Conecte con nosotros

Economía

La herencia kirchnerista: el sistema previsional argentino está entre los peores del mundo

Publicado

en

El Mercer Institute lanzó su informe anual evaluando los diferentes sistemas jubilatorios sobre un total de 43 países, y la Argentina volvió a quedar rezagada a la anteúltima posición.

La estatización del sistema previsional en 2008 y el fin de las AFJP no solamente fue la piedra angular para socavar el mercado de capitales local, sino también el propio sistema jubilatorio y la protección social hacia las personas mayores.

La presidencia de Cristina Fernández de Kirchner dejó una pésima herencia en términos previsionales: según el Mercer Institute, el sistema argentino implementado desde su gestión ocupa el lugar número 42 de los 43 países seleccionados, a duras penas por encima de Tailandia.

El Global Pension Index del instituto selecciona a los 43 países más importantes en términos poblacionales, pues abarca a casi el 65% de la población mundial, lo cuál dota de representatividad a la muestra. El sistema previsional kirchnerista es actualmente un fracaso en las tres dimensiones principales relevadas por el índice: adecuación del sistema, sostenibilidad a largo plazo y su grado de integridad.

La adecuación del sistema pretende medir el nivel básico de ingresos percibidos por los jubilados y pensionados, acorde a una paridad de poder adquisitivo para poder comparar entre distintos países. Esto también mide el diseño del sistema de pensiones, incluyendo la edad de jubilación y el esfuerzo de los aportes que deben ser abonados en relación a los beneficios futuros.

En segundo lugar, la sostenibilidad del sistema da cuenta de ecuación financiera dinámica que tiene cada país en su esquema previsional. En este punto entran en juego elementos como la deuda pública de las pensiones, la evolución del número de aportantes jóvenes por cada pensionado que mantener, y el grado de solvencia intertemporal para hacer frente a las obligaciones tanto financieras como con los propios asociados al sistema.

En tercer y último lugar, el Mercer Institute mide la integridad de cada sistema previsional, entendiendo por integridad al grado de regulaciones aplicadas para proteger (o no) a los miembros de un determinado plan de pensiones. Se busca medir si existe algún grado de garantía para las pensiones bajo un esquema legal.

Tanto en adecuación, sostenibilidad e integridad, el sistema previsional argentino es extraordinariamente deficiente y solamente alcanzó un puntaje de 41,5 sobre 100. Pero incluso a pesar del bajo resultado, la dinámica del sistema de reparto estatal es cada vez peor en la Argentina.

En el año 2020 Argentina mantenía una pésima posición internacional, pero registraba un puntaje de 42,5 puntos básicos. Incluso en la delicada situación del sistema, la gestión de Alberto Fernández profundizó la decadencia previsional.

La reforma previsional de 2017 solamente significó una pequeña corrección sobre la sostenibilidad financiera del sistema a partir de la licuación del gasto previsional en términos del producto, sin afectar las otras deficiencias que se acumularon desde 2008. Una reforma previsional estructural e integral se vuelve cada vez más indispensable.

Economía

Nuevo disparo del dólar blue: alcanzó un nuevo récord histórico a $219

Publicado

en

La brecha cambiaria con el dólar oficial se amplia cada vez más.

El dólar blue vuelve a sorprender con un nuevo récord histórico este viernes alcanzando los $214 para la compra y a $219 para la venta.

De todos los aumentos, este ha sido el mayor que la divisa dio en un día desde el 10 de noviembre cuando la cotización aumentó $5,50 en 24 horas.

Durante esta semana la divisa comenzó en $209 y la termina con $10 más, dejando una brecha con el dólar mayorista de 109,90%. Por otro lado, en la mayor parte del país, el blue alcanza hasta los $221.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza este domingo 5 de diciembre

Qué sucederá con el riesgo país

Con esta situación que se vive actualmente con el dólar en el último día hábil de la semana, el riesgo país alcanzó los 1914 puntos y señala un máximo desde la reestructuración de deuda que realizó el Gobierno en 2020.

Por otra parte, antes de las 16 horas, los bonos argentinos en dólares perdían entre 0,3% (AL30D) y 4,6%.

Seguir Leyendo

Economía

El Gobierno endurece el cepo y buscará ampliar la documentación tributaria requerida para operar

Publicado

en

Las entidades financieras y los agentes bursátiles podrán solicitar previamente declaraciones tributarias a aquellos clientes que busquen entrar al mercado de capitales. En la práctica, se teme que los organismos de control terminen imponiendo por la fuerza lo que originalmente constituye un lineamiento optativo.

En medio de la progresiva sangría de reservas y el agotamiento del cepo cambiario, el Gobierno dispuso más medidas para seguir estrangulando a las operaciones sobre el mercado legal.

La Unidad de Información Financiera (UIF), por medio de la Resolución 6/2022, dispuso que las entidades financieras como bancos o aseguradoras, así como los agentes bursátiles, podrán solicitar a sus clientes declaraciones tributarias específicas para poder acceder al mercado cambiario legal.

En concreto, las documentaciones tributarias solicitadas serán sobre Ganancias y Bienes Personales, ambos impuestos que tienen un enorme peso como proporción de los recursos totales que percibe el sector público.  

Aún si, si bien se plantea como un criterio que deberá adaptarse a las preferencias de cada entidad financiera con sus clientes, los mercados especulan con que las medidas terminen por imponerse de forma forzosa en las operaciones diarias. Los organismos de control tendrán un mayor peso para disuadir a las entidades financieras para que soliciten, en la práctica, estas declaraciones tributarias a sus clientes.

Las medidas suponen añadir un control adicional sobre el acceso al dólar MEP (que se obtiene en la bolsa de valores) y el dólar Contado con liquidación. Esto podría desembocar en un nuevo aumento de la brecha cambiaria, que actualmente se acerca al 100%.

La resolución fue impulsada por el ultra-kirchnerista Juan Carlos Otero, en un intento por seguir limitando el acceso a los dólares por parte de los argentinos, y contener la profundización de la pérdida de reservas internacionales.

Otero alegó que las disposiciones buscan fortalecer las herramientas de control sobre el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo, pero lo cierto es que estos lineamientos ya estaban abordados en la reglamentación anterior de la UIF sancionada en 2017, y el objetivo real de las medidas es sencillamente imponer una nueva traba para la compra de dólares.

El Gobierno justificó, además, que el marco normativo anterior determinado por el macrismo había desarticulado completamente el control sobre todo tipo de operaciones de origen ilegal, pero nuevamente esta fue una declaración exagerada para justificar el endurecimiento burocrático del cepo.

Seguir Leyendo

Economía

Una familia necesitó $76.146 en diciembre para no ser pobre

Publicado

en

Representa un aumento del 40% en relación al año anterior.

El costo de la canasta básica total, que define el umbral de la pobreza en la Argentina, subió 40,5% a lo largo de 2021, casi diez puntos menos que la inflación general promedio, que fue del 50,9%.

El informe dice que la canasta básica alimentaria (CBA) –que marca el nivel de la indigencia- subió 3,9% en diciembre, respecto de noviembre, y 45,3% a lo largo de todo el 2021. Y la canasta básica total (CBT) escaló 3% en diciembre y 40,5% en un año.

Con las subas, la canasta alimentaria para una familia tipo (un varón de 35 años, una mujer de 31 años, un hijo de 6 años y una hija de 8 años) ascendió a 32.963,69 pesos y la canasta básica total ascendió a 76.146,13 pesos.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) se define como el conjunto de alimentos que satisfacen ciertos requerimientos nutricionales, y cuya estructura refleja el patrón de consumo de alimentos de la población de referencia.

Y la Canasta Básica Total (CBT), se obtiene mediante la ampliación de la CBA considerando los bienes y servicios no alimentarios (vestimenta, transporte, educación, salud, etcétera) consumidos por la población de referencia.

Fuentes oficiales aclararon que la diferencia entre los aumentos que registraron la CBA y la CBT respecto del Índice de Precios al Consumidor (IPC) –que marca la inflación general- responde a que no se computan los mismos productos. “Son canastas distintas”, dijeron.

Para el IPC, por ejemplo, el rubro de Alimentos y bebidas no alcohólicas se incrementó un 50,3% a lo largo de 2021 y el de “vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles” avanzó solo 28,3%.

Seguir Leyendo

Trending