Conecte con nosotros

El Salvador

Nayib Bukele: primer año de gobierno del presidente que revolucionó a El Salvador

Con altos índices de popularidad, políticas de “mano dura” en materia de seguridad y con una forma muy particular de gobernar, el presidente Nayib Bukele cumple su primer año en el poder. Este es un balance del gobierno de la persona que revolucionó a El Salvador.

Publicado

en

El pasado 1ro de Junio del 2019 el empresario Nayib Bukele tomaba posesión como presidente de El Salvador. Además de convertirse en el presidente más joven de la historia de ese país, Bukele ponía fin al histórico bipartidismo del izquierdista FMLN y el conservador ARENA, que vienen alternándose en el poder hace más de 3 décadas.

Bukele, a pesar de haber hecho sus inicios en la política en el FMLN, giró en los últimos años a una derecha moderna y popular que ha cautivado a los salvadoreños.

Así como Trump o Bolsonaro, Bukele se ha hecho muy famoso por su entretenida manera de gobernar, constantemente comunicándose directamente con su pueblo por las redes sociales, y hasta dando transparentes directivas de gobierno a sus funcionarios por Twitter.

En 2019, unió tanto a votantes de izquierda como de derecha en su partido “Gran Alianza por la Unidad Nacional”, GANA, que prometía alejarse del chavismo y del socialismo latinoamericano y acercarse a Estados Unidos y Europa, pero manteniendo un gran sentir nacional por la cultura y la historia de El Salvador.

Con este discurso, Bukele obtuvo casi un millón y medio de votos en primera vuelta que lo consagró presidente con más del 53% del padrón electoral. Así, dejó afuera del gobierno tanto al conservador Carlos Calleja como al comunista Hugo Martínez, que a su vez ambos tienen denuncias por cercanía al narcotráfico caribeño.

Además, prometió enfrentar con todo el poderío del Estado a la delincuencia y el crimen organizado, medida que tanto el FMLN y ARENA han fallado estrepitosamente en el pasado. Cabe recordar que El Salvador es un país cuyo territorio nacional está ocupado en algunas partes por la mafia de las maras, que tienen gobiernos paralelos y que promueven el terrorismo y el narcotráfico en suelo salvadoreño.

Ad

La semana pasada, Bukele cumplió un año de gobierno. ¿Logró concretar o al menos empezar sus promesas de campaña?

El presidente Bukele en tan solo sus primeros meses de gobierno ha logrado implementar una política de “mano dura” contra las pandillas. 

Lanzó el Plan Control Territorial, el 18 de junio del año pasado, tan solo 3 semanas después de asumir. El plan tenía tres ejes: ejercer el control efectivo de los centros penales, interrumpir el financiamiento del crimen organizado y fortalecer los cuerpos de seguridad. 

Gracias a su estrategia de seguridad, los homicidios se han reducido de una manera impresionante, y para ya para el mes de abril anunciaba medidas en el sistema penitenciario del país

Bukele tiene una postura mucho más pragmática que su antecesor, Salvador Sánchez Cerén (FMLN) en materia de Relaciones Exteriores, habiendose acercado seriamente a Estados Unidos pero manteniendo una estrecha relación con México.

De esta manera, ha logrado atraer inversiones y cooperación de todos los rincones políticos del mundo. Entre los meses de noviembre y diciembre del 2019, Bukele visitó Japón, China y Qatar y obtuvo resultados muy positivos para El Salvador.

En Japón, se reuniócon el primer ministro Shinzo Abe, donde ratificó el apoyo para proyectos importantes para El Salvador. En China, logró obtener un paquete de ayudas económicas y sanitarias, y en Qatar alcanzó acuerdos en materia de cultura, deporte, educación e infraestructura. Luego, finalizó su tour con una memorable reunión con el presidente Donald Trump, quien le brindó todo su apoyo a su gestión y en contraparte, Bukele le prometió redoblar el combate contra las maras, que han estado hace décadas extendiendo su presencia en Estados Unidos, bajo el nombre de MS-13.

Por primera vez en muchos años, el presidente de El Salvador habló en inglés en una rueda de prensa con el presidente de EE.UU., marcando el fin de una era de berrinches bolivarianos.

Ad

Bukele, por su parte, ha tenido una difícil ruta de gobierno. Tanto el FMLN como ARENA le han hecho la vida imposible desde el Congreso, y trataron de bloquear su Plan de combate contra el narcotráfico en múltiples ocasiones.

El pasado 9 de febrero, Bukele irrumpiría en una Asamblea Legislativa vacía de El Salvador, acompañado de policías y militares, con el objetivo de exigirle a los diputados que aparezcan en sus recintos para votar las cientos de leyes que él estaba enviando, entre las cuales, un importante préstamo de 109 millones de dólares para financiar su plan contra las maras. 
Bukele no lograría la aprobación del préstamo debido a la falta de quórum (solo estaban presentes 20 de los 84 diputados que tiene la Asamblea). La oposición calificaría este hecho como un “autogolpe”.

La militarización de la Asamblea, avalada según Bukele por un artículo de la Constitución que contempla que los legisladores no pueden ausentarse sin causa a todas las sesiones, finalmente quedó en la nada con el brote del COVID-19 en el país, que lo llevó a una estricta cuarentena,

Su trato del virus chino fue muy efectivo. El Salvador fue uno de los últimos países del mundo en contagiarse del coronavirus y las fronteras fueron totalmente cerradas aún cuando no había casos confirmados.

El presidente Bukele todavía acostumbra dar informes diarios muy detallados de la cantidad de tests y técnicas de control sanitario directamente desde su cuenta de Twitter.

Ad

Sin embargo, para implementar la cuarentena en un país que ni siquiera ejerce soberanía sobre todo su territorio, Bukele debió recurrir a medidas muy criticadas, que promovieron arrestos arbitrarios de ciudadanos, cercos de poblados, cierres de empresas y la prohibición de la libre circulación de los salvadoreños en el país.

Mientras ocurría todo esto, las maras, enojados con las restricciones del presidente, iniciaron una serie de homicidios durante todo el último fin de semana de abril que sería tildado de una masacre terrorista por el gobierno. 

Este hecho llevó a que Bukele finalmente cumpliera su promesa sobre las cárceles. Primero mezcló presos de distintas pandillas en las mismas celdas, luego envió a sellar las celdas de todos los reclusos en todas las cárceles con miembros de las maras, prohibió las actividades recreativas y canceló cualquier comunicación con el exterior

En El Salvador, el 70% de la población carcelaria pertenece a alguna de las principales pandillas o mafias del país, por lo que estas medidas que desestiman cualquier reclamo por los derechos humanos de los delincuentes fueron muy aplaudidas por la población.

Ad

Por último, en su primer año de gobierno Bukele tuvo un gran cruce con los principales empresarios del país, generalmente prebendarios socios de los últimos gobiernos socialistas.

Bukele acusó al presidente de la Asociación de la Empresa Privada (ANEP), Javier Simán, de tratar de sabotear su trabajo y su liderazgo durante la pandemia. La ruptura de esta relación se dio luego de que la representación de la gremial se retirara del Comité encargado de fiscalizar la inversión de 2.000 millones de dólares para luchar contra el coronavirus, argumentando que el gobierno de Bukele se negaría a rendir cuentas del dinero. 

Con errores y aciertos, salvadoreños que lo odian y otros que lo aman, Nayib Bukele cuenta con altísimos índices de popularidad. Según una encuesta del diario local “La Prensa Gráfica”, la gestión del presidente Bukele cuenta con un 95.7% de aprobación

Las expectativas son altas por parte de la ciudadanía. La izquierda advierte que Nayib Bukele se convierta en un hombre que consolide su poder y convierta al país en una dictadura. 

Lo cierto es que por ahora está limitado por un Congreso que se niega a legislar, pero para las elecciones legislativas del 2021, el partido Nuevas Ideas, del cual Bukele es fundador, estará habilitado para participar y se pronostica una victoria contundente, logrando así la mayoría absoluta, que le permitiría avanzar y concretar todas sus propuestas de campaña.

Sin lugar a dudas Bukele es la nueva sensación de Latinoamérica, y ha avanzado años luz a la política en El Salvador.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

El Salvador

Nayib Bukele inaugurará “Bitcoin City”: una ciudad libre de impuestos que se maneje con criptomonedas

Publicado

en

El Gobierno de El Salvador se prepara para lanzar un ambicioso proyecto coincidente con la agenda Bitcoin en el país. La construcción de la ciudad será financiada a través de bonos en el mercado de criptomonedas.

La nueva apuesta de Nayib Bukele busca afianzar la confianza en el Bitcoin y lanzar una importante zona franca dentro de El Salvador. Bukele anunció la construcción de la primera “Bitcoin City” en el país, que será financiada completamente por bonos respaldados en Bitcoins.

La ciudad será la primera jurisdicción del país libre de impuestos. No existirá impuesto sobre la renta, ni impuestos sobre propiedades, ni sobre contrataciones, intereses ganados, trasferencias, servicios públicos, etc. Solamente se aplicará el impuesto al valor agregado (IVA), uno de los tributos menos distorsivos que existen, y de bajo porcentaje.

Este último impuesto no fue colocado de forma azarosa, se espera que pueda dotar de suficiente confianza a los tenedores de bonos. La idea consiste en utilizar la recaudación del IVA para poder pagar los bonos emitidos inicialmente.

Se calcula que la emisión de estos bonos alcance un monto por US$ 1.000 millones. La otra mitad de la recaudación impositiva será destinada a financiar los servicios públicos básicos de la ciudad, como alumbrado, policía y recolección de basura. Es el proyecto liberal más ambicioso de la historia de la humanidad.

Las autoridades buscan atraer a una gran cantidad de fondos de inversión de todas partes del mundo. El propio Bukele afirmó tener la intención de convertir a este lugar en un centro financiero internacional con una masiva cantidad de operaciones. Esto supondría una enorme entrada de capitales.

Pero por fuera de la esfera económica, el proyecto de Bukele apunta incluso más allá. En concreto, la Ciudad Bitcoin se encontrará en la localidad costera de Conchagua, y el proyecto pretende utilizar la energía geotérmica del volcán aleñado que lleva el mismo nombre.

De esta forma, la segunda apuesta de Bukele consiste en lograr el abastecimiento energético sin necesidad de emitir gases contaminantes. Aun así, en una primera etapa la energía para la ciudad vendrá de una planta geotérmica ya existente desde 1999 y que proviene del volcán Tecapa.

La zona franca, dotada de una desgravación impositiva casi total y sin precedentes en El Salvador, buscará atraer inversiones para la construcción de aeropuertos internacionales, hoteles, zonas residenciales y diversas zonas comerciales.

Según las afirmaciones públicas del propio Bukele, el complejo urbano tendrá también una gran cantidad de zonas verdes, formando una estructura amigable con el medio ambiente.

Con el lanzamiento de la Ciudad Bitcoin, El Salvador sigue consolidando su posición aperturista al mercado de criptomonedas. Desde el pasado 7 de noviembre, el país ya adoptó al bitcoin como moneda de curso legal en libre competencia con el dólar estadounidense, que había sido adoptado en el año 2000.

Seguir Leyendo

El Salvador

El Salvador condenó la elección fraudulenta de Nicaragua y tildó a Ortega de dictador

Publicado

en

Los legisladores del partido de Nayib Bukele votaron por condenar las elecciones de Nicaragua que no fueron ni libres, ni democráticas y ungieron a Ortega nuevamente como dictador.

La Asamblea Legislativa de El Salvador, con mayoría oficialista del partido Nuevas Ideas de Nayib Bukele, se sumó a las reacciones de rechazo internacional a las elecciones celebradas el domingo en Nicaragua, que resultaron en un nuevo período de cinco años para el dictador Daniel Ortega.

En su declaración, el Congreso salvadoreño reconoció el anhelo y la aspiración democrática del pueblo nicaragüense, y consideró que en las elecciones del pasado domingo no hubo garantías democráticas.

“Se pronuncia en rechazo a la instrumentalización de la institucionalidad del Estado Nicaragüense en función de legitimar un proceso electoral que a todas luces ha violentado los derechos fundamentales y democráticos del pueblo”, dijo la diputada Elisa Rosales, de Nuevas Ideas.

Esto es un cambio importante para el país centroamericano, que en manos del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) había aliado al país a estos dictadores comunistas del siglo XXI.

Los demás opositores, supuestamente de derecha, tampoco condenaron las elecciones nicaraguenses, ya que querían que en la redacción se agregara una alerta sobre “señales de líderes que en la región pretendan reelegirse alterando la institucionalidad”, en referencia a Bukele, pero la propuesta fue rechazada.

Por otro lado, sectores políticos y de la sociedad civil calificaron de incoherente la posición del FMLN que, mientras critica al gobierno salvadoreño por supuestas medidas para concentrar el poder, felicita el resultado del proceso electoral de Nicaragua, que es una dictadura donde toda la oposición está encarcelada.

Así, el legislativo de Bukele honra su palabra y denuncia correctamente a las dictaduras socialistas de la región, mientras los demás aceptan o por afinidad ideológica o por tibieza política.

Seguir Leyendo

El Salvador

Escándalo en El Salvador: Audios demuestran que Biden intentó valijear a diputados de Bukele para que rompan el gobierno

Publicado

en

El presidente de los Estados Unidos mantiene su cruzada para quitarle poder a Nayib Bukele, esta vez intentó ofrecer dinero a diputados oficialistas para que rompan y formen un bloque opositor, sacándole la mayoría a Nuevas Ideas.

Mientras el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, viajaba a Roma para la cumbre del G20, estalló un escándalo internacional con El Salvador que apenas están cubriendo los medios masivos de comunicación.

Según denunció la cuenta oficial de Nuevas Ideas, el partido de Nayib Bukele, dos diputados de la agrupación que mantiene la mayoría absoluta en la Asamblea Legislativa fueron grabados negociando con un representante de la Embajada de Estados Unidos para que rompan con Bukele a cambio de dinero.

Se trata del empresario Roy García, quien se presenta como un lobista de la Embajada norteamericana, y les ofrece prebendas a los diputados José Ilofio García y Gerardo Balmore Aguilar, a cambio de que formen un bloque anti-Bukele con entre 15 y 20 diputados y le quiten la mayoría absoluta a Nuevas Ideas.

Los diputados Ilofio García y Balmore Aguilar serán separados preventivamente de la fracción de Nuevas Ideas mientras continúa el proceso de investigación“, publicó en un comunicado el partido de Bukele. “Tanto la Cancillería como la Fiscalía General de la República fueron notificadas y recibieron el audio condenatorio”.

El audio, que tiene 45 minutos de duración, empieza con muchos ruidos y conversaciones de fondo indistinguibles, pero a medida que avanza la grabación se escucha bien las palabras de Roy García, ofreciendo dinero para “pararse del lado del pueblo”.

García es un empresario salvadoreño radicado en Estados Unidos y que ha liderado las recientes protestas contra el gobierno del presidente Bukele, que ya se había denunciado que era impulsadas por el gobierno de Biden.

A mí me han buscado de la Embajada para que ustedes se separen. No menos de 15 ni más de 20 diputados. Esto es lo que a mí se me planteó”, dice García. “Si necesitan dinero les podemos ofrecer“.

Los diputados le preguntan detalles del acuerdo. “La parte del dinero ya la sabemos. Queremos que nos digas acerca de lo que no sabemos. Que es qué quieren que hagamos de arriba, de la Embajada“, cuestiona uno.

Nosotros queremos que rompan para no apoyar más las leyes en contra de la democracia“, indica García.

En las elecciones del pasado 28 de febrero, Nuevas Ideas ganó 56 de los 84 escaños del Congreso Unicameral, alcanzando la mayoría absoluta, lo que le da el control total, más cinco diputados del partido Gran Alianza por la Unidad Nacional, dos del Partido de Conciliación Nacional y uno del Partido Demócrata Cristiano para un total de 64 curules.

Desde la Embajada de Estados Unidos, no desmintieron el audio pero sí se despegaron de Roy García, quien, aseguran, no representa a la Cancillería norteamericana en asuntos políticos.

La Embajada no apoya a un partido político sobre otro y se reúne con una amplia variedad de funcionarios del gobierno salvadoreño y ciudadanos salvadoreños, como es normal en todas las relaciones diplomáticas“, aclararon.

Seguir Leyendo

Trending