que se viene por parte de las intenciones del Gobierno Nacional en lo que ahora denomina “Plan Liceo 2030”. Lamentablemente, no es el único problema: a los inconvenientes generales de falta de insumos, armamento moderno y destratos oficiales por parte del kirchnerismo, en el Gobierno nacional se le suma una medida arbitraria para la próxima campaña antártica, de la cual se hablará en una próxima nota. 

Ad


En diversos medios se llegó a viralizar una carta anónima reflexionando sobre la preocupación existente acerca de los liceos:

“LICEOS MILITARES: NO SE REFORMA UN SENTIMIENTO”
“No me importa si nace de este o aquel ministro. De este o aquel partido. No me importa si se hace por revancha o por odio. Con intencionalidad o impericia. No me importa qué hay detrás de esto que vuelve a presentarse en la agenda política, y que duele, mucho. No me importa si en el afán de lograr eso que no sé (ni me interesa) nos tratan de golpistas, fachos, gorilas, asesinos o locos. No me importa que intenten descalificarnos en ese camino. No me importa lo que digan, ni lo que piensen. Sólo me importa una cosa: mi Liceo Militar.

¿Cuál es mi Liceo? El “General San Martín” en Buenos Aires; el “General Espejo” en Mendoza; el “General Belgrano” en Santa Fe; el “Grl Paz” en Córdoba; el “General Roca” en Chubut; el “General Aráoz de Lamadrid” en Tucumán; el “Almirante Brown” en Buenos Aires; el “Almirante Storni” en Misiones y el Liceo Aeronáutico Militar en Santa Fe. Cada uno de ellos es mí Liceo. Tuyo y de cada argentino. Son esos pasillos, esas aulas y esos jardines que se volvieron parte fundamental de la vida de cada uno de los que aprendimos a valorar a nuestra familia que nos apoyaba a la distancia; a nuestra Patria, nuestros compañeros y nuestros compatriotas, empezando por cantar Aurora con energía bien temprano frente al Pabellón Nacional y aprendiendo nuestra historia y Valores Nacionales conjuntamente con el avance de la formación como Cadetes.

Sí, ese es mi Liceo. El que me enseñó que con 12 años podía arreglar mi habitación; coser mis botones; barrer, lavar y planchar. El que demostró que todo eso que hacía mamá o papá por mí demandaba ganas, tiempo y energías; tanto en días buenos como malos. Me enseñó a valorar esa presencia incondicional de la familia. Me enseñó a extrañarla y – de paso – a superar esa distancia que nacía entre lágrimas en la retreta. Mi Liceo también son mis camaradas, esos con los que me di cuenta que tenía que afeitarme, que podía enamorarme, equivocarme, divertirme y que existen los hermanos de distintos padres. Hermanos con distintas historias, con distintas sensaciones, con distintos propósitos, con distintas posibilidades… pero que todos descartaban que al lado tenían a otro amigo que estaba dispuesto a dejar todo por nosotros. También hubiéramos hecho lo propio. En el aula o en el terreno. En el rancho o en el pozo. Aprobados o sancionados. Corriendo o arrastrando. Riendo o llorando. Para un camarada, para un hermano Liceísta, no hay condicionante. No lo hay, ni con 12 años, 17 o 60. Porque el Liceo no es una etapa, es un sentimiento. Ese que adquirimos en la inmadura adolescencia y nos acompaña hasta el lecho de muerte.

Mi Liceo está en todo el país. En cada ciudad donde el Ejército, la Armada o la Fuerza Aérea tienen uno. En cada localidad donde un Liceísta ejerce su profesión. En las Islas Malvinas, donde descansan héroes Liceístas. En la Antártida, donde militares y científicos liceístas hacen más grande nuestra soberanía científica y territorial. En el extranjero, llevando Paz a través de la ONU o llevando la celeste y blanca a través de sus vidas en otros suelos. Mi Liceo trasciende fronteras, trasciende edades, trasciende épocas. Esta es una más.

Digo que no me importa y que no sé qué buscan cuando manosean mi Liceo Militar. Tampoco lo entiendo. Miro las noticias y el país está mal. Las instituciones decaen. La sociedad pierde moral. Empero algunos – desconociendo o sin entender nuestra historia y esencia – se detienen – detrás de una excusa ideológica que poco nos involucra – en esto que funciona bien, muy bien. De eso no hay dudas, si cuando encendés la TV aprendés de salud con el Dr. Cormillot o de ciencia, leyendo una revista con artículos de Maldacena. Si hay pujantes agropecuarios o importantes empresarios como Roemmers o Roggio que mueven nuestra economía. Si reconocés a Pancho Ibáñez en cada spot publicitario con su voz. Si pasás por Mar Del Plata, Córdoba o Chubut, donde gobiernan Schiaretti, Montenegro y Arcioni. O quizá pasaste por Santa Fe cuando lo hacía Bonfatti. Si celebraste la Democracia con Alfonsín y De La Rúa. Si te volvías loco con Los Pumas, cada vez que salían a la cancha con Fernández Lobbe. Si podría seguir mencionando centenares de figuras políticas, empresariales, deportivas y de cualquier rubro que se te ocurra, con el único factor común: todos ellos Liceístas.

En mi Liceo me enseñaron, resumidamente, todo lo que conté más arriba. Todo ello, sentando las bases en Dios, pero respetando cada credo que se presente. Aprendiendo a defender y engrandecer mi Patria, desde la profesión o trabajo que elija; instruyéndome – acorde a cada año lectivo – sobre el uso de armas de fuego, con la conciencia de que es el último instrumento que debemos tomar si la Patria nos llama, para defender nuestros intereses vitales como país, con las premisas que recién destaqué. Mi Liceo siempre buscó lo mismo: formar buenos ciudadanos, insertos en la sociedad que los rodea; elijan – luego – la profesión, vocación o vida que elijan. Mi Liceo sólo me otorgó una condición, irrenunciable: ser Liceísta. Y no me importa nada más que eso siga siendo así, para quienes lo deseen en las futuras generaciones. Por y para eso, la familia Liceísta está siempre de pie, atenta y dispuesta.

Soy vos, él, ella y cada Liceísta de nuestra historia”.


Por Martín Yapur, para La Derecha Diario.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

El Frente de Todos vs Alberto: la pelea por las PASO

Publicado

en

La Cámpora en alianza con los Gobernadores se enfrentan a Alberto y sus aliados en la contienda por suprimir las elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias.

La interna oficialista cobra fuerza tras el recalentamiento del debate por la suspensión de las PASO. El búnker albertista opera por la negativa del proyecto, mientras que La Cámpora ve con buenos ojos la propuesta de los Gobernadores para que en el 2023 no haya primarias obligatorias.

Fue Andrés “Cuervo” Larroque, líder de la organización kirchnerista, el que se pronunció sobre el tema. Larroque es un hombre muy cercano a Máximo Kirchner, por lo tanto es el responsable de expresarse en los temas más sensibles de la interna oficialista.

Dentro de La Cámpora, hay quienes aseguran que el diputado Kirchner no está concentrado en la discusión mainstream. Sus preocupaciones están en el bastión de su familia, la provincia de Santa Cruz, donde se alega descuido por parte de la vicepresidente y su hijo, que ahora pretenden replegarse y plantar bandera. 

Mientras tanto la otra pata del gobierno, Sergio Massa, a pesar de permanecer distanciado del entorno cristinista, estaría dispuesto a dar su aval al proyecto de los Gobernadores. 

También aseguran que dicho proyecto tendrá como acompañamiento posterior un desdoblamiento electoral en casi todas las provincias, algunos ya confirmados. El objetivo de los Gobernadores es cuidar sus territorios, despegándose lo máximo posible de la boleta nacional y minimizar riesgos. 

“Hay un debate de trasfondo filosófico respecto de la PASO. Creo que había un espíritu original que quizás no resultó como se había previsto”, afirmó Larroque en  El Destape Radio. 

Alberto mandó a sus emisarios, Leandro Santoro y Eduardo Valdes, a marcar su posición sobre la negativa del proyecto ante el resto del frente oficialista. Por su parte, los movimientos sociales no se quedaron atrás porque tanto Barrios de Pie, como el Frente Patria Grande y el Movimiento Evita también adhirieron al pedido del Presidente de no derogar las primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias. 

El motivo de los movimientos sociales para no derogar las PASO es debido a sus aspiraciones electorales. Ejemplos concretos serían los de los municipios de San Martín y La Matanza en el conurbano bonaerense, el Movimiento Evita está envalentonado y pretende disputarle los terrenos a dirigentes de peso dentro del peronismo como lo son Gabriel Katopodis (San Martín) y Fernando Espinoza (La Matanza). 

Se espera que el debate oficial en diputados para tratar el proyecto oficial se de después de la aprobación del presupuesto el 26 de octubre. Al kirchnerismo todavía no le dan los números pero se estima que si los 129 diputados se ponen de acuerdo dependerá de las terceras fuerzas que en su mayoría no han dado a conocer su postura oficial sobre el tema. 

Los reflectores se comienzan a acercar al bloque de La Libertad Avanza, que si bien no han dado a conocer como votaran, es de público conocimiento que tanto Victoria Villarruel como Javier Milei han dejado en claro en reiteradas oportunidades que las PASO solo son un gastadero de dinero proveniente del erario público. 

Seguir Leyendo

Argentina

Afuera Moyano de Independiente: Doman se impuso en las elecciones del club que tiene tomado el líder sindicalista

Publicado

en

El periodista Fabio Doman es el nuevo presidente de Independiente, sacando a Moyano después de 8 años de reinado en el club.

El Clan Moyano perdió el control del Club Atlético Independiente, luego de que sus candidatos perdieran en las elecciones contra Fabián Doman, quien se impuso sobre Javier Mazza y Claudio Rudecindo.

El líder de Unidad Independiente, muy cercano a Macri, tomará la silla del líder sindicalista Hugo Moyano y estará acompañado en la presidencia por Néstor Grindetti y Juan Marconi.

Con el 50% escrutado, Doman se impuso con el 73% de los votos, y la tendencia ya es irreversible. Rudecindo quedó en segundo puesto con el 14,6% y último Mazza con el 12,5%, el candidato de Moyano.

A las 19 horas cerraron las urnas en Avenida Mitre 470, la sede del club. Los comicios se extendieron una hora más de los esperado por la alta participación de los socios. Según informaron desde el club concurrieron cerca 16.000 hinchas del Rojo.

Las listas de candidatos estaban formadas por el economista Javier Mazza (Agrupación Independiente), vinculado a Moyano y al Frente de Todos; por el martillero público Claudio Rudecindo (Gente de Independiente), que sorprendió quedando segundo; y por el periodista Fabián Doman (Unidad Independiente).

Tras finalizar la votación, el diputado nacional de Juntos por el Cambio Cristian Ritondo, armador de la lista ganadora, afirmó: “Logramos que hoy se vote, que venga muchísima gente a votar, un récord histórico. Estoy seguro que los socios nos acompañaron en esta idea del cambio y de terminar el ciclo de los Moyano“.

El reinado de Hugo Moyano llega a su fin tras 8 años en los que pasó del respaldo casi unánime al rechazo de una gran parte de los hinchas del Rojo. Estas votaciones estaban programadas para el 19 de diciembre de 2021, pero se postergaron debido a distintas instancias judiciales que se sucedieron y apretones mafiosos del gremio de Camioneros.


Seguir Leyendo

Argentina

Milei reunió a 30 mil personas en Tucumán junto a Bussi: “Voy a ser el próximo presidente de la Argentina”

Publicado

en

El diputado liberal desembarcó en Tucumán junto a Ricardo Bussi, el líder de Fuerza Republicana, y encabezó una masiva convocatoria en la céntrica Plaza Alberdi.

El diputado Javier Milei encabezó este sábado su primer acto en el norte argentino ante la presencia de más de 30 mil personas en la Plaza Alberdi de San Miguel de Tucumán. Su desembarco estuvo articulado por Ricardo Bussi, líder del partido de derecha Fuerza Republicana, tercera fuerza en la provincia, y flamante nuevo aliado de La Libertad Avanza.

“Voy a ser el próximo Presidente para sacar a la Argentina del pozo”, exclamó Milei, con una gigantografía del autor de la Constitución de 1853, Juan Bautista Alberdi, a quien le rindió homenaje durante el discurso.

“Si algo tiene de maravilloso estar en esta provincia es que es una tierra que respira libertad. Hace más de 200 años, 29 patriotas declararon la independencia para sacarnos de encima el yugo opresor de la monarquía española. Es increíble que 200 años después tengamos que seguir peleando por la libertad, pero no porque estamos siendo esclavizados por alguien de afuera, si no porque estamos siendo expoliados por la casta y la corporación política acá mismo“, afirmó el líder libertario.

No hay nada más injusto que la justicia social. Implica un robo y un trato desigual ante la ley. Es un modelo repugnante y decadente que hace que a los que laburamos nos vaya mal y que les vaya bien a los parásitos de la política“, se pronunció Milei.

“El año pasado cuando me encontraba en el debate de diputados por la Ciudad presenté el modelo de la casta. El mismo se basa en un principio que dice que donde hay una necesidad nace un derecho. El problema es que cuando las necesidades son infinitas y los recursos finitos se produce una inconsistencia”, explicó.

El déficit fiscal lo quieren financiar con endeudamiento. Esto es injusto e inmoral. Implica impuestos futuros que serán pagados por las generaciones venideras. Cuando no se puede contraer deuda se recurre a la emisión monetaria. Este gobierno es el máximo estafador emitiendo dinero, es un gobierno ladrón”, agregó.

“Cuando ya nadie nos presta, ni se puede emitir, los políticos vienen compungidos y dicen hay que hacer el ajuste. Pero nunca lo hacen ellos, si no los que laburamos. Esta vez les decimos que el ajuste lo hará la política“, dijo repitiendo una de sus frases ganadoras de las elecciones del 2021.

Lo que empobrece a los pueblos es el maldito socialismo. El problema no es el chef, es la receta. Argentina cuando abrazó las ideas de Alberdi se convirtió en la primera potencia mundial. Pero a partir de 1916 cuando abrazamos ideas socialistas nos convertimos en un país decadente. Y si seguimos así seremos la villa miseria más grande del mundo“, advirtió. 

“El socialismo avanzó sobre la ideología de género, clamando por colectivos que dicen representar minorías. El liberalismo defiende a las minorías que son los individuos. Nosotros estamos a favor de las minorías. También se metieron con el lenguaje inclusivo para deformar la forma en que nos comunicamos. El lenguaje inclusive embrutece“, lanzó. 

También se metieron con los pueblos originarios, y tenemos maputruchos que viven espantando la inversión. Los valores del socialismo son inmundos“, concluyó.

También pidió que Trump vuelva al poder en Estados Unidos para sacar al país de la recesión, la cual según Milei está repercutiendo en todo el mundo generando una crisis mundial, en pleno estallido inflacionario internacional.

Hacia el final de su discurso, se refirió a las elecciones en Brasil de este domingo, y clamó por la victoria del presidente Jair Bolsonaro, quien enfrenta al criminal ex convicto Lula da Silva en un mano a mano que definirá el futuro de la región. “Esperemos que este domingo también acompañe Jair Bolsonaro y nosotros en el 2023“, cerró.

Ricardo Bussi y Fuerza Republicana

Cabe recordar que actualmente en Tucumán la política está partida entre el peronismo y el radicalismo. Partidos como el PRO o la Coalición Cívica prácticamente no tienen presencia dentro de Juntos por el Cambio en la provincia, y esta ausencia de una oposición fuerte le ha otorgado el total control de la provincia al kirchnerismo.

Fuerza Republicana es la única agrupación que rompe con esta grieta, y hace algunas elecciones que Bussi, hasta ahora sin Milei, ha logrado retener entre el 10-15% de los votos y consistentemente ser la tercera fuerza a nivel provincial.

Ricardo Bussi es hijo del general Antonio Domingo Bussi, quien lideró el Operativo Independencia durante el gobierno democrático de Isabel Perón para salvar a la provincia de Tucumán del intento de golpe de Estado de grupos guerrilleros comunistas de la ERP. Su accionar lo llevó a ser electo como gobernador en 1995, único no-peronista en Tucumán en llegar al poder desde el regreso a la democracia.

Incluso casi 50 años después, muchos tucumanos todavía ven a Bussi como quién salvó a su provincia de convertirse en un foco revolucionario comunista durante la ola de terrorismo que azotó a la Argentina en la década del ’70.

Ahora aliado con Milei, Bussi busca formar una alianza novedosa que pueda consolidarse en Tucumán, desplazando al radicalismo como la única oposición al peronismo, y golpear al Frente de Todos en la casa de Juan Manzur, jefe de Gabinete y uno de los principales líderes del kirchnerismo.

Seguir Leyendo

Tendencias