Seguinos en redes

Economía

El economista Martín Rozada estima que la pobreza habría cerrado el 2020 en 42%, tras alcanzar un pico de 44% en septiembre, el mayor número desde el 2001

A partir de datos oficiales del INDEC, el economista estima la tasa de pobreza para el segundo semestre del año 2020 en torno al 42,4%, después de haber alcanzado un pico de 43,7% en septiembre.

Publicado

en

El año 2020 habría cerrado con un fuerte saldo negativo en términos sociales, y todas las estadísticas oficiales y extra oficiales parecen indicar un sendero de incremento de la tasa de pobreza en una Argentina liderada por el kirchnerismo.

El economista especializado en econometría, PhD por la Universidad de Boston e investigador en la Universidad Torcuato Di Tella, Martín González Rozada, estima la pobreza de forma mensual a partir de la comparación entre semestres. 

Para el segundo semestre del año, correspondiente al período julio 2020 – diciembre 2020, el economista estimó una tasa de pobreza en torno al 42,4%, lo que supone un alza de casi 8 puntos desde que Alberto Fernández se hizo cargo del país. 

El mayor aumento de la pobreza se concentró entre abril y septiembre, para luego declinar muy tenuemente hasta fin de año, a medida que iba reabriendo la economía. 

El impacto de la cuarentena hasta junio, y el posterior rebrote inflacionario explicarían el comportamiento de la pobreza. 

Ad

La medición supone tomar los datos de la canasta básica que mensualmente estima el INDEC, y el índice IPC del mismo organismo. A partir de eso, y con una metodología propia, Rozada diseñó un índice de carácter mensual con proyecciones completamente compatibles con los resultados del INDEC. 

En reiteradas oportunidades, Rozada explicó que el INDEC compara los ingresos totales familiares con un umbral de referencia, es decir, la canasta básica total, incluyendo bienes y servicios de diversa índole, correspondientes al consumo de los deciles más bajos del ingreso argentino. 

A partir de esta medición, se obtiene la línea de pobreza para las familias que no alcanzan los parámetros necesarios, y se estima la cantidad de miembros dentro de esos grupos familiares para determinar la pobreza por personas. 

El econometrista explica su metodología de forma detallada y realiza una medición mensual desde el año 2016, permitiendo captar una mejor dimensión de la situación social en el país.  

Ad

Según las estadísticas obtenidas, la pobreza habría aumentado un 17,1 puntos porcentuales desde principios de 2018, momento en el cual se derrumbaba el programa económico del ex presidente Macri, y comenzaba una aguda recesión que aún persiste hasta nuestros días. 

Desde una perspectiva de largo plazo, la pobreza está en niveles relativamente similares desde el primer semestre de 2008 (tomando la serie de datos efectivamente comparables), habiéndose producido solo una reducción entre el segundo semestre de 2016 y 2017. 

Contrario a la retórica del kirchnerismo, la baja en el nivel de pobreza se habría producido solo entre 2004 y 2007, momento de una gran recuperación de carácter cíclico en la economía argentina. 

A partir de 2008, la pobreza permaneció en un nivel estructural que parece inquebrantable, y sujeta a un fenómeno conocido como estanflación (alta inflación y estancamiento en el nivel de actividad) que se volvió severa a partir de 2012 y desembocó en un 2020 con el mayor nivel de pobreza desde el 2001.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Economía

Se viene la noche: OPEP anuncia recorte en producción de petróleo mientras Biden quema las Reservas Estratégicas

Publicado

en

El presidente Biden respondió a la OPEC con una histórica reducción de la reserva petrolera de Estados Unidos, en un intento por frenar las tarifas energéticas antes de las elecciones de medio término. 

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) añade aún más presión de la que ya generó Rusia, y decidió un nuevo recorte sobre la oferta de petróleo internacional de hasta 2 millones de barriles diarios. El objetivo será mantener elevado el precio del combustible en términos reales. 

Tras la suba de la tasa de política monetaria por parte de la Reserva Federal, los precios del petróleo (así como el de otras commodities) tuvieron una fuerte baja en los mercados. La OPEP se propone revertir las rebajas mediante la estrangulación de la oferta. 

No se observaba una reducción de oferta tan significativa desde abril de 2020. Las peticiones y negociaciones encabezadas por el presidente Joe Biden no llegaron a buen puerto y finalmente fracasaron. 

Biden y los demócratas apuestan todos sus recursos para las elecciones de medio término, buscando así preservar sus mayorías parlamentarias. El Presidente aprobó un histórico drenaje de las reservas estratégicas de petróleo estadounidense. La reducción de reservas es, de hecho, la más drástica desde su creación en 1973 por iniciativa del presidente republicano Gerald Ford. 

El Departamento de Energía de Estados Unidos confirmó que el stock de reservas cayó a los 359 millones de barriles en lo que va del mes de octubre, lo cual supone la cifra más baja desde septiembre de 1983

Solamente en lo que va de la presidencia de Joe Biden, el stock de reservas estratégicas acumuló una caída del 43,73% desde enero de 2021, equivalente a una pérdida de hasta 279 millones de barriles sobre el nivel de stock. 

El consumo de reservas estratégicas constituye una medida temporal y de corto plazo para sostener un mayor nivel de oferta local ante una disminución de la demanda, pero la política energética de Biden impide el dinamismo de la inversión y la capitalización necesaria para impulsar la producción en el futuro. 

El ritmo de drenaje observado entre marzo y octubre no podrá ser sostenido a discreción durante los próximos meses ya que el stock disponible se vería completamente agotado, pero la estrategia de Biden se limita a postergar los aumentos energéticos hasta después de las elecciones legislativas.

Las tarifas energéticas locales no respondieron de forma significativa al histórico drenaje de reservas. El precio del petróleo en el mercado estadounidense subió un 0,3% este miércoles, y hasta un 3% el día martes

Seguir Leyendo

Economía

Se termina el “Efecto Massa”: El Riesgo País superó los 2.700 puntos y la inflación volvió a superar el 7% en septiembre

Publicado

en

La estabilidad cambiaria producida desde la llegada de Massa al equipo económico se ve opacada por el rebrote del Riesgo País y la persistencia de la inflación. El Gobierno se negó a producir un programa de estabilización. 

La llegada de Sergio Massa al ministerio de Economía supuso un paño frío para la escalada del dólar en el mercado paralelo de cambios, así como la corrida contra los bonos argentinos. Sin embargo, la relativa estabilidad cambiaria no se materializó ni en los precios ni en la prima de riesgo

El índice de Riesgo País de JP Morgan alcanzó los 2.759 puntos básicos al cierre del día miércoles, lo cual representa el valor más extremo registrado desde el pasado 27 de julio en los albores de la dramática y fallida gestión de Silvina Batakis. 

La confianza de los mercados en la nueva apuesta del Gobierno tan solo duró hasta la segunda semana de septiembre, y desde entonces el Riesgo País acumuló una escalada de hasta 400 puntos básicos. Quedó en evidencia que el Gobierno no apuesta a un programa de estabilización, sino que continuará aplicando paliativos temporales y circunstanciales a discreción. 

La estrategia económica de Massa se limitó a robustecer las reservas internacionales apostadas en el Banco Central, pero no se añadió ningún tipo de solución a los problemas estructurales de la economía argentina. 

La inflación mensual, que había alcanzado hasta el 7,4% en el mes de julio, bajó levemente al 7% en agosto y, según estima el oficialismo, habría superado nuevamente el piso del 7% durante el mes de septiembre

Las consultoras privadas estiman un diagnóstico similar para el mes de septiembre, y alertan que octubre tendría un piso de por lo menos 6%. Si se concretan efectivamente estos resultados, la inflación interanual para fin de año se encaminará a los 3 dígitos

Pese a los tenues recortes anunciados sobre las tarifas energéticas y el sector privado, el Gobierno no solo no logró recortar el déficit sino que lo profundizó en agosto. El resultado primario del Sector Público Nacional marcó un rojo del 3,4% del PBI en el acumulado de 12 meses para agosto, y lleva 11 meses de constante crecimiento. 

La factura de intereses también aumenta cada vez más, y el déficit financiero del Gobierno nacional aumentó al 5,2% del PBI en agosto. Junto con el pago de intereses por los pasivos remunerados del Banco Central, el déficit consolidado del Estado representa más de 11 puntos del PBI y es uno de los más elevados de la historia argentina

Ante los pobres resultados cosechados hasta la fecha, y en vista a los desafíos siderales previstos para el año 2023, el ministro Massa admitió “estar dando sus últimas pisadas en su vida política”

Seguir Leyendo

Economía

El peor escenario a un mes de las elecciones: Sigue la recesión, se frena la oferta laboral y aumenta la desocupación

Publicado

en

Tras la suba de la tasa de política monetaria, la economía más importante del mundo muestra cada vez más signos de agotamiento. El desempleo aumentó al 3,7% en agosto y la oferta laboral retrocedió al nivel más bajo desde el año 2021. 

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos publicó su informe sobre la Encuesta de Ofertas de Trabajo y Rotación, y advirtió por una profunda desaceleración del mercado laboral, un sector que hasta ahora no había sufrido efectos significativos devenidos de la recesión. 

La oferta laboral de Estados Unidos cayó en 1,1 millones de puestos de trabajo al término del mes de agosto, totalizando así las 10,1 millones de plazas disponibles en ese mes. Es el resultado más bajo registrado desde el primer trimestre de 2021, y la caída mensual observada entre julio y agosto de 2022 fue la más violenta desde abril de 2020. 

Solamente en el sector industrial de comercio minorista el número de vacantes laborales disponibles cayó en 143.000 en agosto, los servicios sociales y de asistencia sanitaria eliminaron hasta 236.000 ofertas de trabajo, mientras que en otros servicios la caída mensual fue de 183.000 vacantes, entre los que se encuentra la actividad hotelera. 

La cantidad de despidos registrados aumentó a 1,5 millones en agosto, partiendo de 1,4 millones al término de julio. La mayor parte de los mismos se concentraron en el comercio minorista, servicios de alojamiento y alimentación, y servicios profesionales.

La tasa de desocupación subió al 3,7% en el mes de agosto, ligeramente por encima del 3,5% de julio y la cifra más elevada desde el pasado mes de febrero. Por otra parte, la tasa de empleo se mantuvo apostada en el 60,1% entre mayo y agosto

El dato efectivamente recabado para agosto superó las expectativas de los mercados, que esperaban un techo de 3,5% sobre la tasa de desempleo para el mes. Por su parte, la tasa de empleo no logró retornar al 61,2% de febrero de 2020.

La reducción de la brecha entre la cantidad de personas dispuestas a trabajar y la cantidad de vacantes disponibles supone una presión negativa para la evolución de los salarios, que ya acumulan una caída real del 4% desde que Joe Biden se hizo cargo de la presidencia en enero de 2021. 

La desaceleración laboral responde a la fuerte corrección de tasas impulsada por la Reserva Federal de Jerome Powell. La tasa de política monetaria aumentó al umbral de entre 3% y 3,25% nominal anual a partir del 23 de septiembre, y los mercados anticipan que superará el 4% para fin de año. 

Seguir Leyendo

Tendencias