Seguinos en redes

Corea del Sur

La banda de K-Pop BTS aceptó hacer el servicio militar obligatorio de Corea del Sur: “Será un honor para nosotros”

Publicado

en

A pesar del rumor de que tratarían de evitarlo para continuar su exitosa carrera musical, los 7 miembros de la banda surcoreana sorprendieron tras anunciar que se enlistarán a los 21 meses del servicio militar en Corea del Sur.

El pasado lunes 17 de octubre, los miembros de la popular banda surcoreana de K-Pop, BTS, anunciaron que cumplirán con sus deberes cívicos y se enlistarán en el servicio militar obligatorio, poniendo fin a un debate que había colmado la prensa del país sobre la exención a exitosos artistas.

BTS es la banda más popular de Corea del Sur y una de las más exitosas del mundo actualmente, y por varias meses su “ejército” de fanáticos habían lanzado una campaña para que se vayan del país y eviten así enlistarse.

Sin embargo, los siete integrantes del grupo aceptaron “orgullosamente” ingresar al servicio militar obligatorio en su país, que dura 21 meses, por lo que tendrán que poner su carrera musical en pausa.

Volveremos como banda en el año 2025. Por siempre seremos jóvenes y estaremos componiendo música para todos ustedes“, escribieron en un comunicado anunciando la decisión.

En Corea del Sur, el servicio militar es obligatorio para los jóvenes varones a partir de los 18 años pero tienen tiempo de realizarlo antes de cumplir los 28 años. Los miembros de la banda debían haberse enlistado en 2020, pero en medio de la pandemia y de una campaña de sus fans, el Gobierno les otorgó una exención.

Ese año, el Parlamento aprobó un proyecto de ley que permite a los ciudadanos que sobresalen en “la cultura y arte popular”, aplazar su servicio hasta los 30 años. La medida generó una fuerte polémica, y estaban todos atentos a lo que pasaría cuando el primer miembro de la banda cumpla esta edad.

Pero la banda no quiso generar mayor polémica y cumplirá su deber con el país. El primero en enlistarse será Kim Seok-jin, conocido como Jin, siendo el miembro de más edad del grupo con 29 años. “Tan pronto como concluya su agenda para el lanzamiento de su trabajo en solitario a final de octubre se unirá a las fuerzas“, explicó su representante en un comunicado.

Según explicó su productora, Big Hit Music, “es el momento perfecto” para cumplir el requerimiento civil de su país, ya que desde el verano pasado que la banda “está virtualmente separada” y sus miembros están “enfocados en proyectos individuales”.

A pesar de la polémica, los miembros de la banda se aseguraron de aclarar que será “un honor” para ellos ser parte del “glorioso servicio militar coreano” para “defender al país de amenazas externas“.

Contrario al perfil progresista que muchos pensaban que tenían, los siete artistas aseguran sentir “un profundo orgullo por el proyecto nacional de la República de Corea” y rechazaron cualquier crítica de la prensa al servicio que fue promulgado el 17 de julio de 1948.

El servicio militar obligatorio en Corea del Sur

El servicio fue sancionado en la Constitución en 1948, en el Artículo 39: “Todos los ciudadanos tendrán el deber de defensa nacional bajo las condiciones como se prescribe por ley“, y dicha ley fue sancionada al año siguiente, donde se reglamenta la conscripción y el servicio militar.

En un primer momento se realiza un entrenamiento básico que dura aproximadamente un mes. Después de esto los conscriptos obtienen la asignación a una de las distintas ramas militares, una decisión que es tomada por ellos según sus aptitudes demostradas durante el alistamiento inicial.

Cada rama tiene una duración distinta: el servicio en el Ejército dura 18 meses, en la Marina dura 20 meses, y en las Fuerzas Aérea y Marítima dura 21 meses. Allí aprenden durante los siguientes casi dos años todo lo necesario sobre la división asignada.

El objetivo del servicio militar es que los conscriptos estén listos para ser llamadas a la acción, en caso de que una fuerza extranjera ataque al país. Debido a su cercanía con Corea del Norte, China y Rusia, el pequeño país peninsular decidió que todo el país tenga entrenamiento militar de primer nivel y pueda ser movilizado para la guerra.

Corea del Sur es, junto a Israel y Singapur, uno de los países con el servicio militar más profesional y cuantioso del mundo, con unas 300.000 personas sirviendo como conscriptos en cualquier momento dado.

Sin embargo, desde 2020, con la sanción del nuevo reglamento para la conscripción, se estima en un análisis publicado por el centro Carnegie que habrá un descenso de los reclutas de 330.000 a fines de 2020 a cerca de 240.000 para 2036 y a tan solo 186.000 para 2039.

Las mujeres también sirven en las fuerzas armadas desde 1950 y pueden estar en todas las ramas, pero el servicio no es obligatorio. Para 2020 representaban cerca del 7,5% de los militares en servicio activo.


Por Nicolas Promanzio, para La Derecha Diario.

Corea del Norte

Corea del Sur y Estados Unidos respondieron con 8 misiles contra Corea del Norte luego de que Kim Jong-Un probara un nuevo misil

Publicado

en

Ocho ATACMS fueron disparados por fuerzas conjuntas de Estados Unidos y Corea del Sur en la primera respuesta militar del Comando Indo-Pacífico a las pruebas de misiles de la dictadura comunista.

Los gobiernos de Corea del Sur y Estados Unidos confirmaron este domingo a la noche que dispararon ocho misiles tierra-tierra contra posiciones de lanzamiento en Corea del Norte, en respuesta a una andanada de misiles balísticos de corto alcance que probó el sábado el dictador comunista Kim Jong-Un.

El régimen norcoreano viene probando nuevos misiles desde que llegó Joe Biden a la Casa Blanca y el demócrata se negó a continuar con las rondas de negociaciones que había iniciado el ex presidente Donald Trump.

Sin embargo, es la primera vez que Yongsan y el Pentágono responden a los ataques con un ataque directo al territorio de Corea del Norte. Esto se debe a un crucial cambio de gobierno en Seúl en el último mes.

El flamante presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, un derechista que asumió el cargo el mes pasado, prometió adoptar una línea más dura contra el Norte y presionó al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, en una cumbre de mayo en Seúl, para intensificar los ejercicios militares conjuntos y empezar a responder las pruebas de misiles de Kim.

La acción es una demostración de “la capacidad y preparación para llevar a cabo ataques de precisión contra los lanzamientos de misiles de Corea del Norte“, informó el gobierno a la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

El Sur continuará construyendo capacidades de seguridad fundamentales y prácticas y disuadirá las amenazas nucleares y de misiles del Norte”, dijo Yoon en un evento para el Día de los Caídos en Corea del Sur.

El histórico ataque a Corea del Norte

Los ejércitos de Corea del Sur y Estados Unidos dispararon ocho misiles tierra-tierra durante unos 10 minutos a partir de las 4:45 a. m. del lunes (19:45 GMT del domingo) en respuesta a los ocho misiles lanzados por Corea del Norte el sábado (GMT), informó Yonhap.

Un funcionario del Ministerio de Defensa de Corea del Sur confirmó que se habían disparado ocho Sistemas de Misiles Tácticos del Ejército (ATACMS), entre ellos un misil del Ejército de EE. UU. y siete de Corea del Sur.

Es el primer ataque balístico de Estados Unidos al territorio que comprende Corea del Norte desde el 27 de julio de 1953, un cambio lamentable de rumbo teniendo en cuenta que hace tan solo 4 años, Trump había logrado firmar un acuerdo de pacificación entre las dos coreas.

North Korea's tactical weapon resembles US Army's tactical missile

Seguir Leyendo

Corea del Sur

El “Trump coreano” gana las elecciones en Corea del Sur y la derecha vuelve con más fuerza que nunca

Publicado

en

El outsider conservador comparado con Donald Trump y Jair Bolsonaro, Yoon Suk-yeol, ganó unas ajustadas elecciones y marcó la vuelta de la derecha liberal al gobierno de la República de Corea.

Corea del Sur vivió un verdadero terremoto político este 9 de marzo con la victoria del derechista Yoon Suk-yeol, del partido Poder Popular, por un estrecho margen contra el socialdemócrata y candidato del oficialismo, Lee Jae-myung, del Partido Demócrata.

La derecha vuelve al poder después de 4 años de escándalos luego del impeachment que sufrió la ex presidente Park Geun-hye, hija del histórico líder político y dictador de facto del país, Park Chung-hee. Geun-hye, aunque representante de la derecha coreana, hizo un gobierno de centro, y los propios legisladores de su partido votaron por expulsarla.

Desde entonces gobernaba en Corea del Sur la socialdemocracia, de la mano de Moon Jae-In, quien quedó inmortalizado en la historia por ser el primer líder coreano en cruzar a Corea del Norte con Donald Trump en 2019. A pesar de este logro histórico por la paz, el pueblo coreano rechazó sus políticas de corte socialistas, como subas de salario mínimo, reducciones a la carga horaria laboral, reforma de salud hacia un sistema público, eliminación de plantas nucleares, y sus impopulares medidas contra el coronavirus.

Yoon Suk-yeol fue la gran sorpresa. Siendo un considerado un outsider y un duro Procurador General de la Nación, ganó las urnas con una campaña que promete un claro programa de políticas conservadoras.

Su discurso estuvo muy marcado por la lucha contra la corrupción, una bandera que pudo levantar habiendo visto de primera mano la corrupción del Estado. Moon lo nombró como jefe de los fiscales en 2019 con el objetivo de poner a un duro opositor a su gobierno y demostrar transparencia, pero el tiro le salió por la culata.

Yoon denunció terribles casos de corrupción e incluso forzó la salida del ministro de Justicia de Moon pocos meses después de asumir el cargo. En 2020, denunció y empezó a investigar fraude electoral en la ciudad de Ulsan, donde encontró evidencia de que el gobierno había colocado al alcalde Song Cheol-ho por métodos ilegales.

Esto llevó a que el presidente lo echara, pero la Corte Suprema falló en contra del gobierno y dijo que no podían echarlo a Yoon sin motivos, por lo que fue reinstituido. Pero Yoon, enojado con todo lo que había pasado y dándose cuenta que Moon lo usó con objetivos políticos, renunció y empezó a preparar su candidatura a presidente.

El conservador Yoon Suk-yeol es el nuevo presidente de Corea del Sur -  AméricaEconomía | AméricaEconomía
Yoon en uno de sus actos políticos que atraían enormes cantidades de simpatizantes.

Si bien los conservadores gobernaron varias veces en Corea del Sur, la agenda de Yoon es la más de derecha de la historia en llegar al poder. En términos económicos, Yoon se considera un libertario: exige mínima intervención del Estado en la economía.

En sus discursos cita constantemente a Milton Friedman, Friedrich Hayek y Ludwig Von Mises como sus referencias. Incluso en un acto de campaña, leyó un pasaje del libro de Friedman, “Libres Para Elegir“, para explicar por qué defiende eliminar todas las regulaciones a los alimentos. “La gente humilde debe poder acceder a alimentos de peor calidad a un precio más bajo. Si subimos el estándar y no hacemos nada para bajar los precios, solo vamos a lograr hambruna y más pobreza“.

Cuando el presidente Moon redujo la carga horaria laboral por ley a 52 horas semanales (de las 68 horas previas), Yoon dio un explosivo discurso donde cargó duramente contra “el socialismo y la vagancia”.

En ese acto, que muchos dicen que le hizo ganar la presidencia, aseguró que aboliría el salario mínimo, y que “la carga horaria debería ser de 120 horas semanales para quien lo necesite, no podemos regular cuánto trabajan las personas”.

Se ha mostrado favorable al Bitcoin y las criptomonedas, y ha dicho que le gustaría analizar una manera de facilitar su compra, posesión y venta en el país.

También propone una marcada reducción impositiva y desregulación del mercado, argumentando que en los últimos 20 o 30 años todos los políticos “se pusieron de acuerdo para hundirnos con políticas socialistas”.

En temas sociales, su postura es incluso más concisa. Toda la campaña habló de eliminar el Ministerio de la Mujer y basó su apoyo en lo que en Corea se conocen como los idaenam, hombres de menos de 40 años que aborrecen el feminismo y la ideología de género. Una reciente encuesta marcó que el 70% de esta demografía se considera un idaenam, lo cual demuestra una de las aristas más importantes de su triunfo en las urnas.

En numerosas ocasiones dijo que la culpa de la baja natalidad en el país, uno de los problemas que más preocupa a los coreanos hace algunos años, es del feminismo, que ataca al concepto de “familia” y degrada la idea de tener hijos.

Ha dicho que se opone a cualquier política de Estado relacionada con la agenda LGBT, al aborto y al matrimonio igualitario, algo que de todos modos es muy común en Corea del Sur, a pesar de que en Occidente se relacione esta postura con la “extrema derecha”.

Yoon ha rechazado las políticas “pacifistas” de Moon, y si bien defiende la postura que tuvo hacia Corea del Norte con Trump, asegura que Corea del Sur debe adaptarse a un mundo que no siempre va a tener a Trump en la Casa Blanca.

En campaña dijo que va a pedirle formalmente a Estados Unidos que despliegue bombas nucleares en territorio surcoreano, una política que Bill Clinton abolió en los 90s luego de firmar una desescalada nuclear con Rusia y China.

Seúl es un aliado tradicional y estratégico de los Estados Unidos ya desde el año 1953, no obstante, la política militar del ex presidente Moon ha tenido implicancias en materia militar que han atenuado ciertas aristas de la alianza. El rumbo que plantea Yoon supone reforzar ese nexo, por ejemplo reanudando las pruebas militares en conjunto entre Seúl y Washington.

La mirada pacifista se intentó y falló. Kim Jong Un volvió a tirar misiles y Beijing mira nuevamente hacia Taiwán“, dijo en un acto hace unas semanas. Cabe recordar que tan solo desde el comienzo del 2022, Pyongyang ha lanzado más de 10 misiles balísticos de prueba.

De todos modos, las posibilidades que el nuevo gobierno de Yoon tendrá para contrarrestar a Corea del Norte y a China dependen netamente de que Estados Unidos se muestre igual de firme en esa lucha. Por lo tanto, mientras que el giro a la derecha dentro de la República de Corea será claro, su efectiva analogía en política exterior dependerá en gran parte del desempeño de la administración Biden en contener el creciente poderío chino y a su par norcoreano.

Seguir Leyendo

Corea del Sur

Corea del Sur probó exitosamente su primer misil balístico lanzado desde un submarino

Publicado

en

En el marco de un gran incremento de la militarización de la península coreana, el gobierno del sur anunció la prueba exitosa de un SLBM, un poderoso misil balístico que es lanzado desde submarinos y que convierte al país en el octavo del mundo en tener dicha tecnología desarrollada y a disposición.

Corea del Sur probó con éxito un misil propio lanzado desde un submarino -  Infobae

La semana pasada, la Agencia para el Desarrollo de Defensa de Corea del Sur logró lanzar el primer misil balístico de industria nacional desde el submarino sur-coreano Dosan Ahn Chang-ho, convirtiéndolo en el primer submarino apto para lanzar SLBMs del país, y el octavo del mundo.

El Dosan Ahn Chang-ho cuenta con 6 tubos de lanzamiento verticales y el nuevo tipo de misil que se le cargará tendrá un alcance de vuelo de 500 kilómetros. Esta tecnología solo la poseía hasta el momento Estados Unidos, Rusia, el Reino Unido, Francia, China, India y Corea del Norte.

Las autoridades gubernamentales afirmaron que buscarán producir en grandes cantidades el Hyunmoo 4-4, como fue bautizado el nuevo armamento. A diferencia de los misiles balísticos típicos, estos son más difíciles de identificar ya que son expulsados desde abajo del agua para ejecutar ataques sorpresa.

Este desarrollo militar se da en el contexto de una escalada de tensiones con Corea del Norte, quien desde la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca ha vuelto a activar sus centrales nucleares y a probar su armamento balístico.

El gobierno surcoreano empezó a implementar este año el Plan de Defensa 2022-2026 que tiene como objetivo aumentar fuertemente las capacidades militares, sobre todo defensivas, del país.

Con esta mira, el plan dotará al Ejército de un aumento de presupuesto de 273 mil millones de dólares, además de que se buscará aumentar el presupuesto del Ministerio de Defensa un 4,5% en 2022, lo que lo haría superar los 47.000 millones de dólares.

Seguir Leyendo

Tendencias