Conecte con nosotros

Europa

El Parlamento de la Unión Europea aprueba un texto pidiéndole a los países miembros subir el salario mínimo y condiciones de trabajo “más igualitarias”

El Parlamento de la Unión Europea aprobó un texto en el que se le pide de manera oficial a los países miembros subir el salario mínimo e imponer condiciones de trabajo “más igualitarias”. Según afirman, estas medidas son para “combatir la desigualdad”.

Publicado

en

En una reciente votación de la Eurocámara, se aprobó un documento de solicitud que insta a todos los países de la Unión Europea a incrementar el salario mínimo e imponer condiciones de trabajo “más igualitarias” para toda su población.
Con 365 votos a favor, 118 en contra y 208 abstenciones, los principales defensores del texto, principalmente de izquierda, argumentaban que hay una división profunda entre la “Europa Rica y los 95 millones de pobres” y criticaron a las grandes corporaciones, acusándolas de lucrarse de la pobreza.
Esta declaración no obliga a los países a implementar incrementos del salario mínimo, pero es un crucial primer paso para una legislación del Parlamento europeo que efectivamente aplique para toda Europa.
En octubre del 2020 se presentó en comisión un proyecto para debatir y votar una ley integral que establezca un salario mínimo móvil y obligatorio en todos los países del bloque a un valor del 60% del salario promedio del sector privado medido por las instituciones de estadísticas estatales de cada país.

Infografía comparativa de los salarios mínimos mensuales de países de la Unión Europea. Fuente: El Orden Mundial.

Ad

Como señalaron numerosos expositores en la Eurocámara opositores al proyecto, el salario mínimo no ayuda a los trabajadores con sueldos más bajos. 

De hecho, la evidencia histórica demuestra que los trabajos menos remunerados son los que más pierden, puesto que al empleador le cuesta más su contratación y muchas veces opta por directamente no contratarlo. 

Eventualmente este tipo de leyes elevan considerablemente el desempleo, especialmente en los países con los mercados laborales menos flexibles, como el ejemplo de España en las últimas décadas.

Sin embargo, hay casos en los que los impuestos bajos y las pocas regulaciones de un país permiten que a pesar de un elevado salario mínimo, el empleador pueda contratar a más trabajadores. Tal es el caso de Luxemburgo, que pone tan pocas trabas fiscales a sus empresarios que provoca que no le sea un dolor de cabeza contratar empleados.

Ad

Resta ver qué rumbo tomarán los distintos países tras la aprobación del texto, siendo que se espera que los que tienen gobiernos tendientes a la izquierda opten por seguir los pasos recomendados por el Parlamento del organismo multinacional europeo.

Actualmente ningún país de la Unión Europea tiene salarios mínimos del 60% del salario promedio nacional, por lo que una eventual medida en esta línea generaría un desempleo masivo en el viejo continente.

De todos modos, la batalla para aprobar estas medidas será dura. La propuesta del salario mínimo inquieta en varios países, particularmente a los de Europa del Este, quienes con costes laborales por debajo de la media, temen que el marco europeo reduzca su competitividad y los sumerja en profundas crisis económicas.

El salario mínimo europeo también inquieta a los países donde no existe a nivel nacional, como Italia o Chipre, o en los que se fija a través de una negociación colectiva sin intervención de las autoridades, como en los países nórdicos

Unos temen verse obligados a adoptar un mecanismo ajeno a su tradición laboral y otros temen que el marco europeo desbarate un sistema que funciona de manera libre y con buenos resultados.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Europa

Fin de semana contra la dictadura sanitaria: Toda Europa se inunda de protestas contra el pase sanitario

Publicado

en

Las capitales de Europa vivieron este fin de semana las protestas contra el pasaporte de vacunación más grandes desde el inicio de la pandemia. Hubo fuertes enfrentamientos con la policía en Bruselas.

Millones de personas participaron este sábado y domingo en protestas en varias capitales europeas contra las medidas sanitarias que ordenaron los gobiernos de la Unión Europea, como el pase covid o restricciones a los viajes.

Hubo masivas manifestaciones en París, Londres, Helsinski, Bilbao, Berna, Bruselas, Estocolmo y partes de Australia y Corea del Sur. En redes, fue tendencia mundial el hashtag #WorldwideDemonstration y #EndVaccineApartheid, en referencia al pedido generalizado por eliminar el pase sanitario, que discrimina a las personas por su salud.

El Servicio de Acción Exterior de la Unión Europea recomendó oficialmente a los países miembro implementar el pase verde, y rápidamente todos los gobiernos del Viejo Continente introdujeron normas según las cuales los no vacunados no podrán abordar vuelos, asistir a eventos deportivos, ir a comer a restaurantes o bares, entrar a cines o teatros ni hacer cualquier otro tipo de actividad no esencial.

Si bien las manifestaciones fueron pacíficas en prácticamente todo Europa, este domingo, cientos de miles de personas congregaron en Bruselas para protestar contra la directiva de la Unión Europea en su sede de gobierno.

Los manifestantes atacaron el edificio de la cancillería europea con piedras, exigiendo que no se siga promoviendo la discriminación sanitaria. Rápidamente, el gobierno de Bélgica desplegó la policía antidisturbios y hubo violentos enfrentamientos entre las fuerzas policiales y los manifestantes.

La policía antimotines repetidamente embistió a los manifestantes, que ignoraron los llamados a dispersarse. Los agentes dispararon potentes chorros y una nube de gas lacrimógeno cubrió el centro de la capital europea por varias horas.

Seguir Leyendo

Europa

La Agencia Médica Europea advierte que una vacuna cada 4 meses puede debilitar el sistema inmunológico

Publicado

en

Repetir las dosis de refuerzo cada cuatro meses podría debilitar el sistema inmunológico y hacer a las personas dependiente de la vacuna, dijo la Agencia de Medicamentos de la Unión Europea.

La Agencia Médica de la Unión Europea advirtió, en contradicción con las intenciones políticas de los líderes de los países miembro, que las vacunas de refuerzo frecuentes de Covid-19 podrían afectar negativamente el sistema inmunológico y terminar siendo más perjudiciales que beneficiosas.

Repetir las dosis de refuerzo cada cuatro meses podría eventualmente debilitar el sistema inmunológico y hacerlo dependiente de una vacuna para enfrentar cualquier virus respiratorio, según la Agencia Europea de Medicamentos.

Lo que recomienda este prestigioso organismo es que se deberían dejar pasar más tiempo entre los programas de refuerzo y vincularlos con el inicio de la temporada de frío en cada hemisferio, siguiendo el plan establecido por las estrategias de vacunación contra la influenza, que es una dosis por año.

La recomendación, que fue dada en una conferencia de prensa “urgente”, surge luego de que países como Alemania, Francia o España plantean la posibilidad de ofrecer a las personas una segunda inyección de refuerzo tan solo 4 meses después de la primera dosis de refuerzo en un intento por brindar una mayor protección contra el aumento de las infecciones por omicron.

A principios de este mes, Israel se convirtió en la primera nación en comenzar a administrar una segunda inyección de refuerzo, o cuarta dosis en total, a las personas mayores de 60 años. Pero múltiples científicos israelíes de elevado prestigio le enviaron una carta al gobierno pidiendo por favor que no continúen con este plan ya que terminaría haciendo más daño que el mismo virus.

El Reino Unido, por el contrario, ha dicho que los refuerzos únicos brindan buenos niveles de protección y que no hay necesidad de una segunda inyección de refuerzo en este momento, pero revisará los datos a medida que evolucionen.

Los refuerzos “se pueden hacer una vez, o tal vez dos, pero no es algo que podamos pensar que deba repetirse constantemente“, dijo Marco Cavaleri, jefe de estrategia de vacunas y amenazas biológicas para la salud, en una conferencia de prensa el martes.

Necesitamos pensar en cómo podemos hacer la transición del entorno pandémico actual a un entorno más endémico”, sentenció.

El regulador de la Unión Europea también dijo en la sesión informativa que los antivirales orales e intravenosos, como Paxlovid y Remdesivir, mantienen una alta eficacia contra omicron, algo importante como un tratamiento contra el Covid-19 ya que la vacuna ha demostrado no prevenir el contagio.

La agencia dijo que abril es lo más pronto que podría aprobar una nueva vacuna dirigida a una variante específica, ya que el proceso lleva entre tres y cuatro meses, aunque no recomiendan dársela si uno ya se dio una vacuna contra el SARS-CoV-2 en los últimos 4 meses.

Seguir Leyendo

Europa

La Unión Europea decidió imponer restricciones a los argentinos a causa de la suba de casos por coronavirus

Publicado

en

España fue el primer país en tomar la recomendación y ahora impuso restricciones.

Por la disparada de casos de coronavirus de las últimas semanas, la Unión Europea (UE) sacó a la Argentina del listado de países desde los que se puede viajar sin restricciones y los países podrán exigir a los turistas esquema de vacunación completo con vacunas aprobadas por la OMS.

El Consejo de la UE informó este lunes que “tras revisar las recomendaciones para el levantamiento de las restricciones de viaje por la situación con el coronavirus, actualizó la lista de terceros países con los que se recomienda eliminar las restricciones de viaje”. “En particular, Argentina, Australia y Canadá quedaron excluidos de esta lista“, dice el documento.

A partir de la medida, cada nación puede volver a exigir un certificado de vacunación con fórmulas aprobadas por la EMA y la OMS, entre las que no está la vacuna Sputnik con la que se inmunizó a millones de argentinos.

El Viejo Continente ahora pide una de tres exigencias, muy usuales: presentar un certificado de vacunación o un PCR con no más de 72 horas previas, o una “exención médica“, un certificado de recuperación que acredite que han transitado la enfermedad hace no más de dos meses.

Hasta hoy, la UE abrió su frontera a turistas que estén plenamente vacunados con alguno de los fármacos autorizados por la UE o por la OMS, pero además tiene una lista de “países seguros” desde los que se permite viajar a personas no inmunizadas o inoculadas con fórmulas no aprobadas por esos organismos. 

Ese es el beneficio que los argentinos perderían a partir de ahora, aunque cada país puede imponer sus propias reglas.

Seguir Leyendo

Trending