Seguinos en redes

Economía

Se agranda el Estado y se achica la Nación: el peligroso rumbo de la economía kirchnerista

El núcleo duro del kirchnerismo celebra la expropiación de la empresa Vicentín, mientras Alberto Fernández trata de calmar las aguas y niega que este sea un paso en la dirección del socialismo chavista que tanto hambre generó. El peligroso rumbo de la economía kirchnerista.

Publicado

en

En medio del caos económico y la pandemia, el gobierno direcciona esfuerzos y recursos para avanzar en la expropiación de Vicentin. Las prioridades de Alberto Fernández parecen ser selectivas, y la salud ocupa un rol central, siempre y cuando el humor expropiatorio de La Cámpora no intervenga en las decisiones del gobierno. 

El gobierno anunció la intervención de Vicentin para evitar que la empresa fuera eventualmente vendida a Glencore, una firma de origen suizo. De esta manera, la objeción no fue una simple deuda de la empresa con el Banco Nación, sino evitar la “extranjerización y mantener la soberanía nacional”

Este tipo de rol del Estado recuerda a los peores años del kirchnerismo, y a los tiempos en donde el periodista Bernardo Neustadt desarmaba un teléfono de la estatal ENTEL, en busca de alguna soberanía escondida en el aparato. 

Algunos economistas ya anticiparon sobre los efectos nocivos de esta decisión.
Este es el caso de Carlos Rodríguez, que advierte que este ánimo expropiatorio podría ser parte de un plan integral para incorporar un modelo chavista

El ex-funcionario de Menem aseguró en una columna de opinión para Infobae, que la idea fundamental es apoderarse de las empresas claves en la economía. 

“Acá no hay excusa de virus ni de pandemia que valga para tomar estas decisiones. Yo vengo hablando desde hace un tiempo de la estrategia caribeña que está dando este Gobierno y esto es un paso más, muy consistente, en esa dirección: chavismo puro”, señaló. 

Ad

El Estado no toma esta decisión en el marco de la pandemia, sino que utiliza el contexto económico para avalar sus políticas. En lugar de invertir en hospitales, camas o respiradores, Alberto Fernández y su equipo estima conveniente apoderarse de una parte del mercado de granos, uno de los más competitivos en la Argentina y en el mundo. 

Para Carlos Rodríguez, la economía podría enfrentar un duro revés ante el proceso de nacionalización y socialización de cada vez más rubros. Además, aseguró que muchas otras empresas del rubro agro-alimenticio enfrentan duras dificultades dado el contexto actual, y sería ridículo plantear masivas expropiaciones. 

Otro economista que planteó la misma idea fue Roberto Cachanosky, también en su propia columna de opinión para Infobae. Cachanosky resaltó lo ridículo que supone poner en manos estatales a una empresa para eventualmente mejorar su funcionamiento, cuando el propio Estado está quebrado. 

“La realidad es que el estado pierde cientos de millones de dólares con las empresas estatales. No puede manejar eficientemente Aerolíneas Argentinas y ni siquiera tiene la capacidad para administrar bien las cuentas del sector público, porque la principal fuente de financiamiento del estado hoy es la emisión monetaria que hace el BCRA, y encima pretende estatizar una empresa cuyo servicio lo puede prestar cualquier otro competidor”, sentenció el economista. 

Ad

Si bien algunos personajes poco felices como el humorista Dady Brieva aclamaron con cierto entusiasmo el rumbo chavista, desde el oficialismo prefieren negarlo, pues resulta sumamente impopular señalar las bondades de la dictadura bolivariana.

El kirchnerismo planteó que, lejos de parecernos a Venezuela, ellos miran el modelo alemán. Y la razón fue que el gobierno alemán tomó la decisión de rescatar a la aerolínea Lufthansa. Además, destacan el accionar del gobierno norteamericano durante la crisis del 2008, el cuál también salió al rescate de muchas grandes empresas. 

Lo que se omite es que un rescate económico es totalmente opuesto a una intervención y una expropiación.

El gobierno alemán se volvió un importante accionista en la empresa Lufthansa, a partir del rescate que hizo para evitar que ésta entrara en quiebra por la crisis del coronavirus, pero se comprometió a privatizar ese paquete accionario, conforme se avance en la recuperación de la economía. De igual manera, el gobierno norteamericano del entonces presidente George W. Bush, también se había comprometido a una agenda de privatización futura

Es decir, el rol del estado en los países desarrollados a los que el kirchnerismo hace referencia, no era el de participar más en la economía como un nuevo socio de las empresas, sino el de brindar un colchón financiero para facilitar el funcionamiento de la actividad privada.
La expropiación no se trata de una nacionalización temporal y con fines circunstanciales, se trata del apoderamiento estatal de un sector en la economía. 

El rol del Estado argentino no sería salvar a una empresa, sería sustituirla en sus funciones y desplazarla. Y este modelo, muy lejos de asemejarse al alemán o al norteamericano, es exactamente lo que se aplicó en la Venezuela de Chávez y Maduro

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Cuba

Cuba a oscuras: Tras los apagones eléctricos la dictadura limitó el internet para callar las protestas

Publicado

en

El deficiente servicio dirigido por el Estado, que registra fallas eléctricas todos los meses, terminó por colapsar tras el paso del huracán Ian. El régimen comunista limitó las protestas limitando el acceso al servicio de internet. 

Cuba enfrenta un nuevo rebrote de protestas sociales ante la dramática situación económica. El servicio eléctrico estatizado muestra cada vez más signos de agotamiento y descapitalización, pero el paso del huracán Ian terminó por colapsar el abastecimiento de energía para uso residencial. 

Tras dos días de un masivo apagón eléctrico en toda la isla, la dictadura comunista de Miguel Díaz-Canel decidió suspender el acceso a los servicios de internet y telefonía celular a discreción, con el fin de desalentar la protesta y evitar su masificación como ocurrió a lo largo del año pasado.

El tenso clima social se ve severamente afectado por la inflación y el ajuste nominal de las tarifas de servicios públicos. El régimen impulsó una actualización del 160% sobre el valor promedio de las tarifas en el año 2021, pero los servicios ofrecidos por el Estado no mejoran

La inflación oficial de precios minoristas alcanzó el 32,3% interanual al término de julio de 2022, con aumentos mensuales apostados en el 3% desde abril. Sin embargo, y dada la severa situación de desabastecimiento, los precios oficiales no reflejan los verdaderos valores por los cuales se pueden adquirir bienes y servicios

El economista Steve Hanke estima que la inflación cubana alcanzó hasta el 135% en julio, la cifra más alta de las últimas décadas y en lo que va de la reforma monetaria y cambiaria. La medición de Hanke ubica al país comunista entre las 3 economías con más inflación del mundo, solo por detrás de Zimbabwe y Líbano. 

La situación inflacionaria se encuentra íntimamente ligada a los fuertes desequilibrios fiscales del Estado cubano. El déficit financiero alcanzó el 11,7% del PBI en 2021 y casi 18% en 2020, los mayores resultados deficitarios registrados desde el “período especial” en la década de 1990.

Sin mayores fuentes de financiamiento externo y sin un mercado de capitales local como parte de la economía socialista, Cuba debió recurrir casi exclusivamente a la emisión de dinero sin respaldo, y decidió abolir cualquier tipo de convertibilidad con divisas extranjeras

Seguir Leyendo

Economía

En medio de la recesión, el Gobierno de Biden anuncia un paquete de ayuda por US$ 12.300 millones para Ucrania

Publicado

en

La mayoría demócrata en el Senado impulsó la aprobación de un millonario programa de apoyo militar y económico para Ucrania, aunque el país se encuentra en recesión y enfrenta la necesidad de ajustar las finanzas públicas para derribar la inflación. 

El presidente Joe Biden, valiéndose de las mayorías legislativas del Partido Demócrata en el Senado, impulsó un nuevo paquete de rescate para Ucrania por un monto equivalente a los US$ 12.300 millones

Se incluyen 7.500 millones de dólares en asistencia militar, de los cuáles un total de US$ 3.000 millones serán destinados para la Iniciativa de Asistencia de Seguridad, lo cual dota de poderes al Pentágono para la adquisición de equipo militar para la provisión de Ucrania en la guerra

Dentro del gasto con fines militares, se aprobó un monto por US$ 2.800 millones para reforzar las posiciones estadounidenses en territorio europeo, y US$ 1.500 millones para reabastecer las reservas de armas, equipos y municiones estadounidenses que fueron enviados a Ucrania. 

Por otra parte, el programa total dispone de un rescate por US$ 4.500 millones destinados a la economía de Ucrania, y la financiación de las necesidades del sector público en ese país. Se busca evitar el colapso financiero y económico en tanto continúen las erogaciones extraordinarias a causa de la guerra. 

Es el tercer programa de financiamiento para Ucrania. El primero fue aprobado en marzo de 2022 a tan solo semanas de comenzado el conflicto, y representó un monto por US$ 13.600 millones. Más tarde, en mayo se aprobó otro programa más, esta vez por US$ 40.000 millones. Con las nuevas medidas anunciadas, Estados Unidos acumula un total de 65.900 millones de dólares en ayuda para Ucrania desde marzo

Estas disposiciones se toman en medio de una recesión sobre la economía estadounidense, y bajo la urgente necesidad de ajustar el déficit de las finanzas públicas para evitar la profundización de la inflación y las políticas monetarias contractivas. 

La economía más importante del mundo entró en recesión tras la caída consecutiva por dos trimestres en los primeros 6 meses del año, e incluso antes de que la Reserva Federal persiguiera un fuerte aumento de la tasa de interés de corto plazo. 

De perseverar los desequilibrios fiscales y con ello la inflación, el alza de tasas de la FED también podría perdurar en el tiempo en consecuencia, dando así inicio a un escenario de estanflación. 

Seguir Leyendo

Economía

En medio del estallido inflacionario, el Gobierno kirchnerista aumenta los impuestos a los combustibles

Publicado

en

Sin ninguna mesura por la suba de precios, el Gobierno redobló la apuesta y decidió no posponer el aumento del impuesto al combustible líquido y al dióxido de carbono. Las naftas anticipan un aumento de 4% a partir del sábado 1 de octubre. 

El Gobierno de Alberto Fernández decidió emprender el rumbo diametralmente opuesto al que sigue Brasil con Jair Bolsonaro. Después de dos postergaciones desde el año 2021, finalmente se anunció un nuevo aumento sobre el impuesto a los combustibles líquidos (ICL) y el dióxido de carbono (IDC).

Con los anuncios, las tarifas no solamente subirán por la actualización inflacionaria para reducir la carga de subsidios, sino que ahora también lo harán por la voracidad tributaria del Gobierno. 

Se espera que las naftas suban hasta un 4% a partir del próximo sábado 1 de octubre, aunque la empresa YPF, líder en el mercado de hidrocarburos, no aplicará actualizaciones inmediatas. 

La petrolera estatal representa hasta el 60% de la oferta para el mercado interno, y de esta manera se condiciona el aumento de las demás empresas “seguidoras” en el mercado argentino, que deben preservar un cierto margen de competitividad. 

Se estima que, tras el aumento de impuestos, el precio del litro de diesel aumentará en $3,1 y las naftas subirán hasta $4,2 por litro. El aumento de los combustibles arrojará una mayor presión inflacionaria para el mes de octubre, sobre un piso estimado entre 6% y 7% para el término de septiembre. 

Por tratarse de un impuesto típicamente asociado a un consumo inelástico como es el de los combustibles, cualquier recargo impositivo se traslada rápidamente a los precios finales percibidos por los consumidores.

La decisión del Gobierno considera fines fiscales para ajustar la “caja” de las finanzas públicas, ya que estas partidas representan una gran parte de la recaudación por tributos internos. Fernández impulsa el camino inverso al que aplicó Jair Bolsonaro

Mientras en Brasil la inflación fue negativa por dos meses consecutivos en julio y agosto, un hecho impulsado precisamente por la rebaja tributaria sobre los combustibles, en Argentina se acumula cerca de un 23% de inflación solamente desde julio y siguen subiendo los impuestos.

Seguir Leyendo

Tendencias