Seguinos en redes

Argentina

Rodríguez Larreta cada vez más tibio: “Tenemos que trabajar juntos con Provincia y con Nación, no hay otra manera de gestionar para mí”

El Jefe de Gobierno porteño continua con su postura dialoguista a pesar de los últimos cortocircuitos con Fernández y las críticas de su partido hacia el Frente de Todos.

Publicado

en

Si había un día apropiado para probar el vínculo entre Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta fue el de este viernes, con un dólar blue que terminó la semana volando hasta los $167 y la city inundada de malos presagios. 

El Jefe de Gobierno podría haber aprovechado la situación, mostrarle con algún gesto la debilidad del equipo presidencial, que no genera certidumbre ni confianza. Pero a pesar del guadañazo de coparticipación que la Ciudad de Buenos Aires recibió inesperadamente hace casi cuatro semanas, nada de esto sucedió. 

A pesar de los cortocircuitos por los fondos de coparticipación y las críticas feroces que el Gobierno nacional le propina a Mauricio Macri, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se mantuvo cerca del presidente, Alberto Fernández, en lo que concierne a la lucha contra la pandemia y las políticas sanitarias para salir de la crisis. 

Este viernes 9 de octubre Larreta, con el vicejefe Diego Santilli, estuvo en la Casa Rosada acordando los últimos detalles del nuevo anuncio de flexibilización en la Ciudad que incluye el regreso del servicio doméstico, actividades culturales al aire libre y la vuelta de algunas actividades educativas, entre otros anuncios. Hubo buena sintonía allí. 

“Tenemos que trabajar juntos con Provincia y con Nación, no hay otra manera de gestionar para mí”, repitió ante su gabinete esta semana. 

Larreta y Santilli con el Presidente

Ad

La reunión fue corta. A las 17.35 Rodríguez Larreta y Santilli estaban saliendo de Casa Rosada. Y había empezado una hora antes, a las 16.30. Los primeros quince minutos se realizaron en el despacho presidencial, donde Fernández les adelantó lo que pensaba hacer en materia sanitaria, impulsando el demorado Programa Detectar que, a donde llegó, logró rápidos resultados. 

Trascendió que en ese momento, el Presidente le agradeció a la Ciudad que la oposición haya acompañado en el Congreso la aprobación de la normativa que exigen los laboratorios para la introducción de las vacunas contra el COVID, que acelera los trámites de aprobación de ANMAT y otorga protección jurídica a los laboratorios que la suministren. Luego pasaron al salón contiguo, para el diálogo por videoconferencia con Axel Kicillof, quien hizo un resumen de la situación epidemiológica en la Provincia. 

El jefe de Gobierno porteño habilitó las conversaciones de los equipos de Salud y, en particular, una negociación – que resultó ardua – entre Nicolás Trotta, ministro de Educación, y su par porteña, Soledad Acuña, para reabrir las escuelas para dar clases. 

En este último caso, la tensión por las constantes negativas de Nación, que sintió la presión de los gremios UTE-CTERA para no acordar con la Ciudad, terminaron postergando el acuerdo al que finalmente se arribó el jueves y por el cual los alumnos de los últimos años de primaria y secundario podrán volver a clases de manera voluntaria. 

Ad

Aunque en las últimas semanas se ensayaron gestos de distensión entre el jefe de Estado y Larreta, en la Ciudad ven la mano de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, detrás del decreto que le sacó 1,18% de la coparticipación y del proyecto que tuvo media sanción del Senado para que los fondos bajen hasta el 1,4% que tenía el Gobierno porteño antes del traspaso de la Federal y los Bomberos, y colocar una cifra actualizable para ello. 

En ese marco, por estos días hubo esperanza: los gestos, de manera informal, que llegaron desde la Corte Suprema permiten a los funcionarios porteños ilusionarse con que el máximo Tribunal de Justicia acepte la medida cautelar que presentó la Ciudad para frenar la quita de fondos e, incluso, para que se declare inconstitucional tanto el decreto presidencial como, de sancionarse, el proyecto que impulsó CFK. O al menos ya sentar la jurisprudencia para que, si se aprueba en Diputados, el proyecto no pueda activarse. 

Además, entre los suyos Larreta discrepa con Macri en muchas cuestiones pero se siente incómodo cuando escucha de boca del Presidente las críticas a la gestión de Cambiemos como la responsable de la crisis económica. 

Durante el anuncio de ayer, el Jefe del Gobierno porteño habló de plan, y varias veces, denotando una carencia del otro lado de la grieta. Describió un rumbo sostenido de aperturas desde hace dos meses y medio y mostró la foto de hoy, con el 90% de los comercios y actividades profesionales abiertas, un diseño que pudo sostenerse según el porque se pudo mejorar la situación sanitaria, a pesar de las aperturas.

Además, explicó que habrá que seguir aprendiendo a convivir con el virus, mientras encara un “plan (de nuevo) progresivo” que complemente la virtualidad de las clases en las escuelas con participación presencial. 

Ad

Al momento de las preguntas de los periodistas, cuando le consultaron por la pelea con el Gobierno nacional por la quita de parte de la coparticipación, Rodríguez Larreta aclaró que “nunca se cortó el diálogoa pesar de que no estuvo de acuerdo con la medida y se presentó ante la Justicia para revertirla.  

“Yo siempre expresé mi convicción de que la Argentina necesita más diálogo y más consenso. Ni aún en situaciones como las que hubo hace dos semanas, por una decisión del Gobierno nacional que yo claramente cuestioné, significa que no tengamos que seguir consensuando. Estoy convencido de que, ante una situación tan excepcional como la que estamos viviendo con la pandemia, la única manera es trabajar en forma coordinada. Eso no va a cambiar”, insistió. 

No debería sorprender la tibieza del jefe de Gobierno porteño, ya que uno de los principales asesores de Larreta es el ex jefe de Gabinete Marcos Peña, quien será recordado por su fracasada gestión durante el Gobierno de Macri.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Argentina

Los gobernadores ponen a prueba a Massa y esperan que el ajuste no pase por las provincias

Publicado

en

“Sergio es un amigo de las provincias”, dicen, pero están inquietos por los subsidios al transporte y la energía.

Los gobernadores están aliviados por la salida de Silvina Batakis del ministerio de Economía y esperan que el ajuste que planea Sergio Massa no afecte a las provincias.

Un par de semanas después de asumir como ministra, Batakis filtró a los medios un textual que hizo enfurecer a los gobernadores. “No podemos seguir girando fondos para solventar gastos corrientes mientras que hay provincias que tienen en plazo fijo un apalancamiento que le permitiría afrontar los costos de la administración pública por un año”, sugirió la ahora titular del Banco Nación.

Las provincias reciben fondos a través de la coparticipación, que no se pueden tocar porque están fijados por ley. Pero los fondos que el Gobierno gira a través de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) y obras públicas dependen del Ejecutivo de turno, por lo que el textual de Batakis cayó como un mazazo en las provincias.

Los gobernadores no pueden emitir como hace el gobierno a través del Banco Central, por eso algunas tienen un fondo anticíclico para asegurar los sueldos. Sin embargo la situación de algunos distritos es más compleja, a tal punto que una provincia debió conseguir un crédito de un banco internacional para pagar los salarios en los últimos meses.

No fue casual el operativo clamor de algunos gobernadores que pidieron que Massa se hiciera cargo del ministerio de Economía aún cuando Batakis estaba en Washington negociando con el FMI.

Un día antes de que la Rosada oficializara la llegada de Massa, una docena de gobernadores mantuvo una tensa reunión con Alberto Fernández en la Rosada en la que le advirtieron que no iban a resignar un peso de sus provincias.

Ahora los gobernadores esperan un trato más amigable con el nuevo ministro mientras se preparan para dos discusiones centrales, que son los subsidios al transporte y a la energía.

Pese al mejor marco político que sienten los gobernadores, los economistas suponen que si el Gobierno intenta cumplir con el 2,5% déficit que pide el FMI, es difícil que las provincias salgan ilesas

La primera señal que dio Massa fue frenar la fusión de los ministerios de Obras Públicas y Transporte, porque creía que complicaría la revisión completa de todos los subsidios. Massa prefirió tener un control directo del tema del transporte con Alexis Guerrera, un dirigente de su espacio. Respecto de las obras, los gobernadores recibieron de parte del Ejecutivo la promesa de que no se frenará el financiamiento de ninguna obra en marcha, aunque no se prevén obras nuevas para 2023.

Seguir Leyendo

Argentina

La CGT ratificó la marcha del 17 de agosto: Massa apuesta llegar a una negociación

Publicado

en

La central sindicalista busca que las obras sociales pasen al Estado el costo por las prestaciones por discapacidad en los rubros de educación y transporte.

Sergio Massa, ministro de Economía, Producción y Agricultura, respalda a la Confederación General del Trabajo (CGT), por lo que apuntaría que se levante la movilización propuesta para el 17 de agosto.

La CGT está presionando al Gobierno por las obras sociales, dado que no se está dictando un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) en pos de darle un respiro a la crisis del sistema de salud.

El mismo se vio agravado por el alza de un 25% que recayó sobre las prestaciones por discapacidad. La mesa chica de la CGT confirma que la marcha se estará realizando.

La CGT le pide a Sergio Massa un DNU por las obras sociales

El conflicto pasa porque Sergio Massa no estaría dictando el DNU que pretende la CGT para que las obras sociales pasen al Estado el costo por las prestaciones por discapacidad. Esto lo proponen en los rubros de educación y transporte.

Las molestias se ven más marcadas luego de que el Gobierno fijó el martes pasado el aumento del 25% sobre los valores de las prestaciones.

En una reunión entre dirigentes cegetistas y el jefe de Gabinete, Juan Manzur, quedó planteado el martes pasado el problema. Manzur se comprometió a tomar cartas en el asunto sobre el DNU.

Pero la central obrera también presiona a Sergio Massa para que lo destrabe. El gran inconveniente es que este DNU comprometería uno de los pilares que planteó el ministro sobre su gestión: reducir el déficit fiscal.

Es por ello que, ante las dudas de si se llevará a cabo, la CGT mantendría su posición de hacer la movilización el próximo 17 de agosto.

Una medida que cayó bien en el sindicalismo, fue el anuncio de Massa en su primera conferencia, de que se “enfocará en el estudio de la modificación de las asignaciones familiares”.

Seguir Leyendo

Argentina

Tensión en el Gobierno: renunció el cristinista Darío Martínez a su cargo como secretario de Energía

Publicado

en

La noticia de su alejamiento se confirmó en horas de la noche de este jueves. Sergio Massa podría avanzar así en la designación de sus propios colaboradores.

Darío Martínez, quien hasta hace unas horas era el secretario de Energía, presentó su renuncia. En su gestión fue crítico de Martín Guzmán por la segmentación de las tarifas.

Sergio Massa anunció este miércoles una serie de cambios sobre la implementación del recorte de subsidios, lo que hizo que Martínez tomara la determinación de renunciar al secretariado.

El subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, podría correr con la misma suerte que Martínez, lo que le daría a Massa la posibilidad de elegir a sus colaboradores.

Martínez impulsaba que la segmentación de las tarifas debían hacerse por geolocalización. Los aumentos quedarían concentrados en aquellas zonas de mayor valor inmobiliario, distinto de lo que se plantea por los ingresos.

Pero Massa avanzó con la segmentación de las tarifas a partir del nivel del consumo y ya anunció cuál será el límite (400 KW en electricidad) para mantener la tarifa subsidiada. Lo que supere este consumo, se pagará con el valor completo.

El nuevo ministro de Economía, Producción y Agricultura señaló que así se incluirá al 80% de los usuarios, y se abarcará al 50% del consumo. Cerca de 10 millones de hogares pidieron que se les mantenga el subsidio.

Seguir Leyendo

Tendencias