Seguinos en redes

Italia

Italia vota por un referéndum constitucional y elige gobernantes a nivel regional, en una elección histórica

Entre el 20 y 21 de septiembre, los italianos decidirán en un referéndum constitucional si reducen el tamaño de ambas cámaras del Congreso. Además, las regiones eligen nuevos gobernantes, y se espera un gran avance de la derecha de Salvini a nivel regional.

Publicado

en

Durante este domingo 20 de septiembre y el subsecuente lunes 21, los italianos votarán en elecciones regionales que definirán el futuro político de 7 de las 20 provincias italianas, además de en un referéndum que podría cambiar la composición del Poder Legislativo nacional para siempre.
A nivel nacional, en esta jornada se votará un referéndum constitucional que plantea reducir la cantidad de parlamentarios en más de un tercio, llevando la cantidad de diputados de 630 a 400, y la cantidad de senadores de 315 a 200.
Esta reforma, impulsada inicialmente por Matteo Salvini, el líder del partido de derecha La Lega, fue retrasada por la ruptura de Gobierno entre La Lega y Movimiento 5 Estrellas (M5S), y fue finalmente enviada al Parlamento por el actual gobierno de coalición de centro-izquierda entre el Partido Demócrata (PD), el M5S, Italia Viva y otros pequeños partidos de extrema izquierda.
Las encuestas indican que el referéndum sería aprobado por una mayoría abrumadora, superior al 70% de los votos. Esto se debe al amplio consenso generado en todo el arco político al respecto, excepto en algunos partidos minoritarios que ven amenazado su acceso al parlamento.
Parlamento italiano en la actualidad. Fuente: La Vanguardia.

Ad

Por otra parte, en esta misma jornada se llevarán a cabo elecciones para elegir a los presidentes regionales de 7 de las 20 regiones que conforman al país: Valle de Aosta, Apulia, Campania, Liguria, Marcas, Toscana y Véneto.

El pasado 26 de enero se habían llevado a cabo elecciones regionales en Calabria y Emilia-Romaña. En ambas, el gobernante y centro-izquierdista Partido Demócrata se llevó fuertes golpes: 
En Calabria, el Partido Demócrata fue derrotado por la coalición de centro-derecha, liderada por el liberal-conservador Forza Italia, con una ventaja de 25 puntos, una diferencia impactante respecto a la elección de 2014, cuando los demócratas habían vencida a Forza por casi 38 puntos, un giro de casi un cuarto del electorado de la izquierda a la derecha en 6 años.
En Emilia-Romaña, bastión histórico de la izquierda italiana, el Partido Demócrata logró retener el poder por tan solo 3 puntos de diferencia, mientras que el candidato del Movimiento 5 Estrellas, de corte anti-establishment pero sin ideología clara, cosechó un 5%, y generó tensiones en la coalición gobernante nacional.
Una derrota del PD en dicha región hubiera sido catastrófica, ya que desde el comienzo de la existencia de la región, en 1970, fue liderada por partidos de izquierda: entre 1970 y 1995 gobernó cómodamente el Partido Comunista Italiano, y desde 1995 hasta ahora lo hizo su partido sucesor, el Partido Demócrata.

Ad

Las 7 regiones que van a elecciones pintan una situación muy parecida, con posibilidades de grandes triunfos de la derecha y grandes derrotas de la izquierda.

Valle de Aosta

En la región más pequeña de Italia, que cuenta con menos de 130.000 habitantes, una crisis política causó que se anticiparan las elecciones previstas para 2023, luego de pasar por 6 gobernadores en 3 años
El actual Presidente Pegional, Renzo Testolin, de ideología liberal de centro, actúa de manera interina tras la renuncia de Antonio Fosson.
El socioliberal Testolin, actual Presidente Regional interino. Fuente: Valledaostaglocal.

En esta región el partido predominante desde 1978 es la Unión Valdostana (UV), de ideología centrista liberal y regionalista. 
Sin embargo, en 2018 el liderazgo de la UV fue desafiado por una nueva vertiente local de La Lega de Salvini. En las elecciones de ese año, la UV alcanzó tan solo el 19,3% de los votos y 7 bancas en el parlamento valdostano, mientras que Lega alcanzó el 17,1%, lo que por el sistema D’Hont también consiste en 7 bancas.
Este ajustado resultado obligó a la UV a pactar con la centro-izquierda regional para garantizar su gobernabilidad, en una alianza que incluyó a la Unión Progresista Valdostana y a la versión local del Partido Demócrata, entre otros partidos locales.
No ha habido sondeos en este ciclo electoral ya que la elección fue adelantada y no dio margen para mucha campaña, pero existe una alta probabilidad de que La Lega logre dar la sorpresa y pase a controlar esta región, gracias a los votantes de la Unión Valdostana que se vieron traicionados por su pacto con la centro-izquierda regional.

Apulia

En esta región, controlada actualmente por el Partido Demócrata a través del presidente regional Michele Emiliano, las encuestas indican una probable victoria del candidato de la coalición de derecha, Raffaele Fitto, quien pertenece al nacionalista Hermanos de Italia, pero cuenta con el apoyo de Forza Italia y La Lega.
De todos modos, Fitto vencería a Emiliano por un muy escaso margen, rondando ambos el 40% de los votos. Debido a esto, son determinantes los resultados que obtengan la candidata del Movimiento 5 Estrellas, Antonella Laricchia, así como Ivan Scalfarotto, de Italia Viva, quienes pueden conformar una coalición con los demócratas para superar a la derecha.

Al igual que en las elecciones de Emilia-Romaña en enero, la división de la izquierda podría volver a dar un golpe a nivel regional, esta vez aún mayor, tensionando fuertemente la coalición nacional. 

El M5E insiste con presentar candidatos separados del PD, y en este caso Laricchia podría obtener hasta un 15% de los votos. Por su parte, Scalfarotto obtendría menos de un 5%, sostenido en un vano intento del ex-premier Matteo Renzi de instalar su partido de centro-izquierda Italia Viva a nivel regional.

El candidato conservador Raffaele Fitto, posible vencedor de las elecciones. Fuente: Controcampus.

Ad

Campania

Todo indica que el Partido Demócrata lograría retener la tercera región más populosa de Italia, donde el actual presidente regional Vincenzo De Luca obtendría más del 50% de los votos apoyado por el PD, Italia Viva y diversos partidos regionales, frente al ex presidente Stefano Caldoro, perteneciente a Forza Italia y apoyado por Lega y Hermanos de Italia, que rondaría el 30%.
En Campania, el M5E también presenta candidata propia, en este caso Valeria Ciarambino, quien según los sondeos alcanzaría entre el 10 y el 15% de los votos. Sin embargo, debido a la alta cantidad de indecisos reportados en los últimos sondeos, cercana al 25%, no son menores las chances de un resultado sorpresa donde la división entre el PD y el M5E pueda resultar en una victoria de Caldoro.

Liguria

La región norteña de Liguria es la única en la que el partido de centro-derecha Cambiemos cuenta con chances claras de victoria en estas elecciones, en coalición con otras fuerzas de derecha
Allí, el presidente regional Giovanni Toti busca su reelección, apoyado por La Lega, Forza Italia y Hermanos de Italia. Según las encuestas, Toti obtendría cómodamente más del 50% de los votos frente a Ferruccio Sansa, candidato independiente apoyado por el Partido Demócrata y el Movimiento 5 Estrellas.

Sansa alcanzaría entre un 35 y un 40% de los votos, mientras que Aristide Massardo, de Italia Viva, lograría un mísero 4%. Los indecisos en los últimos sondeos son menores al 15%, indicando que nada se interpondría entre la centro-derecha liderada por Toti y la reelección.

El liberal-conservador Giovanni Toti, actual presidente regional. Fuente: La Vanguardia.

Marcas

La elección en esta región céntrica podría ser una de las más impactantes de la jornada, ya que aquí el gobernante Partido Demócrata tiene altas chances de perder el poder en manos de la centro-derecha.
El actual Presidente Regional y candidato por la centro-izquierda, Maurizio Mangialardi, alcanzaría solo un 35% de los votos frente al retador Francesco Acquaroli, de Hermanos de Italia y apoyado por La Lega y Forza Italia, quien obtendría entre un 45% y un 50% de las intenciones.
Por su parte, el candidato separado del M5E, Gian Mario Mercorelli, obtendría alrededor del 10%. Al igual que en otras de las regiones ya detalladas, un resultado ajustado pero con victoria de Acquaroli podría resultar en nuevas y renovadas tensiones entre el PD y el M5E a nivel nacional.

Ad

Toscana

Otra de las regiones históricamente izquierdistas junto a Emilia-Romaña, la Toscana comenzó su existencia en 1970 bajo el gobierno del Partido Comunista Italiano, en coalición con el Partido Socialista Italiano. Esta alianza entre comunistas y socialistas se mantendría hasta 1980, cuando los comunistas obtuvieron suficientes bancas para gobernar por su cuenta, resultado que repetiría en 1985. 
En 1990 su pésimo gobierno le otorgó malos resultados electorales y se vieron forzados a coalicionar con los socialistas nuevamente, y en 1995 tras la disolución del Partido Comunista, el Partido Demócrata se alzó como su sucesor y gobierna allí desde entonces sin interrupciones.
Esto podría cambiar por primera vez en la historia, ya que los sondeos indican una diferencia mínima (de entre el 2% y 4%) entre Eugenio Giani, apoyado por el PD e Italia Viva, y la candidata de La Lega, Susanna Ceccardi, apoyada por Forza Italia y Hermanos de Italia.
La candidata conservadora Susanna Ceccardi en la playa junto al líder de Lega, Matteo Salvini. Fuente: Affari Italiani.
Nuevamente, la definición terminará dependiendo de la división de la izquierda, ya que no solo volverá a haber una candidatura separada del Movimiento 5 Estrellas (Irene Galletti), sino que además presentaron candidatos una nueva coalición socialista regional llamada Toscana a la Izquierda (Tommaso Fattori), y dos distintas vertientes comunistas (Salvatore Catello y Marco Barzanti).
Una victoria de Ceccardi debido a la división de la izquierda no sólo sería histórica, sino que podría causar el quiebre definitivo de la tensa coalición gobernante a nivel nacional entre PD, M5E, IV y el socialismo.

Véneto

En la quinta región más populosa del país y donde más apoyo ha tenido la derecha en los últimos tiempos, La Lega busca la reelección de su candidato Luca Zaia, apoyado por Forza Italia y Hermanos de Italia.
Los sondeos indican que Zaia lograría una ventaja extremadamente amplia frente a Arturo Lorenzoni, candidato del Partido Demócrata, además de Enrico Cappelletti del M5E, Daniela Sbrollini de Italia Viva, y Antonio Guadagnini del regionalista Partido de los Venecianos.
Zaia se impondría con más del 70%, frente al 15% de Lorenzoni y 5% de Cappelletti, aunque aún prevalece una alta cantidad de indecisos que podrían definir distintos balances de poder en el parlamento veneciano. Sin embargo, la victoria de Zaia y la derecha está asegurada en uno de los bastiones históricos de la derecha italiana, que gobierna allí desde los orígenes de la región en 1970.
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Economía

Plan económico de Meloni: La rebaja de impuestos que propone la derecha para sacar a Italia del estancamiento

Publicado

en

La economía italiana no logra crecer formalmente desde el año 2007, y fue una de las más afectadas por las severas medidas de aislamiento en el año 2020. La derecha italiana propone revertir el estancamiento con políticas que impulsen la oferta agregada. 

La Coalizione di Centro Destra, liderada por Giorgia Meloni, finalmente se impuso en los comicios electorales de este domingo. El cambio de signo político en Italia se produce tras la culminación de 15 años de estancamiento crónico.

La novena economía más importante del mundo acumula una caída de casi 4% entre el primer trimestre de 2008 y el segundo trimestre de 2022, un estancamiento sin precedentes en el país desde la primera mitad del siglo XX. 

Además, la economía italiana no solo fue una de las más golpeadas por las medidas de aislamiento extremo impulsadas por Giuseppe Conte durante la pandemia, sino que también se vio severamente afectada por la disparada de precios energéticos a raíz del corte en el suministro de combustible ruso

La reforma tributaria para impulsar la oferta

El principal pilar del programa de la coalición derechista será incentivar la oferta agregada en la economía, en lugar de apostar por los fallidos programas de estímulo sobre la demanda que se produjeron desde 2008, ninguno de ellos con éxito. 

Se propone una reforma del impuesto sobre las Ganancias (conocido en Italia como IRPF) para rebajar las alícuotas máximas percibidas por trabajadores autónomos y para pequeñas empresas. 

Se buscaría establecer un impuesto fijo de entre 15% y 23% para estas bases, alícuotas inferiores al 43% y 24% que hoy se aplican sobre el IRPF tradicional para personas físicas y empresas respectivamente. 

Por otra parte, se propone aplicar una desgravación fiscal sobre aportes patronales para las empresas que contraten nuevos empleados. Esto supondría una eliminación temporal de la carga patronal del 30% sobre los salarios pagados por las empresas. Este impuesto constituye el principal costo laboral del país explicado por el peso del Estado. 

También se busca una reforma sobre el Impuesto al Valor Agregado (IVA). El sistema tributario italiano posee 4 tramos progresivos del IVA según la esencialidad de los bienes alcanzados, y la mayoría son gravados por una tasa general del 22%

La reforma de Meloni propone ampliar la cantidad de bienes gravados al IVA “superreducido” con una alícuota de solo 4%. Entre otros bienes, se busca gravar con tasa reducida a los alimentos básicos y los productos de infancia. 

Seguir Leyendo

Italia

Histórico triunfo de la derecha en Italia: Giorgia Meloni será la nueva Primera Ministra en alianza con Salvini y Berlusconi

Publicado

en

La Coalición de Centro Derecha, liderada por la conservadora Giorgia Meloni, gana la elección en Italia y termina 4 años de crisis política.

Después de muchos años de espera, y luego de dos de las crisis políticas más fuertes que sufrió Italia en su historia democrática, finalmente los italianos tienen un nuevo gobierno, y como indicaban todas las encuestas, Giorgia Meloni será la próxima Primera Ministra, al frente de un gobierno de coalición de derecha.

La alianza de partidos de derecha, la Coalizione di Centro Destra, encabezada por el partido Fratelli de Giorgia Meloni, y acompañada por Lega de Mateo Salvini y Forza de Silvio Berlusconi, ganó la elección con un total del 42% de los votos en las elecciones generales de este domingo, según proyecciones oficiales de la cadena estatal Rai Italia.

Este resultado le otorgaría 233 bancas en la Cámara de Diputados a la coalición, que también incluye a Noi Moderati y otros partidos de centroderecha liberales menores, y 113 bancas en el Senado, ambos con una amplia mayoría para poder pasar las reformas necesarias.

Como líder de la coalición, Meloni se convertirá en la primera mujer en ocupar el cargo de Primer Ministro de Italia. Los resultados finales se esperan para la madrugada del lunes.

Fratelli habría obtenido el 25,5% de los votos, mientras que Lega obtuvo el 8,5% y Forza 7,9%. Es notable el aumento meteórico de popularidad de Fratelli en los últimos años, ya que había obtenido solo un 4,5% en las elecciones pasadas, del 2018.

Gran parte de su voto proviene de simpatizantes de Salvini o Berlusconi, defraudados por su alianza con el partido de izquierda populista Movimiento Cinco Stella (M5S) en los últimos años, cuando se intentó hacer una coalición de partidos “antisistema” de derecha e izquierda, que terminó en un fracaso rotundo.

Para estas elecciones, todos los partidos de derecha se alinearon bajo la bandera de Giorgio Meloni, quien rechazó estas alianzas con la izquierda en el pasado y quedó como la candidata predilecta del voto rechazo a los gobiernos socialdemócratas de Giuseppe Conte y Mario Draghi.

Meloni, una madre romana de 45 años que ha hecho campaña bajo el lema “Dios, patria y familia” y con una agenda marcadamente conservadora, que recuerda a muchos a VOX, lidera un partido que está en contra de la Unión Europea, la libre inmigración, los privilegios a la comunidad LGBT, el aborto y la economía socialdemócrata de los anteriores gobiernos.

El feminismo está teniendo un serio problema para manejar la victoria de Meloni. Por muchos años, especialmente durante el gobierno de Berlusconi, pidieron que una mujer ocupe el máximo cargo del Poder Ejecutivo, pero sin éxito.

Hoy, una mujer ocupará la silla del Palazzo Chigi, pero no la mujer que quería el colectivo feminista, que por alguna razón u otra terminan abrazando las peores ideas de la izquierda.

La izquierda queda partida en el Congreso. Por un lado, la Coalizione di Centro Sinistra habría obtenido el 26,6% de los votos, y tendrá menos de 100 bancas en la Cámara de Diputados y menos de 50 senadores. La coalición liderada por el Partido Demócrata, que venía gobernando con Mario Draghi a la cabeza, obtendría un magro 19,4%.

Por su parte, el Movimiento Cinco Stella (M5S), que había caído a principio de año por debajo de los 10 puntos, obtendría un sólido 16,3% y se ubica como la tercera fuerza del Congreso.

Por último, la coalición apodada Terzo Polo, compuesta por los partidos de centro Italia Viva (un desprendimiento del Partido Demócrata, liderado por el ex primer ministro Mateo Renzi) y Azione, obtendría un 7,5% y tendrá 20 bancas en Diputados y 7 en el Senado.

En los próximos días se espera que Meloni, Salvini y Berlusconi definan un gabinete. Fuentes consultadas indican que Meloni, además del liderazgo del Gobierno, obtendrá completo control del Ministerio de Relaciones Exteriores, Educación, y Cultura.

Salvini obtendrá el Ministerio del Interior, cargo que ya ocupó y que se encarga de la seguridad interna y fronteriza, además del Ministerio de Economía y Finanzas. Por último, Berlusconi parece que quedará como líder del Senado, y su partido manejará los hilos en el Congreso.

Seguir Leyendo

Italia

Entrevista a Vito De Palma: El candidato de la derecha en Sudamérica para las elecciones de Italia

Publicado

en

El periodista deportivo de ESPN se lanza a la política italiana como candidato a diputado por la circunscripción de Sudamérica.

El próximo 25 de septiembre se llevarán a cabo las elecciones parlamentarias italianas. Como está estipulado en Italia, los casi 6 millones de ciudadanos italianos que residen en el exterior también votarán en las circunscripciones: Europa, Sudamérica, Asia-África-Oceanía-Antártida y Norte-Centro América.

Nuestra columnista Candela Sol Silva entrevistó al candidato a diputado para Sudamérica en representación de Fratelli d’Italia, el partido de derecha que lidera las encuestas, Vito De Palma, en los estudios de La Derecha Diario en Radio Madero.

“Fratelli d’Italia en América del Sur es un partido político basado en los principios de la soberanía popular, la libertad, la democracia, la justicia, la solidaridad social, el mérito y la equidad fiscal, inspirado en una visión trascendente de la vida y los valores y la tradición. Tomando como raíz estos valores, creemos fielmente que se debe conservar lo que se ama para dar cimientos al futuro”, explica.

Durante la entrevista, Vito, quien tuvo una exitosa carrera como periodista deportivo trabajando para ESPN, explicó sus propuestas para la circunscripción sudamericana, las principales problemáticas que tienen los italianos en el exterior y se explayó sobre los fundamentos ideológicos de su partido, que nacen de los valores cristianos y de una concepción trascendental del hombre.


¿Cuáles son las propuestas para los italianos en el exterior?

– “Para Fratelli d’Italia, cada italiano en el exterior es un pedacito de Patria y como tal debe ser defendido. De allí que nuestra principal atención sea el ius sanguinis. Es decir el derecho a recibir la nacionalidad italiana cuando se es descendiente de italianos. No sólo Fratelli d’Italia defiende ese derecho sino que trabaja arduamente para lograr su efectivo cumplimiento, sin discriminaciones, aplicándose también a quienes han perdido la posibilidad de ser italianos ante la Ley, cuando no existía la opción de la doble ciudadanía, los así llamados “oriundos”.

En el día a día, el ius sanguinis es permanentemente negado y limitado. La realidad es clara. Actualmente, se otorgan poco menos de 10 mil turnos por año cuando el pedido es de por lo menos 300 mil. Es decir, sólo 3 de cada 100 solicitantes pueden finalmente ser reconocidos como italianos ante la Ley, una realidad agraviante que termina por convertir un legítimo derecho en un privilegio para pocos. A fin de cuentas, este déficit es causante de corrupción pues los turnos vienen “ofrecidos” por “gestores” a precios muy costosos; y también de fraude político, porque se tiende a favorecer aquellas organizaciones locales que se retroalimentan gracias a los privilegios recibidos.

Además, es de fundamental importancia promover y sostener la cultura italiana en América del Sur. Hace años que por decisiones políticas, el Estado ha dejado de estimular la transmisión de nuestra lengua y costumbres; y lo que aún hoy sobrevive es producto de los esfuerzos y la fortaleza de los italianos que el Estado ha dejado en el más completo olvido. Por ello, nos proponemos aumentar las escuelas con enseñanza de nuestra lengua, de forma gratuita o con amplia concesión de becas, estimulando el estudio del idioma y buscando aumentar la oferta a través de los Ministerios de Educación de los diferentes países, para que ningún italiano vuelva a quedarse sin voz”.

¿Qué modificaciones realizarían en los consulados?

– “Nuestra primera batalla será la de mejorar sustancialmente el funcionamiento de los consulados, con la apertura de nuevas sedes y la asunción de ciudadanos italianos inscriptos en los registros del AIRE, bajo las modalidades previstas por las leyes locales. La asunción de personal local, además de ser notoriamente más económica, sería también más efectiva, pues se emplearía a funcionarios que conocen perfectamente los problemas locales.

En este marco, con intención de fortalecer el vínculo con nuestra Patria, es importante desarrollar un sistema de búsqueda y oferta laboral de empresas italianas en el continente sudamericano, experiencia que algunas asociaciones locales ya han implementado a través de las Regiones y ha demostrado dar muy buenos resultados. Nuestra intención es hacer de estos prototipos un sistema centralizado por vía consular que pueda dar respuesta a las necesidades laborales de los italianos en América del Sur, a la vez que contribuye a los intereses de nuestra Patria”.

Vito De Palma nació en Bari, Italia en 1958. Llegó a la Argentina el 15 de junio de 1983, el día de San Vito, lo cual fue todo un presagio, con esposa y dos hijos, para luego tener dos hijos más en el país. En ese entonces, su padre, Francesco De Palma, era el director de la escuela italiana en Buenos Aires, Cristoforo Colombo.

En el país tuvo primero un trabajo en la construcción, luego una actividad comercial (farmacia), para finalmente dedicarse a una de sus grandes pasiones, el periodismo deportivo, en el que tuvo una carrera vertiginosa y ascendente. Actualmente se desempeña como comentarista de los partidos del campeonato italiano y de las copas europeas en el network internacional ESPN.

Si bien la política siempre fue su pasión, nunca participó en la contienda argentina, fuerte del principio que un huésped no se mete en los asuntos de los dueños de casa. Sin embargo, cuando recibió el ofrecimiento de realizar actividades en la comunidad italiana en América del Sur, sintió que finalmente había encontrado lo que buscaba para dar el último y fundamental paso para su crecimiento como ser humano.

El ofrecimiento llegó del partido italiano Fratelli d’Italia, continuador de la historia del Movimiento Sociale Italiano antes y de Alleanza Nazionale después, por los cuales siempre había simpatizado.

Luego de un minucioso estudio de los programas y de las propuestas de Fratelli, vistas las coincidencias casi totales con su pensamiento decidió aceptar el ofrecimiento, que se transformó en apenas un año en la candidatura al cargo de Diputado en las elecciones políticas del 25 de septiembre de 2022. Su anuncio sobre el salto a la política se volvió tan viral que muchos medios levantaron la noticia.

Hombre histriónico y extrovertido, ofrece su argumentación política con simpleza y humorismo, el único filtro que, en su opinión, rinde aceptable la realidad. De realizarse su elección en el Parlamento italiano, habrá protagonizado una campaña electoral absolutamente novedosa, basada en el manejo de las redes sociales con mínimos costos, en contratendencia con las formas habituales de la política.

Sus ideas son conservadoras, tradicionales y espirituales: entiende la política como una actividad fundamentalmente ética. Hombre enamorado de la vida, defiende la misma en todos sus aspectos, desde la concepción hasta la muerte.

Ecologista franciscano, católico practicante, padre y abuelo feliz, enamorado profundamente de su país pero también del continente sudamericano, es un verdadero especialista en la difícil y rara arte de la argumentación, arte que ha prácticamente desaparecido de la vida política moderna.

No sólo Dios, Patria y Familia, sino también cultura, educación, espíritu de sacrificio, la definición de trabajo como un deber antes que un derecho y el sentido del humor son sus principales banderas y los ejes que guían su accionar político.

Fratelli d’Italia

En síntesis, Fratelli es un partido de derecha conservador, encabezado por Giorgia Meloni. Cree en el libre mercado y en la libre circulación de bienes; promueve la iniciativa privada y una carga fiscal reducida; todo bajo la cuidadosa supervisión de un Estado ágil y eficiente, sin excesos de burocracia pero efectiva en las funciones principales que le están asignadas actualmente, como son la educación, la salud pública, la seguridad y la defensa del suelo patrio y de los intereses italianos.

El partido que sostiene la candidatura de Vito defiende la vida en todas sus etapas, desde el momento de la concepción hasta la muerte natural, sin distinción de sexo, etnia, religión, condiciones personales o sociales; promueve la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, reconociendo que son personas con igual dignidad; y es un partido ecologista no en el sentido progresista moderno, si no en la concepción franciscana del término, pues entiende “que el Creador ha designado al ser humano como administrador de la naturaleza, de dónde podrá servirse pero además, de cuya conservación es también el máximo responsable”; y fomenta la convivencia pacífica de los pueblos, estados, etnias y confesiones religiosas en el respeto a la soberanía, la independencia y la unidad nacional.

Por último, Fratelli sostiene el primer artículo de su Constitución: “Italia es una República democrática fundada en el Trabajo”. El trabajo es un derecho fundamental y por lo tanto, es deber del Estado y del Gobierno promover políticas que estimulen la creación de nuevas oportunidades laborales, reduciendo al mínimo indispensable el asistencialismo. Pero así como el trabajo es un derecho, también es un deber ineludible de cada ciudadano.

Seguir Leyendo

Tendencias