Conecte con nosotros

Argentina

Rodríguez Larreta cada vez más tibio: “Tenemos que trabajar juntos con Provincia y con Nación, no hay otra manera de gestionar para mí”

El Jefe de Gobierno porteño continua con su postura dialoguista a pesar de los últimos cortocircuitos con Fernández y las críticas de su partido hacia el Frente de Todos.

Publicado

en

Si había un día apropiado para probar el vínculo entre Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta fue el de este viernes, con un dólar blue que terminó la semana volando hasta los $167 y la city inundada de malos presagios. 

El Jefe de Gobierno podría haber aprovechado la situación, mostrarle con algún gesto la debilidad del equipo presidencial, que no genera certidumbre ni confianza. Pero a pesar del guadañazo de coparticipación que la Ciudad de Buenos Aires recibió inesperadamente hace casi cuatro semanas, nada de esto sucedió. 

A pesar de los cortocircuitos por los fondos de coparticipación y las críticas feroces que el Gobierno nacional le propina a Mauricio Macri, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se mantuvo cerca del presidente, Alberto Fernández, en lo que concierne a la lucha contra la pandemia y las políticas sanitarias para salir de la crisis. 

Este viernes 9 de octubre Larreta, con el vicejefe Diego Santilli, estuvo en la Casa Rosada acordando los últimos detalles del nuevo anuncio de flexibilización en la Ciudad que incluye el regreso del servicio doméstico, actividades culturales al aire libre y la vuelta de algunas actividades educativas, entre otros anuncios. Hubo buena sintonía allí. 

“Tenemos que trabajar juntos con Provincia y con Nación, no hay otra manera de gestionar para mí”, repitió ante su gabinete esta semana. 

Larreta y Santilli con el Presidente

Ad

La reunión fue corta. A las 17.35 Rodríguez Larreta y Santilli estaban saliendo de Casa Rosada. Y había empezado una hora antes, a las 16.30. Los primeros quince minutos se realizaron en el despacho presidencial, donde Fernández les adelantó lo que pensaba hacer en materia sanitaria, impulsando el demorado Programa Detectar que, a donde llegó, logró rápidos resultados. 

Trascendió que en ese momento, el Presidente le agradeció a la Ciudad que la oposición haya acompañado en el Congreso la aprobación de la normativa que exigen los laboratorios para la introducción de las vacunas contra el COVID, que acelera los trámites de aprobación de ANMAT y otorga protección jurídica a los laboratorios que la suministren. Luego pasaron al salón contiguo, para el diálogo por videoconferencia con Axel Kicillof, quien hizo un resumen de la situación epidemiológica en la Provincia. 

El jefe de Gobierno porteño habilitó las conversaciones de los equipos de Salud y, en particular, una negociación – que resultó ardua – entre Nicolás Trotta, ministro de Educación, y su par porteña, Soledad Acuña, para reabrir las escuelas para dar clases. 

En este último caso, la tensión por las constantes negativas de Nación, que sintió la presión de los gremios UTE-CTERA para no acordar con la Ciudad, terminaron postergando el acuerdo al que finalmente se arribó el jueves y por el cual los alumnos de los últimos años de primaria y secundario podrán volver a clases de manera voluntaria. 

Ad

Aunque en las últimas semanas se ensayaron gestos de distensión entre el jefe de Estado y Larreta, en la Ciudad ven la mano de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, detrás del decreto que le sacó 1,18% de la coparticipación y del proyecto que tuvo media sanción del Senado para que los fondos bajen hasta el 1,4% que tenía el Gobierno porteño antes del traspaso de la Federal y los Bomberos, y colocar una cifra actualizable para ello. 

En ese marco, por estos días hubo esperanza: los gestos, de manera informal, que llegaron desde la Corte Suprema permiten a los funcionarios porteños ilusionarse con que el máximo Tribunal de Justicia acepte la medida cautelar que presentó la Ciudad para frenar la quita de fondos e, incluso, para que se declare inconstitucional tanto el decreto presidencial como, de sancionarse, el proyecto que impulsó CFK. O al menos ya sentar la jurisprudencia para que, si se aprueba en Diputados, el proyecto no pueda activarse. 

Además, entre los suyos Larreta discrepa con Macri en muchas cuestiones pero se siente incómodo cuando escucha de boca del Presidente las críticas a la gestión de Cambiemos como la responsable de la crisis económica. 

Durante el anuncio de ayer, el Jefe del Gobierno porteño habló de plan, y varias veces, denotando una carencia del otro lado de la grieta. Describió un rumbo sostenido de aperturas desde hace dos meses y medio y mostró la foto de hoy, con el 90% de los comercios y actividades profesionales abiertas, un diseño que pudo sostenerse según el porque se pudo mejorar la situación sanitaria, a pesar de las aperturas.

Además, explicó que habrá que seguir aprendiendo a convivir con el virus, mientras encara un “plan (de nuevo) progresivo” que complemente la virtualidad de las clases en las escuelas con participación presencial. 

Ad

Al momento de las preguntas de los periodistas, cuando le consultaron por la pelea con el Gobierno nacional por la quita de parte de la coparticipación, Rodríguez Larreta aclaró que “nunca se cortó el diálogoa pesar de que no estuvo de acuerdo con la medida y se presentó ante la Justicia para revertirla.  

“Yo siempre expresé mi convicción de que la Argentina necesita más diálogo y más consenso. Ni aún en situaciones como las que hubo hace dos semanas, por una decisión del Gobierno nacional que yo claramente cuestioné, significa que no tengamos que seguir consensuando. Estoy convencido de que, ante una situación tan excepcional como la que estamos viviendo con la pandemia, la única manera es trabajar en forma coordinada. Eso no va a cambiar”, insistió. 

No debería sorprender la tibieza del jefe de Gobierno porteño, ya que uno de los principales asesores de Larreta es el ex jefe de Gabinete Marcos Peña, quien será recordado por su fracasada gestión durante el Gobierno de Macri.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Milei argumenta en favor de la libre portación y explica que Argentina puede volver a ser potencia en 35 años

Publicado

en

El popular economista liberal Javier Milei continúa recorriendo los medios después de su apabullante triunfo en las urnas el pasado domingo, cuando obtuvo casi el 14% de los votos en una elección totalmente polarizada entre Cambiemos y el kirchnerismo en la Ciudad de Buenos Aires.

En el programa “Buenos Días América” de Antonio Laje, Javier Milei explicó con enorme tranquilidad su ideología, haciendo un recorrido histórico de cuándo se arruinó la Argentina, fecha que la marcó en el primer gobierno del radical Hipólito Yrigoyen, y todos los errores que cometimos como sociedad hasta el presente para haber pasado de ser la mayor potencia global junto a Estados Unidos, a uno de los países más conflictivos del mundo.

También explicó cómo sería un sistema de obra púbica-privada en un potencial gobierno suyo, cómo se administraría la educación pública, donde explicó con detalle cómo funcionaría un sistema de vouchers, y la importancia no solo económica si no moral de eliminar el Banco Central.

Pero el tema que más ruido hizo fue el de la libre portación de armas. Javier Milei explicó, usando de ejemplo a países como Estados Unidos o Suiza, que donde se eleva el costo de la delincuencia, la inseguridad baja. Con un concepto tan simple explicó que la mejor manera de combatir la inseguridad es flexibilizando la portación civil de armas de fuego, y que el delincuente, al no saber quién pueda estar armado y quién no, sepa que con cada delito puede estar poniendo en riesgo su vida y quede desincentivado de delinquir.

Según Milei, las reformas económicas, políticas y sociales son de tres generaciones: primero se debe reformar el Estado, bajar impuestos y flexibilizar el mercado laboral. “Esto te va a dar 15 años de un crecimiento espectacular que te va a dejar en condiciones de reformar las jubilaciones y pasar a un sistema de capitalización privado”, aseguró.

Por último, después de casi tres décadas de crecimiento, el gobierno puede pasar a eliminar los planes sociales, que según Milei “ni siquiera va a ser necesario porque la gente en todos esos años van a optar por trabajar en vez de ser asistidos por el Estado”.

Seguir Leyendo

Argentina

Martín Guzmán confronta a Cristina Kirchner: “No hicimos ningún ajuste fiscal”

Publicado

en

El ministro de Economía aseguró que hubo una política fiscal expansiva durante la pandemia contradiciendo la acusación de Cristina en su carta pública que puso en jaque al gobierno.

Luego de la carta pública donde Cristina Kirchner asegura que Alberto Fernández y Martín Guzmán habían llevado a cabo un “ajuste fiscal”, el ministro de Economía dio su respuesta en una entrevista esta mañana luego de sobrevivir la purga interna que llevó a cabo la vicepresidente.

“En la Argentina no hubo un ajuste fiscal, yo soy uno de los que dicen que no. Ha habido una política fiscal expansiva”, explicó en declaraciones a Radio AM 750.

Según detalló el Ministro, el gasto primario creció interanualmente un 64,8% (y excluyendo los gastos que tienen que ver con restricciones de la pandemia creció 87%. “Creció muy por encima de la inflación, hubo una expansión fiscal en términos reales. Obviamente a uno le gustaría poder hacer más, pero para eso hay que contar con instrumentos”, advirtió.

“Con la vicepresidenta yo tengo la buena fortuna de haber tenido mucho diálogo en estos 21 meses de gestión. Me encontré con una persona con una inteligencia, fuerza y compromiso con el país excepcional y que busca cuidar a nuestra gente. Hay un diálogo muy franco sobre la base de convicciones. Ella es muy honesta en lo que manifestó en la carta. Consideró que había un ajuste fiscal. Pero ha habido una política fiscal expansiva, puntualizó Guzmán.

De acuerdo a la explicación de Guzmán, la política fiscal potenció la recuperación económica y evitó que la Argentina vaya una crisis cambiaria. Sin embargo, reconoció que el Estado no tuvo la capacidad de llegar a toda la población. Por suerte.

“El lugar más difícil de llegar es a los sectores informales. A los sectores formales se llegó con ATP, Repro. Pero a los sectores informales les pegó con la pérdida de oportunidades de empleo y caída en del salario en el bolsillo, agregó.

Sobre la carta de Cristina, Guzmán señaló: “La vicepresidenta habló de forma pública con la convicción de cuidar a la Argentina. Es una persona que debemos cuidar; yo también la quiero cuidar. Pero en la Argentina hubo una política de ajuste fiscal que tuvo consecuencias, con nosotros hubo una reducción del déficit que no es lo mismo que un ajuste fiscal.

Guzmán explicó que el déficit se redujo porque tres razones: el crecimiento de la recaudación, la recuperación de la economía y por la medidas tributarias que deshicieron la reforma del Gobierno de Mauricio Macri.

“Esas reformas el Gobierno anterior las hizo con la idea de que bajar impuestos genera un boom de inversiones, pero no hizo nada de eso”, destacó. Lo que no dijo es que el gobierno macrista no bajó los impuestos de manera efectiva, y las inversiones no vinieron porque el anterior gobierno no otorgó las garantías jurídicas que habían sido violadas durante el kirchnerismo.

Seguir Leyendo

Argentina

Larreta peor que el kirchnerismo: el uso del barbijo continuará siendo obligatorio en CABA

Publicado

en

El gobierno porteño no acatará la recomendación de la Casa Rosada. “Es una señal que vamos a dar cuando tengamos al 70% de la población vacunada con dos dosis”, informó.

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió no acatar la modificación del protocolo de la Casa Rosada que libera el uso del barbijo a nivel nacional. El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, informó que el uso del tapabocas seguirá siendo obligatorio al aire libre: “Creemos que todavía no es el momento de quintarnos el barbijo”.

Ayer, el gobierno nacional anunció una batería de medidas destinadas a flexibilizar las restricciones vigentes por la pandemia. El flamante jefe de Gabinete Juan Manzur y la ministra Carla Vizzotti anunciaron que ya no será necesario utilizar barbijos al aire libre, pero por la tarde aclararon que era una recomendación y que la decisión final dependía de las jurisdicciones.

Los gobiernos de Salta y Jujuy, dos provincias gobernadas por la oposición, fueron los primeros en adelantar que no adherirán. Este miércoles por la mañana, se sumó la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y Horacio Rodríguez Larreta mantendrá una restricción que ya ni el kirchnerismo cree necesaria.

“Sabemos que en el espacio abierto la contagiosidad es mucho menor, pero en la Ciudad pretendemos llegar al 70% de la población con las dos dosis de la vacuna antes de tomar este tipo de medidas”, explicó Quirós en Radio Con Vos.

Las idas y vueltas en la comunicación oficial de la Ciudad generaron confusión entre los porteños. Ayer se vio a muchos jóvenes celebrando en los bosques de Palermo sin barbijos porque creían que ya no era obligatorio utilizarlos. Ahora Quirós explicó que no hay cambios y los porteños deberán seguir cubriéndose la boca y nariz.

En la misma línea, y en diálogo con el periodista Luis Novaresio, en radio La Red, Quirós ratificó que hoy, todavía no es momento para dejar de usar el barbijo al aire libre, estamos esperando alcanzar el hito que nos comprometimos, y seguramente en las próximas semanas lo alcancemos”.

Seguir Leyendo

Trending