Conecte con nosotros

Ecuador

El derechista Guillermo Lasso mantiene el primer lugar en las encuestas rumbo a las elecciones de 2021 en Ecuador

El candidato de centro-derecha liberal, Guillermo Lasso se posiciona como favorito para las elecciones presidenciales del 2021 en Ecuador, superando a los candidatos del correísmo, quienes intentan boicotear su candidatura

Publicado

en

El candidato a la presidencia de la República del Ecuador, el centro-derechista Guillermo Lasso, se posiciona primero en los últimos sondeos, según la encuestadora CEDATOS. El líder del Movimiento Político Creando Oportunidades (CREO) encabeza la percepción de quién ganará las elecciones presidenciales de 2021, con un 33% a nivel nacional.

Lasso, quien ha formado una coalición con el Partido Social Cristiano (PSC) luego de que Jaime Nebot (líder del partido) declinara su candidatura, espera lograr el triunfo en el proceso electoral del próximo 7 de febrero, presentándose como el principal candidato de la derecha quien viene a terminar con los fracasos de las políticas del correísmo a lo largo de estos años. 

A inicios del mes de agosto, las encuestas señalaban una ventaja mínima de Guillermo Lasso sobre el ex vicepresidente del país, Otto Sonnenholzner (17,2% y 16% respectivamente). Sin embargo, Sonnenholzner declinó su candidatura el 20 de agosto, pese a las peticiones de varios de sus simpatizantes para continuar en la contienda electoral.

Otro de los candidatos de la derecha ecuatoriana, Álvaro Noboa (9,7% en encuestas de agosto) también declinaría su candidatura dos días después del anuncio de Sonnenholzner, por lo que Lasso ha obtenido una ventaja significativa de cara al proceso electoral del 2021.

Mientras tanto, el economista Andrés Arauz, candidato del correísmo por el Partido Unión Nacional de la Esperanza (UNES) ha obtenido un 16% en la encuesta de CEDATOS, y en tercer lugar, el candidato Yaku Pérez, del Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik, brazo político de la indigenista CONAIE, involucrado en los disturbios de octubre del año pasado.

En un escenario de segunda vuelta electoral, el candidato Lasso también obtendría la victoria frente al correísmo. Según una encuesta de Eureknow, el empresario obtendría un 57% de los votos, frente a un 43% de Arauz, y un 55% en favor de Lasso, en caso de enfrentar a Yaku Pérez.

Lasso tiene su bastión en Guayaquil, donde todas las encuestadoras lo dan obteniendo entre un 40% y un 50% de los votos. En el resto del país, obtendría alrededor de 30% en una elección general, y el apoyo total de todas las fuerzas anti-correístas en caso de ir a un balotaje.

Gráfico de CEDATOS del mes de septiembre, encuesta nacional.

Ad

Cuatro binomios presidenciales fueron inscritos ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), incluyendo los binomios de Lasso-Borrero y Arauz-Correa, este último inscrito de manera virtual ante el órgano electoral, algo prohibido por la Ley, ya que los candidatos deben inscribirse de manera presencial, algo que no hizo Correa debido a su exilio en Bélgica, huyendo de la justicia ecuatoriana y evitando pagar su condena por el “Caso Sobornos”.

Así, Araúz irá con el periodista de extrema izquierda, Carlos Rabascall de candidato a vicepresidente en lugar del prófugo Correa. Por lo tanto, sin el arrastre de Correa entre los más fanáticos de su movimiento, los números de Aráuz podrían ser más bajos que los encuestados.

Luego de inscribir su candidatura, Lasso aseguró que con este acto, ha comenzado el cambio para mejorar la economía ecuatoriana, y para ello ha apostado por la juventud, un sector importante para el rescate de la economía y el desarrollo del país.

“Si queremos un Ecuador moderno, necesitamos que los jóvenes de hoy cuestionen, critiquen, provoquen, reflexionen, analicen y propongan luego de sus investigaciones. Necesitamos jóvenes libres, que busquen y encuentren soluciones, y la educación es el pilar fundamental para estimular toda su capacidad”

Ad

Lasso ha prometido reactivar la inversión pública y la privada: para sectores como el petrolero, energético, y minero, se harán alianzas público-privadas, respetando los acuerdos con los inversionistas e impulsando acuerdos bilaterales de inversión. Para un país cuyo gobierno socialista ha intentado expropiarlo todo, este capitalismo mixto sería un cambio radical en el país, aún luego de la privatizaciones de Lenin Moreno.

Lasso, además, ha prometido ayudar a los sectores agropecuarios y ganaderos, a través de créditos otorgados por el Banco de Fomento y organismos multilaterales.
El candidato ha asegurado que las 400 empresas que posee el Estado ecuatoriano deben liquidarse, venderse o hacerlas más eficientes con contratos con empresas privadas, para que el país deje de desperdiciar recursos en entidades que generan pérdidas a los contribuyentes. 
En el área educativa prometió dar libertad a las universidades para generar sus programas educativos, además de otras reformas en el sistema. Mientras que en el área sanitaria pretende delegar funciones a su vicepresidente, el doctor Alfredo Borrero, haciendo énfasis en la medicina preventiva y en la lucha que ambos dieron en Guayaquil, sin atentar contra las libertades de los ecuatorianos.
Lasso también considera que la falta de empleo ha sido la mayor herida social que ha tenido el país, y que será uno de los mayores desafíos del próximo gobierno. Es por eso que ha prometido la generación un millón de empleos sobre la base de la inversión pública y la privada a lo largo de su mandato.
Sobre la necesidad de una reforma tributaria, aseguró que este hecho no se puede descartar, puesto que el país necesita recuperarse de esta crisis. 

Ad

Ante la buena aceptación que ha tenido Guillermo Lasso entre los ecuatorianos, a pesar de las enormes campañas de difamación que le han hecho en su contra, el correísmo pretende boicotear su candidatura. La semana pasada, el movimiento Unión por la Esperanza presentó una impugnación ante el CNE, debido a los supuestos vínculos del empresario con paraísos fiscales. 

Según el partido UNES, los hijos de Lasso integran el directorio de una empresa que tiene sede en Panamá, y que la empresa en cuestión es propiedad de Lasso, “trasladándola a terceros cada vez que se postula a un cargo de elección popular“.

“En 2017, los ecuatorianos prohibieron que cualquier ciudadano que posea bienes o capitales en paraísos fiscales, ya sea por sí mismo, a través de su cónyuge o de sus hijos no emancipados, pueda aspirar a ocupar un cargo público”, aseguran el comunicado de dicho partido

Sin embargo, el Consejo Nacional Electoral rechazó la objeción a la candidatura de Lasso, y ha sido oficialmente inscrito ante el órgano electoral. En su cuenta de Twitter, el CNE publicó el siguiente mensaje:

“El pleno niega recurso de objeción presentado por el procurador de la alianza Unión por la Esperanza, y aprueba la calificación de la candidatura del binomio presidencial de la alianza CREO 21- PSC 6, al no encontrarse incurso en las inhabilidades establecidas en la ley”

En sus dos participaciones como candidato presidencial en el pasado, Guillermo Lasso no había liderado nunca una encuesta, por lo que se puede ver cómo Ecuador ha empezado a alejarse del socialismo. Eso sí, hay que recordar que Rafael Correa y sus aliados publicaban encuestas falsas para manipular a la población y favorecer a Alianza PAIS, su antiguo partido político. 

La oportunidad que tiene Guillermo Lasso es única. Mantener un pensamiento de apertura es fundamental para lograr un verdadero cambio en Ecuador, y evitar los errores de candidatos como Mauricio Macri y Sebastián Piñera, quienes defendían el libre comercio para llegar al poder, y luego, traicionaron a sus electores y al país, entregando en bandeja de plata el poder a la izquierda radical, que continúa socavando la democracia en la región.


Por Charly Castillo, para La Derecha Diario.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Ecuador

Escandaloso: Lasso declara que el pase sanitario está por encima de la Constitución

Publicado

en

El mandatario ecuatoriano fue consultado sobre su postura en cuanto al pasaporte sanitario y generó polémica al responder que está de acuerdo.

El presidente de Ecuador, dijo en entrevista que nadie en el país está siendo obligado a vacunarse; no obstante, sí reconoció que el pase sanitario es requerido para ingresar a ciertos establecimientos o actividades. 

Cuando la entrevistadora le recrimina la inconstitucionalidad de la medida, Lasso no titubea al decir que la vida está por encima de la Constitución y la Ley.

Guillermo Lasso se vanagloria de sus posturas liberales y en favor de las libertades civiles, pero no ha dudado en implementar el pase sanitario, que obliga a los ecuatorianos a vacunarse si quieren ejercer sus derechos.

“En los centros comerciales y en los lugares públicos se va a exigir el carnet de vacunación como un mecanismo de protección colectiva de todos los ecuatorianos”, anunció a principio de año.

El 86% de la población ya cuenta con la primera dosis, mientras que el 76% ya completó la pauta de dos inyecciones. Además, 800.000 personas ya recibieron una dosis de refuerzo.

Ante estos datos, miles de ecuatorianos, incluyendo buena parte de sus votantes, expresaron su malestar por los dichos del jefe de estado a través de las redes sociales. No se entiende por qué el deseo de lograr la vacunación forzada de la totalidad de la población, si arriba del 70% ya es un buen número para lograr inmunidad de rebaño.

Seguir Leyendo

Ecuador

Cumbre Duque-Lasso: Colombia acordó reabrir fronteras y ayudar con la crisis carcelaria de Ecuador

Publicado

en

Los mandatarios se reunieron el fin de semana pasado y Duque aceptó repatriar a los presos colombianos en Ecuador, que suman a la gran cantidad de reos que tienen al sistema carcelario ecuatoriano colapsado.

El presidente de Colombia, Iván Duque y el primer mandatario del Ecuador, Guillermo Lasso, se reunieron el pasado domingo 21 de noviembre en el Palacio de Carandolet

Los mandatarios abordaron temas como: reapertura de fronteras, seguridad carcelaria, repatriación de presos, medioambiente e innovación. Duque y Lasso acordaron reabrir la frontera binacional a partir del próximo 1ro de diciembre, después de que haya permanecido cerrada desde marzo de 2020 por la pandemia de COVID-19.

La misma será estructurada y focalizada, para garantizar el control epidemiológico de los ciudadanos ecuatorianos y colombianos. Se acordó el cruce de carga sin restricciones, para contribuir a la reactivación económica.

Esta reapertura no es solamente un mensaje a las regiones de frontera sino también a la continuidad y conectividad de nuestras naciones”, dijo el presidente Duque en una rueda de prensa conjunta con el presidente Guillermo Lasso en el Palacio de Gobierno, en Quito.

En cuanto a la seguridad carcelaria se trató sobre la repatriación de 170 privados de la libertad colombianos desde Ecuador. Duque manifestó que por este proceso supone la activación de un protocolo continuo, regular y basado en fundamentos precisos para que esa repatriación opere oportunamente.

“Es importante iniciar con este proceso, para eso se requieren tres voluntades: la primera es del propio reo, la segunda, del Estado, en donde está cumpliendo la pena; y la tercera es el país de donde el cual él procede. Entonces, si hay esas tres voluntades se puede avanzar”, dijo Fausto Cobos, director encargado del sistema penitenciario en Ecuador. 

Actualmente, Ecuador atraviesa una crisis carcelaria. En la última masacre ocurrida este fin de semana pasado en la Penitenciaría de Guayaquil murieron 68 personas, algunas de las cuales no tenían sentencia condenatoria en firme.

“Queremos destacar el compromiso y respaldo que hemos asumido, junto a nuestra Fuerza Pública, para acompañar a Ecuador y a su Presidente, Guillermo Lasso, en materia de seguridad y lucha contra el crimen organizado, el narcotráfico y el terrorismo”, sostuvo Duque. 


Por Charly Castillo para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Ecuador

Lavandería del SUCRE: Cómo Alex Saab lavó miles de millones de dólares para Rafael Correa en Ecuador

Publicado

en

La pieza fundamental del esquema de corrupción del testaferro de Maduro está en Ecuador, donde con el SUCRE, Correa lavó más de US$ 2.000 millones entre 2010 y 2013.

En una de tantas reuniones en Caracas, Rafael Correa observaba con admiración a Hugo Chávez, mientras él se refería al SUCRE en un discurso a las cámaras. “Les pido a los venezolanos del sector privado y público, a los bancos públicos y privados, que juguemos duro con el SUCRE, no seamos mezquinos, es un mecanismo maravilloso, ustedes lo conocen, los invito a todos para que sepamos esta maravilla, nos estamos liberando de la dictadura del dólar a nivel internacional“.

Sistema Unitario de Compensación Regional (SUCRE) es el nombre del sistema de transferencias de dinero de los países adheridos a la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA). Nunca llegó a ser una moneda, pero si una unidad de cuenta virtual, creada por Chávez y Correa en 2008 para “gradualmente reemplazar al dólar en el comercio interregional.

El SUCRE sin embargo, y como era de esperarse, se convirtió en la mayor “lavandería” de América Latina, con transacciones financieras producto de la corrupción venezolana camuflándose fácilmente en exportaciones e importaciones ficticias a Ecuador que sumaron unos US$ 2.000 millones entre 2010 y 2013, a través de varias empresas asociadas a los distintos gobiernos socialistas.

El negocio consistía en comprar materiales de construcción en Ecuador desde empresas estatales venezolanas que pagaban en ese país en bolívares, pero el dinero al ser transferido del Banco Central de Venezuela al de Ecuador se convertía a dólares y con ello lavaban el dinero en el mismo Banco Central ecuatoriano.

Eran compra ficticias, se enviaban contenedores vacíos, se registraban como exportaciones, pero el dinero sí llegaba a las empresas contratistas, como el Fondo Global de Construcciones de Alex Saab y Álvaro Pulido.

Alex Saab, empresario colombiano que echó sus garras tanto en Venezuela como en Ecuador, fue identificado recientemente como el testaferro de Nicolás Maduro.

Luego de su arresto, fue extraditado a Estados Unidos desde Cabo Verde acusado de lavar 350 millones en Norteamérica para el chavismo, pero la clave para que Saab sea condenado por lavado de activos está en Ecuador donde también operó la “lavandería bolivariana”.

En el año 2011, Hugo Chávez junto con Manuel Santos y Alex Saab firmaron un acuerdo de “inversión social” para importar desde Ecuador y Colombia materiales prefabricados para la Gran Misión Vivienda. Estas casas nunca se construyeron, pero FOGLOCONS, la empresa de Saab, sí cobró los dólares.

Esta empresa lavó en Ecuador aproximadamente US$ 160 millones de esta manera, y se valió del SUCRE para no ser detectado en el momento. Sirvió para lavar dinero a través de los bancos centrales de Ecuador y Venezuela para no ser detectados, desde ahí se pagaba a FOGLOCONS y este enviaba el dinero a los denominados paraísos fiscales.

Alex Saab armó un sistema que habría ayudado a lavar USD 2.000 millones  entre los gobiernos de Hugo Chávez y Rafael Correa - Infobae
Infografía de Infobae sobre el esquema de corrupción del SUCRE.

Relación entre Alex Saab y el gobierno correísta

Jaime Sánchez Yánez es el personaje clave para la relación que existió entre Alex Saab y el gobierno del prófugo crimianl Rafael Correa. Apodado como “El Chamo” por Hugo Chávez, fue el principal vínculo entre él y Correa.

Además, la mano derecha de Rafael Correa es Luis Eduardo Sánchez Yáñez, hermano de Jaime y uno de los principales accionistas de la empresa FONGLOCONS.

En enero de 2016 los accionistas de FONGLOCONS Ecuador, Álvaro Pulido y Luis Sánchez Yánez fueron investigados en Ecuador por el delito de lavado de activos.

Galo Chiriboga, funesto fiscal correísta, fue al artífice principal para declararlos inocentes y después por una orden judicial se ordenó devolver a Fondo Global (la empresa de Saab), unos 56,3 millones de dólares que estaban retenidos en el Banco Central de Ecuador.

Sin embargo, la devolución a Fondo Global reveló a 18 personas que se beneficiaron del reparto del dinero blanqueado entre los que aparecen figuras como Jorge Glas, ex vicepresidente de Correa y del actual presidente de la Liga Pro de Fútbol Ecuatoriano.

En su defensa en Estados Unidos, los abogados de Saab aseguran que la justicia de Ecuador lo declaró inocente, pero eso fue un Poder Judicial intervenido por el correísmo, y cualquier revisión de la causa por la justicia estaodunidense dará un resultado muy distinto. El capítulo ecuatoriano es el engranje que le falta a la justicia de EE.UU. para entender cómo operaba en la tierra de Bolívar, la lavanderia de SUCRE. 


Por Julio Aquiles, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Trending