Conecte con nosotros

Francia

Generales franceses le enviaron una carta a Macron, denunciando que el país se está desintegrando y advirtieron que una guerra civil puede estar cerca: serán sancionados

Por iniciativa de Jean-Pierre Fabre-Bernadac, un grupo de militares de Francia escribieron una carta pública dirigida a Macron y a los funcionarios del gobierno, advirtiendo que Francia está atravesando un momento de máxima tensión y que la anarquía está muy cerca.

Publicado

en

El pasado viernes 23 de abril, un grupo de 18 generales retirados y activos de las Fuerzas Armadas de Francia, bajo el liderazgo de Jean-Pierre Fabre-Bernadac, oficial de carrera y gerente del sitio de Place Armes, firmaron una carta denunciando al gobierno de Macron, asegurando que se le ha sacado todo el honor a la política, que la cultura francesa está al borde de la extinción y que el Ejército está olvidado en desidia.

La hora es grave. Francia está en peligro, varios riesgos mortales la amenazan. Nuestro honor nos obliga a denunciar la desintegración que golpea nuestra Patria“, lee el pronunciamiento, y agrega: “Si no se hace nada, el laxismo continuará a expandirse inexorablemente por nuestra sociedad, provocando a término una explosión y la intervención de nuestros camaradas en activo en una misión peligrosa de protección de los valores de nuestra civilización y de protección de nuestros compatriotas en territorio nacional“.

Los soldados advirtieron que “hay un caos que está creciendo en el país”, y que si el presidente Macron no impidiera este caos, estallaría una guerra civil, en la que las Fuerzas se verían obligadas a intervenir para mantener el proceso democrático y evitar muertes.

Es importante recordar que Francia está desde octubre del 2018 en una situación de protestas continuas y violencia en las calles, gracias al movimiento de los “Chalecos Amarillos“, que hizo una marcha cada sábado durante todo el año 2019, y sólo frenó por la pandemia del coronavirus.

El periódico francés que publicó la carta es Valeurs Actuelles, quienes con el permiso de los militares, publicaron también los nombres de los firmantes: 

  • General de Corps d’Armée (ER) Christian PIQUEMAL (Legión Extranjera);
  • General de Corps d’Armée (2S) Gilles BARRIE (Infantería);
  • General de División (2S) François GAUBERT, ex gobernador militar de Lille;
  • General de División (2S) Emmanuel de RICHOUFFTZ (Infantería)
  • General de División (2S) Michel JOSLIN DE NORAY (Tropas de Infantería de Marina);
  • General de Brigada (2S) André COUSTOU (Infantería);
  • General de Brigada (2S) Philippe DESROUSSEAUX de MEDRANO (Tren);
  • General de Brigada Aérea (2S) Antoine MARTINEZ (Fuerza Aérea);
  • General de Brigada Aérea (2S) Daniel GROSMAIRE (Fuerza Aérea);
  • General de Brigada (2S) Robert JEANNEROD (Caballería);
  • General de Brigada (2S) Pierre Dominique AIGUEPERSE (Infantería);
  • General de Brigada (2S) Roland DUBOIS (Transmisiones);
  • General de Brigada (2S) Dominique DELAWARDE (Infantería);
  • General de Brigada (2S) Jean Claude GROLIER (Artillería);
  • General de Brigada (2S) Norbert de CACQUERAY (Dirección General de Armamento);
  • General de Brigada (2S) Roger PRIGEN (ALAT);
  • General de Brigada (2S) Alfred LEBRETON (CAT);
  • Médico General (2S) Guy DURAND (Servicio de Salud del Ejército);
  • Contralmirante (2S) Gérard BALASTRE (Armada).

El conductor André Bercoff (derecha) invitó a Jean-Pierre Fabre-Bernadac (izquierda) a su programa Sud Radio para hablar sobre la carta.

Ad

El jefe de Estado Mayor de Francia, general François Lecointre, respondió a la polémica carta y aseguró que los soldados firmantes ya fueron identificados y que serán severamente sancionados y expulsados de las Fuerzas.

Estamos iniciando los trámites de petición del Ministerio de Defensa. Estos generales comparecerán ante el Consejo Supremo Militar, pero al fin y al cabo, el decreto de su expulsión será firmado por el Presidente”, afirmó el responsable de las Fuerzas Armadas francesas.

Este pedido por parte de un importante grupo de militares tiene su explicación y tampoco fue recibido como una sorpresa. La publicación toma lugar en una situación en la cual Francia se ve totalmente marcada por episodios de violencia que suceden de forma diaria en diferentes frentes

Ya sea ante la policía, con los incidentes vinculados a ataques terroristas que suceden desde finales del gobierno de Sarkozy hasta el día de hoy con Macron, hasta la ola progresista que amenaza la identidad cultural del país europeo. Esto lleva a una creciente preocupación por una futura guerra civil en el peor de los casos.

La declaración además destaca los crecientes niveles de discriminación “anti-racista” que instigan los progresistas en el gobierno contra “quienes no pertenecemos a la categoría de minorías“. 

Además, destaca que no se está haciendo nada contra los fanáticos del Islam y otros grupos extremistas como Antifa y Black Lives Matter, que incitan a la violencia urbana en casi todas las ciudades de Francia.

El general Christian Piquemal, expulsado de filas tras manifestarse en 2016 en Caláis contra la islamización de Europa, fue el firmante número 1 de la carta.

Ad

Marine le Pen, la líder del partido de derecha nacionalista Agrupación Nacional, felicitó la valentía de los militares que firmaron la carta. “Como ciudadana, mujer y política, suscribo a su análisis y comparto su aflicción. Como ustedes, creo que es deber de todos los patriotas levantarse por la salvación del país“, dijo en redes.

La candidata a presidente asegura que la indignación “exige la búsqueda de una solución política” y los invita a sumarse a su partido “a tomar parte en la batalla que comienza, un batalla política y pacífica“. 

En el otro extremo del arco político, Jean Luc Mélenchon, líder de partido comunista Francia Insumisa, se indignó “ante la sorprendente declaración de unos militares que se arrogan el derecho a llamar a sus camaradas activos a una intervención contra nosotros, y nos llaman islamoizquierdistas“.

Desde el gobierno, el presidente Emmanuel Macron se abstuvo de comentar sobre el tema, aunque la ministra de Defensa Florence Parly, respondió preguntas al respecto en una conferencia de prensa que estaba dando cuando se viralizó la carta. 

¿Quienes son estos militares que pretenden defender a Francia cuando atizan el fuego del odio?“, dijo, y aseguró que sólo “se representan a ellos mismos” y que “querer politizar a las Fuerzas Armadas es insultar su misión“.

Marine le Pen, líder de la derecha francesa.

Ad

Carta completa de los 18 militares – traducida al español.


Señor Presidente, 

Señoras y señores de Gobierno, 

Damas y caballeros, 

La hora es seria, Francia está en peligro, varios peligros mortales la amenazan. Nosotros que, incluso jubilados, seguimos siendo soldados de Francia, no podemos, en las circunstancias actuales, permanecer

indiferentes al destino de nuestro hermoso país, atacado por la discriminación. 

Discriminación que, a través de un cierto antirracismo, se manifiesta con un único objetivo: crear en nuestro suelo malestar, incluso odio entre comunidades. Hoy algunos hablan de racismo, indigenismo y teorías decoloniales, pero con estos términos es la guerra racial lo que quieren estos seguidores fanáticos y odiosos. Desprecian nuestro país, sus tradiciones, su cultura y quieren verlo disolverse quitándole su pasado y su historia. Así atacan, a través de estatuas, antiguas glorias militares y civiles analizando palabras que tienen siglos de antigüedad. 

Discriminación que, con el islamismo y las hordas suburbanas, lleva al desprendimiento de múltiples parcelas de la nación para

transformarlas en territorios sujetos a dogmas contrarios a nuestra constitución. Sin embargo, todo francés, sea cual sea su creencia o no, se siente como en casa en todas partes de Francia; no puede ni debe existir ninguna ciudad o barrio donde no se apliquen las leyes de la República. 

Discriminación, porque el odio prevalece sobre la hermandad durante las manifestaciones donde las autoridades utilizan a la policía como agentes sustitutos y chivos expiatorios frente a los franceses con chalecos amarillos que expresan su desesperación. Esto mientras individuos encubiertos y encapuchados saquean negocios y amenazan a estas mismas agencias de aplicación de la ley. Sin embargo, estos últimos solo aplican las directivas, a veces contradictorias, dadas por ustedes, los gobernantes. 

Los peligros aumentan, la violencia aumenta día a día. ¿Quién hubiera predicho hace diez años que un profesor sería decapitado algún día cuando dejara la universidad? Sin embargo, nosotros, servidores de la Nación, que siempre hemos estado dispuestos a poner la piel al final de nuestro compromiso, como exige nuestro estado militar, no podemos estar frente a tales actos de los espectadores pasivos. 

Por tanto, es imperativo que quienes dirigen nuestro país encuentren el valor para erradicar estos peligros. Para hacer esto, a menudo es suficiente aplicar las leyes existentes sin debilidades. Recuerda que, como nosotros, una gran mayoría de nuestros conciudadanos se sienten abrumados por tus silencios incómodos y culpables. 

Como dijo el cardenal Mercier, primado de Bélgica: “Cuando la prudencia está en todas partes, el coraje no está en ninguna parte. “Entonces, señoras y señores, basta de dilación, la hora es seria, el trabajo es colosal; no pierda el tiempo y sepa que estamos dispuestos a apoyar políticas que tomen en consideración la salvaguarda de la nación.

Por otro lado, si no se hace nada, la laxitud seguirá extendiéndose inexorablemente en la sociedad, provocando finalmente una explosión y la intervención de nuestros compañeros activos en una peligrosa misión de proteger nuestros valores civilizacionales y salvaguardar a nuestros compatriotas en el territorio nacional. 

Como podemos ver, no hay más tiempo para

posponer las cosas, de lo contrario, mañana la guerra civil pondrá fin a este caos creciente, y las muertes, de las que tú tendrás la responsabilidad, se contarán por miles.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Francia

Tras la quinta semana de protestas, Macron permitirá que el Pasaporte Covid sea con un PCR negativo

Publicado

en

Luego de que casi 300.000 franceses salieran a las calles para protestar por quinto sábado consecutivo, el gobierno no hará obligatoria la vacunación contra el coronavirus.

El gobierno francés confirmó este domingo que relajará la dureza del pasaporte sanitario tras cinco semanas de protestas continuas. El “Pase Verde“, que acredita en forma de código QR con un cartel verde que indica el esquema de vacunación completo contra el coronavirus, ahora también dará verde si se tiene un test PCR negativo de 72 horas sin estar vacunado.

Este pasaporte, que ya era obligatorio desde junio en algunos eventos masivos, será obligatorio por decreto presidencial a partir de este lunes para acudir a restaurantes, bares o cafés, tanto bajo techo como al aire libre, y para viajar en trenes, colectivos y aviones.

El Ministerio de Salud hizo públicas estas modificaciones un día después de que casi 300.000 personas se manifestaran en toda Francia contra la exigencia de este certificado, ya que se consideraban que obligaba a estar vacunado para ejercer plenamente los derechos civiles, creando una suerte de Apartheid entre vacunados y no vacunados.

El ministro de Salud francés, Olivier Véran, no quiso atribuirle el cambio a las protestas y dijo que ya tenían pensado “desde un principio” darle validez a las pruebas negativas para los no vacunados, aunque admitió que lo cambiaron de 48 a 72 horas.

Según el funcionario, estos cambios frente a lo previsto hasta ahora permitirán afrontar mejor la demanda de pruebas. Esta última semana se efectuaron más de cuatro millones. Sea cual sea la cantidad de manifestantes opuestos a la vacuna, siempre será menos que la cifra de franceses que al mismo tiempo se vacunan, indicó.

El ministro francés de Sanidad, Olivier Véran.

Las protestas de este sábado, que se llevaron a cabo por quinto fin de semana consecutivo, fueron las más numerosas hasta la fecha: casi 300.000 personas se manifestaron ayer, frente a las 204.000 personas que habían protestado el pasado sábado, 31 de julio, frente a las 161.000 de la semana anterior o las 110.000 del día 17.

Para Véran, la ampliación a partir de este lunes del certificado sanitario no es una obligación de vacunación encubierta. Es una incitación a vacunarse, no una obligación, dijo sobre ese documento.

Cabe aclarar que según el decreto de Macron, tener la aplicación del Pasaporte Covid es una obligación, y según la norma será necesario tenerlo en el celular para recibir atención médica. Sobre esta polémica medida, el ministro agregó que en ningún caso debe ser un obstáculo para acceder a una atención urgente.

El pase sanitario y el avance de la vacunación deberían evitar otros toques de queda y el confinamiento”, justificó a todo esto Verán.

Seguir Leyendo

Francia

¿Quién es Florian Philippot, el líder de las protestas contra el gobierno de Macron que crece en las encuestas?

Publicado

en

El ex número dos del derechista Frente Nacional de Marine Le Pen, se alejó de uno de los principales partidos franceses en 2017 para hacer su propio camino en la política.

Florian Philippot, con tan solo 39 años, es el flamante presidente del partido Los Patriotas y, a pesar de haber tenido pésimos resultados en las últimas elecciones, se ha convertido en el principal líder de la oposición en las calles contra el gobierno de Emmanuel Macron.

Su propuestas son casi idénticas a las de Donald Trump en Estados Unidos, un Estado chico pero eficiente, impuestos los más bajos posibles, un libre mercado consolidado pero que no se doblegue ante China, una industria nacional competitiva, una frontera segura, una estrategia geopolítica inteligente sin interferir en asuntos extranjeros, y muchos otros puntos. Incluso uno de sus eslogan es “Francia Primero”.

Philippot se identifica como “gaullista“, en honor al difunto ex presidente Charles De Gaulle, quien comandó la creación de la Cuarta y la Quinta República de Francia, y es considerado un prócer de Francia (aunque muy resistido por la izquierda francesa). Esto le trajo muchos problemas con algunos sectores del Frente Nacional, partido predilecto de la derecha nacionalista antigaullista.

Philippot fue parlamentario europeo entre 2014 y 2019, y defiende contundentemente el #Frexit, una propuesta para que Francia siga los pasos del Reino Unido y se vaya de la Unión Europea.

A pesar de que los medios lo identifican como un extremista homofóbico, racista y xenófobo, Philippot es gay y tiene pareja masculina, aunque se opone a lo que llama como “lobby LGBT” y promete quitar de la educación la teoría de género.

La semana pasada, en el Trocadero, se manifestaron 11.000 personas que respondieron a una convocatoria de Philippot en París, y en todo el país hubo más de 160.000 protestantes bajo la consigna que promovió su partido: “No al pasaporte de vacunación de Macron“.

Philippot lleva varios meses organizando movilizaciones contra las restricciones sanitarias del gobierno, pero la propuesta de hacer obligatoria la vacunación ha catapultado su agenda a la cima, y se ha disparado en las encuestas como principal opositor a Macron.

En el discurso que dio en la Plaza del Trocadero, escuchado por decenas de miles de personas, criticó “la ideología covidista“ y las medidas “autoritarias” del gobierno. Se expresó en defensa de la libertad, acusando sin pelos en la lengua a Macron de ser un “tirano” y un “psicópata“.

Seguir Leyendo

Francia

Francia estalla en protestas en la marcha más grande hasta el momento contra el pasaporte sanitario

Publicado

en

A partir de la semana que viene entrará en vigencia el pasaporte de vacunación que obligará a los franceses a estar vacunados para ejercer sus derechos.

Bajo gritos de “¡Libertad, Libertad!” y entre banderas nacionales, cientos de miles de franceses salieron a las calles de París y de otra decena de ciudades este sábado en una de las marchas contra el gobierno más multitudinarias hasta el momento.

Esta es la última protesta que podrán hacer los ciudadanos antes de que entre en efecto el pasaporte sanitario que decretó el presidente Emmanuel Macron.

Este “pase verde” exigirá que los franceses presenten un certificado de vacunación para viajar, acudir a bares, restaurantes, cines, teatros y otros comercios cerrados, así como eventos públicos o incluso a edificios gubernamentales, donde millones de personas acuden para tramitar jubilaciones o seguridad social.

Es una primera etapa hacia más restricciones a la libertad, mañana estaremos como en China. La limitación de libertades nunca es aceptable”, afirmaba un manifestante entrevistado por el diario El País. Esta persona, dijo que no era antivacunas pero que no tenía intención de vacunarse todavía contra el Covid-19, algo que está por convertirse en un delito en Francia.

Hubo un momento de la tarde donde todo el país estaba envuelto en protestas, registrándose más de 100 protestas en simultáneo en todo Francia.

El pedido es claro, y el único que puede frenar esto es Macron, suspendiendo el autoritario decreto con el que quiere forzar la vacunación de personas sanas que no tienen por qué ser obligados a darse una vacuna.

Esta marcha, tuvo máxima convocatoria ya que por primera vez en las últimas tres semanas de protestas, los principales partidos de derecha llamaron a marchar con su propia militancia y con banderas políticas. Curiosamente, la líder nacionalista Marine Le Pen no tuvo el foco de esta marcha, y en su lugar la estrella fue Florian Philippot, líder del partido derechista Los Patriotas y diputado del Parlamento Europeo.

El pequeño partido de Philippot, que se desprendió del partido de Marine Le Pen y tiene una agenda idéntica a la de Bolsonaro en Brasil o Trump en Estados Unidos, lleva varios meses organizando movilizaciones contra las medidas de Macron, pero el pasaporte sanitario le ha dado al fenómeno una nueva dimensión, y se ha convertido de facto en el líder de la oposición al gobierno.

Su discurso estuvo cargado de críticas a “la ideología covidista“, a las medidas “autoritarias” del gobierno, en defensa de la libertad, acusando sin pelos en la lengua a Macron de ser un “tirano” y un “psicópata“.

Seguir Leyendo

Trending